Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Entradas etiquetadas como ‘deterioro’

Tengo una palabra en la punta de la lengua, ¡y no me sale!

pixabay.com

pixabay.com

La última vez que leí una página de un libro fue el día de antes a que naciese Nora. Sí, lo sé, muy mal por mi parte. Me encanta leer pero estos meses han sido intensos y no he encontrado el momento, aunque suena a excusa barata. Cuando me tiraba en el sofá a descansar, solo me apetecía eso, dejar la mente en blanco y sentir cierto alivio en cada músculo de mi cuerpo. Tengo la casa llena de revista de bebés, que no he leído porque me quedaba dormida al instante, y ahora que todo va más rodado, he empezado a trabajar, así que vuelta a organizarse y adaptarse a las nuevas circunstancias.

Siempre me he preocupado de ejercitar la mente: leía, escribía -todavía escribo en el blog- y hablaba en público. Me lo recomendó el neurólogo, y como paciente aplicada que soy, lo puse en práctica. De esta manera, conseguía que mi velocidad de procesamiento estuviese a punto, incluso en momentos de mucha fatiga.

Llevo observando desde hace unas semanas, que me faltan las palabras, la tengo ahí en la punta de la lengua pero no me sale, incluso sé describirte lo que quiero decir pero concretamente esa palabra no. Otras veces, confundo verbos que se parecen en contextos parecidos, por ejemplo: “sube la puerta” y “abre la persiana”. Espero que haya alguien que también sienta esa lentitud al procesar información, ese querer que tu cerebro te responda con algo y sentir un inmenso infinito. No es la primera vez que me pasa, hace años cuando estuve muy de bajón también me faltaban demasiadas palabras, y cada vez que estoy muy cansada hablo medio ruso.

¿La culpa? Solo mía, por dejar este aspecto de lado.

¿Solución? Volver a ejercitar la mente como antes.

¿Y a vosotros os pasa también?