Entradas etiquetadas como ‘city’

Qué fue de… Jay-Jay Okocha

okochaNigeria es nuestra tercera rival en la Confederaciones. Lo normal es que, cada vez que pensemos en esta selección, nos acordemos de la gran generación de nigerianos de los 90. Han salido muchos de ellos ya en esta bitácora, pero el de hoy era uno de los que faltaba. Quizá menos conocido que otros, por no pasar por España, era quizá el más destacado en su país y en el extranjero. Es Augustine ‘Jay-Jay’ Okocha.

¿Quién era?: Un centrocampista ofensivo nigeriano de los 90 y la década de 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los más destacados jugadores de aquella Nigeria que participó en los Mundiales del 94 y del 98, así como por ganar la Copa de África 94 y el oro en los Juegos de Atlanta 96.

¿Qué fue de él?: Se retiró en las filas del Hull City inglés en 2008. En la actualidad, sigue siendo una celebridad en su país. Además de ser imagen de un buen puñado de firmas en Nigeria, posee un negocio de hostelería en Lagos, capital nigeriana, que lleva el nombre de Number 10 (el dorsal que llevaba con la selección).

¿Sabías qué…?: Es de etnia anioma, una de las más numerosas en Nigeria.

– Tiene un estadio con su nombre en Ogwashi-Uku, la localidad de la que es originaria su familia.

– Su apodo, ‘Jay-Jay’, lo heredó de su hermano Emmanuel, que a su vez lo heredó de un hermano mayor llamado James.

– Como muchos futbolistas africanos, empezó a jugar en las calles, con balones hechos por los propios niños.

– Con 17 años viajó a Alemania para visitar a un amigo. Lo vieron jugar los responsables del un club llamado Borussia Neunkirchen, de la 3ª División alemana, y se quedó en aquel equipo y aquel país para jugar al fútbol de manera profesional.Okocha2

– Velocidad, potencia y regate eran sus principales puntos fuertes.

– Entre el 96 y el 98 jugó en el Fenerbahçe turco. Adquirió la nacionalidad de aquel país y como ya hemos comentado alguna vez aquí con otros ejemplos, también tuvo que adquirir un nuevo nombre: Muhammet Yavuz.

– Cuando en 1998 el PSG pagó al Fenerbahçe 24 millones de dólares por él al Fenerbahçe, se convirtió en el jugador africano más caro de la historia.

– Es el quinto nigeriano con más internacionalidades, por detrás de Yobo, Kanu, Lawal y Enyeama. Yobo y Enyeama siguen en activo y están en la Copa Condereraciones.

– Cuando jugó en el Bolton Wanderers, se hizo popular una frase: “Jay-Jay. So good they named him twice” (“Jay-Jay. Tan bueno que le pusieron nombre dos veces”).

Biografía, palmarés, estadísticas: Augustine Azuka Okocha nació el 14 de agosto de 1973 en Enugu, Nigeria. Su debut profesional llegó en 1990, en el Borussia Neunkirchen. En 1992 llegó al Eintracht de Frankfurt, donde estuvo cuatro años. Luego jugó en el Fenerbahçe turco dos temporadas y otras dos en el PSG. En 2002 llegó al Bolton Wanderers inglés. Cuatro años después jugó en el Qatar SC del país del mismo nombre y su última temporada, la 2007-2008, la pasó en el Hull City de Inglaterra. Con Nigeria jugó 73 partidos y metió 14 goles. Fue campeón de África en 1994 y medalla de oro olímpica en 1996.

Os dejo un vídeo homenaje a Okocha (si dejáis los altavoces conectados, igual os entran ganas de pediros un cubata. O eso u os creéis que estáis de compras en Stradivarius):

Mañana más. Sed buenos.

Quién fue… Bernhard Trautmann, de soldado alemán a héroe en Inglaterra

Otra de las nuevas secciones de esta andadura es la de Quién Fue. Estos artículos se diferencian de los habituales en que no busco tanto el paradero del deportista en cuestión, sino la historia que tienen detrás. Muchas de ellas son merecedoras, y no exagero, de una película. Voy a estrenarme con una historia que cuando conocí, me llamó la atención. Es la de Bert Trautmann, el soldado alemán que tras la II Guerra Mundial se convirtió en un héroe futbolístico en territorio enemigo. Os cuento:

1942. La II Guerra Mundial está en plena ebullición. Bernhard Trautmann, un paracaidista de la Luftwaffe (la fuerza aérea alemana) es destinado al frente oriental. Allí destaca en las tareas defensivas provocadas por el contraataque soviético, habiendo logrado escapar incluso en una ocasión en la que fue apresado por el Ejército Rojo.

Ascendido a sargento y condecorado con una Cruz de Hierro de primera clase, Trautmann regresó al frente occidental, a Francia, donde los problemas de los nazis empezaban a ser preocupantes para Hitler. Fue capturado por la resistencia francesa y de nuevo logró escapar, hasta que en 1944, con unas claras perspectivas de que la Alemania nazi perdería la guerra, Trautmann decidió desertar y volver a su Bremen natal, aun a sabiendas que en esa situación, tanto los aliados como sus compatriotas le perseguirían, estos últimos por tratarse de un desertor.

En esa huida, dos soldados estadounidenses se lo encuentran y lo hacen prisionero, pero de nuevo el escurridizo Trautmann huye campo a través y salta una valla… para encontrarse a dos soldados británicos de bruces.

“Hola Fritz, ¿te apetece una taza de té?”

Con esta muy inglesa expresión, le dieron la bienvenida sus nuevos captores (‘Fritz’ era el nombre genérico con el que se conocía a los soldados alemanes en la II Guerra Mundial por parte de los aliados).

Consciente de que la guerra tocaba a su fin, decidió no resistirse y asumir su estatus de prisionero. Tras una temporada en Bélgica, Trautmann fue internado en un campo de prisioneros del norte de Inglaterra. Después de que la inteligencia británica detectara, tras interrogarlo, de que a pesar de ser oficial y haber pertenecido a las Juventudes Hitlerianas no era ideológicamente nazi (sino un soldado), Bernhard Trautmann se integró en la vida del campo de prisioneros, jugando al fútbol contra otros internos de otros campos. Aunque comenzó como jugador de campo, un día se hizo daño y acabó de portero, un papel que marcaría su vida.

Una nueva vida

Bautizado como Bert por los ingleses y acabada la guerra, Trautmann decidió no regresar a Alemania, ya que según él mismo declararía, allí ya no tenía ni casa ni familia ni nada. Así que se quedó en Inglaterra y comenzó a trabajar en una granja, a la vez que jugaba como portero en el Saint Helens, modesto equipo amateur de los alrededores de Liverpool. A pesar de jugar en aficionados, empezó a hacerse famoso y esa fama hizo que algunos clubes profesionales, que estaban dispuestos a volver a la normalidad tras la guerra, se interesaran por él. A Bert le convenció la oferta que le hizo el Manchester City.

Su llegada al fútbol profesional, en 1949, no fue fácil. Fácil no era tampoco para los aficionados ingleses que su equipo fichara a un ex soldado del Ejército nazi, cuando apenas cinco años antes tantos británicos se dejaron la vida en el campo de batalla o incluso en sus propias ciudades por culpa de la locura de Hitler. El caso es que al club llegaron cientos de cartas de aficionados indignados, y a los entrenamientos acudían hinchas con pancartas con lemas como “Fuera el alemán”. Pero pronto se les fue pasando su furor cuando vieron a Trautmann jugar, y es que el ex paracaidista era un porterazo. Al cambio de opinión del público contribuyó el capitán del City, Eric Westwood, un veterano de guerra que participó en el Desembarco de Normandía, que afirmó

“En el vestuario no hay guerras”.bert-trautmann

Pero el calvario de Trautmann no se quedó en Manchester, ya que por todos y cada uno de los campos por los que pasaba el equipo, recibía insultos y broncas descomunales, que en varias ocasiones afectaron incluso al rendimiento de Bert.

En 1950 visitó por primera vez Londres para jugar en un Fulham-Manchester City. La prensa de la capital tomó el hecho como todo un acontecimiento. La castigada y bombardeada capital del Imperio Británico recibía a un ex soldado alemán. Ese día Trautmann hizo un partidazo, tanto que cuando acabó el partido recibió una gran ovación.

Jugándose el cuello

Su fama se fue acrecentando y se convirtió en uno de los mejores porteros de la Liga. En 1955 se convirtió en el primer jugador alemán en jugar una final de la Copa de Inglaterra, en la que el Newcastle derrotó al City. Al año siguiente, el City repitió en la final, que jugó ante el Birmingham. A 15 minutos del final, Trautmann chocó contra un delantero rival y recibió un rodillazo en el cuello. A pesar del fuerte dolor, el alemán siguió jugando e hizo unas paradas de mérito, que salvaron a su equipo, que se alzó con el triunfo. El cuello le dolía horrores e incluso el Duque de Edimburgo, que le impuso una medalla al acabar el partido, comentó después que se notaba claramente que el cuello de Trautmann estaba torcido. A pesar de que apenas podía mover el cuello, Bert pudo hasta celebrar el triunfo. Días después, en Manchester, una radiografía reveló un impactante hecho: Trautmann tenía una vértebra rota, lesión que le mantuvo casi un año fuera de los terrenos de juego.

Trautmann continuó con su carrera hasta 1964, si bien en ese tiempo no pudo jugar con su selección (Alemania sólo convocaba a jugadores que disputaban su liga). Ese año fue despedido en un partido contra el Manchester United, en el que militaba Bobby Charlton. Trautmann, que era un especialista en parar penalties (detuvo el 60% de los que le lanzaron en su carrera), recibió el reconocimiento internacional. El considerado por muchos mejor portero de todos los tiempos, el ruso Lev Yashin, dijo una vez:bert

Sólo ha habido dos porteros de clase mundial: Lev Yashin -o sea, él mismo- y el chico alemán del Manchester City, Trautmann.

Tras su retirada se dedicó a entrenar, en Inglaterra, en Alemania y por todo el mundo, siendo técnicos en equipos de países como Tanzania, Pakistán o Yemen. Dejó definitivamente el fútbol en 1988 y creó una fundación con su nombre para fomentar las relaciones entre Reino Unido y Alemania.

Pero no sabéis lo mejor. Bert Trautmann sigue vivo. Tiene 89 años y reside… en España, en un pueblo costero de la provincia de Castellón.

Aquí os dejo un reportaje sobre Trautmann, con imágenes de la final de la FA Cup del 56. Está en alemán:

Espero que os haya gustado. Os deseo un feliz fin de semana.

Qué fue de… Claudio ‘Piojo’ López

España ha sido, tradicionalmente, receptora de algunos (por no decir casi todos) de los mejores futbolistas argentinos de la historia. El de hoy es uno de ellos. Compartiendo vestuario con jugadores como Mendieta o Cañizares, el protagonista de hoy forma parte de uno de los mejores equipos que ha tenido el Valencia CF. Es Claudio ‘Piojo’ López.

¿Quién era?: Un delantero argentino de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores atacantes en su época, por sus excelentes actuaciones con el Valencia en la Liga española, llevándolo a las puertas de conseguir una Copa de Europa, y por ser un fijo en la selección argentina de finales de los 90 y principios de la década de 2000.

¿Qué fue de él?: Se retiró no hace tanto, en 2010, en las filas de los Colorado Rapids de la MSL estadounidense. Tras su retiro, ha dado un giro de 180 grados a su carrera y ahora se dedica a correr rallies en su país natal.

¿Sabías qué…?: A pesar de su apelativo, mide 1,78 metros.

– Cuando llegó al Valencia, el delantero teóricamente titular y estrella del equipo era nada menos que Romário, que como sabréis, tuvo algún roce con el entonces técnico che, Luis Aragonés, por lo que abandonó el club prematuramente, permitiendo así la presencia del Piojo en el 11 titular.

– Su primer gol en Liga se lo hizo al Atlético de Madrid, que junto al Barcelona fue una de sus víctimas favoritas.

– Precisamente, poco antes de abandonar el Valencia, hubo fuertes rumores de su fichaje por el club colchonero. El diario Marca, de hecho, llegó a publicar en su portada un fotomontaje de Claudio López con la camiseta rojiblanca.

– Era uno de los jugadores del Valencia en la final de la Liga de Campeones de 2000, en la cual el Real Madrid consiguió su octavo campeonato tras ganar por 3-0 a los valencianos.

– Su principal virtud era su velocidad y su gran capacidad de definición ante el arco rival, convirtiéndolo en todo un peligro en jugadas de contraataque.

– En 2000, la Lazio italiana pagó al Valencia 35 millones de euros de entonces. En el equipo romano coincidió con compatriotas como Hernán ‘Valdanito’ Crespo, ‘Cholo’ Simeone o Juan Sebastián Verón.

– Lastrado por las lesiones en Italia, López reverdeció laureles en su paso por el América de México, donde cosechó grandes triunfos.

– Con su selección, con la que jugó los Mundiales de Francia 1998 y Corea-Japón 2002, llevaba siempre el dorsal 7.

– De niño jugó al baloncesto.

Biografía, palmarés, estadísticas: Claudio Javier López Paulucci nació el 17 de julio de 1974 en Río Tercero, Argentina. Debutó como profesional en 1992 en las filas del Racing de Avellaneda. En 1996 llegó al Valencia, donde estuvo hasta 2000, cuando se fue a Italia para jugar en la Lazio. En 2004 volvió a cruzar el Atlántico para firmar por el América de México, donde pasó dos años. La siguiente temporada la pasó en su equipo de juventud, el Racing, para fichar en 2008 por los Kansas City Wizards de la MLS. Tras un año en este equipo, en 2010 se incorporó a las filas de los Colorado Rapids, donde se retiró al acabar la temporada. En su palmarés tiene una Copa del Rey y una Supercopa de España con el Valencia, una Coppa y una Supercoppa italianas con la Lazio, un Torneo Clausura, una Copa Campeón de Campeones y una Copa de Campeones de la CONCACAF con el América y Campeonato de la Conferencia Este y una MLS Cup con los Colorado Rapids. Con Argentina jugó 55 partidos y marcó 10 goles.

Os dejo un vídeo de grandes momentos. Mañana seguimos:

Esto ha sido todo por hoy.

Qué fue de… Justin Fashanu, el primer futbolista que salió del armario (y su triste historia)

El de hoy es un post especial. Es especial porque no se parece a ninguno de los 405 que he hecho antes. En primer lugar, recoge a un futbolista fallecido, algo que ya hemos discutido ampliamente aquí. Segundo, porque no se trata de una superestrella mundial. Es más, muchos de vosotros ni siquiera lo conozcáis. Tercero, porque si por algo es famoso es por su vida privada, fuera del terreno de juego. Pero es una historia impactante que además, creo que pone sobre la mesa un debate sobre un tema tabú en el mundo del fútbol: La homosexualidad. Hace unos meses, mi compañero Jacobo Alcutén sacaba a colación su nombre en un artículo sobre la primera peña gay del Barça. Es Justin Fashanu, el primer futbolista profesional que salió del armario. Y, por ahora, el único.

¿Quién era?: Un futbolista inglés de origen nigeriano de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser, como os decía, el único futbolista de élite que declaró públicamente su homosexualidad. Lo hizo en 1990, cuando era futbolista del Leyton Orient londinense.

Ahora vamos a cambiar un poquito la estructura habitual del post y directamente, os cuento su historia:

Justin Fashanu (Londres, 19 de febrero de 1961) era uno de los más prometedores jugadores del Reino Unido, cuando jugaba en el Norwich City. Más aún, cuando en 1981, en entonces poderoso Nottingham Forest pagó por él 1 millón de libras esterlinas. Ya entonces, Fashanu tenía clara su sexualidad. Aunque no era oficial, sus salidas nocturnas llegaron a los oídos del polémico entrenador del Forest, Brian Clough. Éste, en su biografía, relata una conversación que tuvo con Fashanu: “Si quieres una barra de pan, ¿adónde vas? Al panadero, supongo. Si quieres una pierna de cordero, al carnicero… Entonces, ¿por qué sigues yendo a esos malditos clubs de maricones?”. Clough llegó a apartar a Fashanu del equipo y ahí empezó un rosario de pasos efímeros por numerosos clubes, que incluyeron estancias en Estados Unidos y Canadá. Regresó a Inglaterra, jugó en el Manchester City, en el West Ham y en el Leyton Orient. Estando en este equipo, el 22 de octubre de 1990, el diario sensacionalista The Sun publicó una entrevista exclusiva con Fashanu en la que el jugador declaraba su homosexualidad y además, relataba que había tenido un affaire con un parlamentario conservador casado.

Su vida como gay

Cuando salió del armario, comenzaron sus problemas. Su propio hermano, John, que también era futbolista, lo rechazó, afirmando que “era un paria”. Aunque sus compañeros de vestuario no le hicieron el vacío, Fashanu tuvo que aguantar declaraciones de otros que lo rechazaban y las inevitables chanzas y comentarios maliciosos de los aficionados. Por todo ello, volvió a hacer las maletas y retornó a Canadá. Volvió al Reino Unido para jugar en Escocia. Entre otros, formó parte del Hearts of Midlothian de Edimburgo, equipo con el que se enfrentó al Atlético de Madrid en una eliminatoria de Copa de la UEFA (recuerdo como si fuera ayer estar viendo ese partido, en mi casa -yo tenía 13 años- y escuchar al comentarista hablar sobre la homosexualidad de Fashanu. Se me quedó grabado). Incapaz de pasar una temporada seguida en más de un club, se retiró en Nueva Zelanda tras otro breve paso por Estados Unidos.

Su triste final

Fue en Estados Unidos donde recibió el peor palo de su vida. En 1998, un joven de 17 años le denunció por abusos sexuales. Fue interrogado por la Policía por ese caso, pero ni siquiera fue detenido. Fashanu retornó al poco a Inglaterra, temiendo ser arrestado. Poco más de un mes después de este asunto, y agobiado por una profunda depresión, Fashanu fue encontrado ahorcado en un garaje abandonado en Shoreditch, un suburbio de Londres. Dejó una nota de suicidio en la que decía que “Me he dado cuenta de que ya he sido declarado culpable. No quiero dar más preocupaciones a mi familia y a mis amigos. Espero que el Jesús que amo me dé la bienvenida; al final encontraré la paz”. La Policía inglesa averiguó poco después que las autoridades estadounidenses habían archivado el caso de abusos sexuales contra Fashanu por falta de pruebas.

Aquí os dejo un vídeo de un gol de Fashanu, el más famoso de su carrera, que le hizo al Liverpool cuando jugaba en el Norwich:

El debate

Muchos han vuelto a sacar a colación el tema de la homosexualidad en el fútbol. Unos, como Sepp Blatter, aseguran que los hay (tampoco hay que ser experto). Otros, como Lippi, no los han visto nunca. Y otros personajes (por llamarlos de alguna forma) como Luciano Moggi, afirma que no debería haberlos. Además, ha habido siempre mucha rumorología, no siempre bien encaminada.

El caso es que han pasado ya casi 20 años desde que Fashanu saliera del armario y nadie lo ha vuelto a hacer. Por eso, yo lanzo unas preguntas, que me gustaría que debatiérais:

– ¿Qué pasaría si hoy un jugador de la Liga española declarara su homosexualidad?

– ¿Os gustaría que se supiera que un jugador de vuestro equipo favorito es gay?

– ¿Cómo reaccionarían las aficiones, tanto la contraria como la del propio equipo del jugador homosexual?

– ¿Encontraría ese futbolista problemas entre sus propios compañeros?

Bueno, aquí os lanzo estas preguntas. Espero que os haya gustado el post.

Qué fue de… Peter Shilton

Los porteros de fútbol siempre dan mucho juego. Son como los fotógrafos de prensa. No hay ninguno que no sea un personaje (para lo bueno, normalmente). Es gente muy carismática y algunos de ellos se convierten en grandes leyendas, entre otras cosas porque además, suelen ser bastante longevos como jugadores en activo. Hoy os traigo a uno de los legendarios de verdad, procedente del país que inventó el bendito deporte del fútbol y que tuvo el dudoso honor de encajar los que, probablemente, sean los dos goles más famosos de la historia. Viajamos a mi querida Inglaterra para hablar de Peter Shilton.

¿Quién era?: Un guardameta inglés de finales de los 60, los 70, los 80 y parte de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el eterno portero de la selección inglesa, durante casi 20 años y por ser el jugador inglés que más veces ha vestido la camiseta de los tres leones.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1997 en las filas del Leyton Orient londinense ¡a los 48 años de edad! Ahora se dedica a dar charlas y conferencias para grupos y empresas.

¿Sabías qué…?: Como decía, es el jugador que más veces ha vestido la camiseta de Inglaterra; un total de 125 veces. Pero ojo, que David Beckham le acecha con 110 internacionalidades y sigue en activo.

– Antes os dije que Shilton había recibido dos los goles más famosos de la historia. Los dos en el mismo partido y del mismo jugador, Diego Armando Maradona. Fueron en cuartos de final del Mundial de México 86. Uno fue la archifamosa Mano de Dios y el otro el llamado Gol del Siglo.

– Durante gran parte de su vida tuvo numerosos problemas con el juego y las apuestas.

– Es miembro de la Órden del Imperio Británico (aunque no recibe el tratamiento de Sir).

– Compartió vestuario en la selección con algunos de los héroes del 66 como Gordon Banks o Martin Peters.

– Era el portero del legendario Nottingham Forest que ganó dos copas de Europa consecutivas en 1979 y 1980.

– Con Sir Bobby Robson como seleccionador logró la capitanía con Inglaterra.

– Tras el Inglaterra-Argentina de México 86, llegó a publicarse un videojuego basado en el gol de Maradona con la mano a Shilton, titulado Peter Shilton’s Handball Maradona!

– Su último partido con Inglaterra fue el encuentro por el tercer y cuarto puesto del Mundial Italia 90, disputado entre los anfitriones y los pross en el estadio San Nicola de Bari. Ganó Italia.

– Cuando se retiró, durante su carrera había disputado 1.005 partidos oficiales.

Biografía, palmarés, estadísticas: Peter Leslie Shilton nació en Leicester, Reino Unido, el 18 de septiembre de 1949. Su primer equipo fue el Liecester City, donde más años estuvo. También jugó en el Stoke City, en el Nottingham Forest, en el Southampton, en el Derby County, en el Plymouth Argyle, en el Bolton Wanderers, en el Coventry City, en el West Ham y en el Leyton Orient. En su palmarés tiene una Copa de la Liga, dos Copas de Europa y una Supercopa europea. Como os he dicho antes, jugó con Inglaterra 125 partidos.

Aquí os dejo un vídeo tributo a Shilton:

¿Sabes algo más de Shilton? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Joe Montana

Hoy me voy a estrenar con un deporte que nunca había tocado y que, no os voy a engañar, no es uno de mis favoritos (yo soy más de rugby). Pero hay algunos de los jugadores de fútbol americano que merecen un sitio porque al otro lado del Atlántico. El protagonista de hoy es uno de los más grandes deportistas americanos de todos los tiempos, algo así como el Pelé o el Jordan del football. Por eso he creído que es interesante hablaros de este gran personaje, que, aunque es protagonista de un deporte poco afín a nosotros, estoy seguro de que, como poco, su nombre os suena. Es el legendario Joe Montana.

¿Quién era?: Un jugador de fútbol americano de los 80 y principios de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser, para muchos, el mejor jugador de la historia del fútbol americano, el legendario quarterback de los San Francisco 49ers, que ganó cuatro Super Bowls.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1994 en las filas de los Kansas City Chiefs. En la actualidad vive en Lafayette, California, donde posee caballos y tiene su propia bodega de vinos, que comercializa con el nombre Montagia.

¿Sabías qué…?: Su apellido real es Montani (de origen italiano; sus abuelos eran sicilianos), pero el lo americanizó y lo convirtió en Montana.

– Su deporte favorito, de niño, era el baloncesto.

– El estadio de fútbol del instituto en el que estudió lleva su nombre.

– Su dorsal en los 49ers era el 16. Cuando fichó por los Kansas City Chiefs en los últimos años de su carrera, el equipo le ofreció el 16, pese a que estaba retirado en honor de otro legendario quarterback, Len Dawson. Montana rechazó la oferta y decidió llevar el 19, que era el dorsal que llevó originalmente en su primera temporada en San Francisco.

– El acto en el que anunció su retirada del fútbol, en San Francisco, fue retransmitido por televisión. En el acto tuvo unas palabras el legendario John Madden (sí, el de los videojuegos).

– Se casó tres veces. La primera de ellas, con 18 años de edad.

– Dos de sus hijos juegan también al fútbol.

– El informe de reclutamiento que se elaboró antes del draft del 79, en el fue elegido por los 49ers, decía que “puede ser titular algún día”.

– Es el único jugador que ha conseguido ser tres veces el MVP de la Super Bowl.

– Montana es recordado, sobre todo, por una jugada que protagonizó en 1982 junto a su compañero Dwight Clark. La perfección de su pase y la recepción de Clark, que consiguió un touchdown, le valieron a esta jugada para que desde ese momento todo el mundo la llamara The Catch.

Biografía, palmarés, estadísticas: Joseph Clifford Montana nació el 11 de junio de 1956 en New Eagle, Pennsylvania. Comenzó como jugador en la Universidad de Notre Dame. Desde 1979 y hasta 1992 fue jugador de los San Francisco 49ers. Hasta 1994 fue jugador de los Kansas City Chiefs. En su palmarés destacan cuatro Super Bowls y haber sido elegido tres veces MVP de la misma.

Aquí os dejo un vídeo de grandes jugadas de Montana:

¿Sabes algo más de Joe Montana? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Engonga

Volvemos a los clásicos de la Liga española. Lo hacemos de la mano de un futbolista que ya habíais solicitado algunos. Es un jugador singular que además pasó por un buen puñado de equipos de los llamados históricos y encima fue internacional con nuestra selección. Estoy seguro de que recordaréis con meridiana claridad el look de este futbolista y la época en la que destacó. Seguimos así con la serie de posts dedicados a jugadores de nuestra Liga. En definitiva, os voy a gablar de un clásico de nuestro campeonato como Vicente Engonga.

¿Quién era?: Un futbolista hispano-guineano de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un destacado jugador de equipos tan importantes como el Celta, el Valencia, el Mallorca o el Valladolid y por ser internacional. Y también, por supuesto, por su curradísimo peinado, que fue acortando conforme avanzó su carrera.

¿Qué fue de él?: Se retiró en Inglaterra, en las filas del Coventry City, en 2003. En la actualidad y tras pasar por los banquillos del filial y del juvenil del Real Mallorca, es el seleccionador nacional de Guinea Ecuatorial, su país de origen. Ha sustituido en el cargo a su hermano Óscar.

¿Sabías qué…?: Su padre era futbolista. Aunque Vicente nació en Barcelona, se crió en Cantabria, donde su padre jugaba (en el Rayo Cantabria y en la Gimnástica de Torrelavega). De hecho, su primer equipo fue la Gimnástica.

– Su hermanos menores, Óscar y Julio, también fueron futbolistas.

– Debutó con la selección española el 23 de septiembre del 98, en un amistoso España-Rusia en el que ganamos 1-0 y que se disputó en los Cármenes de Granada.

– No debutó en Primera hasta los 26 años.

– Llegó a jugar la Eurocopa del año 2000, disputada en Bélgica y Holanda. Un partido contra Eslovenia, de esta competición, fue su útlimo partido como internacional.

– Su único gol con la Roja fue en un partido disputado en el Olímpico de la Cartuja, en mayo del 99, ante Croacia. Ganamos 3-1. El de Engonga fue el 1-1 (el primer gol lo metió Suker). Ese día, además, debutó como internacional Guti.

– A pesar de ser catalán y de origen guineano, llegó a jugar con la selección autonómica de Cantabria.

– Sus dos últimos equipos eran de Segunda, el Oviedo en España y el Coventry en Inglaterra.

– Debutó en Primera de la mano del entrenador colombiano Pacho Maturana, que entrenaba entonces al Valladolid.

– Fue el primer jugador del Mallorca en meter un gol en Liga de Campeones. Fue un penalty que le hizo al Arsenal.

– Llegó al Mallorca junto a otros cinco descartados del Valencia.

Biografía, palmarés, estadísticas: Vicente Engonga Maté nació en Barcelona el 20 de octubre de 1965. Debutó como profesional en la Gimnástica de Torrelavega en 1984. En 1986 se fue a Baleares para jugar en el Sporting Mahonés. Dio el salto a Primera en 1991, con el Valladolid. Un año después se fue al Celta, donde estuvo hasta 1994, cuando se fue al Valencia. En 1997 regresó a Baleares para fichar por el Mallorca. En 2002 se fue al Oviedo, donde pasó una fugaz temporada, y luego al Coventry City inglés, donde se retiró en 2003. En su palmarés destaca la Supercopa de España de 1998.

¿Sabes algo más de Engonga? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Tony Meola

El otro día, cuando escribí sobre el estadounidense Tab Ramos, muchos pasásteis por otro viejo post, el de Alexi Lalas, y en general, recordásteis al protagonista de hoy. Comprobé que muchos de vosotros teníais en mente a otro futbolista estadounidense, una de las caras visibles de aquellos americanos que llegaron a Italia 90 como una de las selecciones más flojas pero que consiguieron grabarse en la memoria de los aficionados. Es, además, uno de esos pioneros que llegaron a hacer (más o menos) grande la liga de fútbol de los Estados Unidos. Es Tony Meola.

¿Quién era?: Un portero estadounidense que debutó a finales de los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el guardameta titular de la selección americana en los Mundiales del 90 y del 94 y por su aspecto, fortachón y con coleta, que lo hicieron reconocible por todo el mundo.

¿Qué fue de él?: Pues en realidad, Tony Meola no se ha retirado, pero lo que ocurre es que ahora está en paro. Hace dos años estuvo en el MetroStars (ahora Red Bull) de Nueva York y el año pasado probó fortuna en un equipo de fútbol sala de Nueva Jersey, pero parece que la edad (39 años) no perdona y no encuentra equipo. Mientras, entrena a un equipo de chavales, entre los que está su hijo.

¿Sabías qué…?: Su padre, italiano, jugó en el Avellino, club de la serie B italiana, antes de llegar a Estados Unidos.

– En el instituto jugó al fútbol, al baloncesto y al béisbol. Los legendarios Yankees llegaron incluso a ficharlo para su campamento de jóvenes.

– Pasó tres semanas en febrero del 96 entrenando con el Parma italiano.

– Forma parte del mejor once titular de la Major Soccer League, elegido con motivo de su décimo aniversario (1995-2005).

– Probó suerte con el fútbol americano en 1994, en los New York Jets.

– También tuvo una breve aparición en una obra de teatro de Broadway.

– Debutó con 18 años con la selección de los Estados Unidos.

– Jugó en dos equipos ingleses en 1990.

– Se le considera el antecesor de grandes porteros americanos como Kasey Keller, Brad Friedel o más recientemente, Tim Howard.

Biografía, palmarés, estadísticas: Antonio Michael Meola nació el 21 de febrero de 1969 en Belleville, Nueva Jersey, Estados Unidos. Formado en el equipo de fútbol de la Universidad de Virginia, su primer experiencia como futbolista profesional la vivió en Inglaterra, en el Brighton & Hove Albion y en el Watford, equipos en los que jugó algunos partidos. De vuelta a Estados Unidos, jugó en el Fort Lauderdale Strikers, un histórico equipo americano (en el que jugó el inimitable George Best). En 1996, al poco de iniciarse la MSL, llegó a los MetroStars de Nueva York. En 1999 jugó en Kansas City Wizards, hasta 2005, cuando retornó a la ciudad de los rascacielos. En 2006 dejó el equipo y en 2007 probó suerte en el fútbol sala. Con la selección estadounidense jugó 100 partidos.

Aquí os dejo un vídeo homenaje a la selección estadounidense (que no sé por qué, pero me causa simpatía), en el que se ven un par de paraditas de Meola:

¿Sabes algo más de Tony Meola? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Gary McAllister

Quizá el de hoy no sea un futbolista conocido por todos vosotros, pero no es en absoluto un medianía. Es un hombre de reconocido prestigio en las islas británicas, cuyo fútbol ya sabéis que me apasiona. Como habréis podido deducir los que seáis muy observadores (por el original diseño de la camiseta que lleva nuestro protagonista de hoy en la foto), se trata de un futbolista escocés que durante algunos años fue capitán de su selección y destacado jugador de los equipos en los que jugó. Es Gary McAllister.

¿Quién era?: Un centrocampista escocés de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser jugador de la selección escocesa en Italia 90 y en las Eurocopas del 92 y del 96, además de ser el jugador más destacado del Liverpool que en 2001 le ganó una histórica final de la UEFA al Alavés, en la que el resultado final fue de 5-4.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2003 en las filas del Coventry City. Poco antes se había hecho cargo del banquillo del club. Tras un tiempo apartado del fútbol, este año se ha hecho con el cargo de entrenador de otro de sus ex equipos, un histórico venido a menos como el Leeds United.

¿Sabías qué..?: Entre 2003 y 2008 estuvo sin entrenar. La razón es que estuvo volcado en los cuidados de su esposa, Denise, que sufría un cáncer de pecho. Ella falleció en 2006.

– En el año 2000, la afición del Liverpool se echó las manos a la cabeza cuando el entonces entrenador de los reds, Gerard Houllier, fichó a McAllister, que tenía 35 años. El tiempo le dio la razón al francés, pues McAllister completó una impresionante temporada para el equipo de Anfield: Ganaron la UEFA, la FA Cup y la Copa de la Liga.

– Precisamente en UEFA firmó alguna de sus mejores actuaciones. En semifinales, un gol suyo de penalty eliminó al Barcelona. Y en la final famosa contra el Alavés, en el Westfalen Stadion de Dortmund, jugó un papel protagonista. Metió un gol y participó en otros dos, sobre todo en el último, el gol de oro en propia puerta que se metió Delfín Geli y que supuso el 5-4 final. La jugada la inició McAllister con un lanzamiento de falta.

– Sus actuaciones con el Liverpool le valieron estar entre los 100 jugadores que más impresionaron a la grada de Anfield en su historia. El Liverpool es un club con una gran tradición de jugadores y entenadores escoceses: Dalglish, Souness, Bill Shankly…

– Uno de sus peores momentos lo vivió en la Eurocopa del 96, en un partido de la primera fase, en Wembley, que enfrentaba a su Escocia contra The Auld Enemy (como llaman en Escocia a Inglaterra). Los pross ganaban 1-0 tras un gol de Shearer y el árbitro pitó un penalty a favor de los escoceses… pero McAllister falló, o mejor dicho, lo paró Seaman. Gascoigne sentenciaría poco después con un recordado golazo.

– Es Miembro de la Orden del Imperio Británico.

– Su apodo futbolístico era The Enforcer, por su capacidad para motivar a sus compañeros, sobre todo los más jóvenes.

– Un gol suyo en el minuto 94 de un derby entre Liverpool y Everton desde más de 50 metros le metió definitivamente en el particular santoral de los reds.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gary McAllister nació el día de Navidad de 1964 en Motherwell, Escocia. Debutó en 1981 en el equipo de su ciudad, en el que permaneció hasta 1985, cuando fichó por el Leicester City inglés. Cinco años después se fue al Leeds United, donde permaneció hasta 1996, año en el que se fue al Coventry City. Entre 2000 y 2002 corrió su brillante aventura en Liverpool, tras lo que regresó a Coventry, donde se retiró en 2003. En su palmarés destaca una Liga con el Leeds (la última antes de que el campeonato pasara a llamarse Premier League), dos Charity Shields (una con el Leeds y otra con el Liverpool), una FA Cup y una Copa de la Liga (ambas con los reds). Con la selección escocesa jugó 57 partidos y metió 5 goles.

Aquí os dejo un resumen de goles de McAllister con el Liverpool:

¿Sabes algo más de McAllister? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… McManaman

El otro día os decía que saco pocos futbolistas ingleses para lo que me gusta su fútbol. Esta semana me voy a desquitar. Como sabéis, mi afición por el Atleti provoca que en el Bernabéu haya pocos santos de mi devoción. Pues hoy os voy a hablar de uno que me caía bastante bien (de la plantilla actual me caen bien Iker Casillas y Metzelder -no me preguntéis por qué-). El de hoy es un jugador británico que sí pudo decir que triunfó fuera de las islas, algo difícil de ver. Todo un señor dentro y fuera del campo, que supo adaptarse a la Liga Española y que pasó por nuestro país sin escándalos, alharacas ni absurdos paripés que otros compañeros merengues han protagonizado en los últimos tiempos. Por todo ello, y aunque se ha retirado hace poquito, hoy os hablaré de Steve McManaman.

¿Quién era?: Un centrocampista inglés de los 90 y principios de este siglo.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser una joven joya del Liverpool, por llegar al Madrid en uno de los mejores momentos del club blanco, por ganar dos Copas de Europa (y marcar en una de ellas) y ganarse el cariño de la afición merengue.

¿Qué fue de él?: McManaman se retiró en 2005 en las filas del Manchester City (que aún no tenían jeque que los dominara). Justo después estuvo colaborando con la producción de la película Gol 2 (esa en la que un mexicano que triunfa en la Premier luego ficha por el Madrid), aportando su experiencia para recrear lo más fielmente posible el ambiente del Bernabéu. Después hizo de comentarista para un par de cadenas y ahora es presentador de un programa de fútbol en Setanta Sports, la plataforma que ofrece (pagando) los partidos de la Premier League y algunos más. Además, es director ejecutivo de un holding con sede en Hong Kong, propiedad de un multimillonario de esa región china, que está como loco por comprarse un equipo inglés y que parece ser que va a ser el Birmingham City.

¿Sabías qué…?: Es de ascendencia irlandesa y de religión católica.

– Siempre fue hincha del otro equipo de la ciudad de Mersey, el Everton, aunque comenzó su carrera en el Liverpool.

– Es muy amigo de otro legendario ex-red, Robbie Fowler. Ambos tienen una empresa de inversiones en caballos de carreras.

– Se casó en la catedral de Palma de Mallorca. Tiene una hija a la que le está inculcando la afición… por el Everton.

– Debutó en Liga con el Madrid, precisamente, en Mallorca. Ese día dio el pase del gol de la victoria a Fernando Morientes.

– Conocido por todos como Macca.

– Como os he dicho antes, su mejor momento como futbolista lo vivió en la final de la Champions de 2000, Real Madrid-Valencia. Marcó el 2-0. El resultado final fue de 3-0, como supongo que casi todos recordaréis.

– Antes de fichar por el Madrid estuvo cerca de firmar por el Barça.

– Su primer gol en Liga con el Madrid se lo hizo al Numancia.

– Fue el primer británico que ganó una Copa de Europa con un club no británico.

– Además, es el jugador británico expatriado con mejor palmarés de la historia.

– Tras su primera temporada en el Madrid, el club blanco estuvo a punto de venderlo al Middlesbrough, pero el jugador rechazó volver a Inglaterra en ese momento. El tiempo le daría la razón.

– Sus mejores amigos en el Madrid fueron Figo y Ronaldo.

– En la semifinal de la Champions de 2002, ante el Barcelona, Macca marcó en el Nou Camp el gol definitivo que le dio el pase al Madrid.

– Escribió su autobiografía. En ella critica (suavemente) la política de Florentino Pérez (la de los galácticos), diciendo que el club se había ‘disneyficado’.

– En sus primeros años en el Liverpool, protagonizó un famoso incidente con el portero Bruce Grobbelaar (que ya os conté). El zimbabuo la emprendió a golpes con el joven Macca (21 años, en ese momento) tras encajar un gol en un derby ante el Everton.

– En sus cuatro años en Madrid, se estimó que ganó 15 millones de euros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Steven Theodore McManaman nació el 11 de febrero de 1972 en Bootle, una localidad a 6 kilómetros de Liverpool. Debutó en el primer equipo del Liverpool en 1989 y allí permaneció hasta 1999, cuando fichó por el Madrid. Tras cuatro años en el Bernabéu, pasó los dos últimos años de su carrera en el Manchester City. Con la selección inglesa disputó 37 partidos y metió 3 goles. Su palmarés es excelente: Una copa inglesa, una copa de la liga y una Community Shield con el Liverpool. Con el Madrid, pues nada menos que dos Champions, dos Ligas, dos Supercopas europeas, una Intercontinental y dos Supercopas españolas. Casi nada.

Aquí os dejo un estupendo vídeo de goles de Macca. Tranquilos, que el gol de la ‘octava’ está al final:

¿Sabes algo más de McManaman? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

PD: No os quejaréis del post ¿ehhh?