‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

De sobras conocido es que un determinado perfume puede llegar a provocar, en el momento de percibirlo, cierta excitación y un deseo, casi irrefrenable, de mantener una relación sexual con la persona que desprende dicho aroma. Esta es una de las muchísimas formas que tenemos los humanos para excitarnos, teniendo también en cuenta que el olor corporal es un factor importante y determinante a la hora que conquistar a una posible pareja.

‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

Pero no solo los olores agradables pueden causar deseo y excitación, ya que existe una conocida como ‘flatofilia’ (también llamada ‘eproctofilia’ o ‘pedorastia’) y que consiste en sentir una gran fogosidad y disfrute sexual al oler las ventosidades (flatulencias, pedos) ya sean propios, de la pareja e incluso de otras personas, pudiendo llegar al orgasmo tras aspirarlos.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: barneymoss (Flickr)

Los comentarios están cerrados.