Entradas etiquetadas como ‘cotilleo’

¿De dónde surge el término ‘cuchichear’?

¿De dónde surge el término ‘cuchichear’?Al acto de hablar en voz baja o al oído a alguien y de modo que otras personas no se enteren de lo que se dice se le llama ‘cuchichear’. El origen etimológico del término lo encontramos en ‘cuchichí’ que es como se le conoce al canto que realiza una perdiz.

Tal y como señala el Diccionario de la RAE, cuchichí es una voz onomatopéyica, debido a que este ave parece repetir dichas sílabas en el momento que se comunica.

Y fue precisamente el modo en que tiene la perdiz para comunicarse, conocido como ‘chuchichiar’, lo que propició el término que utilizamos como referencia a aquel que hablar en voz baja, como si estuviera contando un secreto o un cotilleo. Una vez introducido este vocablo en el lenguaje popular perdió rápidamente la primera hache como forma mucho más sencilla en su pronunciación.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia Commons

¿Cuál es el origen de la palabra ‘cotilla’ para referimos a una persona chismosa?

A raíz del post ¿De dónde surge el llamar ‘chafardera’ a una persona que le gusta hablar de los demás?, que publiqué hace unas semanas, me envía un email Maribel Asunción consultándome sobre el origen de la palabra cotilla, la cual utilicé en la entrada como sinónimo de chafardera.

Cuando queremos referirnos a una persona cotilla enseguida pensamos en alguien amiga de los chismorreos.

La cotilla es una especie de corsé o corpiño que se usaba por encima del blusón y que servía para ceñir la cintura de las mujeres que lo utilizaban allá por los siglos XVII y XVIII.

La mayoría de las fuentes apuntan a que esta prenda sirvió para dar el mote ‘Tía  Cotilla’ a María de la Trinidad (aunque otras fuentes indican que ‘Cotilla’ le venía del apellido y no de la prenda), una mujer murmuradora y amiga de meterse en todo tipo de discusiones, que se hizo muy famosa tras la muerte de Fernando VII por su obsesivo e incondicional apoyo al absolutismo del aspirante al trono Carlos V.

La Tía Cotilla lideró una cruel banda de matones cuyo objetivo era atacar los intereses del régimen liberal de la Reina Isabel II. Varias fueron las penas a las que fue condenada (algunas de ellas a galeras) junto a sus compinches. Pero en 1835, su fanatismo la llevó a acabar con la vida de Francisco Rancera, tambor del Cuerpo de los Urbanos y con el que se ensañó de una manera  violenta y despiadada.

Este crimen atroz hizo que un juez la condenara a muerte, siendo ajusticiada el 25 de agosto de 1838, cuando contaba con 64 años de edad.

Según las crónicas que se recogen de la época, definen a la tal Tía Cotilla como la mujer más inmoral, infame que había visto el sol y la declaraba indigna para vivir en sociedad.

Desde entonces  se comenzó a utilizar el término cotilla (al principio con el ‘tía’ incorporado que con el tiempo se perdió) a aquellas personas metomentodo, chismosas y amigas de hurgar en la vida de los demás.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: entretenimes / pagina-1 / RAE / ucm / wikipedia 12 / bibliotecavirtualmadrid
Fuente de la imagen: Rebecca Kennison vía Wikimedia Commons