Entradas etiquetadas como ‘olor corporal desagradable’

‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

De sobras conocido es que un determinado perfume puede llegar a provocar, en el momento de percibirlo, cierta excitación y un deseo, casi irrefrenable, de mantener una relación sexual con la persona que desprende dicho aroma. Esta es una de las muchísimas formas que tenemos los humanos para excitarnos, teniendo también en cuenta que el olor corporal es un factor importante y determinante a la hora que conquistar a una posible pareja.

‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

Pero no solo los olores agradables pueden causar deseo y excitación, ya que existe una conocida como ‘flatofilia’ (también llamada ‘eproctofilia’ o ‘pedorastia’) y que consiste en sentir una gran fogosidad y disfrute sexual al oler las ventosidades (flatulencias, pedos) ya sean propios, de la pareja e incluso de otras personas, pudiendo llegar al orgasmo tras aspirarlos.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: barneymoss (Flickr)

Comparación entre desodorante y antitranspirante ¿qué es mejor usar? [#Infografía]

¿Qué es mejor usar: un desodorante o un antitranspirante?

La higiene personal es uno de los factores más importantes que tenemos que tener en cuenta, debido a que si la descuidamos podemos llegar a tener serios problemas, siendo los más leves un desagradable olor corporal y los más graves enfermar y en casos extremos fallecer.

Desde pequeños nos enseñan una serie de hábitos para realizar a diario con lo que nos protegemos de posibles infecciones, además de no causar malos olores.

Debido a las más de 2,5 millones de glándulas sudoríparas que tenemos repartidas por nuestra dermis expulsamos el agua que le sobra a nuestro organismo entrando en contacto con las bacterias que están alojadas en la superficie de nuestra piel y vello corporal, adquiriendo el sudor ese desagradable olor. Es por ello que desde la antigüedad los seres humanos hemos procurado camuflar esos malos olores a base de crear rudimentarios desodorantes: hace cinco mil años en el Antiguo Egipto ya se elaboraba un ungüento a base de canela y limón que se aplicaba en las axilas para desprender un olor aromatizado.

Hoy en día nos encontramos que la gama de desodorantes que existen es extensísima y, si teníamos poco lío para poder escoger cuál es el que más nos conviene, surgió el antitranspirante (inventado a finales del siglo XIX, pero muy de moda en las últimas décadas).

Entre ambos productos existen ciertas diferencias y aunque lo principal que debemos saber es que los desodorantes desodorizan y los antitranspirantes se encargan de inhibir la transpiración; llegados a este punto nos preguntamos ¿además de esto, qué diferencia hay entre un desodorante y un antitranspirante? ¿cuál es más aconsejable usar?

A través de la siguiente infografía podréis ver cuál es la diferencia entre uno y otro producto y seguro que os aclarará mucho las dudas que tengáis a la hora de ir a comprar y utilizar.

¿Qué es mejor usar: un desodorante o un antitranspirante?

 

Echa un vistazo en este blog a otras curiosas infografías

 

Fuentes de la imagen e infografía: Wikimedia commonsperspirex