BLOGS
Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Otro miedo que ha vuelto

Recuerdo cuando me diagnosticaron lo hipocondriaca que me volví. Un día estaba sana, otro viendo doble y chocándome contra las paredes y a la semana siguiente, tenía una enfermedad que apenas conocía. A mí, me diagnosticaron esclerosis múltiple, cuando nunca me había roto un hueso, nunca había estado ingresada ni me había pasado nada grave.

A partir de entonces, tuve una época en la que me volví hipocondriaca. Mi miedo se alimentaba solo, porque tenía una prueba de que cuando menos te lo esperas y crees que estás sana, una enfermedad llega a tu vida. Hay muchas enfermedades que no se conoce su origen, entre ellas la esclerosis múltiple, y ahí tenía otra baza para que ese miedo fuese creciendo. Sí, un miedo totalmente irracional, me volví pesada, muy escrupulosa y algo paranoica.

Flickr/Zyg_Zag

Flickr/Zyg_Zag

Con el paso del tiempo, e ir comprobando día tras día que no me pasaba nada más, se me fue pasando. Hasta ahora. El embarazo me esta trayendo muchos de los miedos que creía tener enterrados en lo más profundo de mi cabeza. Otra vez, de manera irracional, porque todas las revisiones que me están haciendo están saliendo bien, y no me está pasando nada fuera de lo estrictamente normal en una mujer embarazada que padece una enfermedad crónica.

Mis padres y mi marido, son los que más lo están sufriendo, se lo toman con humor y mucha paciencia. Hay días en los que me pongo insoportable, rozando lo absurdo, pero no lo puedo evitar. Se me pasará, como lo hizo anteriormente, mientras tanto, toca resignarse.

¿Alguien más se volvió un poco hipocondriaco después del diagnóstico?

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser María

    Hola Paula! En mi caso no es hipocondría. Es sólo que en el hospital debe estar pasando de todo y todo el mundo hace lo justo y necesario para no salpicase: evitar hacer pruebas, derivarte a cualquier colega para quitarse el muerto de encima, echarte de la consulta y decirte que si te encuentras mal vuelvas (oiga, que mal estoy ahora sino no habría venido). A mí un médico me ha llegado a decir que pida que me vea otro compañero (oiga, recháceme usted como paciente y diga que no sabe). Ah. Pedir informe de visita y copia de todas las pruebas al momento, a los 5 años pueden tirarlas a la basura por lo visto.
    En mi caso es una paranoia más que justificada. Y más me vale si quiero sobrevivir. Aquí ya no hay sanidad ni derechos. Aquí sólo hay pillar un trabajo y no perderlo, aunque no sepas hacerlo. Total, mientras tapes bien tus pufos y te sigan pagando a fin de mes, el que tiene un problema es el paciente… Esto contribuye mucho a que “no estemos estresados y llevemos una vida normal”… Estoy tan cansada de escuchar esa muletilla que lo mismo un día se me cae la baba a presión de la boca proyectada hacia …

    08 Octubre 2015 | 11:27

  2. Dice ser irun

    Pues yo ya lo era y como tu nunca antes estuve enferma y de golpe y porrazo ….esclerosis.
    me asusta todo….yo tuve el diagnostico cuando mi hijo tenia 6 años…pero ya la estaba padeciendo sin saberlo…la ignorancia da la felicidad, porque conociéndome como me conozco….hubiera sido un embarazo de infierno…….

    cualquier cosa me asusta y creo que al tener el sistema inmunitario tocado …pues que todo se puede desbordar…y los achaques que todos tenemos, los de todo el mundo, a nosotros también nos pasan y hay que ponerlos en el lugar que tocan…pero la teoría la tengo clara. la practica me falla.

    08 Octubre 2015 | 17:29

  3. Dice ser Rocio

    Siiii!! A mi me pas, todo el día pensando..esto es normal? Creo k veo borroso, aunk al momento veo bien..se me duerme el pie, y pienso..ya está un brote.. Sí que estoy paranoica. A mi tb me diagnosticaron así sin mas, x una resonancia casi rutinaria..

    08 Octubre 2015 | 17:55

  4. Dice ser incabot

    En mi caso la EM se ha encontrado con un maniático. Tiendo a llevar un registro de todo y todos los días tomo nota del estado de mis síntomas. Eso me dió muy buen resultado con unos problemas de infección en la pierna (antes del desastre neurológico) que me había causado varios ingresos hospitalarios. Mi observancia metódica y diaria me llevó a tomarle la delantera a las a las bacterias y cuando se me encendía la luz roja le aplicaba el tratamiento y me evitaba la fiebre y el ingreso.
    Con la EM se me ha multiplicado el trabajo y los síntomas a controlar pero bueno, ya tengo experiencia y soy capaz de hacerme un autochequeo con una base bastante objetiva (aunque a veces si estoy fatal se me va un poco la olla). Por lo demás esta puñetera enfermedad es una caja de sorpresas, piensas que solo saltan monigotes de esos de muelle y de repente un día te encuentras que levantas la tapa y te sale un tiranosauro de 14 metros.
    En fin, procuro no comerme el tarro y cuando un sintoma se me rebela descubro que hay otros que ese día se han escondido y eso me da un poco de paz. @incabot1 en twitter por si os da por saber de mí.

    08 Octubre 2015 | 20:40

  5. Dice ser Ana

    Paula el embarazo de por si ya es incertidumbre y miedos, si le añades nuestra peculiaridad pues ya es un caos, disfruta todo lo que puedas, no dejes atrás tus preocupaciones…vas a ser madre las preocupaciones ya van de nuestra mano de por vida.
    Yo era de las de una dolor… ya pasara, ahora cuando una de mis hijas dice me pica o me duele lo paso fatal ahora todo tiene importancia, soy ahora hipocondriaca NO, pero tengo mas miedo que antes a no poder cuidarlas a que tengan mi enfermedad, a no poder controlar mi vida, a la dependencia que ahora tengo de miles de cosas que no puedo controlar, mis sueños ahora tienen cadenas, por ahora perpetuas a la larga se vera. Animo y disfruta de garbancito.

    09 Octubre 2015 | 11:07

  6. Dice ser Cristina

    A mi la EM me pilló sin haber pisado un hospital más que de visita…
    Evidentemente, hubo unos meses muy duros. Cualquier sensación o cosa fuera de lo normal la relacionaba con la enfermedad. De hecho recuerdo que durante varias semanas incluso me duchaba con agua fría ya que había leido que el calor era nocivo y me convencí que podría provocarme un brote!!
    Ahora me río de mi propia manía. Por suerte, con el tiempo te vas acostumbrando, y sabiendo que puede ser normal en tu caso (porque ya sabéis que los sintomas de cada paciente de EM son diferentes). Lo cierto es que desde entonces soy mucho más observadora no solo en mi cuerpo y sensaciones, sino en general con mi alrededor.
    Ya me imagino que para ti, Paula, vuelves a pasar por ese proceso de no saber que puedes considerar normal y que no, aunque aplicado al embarazo… Como tu dices toca resignarse, ya verás como en un futuro próximo tu también sonries al recordar tus manías 🙂

    09 Octubre 2015 | 18:46

  7. una-de-cada-mil

    #1 María: siento mucho tu experiencia con los médicos, he de reconocer que a mí me costó encontrar un oftalmólogo que no hiciese todo lo que comentas, pero después de muchos malos tragos, he conseguido dar con una mujer profesional y muy competente. Cada día, alucino más con lo que me contáis, ojalá pudiera hacer al respecto, de verdad.

    #4 incauto: y cómo llevas ese registro, cuando te levantes o al final del día? y lo tienes clasificado por partes del cuerpo? Cuéntanos más, por favor! Me parece muy interesante!

    12 Octubre 2015 | 12:40

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.