BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Emergencia Filipinas. Llegamos a Tacloban

por Yann Libessart, Médicos Sin Fronteras en Tacloban, Filipinas

Los vuelos comerciales por fin han retomado las rutas regulares entre Cebú y Tacloban. Antes del aterrizaje, la visión de la costa es horrible. Todos los edificios han sido destruidos. Miles de personas se arremolinan en el aeropuerto, donde esperan recibir ayuda y/o ser evacuados.

No se detecta pánico, no hay escenas dramáticas. La gente hace cola ordenadamente y en calma, aunque ya llevan días allí. Incluso cuando los soldados lanzan barras de chocolate, no hay disputas y cada uno espera que le llegue la suya. Los soldados filipinos son muy eficientes y agradables. No recuerdo haberme encontrado a soldados tan amables en ningún sitio.

La solidaridad aquí está en todas partes. La gente comparte lo poco que tiene. Los críos juegan continuamente con lo que encuentran. Siempre me sorprende que los niños consigan seguir siendo niños, incluso en situaciones tan apocalípticas como las de ahora.

Los supervivientes evacuados se cruzan con los militares, con los trabajadores de las ONG internacionales, con los periodistas que llegan de todo el mundo. Ni unos ni otros saben dónde van a dormir. Nosotros conseguimos encontrar un rincón en un hotel local.

El aeropuerto de Tacloban, en la isla de Leyte (© Yann Libessart)

El aeropuerto de Tacloban, en la isla de Leyte (© Yann Libessart)

 

La ciudad sigue sumida en el caos. Llegar al centro es todo un reto, encontrar un coche que no sólo funcione sino que lleve gasolina es complicadísimo. Muchos se trasladan mediante rickshaw. La ciudad está llena de deshechos y de bolsas con cadáveres. El hedor es inaguantable. Comparto una pomada de hierbas con aquellos que no llevan máscara o protección.

MSF está tratando de buscar el lugar idóneo para establecer un hospital de campaña que llegará durante el fin de semana en barco. Esta mañana hemos visitado el hospital Bethany, que resultó muy dañado y, como consecuencia, fue abandonado. Creíamos que tal vez podría alojar nuestro hospital hinchable, pero hemos visto que tardaríamos dos semanas o más en retirar la cantidad de escombros que se han acumulado allí. Tenemos que seguir buscando.

La información que llega sigue siendo escasísima, y eso pese a que la red de teléfonos móviles se va recuperando con cada día que pasa. Las agencias gubernamentales son muy activas y eficientes, como lo son también las fuerzas armadas.

En Cebú hay que establecer un centro de aprovisionamiento masivo. Nuestros medicamentos y otro material médico llega hoy con helicóptero para que los dos especialistas que tenemos empiecen a tratar pacientes. Desafortunadamente ya es tarde para atender heridas de importancia causadas por el tifón. Aquellos que tenían heridas de consideración o bien están ya evacuados o muertos. Nuestra preocupación ahora es la infección de las heridas y las emergencias obstétricas. Dada la falta de agua potable enfermedades relacionadas con el consumo de aguas contaminadas, podrían aparecer pronto.

La gente está necesitada de todo. Y esto es en la ciudad de Tacloban. Sólo puedo imaginarme que la situación será peor y mucho en áreas más aisladas.

 

Sigue aquí otros testimonios de personal de MSF en Filipinas. Los equipos de la organización están presentes en diferentes áreas de Filipinas respondiendo a la emergencia del tifón Haiyan, como en las islas de Samar, Leyte, Panay y Cebu.

 

Los comentarios están cerrados.