Entradas etiquetadas como ‘lamer’

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Así como para el sexo oral realizado a un hombre existen diversos términos con el que se conoce (felación, francés o mamada si usamos un lenguaje más soez…) en el caso del que se practica a una mujer está mucho más limitado existiendo un término con el que generalmente nos referimos a ello: ‘cunnilingus’.

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Cunnilingus proviene del latín y está formado por dos partes, el vocablo ‘cunnus’ (que significa ‘vulva’)  y el verbo ‘lingĕre’ (cuyo significado es ‘lamer’) y por tanto la traducción literal sería ‘que lame la vulva’.

Cabe destacar que, erróneamente, hay quien le da un significado distinto al término cunnilingus señalando que proviene de ‘conejo’ (en latín ‘cunicŭlus’) y ‘lengua’, que en latín se escribía ‘lingua’, pero nada tiene que ver.

 

 

Quizá te puede interesar comprobar cuáles son tus conocimientos sobre sexualidad en el curioso trivial: ¿Cuánto sabes de SEXO?

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Teabagging, la variante de sexo oral que se centra en los testículos

Dentro del sexo oral y sus muchas formas de hacerlo hay una variante que es realizada a los hombres y que consiste en centrar toda la atención en los testículos.

El término con el que se conoce esta práctica es ‘teabagging’ y vendría a traducirse como ‘embolsado de té’, debido a que la bolsa escrotal es introducida por completo dentro de la boca, como si de una bolsita de infusión se tratara, con movimientos ascendentes y descendentes.

Teabagging, la variante de sexo oral que se centra en los testículos

Mientras entra y sale de la cavidad bucal, con la lengua se va lamiendo y masajeando, incluso succionando, algo que para algunos hombres no es del todo placentero debido a que, dependiendo de la fuerza de succión, puede llegar a ser doloroso (por la gran cantidad de terminaciones nerviosas –nociceptores– que hay en la zona escrotal).

Pero el hecho de que haya tantísimas terminaciones nerviosas también convierte esa estimulación oral en muy placentera, incluso en algunos casos mucho mayor que realizando la felación directamente en el pene.

 

Te puede interesar leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixnio