BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

“Las olas son malas, no me gustan las olas”

Cuando hace un par de días os hablaba de nuestras vacaciones podíais leer mucho sobre piscinas y paseos y muy poco sobre mar y arena.

A ninguno de mis hijos les gusta jugar con la arena. Ni en la playa ni en el parque. Es así para ambos desde la primera vez que les sentamos en la arena.

Cuando les hemos llevado a la playa han insistido en atrincherarse en la toalla, como si fuera la alfombra mágica de Aladino y poner un pie fuera supusiera precipitarse al vacío.

Y a ninguno de los dos les gusta el mar. Son muy acuáticos, la piscina les chifla. Pero el mar está salado, tiene olas imprevisibles que te salpican, cosas raras que flotan y a veces está un tanto frío.

Todos los años lo intentamos dos o tres veces y todos los años nos retiramos con ellos camino de la piscina.

Pero es que de padres poco playeros, tal vez niños poco playeros.

Tampoco Sergio y yo somos de mucha playa. No lo hemos sido nunca. Un ratito vale, para darse un buen baño, secarse agradecido al sol y listo para irse a un lugar más cómodo. En total como mucho una hora u hora y media.

Menos mal.

Como nos gusta la playa es para pasear cuando avanza la tarde y cae la noche, para pasear disfrutando de la puesta de sol y de la visión del mar. Eso sí que lo hemos hecho mucho y lo seguiremos haciendo.

Nos parece más agradable que cargar con sombrillas, tumbonas, palas, cubos, toallas y crema solar para después estar sacudiendo arena de todas partes durante días.

¿Seremos unos bichos raros?

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. A los mios el agua tambien les encanta, pero de piscina tambien… Lo del mar aun no lo controlan demasiado y eso de no sentirse muy seguros no les gusta demasiado y no se sienten comodos. A mi personalmente el mar me gusta mucho, lo que no llevo bien es lo de pasarme horas tumbada en la arena tostandome al sol. Yo intentare que les guste la playa pero siempre inculcandoles al mismo tiempo el respeto que a todos nos tiene que dar nadar en el mar

    http://mismellizosprematuros.blogspot.com

    21 agosto 2011 | 09:40

  2. Dice ser dr dukan diet

    No creo que sea nada raro. En la playa he visto críos de año y medio que se rebozan por la arena y chapotean en el agua gritando y riendo. En cambio los hay que no meten un pie en el agua ni por equivocación. Para gustos, los colores.

    21 agosto 2011 | 13:48

  3. Dice ser MARA

    Pues mi sobrina de 12 meses encantada con la playa… la metí en el mar y llegó una ola que le dió en toda la cara. Se quedó pasmada, pero como me vió que me reía, ella toda resuelta fue mas adentro a por mas olas… es una niña muy valiente. Le encanta la playa, le encanta la piscina… está encantada en todas partes, para mí eso es lo mejor de un niño, que le saque partido a todo y no se sienta triste en ninguna parte. Mis otros dos sobrinos son igules, todo les gusta aunque ya son más mayores.

    A quienes no les gustan las olas del mar son a mis hijos perros, jajajaja… esos no quieren ni verlas.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de adopciones de cachorros.

    21 agosto 2011 | 19:15

  4. Dice ser Cada cual

    ¿Un tanto fría? ¿la de la piscina está siempre caliente?.
    No se es un bicho raro porque algo no te guste, pero eso no implica el criticarlo, que si arena, que si sombrillas y crema solar, también hay que protegerse del sol en la piscina y la arena, con una ducha, arreglado, lo mismo que te quitas el cloro, que es bastante asquerosillo. Evidentemente lo más sano y natural es el agua de mar, independientemente a gustos. Para sacar faltas, también se podría decir que las piscinas son un barreño antinatural, lleno de cloro y demás ingredientes, incluídos los orines concentrados, sobre todo en las de los niños.

    21 agosto 2011 | 20:54

  5. Dice ser Cada cual

    Mara, a “tus hijos perros” no deberías llevarles a la playa ni meterles en el agua, eso si que es una guarrería, menos mal que en casi todas están prohibidos. Yo al que llevase un chucho a la playa le ponía una multa que iba a temblar, así se le iban a quitar las ganas de engorrinar los espacios de las personas y de darles el lugar que no les corresponde. Qué bonito que un animal de estos defeque en la playa y un pobre niño vaya con su cubito y se reboce en ello. o que se extienda una toalla en una meada. Estos bichos son para los dueños, en su casa y punto, ni en calles, ni en parques, ni en playas.

    21 agosto 2011 | 21:00

  6. Dice ser etiKeta

    no sois nada raros! nos pasa lo mismo tanto a los padres com al hijo!

    23 agosto 2011 | 13:28

  7. Dice ser Teresa

    jajaja, no sois raros sencillamente cada niño tiene un gusto diferente. La mía ha ido por primera vez este año a la playa con 7 meses, al principio fui cargada con lo que parecía una estación de la NASA, sombrilla especial con protección UVA, protector factor 50, camiseta blanca, gorra, piscina para que pudiera bañarse… Me daba miedo meterla en el agua por la sensacion térmica y por el sol… Al final, un día decidí probar qué opinaba la niña del agua, y… ¡sorpresa! ¡Adora las olas, mojarse, que le entre agua en la boca cuando viene una ola grande y que mamá desaparezca debajo del agua!!!!!! Total que cada niño, como los adultos tiene sus preferencias. Lo bueno, sea cual sea, es poder compartir esos momentos con ellos. Un saludo para todas las mamás!

    23 agosto 2011 | 16:07

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.