Deportes

Entradas etiquetadas como ‘wimbledon’

Quién fue… Laurie Cunningham: el madridista que salió ovacionado del Camp Nou

Cromo de Cunningham con el Real Madrid (PANINI).

Vamos a cerrar la semana con una historia de triste final. Es la historia del primer jugador inglés de la historia del Real Madrid, de un pionero cuyo nombre será difícil de olvidar, y que este viernes hubiera cumplido años: Laurie Cunningham.

Laurence Paul Cunningham nació el 8 de marzo de 1956 en Archway, Londres. Cuando era un niño, hizo una prueba con el Arsenal, pero fue rechazo. No ocurrió lo mismo con el Leyton Orient, equipo con el que debutó como profesional en 1974.

En 1977 lo fichó el West Bromwich Albion, donde Cunningham, delantero, se hizo un nombre. Tan bien le fue, que en 1977 se convirtió en el primer jugador de raza negra en disputar un partido con la sub 21 inglesa. Al año siguiente, debutó con la absoluta.

Al Real Madrid no le pasó desapercibido el talento de Cunningham y en 1979 pagó 195 millones de las antiguas pesetas por sus servicios al WBA. El día de su debut en Liga marcó dos goles, ante el Valencia. Poco después, en su primer ‘clásico’ ante el Barcelona en el Bernabéu volvió a marcar.

El 10 de febrero de 1980, Cunningham jugó uno de sus partidos más recordados como madridista. Fue en el Camp Nou. Los blancos se impusieron 0-2 y ese día, Cunningham salió ovacionado por el público azulgrana ante la exhibición de juego que ofreció. Ese año, el Madrid hizo un doblete de Liga y Copa y Cunningham marcó 8 tantos.

Estatua de Cunningham junto al estadio del Leyton Orient (WIKIPEDIA).

Al año siguiente, Cunningham empezó bien, pero una lesión en un dedo del pie que lo tuvo bastantes meses alejado de los terrenos de juego. En la temporada 81/82 las lesiones se cebaron también con él y apenas jugó tres partidos de Liga. Pero lo peor estaba por llegar. En julio de 1982, sus dos hijas, de 7 y 9 años, murieron asesinadas cuando estaban con su cuñada en Londres. Esto le sumió en una profunda depresión.

Esa temporada 82/83 la pasó de suplente, hasta que Ron Atkinson, que lo tuvo en el WBA, solicitó su cesión para el Manchester United. El Madrid lo cedió en abril de 1983 y la ‘Perla Negra’, sobrenombre que le pusieron en Madrid, acabó el año en Old Trafford.

La temporada siguiente, Cunningham fue cedido al Sporting de Gijón, donde jugó 30 partidos y marcó tres goles. En 1984, el Olympique de Marsella lo contrató. Tras un buen año en Francia, regresó a su país para jugar en el Leicester City, pero de nuevo las lesiones no le permitieron dar lo mejor de sí mismo. En la temporada 86/87 vivió una primera experiencia en el Rayo Vallecano, en Segunda. Después emigró a Bélgica, al Charleroi, pero tampoco tuvo suerte con las lesiones. En 1988 se fue al Wimbledon para jugar la última parte de la temporada y acabó con un sonado éxito: ganó la FA Cup. Era el Wimbledon de la ‘Crazy Gang’.

En el verano de 1988 retornó al Rayo Vallecano, que estaba en Segunda. Jugó 19 partidos y marcó un gol, y el equipo vallecano subió a Primera. Por desgracia, Laurie Cunningham no pudo volver a jugar en la máxima categoría. A las 6.45 horas del 15 de julio de 1989, el jugador inglés, junto a un amigo, iba al volante de un Seat Ibiza de matrícula M-6296-FM. El coche se salió de la calzada en la carretera de La Coruña, la N-VI, a la altura del kilómetro 6,5 (Puerta de Hierro), chocó contra una farola y una alambrada y volcó. Cunningham salió disparado del coche y apareció a unos 10 metros, con una fractura en la cabeza y pérdida de masa encefálica. El copiloto resultó herido leve. Cunningham fue enviado al Clínico, donde no se pudo salvar su vida. Dejó una mujer y un hijo de un año.

Os dejo con un vídeo dedicado a Cunningham:

Hasta el jueves.

Quién fue… Spencer Gore: el primer ganador de Wimbledon

Grabado de Spencer Gore (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar esta semana con un post sobre la prehistoria del tenis. Nos vamos al siglo XIX para hablar de un pionero de este deporte, un hombre que tiene el honor de ser el primer campeón de uno de los más famosos torneos del planeta. Es Spencer Gore.

Spencer William Gore nació el 10 de marzo de 1850 en (curiosamente) el barrio de Wimbledon, a apenas una milla de distancia de donde años después entraría en la historia. Era de familia noble. Su abuelo paterno era el conde de Arran y por parte de madre descendía del conde de Bessborough.

Gore estudió en Harrow, donde practicó fútbol y cricket, con más éxito en este último deporte, llegando a ser capitán del equipo escolar. Tras esta etapa jugó al cricket en el equipo de Surrey.

En 1877, el All England Croquet Club fue rebautizado como All England Lawn Tennis and Croquet Club, ya que dos años antes se había introducido la práctica del tenis. Ese año se celebró la primera edición del campeonato de tenis que hoy conocemos como Wimbledon. 22 hombres pagaron una guinea para inscribirse en el torneo, que se iba a celebrar a lo largo de cinco días. La final se programó para un lunes, para no coincidir con el partido anual de cricket entre los colegios de Eton y Harrow. La lluvia lo retrasó cuatro días más y así, el 19 de julio de 1877 se disputó la primera final de la historia de Wimbledon. Se enfrentaban Spencer Gore y William Marshall.

El estilo de Gore era más agresivo y en 48 minutos derrotó a Marshall por 6-1, 6-2 y 6-4. Se llevó un premio de 12 guineas y una copa de plata donada por la revista deportiva The Field.

En aquella época, el ganador tenía derecho a defender su título en la final, a la que accedía directamente, para enfrentarse al ganador de las eliminatorias. En 1878 llegó a la final Frank Hadow, que evitó que Gore repitiera título al vencerle por 7-5, 6-1 y 9-7.

Más allá de su vida deportiva, Gore trabajó en una inmobiliaria londinense de la que acabó siendo socio y que se llamó Smiths Gore. Aún existe. Además, se casó y tuvo cuatro hijos. El pequeño, llamado también Spencer, sería después un reconocido artista posimpresionista.

Spencer Gore murió el 19 de abril de 1906 en el hotel Granville de Ramsgate, Kent. Tenía 56 años.

Espero que os haya gustado esta historia. Nos vemos el próximo jueves. Os deseo que paséis una felicísima Navidad.

Quién fue… Jaroslav Drobný: el checo que es el único africano que ganó Wimbledon

Drobný, a la izquierda, con Hubert Wilton en 1958 (WIKIPEDIA).

No, no me he vuelto loco ni el titular lleva una errata. Si os ha sorprendido qué es lo que digo del protagonista de hoy en el título, os invito a que sigáis leyendo y conozcáis la historia de Jaroslav Drobný.

El 12 de octubre de 1921 nacía en Praga, Checoslovaquia, Jaroslav Drobný.Vinculado al tenis desde muy niño, empezó a usar la raqueta con cinco años. También fue recogepelotas en su infancia.

Ya como profesional, debutó en Wimbledon en 1938. La II Guerra Mundial provocó un parón en su carrera, que retomó al final del conflicto. Hay que decir que Drobný no solo era tenista: también era jugador de hockey sobre hielo, y compaginaba ambos deportes. De hecho, debutó con la selección checoslovaca de hockey en 1938.

En 1947, compitiendo con Checoslovaquia, ganó el mundial de hockey hielo. Un año después, en los Juegos de Invierno de Saint Moritz, fue plata. Era un excelente jugador, hasta el punto de que pudo convertirse en el primer europeo en jugar en la NHL. Los Boston Bruins le ofrecieron un puesto en su equipo tras los Juegos, pero Drobný lo rechazó, ya que quería seguir simultaneando el hockey y el tenis.

En 1948, las cosas empezaron a ponerse feas en su país y Drobný mostró su descontento con el régimen comunista checoslovaco, que lo utilizaba como medio de propaganda. Así, él y su compañero Vladimir Cernik decidieron desertar en Gstaad, Suiza, en 1949. Drobný llevaba encima “dos camisas, un cepillo de dientes y 50 dólares”. Intentaron obtener la ciudadanía suiza pero fue Egipto quien se la ofreció. Y aceptaron.

Como ciudadano egipcio, Jaroslav Drobný ganó dos Roland Garros seguidos (1951 y 1952) y Wimbledon, en 1954. Es el único jugador de tenis con ciudadanía africana que ha ganado en la hierba del All England Tennis Club (hay un matiz: Roger Federer tiene doble nacionalidad suiza y sudafricana -por su madre-, pero siempre compite por Suiza) y el único egipcio que ha ganado un Grand Slam.

En 1954 se trasladó a Gran Bretaña, donde adquirió la nacionalidad. Compitió en Wimbledon en 1960, con 38 años, siendo el único jugador de la historia de Wimbledon que ha disputado el torneo representando a cuatro países diferentes: Checoslovaquia, Protectorado de Bohemia y Moravia (bajo el dominio nazi), Egipto y Gran Bretaña.

Drobný fue en su época uno de los jugadores más famosos. Ganó 130 torneos, fue número 1 del mundo y estuvo en el top ten durante nueve años ininterrumpidos. Además de ser uno de los primeros grandes jugadores zurdos, otra de sus marcas personales es que jugaba siempre con gafas de sol (debido a una lesión ocular que sufrió en su juventud, jugando al hockey). Es, por cierto, el único jugador varón que ha ganado Wimbledon con gafas (Billie Jean King y Martina Navratilova lo lograron en el cuadro femenino).

Establecido en Reino Unido, falleció el 13 de septiembre de 2001 en Tooting, Londres, cuando contaba con 79 años de edad.

Os dejo con un reportaje sobre Drobný (en inglés)

Hasta mañana.

Qué fue de… Dennis Wise: un ‘bad boy’ de cuando el Chelsea no era tanto

Wise controla una pelota en un Chelsea-Marsella de la Champions de la temporada 99/2000 (Archivo 20minutos)

El Chelsea es, de unos años a esta parte, uno de los equipos poderosos de Europa, sobre todo gracias a la ingente cantidad de dinero que ha inyectado en el club el magnate ruso Roman Abramovich. Pero antes, era un equipo que peleaba por meterse en Europa, lejos del glamour actual. Hoy vamos a hablar de uno de sus más carismáticos jugadores de aquella época. Es Dennis Wise.

¿Quién era?: Un centrocampista inglés de mediados de los 80 a mediados de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más destacados jugadores del Chelsea del cambio de siglo y por capitanear a los blues durante siete años.

¿Qué fue de él?: Colgó las botas en 2006 en el Coventry City. Tras ejercer algunas temporadas como entrenador, en la actualidad colabora con Sky y también ofrece sus servicios como conferenciante o invitado de eventos (una cosa que se lleva mucho en los países anglosajones). Si lo queréis contratar, podéis hacer clic aquí. También lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Era uno de los destacados jugadores del mítico Wimbledon que ganó una FA Cup en 1988 y que fue bautizado en Inglaterra como la ‘Crazy Gang’.

– Estamos hablando de uno de los jugadores más polémicos del fútbol inglés. De él dijo sir Alex Ferguson que era “capaz de provocar una pelea en una casa vacía”.

– En 1998, fue sancionado por morder en un brazo a Marcelino Elena en una semifinal de la Recopa entre Chelsea y Mallorca.

Wise se las ve con Cosmin Contra en el Inglaterra-Rumanía de la Eurocopa de 2000, en Charleroi, Bélgica (Archivo 20minutos).

– En 1995 fue condenado a tres meses de cárcel por agredir a un taxista en Londres, aunque se le conmutó la pena.

– Cuando jugaba en el Leicester, fue despedido por romperle la nariz y el pómulo a un compañero en una pelea

– Hasta la irrupción de John Terry, era el capitán más laureado de la historia del Chelsea.

– Fue elegido dos veces jugador del Chelsea del año.

– Con la selección sólo marcó un gol, pero valió para que Inglaterra ganara por 0-1 un partido en Esmirna, ante Turquía, valedero para la clasificación de la Eurocopa de 1992.

– Estuvo con Inglaterra en la Eurocopa de 2000. Fue titular en dos partidos (ante Alemania y Rumanía) y jugó media hora de otro (ante Portugal).

– Mide 1,68 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Dennis Frank Wise nació en Kensington, Londres, Inglaterra, el 16 de diciembre de 1966. Debutó como profesional en 1985 en el Wimbledon. En 1990 desembarcó en el Chelsea, donde estuvo 11 años. Luego jugó una temporada en el Leicester, tres en el Millwall, una en el Southampton y unos meses en el Coventry, donde se retiró. En su palmarés tiene una FA Cup con el Wimbledon y dos FA Cups, una Charity Shield, una Copa de la Liga, una Recopa y una Supercopa de Europa con el Chelsea. Con Inglaterra jugó 21 partidos y marcó un gol.

Os dejo un vídeo homenaje a Wise:

Quién fue… Max Woosnam, el superdeportista: fue un crack en cuatro deportes

Woosnam, en 1920 (WIKIPEDIA).

De vez en cuando está bien acercarse a finales del siglo XIX y principios del XX para encontrar casos como el de hoy: deportistas a los que una sola disciplina se les quedaba corta y competían en varias. Lo que es más difícil es encontrar a deportistas que sobresalieran en todos aquellos deportes en los que competían. Es el caso del protagonista de hoy: Max Woosnam.

Maxwell Woosnam nació el 6 de septiembre de 1892 en Liverpool, Inglaterra. Su padre, que llevaba el mismo nombre, era un miembro destacado de la Iglesia Anglicana: fue canónigo de Chester y archidiácono de Macclesfield. Sin apreturas económicas, estudió en el prestigioso Winchester College, donde capitaneó los equipos de golf y cricket y formó parte de los de fútbol y squash, dando ya pistas acerca de sus capacidades.

En 1911 llegó a la Universidad de Cambridge y allí, Woosnam se enroló en los equipos de fútbol, cricket, tenis (tanto en su modalidad en hierba como en pista -antes se consideraban dos deportes distintos-) y golf. Representó a la universidad en todos ellos.

En 1913, antes de que acabara sus estudios, Woosnam fue invitado por el equipo más famoso de su época, el Corinthian FC, para hacer una gira por Brasil. Woosnam marcó un gol en aquella experiencia, y fue invitado en 1914 para repetir. Cuando el equipo estaba a punto de llegar a Brasil, el barco en el que viajaban recibió la noticia del estallido de la Primera Guerra Mundial. El club decidió regresar, tras una escala en Río de Janeiro para reponer fuerzas. El regreso se hizo, además, evitando barcos y submarinos alemanes que vigilaban el Atlántico.

En la guerra, Woosnam estuvo en el frente occidental y en la batalla de Galípoli, en Turquía. Mientras duró el conflicto, Woosnam no dejó de disputar partidos amistosos entre soldados.

Al acabar la guerra, Woosnam combinó la práctica del tenis y del fútbol. Jugó con el Chelsea FC, y cuando acabó la temporada, se clasificó para jugar el torneo de Wimbledon de tenis. Se abrió entonces la posibilidad de que Woosnam se hiciera deportista profesional, pero la rechazó por considerarlo vulgar.

Woosnam (a la izquierda), con su compañero Turnbull en 1920 (Dominio público).

En 1919, firmó un contrato amateur con el Manchester City. Llegó a ser capitán del equipo. Mientras, su carrera como tenista no paró. En 1920 logró el oro en los Juegos Olímpicos de Amberes, en dobles masculino, y la plata en dobles mixtos. En 1921 ganó Wimbledon en dobles masculino y 1923 llegó a cuartos de final en individuales. Todos estos logros, insisto, de manera simultánea a los de fútbol. No en vano, en 1922 debutó con la selección inglesa de fútbol, y como capitán. De hecho, fue seleccionado para jugar con la selección británica de fútbol en los Juegos de Amberes, pero renunció por haberse comprometido antes con el tenis.

Jugó en el Manchester City hasta 1925, y después en el Northwich Victoria hasta 1926. En febrero de ese año, una lesión le obligó a dejar el deporte. Eso sí, después siguió vinculado a él, ya que fue capitán del equipo de Copa Davis de Gran Bretaña.

Un par de anécdotas sobre Woosnam antes de acabar: todos sus logros deportivos hay que valorarnos aún más si se tiene en cuenta que era un fumador empedernido (de hecho, su muerte se debió a problemas respiratorios). Otra que da imagen de su destreza en el deporte es que llegó a disputar un partido de ping pong ante el famosísimo Charles Chaplin y le derrotó. Sería normal si no fuera porque Chaplin usó una raqueta y Woosnam… un chuchillo de untar mantequilla. Y por si fuera poco, era un extraordinario jugador de snooker.

Max Woosnam trabajó para la Imperial Chemical Industries, empresa de la que llegó a pertenecer al consejo de administración. Falleció el 14 de julio de 1965, a los 72 años, en Londres, víctima de un fallo respiratorio. Sobre su figura hay un libro titulado All Round Genius. The Unknown Story of Britain’s Greatest Sportsman, escrito por Mick Collins.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta la semana que viene.

 

Quién fue… John Hartley: el sacerdote que ganó Wimbledon

Hartley, en 1879 (WIKIPEDIA).

Las historias del deporte de finales del siglo XIX suelen dejar verdaderas joyas. Es el caso de hoy, que vamos a hablar de un pretérito campeón de Wimbledon: John Hartley.

John Thorneycroft Hartley nació el 9 de enero de 1848 en Tong, Inglaterra. En sus inicios, el torneo de Wimbledon era para aficionados, de modo que los jugadores podían tener diversas profesiones. Se da la circunstancia de que Hartley era sacerdote de la Iglesia Anglicana.

El torneo empezó a disputarse en 1877, con un formato muy peculiar. El ganador se aseguraba un puesto en la final del año siguiente, en la que se enfrentaba a un rival que tenía que ir eliminando al resto de jugadores. John Hartley se proclamó vencedor de la edición de 1879 pero porque el del año anterior, Frank Hadow, no se presentó. No obstante, se considera como ‘final’ el partido que disputaron el reverendo Hartley y el irlandés Vere St. Leger Goold, con victoria para el clérigo por 6-2, 6-4 y 6-2. Hartley se convirtió así en el primer (y único) sacerdote que ha ganado Wimbledon.

Al año siguiente, en 1880, Hartley defendía título ante Herbert Lawford, y lo reeditó gracias a su victoria por 6–3, 6–2, 2–6 y 6–3.

Desgraciadamente para Hartley, no pudo ganar un tercer título seguido, ya que en la defensa de 1881 cayó por un estrepitoso 6-0, 6-1 y 6-1 ante William Renshaw, en la que todavía es la final más corta de la historia del torneo: 37 minutos. Al parecer, Hartley estaba enfermo de lo que se llamaba ‘cólera inglesa’, con episodios de diarrea. En 1882 no compitió y regresó en 1883, donde fue eliminado en segunda ronda.

En 1926, con motivo del 50 aniversario del torneo, recibió una medalla de plata de manos de la reina María (esposa de Jorge V), al igual que el resto de excampeones que aún estaban vivos.

Fue nombrado vicario en la localidad de Burneston, Yorkshire, y falleció el 21 de agosto de 1935 en Knaresborough, a los 86 años de edad.

Espero que os haya gustado el artículo.

Santuarios del deporte. All England Lawn Tennis Club: esplendor en la hierba

Vista aérea del club (WIKIPEDIA).

Vista aérea del club (WIKIPEDIA).

Dentro de no mucho empiezan los Gran Slams de tenis europeos y como ya en su día hablé de Roland Garros, va tocando hacerlo del All England Lawn Tennis Club, la sede de Wimbledon.

Nombre oficial: All England Lawn Tennis and Croquet Club.

Ubicación: Church Road, Wimbledon, Londres, Gran Bretaña.

Capacidad: 15.000 espectadores (pista central).

Año de inauguración: 1868 (croquet) y 1875 (tenis).

Propietario: El propio club.

Más cosas: Para muchos, el All-England Club (lo llamaremos así para abreviar) es la catedral del tenis mundial. Fundado por ses caballeros el 23 de julio de 1868 como club de croquet, siete años después se abrió al ‘lawn tennis’ o tenis sobre hierba. El primer torneo de Wimbledon se disputó en 1877 y fue entonces cuando el club adoptó su nombre actual. Curiosamente, en 1882 el croquet se eliminó del nombre, porque su práctica era ya residual, pero en 1899 se recuperó por motivos sentimentales.

El jefe de mantenimiento del All-England Club revisa la pista central tras la instalación del techo retráctil en 2009 (Archivo 20minutos).

El jefe de mantenimiento del All-England Club revisa la pista central tras la instalación del techo retráctil en 2009 (Archivo 20minutos).

En 1884 el torneo se amplió a mujeres y a dobles masculinos, y en 1913 a dobles femeninos y dobles mixtos. En 1908 acogió el torneo olímpico de tenis (repitió en 2012) y en 1922 nació la pista central, que tiene una capacidad de 15.000 espectadores y que en 2009 introdujo la novedad más destacada de su historia (y fundamental para Londres): un techo retráctil para que los habituales días de lluvia no obliguen a suspender los partidos.

En total, el club tiene 19 pistas de hierba, ocho de tierra, dos de pista rápida y cinco cubiertas, más 22 pistas de prácticas. Las pistas de hierba se usan de mayo a septiembre, mes en el que se usan nueve toneladas de semillas de césped para renovar la hierba, que en competición mide 8 milímetros.

Tras la pista central está la ‘Número 1’, que data de 1997 y acoge a 11.500 espectadores. Se usa para la Davis, ya que la central sólo se usa en el torneo de Wimbledon propiamente dicho.

Además de las pistas, el complejo acoge un Museo.

Os dejo con un paseo por el club:

Hasta mañana.

Qué fue de… Marion Bartoli: el increíble cambio de la campeona de Wimbledon, que ahora pesa 30 kilos menos

Sólo hay dos años entre la foto de la izquierda y la de la derecha (GTRES / TWITTER Marion Bartoli).

Sólo hay dos años entre la foto de la izquierda y la de la derecha (GTRES / TWITTER Marion Bartoli).

¡Hola, amigos! Espero que os hayáis recuperado de los excesos de la Nochebuena. Preparaos, que viene la Nochevieja. Sé que no es habitual verme por aquí un domingo, pero cambio de hábitos para contaros una historia que acabo de descubrir y que no puedo esperar a contaros. Es sobre una tenista que parece, literalmente, otra: Marion Bartoli.

¿Quién era?: Una tenista francesa de los 2000 y los primeros años de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su sorprendente triunfo en Wimbledon en el año 2013.

¿Qué fue de ella?: Si sorprendente fue su victoria en la hierba londinense, más lo fue aún su decisión, sólo 40 días después de tocar el cielo, de retirarse. Bartoli es ahora otra mujer. Pesa 30 kilos menos que cuando colgó la raqueta. En la actualidad, es diseñadora de joyas y también de ropa deportiva, en colaboración con la firma italiana Fila. La podéis seguir en Twitter y visitar su web.

Bartoli, tras ganar Wimbledon (GTRES).

Bartoli, tras ganar Wimbledon (GTRES).

¿Sabías qué…?: Cuando ganó Wimbledon, Bartoli pesaba 73 kilos (mide 1,70 metros). Tras retirarse llegó a alcanzar casi los 80. En la actualidad está en 50.

– Sobre su secreto, este mismo domingo la exjugadora dice que no hace régimen, en una entrevista al diario L’Équipe.

– ¿Cuál es su secreto, entonces? Ella dice que ha cambiado de hábitos. Cuando era jugadora hacía mucha musculación, levantando muchos pesos, lo que la obligaba a ingerir muchas proteínas. Ahora ha cambiado los hábitos, por ejemplo, con el yoga. Dice que no se obsesiona con su aspecto y que “si cojo tres kilos no me voy a morir, seguiría siendo feliz”.

– Marion ha tenido siempre que pelear por su aspecto. Cuando ganó Wimbledon, se vio envuelta en una polémica provocada por John Inverdale, un comentarista de la BBC Radio 5 Live, que en Wimbledon 2013 se preguntó si el padre de Bartoli le diría a su hija “nunca vas a ser muy atractiva, nunca vas a ser una Sharapova, así que tienes que ser dura y luchar”. Bartoli respondió: “No me importa. No soy rubia, es cierto. Es un hecho. ¿He soñado alguna vez con ser modelo? No, lo siento. ¿He soñado alguna vez con ganar Wimbledon? Sí, absolutamente”. Inverdale pidió después disculpas.

Marion, en la actualidad (TWITTER MARION BARTOLI).

Marion, en la actualidad (TWITTER MARION BARTOLI).

– Os decía antes que su retirada fue muy sorprendente. Pero fue por problemas físicos: “No puedo jugar más de 45 minutos porque mi cuerpo ya no responde. Me siento dolorida y agotada”, dijo entonces.

– Aunque nacióen el Alto Loira, los orígenes de su familia están en el Sur de Córcega.

– Empezó a jugar al tenis con 6 años por recomendación de su padre, médico de profesión, que fue su entrenador en sus inicios.

– Tras ganar Wimbledon, fue elegida deportista del año en Francia.

– Es hincha del Olympique de Marsella.

– Durante su carrera acumuló unas ganancias de 11 millones de dólares.

Biografía, palmarés, estadísticas: Marion Bartoli nació el 2 de octubre de 1984 en Le Puy-en-Velay, Francia. Debutó como profesional en febrero de 2000 y se retiró en agosto de 2013. En su palmarés tiene ocho títulos de la WTA, siendo el más destacado el Wimbledon que ganó en 2013.

Os dejo con un vídeo resumen de la victoria de Bartoli en Wimbledon:

Mañana, más.

Qué fue de… Jeff Tarango: el tenista con las peores pulgas

Tarango, atendiendo a los medios en Wimbledon (YOUTUBE).

Tarango, atendiendo a los medios en la edición de Wimbledon de 1995 tras su incidente (YOUTUBE).

Empezamos la semana y el mes de noviembre con un jugador de tenis. El protagonista de hoy se me ocurrió leyendo la recomendable autobiografía de André Agassi, Open, que os conmino a leer tanto si os gusta el tenis y el deporte como si no. No fue un jugador de primera fila, pero sí de los que daba titulares. Es Jeff Tarango.

¿Quién era?: Un tenista estadounidense de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues sobre todo, por la que lió en Wimbledon en 1995 y por su mal carácter en la pista.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el año 2003. En la actualidad es entrenador y comentarista (ha trabajado para la BBC, ESPN. Tennis Channel, Fox Sport y DirecTV). Además, es consultor independiente, es conferenciante y miembro del Consejo de Atletas del Comité Olímpico de los Estados Unidos.

¿Sabías qué…?: El principal recuerdo que se tiene de Tarango es, como os decía, de 1995, en el torneo de Wimbledon. Fue en un partido de tercera ronda ante el alemán Alexander Mronz. Tarango iba perdiendo 7-6 y 2-1. El árbitro de silla, el francés Bruno Rebeuh, había tenido un par de roces con el californiano, lo que hizo que el público se pusiera en contra del americano. Cuando Tarango iba a servir, el público empezó a abuchearle, lo que le llevó a mandarlos callar de malas maneras. Rebeuh sancionó verbalmente a Tarango por ello, y el americano se dirigó a su silla, indignado y pidiendo a un oficial del torneo que suspendieran a Rebeuh. La queja del americano no fue atendida y Tarango le espetó a francés que era “uno de los árbitro más corruptos”. El juez volvió a sancionar al americano y éste reaccionó recogiendo su raqueta y abandonando el partido. Posteriormente, su mujer se acercó al árbitro y le abofeteó.

Tarango, en la actualidad (YOUTUBE).

Tarango, en la actualidad (YOUTUBE).

– A Tarango le cayó una multa de 63.000 dólares de entonces, le prohibieron jugar en los dos siguientes Gran Slams (US Open y Australia) y en el siguiente Wimbledon.

– Nunca pasó de tercera ronda en ningún torneo de Gran Slam.

– Durante su carrera, acumuló unas ganancias de 3,7 millones de dólares.

– Mide 1,80 metros.

– Su apellido, Tarango, es de origen indígena mexicano.

– En la autobiografía de Agassi, éste recuerda un pasaje de su infancia en el que ambos se enfrentan en un torneo juvenil, cuando Tarango tenía diez años y Agassi ocho. El campeón olímpico de 1996 dice en su libro que Tarango hizo trampas, cantando bolas malas (pues no había árbitro). Tras la publicación del libro, Tarango dijo que esa anécdota era mentira, porque había árbitro.

– Ha entrenado a Maria Sharapova, entre otros jugadores.

– Formando dobles con Goran Ivanisevic, fue finalista de Roland Garros en 1999.

– Estudió en la Universidad de Stanford.

Biografía, palmarés, estadísticas: Jeffrey Gail Tarango nació el 20 de noviembre de 1968 en Manhattan Beach, California, Estados Unidos. Debutó como profesional en 1989 y su carrera acabó en 2003. En su palmarés tiene dos títulos individuales y 14 en dobles.

Os dejo con un reportaje sobre su incidente:

Hasta mañana.

Quién fue… la ‘Crazy Gang’: aquellos locos de un club llamado Wimbledon

Cromos del Wimbledon de 1988 (Panini).

Cromos del Wimbledon de 1988 (Panini).

Si sois amantes del fútbol inglés, es muy probable que hayáis oído hablar del equipo que protagoniza hoy esta sección. Se trata más bien de un grupo de jugadores que formó parte de un club ya extinto que, gracias a su forma de entender el fútbol, se hizo legendario entre finales de los 80 y principios de los 90. Es la ‘Crazy Gang’ del Wimbledon FC.

El Wimbledon FC fue fundado en 1889 en el barrio del mismo nombre, en el suroeste de Londres. El equipo desapareció hace ya más de diez años. Todo acabó cuando el club necesitaba un nuevo estadio e, incapaz de encontrar unos terrenos apropiados en Londres, se trasladó a 90 km al norte, a la localidad de Milton Keynes. El rechazo de los socios llevó a la desaparición del club, que se convirtió en el Milton Keynes Dons. Los hinchas, entonces, refundaron el equipo llamándolo AFC Wimbledon, que está actualmente en el equivalente inglés a la 2ª B.

El caso es que este modesto club tuvo una epoca dorada desde mediados de los 80 y durante todos los 90 (es un club muy de mi época), siendo un fijo en la máxima categoría. Pero si el Wimbledon es famoso es por el apodo que se ganó en los últimos años de los 80: la ‘Crazy Gang’ (algo así como la ‘Pandilla Loca’).

El mote procede de un grupo de comediantes británicos de la década de los 30, que eran muy populares en su época. El nombre lo recibieron los jugadores del equipo por varias razones: en primer lugar, porque era un grupo de jugadores que era famoso por estar todo el día gastando bromas pesadas entre ellas, por su comportamiento excéntrico dentro y fuera del terreno de juego y por no ser, precisamente, un ejemplo de juego de toque, sino más bien todo lo contrario.

Sobre el ambiente del vestuario, contaros que por ejemplo, las bromas iban desde untar de vaselina las lunas del coche de algún compañero, hasta prenderle fuego a la mochila de otro (con todo su interior), rajarle los neumáticos a alguno, vaciar el despacho del entrenador y colocar todos sus muebles en el pasillo y cosas que aún años después, los jugadores de aquel equipo no revelan (o no se pueden publicar).

Los jugadores del Wimbledon celebran el título de la FA Cup del 88 (YOUTUBE).

Los jugadores del Wimbledon celebran el título de la FA Cup del 88 (YOUTUBE).

Sobre el juego, pues como os decía, el Wimbledon no era precisamente el Brasil del 70. Practicaban un juego más bien ramplón, poco evolucionado, muy físico… sus goles se caracterizaban por ser bastante feos, muchas veces en barullos en el área. Tal era así que Gary Lineker, en una ocasión, dijo que “la mejor forma de ver al Wimbledon es en el teletexto”.

El núcleo duro de aquel Wimbledon lo formaban el cinematográfico internacional galés Vinnie Jones (hace poco hablamos de él, si lo recordáis, el delantero John Fashanu (hermano de Justin), Lawrie Sanchez, el jugador de origen ecuatoriano que fue internacional por Irlanda del Norte y luego seleccionador, y Dennis Wise, un tipo duro del que quizás recordéis su etapa posterior como capitán del Chelsea. Este grupo de jugadores, como no podía ser de otra forma, tuvo su gran momento de gloria, que los convirtió en inmortales.

Ocurrió en la final de la FA Cup de 1988. Llegaba el gran favorito, el Liverpool, que acababa de proclamarse campeón de Liga, dirigido en el banquillo por Kenny Dalgish y con jugadores en su plantilla como Beardsley, Aldridge, Barnes o Grobbelaar. También llegó el Wimbledon, que claramente partía con muchas menos posibilidades. A los 37 minutos de partido, Dennis Wise sacaba una falta desde la izquierda y Lawrie Sanchez cabeceaba a gol. Los londinenses aguantaron todo el partido el acoso del Liverpool, que incluyó un penalti que lanzó Aldridge y detuvo el portero y capitán de los ‘dons’, Dave Beasant. Fue el primer penalti fallado de la historia de las finales de la FA Cup. El asedio de los reds no halló fruto y el Wimbledon ganó el título, uno de los más sorprendentes de la historia de la Copa inglesa. Nacía así la leyenda de la ‘Crazy Gang’.

Os dejo con un documental sobre estos famosos jugadores (en inglés):

Que paséis un buen fin de semana, amigos.