Entradas etiquetadas como ‘matrones’

Quien tiene una buena matrona, tiene un tesoro (y los corrillos online de las madres modernas)

Yo, que acudí a la seguridad social, no he tenido en mi embarazo un ginecólogo de cabecera. La conductora de mi embarazo y postparto fue la matrona.

Gemmaa, que también comenta en este blog y también tuvo a esa matrona puede dar constancia de la suerte que tuvimos. Una pena que no pudiera estar en el parto.

Eso lo escribí en julio de 2008 en este mismo blog. Ha llovido mucho desde entonces, entre otras cosas una niña que ya va al colegio y un niño que resultó tener autismo.

No es la única vez que he recordado en algún post la suerte que tuve con mi matrona, con Esther. Todo lo bueno que pueda decir de ella es poco. Una excelente profesional, fomentando la lactancia y la crianza natural con respeto, preparada e inquieta. Madre también de dos niños de edades similares a los míos. Estuve en muy buenas manos en mis dos embarazos.

El otro día regresé a su consulta para hacerme una citología, que ya tocaba. Fue un encuentro agradable, pese al objetivo final del mismo. Me recordaba, algo que me sorprendió gratamente teniendo en cuenta la cantidad de futuras madres que deben pasar por ella. Y me llevé otra sorpresa agradable: como os comentaba es una persona inquieta, deseosa de ayudar, así que con ayuda de su marido ha creado una página web llena de contenido útil para las madres futuras y recientes.

Se llama Vivir la maternidad, he recorrido sus consejos, sus calculadoras y sus respuestas a las preguntas más frecuentes y me ha gustado tanto que no puedo evitar recomendarosla. Por cierto, que también tiene una página en facebook muy recomendable. Estoy convencida de que Esther agradecerá todas las sugerencias de temas a tratar y mejoras que pueda aplicar en su web para poder ayudar a más madres y a sus bebés.

Es curioso, por otra parte, ver cómo Internet está sustituyendo los corrillos de antaño de las mujeres. Ahora muchas madres aprendemos en parte a serlo, logramos el apoyo de otras madres y compartimos experiencias con ellas en páginas, blogs y redes sociales. La versión online y no presencial de las sillas en la puerta de las casas del pueblo que recuerdo de los veranos pasados de niña en el Valle del Jerte.

Por cierto: ¿A vosotras quién os llevó el embarazo, el ginecólogo o la matrona?

Cuando parir no es coser y cantar

Me escribe Letizia, que quiere compartir una historia con nosotros:

Soy profesora de Educación Infantil, y trabajo en una guardería, asique imagínate mi contacto con los niños.

Pero hace poco, una amiga mía, dió a luz el domingo un bebé precioso, regordete y muy moreno, aunque el motivo de escribirte no es otro que contarte su parto:

Rompió aguas en casa de sus suegros, a la 1 de la mañana, entonces se fueron al hospital, y a partir de ahí todo fueron horas, horas, y horas de espera, No dilataba, y el niño se le quedó en mala postura,muy arriba, no eran capaces de que bajara. y como querían que fuera parto vaginal, no cesárea ahí que la tuvieron más de 30h, si, si más de 30 horas, para que en el último momento, cuando ya había dilatado, lo suficiente el niño se dió la vuelta, y no pudieron hacer nada para que no fuera cesárea. aún así los 2 están bien, sanos y contentos. Comenzando a ser una familia.

Aunque así contado, parece una sencillez, para mí fue toda una heroína, como tantas y tantas mujeres que aguantan y sufren los dolores de un parto horrible, para tener lo más bonito del mundo: Un Hijo.

Bueno MR, sólo quería contártelo para compartirlo contigo y con las demás.

Hay muchas madres, muy afortunadas, para las que el parto es casi coser y cantar. Claro que es cansado, claro que existe el dolor… por bueno que sea un parto no es como irse de compras, pero desde luego hay mujeres para las que es un camino de rosas comparado con las experiencias de otras.

Otras que, probablemente en otros tiempos, hubieran acabado mal. Es probable que hubieran muerto o padecido consecuencias de por vida ellas y/o sus hijos.

Tenemos que ser muy conscientes de la suerte que tenemos las madres de hoy día, y de países desarrollados, por la asistencia sanitaria que tenemos.

Es cierto que muchas madres pueden ser consideradas heroínas por superar duros partos y cesáreas. Claro que la recompensa es infinita.

Pero también son héroes muchos profesionales, matronas y ginecólogos, que en su trabajo diario salvan tantas vidas.

A veces parece que sólo nos acordamos de ellos cuando hay problemas, cuando abusan de las cesareas o de los partos programados e instrumentalizados en exceso.

Y es cierto que aún hay mucho camino por recorrer. Pero es poco comparado con lo que ya hemos andado.

¿Recordáis a Semmelweis? Nunca deberíamos olvidar al héroe de las madres recientes.

Los hombres matronas

Jesusmatrón es un 20minutero especialmente activo sobre todo en materia de blogs.

También es un matrón, un “hombre matrona”, inquieto e interesado por ayudar a las madres futuras y recientes desde Internet.

Hoy lo saco a colación por un hilo que he visto en el foro que administra sobre un reportaje del programa de Telecinco “Reporteros” centrado en los hombres que han decidido ser matronas.

Busquen la palabra ‘matrón’ en el diccionario: no existe, aunque ya son un 6% de las matronas de nuestro país. Ellos se definen como “hombres matrona”.

Son enfermeros especializados en osbtetricia y ginecología, y su mayor responsabilidad es asistir a la mujer durante el parto. Aunque jamás sabrán lo que es dar a luz, creen que están igual de capacitados que sus compañeras para atender a las parturientas. Consideran que la paciencia y la empatía, son la clave de su trabajo.

Les acompañamos durante su jornada en el hospital Infanta Leonor de Madrid, donde hay cuatro hombres matrona entre 18 mujeres, casi un 20 por ciento de la plantilla.

Aquí tenéis el vídeo.

Me parece fantástico que haya enfermeros que muestren interés por esta especialidad. Creo que esa elección refleja una sensibilidad especial y que pueden hacer perfectamente esa labor aunque ellos jamás vivan en primera persona el ambarazo, el parto, el puerperio o la lactancia.

Tampoco todas las matronas son madres.

Pero es uno de esos pocos casos de trabajos desempeñados tradicionalmente por mujeres en los que aún hay prejuicios hacia los hombres que los desempeñan.

Ya os pregunté hace tiempo si confiariais en un hombre canguro, y muchos reconocisteis que no.

Aquí nadie sabe quien sois, así que sed sinceros. ¿Qué os parecería que vuestro embarazo y parto o el de vuestra pareja lo llevase un hombre matrona?

¿Os sentiríais incómodos? ¿Preferiríais una mujer?