BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘inglaterra’

Quién fue… Harry Goslin: el futbolista que fue héroe en Dunkerque

Harry Goslin (Dominio público).

Hace casi un año, el gran Nacho González, uno de los artífices de la imprescindible web La media inglesa (el sitio de referencia del fútbol inglés en castellano), escribió un artículo sobre el protagonista de hoy. Un tiempo después, me tomo la libertad de tomar prestada su historia y contárosla. Es la historia de Harry Goslin.

Henry Goslin nació el 9 de noviembre de 1909 en Willington, Inglaterra. Empezó a jugar como defensa en un equipo amateur de Nottingham llamado Boots Athletic hasta que en 1930, Charles Foweraker, entrenador del Bolton Wanderers, se fijó en su físico priviliegiado y lo contrató por 25 libras.

Con el Bolton vivió un descenso y un ascenso, y seis años después de su llegada, fue nombrado capitán del equipo. En total, jugó más de 300 partidos y marcó 23 goles. Todo iba bien hasta que llegó uno de los años más difíciles de la historia de la Humanidad: 1939.

Faltaban unos meses para el comienzo de la II Guerra Mundial y el conflicto era inevitable. Gran Bretaña se preparaba para volver a ponerse en marcha ante la amenaza del nazismo. El día 8 de abril de aquel año, Harry Goslin, como capitán del Bolton, se puso delante de un micrófono en el estadio y ofreció unas palabras a sus fans: “No es un asunto que podamos dejar a otros; cada individuo tiene una tarea que cumplir”. En efecto, se alistó en el Ejército. Con él lo hicieron sus compañeros.

Con la invasión alemana de Polonia se suspendieron las competiciones oficiales en Inglaterra, pese a lo cual Goslin jugó algunos partidos no oficiales aún, incluidos un par con el Chelsea y el Norwich City, como invitado. Jugó también un amistoso con Inglaterra contra Escocia.

En este cementerio militar británico en Italia está enterrado Goslin (Ra Boe / WIKIPEDIA).

El 53er Regimiento, con sede en Bolton, fue al que fueron a parar los jugadores del equipo. Fueron conocidos como los ‘Wartime Wanderers’. Goslin, con el rango de sargento, y sus compañeros fueron destinados a Dunkerque, en Francia, donde se vivió uno de los hechos más conocidos de la Segunda Guerra Mundial. 300.000 soldados quedaron atrapados en las playas de esta localidad del norte de Francia, hasta que una operación de rescate, en la que participaron civiles con barcos de recreo logró evacuar a gran parte de ellos. Harry Goslin estuvo allí y al parecer, participó en una operación que supuso la destrucción de cuatro tanques alemanes. Él y sus compañeros lograron sobrevivir y regresar a Inglaterra.

Goslin fue ascendido a teniente y su regimiento permaneció en Gran Bretaña durante el resto de 1940 y 1941, por lo que pudieron volver a calzarse las botas y jugar algunos amistosos. Goslin volvió incluso a jugar con la selección, dos veces ante Escocia y una ante Gales.

En 1942, los ‘Wartime Wanderers’ volvieron a entrar en acción: fueron enviados al norte de África, en concreto a Egipto. Allí participaron en la defensa de Alam el Halfa. Después fueron enviados a Irak, donde Goslin y algunos de sus compañeros jugaron un partido entre militares británicos y polacos, que se saldó con victoria por 4-2 de los primeros.

Tras estar en Oriente, el Regimiento fue enviado a Italia y participó en la batalla del río Sangro. Varios jugadores del Bolton resultaron heridos y algunos fueron evacuados, pero el que peor suerte tuvo de todos fue Harry Goslin. El capitán del Wanderers estaba bajo un árbol realizando tareas de observación cuando una bomba estalló sobre él. Recibió numerosas heridas de metralla y madera y su estado era muy grave. Tras unos días luchando, falleció. Era el 18 de diciembre de 1943 y Harry Goslin tenía 34 años. Está enterrado en el cementerio militar del Río Sangro.

Espero que os haya gustado la historia. El miércoles, más.

 

Quién fue… Jamie Pollock: marcó el mejor gol de la historia… en propia meta

Cromo de Pollock con el Boro (PANINI)

Vamos a cerrar la semana con un exfutbolista que quizá a la mayoría ni os suene, pero que protagonizó una curiosa imagen que todavía puede encontrarse por redes sociales. Es Jamie Pollock, el autor del mejor gol de la historia… en propia meta.

Jamie Pollock nació el 16 de marzo de 1974 en Stockton-on-Tees, Inglaterra. Durante su carrera profesional jugó en el Middlesbrough, en el Osasuna español (apenas jugó dos partidos en 1996), en el Bolton Wanderers, en el Manchester City, en el Crystal Palace y en el Birmingham City, donde se retiró en 2001. En la actualidad, tiene una empresa de acristalamientos en Middlesbrough y una academia de fútbol.

Pero el verdadero motivo por el que Jamie Pollock es famoso es porque en su etapa en el Manchester City, protagonizó un gol en propia meta que se considera el más bonito de la historia.

Ocurrió en la penúltima jornada de la temporada 97/98. El City se jugaba el descenso contra el Queens Park Rangers, que estaba en la misma situación. El partido se disputaba en Maine Road, entonces la casa del City. El partido iba 1-1 y en una jugada de ataque del QPR, Pollock interceptó la pelota. De manera incomprensible, golpeó el balón, lo que le permitió superar por arriba a otro compañero y a un rival y, sorprendentemente, sin dejarla caer cabeceó al fondo del a red, superando por alto a su compañero, el portero galés Martyn Margetson. Era el 1-2. El City pudo empatar después, pero ese resultado le dejaba a merced de un milagro en la última jornada, que no se produjo. El Manchester City acabó descendiendo (cómo ha cambiado la historia) y el QPR se salvó.

Los hinchas del equipo londinense, con mucho humor, nombraron a Pollock “el hombre más influyente de los últimos 2.000 años”. Por suerte para él, los fans del City no la tomaron mucho con él.

Os dejo, como no, con el golazo de Pollock:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Dennis Wise: un ‘bad boy’ de cuando el Chelsea no era tanto

Wise controla una pelota en un Chelsea-Marsella de la Champions de la temporada 99/2000 (Archivo 20minutos)

El Chelsea es, de unos años a esta parte, uno de los equipos poderosos de Europa, sobre todo gracias a la ingente cantidad de dinero que ha inyectado en el club el magnate ruso Roman Abramovich. Pero antes, era un equipo que peleaba por meterse en Europa, lejos del glamour actual. Hoy vamos a hablar de uno de sus más carismáticos jugadores de aquella época. Es Dennis Wise.

¿Quién era?: Un centrocampista inglés de mediados de los 80 a mediados de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más destacados jugadores del Chelsea del cambio de siglo y por capitanear a los blues durante siete años.

¿Qué fue de él?: Colgó las botas en 2006 en el Coventry City. Tras ejercer algunas temporadas como entrenador, en la actualidad colabora con Sky y también ofrece sus servicios como conferenciante o invitado de eventos (una cosa que se lleva mucho en los países anglosajones). Si lo queréis contratar, podéis hacer clic aquí. También lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Era uno de los destacados jugadores del mítico Wimbledon que ganó una FA Cup en 1988 y que fue bautizado en Inglaterra como la ‘Crazy Gang’.

– Estamos hablando de uno de los jugadores más polémicos del fútbol inglés. De él dijo sir Alex Ferguson que era “capaz de provocar una pelea en una casa vacía”.

– En 1998, fue sancionado por morder en un brazo a Marcelino Elena en una semifinal de la Recopa entre Chelsea y Mallorca.

Wise se las ve con Cosmin Contra en el Inglaterra-Rumanía de la Eurocopa de 2000, en Charleroi, Bélgica (Archivo 20minutos).

– En 1995 fue condenado a tres meses de cárcel por agredir a un taxista en Londres, aunque se le conmutó la pena.

– Cuando jugaba en el Leicester, fue despedido por romperle la nariz y el pómulo a un compañero en una pelea

– Hasta la irrupción de John Terry, era el capitán más laureado de la historia del Chelsea.

– Fue elegido dos veces jugador del Chelsea del año.

– Con la selección sólo marcó un gol, pero valió para que Inglaterra ganara por 0-1 un partido en Esmirna, ante Turquía, valedero para la clasificación de la Eurocopa de 1992.

– Estuvo con Inglaterra en la Eurocopa de 2000. Fue titular en dos partidos (ante Alemania y Rumanía) y jugó media hora de otro (ante Portugal).

– Mide 1,68 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Dennis Frank Wise nació en Kensington, Londres, Inglaterra, el 16 de diciembre de 1966. Debutó como profesional en 1985 en el Wimbledon. En 1990 desembarcó en el Chelsea, donde estuvo 11 años. Luego jugó una temporada en el Leicester, tres en el Millwall, una en el Southampton y unos meses en el Coventry, donde se retiró. En su palmarés tiene una FA Cup con el Wimbledon y dos FA Cups, una Charity Shield, una Copa de la Liga, una Recopa y una Supercopa de Europa con el Chelsea. Con Inglaterra jugó 21 partidos y marcó un gol.

Os dejo un vídeo homenaje a Wise:

Quién fue… Cuthbert Ottaway: el primer capitán de la historia del fútbol de selecciones

Una de las pocas imágenes conservadas de Cuthbert Ottaway (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una nueva historia de superderportistas victorianos, ya sabéis, esos atletas de finales del siglo XIX que destacaban en varios deportes a la vez. El de hoy es uno de los casos más famosos. Es el de Cuthbert Ottaway.

El 18 de julio de 1850 nació en Dover, Inglaterra, Cuthbert John Ottaway, hijo único del cirujano y exalcalde de la ciudad James Ottaway. Se formó en Eton y en Oxford, donde formó parte de los equipos de fútbol, cricket, tenis, frontón y atletismo.

Ottaway era excelente en todos estos deportes, aunque destacaba especialmente en fútbol. Jugó en los Old Etonians, en el equipo de la Universidad de Oxford, en el Crystal Palace y en el Marlow FC. El 30 de noviembre de 1872, en Escocia, disputó el primer partido internacional de la historia, entre la selección local y la de Inglaterra. Ottaway era el capitán inglés. Por lo tanto, estamos hablando del primer capitán de la historia de la selección inglesa y del primer capitán de la historia del fútbol de selecciones (honor compartido con el escocés Robert Gardner). Además, disputó tres finales seguidas de la FA Cup (1873, 1874 y 1875) y ganó una, con la Universidad de Oxford (1874).

En cuanto al cricket, Ottaway jugó para Eton, para la Universidad de Oxford, en la selección del sur de Inglaterra, en el Middlesex CCC y en el Marylebone CC. Además, fue internacional con su país, con el que salió de gira en 1872 por Estados Unidos y Canadá.

Al acabar sus estudios universitarios, Ottaway se convirtió en abogado en 1877. Pero por desgracia, su carrera duró poco, puesto que el 2 de abril de 1878, con 27 años de edad, fallecía. La causa de la muerte no está clara y en aquel entonces se dijo que fue por complicaciones de un enfriamiento tras una noche de baile, aunque también pudo ser de tuberculosis. Tras su muerte, su esposa, a la que conoció en la gira de Inglaterra por Canadá, tuvo una hija póstuma llamada Lilian. Está enterrado en el Paddington Old Cemetery.

Hasta el miércoles, amigos.

Quién fue… Ray Wilson: ganó un Mundial de fútbol y se hizo enterrador

Ray Wilson, en 1963 (Charles Buchan’s Football Monthly).

Hoy vamos a conocer más de cerca la historia de un jugador que alcanzó lo máximo a lo que puede aspirar un futbolista y luego dedicó su vida a una peculiar tarea. Es Ray Wilson.

Ramon Wilson nació en Shirebrook, Derbyshire, Inglaterra, el 17 de diciembre de 1934. Todavía era escolar cuando empezó a trabajar como aprendiz de ferroviario. Un ojeador lo vio jugar y lo incorporó a las filas del Huddersfield Town. Trabajaba de noche en el tren y de día entrenaba.

En 1954 se le hizo contrato profesional y dos años después, gracias a Bill Shankly, entrenador de los ‘Terriers’, Wilson se hizo dueño de la banda izquierda.

Su buen hacer le hizo ser convocado por la selección inglesa en 1960, en un empate a uno ante Escocia. En 1962 participó en el Mundial de Chile y jugó los tres partidos de su selección, que fue eliminada a las primeras de cambio. En 1964 llegó al Everton, tras haber jugado más de 30 partidos con Inglaterra (aún es el jugador del Huddersfield con más partidos con la selección nacional).

Pese a que con el Everton no pasó su mejor época (por ejemplo, se perdió su primer año por lesión), a nivel internacional alcanzó la gloria: indiscutible para Alf Ramsey, era el lateral izquierdo titular de la selección inglesa en el Mundial de 1966. Era, con 32 años, el más veterano de aquel mítico equipo que ganó por 4-2 la final ante Alemania y convirtió a Inglaterra en campeona mundial por primera vez en su historia. Jugaría con Inglaterra hasta 1968 y acumuló 63 internacionalidades.

En 1969 se fue al Oldham Athletic y en 1970 al Bradford, donde colgó las botas un año después. Cuando se retiró, no quiso seguir en el mundo del fútbol y eligió una curiosa ocupación: se estableció como enterrador en Huddersfield primero y en la cercana Halifax después. Ejerció tan poco futbolístico empleo hasta el año 1997, cuando se jubiló.

Por desgracia, Ray Wilson no recuerda nada de sus éxitos. Aún vive, a los 83 años, acompañado de Pat, su esposa. Pero en 2004 se le diagnosticó la enfermedad de Alzheimer. No es el único. Martin Peters, Nobby Stiles y Jackie Charlton también la sufren. El propio Alf Ramsey murió con esa dolencia. Un triste final para los héroes de 1966.

Hasta el miércoles.

Santuarios del deporte. Portchester Castle: practicar deporte junto a un castillo del siglo XI

Imagen de un partido de cricket junto al castillo (Portchester Cricket Club).

Ya sabéis que me encanta traeros a esta sección lugares especiales donde se practica deporte. El de hoy es uno de los más originales, puesto que son los aledaños de un castillo del siglo XI. Nos vamos a Inglaterra para conocer de cerca el castillo de Portchester.

Existe en el condado de Hampshire, en el sur de Inglaterra, una localidad costera llamada Portchester, muy cerca de Portsmouth, que entre otros atractivos cuenta con un castillo del siglo XI, construido sobre los restos de un antiguo fuerte romano. De hecho, la leyenda dice que es el lugar donde falleció Poncio Pilato, el celebérrimo gobernador romano de la Jerusalén de la época de Cristo.

Vista desde una de las torres del castillo (WIKIPEDIA).

Su privilegiada posición sobre la bahía de Porsmouth lo ha convertido en escenario de algunos singulares episodios históricos, como muchas partidas de invasiones a Francia. Fue reformado por el rey Eduardo II y entre sus muros se fraguó una conspiración fallida contra el rey Enrique V, además de haber recibido visitas y pernoctaciones de varios monarcas ingleses.

A partir del siglo XVII, empezó a usarse como prisión. En las guerras napoleónicas, el castillo de Portchester fue lugar de reclusión de más de 7.000 prisioneros franceses. Este uso de cárcel duró hasta 1814.

Fue precisamente en ese año cuando se empezó a jugar al cricket en su patio, y de manera oficial a través del Portchester Cricket Club en 1885, convirtiéndose en uno de los terrenos de juego más singulares del planeta.

Desgraciadamente, y pese a lo único del lugar, en 2016 se dejó de jugar en este lugar, que está protegido por la English Heritage Trust. Sólo el tercer equipo del Portchester Cricket Club jugaba en el castillo. Debido a los recortes presupuestarios, el equipo ha sido desmantelado y los dos supervivientes juegan en un campo de un colegio cercano, ya más moderno.

Pese a ello, el club mantiene como emblema las almenas del castillo.

Os dejo con unas curiosas imágenes de los años 60:

Hasta mañana.

Quién fue… Max Woosnam, el superdeportista: fue un crack en cuatro deportes

Woosnam, en 1920 (WIKIPEDIA).

De vez en cuando está bien acercarse a finales del siglo XIX y principios del XX para encontrar casos como el de hoy: deportistas a los que una sola disciplina se les quedaba corta y competían en varias. Lo que es más difícil es encontrar a deportistas que sobresalieran en todos aquellos deportes en los que competían. Es el caso del protagonista de hoy: Max Woosnam.

Maxwell Woosnam nació el 6 de septiembre de 1892 en Liverpool, Inglaterra. Su padre, que llevaba el mismo nombre, era un miembro destacado de la Iglesia Anglicana: fue canónigo de Chester y archidiácono de Macclesfield. Sin apreturas económicas, estudió en el prestigioso Winchester College, donde capitaneó los equipos de golf y cricket y formó parte de los de fútbol y squash, dando ya pistas acerca de sus capacidades.

En 1911 llegó a la Universidad de Cambridge y allí, Woosnam se enroló en los equipos de fútbol, cricket, tenis (tanto en su modalidad en hierba como en pista -antes se consideraban dos deportes distintos-) y golf. Representó a la universidad en todos ellos.

En 1913, antes de que acabara sus estudios, Woosnam fue invitado por el equipo más famoso de su época, el Corinthian FC, para hacer una gira por Brasil. Woosnam marcó un gol en aquella experiencia, y fue invitado en 1914 para repetir. Cuando el equipo estaba a punto de llegar a Brasil, el barco en el que viajaban recibió la noticia del estallido de la Primera Guerra Mundial. El club decidió regresar, tras una escala en Río de Janeiro para reponer fuerzas. El regreso se hizo, además, evitando barcos y submarinos alemanes que vigilaban el Atlántico.

En la guerra, Woosnam estuvo en el frente occidental y en la batalla de Galípoli, en Turquía. Mientras duró el conflicto, Woosnam no dejó de disputar partidos amistosos entre soldados.

Al acabar la guerra, Woosnam combinó la práctica del tenis y del fútbol. Jugó con el Chelsea FC, y cuando acabó la temporada, se clasificó para jugar el torneo de Wimbledon de tenis. Se abrió entonces la posibilidad de que Woosnam se hiciera deportista profesional, pero la rechazó por considerarlo vulgar.

Woosnam (a la izquierda), con su compañero Turnbull en 1920 (Dominio público).

En 1919, firmó un contrato amateur con el Manchester City. Llegó a ser capitán del equipo. Mientras, su carrera como tenista no paró. En 1920 logró el oro en los Juegos Olímpicos de Amberes, en dobles masculino, y la plata en dobles mixtos. En 1921 ganó Wimbledon en dobles masculino y 1923 llegó a cuartos de final en individuales. Todos estos logros, insisto, de manera simultánea a los de fútbol. No en vano, en 1922 debutó con la selección inglesa de fútbol, y como capitán. De hecho, fue seleccionado para jugar con la selección británica de fútbol en los Juegos de Amberes, pero renunció por haberse comprometido antes con el tenis.

Jugó en el Manchester City hasta 1925, y después en el Northwich Victoria hasta 1926. En febrero de ese año, una lesión le obligó a dejar el deporte. Eso sí, después siguió vinculado a él, ya que fue capitán del equipo de Copa Davis de Gran Bretaña.

Un par de anécdotas sobre Woosnam antes de acabar: todos sus logros deportivos hay que valorarnos aún más si se tiene en cuenta que era un fumador empedernido (de hecho, su muerte se debió a problemas respiratorios). Otra que da imagen de su destreza en el deporte es que llegó a disputar un partido de ping pong ante el famosísimo Charles Chaplin y le derrotó. Sería normal si no fuera porque Chaplin usó una raqueta y Woosnam… un chuchillo de untar mantequilla. Y por si fuera poco, era un extraordinario jugador de snooker.

Max Woosnam trabajó para la Imperial Chemical Industries, empresa de la que llegó a pertenecer al consejo de administración. Falleció el 14 de julio de 1965, a los 72 años, en Londres, víctima de un fallo respiratorio. Sobre su figura hay un libro titulado All Round Genius. The Unknown Story of Britain’s Greatest Sportsman, escrito por Mick Collins.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta la semana que viene.

 

Quién fue… John Hartley: el sacerdote que ganó Wimbledon

Hartley, en 1879 (WIKIPEDIA).

Las historias del deporte de finales del siglo XIX suelen dejar verdaderas joyas. Es el caso de hoy, que vamos a hablar de un pretérito campeón de Wimbledon: John Hartley.

John Thorneycroft Hartley nació el 9 de enero de 1848 en Tong, Inglaterra. En sus inicios, el torneo de Wimbledon era para aficionados, de modo que los jugadores podían tener diversas profesiones. Se da la circunstancia de que Hartley era sacerdote de la Iglesia Anglicana.

El torneo empezó a disputarse en 1877, con un formato muy peculiar. El ganador se aseguraba un puesto en la final del año siguiente, en la que se enfrentaba a un rival que tenía que ir eliminando al resto de jugadores. John Hartley se proclamó vencedor de la edición de 1879 pero porque el del año anterior, Frank Hadow, no se presentó. No obstante, se considera como ‘final’ el partido que disputaron el reverendo Hartley y el irlandés Vere St. Leger Goold, con victoria para el clérigo por 6-2, 6-4 y 6-2. Hartley se convirtió así en el primer (y único) sacerdote que ha ganado Wimbledon.

Al año siguiente, en 1880, Hartley defendía título ante Herbert Lawford, y lo reeditó gracias a su victoria por 6–3, 6–2, 2–6 y 6–3.

Desgraciadamente para Hartley, no pudo ganar un tercer título seguido, ya que en la defensa de 1881 cayó por un estrepitoso 6-0, 6-1 y 6-1 ante William Renshaw, en la que todavía es la final más corta de la historia del torneo: 37 minutos. Al parecer, Hartley estaba enfermo de lo que se llamaba ‘cólera inglesa’, con episodios de diarrea. En 1882 no compitió y regresó en 1883, donde fue eliminado en segunda ronda.

En 1926, con motivo del 50 aniversario del torneo, recibió una medalla de plata de manos de la reina María (esposa de Jorge V), al igual que el resto de excampeones que aún estaban vivos.

Fue nombrado vicario en la localidad de Burneston, Yorkshire, y falleció el 21 de agosto de 1935 en Knaresborough, a los 86 años de edad.

Espero que os haya gustado el artículo.

Qué fue de… Don Hutchison: un gol suyo dio a Escocia la última victoria ante Inglaterra

Cromo de Hutchison con la camiseta de Escocia (PANINI).

Seguimos con personajes retirados y esta vez vamos a hablar de un futbolista que tuvo un momento de gloria muy concreto. Es Don Hutchison.

¿Quién era?: Un atacante escocés de finales de los 80 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolífica carrera en la Premier y por ser el autor del gol en la última victoria de Escocia ante Inglaterra, hace ya 18 años.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2008 en las filas del Luton Town. En la actualidad, es comentarista de televisión para BT y ESPN. Le podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Hutchison nació en Gateshead, Inglaterra, pero eligió jugar con Escocia por su padre, escocés y minero de profesión, con quien tenía una relación muy estrecha.

– Nunca jugó en un club escocés.

– Su momento de gloria lo alcanzó el 17 de noviembre de 1999 en Wembley. Escocia e Inglaterra se jugaban la repesca para acudir a la Eurocopa de 2000. En el partido de ida, en Hampden Park, los ‘tres leones’ se impusieron por 0-2 gracias a dos tantos de Paul Scholes. En la vuelta, en un abarrotado Wembley, Escocia puso contra las cuerdas a Inglaterra. Ganaron los visitantes 0-1 y el autor del único gol del encuentro fue Hutchison, de cabeza, en el minuto 39 de partido.

Imagen reciente de Hutchison (WIKIPEDIA).

– “La vez que más feliz vi a mi padre fue cuando ganamos a Inglaterra en Wembley gracias a mi gol”, dijo en una entrevista. “Jugar para Escocia por mi padre es una cosa que siempre quise porque le hacía sentirse orgulloso. Nunca olvidaré su cara cuando jugamos contra Inglaterra en Wembley”, afirmó.

– Su primer gol con Escocia fue ante otra selección potente: Alemania, y también como visitante (en el Weserstadion de Bremen y también único gol de la victoria de Escocia).

– Marcó seis goles en otros tantos partidos con Escocia. Todos ellos se saldaron con victoria del ‘Tartan Army’.

– Es uno de los miembros del selecto club de 44 de jugadores que han vestido las camisetas del Liverpool y del Everton.

– Su pareja actual es Nicola Stott, modelo y exchica de la página 3 de ‘The Sun’.

– Tiene tres hijos, dos con Stott y uno de una relación anterior.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Donald Hutchison nació el 9 de mayo de 1971 en Gateshead, Inglaterra. Debutó como profesional en 1989 en el Hartlepool United. Entre 1990 y 1994 jugó en el Liverpool. Luego pasó dos años en el West Ham. En 1996 se fue al Sheffield United, donde estuvo otros dos años. En 1998 se fue al Everton a jugar otras dos temporadas. En la 2000/2001 jugó en el Sunderland y en 2001 regresó al West Ham, donde estuvo hasta 2005. Luego se fue al Milwall, que ese mismo año lo cedió al Coventry. Este equipo lo compró y tras un año allí, en 2007 se fue al Luton Town, donde se retiró en 2008. Con Escocia jugó 26 partidos y marcó 6 goles.

Os dejo con un resumen de aquel partido entre Inglaterra y Escocia:

Hasta mañana.

Quién fue… Fred Spiksley: el futbolista que actuó con Charles Chaplin

Estampilla de Spiksley (Dominio público).

La época victoriana es muy prolija en historias curiosas de deportistas. Hoy vamos a hablar de un futbolista que fue actor y prisionero de guerra. Es Fred Spiksley.

Frederick Spiksley nació el 25 de enero de 1870 en Gainsborough, Inglaterra. Empezó a jugar al fútbol en el colegio, hasta que con 16 años empezó a jugar en el Gainsborough Wednesday y al año siguiente, en el Gainsborough Trinity. El Accrington FC se interesó por sus servicios, pero de camino a esta ciudad, paró en Sheffield, donde dos directivos del Sheffield Wednesday le convencieron para que fichara, y así lo hizo.

Spiksley jugaba de extremo izquierda, y era tremendamente habilidoso, con mucho gol, además. Fue uno de los primeros futbolistas en emplear con éxito el exterior de pie. Dos años después de firmar por el Sheffield Wednesday, en 1893, fue convocado por primera vez con la selección inglesa, con la que jugaría 7 partidos en los siguientes cinco años y con la que marcaría cinco goles.

En el Sheffield Wednesday jugó 11 temporadas, marcando 100 goles en 293 partidos. Después, jugó en el Glossop North End, en el Leeds City, en el Southend United y en el Watford, donde se retiró en 1906.

Nada más retirarse, vio un anuncio en prensa en el que se requerían exfutbolistas para participar en una obra de teatro. El responsable era Fred Karno, uno de los empresarios teatrales más famosos de la época, y creador del recurrente gag del tartazo en la cara. Spiksley y otros dos exfutbolistas se unieron al reparto de una obra ligera llamada Football Match. El argumento era una final de Copa entre dos equipos ficticios, el Middleton Pie-cans y el Midnight Wanderers, y el intento de comprar al portero del primer equipo para que se dejara ganar. Karno quería futbolistas para dotar de mayor realismo a la obra. El actor encargado de encarnar al hombre que intentaba sobornar al portero era un joven llamado Chas Chaplin, que muy pronto cambiaría su nombre artístico por el de Charlie Chaplin.

Cromo de Spiksley (WIKIPEDIA).

La carrera teatral de Spiksley no tuvo mucho recorrido, y a partir de 1911 empezó a entrenar. Su primera etapa la pasó en el AIK Estocolmo, que daría paso después a un puesto como seleccionador sueco. En 1913 se trasladó a Alemania para entrenar al 1860 Múnich, y ese mismo año se fue al Núremberg. Para su desgracia, el estallido de la Primera Guerra Mundial le pilló en Alemania, donde se emitió un decreto para detener y encarcelar a todos los extranjeros de entre 17 y 45 años. A Spiksley le faltaban unos meses para cumplir los 45, así que fue detenido, en condiciones bastante duras, por cierto. Su mujer movió hilos y gracias a la intermediación del consulado de Estados Unidos, pudo ser liberado. Fue trasladado a la ciudad de Lindau, cerca de la frontera con Suiza, pero no le dejaron salir de Alemania, a no ser que un tribunal médico militar lo evaluara como incapacitado para el servicio.

Spiksley tiró entonces de ingenio. Debido a una vieja lesión en la rodilla derecha, sabía que podía dislocársela si aplicaba agua caliente sobre ella. La mañana de la revisión derramó agua caliente sobre la articulación durante dos horas. En el examen, todo iba bien, para su desgracia, así que le dijo al médico que si corría, la rodilla se le dislocaba. Le hicieron correr y fingió la dislocación. Como no lo había logrado, simuló que intentaba colocarla de nuevo en su sitio para en realidad dislocarla manualmente. El médico picó y le dieron un certificado que le permitió salir de Alemania.

Durante la guerra trabajó como inspector de municiones en Sheffield. Luego entrenó en México (Reforma AC y Real Club España) y con el tiempo, en 1927, volvió a entrenar en el Núremberg. Su última experiencia como entrenador la pasó en el Lausana suizo, en 1928. Por esa época, además, rodó películas sobre entrenamiento futbolístico, en los que se consideran los primeros vídeos de este tipo.

Más tarde, fue entrenador en un colegio. El 28 de julio de 1948, durante una ola de calor en Inglaterra y cuando estaba en el hipódromo de Goodwood viendo una carrera de caballos, murió. Tenía 78 años.

Espero que os haya gustado la historia. Hasta el miércoles.