BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Qué es la ‘cláusula de inclusión’ (inclusion rider) que pidió la actriz Frances McDormand en la gala de los Premios Óscar?

La 90 ceremonia de entrega de los Premios Óscar de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas sobresalió el carácter reivindicativo de la gala por parte de muchas de las mujeres presentes (y aquellos hombres que las apoyan), siendo uno de los momentos culminantes de la noche el discurso de agradecimiento ofrecido por Frances McDormand (ganadora de la estatuilla en la categoría de Mejor Actriz Principal).

¿Qué es la 'cláusula de inclusión' (inclusion rider) que demando la actriz Frances McDormand en la gala de los Premios Óscar?

Frances McDormand con sus palabras de reivindicación de más presencia femenina en las películas, además de hacer poner en pie a todas las nominadas presentes aquella noche, terminó su discurso con el siguiente mensaje: ‘Tengo dos palabras para decirles esta noche, damas y caballeros: cláusula de inclusión’ (I have two words to leave with you tonight, ladies and gentlemen: Inclusion rider).

La ‘cláusula de inclusión’ a la que la actriz hacía referencia (y de la que muchos de los espectadores, que seguían la ceremonia por televisión o internet, se preguntaron sobre qué sería realmente) consiste en la posibilidad de añadir en todos los contratos que se firman en Hollywood (y el mundo del cine en general) un apartado por el cual se estipula que para el rodaje de una película los productores se comprometen a incluir en  el mismo a un elenco equitativo y diverso (en cuanto a género, color de piel o procedencia étnica). De iniciarse el rodaje y no cumplirse dicha demanda, la actriz o actor están facultados para romper el contrato sin penalización alguna.

La incorporación de esta cláusula de inclusión en los contratos lleva bastante tiempo discutiéndose en los despachos hollywoodenses, siendo el germen de esta reivindicación un artículo publicado por Stacy L. Smith en la revista ‘The Hollywood Reporter’ en 2014 y en el que ponía en evidencia la desigualdad que existía en la Meca del Cine, ya no solo en la brecha salarial además de poner el ejemplo de las 100 películas más taquilleras de 2013 en la que tan solo dos fueron dirigidas por mujeres y en las que la presencia femenina (respecto a la masculina) tan solo fue del 16 por ciento.

Stacy L. Smith a su vez se inspiraba en su reivindicación en la conocida como ‘Regla de Rooney’ que comenzaba a aplicarse en el mundo del deporte (más concretamente en la NFL, siendo su impulsor Dan Rooney, presidente del equipo de fútbol americano Pittsburgh Steelers). Esta regla, establecida en 2013, consistía en la obligación de los equipos en incluir en las entrevistas (para aspirante a un cargo directivo, en el staff o como entrenador de cualquier equipo) a candidatos de minorías raciales.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

Fuentes de consulta: hollywoodreporter / washingtonpost / nytimes
Fuente de la imagen: GTRES
Fuente del vídeo: @TheObjective_es

7 comentarios

  1. Dice ser Anonimatus

    Esa cláusula es un atentado contra la libertad creativa, la discriminación no se combate con más discriminación.

    07 marzo 2018 | 11:22

  2. Dice ser Rapunzel

    ¿Qué es la ‘cláusula de inclusión’?
    Es un insulto a la libertad creativa.
    Es una discriminación en la que se valora el sexo o la raza, por encima de la valía o las necesidades según el guión o época en la que se desarrolla el argumento de la película.
    Un sinsentido más del “feminismo” que se ha instaurado en la sociedad actual, ese que no busca la igualdad, sino ladrar en las redes, reivindicar cosas ‘tan importantes’ y que nadie niega, como el derecho a no depilarse las piernas.
    El feminismos es otra cosa, el feminismo debería buscar la igualdad, pero por el contrario busca cupos hechos a capón, tirando de matemáticas, al 50% por ovarios…
    Imaginemos ciertas películas, en las que hubieran tenido lugar estos cupos.
    “El nombre de la Rosa” – Ambientada en una abadía en 1327, basada en un libro de Umberto Eco, ¿habría que meter a capón 50% de mujeres en una abadía de varones? ¿habría tal vez que reinterpretar la obra del autor del libro, por nuestros santo ovarios, para que salgan el suficiente número de mujeres? ¿Estaría obligado el autor de un libro o el director de una película, cambiar el hilo argumental que le parezca conveniente, para Frances McDormand tenga trabajo?¿o es ella quien tiene que presentarse a los castings en los que necesiten a una mujer de cierta edad?
    Esto del feminismo se está convirtiendo en un meme más de esta sociedad hiperconectada, en el que todos podemos ladrar sin pensar un poquito.

    07 marzo 2018 | 11:54

  3. Dice ser Miguel

    “Es una discriminación en la que se valora el sexo o la raza, por encima de la valía…”
    Es que eso es lo que ya ocurre ahora, esta medida se propone precisamente para intentar corregirlo. Que la mayoría de directores, guionistas o papeles protagonistas sean hombres blancos no responde a un criterio de valía sino a las discriminaciones de esta sociedad hacia las mujeres y las minorías raciales.

    Siempre habrá películas en las que el REPARTO no pueda ser (tan) diverso por exigencias de la trama. Sin embargo, los actores y actrices sólo son una parte de una producción: hay productores, directores, guionistas, técnicos de sonido, cámaras, etc., donde lo lógico es que haya diversidad. Y en muchísimas películas, que la protagonista sea una mujer en vez de un hombre, o el reparto sea de otra raza en vez de caucásica no afecta a la trama en absoluto. De eso se trata.

    Que en 2017 tan sólo el 24% de los papeles protagonistas y el 34% de todos los personajes con texto de las películas rodadas en EEUU fuesen para mujeres, sólo se explica por la mayoría de guionistas y directores hombres (en las películas con al menos una directora o guionista mujer, estos porcentajes fueron del 45 y 42%, respectivamente*). La baja presencia de mujeres en los puestos directivos de los grandes estudios favorece esta discriminación. Y en cuanto a minorías raciales y étnicas, ocurre más de lo mismo.

    De verdad, quien no vea esto, o está ciego o le interesa que se perpetúe la discriminación. Y si alguien tiene una solución mejor que la propuesta por Frances McDormand, que por favor nos ilustre.

    * Fuente: womenandhollywood.com/resources/statistics/2017-statistics/

    07 marzo 2018 | 14:27

  4. Dice ser Reichel

    Para ti cuñao, para ti 4.
    https://www.youtube.com/watch?v=NPRnCZYQ-3Y
    Sigue en el camino de lo políticamente correcto, en el camino amancebado del rebaño del siglo XXI.
    Disfrútalo.

    07 marzo 2018 | 16:26

  5. Dice ser Para los comentaristas #5 :D y #6 Reichel

    Para los comentaristas #5 😀 y #6 Reichel
    Con todo mi cariño: https://www.youtube.com/watch?v=9tUk8eZBuKY

    07 marzo 2018 | 20:16

Los comentarios están cerrados.