Entradas etiquetadas como ‘inglaterra’

Qué fue de… Michael Olowokandi: el NBA que fue novio de Paula Vázquez

Cromo de Olowokandi (NBA HOOPS).

Vamos a empezar esta semana hablando de un jugador que pasó por la NBA con más pena que gloria, pero cuyo nombre en España se recuerda más por motivos ajenos al baloncesto. Es Michael Olowokandi.

¿Quién era?: Un pívot británico de finales de los 90 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el número 1 del draft de 1998, hito que no se correspondió con su posterior carrera.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2007 en las filas de los Boston Celtics. Es uno de los pocos casos de deportistas que desaparece de la faz de la tierra. No concede entrevistas, no tiene perfiles activos en redes sociales… su paradero es una incógnita, así que si alguien sabe algo más, que lo cuente.

¿Sabías qué…?: Su padre era un diplomático nigeriano.

– Con cuatro años se estableció con su familia en Londres y por eso tiene nacionalidad británica.

– De niño practicó fútbol, rugby y cricket.

– Está considerado como uno de los peores número 1 del draft de la historia.

– Esa percepción se debe no sólo a su pobre rendimiento en la NBA, sino a que compartió draft con jugadores como Dirk Nowitzki, Vince Carter o Paul Pierce, entre otros.

– En España su nombre se recuerda porque mantuvo un fugaz romance con Paula Vázquez, durante una época en la que Olowokandi formó parte de un combinado de jugadores de la NBA que vino a España a jugar una exhibición.

– En la NBA era conocido como ‘Kandi Man’ (una mezcla de parte de su apellido y el personaje de Candy Man).

– Su rendimiento se vio lastrado por las lesiones pero también por su actitud, poco comprometida en general.

– En la NBA promedió 8.3 puntos por partido, 6.8 rebotes y 1.4 tapones.

– Mide 2,13 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Michael Olowokandi nació el 3 de abril de 1975 en Lagos, Nigeria. Jugó en la Kinder de Bologna en 1998 y ese año fue drafteado por los Clippers, equipo con el que jugó cinco temporadas. Luego pasó tres años en Minnesota, y un año más en Boston, donde se retiró.

Os dejo con un vídeo dedicado a Olowokandi:

Hasta mañana.

PD: Este artículo, así como el de pasado mañana, son propuestas del gran Borja Alcaraz.

Escudos y logos. Los emblemas de las selecciones del 6 Naciones de rugby

Emblemas de las selecciones del 6 Naciones.

Me sorprendió el otro día comprobar cómo no había dedicado un artículo a los emblemas de las selecciones de rugby que disputan el VI Naciones y, en efecto, no lo había hecho hasta ahora. Aunque sospecho que no voy a revelar ningún secreto, creo que merece la pena darle un repaso a los orígenes de los emblemas de Inglaterra, Francia, Irlanda, Italia, Escocia y Gales.

La Rosa de Inglaterra: En Inglaterra, selecciones como la de fútbol, la de cricket o la de hockey, tienen a los tres leones o leopardos de los Plantagenet como emblema, pero curiosamente, el equipo nacional de rugby no, sino que luce una rosa roja. Lo hace desde siempre, es decir, desde que en 1871 disputara el primer partido internacional de su historia. En realidad, no se sabe a ciencia cierta por qué se eligió este símbolo, pero hay algunas teorías plausibles. La primera y la más aceptada es que se trata de la rosa roja de la casa de Lancaster (que como sabéis, se enfrentó a la de York en la llamada Guerra de las Dos Rosas, porque ésta familia estaba representada por una rosa blanca). En realidad, cuando Enrique VII de Lancaster se casó con Isabel de York, al acabar la guerra, ambas se fusionaron y la rosa real de Inglaterra es bicolor, si bien algunos descendientes de Enrique VII, como Isabel I, se identificaron más con la rosa roja por ser descendientes directos de los Lancaster. Sea como fuere, la RFU eligió, seguramente de manera inapropiada, la rosa roja como símbolo de Inglaterra. La segunda teoría procede de la casa natal del rugby, el colegio Rugby School. En su escudo hay dos rosas rojas, aportadas por el fundador de la escuela, al cual la reina Isabel I concedió un escudo de armas. Se cree que el primer uniforme de Inglaterra (blanco) se inspiró en el que usaban los alumnos de la Rugby School, por lo que la RFU eligió la rosa para matar dos pájaros de un tiro: como homenaje al colegio y porque representa a Inglaterra y su monarquía. La tercera teoría, menos creíble, es que se adoptó la rosa roja porque es el emblema del condado de Lancashire, de donde procedían los encargados de aportar los uniformes ingleses para el primer partido internacional de la historia.

El Gallo de Francia: Mucho más claro está el origen del emblema de Francia, el gallo. Es el símbolo del equipo nacional desde 1911 (antes lució dos anillos, uno rojo y uno azul, entrelazados, si bien era el logotipo de la Unión de Sociedades Francesas de Deportes Atléticos), y ya antes lo usaba la selección de fútbol. Además de por las propias características del gallo (un animal bravo, orgulloso y combativo), queda claro que se elige este animal por ser uno de los símbolos de Francia. El origen de esta simbología es algo trivial, porque procede de la palabra latina gallus, que tiene doble significado: ‘gallo’ y ‘galo’ o francés. A partir del Renacimiento se empieza a usar como símbolo nacional y tras la Revolución Francesa, se adopta en contraposición de la flor de lis monárquica. Aunque Napoleón sustituyó el gallo por el más ostentoso águila, la II República Francesa recuperó el símbolo.

El Trébol de Irlanda: O mejor dicho, los tréboles, porque son tres los que engalanan el escudo de Irlanda. De nuevo en este caso la planta apareció en las camisetas de Irlanda desde su primer partido internacional. El trébol es el símbolo de Irlanda desde el siglo XVIII y a su vez es el símbolo de San Patricio, el patrón de la isla. La relación entre el santo y la planta procede de la leyenda que afirma que fue un trébol lo que San Patricio usó en el siglo V para explicar a los paganos locales el misterio de la Santísima Trinidad durante su evangelización de la isla. Ya antes era un símbolo recurrente en la mitología celta.

El Escudo de Italia: al contrario que sus rivales en el torneo VI Naciones, el emblema de Italia tiene poco de original o de evocador. En sus inicios, la selección italiana lució el escudo nacional de la Italia mussoliniana, y después un simple escudo tricolor, con los colores de la bandera. En 1998 se adoptó el emblema actual, que lleva el nombre del país, las siglas de la federación y unos laureles como ornamento.

El Cardo de Escocia: el cardo es el símbolo de Escocia y como tal, se incorporó al primer uniforme de la selección escocesa en su debut en 1871. ¿De dónde procede esta simbología? Pues de una vieja leyenda. Se cuenta que los invasores normandos, en una de sus incursiones en la costa británica, llegaron a Escocia para saquearla ocultos en las sombras del a noche, pero uno de los vikingos, que caminaba descalzo, tuvo la mala fortuna de pisar un cardo. Evidentemente, se pinchó, y su grito de dolor despertó a los escoceses de la población cercana, que pudieron levantarse a tiempo, combatir y derrotar a los invasores. El cardo se adoptó como símbolo de Escocia en el reinado de Alejandro III (1249).

Las Plumas de Gales: el símbolo de Gales rompe con la tendencia de las otras selecciones británicas, ya que la flor nacional galesa es el narciso y la planta nacional el puerro, pero no son los que representa a la selección de rugby. En el siglo XIX, la WRU eligió las tres plumas y la corona, que son el emblema del Príncipe de Gales (esto es, del heredero de la Corona), como demostración de su lealtad a Reino Unido. ¿Y de dónde proceden las tres plumas como emblema? Pues hay que remontarse a 1346, en concreto a una de las principales batallas de la Guerra de los 100 años, la de Crécy. Al poco de acabar la contienda, el heredero de la corona e hijo del rey Eduardo III de Inglaterra, Eduardo de Woodstock (más conocido como el Príncipe Negro), halló el cadáver del rey Juan de Bohemia, que había combatido con los franceses. El monarca bohemio lucía como emblema tres plumas de avestruz y el lema Ich dien (en alemán, ‘yo sirvo’), y el Príncipe Negro lo adoptó como enseña. En realidad, los expertos creen que esta historia tiene poca base histórica y que el Príncipe Negro adoptó las plumas de avestruz como emblema para los tiempos de paz (y para los torneos) como herencia de su madre, Philippa de Hainault, cuya familia usaba un avestruz como símbolo.

Espero que el artículo haya resultado de vuestro interés. Hasta mañana.

Quién fue… Jimmy Hogan: el Pep Guardiola de principios del siglo XX

Hogan, en 1908 (WIKIPEDIA).

Hace 15 días os hablaba de Hugo Meisl, uno de los padres del fútbol como lo conocemos, y este domingo os voy a hablar de un amigo suyo, que junto a él está considerado el hombre que dio paso en Europa al juego combinativo, de pases a ras de césped. Es Jimmy Hogan.

James Hogan nació el 16 de octubre de 1882 en Nelson, Lancashire, en el seno de una familia de origen católico irlandés. Tras acabar sus estudios escolares, y ante la oposición de su padre, que quería que fuera sacerdote, Hogan empezó a jugar al fútbol. En 1902 debutó en el Rochdale Town, y en 1903 se fue al Burnley. Luego jugó dos temporadas en el Nelson FC de su localidad natal y posteriormente tuvo breves experiencias en el Fulham, en el Swindon Town y en el Bolton Wanderers.

Cuando jugaba en este último equipo, viajó a Países Bajos para jugar un partido de pretemporada ante el Dordrecht. Los ingleses ganaron 10-0 y Hogan decidió entonces regresar al continente para ser entrenador y “enseñar a esta gente a jugar bien”. En efecto, en 1910, con 28 años, se convirtió en entrenador.

Su primer equipo fue el Dordrecht, donde puso en práctica el juego combinativo, es decir, con pases y con los jugadores formando como un equipo, no cada uno por su cuenta. C. W. Alcock fue quien creó el concepto en el siglo XIX, y varios equipos lo pusieron en práctica en la era victoriana por equipos como el Sheffield FC, el Royal Engineers o el Queen’s Park escocés. Los métodos de Hogan impresionaron tanto que ese mismo 1910 fue nombrado seleccionador nacional de Países Bajos.

Al año siguiente entrenó al Austria Viena, y en 1912 regresó a Inglaterra para jugar un año más en el Bolton. En 1914 retomó su carrera de entrenador en el MTK de Budapest, si bien en 1918 recaló en Suiza, entrenando al Young Boys de Berna. Fue en este equipo donde se unió a su compatriota Teddy Duckworth, entrenador del Servette, y el húngaro Dori Kürschner, entrenador del Nordstern Basel, para preparar a la selección suiza de cara a los Juegos de 1924. Los helvéticos, en el mayor éxito de su historia, lograron la plata.

Hogan permaneció por Centroeuropa unos años, entrenando a equipos como el Lausana suizo, el Dresdner alemán o de nuevo el MTK de Budapest. Fue uno de los principales consejeros de Hugo Meisl para desarrollar el tipo de juego que llevó a Austria a ser el famoso Wunderteam. Tras entrenar al Austria de Viena, al RC París y de nuevo al Lausana, regresó en 1934 a Inglaterra para dirigir al Fulham. Tras esta experiencia en Londres, retornó al continente para dirigir a la selección austríaca, a la que hizo subcampeona olímpica.

Regresó a su país para dirigir al Aston Villa durante dos años, pero en Inglaterra tenía menos fama que en el continente, donde se valoraban más sus ideas sobre el fútbol que en las islas, donde el juego directo todavía era el dominante. Además, que estuviera en Centroeuropa al estallar la Primera Guerra Mundial no le benefició. En cierto modo, en 1953 tuvo una pequeña venganza, cuando en un amistoso, Hungría aplastó a Inglaterra por 3-6 en Wembley. Al acabar el partido, Sándor Barcs, presidente de la Federación húngara, dijo: “Jimmy Hogan nos enseñó todo lo que sabemos sobre el fútbol”.

Ya retirado del fútbol Hogan se estableció en su Lancashire natal donde falleció el 30 de enero de 1974, con 91 años de edad.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el jueves.

Qué fue de… Mike Tindall: de jugador internacional de rugby a miembro de la familia real británica

Tindall, con Zara Phillips en su boda en Edimburgo el 30 de julio de 2011 (GTRES).

El protagonista de este sábado bien podría serlo de una película: un deportista de élite que acaba formando parte de la familia real (un momento, esto me suena…). El caso es que el merced al amor, este deportista es un asiduo de la prensa del corazón inglesa. Es Mike Tindall.

¿Quién era?: Un jugador internacional de rugby de finales de los 90 a mediados de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser 75 veces internacional con Inglaterra y campeón del mundo, pero sobre todo, por ser el marido de Zara Phillips, nieta de la reina Isabel II.

¿Qué fue de él?: Se retiró del rugby en 2014 en las filas del Gloucester. En la actualidad presta su imagen a numerosas organizaciones, como Rugby for Heroes, la división de ambulancias aéreas de la región de las Midlands o la ONG Right to Play, además de ser embajador de diversas compañías, como la casa de apuestas Betway.

¿Sabías qué…?: Fue uno de los jugadores clave en la consecución del Mundial de 2003 por parte de Inglaterra.

Tindall, en acción con Inglaterra en 2011 (WIKIPEDIA)

– Uno de sus rasgos más característicos es su nariz: a lo largo de su carrera profesional se la rompió ¡ocho veces! En consecuencia, se ha operado en varias ocasiones.

– En 2003 conoció a Zara Phillips, hija de la princesa Ana y nieta de la reina Isabel II, cuando disputaba con Inglaterra el Mundial en Australia.

– Se casaron el 30 de julio de 2011 en Edimburgo.

– Tienen dos hijas, Mia Grace (nacida en 2014) y Lena Elizabeth (nacida en 2018).

– Es miembro de la Orden del Imperio Británico desde 2004, premio que logró tras ganar el Mundial.

– En 2011, cuando llevaba apenas unos meses casado con Zara Phillips, y mientras disputaba el Mundial de rugby, fue pillado en un bar de Nueva Zelanda participando en un surrealista concurso de lanzamiento de enanos (de personas con acondroplasia, vaya) y flirteando con una rubia desconocida. Fue multado y Tindall pidió disculpas públicas.

– Fue pillado dos veces conduciendo bajo los efectos del alcohol.

– Jugó con los Barbarians, pero no con los British and Irish Lions: iba a hacerlo en el tour de 2005, pero se lo perdió por lesión.

– Mide 1,87 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Michael James Tindall nació el 18 de octubre de 1978 en Otley, West Yorkshire, Reino Unido. Entre 1997 y 2005 jugó en Bath y entre 2005 y 2014, en Gloucester. En su palmarés tiene un Challenge europeo. Con Inglaterra jugó 75 partidos y anotó 74 puntos. Tiene cuatro torneos del Seis Naciones y un Mundial.

Os dejo con un vídeo dedicado a Tindall:

Hasta mañana.

Qué fue de… Nicky Butt: el ‘menos bueno’ de los ‘Fergie Boys’

Nicky Butt, peleando un balón con Emmanuel Petit en un United vs Arsenal en 2000 (Archivo 20minutos).

Vamos a recordar este jueves a uno de los miembros de una de las quintas más exitosas del fútbol inglés y europeo en los últimos años. Es Nicky Butt.

¿Quién era?: Un centrocampista inglés de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser miembro de los ‘Fergie Boys’, también llamada ‘Class of 92’, la quinta de jugadores que debutó con el primer equipo del Manchester United en 1992 de la mano de sir Alex Ferguson y que hizo historia con los red devils.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas del South China. En la actualidad, es el entrenador jefe de la cantera del Manchester United (nada menos).

¿Sabías qué…?: Los otros miembros de su quinta son David Beckham, Paul Scholes, los hermanos Gary y Phil Neville y Ryan Giggs (no obstante, Giggs debutó en 1990, Scholes en 1993 y Phil Neville en 1994).

– Los Neville, Scholes y Giggs no salieron del United nunca. Butt, como Beckham, sí jugó en otros equipos.

– Junto a sus cinco compañeros y a Peter Lim, es dueño del Salford City (Lim en un 40% y los jugadores, en un 10% cada uno).

– Solía jugar en el centro del campo con Roy Keane o sustituyendo a éste en sus bajas, junto a Paul Scholes.

– Fue titular y jugó todo el partido de la mítica final de la Champions de 1999, en la que el Manchester United remontó para ganar 2-1 al Bayern de Múnich.

– Con Inglaterra jugó el Mundial de 2002 y la Eurocopa de 2004.

– Su último partido con la selección inglesa lo disputó ante España.

– Está casado y tiene dos hijos.

– El pasado mes de abril, fue detenido por un “incidente doméstico”.

– Mide 1,78 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Nicholas Butt nació el 21 de enero de 1975 en Gorton, Manchester, Inglaterra. Debutó, como ya os he comentado, en 1992 en el primer equipo del Manchester United. Dejó el club en 2004 para irse al Newcastle, que en 2005 lo cedió al Birmingham City una temporada. En 2010 firmó por el South China, donde se retiró en 2011. En su palmarés tiene seis Premier Leagues, tres FA Cups, cuatro Community Shields, una Champions y una Intercontinental. Con Inglaterra jugó 39 partidos y no marcó ningún gol.

Os dejo con un vídeo dedicado a Nicky Butt:

Hasta mañana.

Quién fue… Phil Taylor: el rey de los dardos

Taylor, en acción (YOUTUBE).

A finales de enero os hablé de Eric Bristow, el considerado padre de los dardos modernos. Algún lector me comentaba que pese a los logros de Bristow, la verdadera estrella histórica de los dardos era el protagonista de hoy, así que sin más, os traigo la figura de Phil Taylor.

Nacido el 13 de agosto de 1960 en Stoke-on-Trent, Philip Douglas Taylor jugaba a los dardos como aficionado. En 1986 se fue a vivir a Burslem, al lado de un pub regentado por Eric Bristow. Su mujer le regaló una diana y unos dardos y empezó a practicar tanto en casa como en el pub de Bristow. Fue el propio campeón el que le descubrió y decidió patrocinarle. Le prestó 10.000 libras para que diera el salto al profesionalismo y así lo hizo.

Tras una gira por Las Vegas en 1987 con poco éxito, en 1988 Taylor ganó su primer torneo, el Open de Canadá. En 1990 se clasificó para el Mundial de dardos y, contra todo pronóstico, llegó a la final. En ella se encontró a su mentor, Eric Bristow. Y le ganó.

Aunque no pudo revalidar su título en 1991, volvió a proclamarse campeón del mundo en 1992. Al año siguiente, tras un cisma entre organizaciones y una posterior reunificación del campeonato del mundo, Taylor volvió a perder pronto, en segunda ronda, pero dos años después empezaría una implacable dictadura. Ganó ocho mundiales seguidos entre 1995 y 2002, luego tres consecutivos entre 2004 y 2006 y tres más en el ocaso de su carrera (2009, 2010 y 2016). En total, 16 títulos de campeón del mundo, un récord aún no igualado.

De manera paralela, ganó innumerables torneos y competiciones, con un palmarés absolutamente abrumador: 16 torneos del World Matchplay, 11 torneos del World Grand Prix, 6 torneos del Grand Slam, 6 de la Premier League, 4 campeonatos de Europa, 5 ediciones del Open británico… Una leyenda.

Apodado ‘The Power’, hay lunares en su carrera, como cuando fue juzgado por abusos sexuales por dos jóvenes en 1999. Fue declarado culpable y esta condena le costó no ser nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico.

El pasado 2018 anunció su retirada profesional, aunque sigue compitiendo en torneos de exhibición.

Os dejo con un vídeo dedicado a Phil Taylor:

Hasta el jueves.

Trofeos, copas y medallas. El British Home Championship: el primer torneo internacional de la historia

Representación del trofeo del British Home Championship (WIKIPEDIA).

Hace poco os hablaba de la Rous Cup y en ese artículo os nombre la competición de la que os voy a hablar este sábado: el British Home Championship.

Se trata del primer torneo internacional de la historia, que se disputó durante 100 años. En la década de los 80 del siglo XIX, con un deporte que apenas superaba la decena de años, las selecciones nacionales de Gran Bretaña disputaban amistosos entre ellas anualmente (había pocas selecciones más en el mundo).

El 6 de diciembre de 1882, representantes de la Federación Inglesa, la Escocesa, la Galesa y la Irlandesa se reunieron en Manchester. Allí decidieron unificar sus reglas (no eran las mismas, según la federación) y crear el germen de lo que actualmente es la International Board.

Aprovechando la reunión, además, se dio carácter formal a los amistosos entre las selecciones, dando lugar al British Home Championship.

La competición se estrenó en la temporada 1883/1884. El sistema era parecido al del VI Naciones de rugby: jugaban todos contra todos, sin ida y vuelta. Es decir, cada selección jugaba tres partidos. Si una selección jugaba dos partidos fuera y uno en casa, en la edición siguiente jugaba dos en casa y uno fuera.

Las cuatro primeras ediciones las ganó Escocia. No fue hasta 1906 cuando ganó un equipo diferente a Escocia o Inglaterra. Fue Gales la ganadora. Irlanda ganó en 1914 su primer torneo (el último antes de la Primera Guerra Mundial, que obligó a cinco temporadas de suspensión -por la Segunda Guerra Mundial fueron seis-). Hasta 1950, Irlanda jugaba como selección unificada. Desde entonces y hasta la última edición, fue la selección de Irlanda del Norte la que jugó el torneo.

El torneo se usó como clasificación para los Mundiales de 1950 y 1954, y para la Eurocopa de 1968 se usaron dos torneos como fase de clasificación.

El torneo fue perdiendo fuerza. El interés del público decayó. Las selecciones preferían centrarse en Eurocopas y Mundiales. El fenómeno hooligan empañaba los partidos, el conflicto político en Irlanda iba in crescendo e Inglaterra y Escocia empezaron a exigir rivales de mayor categoría, así que en 1984 (curiosamente, con la victoria de Irlanda del Norte) fue el último año en el que se disputó, justo en el 100 aniversario.

El trofeo como tal se instauró en 1935, con motivo del jubileo de plata del rey Jorge V (es decir, el 25º aniversario de su coronación). En estilo art decó, lo coronaba una figura alada sobre un balón de fútbol.

Inglaterra ganó 54 torneos. Escocia 41, Gales 12 e Irlanda (unificada o del Norte) ganó 8.

Espero que os haya resultado interesante. Hasta mañana.

Quién fue… el Gitanos FC: el equipo sin casa

Así era el uniforme de los Gitanos (Historicalkits.co.uk).

Una de las señas de identidad de la prehistoria del fútbol, esto es, del balompié de la época victoriana, era la imaginación que gastaban los primeros fundadores de clubes a la hora de poner nombre a sus nuevas asociaciones. Este domingo os traigo un ejemplo de ello.

En 1863, exalumnos de los colegios Eton y Charterhouse, es decir, miembros de los clubes Old Etonians y Old Carthusians, fundaron un club de fútbol. Cabe recordar que fue precisamente ese año, en concreto el 26 de octubre, cuando se codificaron las primeras reglas del fútbol tal y como lo conocemos ahora, en la Freemason’s Tavern de Londres. Estamos hablando, pues de un club tan antiguo como el mismo deporte en cuestión.

Los fundadores del club decidieron llamarlo Gitanos Football Club, sí, así en castellano. El motivo es que no tenían casa o campo local donde jugar sus partidos, y en referencia al nomadismo de la etnia calé, eligieron el nombre. Se desconoce el motivo por el que se decantaron por la voz en español y no por su forma inglesa (Gypsies), pero en la época victoriana no era raro recurrir a nombres que resultaran exóticos para los ingleses de la época (por ejemplo, un famoso equipo de rugby londinense es el Saracens -sarracenos-). Otro apunte: el concepto de clubes sin casa no era extraño en la época y de hecho, el club victoriano más famoso, o uno de ellos, era el Wanderers FC (la palabra wanderer se puede traducir como vagabundo, errante o itinerante). Este calificativo lo podemos encontrar en equipos actuales como el Bolton Wanderers.

El caso es que el Gitanos FC tuvo una vida muy corta, pues se cree que desapareció a finales de la década de los 70 del siglo XIX. Se tiene referencia que participó en la FA Cup de la temporada 1873/1874, pero perdió en primera ronda ante el Uxbridge.

No obstante, en una publicación llamada Football Annual, fechada en 1874, se califica al Gitanos FC como uno de los mejores clubes de Inglaterra. La historia no les dio la razón.

Espero que os haya resultado interesante este artículo. Hasta el jueves.

Trofeos, copas y medallas. La Rous Cup

Dos brasileños (con sendas camisetas de Escocia) alzan la Rous Cup de 1987 (YOUTUBE).

Con la excusa de la sección de trofeos, vamos a conocer un poco más de cerca una competición muy peculiar que duró cuatro años y que quizá no recordéis: la Rous Cup.

Vamos a remontarnos mucho en el tiempo. De hecho, lo vamos a hacer hasta los orígenes del fútbol internacional. Como sabéis, el 30 de noviembre de 1872 se disputó en Glasgow en primer partido de selecciones de la historia, entre Escocia e Inglaterra (os recuerdo un artículo que dediqué al escenario de aquel encuentro y al primer capitán inglés). Desde entonces, las selecciones más viejas del mundo decidieron jugar entre ellas un partido anual, normalmente en el mes de abril. Este partido anual dio pie al British Home Championship, una competición anual que enfrentaba a Escocia, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, y que se disputó durante 100 años, entre 1884 y 1984.

Aquel campeonato dejó de organizarse porque el nivel era bastante bajo. Pero unos meses después, tanto la FA como la SFA empezaron a echar de menos esos partidos anuales y para 1985 organizaron un torneo a imagen y semejanza de la Calcutta Cup de rugby. Lo llamaron Rous Cup, en honor de sir Stanley Rous, que presidió la FIFA entre 1961 y 1974. La pasaron a mayo, cuando acababan las competiciones ligueras de ambas naciones.

La primera edición se disputó el 25 de mayo de 1985 en Hampden Park. Ambas selecciones llevaron sus onces de gala y ante más de 66.000 almas, y con el arbitraje del prestigioso francés Vautrot, los escoceses se llevaron la primer Rous Cup gracias a un gol del defensa Richard Gough en el minuto 69 de partido.

Al año siguiente, año de Mundial, la final se adelantó al 23 de abril. El escenario, Wembley, y del árbitro, de nuevo Vautrot. Los ingleses se vengaron y ganaron 2-1, con goles de Terry Butcher y Glenn Hoddle para los locales y de Graeme Souness para los visitantes.

Pero como ya pasó con el British Home Championship, la cosa tenía poco picante, así que la FA y la SFA decidieron invitar a una selección sudamericana cada año para darle algo de color al torneo. Así, sería un triangular. Inglaterra y Escocia seguirían alternándose entre Londres y Glasgow y el equipo americano sería visitante en sus dos partidos. La primera selección invitada fue Brasil. El 19 de mayo de 1987 se inauguró la Rous Cup con un Inglaterra – Brasil en Wembley. El resultado fue de 1-1, con goles de Lineker y Mirandinha. Cuatro días después, en Hampden, Escocia e Inglaterra empataron a cero goles. En la última jornada, el 26 de mayo y de nuevo en Hampden, Brasil derrotó por 2-0 a Escocia (con goles de Raí y Valdo) y se llevó la Rous Cup.

En 1988 la selección invitada fue Colombia. El 17 de mayo de ese año se abrió el torneo con un 0-0 entre Escocia y la selección cafetera en Glasgow. El 21 de mayo, en Wembley, el mítico partido entre Inglaterra y Escocia se saldó con un 1-0 para los locales, con gol de Peter Beardsley. El 24 de mayo, en Londres, Inglaterra y Colombia empataron a un tanto. Lineker marcó para los locales y para los visitantes lo hizo el tristemente famoso (por ser asesinado seis años después) Andrés Escobar. El título se quedó en Inglaterra.

En 1989 se disputó la última edición del torneo, esta vez con Chile como invitada. El torneo se estrenó el 23 de mayo con un 0-0 en Londres entre Inglaterra y La Roja. Cuatro días después, en Hampden, Inglaterra derrotaba 0-2 a su eterno enemigo, con goles de Chris Waddle y Steve Bull (que debutó ese día y que encima, jugaba en tercera división, en los Wolves). En el último partido de la historia de este torneo, Escocia venció por 2-0 a Chile con goles de Alan McInally y Murdo MacLeod. Inglaterra ganó su tercera Rous Cup.

El torneo se canceló porque en el Escocia-Inglaterra hubo serios incidentes en Glasgow entre hinchas de ambas selecciones. Los equipos ingleses habían sido sancionados sin jugar en Europa tras el desastre de Heysel y la FA no quería que su selección, que contaba con una prometedora generación de cara al Mundial de Italia 90, fuera sancionada también.

Desde entonces, pasaron siete largos años sin enfrentamientos entre Inglaterra y Escocia, hasta que se vieron las caras en la Eurocopa de 1996, en Wembley, con victoria inglesa merced a aquel mítico golazo de Paul Gascoigne. Luego se enfrentaron en 1999, en la repesca para ir a la Eurocopa de 2000 y desde entonces se han enfrentado en dos amistosos (2013 y 2014) y más recientemente, en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 (por si os interesa, ambas selecciones se han enfrentado 113 veces -récord mundial-, con 48 victorias inglesas, 41 escocesas y 24 empates).

Os dejo el vídeo íntegro del Inglaterra-Brasil de 1987 (Inglaterra marcó en el minuto 35 y Brasil empató un minuto después, nada más sacar de centro):

Hasta mañana.

Qué fue de… Nick Barmby: Pelé lo gafó cuando dijo que era tan bueno como Zidane

Cromo de Barmby en su etapa en el Tottenham (PANINI).

Hoy vamos a recordar a un futbolista de prolongada trayectoria en la Premier League, que llegó a vestir la camiseta de la selección inglesa. Es Nick Barmby.

¿Quién era?: Un centrocampista de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues como os decía, por jugar en media docena larga de equipos históricos ingleses, además de por ser internacional con los ‘Tres Leones’.

¿Qué fue de él?: Colgó las botas en 2012 en las filas del Hull City. En la actualidad entrena al equipo sub 19 de un modesto club llamado Burton Town Old Boys FC.

¿Sabías qué…?: Su padre, Jeff Barmby, fue futbolista profesional en los 60, pero jugó siempre en divisiones modestas.

– Tiene un hijo llamado Jack que continúa con la tradición: es futbolista profesional y ahora juega en Estados Unidos, en los San Antonio FC de la USL (la segunda categoría del fútbol profesional en Norteamérica).

– Se formó en la cantera del Tottenham y adquirió fama formando parte del quinteto de atacantes que popularizó el argentino Osvaldo Ardiles en la temporada 93/94, junto a Jurgen Klinsmann, Darren Anderton, Teddy Sheringham e Ilie Dumitrescu.

– En Inglaterra es muy famosa la anécdota de que en sus días en los Spurs, nada menos que Pelé dijo de él que iba a ser un superclase mundial, a la altura de Zinedine Zidane o Paolo Maldini. Es una de las numerosas predicciones fallidas de Pelé, del que se dice que es gafe.

– Es uno de los nueve jugadores de la historia que ha marcado goles en la Premier con seis equipos diferentes.

– Es también uno de los pocos jugadores que dio el paso del Everton al Liverpool. Cuando lo hizo, hacía 41 años que los reds no fichaban a un jugador de los toffees.

– Estuvo en las Eurocopas de 1996 y de 2000 con la selección inglesa.

– Marcó cuatro goles con la selección. El último de ellos fue el 28 de febrero de 2001, en Villa Park, en un Inglaterra-España. Los locales ganaron 3-0 y el gol de Barmby fue el primero.

– En la temporada 2011/2012 entrenó al Hull City.

– Mide 1,70 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Nicholas Jon Barmby nació el 11 de febrero de 1974 en Kingston Upon Hull, Inglaterra. Debutó como profesional en 1992 en las filas del Tottenham. En 1995 lo contrató el Middlesbrough y al año siguiente se fue al Everton. Cuatro temporadas después cambió de club, pero no de ciudad: firmó por el Liverpool. En 2002 lo fichó el Leeds United y dos años después y tras una breve cesión en el Nottingham Forest, firmó por el equipo de su ciudad natal, el Hull City, donde se retiró en 2012. En su palmarés tiene una Copa de la Liga y una Charity Shield, ambas con el Liverpool. Con Inglaterra jugó 23 partidos y marcó 4 goles.

Os dejo con un vídeo homenaje a Barmby en su etapa en el Liverpool:

Hasta mañana.