BLOGS
Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

El cambio de perspectiva sobre la amistad años después del diagnóstico

pixabay.com

pixabay.com

Cuando pasé por los problemas con mis amigas después del diagnóstico, pensé que no lo iba a superar en la vida, que nunca iba a encontrar ese tipo de amistad que empezó cuando éramos pequeñas, que -románticamente- pensaba que iba a durar toda la vida y que era invencible a cualquier tipo de obstáculo que se nos pusiera por delante. Pero a la primera de cambio, se rompió por una de las partes.

Recuerdo todas las sesiones hablando de este tema con la psicóloga, todas las lágrimas derramadas y la angustia que sentía al encontrarme tan sola en los primeros meses de convivencia con la esclerosis múltiple. Me amargaba pensando que sin ellas, no podría haber nunca una amistad tan sincera e intensa, y que no iba a encontrar a nadie que me entendiese tan bien, porque sí pensaba que entendían por lo que estaba pasando, aunque en el fondo sentía que no era así. Tiempo después me liberé dejando todos esos pensamientos atrás, intenté una tregua y luego acabé cerrando el libro de esa historia de casi veinte años, echando por tierra el amigas para siempre desde el colegio.

Con el tiempo, he ido conociendo a gente, he recuperado el contacto con personas que conocía con las que tenía un trato cordial y he perdido alguna más, situación que hace años era impensable para mí. Las de ahora son relaciones más maduras, sin reproches, sin malos entendidos, simplemente disfrutando de la compañía y la ayuda de otras personas. Actualmente necesito empatía y apoyo sobre todas las cosas, algo que antes ni lo requería.

No sé qué ocurre después del diagnóstico, pero somos muchos los que no nos hemos sentido arropados por la gente que estaba a nuestro lado en esos momentos, otros en cambio, se mantienen acompañados por sus amigos de siempre. Influye la madurez, la reacción de cada uno, cómo afrontarlo, qué cambiar, qué necesita el recién diagnosticado, … las variables para que esas relaciones continúen o no, son infinitas. Resulta casi imposible averiguar cómo va a reaccionar cada persona una vez que la enfermedad llega a sus vidas. Pero si algo me han enseñado todos estos años, es que la gente va, viene y vuelve, que nunca sabes con quién te puedes volver a encontrar, o quiénes serán las personas con las que te vas a relacionar en futuro.

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser @incabot1

    Suelo pensar en la situación de la mayoría de vosotros a los que esta enfermedad os ha pillado en el arranque de vuestra vida. Se que son momentos donde las amistades suponen todo el mundo en el que vives y que sus reacciones van a marcarte de por vida y que también es la época donde las relaciones son más volátiles. A mí me ha tocado bastante más mayor en otra situación donde las amistades ya no son el centro y la situación de independencia personal no es la misma. Sí que he tenido que lidiar con algunos familiares pero mi situación personal se centra en mi pareja y la verdad es que ya estaba bastante descorazonado con la estupidez reinante en mi círculo como para para no preocuparme por la pérdida de amistades. Eso sí, malos tragos te llevas pero si lo piensas bien tu ya tienes en quién centrarte.

    22 Septiembre 2016 | 11:12

  2. Dice ser Naty

    Paula yo siempre se lo he dicho a mis hijos:
    Siempre estamos los padres hermanos y familia SIEMPRE¡¡¡¡¡
    Los demas van y bienen y son un gran apoyo y un tesoro que merece la pena conservar si son buenos amigos.
    Mi hijo me dijo un dia que nosotros les queriamos (a los hijos) sean como sean y esten como esten.
    Un abrazo.

    22 Septiembre 2016 | 11:17

  3. Dice ser Inés

    Aunque parezca absurdo tengo que dar las gracias a la esclerosis porque tras el diagnóstico perdí amistades pero tambien aprendí a valorar a las que me demostraron su apoyo sincero, a las que me han acompañado y escuchado en momentos bajos.

    22 Septiembre 2016 | 11:42

  4. Dice ser Irene

    Hola Paula, pues yo sólo puedo decir que mi marido, gran amigo todos estos años y yo, lo estábamos pasando algo mal antes del diagnóstico. Primero por el trato desconsiderado y muy puñetero del casero, y segundo, por la muerte de cáncer de nuestra perra. Y con el ambiente tan enrarecido, vino el diagnóstico y mi marido se centró más en mí. No es que nos lleváramos mal, pero yo sentía que lo necesitaba de buen humor. Y desde ese momento cambió; y cambiamos de piso. Todo ayuda. Siempre me ha apoyado aunque el pobre teme que yo le dé algún susto y no sepa gestionarlo.

    Un beso y a cuidarlos también a ellos.

    22 Septiembre 2016 | 15:59

  5. Dice ser Salvi

    Tienes razón, yo NO soy mas listo que los demas pero me lo veia venir con determinadas personas, digo personas porque me niego a llamarlas antiguos amigos, antes solo me llamaban cuando tenian algun problema con el ordenador o necesitaban algo.
    Cuando aprendi a decirles NO pasaron varias cosas, la mas importante es que me libere de esas relaciones toxicas y aprendi a ver a quien tenia de verdad y a quien podia contar con migo para todo lo que yo pudiera ayudar, aprendi a hacer las cosas porque quiero y no por sertirme obligado.

    También he aprendido a no darle muchas vueltas a estas cosas de la amistad, alla cada uno con su caracter que bastante tengo yo con lo mio.

    Muchas gracias Paula

    22 Septiembre 2016 | 18:53

  6. Dice ser josetxo

    Es triste que te tenga que ocurrir una cosa así para darte cuenta quien esta y quien no esta. Al principio, yo, le di bastantes vueltas con preguntas, se me amontonaban demasiadas cosas al mismo tiempo, diagnostico, distanciamiento de personas muy cercanas etc… La vida no te enseña a ser fuerte, te obliga a serlo, ahora le doy la justa importancia, estoy muy contento con las personas que mas quiero que están y estarán a mi lado, y a las personas que voy conociendo por el camino que merecen mucho la pena. Animo para todos.

    23 Septiembre 2016 | 11:52

  7. Dice ser Enrique

    Por más vueltas que le doy, no entiendo en qué puede cambiar el curso natural de la amistad, el hecho de que te disgnostiquen esta enfermedad, a mí no me ocurrió. Antes y después de mi diagnóstico había tenido más cercanía o alejamiento con según que amig@os, pero nunca a causa de una enfermedasd que en la mayoría de los casos y al principio, no te rompe demasiado el “ritmo”.

    23 Septiembre 2016 | 12:27

  8. Dice ser Angela

    Yo creo q son etapas de la vida, por alguna razón las necesidades q tenemos cuando somos niños no tiene nada q ver con cuando eres adolescente o cuando ya estámos trabajando, la gente cambiamos, y por ello muchas amistades se van perdiendo. En mi caso, algunas amistades han ido haciendo su vida, y yo claro la mía, y por el ritmo de vida q llevamos, sacar tiempo y coincidir, también por dejadez…, Se han quedado en “conocidas”. Creo q con mi enfermedad, o sin ella , hubiera pasado igual.
    Otra cosa es, en general las personas, solo quieren oír lo bn q te va la vida, pero cuando le hablas de la enfermedad, de tus síntomas, de lo q te está costando salir a flote, ahí es cuando salen corriendo.
    En un mundo imperfecto no puede a ver nada perfecto.😃

    23 Septiembre 2016 | 20:16

  9. Dice ser chloë

    Yo me he dado cuenta de quien realmente está conmigo y quien no. Es duro que un amigo que te da espalda, pero aún lo es más cuando es un familiar cercano en mi caso mi hermana, no ha estado nunca conmigo en los malos momentos. Con personas así, mejor alejarla de tu vida.

    24 Septiembre 2016 | 20:09

  10. Dice ser Campanilla

    A mí también me pasó.
    Nunca lo entenderé, pero con el paso del tiempo, madura maduramos (no todos) y lasi amistades que estaban, se fueron. De las nuevas algunas se quedan aunque haya un empeoramiento y otras se van.
    Es muy injusto, siempre he dicho que lo peor de esta enfermedad (para mí) no ha sido la enfermedad en sí, sino sentirme rechazada socialmente.
    En 1992 era prácticamente desconocida y lo peor es que mis “amistades” no tenían ningún interés en saber nada de ello.
    24 años después, casi no tengo amigos, pero mis conocidos se portan mucho mejor que aquellos que decían ser MUY AMIGOS .

    26 Septiembre 2016 | 16:52

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.