Entradas etiquetadas como ‘imitación’

Libro recomendado: ‘Atrapados por la lengua’ de Sheila Queralt

[…]Primero fueron la dactiloscopia, la balística y la documentoscopia, y hoy hay todo un elenco de científicos de distintas especialidades al servicio de la justicia: químicos, biólogos, entomólogos, ingenieros informáticos, psicólogos… Una de las últimas disciplinas en incorporarse a este batallón de ciencias forenses ha sido la lingüística, el análisis de las palabras dichas o escritas. Igual que un fragmento minúsculo de piel en una uña de la víctima puede delatar a un asesino, la construcción de una oración, la utilización de un vocablo o un determinado acento puede ser la perdición de un criminal, la prueba sobre la que cimentar una acusación[…]

Libro recomendado: ‘Atrapados por la lengua’ de Sheila QueraltEl texto con el que inicio este post está extraído del prólogo que ha escrito el periodista, y jefe de investigación de La Sexta, Manuel Marlasca para el libro que quiero recomendaros en esta ocasión y que lleva por título ‘Atrapados por la lengua’ (50 casos resueltos por la lingüística forense) escrito por Sheila Queralt y publicado por la editorial Larousse.

Se trata de un libro que puede dividirse en dos partes: la personal, en la que Sheila Queralt explica en primera persona cómo fue todo el proceso para convertirse en una de las más acreditadas lingüistas forenses (o ‘detective de la lengua’) que hay actualmente en España (su primer contacto con ese apasionante mundo, la toma de decisión de cursar esos estudios o cómo conoció a su mentora, la doctora María Teresa Turell); y la parte práctica de la obra en la que la autora nos ofrece una cincuentena de casos (la mayoría sumamente conocidos y muy mediáticos en su momento) en los que ha sido esencial la minuciosa labor de un experto en lingüística para resolverlo.

Y es que numerosos han sido los crímenes cometidos en los que ha sido clave el desentrañar y descubrir al culpable gracias a su forma de hablar, expresarse, escribir una nota, mensaje o anónimo.

Los cincuenta casos explicados y analizados a lo largo del libro se encuentran divididos en cinco capítulos, cada uno de ellos con su consiguiente introducción: Análisis del lenguaje, Perfiles lingüísticos, Atribución de autoría, Identificación de voz, Imitación. También podemos encontrar en las páginas finales unas ‘Curiosidades reveladoras’, donde la autora nos explica una serie de datos a modo de ‘¿Sabías que…?’, además de unas muy útiles recomendaciones en forma de libros, series y películas, podcast y blogs.

Casos tan famosos como el de ‘Unabomber’, la misteriosa muerte de Helena Jubany, el mediático asesinato de Diana Quer o el ‘Destripador de Yorkshire’ aparecen explicados en este libro, además un algunos en los que el propio laboratorio de lingüística forense dirigido por la doctora Sheila Queralt ha participado.

También a destacar los útiles códigos QR (o enlaces web) que el lector puede ir encontrándose a lo largo del libro, los cuales llevan a artículos, documentos, sentencias judiciales, recursos varios e imágenes relacionados con los casos que son explicados

El libro de Sheila Queralt es ideal para todas aquellas personas aficionadas al mundo de la criminología y que sienten algún tipo de atracción por todo lo relacionado con crímenes e investigaciones policiales. Los amantes de series del tipo CSI van a disfrutar de lo lindo, pero quienes no conozcan bien esta disciplina van a poder descubrir un fascinante mundo y comprobar que la realidad, en numerosas ocasiones, supera la ficción.

Libro recomendado: ‘Atrapados por la lengua’ de Sheila QueraltDebo confesar que el libro ‘Atrapados por la lengua’ me atrapó desde mucho antes de su publicación y tuve un interés particular en leerlo tras conocer personalmente a Sheila Queralt en 2019 en el evento de divulgación científica ‘BCNspiracy’ en el que ambos participamos dando una charla (enlace al vídeo de la charla de Sheila Queralt ‘El lenguaje te delata: lingüística forense’ y enlace al vídeo de mi charla ‘Sexo, mitos & rock’n’roll’). También he de añadir que lo de mi curiosidad e interés por el mundo de la investigación me viene de serie, debido a que mi padre fue detective privado y, desde pequeño, viví y escuché sus relatos sobre investigaciones, casos y todo lo relacionado con ese apasionado mundo.

La Dra. Sheila Queralt es la fundadora y directora del Laboratorio SQ-Lingüistas Forenses. Es perito colegiada en el Col.legi Oficial de Doctors i Llicenciats en Filosofia i Lletres i Ciències como perito judicial en lingüística forense y en criminalística de la Propiedad Intelectual e Industrial. Su trayectoria profesional le ha llevado a ser postulada como candidata a las Top 100 en la categoría de profesionales y líderes independientes en 2020 y candidata al Premio Princesa de Girona en la categoría Investigación Científica 2021.

 

Y si te ha interesado el libro ‘Atrapados por la lengua’ que te he recomendado y también te gustan las curiosidades que publico en este blog, no te puedes perder la charla que mantendremos en Sheila Queralt y yo a través del directo que realizaremos en Instagram el miércoles 7 de abril a las 20:00 (hora peninsular española) y que podrás seguir a través de nuestras cuentas en esa red social: @sheilaqueralt  o @yaestaellistoquetodolosabe2, en la que hablaremos de nuestros respectivos trabajos y libros (en mi caso el recién publicado ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’)

Charla en Instagram 'Alfred López' y 'Sheila Queralt'

 

‘Atrapados por la lengua’ (50 casos resueltos por la lingüística forense) de Sheila Queralt
Editorial Larousse
ISBN: 9788418100178
https://www.larousse.es/libro/libros-ilustrados-practicos/atrapados-por-la-lengua-sheila-queralt-estevez-9788418100178/
Lee las primeras páginas del libro gratis (pdf): https://www.larousse.es/primer_capitulo/atrapados-por-la-lengua.pdf

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Conocemos como plagio a la acción de copiar una obra o parte de ella (ya sea de literatura, música e incluso actualmente relacionada con contenido original publicado en redes sociales) y atribuírselo como propia.

Suele ser una de las prácticas más criticadas y, sobre todo, en los últimos años donde a través de las redes sociales se está generando mucho contenido original y que al mismo tiempo es copiado por otros.

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Famosos han sido algunos casos en los que se ha denunciado a músicos y escritores (o aspirantes a ello) de haber robado la propiedad intelectual de otra persona, siendo acusados de plagio.

Y es que este término lleva mucho tiempo asociado a ese tipo de apropiación indebida del trabajo de otros, pero en su origen el vocablo ‘plagio’ no era usado para tal fin (básicamente porque en la antigüedad pocos eran los que creaban e ínfima la posibilidad de que alguien les copiase).

Etimológicamente la palabra ‘plagio’ proviene del latín ‘plagium’, cuyo significado literal era: ‘acción de robar esclavos’. Pero lo curioso que solo se aplicaba cuando quienes habían sido robados (o sea, secuestrados) eran ‘libertos’ o, lo que es lo mismo, antiguos esclavos que habían conseguido ser libres.

En la Antigua Roma existía un fructífero negocio de compra y venta de esclavos, por lo que algunos de esos mercaderes se dedicaban a capturar personas libres para comercializar con éstas.

El vocablo latino plagium provenía a su vez del griego ‘plágios’ (πλάγιος) que, entre otras acepciones, significaba ‘secuestrar’.

Fue a partir del siglo XVII cuando comenzó a ser utilizado genéricamente el término plagio para referirse a aquel que secuestraba o robaba las ideas literarias de otros. Aunque cabe destacar que en el siglo I d.C. el poeta Marcus Valerius Martialis (nacido en Bílbilis, lo que hoy en día es la población de Calatayud) se quejó amargamente que otro poeta coetáneo suyo le había ‘secuestrado’ (plagiāre) algunos de sus versos.

Como nota curiosa, debo añadir que existe un fenómeno conocido como ‘criptomnesia’ y que afecta a algunas personas y por el cual, sin ser conscientes de ello, utilizan creaciones de otras personas creyendo que han surgido de su propia inspiración. Parece ser que ello es debido a que nuestro cerebro va guardando recuerdos de todo aquello que vemos, leemos o escuchamos pero al quedar almacenado nos olvidamos por completo de ello. De repente un día acude a nuestra mente una brillante idea y lo que realmente está ocurriendo es que hemos recuperado aquel recuerdo de aquello que ni tan siquiera éramos conscientes que habíamos visto/leído/escuchado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuente de la imagen: maxpixel

¿De dónde surge la expresión ‘dar el pego’?

¿De dónde surge la expresión ‘dar el pego’? Es habitual utilizar de forma coloquial la expresión ‘esto da el pego’ para referirnos a aquello que aparentemente parece verdadero, pero en realidad se trata de una burda imitación.

Para encontrar el origen de la expresión hemos de viajar varios siglos atrás, a una época en la que se puso de moda realizar una trampa muy común entre algunos tahúres (hábiles jugadores de cartas) que, en un momento concreto de la partida, untaban una determinada carta de la baraja con una sustancia pegajosa (normalmente cera que llevaban metida entre las uñas).

Esto hacía que, presionando suavemente un naipe, pegase y arrastrase la siguiente carta del mazo.

Esta práctica era realizada por verdaderos profesionales, ya que de no ejecutarse correctamente podía ser descubierta la trampa (teniendo en cuenta que se llevaba a cabo en una época en la que los duelos estaban a la orden del día).

Con el tiempo, la expresión ‘dar el pego’ quedó como sinónimo de engaño, haciendo creer una cosa que realmente no es.

 

Fuente de consulta: Abecedario de Dichos y Frases Hechas – Guillermo Suazo Pascual
Fuente de la imagen: Alan Cleaver vía photopin cc

¿Cómo se consigue la imitación perfecta?

Carlos Latre

Carlos Latre

Artistas que se dedican profesionalmente a la imitación hay muchos. Y los hay de todos los tipos.
Algunos basan su imitación en hacer unas pinceladas sobre la voz y características más llamativas del imitado llevándolas al histrionismo, convirtiéndolos, a veces, en personajes caricaturizados.
Otros sin embargo son una calco exacto del personaje imitado.
Un lector de este blog, Pedro Lacambra me ha hecho llegar un correo electrónico en el que me plantea algunas dudas que tiene sobre los imitadores y su capacidad para poder saber cuando han alcanzado el punto perfecto a la hora de imitar una voz::

(…) ¿cómo un imitador puede calcar a la perfección la voz de otra persona, teniendo en cuenta que cuando hablamos la voz interior que escuchamos es diferente a la que los demás nos oyen decir? (…)

Como el tema era un poco enrevesado y la información de las diferentes fuentes, que he ido encontrando, bastante liosa, me he puesto en contacto con el que actualmente se puede considerar mejor imitador de nuestro país: Carlos Latre.
Una vez planteada la cuestión me ha respondido rápida y amablemente.
Esta es su explicación:

En mi caso, porque cada maestrillo tiene su librillo y sobretodo…su oidillo, siempre he escuchado mi propia voz de forma nítida, aunque esta haya sido grabada o por teléfono. EL tema es que conoces la distorsión que estos aparatos producen, con lo cual, reconoces tu voz sin sorpresas. Pero creo que el secreto está en el oído. En reconocer tu voz perfectamente para luego poder modularla hasta llegar a las voces reales de los personajes que tienes memorizadas. O sea que cuentan, en mi caso tres aspectos importantísimos para conseguir lo mejor posible las voces: una el oído (ejercitarlo y escuchar de forma nítida), segundo: una buena memoria de los tono, formas, cadencias, tesituras de las voces originales para poder imitarlas y tercero: una garganta versátil con la que poder llegar a los tonos o registros de los personajes a los que quieres imitar.
Esta sería un poco la explicación de “la imitación”.
CARLOS LATRE

Agradecimientos por su desinteresada colaboración a Carlos Latre y a Nuria Garcés (Manager de Carlos Latre) por facilitar el contacto