Archivo de la categoría ‘Deportes de invierno’

Quién fue… Eddie Edwards: ‘el Águila’ que soñaba con volar en unos Juegos Olímpicos

Portada de la autobiografía de Eddie (Weidenfeld & Nicolson).

Los Juegos Olímpicos son terreno fértil en historias de superación frente a la adversidad. ¿Quién no recuerda el caso del nadador guineano Éric Moussambani? Pues bien, en los Juegos de Invieerno existe un caso similar: el de Eddie Edwards.

Michael David Edwards nació el 5 de diciembre de 1963 en Cheltenham, Inglaterra. Hijo y nieto de albañiles, en su etapa escolar se ganó el apodo de ‘Eddie’, en referencia a su apellido.

Tras una excursión escolar a la nieve, con 13 años, se enamoró del esquí y nació su nueva fijación: competir en unos Juegos de Invierno.

Empezó a trabajar como albañil, pero no perdía de vista su sueño. Intentó iniciarse como esquiador de fondo, pero pese a que Gran Bretaña no tiene mucha tradición en este deporte, había suficiente competencia como para que no pudiera cumplir su propósito. Así que decidió probar con una disciplina donde estaría él solo: saltos de esquí.

Reunió sus pocos ahorros y viajó a Lake Placid, a Nueva York, donde se puso en manos de dos entrenadores, John Viscome y Chuck Berghorn. Edwards no tenía equipación, así que se la tuvo que prestar Berghorn. Las botas de éste eran mucho mayores que las de Eddie, por lo que tenía que usarlas con seis pares de calcetines.

Los entrenadores se encontraron con dos problemas, además del dinero: Eddie pesaba 82 kg, mucho más de lo adecuado para un deporte como los saltos de esquí. Y otro: Edwards era miope y no podía hacer casi nada sin gafas, pero saltando se le empañaban y veía aún menos.

Pese a estos problemas, Edwards se plantó en los campeonatos del mundo de 1987 en Obertsdorf, Alemania. Acabó último, pero le valió para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Calgary (Canadá), el año siguiente, como representante del equipo olímpico británico.

Llegó a Calgary en medio de gran expectación. La prensa canadiense lo bautizó irónicamente como ‘The Eagle’, y casi sin quererlo, se convirtió en uno de los deportistas más seguidos de los Juegos, no solo por los aficionados, sino también por los medios de comunicación.

Eddie Edwards, en 2017 (WIKIPEDIA).

Edwards compitió en trampolín de 70 metros y en trampolín de 90 metros. En ambos casos acabó último. Para que os hagáis una idea, en el primero de los casos saltó 61 metros. El penúltimo (el español Bernat Solà, por cierto) saltó 68,5 y el ganador, el finlandés Matti Nykänen, alcanzó los 89,5 metros, 20 más que nuestro héroe. En trampolín de 90 metros, Edwards alcanzó los 71 metros. El penúltimo saltó 96 metros y el ganador, de nuevo Nykänen, alcanzó los 107 metros.

Sea como sea, se hizo famosísimo y durante los Juegos llegó a participar en el programa Tonight Show. Tal fue su fama que en la ceremonia de clausura, el presidente del comité organizador, Frank King, tuvo presente a Eddie en su discurso: «Habéis batido récords mundiales y establecido marcas personales. Algunos de vosotros incluso habéis volado como un águila«, dijo.

Tras la historia de Edwards, el COI endureció las normas para que esquiadores inexpertos no pudieran presentarse en los Juegos. La norma, conocida como ‘la ley Eddie The Eagle’, exigía que los aspirantes olímpicos debían competir en eventos internacionales y clasificarse entre el 30% o los 50 mejores competidores.

A pesar de ello, Eddie intentó clasificarse para los Juegos de Alberville 92, de Lillehammer 94 y de Nagano 98, pero sin éxito en cualquier caso. Edwards se convirtió en un rostro muy conocido de la televisión británica, participando en numerosos realities. Además, escribió su propia autobiografía. Por si fuera poco, hay una película sobre su historia. Titulada Eddie The Eagle y estrenada en 2016, está protagonizada por Taron Egerton y Hugh Jackman.

Espero que os haya gustado el artículo. Volvemos el jueves.

Quién fue… Nodar Kumaritashvili: murió en unos Juegos Olímpicos a 143 km/h

Imagen de Nodar Kumaritashvili (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una historia trágica, la de un deportista olímpico que perdió la vida en plena competición en unos Juegos. Es Nodar Kumaritashvili.

Nacido el 25 de noviembre de 1988 en Borjomi, Georgia, Nodar Kumaritashvili era el nieto de la persona que introdujo el luge en su país, Aleko Kumaritashvili, que lo trajo tras pasar un tiempo en la Alemania Oriental. Se trata de una de las modalidades de descenso en trineo por pistas de hielo. Si el bobsleigh es por equipos y en el skeleton, el atleta va tumbado boca abajo, en el luge el deportista se tumba boca arriba, con las piernas estiradas.

El padre y el tío de Kumaritashvili también practicaron este deporte, y el tío llegó a ser presidente de la federación georgiana. El joven Nodar empezó a practicar este deporte con 13 años de edad, y posteriormente simultaneó la práctica con unos estudios en Economía en Tiflis.

Kumaritashvili logró clasificarse para los Juegos Olímpicos de Vancouver de 2010. La mañana del 12 de febrero, horas antes de la ceremonia de inauguración de los Juegos, el luger georgiano estaba entrenando en la rápida pista del Whistler Sliding Centre.

Tras 25 intentos, Nodar Kumaritashvili decidió hacer un último recorrido. En la última curva, cuando viajaba a unos 143 km/h, perdió el control y salió disparado por encima de la pared de protección de la pista, chocando contra un poste metálico. Inmediatamente fue sometido a primeros auxilios y fue trasladado en helicóptero al hospital de Whistler, donde murió al poco de ingresar. Tenía 21 años.

El equipo georgiano desfila en Vancouver horas después de la muerte de su compañero (WIKIPEDIA).

Kumaritashvili se convirtió así en el decimosexto atleta en morir en unos Juegos, y el cuarto en Juegos de Invierno. La noticia supuso un fuerte impacto en la comunidad olímpica y el equipo georgiano al completo planteó retirarse de los Juegos, pero el gobierno de este país decidió convencer a los atletas para que su actuación sirviera de homenaje al joven luger fallecido.

En la ceremonia de inauguración, los atletas georgianos lucieron un brazalete negro, y la bandera del país un crespón del mismo color. Desfilaron dejando el hueco en el que hubiera ido Kumaritashvili y tras desfilar, se retiraron del estadio, sin quedarse al resto de la ceremonia, en la que las banderas de Canadá y la Olímpica lucieron a media asta. En la competición de luge, todos los atletas llevaron una banda negra en sus cascos en honor al compañero finado.

El cuerpo de Kumaritashvili llegó a Georgia el 17 de febrero y dos días después fue enterrado con miles de personas en su funeral, incluido el presidente del país, Mikheil Saakashvili. En su localidad natal, la calle donde vivió fue bautizada con su nombre. El alemán Felix Loch, que ganó el oro en luge días después, decidió fundir su medalla de oro para crear dos más pequeñas y donar una a la familia de Kumaritashvili. Desgraciadamente, los padres del atleta sufrieron un fuerte impacto y el padre de Nodar llegó a intentar suicidarse, mientras que su madre sufrió numerosos problemas de salud. Además, Georgia emitió un sello postal con la imagen del atleta.

Espero que os haya interesado el artículo. Hasta el jueves.

Quién es… Anna Sidorova: la zarina del curling

Anna Sidorova (INSTAGRAM).

El artículo con el que empezamos el mes de septiembre es un poco diferente a lo habitual, no sólo porque es sobre una profesional de un deporte que aún no había asomado al blog, sino porque la protagonista en cuestión sigue en activo. Pese a ello, creo que debéis conocerla. Es Anna Sidorova.

¿Quién es?: Una curler rusa de la pasada década y la actual.

¿Por qué deberías conocerla?: Por ser una de las mejores skippers (los que lanzan la piedra y diseñan la estrategia en el curling) del mundo y por ser muy famosa en Rusia por su imagen fuera de las pistas.

¿Qué hace ahora?: Ahora capitanea su propio equipo en el World Curling Tour y además, es la imagen de la empresa rusa de alimentación rusa ZBreadd.

¿Sabías qué…?: De niña practicaba patinaje artístico, pero a los 13 años sufrió una lesión que la obligó a dejar el deporte y fue entonces cuando se pasó al curling.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anna Sidorova (@curlme_anna)

– Con 19 años lideró al equipo olímpico ruso en los Juegos de Vancouver 2010.

– Ha sido campeona de Europa y subcampeona del mundo, pero el oro mundial se le resiste.

– Ha estudiado Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Estatal de Rusia.

– Tiene el título de maestro de Deportes de Rusia.

– Sidorova también es famosa, como os decía, por su imagen fuera de las pistas. Ha hecho trabajos como modelo y en su cuenta de Instagram no duda en compartir algunas de estas imágenes.

– Mide 1,70 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Anna Vladimirovna Sidorova nació el 6 de febrero de 1991 en Moscú. En 2010 debutó con el equipo olímpico ruso y sigue en activo desde entonces. En su palmarés tiene una plata y cuatro bronces en campeonatos del mundo; dos oros, una plata y un bronce en campeonatos de Europa y dos oros y un bronce en Universiadas de invierno.

Hasta mañana.

Qué fue de… Silje Norendal: colgó la tabla de snowboard tras quedarse embarazada

Imagen de la ‘snowboarder’ Silje Norendal (WIKIPEDIA).

Llega la primeravera y se va el frío y con él, los deportes de invierno. Vamos a despedirnos con una especialista de uno de los deportes más de moda: Silje Norendal.

¿Quién era?: Una snowboarder noruega cuya carrera transcurrió entre 2007 y el pasado 2020.

¿Por qué se la recuerda?: Por ser una de las mejores de su época, con cuatro oros en X Games.

¿Qué fue de ella?: Se retiró el pasado mes de diciembre tras anunciar que estaba embarazada de una niña (que nacerá en junio). Hace unas semanas anunció su fichaje por la cadena noruega TV2 para ser comentarista. La podéis seguir en Instagram.

¿Sabías qué…?: Sus especialidades eran slopestyle y Big Air.

– El slopestyle consiste en hacer un recorrido con trucos técnicos durante saltos a gran altura.

Silje Norendal (WIKIPEDIA).

– El Big Air consiste en realizar trucos tras dar un salto enorme desde una rampa.

– En el año de su debut fue nombrada Novata del año.

– La revista FHM le ofreció posar con poca ropa, pero ella rechazó la oferta.

– Es imagen de la firma de cosmética A. N. Other.

– Su club es el Kongsberg IF.

– Su patrocinador es la bebida energética Rockstar.

– Su pareja es el jugador profesional de hockey hielo Alexander Bonsaksen.

– Mide 1,67 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Silje Norendal nació el 1 de septiembre de 1993 en Kongsberg, Noruega. Debutó como profesional en 2007 y se retiró el pasado diciembre. En su palmarés tiene una plata y un bronce en Mundiales; dos oros y un bronce en X Games y dos oros en X Games Europa.

Hasta mañana.

Qué fue de… Tina Maze: campeona olímpica, cantante y sex-symbol

Tina Maze, en 2014 (WIKIPEDIA).

El otoño ya ha comenzado y en breve empezaremos a ver los deportes de invierno volver a la normalidad (si lo permite la dichosa pandemia). Para ir abriendo boca vamos a hablar de una de las mejores deportistas de invierno de los últimos tiempos, procedente de un país que está muy de moda últimamente. Es Tina Maze.

¿Quién era?: Una esquiadora eslovena de finales de los 90 a finales de la presente década.

¿Por qué se la recuerda?: Por ser doble campeona olímpica y cuatro veces campeona del mundo.

¿Qué fue de ella?: Se retiró en 2017. En la actualidad es comentarista de televisión, y entrenadora junto a su pareja, Andrea Massi. Además es imagen de varias marcas en su país. La podéis seguir en Instagram.

¿Sabías qué…?: Empezó a competir con 15 años.

– En Vancouver 2010 logró dos platas, una en eslalon gigante y en supergigante.

– Cuatro años después, en los Juegos de Sochi, logró el oro en eslalon gigante y en descenso.

– En total, compitió en cuatro Juegos Olímpicos (Salt Lake City 02, Turín 06, Vancouver 10 y Sochi 14).

Maze, en acción poco antes de su retirada (WIKIPEDIA).

– Fue la abanderada del equipo olímpico esloveno en Vancouver.

– Ostenta el récord de puntuación en la Copa del Mundo, así como el de podios en una temporada en esta competición.

– Está considerada como una de las deportistas más atractivas de su modalidad.

– En 2012 se lanzó al mundo de la música y sacó un single titulado My Way is My Decision.

– Está considerada como una de las mejores deportistas eslovenas de todos los tiempos, junto a nombres más recientes como Goran Dragic, Luka Doncic, los ciclistas Primoz Roglic y Tadej Pogacar o el portero Jan Oblak.

– Mide 1,72 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Tina Maze nació el 2 de mayo de 1983 en Slovenj Gradec, Eslovenia. Debutó como profesional en enero de 1999 y se retiró en enero de 2017. En su palmarés tiene los citados oros y platas olímpicas, más cuatro oros y cinco platas en campeonatos del mundo.

Hasta mañana.

Santuarios del deporte. El K2, la montaña que registra una muerte por cada cuatro ascensos exitosos

Cara norte del K2, desde la vertiente china (WIKIPEDIA).

De vez en cuando me gusta ampliar el abanico de disciplinas deportivas y me atrevo a hacer incursiones a los llamados deportes de aventura. En realidad, creo que un alpinista es tan deportista como un jugador de tenis, así que en realidad no tengo por qué excusarme.. Hace casi ya cinco años escribí sobre el Everest, la montaña más alta del planeta, así que ya va tocando hablar de la segunda, que además, es más peligrosa. Es el K2.

Nombre oficial: K2. En China, su nombre oficial es Qogir.

Ubicación: Cordillera del Karakórum, en la frontera entre Pakistán y China.

Más cosas: Con una altitud de 8.611 metros, el K2 es la segunda montaña más alta del mundo. Pese a ello, existe el consenso de que se trata la montaña más difícil de escalar de toda la Tierra. Hay un dato terrorífico: por cada cuatro alpinistas que alcanzan su cima, hay uno no regresa jamás.

Antes de hablaros de la historia de su escalada, os diré que el peculiar nombre de la montaña procede del Gran Proyecto de Geografía Trigonométrica, un proyecto impulsado por el Raj británico en la India, para cartografiar la zona. En el año 1856, el teniente coronel Thomas Montgomerie fue quien bautizó la montaña como K2. Aunque estos exploradores británicos solían optar por nombres locales, en el caso del K2 no era posible, porque estaba bastante aislado. Desde la cima del monte Haramukh, Motgomerie divisó dos picos prominentes en la cordillera del Karakórum. Los llamó K1 y K2 (la ‘K’ de Karakórum). El K1 es el Masherbrum, de 7.821 metros. El K2 se quedó con ese nombre. En la lengua local de la zona, el balti, se usa el término Chogori, aunque esta palabra significa ‘montaña grande’ y no parece que sea específico. De cualquier modo, es de donde procede el nombre oficial de la montaña en chino: Qogir.

El primer intento de alcanzar la cima data de 1902, en una expedición liderada por los británicos Oscar Eckenstein y Alesteir Crowley (sí, el escritor esotérico). Alcanzaron sólo 6.525 metros. En 1909, el ‘madrileño’ Luis Amadeo de Saboya (era italiano, pero nació en Madrid, durante el reinado de su padre, Amadeo I) lideró una expedición que alcanzó un risco a 6.666 metros, que desde entonces se llama Espolón de los Abruzzos (porque Luis Amadeo era el duque de los Abruzzos). Este punto marca la ruta más accesible y habitual para alcanzar la cima.

En 1938, una expedición estadounidense liderada por Charles Houston alcanzó los 8.000 metros, pero el mal tiempo frustró el ataque a la cima. Al año siguiente, otra expedición norteamericana casi lo logra. Se quedaron a 200 metros, y acabó en tragedia: cuatro alpinistas murieron en el intento.

Charles Houston regresó en 1953, pero se quedó atrapado con sus compañeros a 7.800 metros. Murió uno de ellos, Art Gilkey. No fue hasta el año siguiente cuando por fin un humano pudo hollar la cima del K2. Los ganadores fueron unos italianos, liderados por Ardito Desio, que no obstante no fue quien hizo cima. Las dos personas que lo lograron fueron Lino Lacedelli y Achille Compagnoni. Era el 31 de julio de 1954. En este logro fue clave la presencia de dos pakistaníes, Muhammad Ata-ullah y Amir Mehdi.

Achille Compagnoni, en la cima del K2 el 31 de julio de 1954 (WIKIPEDIA).


Tuvieron que pasar 23 años para que otro hombre alcanzara la cima. Fue el japonés Ichiro Yoshizawa, que lo logró el 9 de agosto de 1977. Junto a él estaba el local Ashraf Aman, que se convirtió en el primer pakistaní en hollar la cima del K2. Los americanos lograron alcanzar el objetivo un año después, con cinco alpinistas en su cima: James Whittaker, Louis Reichardt, Jim Wickwire, John Roskelley y Rick Ridgeway. El mérito de esta misión es que lo lograron por otra ruta, más difícil que la del Espolón de los Abruzzos. Ya en 1979, el italiano Reinhold Messner lideró el cuarto ascenso exitoso al K2.
En los 80 se popularizaron los intentos por alcanzar la cima. Es cuando surgen las primeras expediciones españolas (las dos primeras, una navarra y otra del equipo de Al filo de lo imposible, fracasaron en 1983) y cuando surgen también las grandes tragedias.

1986 fue un año importante en la historia del K2. José María Casimiro y Mari Abrego se convierten en los primeros españoles en hollar la cima. Antes, Wanda Rutkiewicz y Liliane Barrard se convirtieron en las primeras mujeres en conseguir la hazaña. Pero si por algo se recuerda aquel año es por la muerte de 13 alpinistas en diferentes expediciones: tres polacos, dos estadounidenses, dos británicos, dos franceses, dos austríacos, un italiano y un pakistaní. Una de las víctimas fue Liliane Barrard, muerta en el descenso tras lograr alcanzar la cima.

Otro año duro fue 1995, cuando la expedición aragonesa de Javier Escartín, Javier Olivar y Lorenzo Ortiz se saldó con la muerte de los tres alpinistas. No obstante, el alpinismo español tiene una gran relación con el K2. Por ejemplo, Juanito Oiarzabal es uno de los tres humanos que han logrado alcanzar la cima en dos ocasiones. Edurne Pasabán logró ascender en 2004, a costa de dos falanges en los dedos de sus pies, y además rompiendo una supuesta maldición: de las primeras seis mujeres que alcanzaron la cima, cinco murieron en el descenso o poco después. La guipuzcoana, como bien sabemos, vivió para contarlo. Otro español, Carlos Soria, logró un récord también en 2004: se convirtió, con 65 años, en la persona de más edad en alcanzar la cima.

En resumen, menos de 400 personas han logrado llegar a la cima del K2 (las que lo han hecho en el Everest superan las 2.000), y en esta cima, que entre los alpinistas se conoce como ‘La Montaña Salvaje’, se ha cobrado la vida de cerca de 90 personas. Es, de hecho, el único ochomil nunca ascendido en invierno.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Qué fue de… Julia Mancuso: la esquiadora más sexy

Julia Mancuso, en un evento en 2014 en Los Ángeles (GTRES).

Vamos a hablar esta semana de una esquiadora que triunfó en su carrera deportiva y, gracias a su imagen, también fuera de ella. Es Julia Mancuso.

¿Quién era?: Una esquiadora estadounidense de la pasada década y la actual.

¿Por qué se la recuerda?: Pues por ser campeona olímpica de eslalon gigante en 2006 y por su imagen fuera de las pistas.

¿Qué fue de ella?: Mancuso se retiró en 2018. En la actualidad es imagen de la firma de ropa de esquí Spyder. Además, es imagen de la empresa Nutrient Foods, dedicada, como su propio nombre indica, a la nutrición especializada.

¿Sabías qué…?: Es de origen italiano.

– En el mundo del esquí era conocida como ‘SuperJules’.

– Su padre, Ciro Mancuso, fue un famoso narcotraficante que dirigió uno de los cárteles más poderosos de Estados Unidos.

– Se retiró debido a lesiones de cadera.

Mancuso, en 2008 en Aspen, Colorado (Archivo 20minutos).

– Su último descenso antes de retirarse lo hizo con una capa roja de superheroína.

– Vive entre California y Hawaii.

– Fue modelo de ropa interior.

– Mide 1,68 metros.

– Está casada desde 2017 con el surfero Dylan Fish.

– El pasado mes de julio dio a luz a su primer hijo, Sonny.

Biografía, palmarés, estadísticas: Julia Marie Mancuso nació el 9 de marzo de 1984 en Reno, Nevada. Debutó como profesional en 1999 y se retiró en 2018. En su palmarés tiene un oro, dos platas y un bronce olímpicos y dos platas y tres bronces en Mundiales.

Os dejo con un vídeo de Mancuso esquiando:

Hasta mañana.

Qué fue de… Vanessa-Mae: la famosa violinista que fue deportista olímpica

Vanessa-Mae, con la antorcha olímpica de Pekín 2008 (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar este sábado de una peculiar deportista, porque su fama mundial la adquirió en algo tan alejado de los deportes como la música clásica. Vamos a recordar el caso de Vanessa-Mae.

¿Quién era?: Una violinista británica nacida en Singapur, de padre tailandés y madre china, que también fue esquiadora olímpica representando a Tailandia.

¿Por qué se le recuerda?: En realidad, Vanessa-Mae es famosa porque en 1994 rompió las cifras de ventas con su disco The Violin Player, en el que hacía versiones de clásicos y canciones pop y rock, lo que la convirtió en millonaria.

¿Qué fue de él?: Vanessa-Mae sigue con su carrera musical y está considerada en la violinista que más discos ha vendido de la historia.

¿Sabías qué…?: Con cuatro años empezó a esquiar y este deporte era la otra pasión de su vida, además de la música.

– Decidida a ser también una estrella del esquí, en 2009 se fue a vivir a los Alpes suizos para entrenar y con el nombre de Vanessa Vanakorn (el apellido de su padre), se federó por Tailandia, el país de su padre. Su objetivo, los Juegos de 2014 en Sochi.

– Tailandia no tenía esquiadores entre los 500 mejores del mundo, así que el COI le permitía enviar a Rusia a dos esquiadores, un hombre y una mujer, siempre y cuando tuvieran una puntuación menor de 140 en el sistema de la Federación Internacional de Esquí (que va sumando penalizaciones, así, a menos puntos, mejor esquiador eres).

– En enero de 2014, y por iniciativa de la propia Vanessa-Mae y de la Federación Tailandesa, se organizó un torneo oficial en Eslovenia. Cuando empezó, la tailandesa tenía 269.44 puntos, y cuando acabó, 131.15, es decir, justo para poder ir a los Juegos.

– Bajo el nombre de Vanessa Vanakorn compitió en Sochi, en concreto en slalom gigante. Acabó en el puesto 67 de 90. No está mal, excepto si tenemos en cuenta que entre el puesto 68 y el 90 estaban las esquiadoras que no pudieron competir o se retiraron. Vamos, que quedó última.

– Unos meses después, la FIS (Federación Internacional), anunció que sancionaba a Vanessa-Mae con cuatro años de suspensión por amañar los resultados de la competición en la que participó en Eslovenia y le permitió clasificarse para los Juegos. También fueron sancionados varios jueces de aquel torneo.

– Vanessa-Mae acudió al TAS y le dieron la razón: no había pruebas del amaño. Dos años después, la FIS se vio obligada a indemnizarla con una cantidad no conocida, que la violinista donó a la caridad.

– La violinista regresó al esquí en 2017 con el objetivo de acudir a los Juegos de PyeongChang. Desgraciadamente, se lesionó en el hombro y no pudo acudir.

– La madre de Vanessa-Mae, pianista, fue la primera mánager de su hija, hasta que ésta la despidió en 1999.

– En 2006 se publicó que tenía una fortuna estimada de 32 millones de libras esterlinas.

Biografía, palmarés, estadísticas: Vanessa-Mae Vanakorn Nicholson nació el 27 de octubre de 1978 en Singapur. Empezó a competir en 2009 y lo hizo hasta enero del pasado 2018.

Os dejo con Vanessa-Mae en acción (esquinado):

Hasta mañana.

Quién fue… Billy Fiske: el campeón olímpico que murió como piloto en la II Guerra Mundial

Fiske, con su uniforme militar (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana contando la historia de un deportista olímpico que, en época de conflicto, decidió dejarlo todo para combatir contra el nazismo. Es la historia de Billy Fiske.

William Meade Lindsley Fiske III nació el 4 de junio de 1911 en Nueva York. Hijo de un banquero, se educó en Europa, en concreto en Francia, donde descubrió el deporte del bobsleigh. Posteriormente, estudió en Cambridge.

De vuelta en su país, y tras conocer los resorts de esquí de los Alpes franceses, quiso replicar el modelo en Aspen, Colorado. Él y un socio compraron terrenos a muy bajo precio y crearon las primeras instalaciones dedicadas a los deportes de invierno en Estados Unidos.

Antes, en 1928, Fiske formó parte del equipo americano de bobsleigh en los Juegos Olímpicos de Saint Moritz. Los estadounidenses se llevaron el oro en la categoría de bobs de 5. Fiske tenía 16 años, convirtiéndose en el medallista de invierno más joven de la historia (perdió el récord en 1992). Cuatro años después, en los Juegos de Lake Placid, en Nueva York, fue el abanderado del equipo estadounidense y de nuevo ganó el oro, esta vez en bobs de 4.

En 1936 renunció a ir a los Juegos de Garmisch-Panterkirchen, por su oposición al naciente gobierno de Hitler y, de hecho, cuatro años después, decidió viajar a Europa para luchar contra el nazismo.

Al principio del conflicto, Estados Unidos era neutral, pero para poder entrar en combate, Fiske se hizo pasar por canadiense y se alistó en el cuerpo de voluntarios de la Royal Air Force británica. Tras algunas semanas de formación, se incorporó al Escuadrón 601, a los mandos de un Hawker Hurricane.

Fiske participó en la terrible Batalla de de Inglaterra, en la que la RAF defendió la isla de los ataques de la Luftwaffe alemana. El 16 de agosto de 1940, en pleno combate aéreo, el avión de Fiske recibió un disparo en su depósito de combustible. El avión empezó a arder y el americano se quemó las manos y los pies. Pese a ello, pudo aterrizar con su avión en la base de Tangmere. Llegó malherido al Royal West Sussex Hospital de Chichester, donde 48 horas después de su ingreso falleció de un shock quirúrgico. Tenía 29 años.

Su ataúd fue cubierto por una bandera británica y una bandera de Estados Unidos y fue enterrado en el Convento de Boxgrove, en Sussex. «Murió por Inglaterra», reza su lápida. Hay una placa en su honor en la Catedral de San Pablo, en Londres, y en la iglesia del Convento de Boxgrove hay una vidriera dedicada a su memoria. Además, la Federación Americana de Bobsleigh y Skeleton entrega cada año un trofeo con el nombre de Billy Fiske.

Espero que os haya gustado la historia. Hasta el miércoles.

Qué fue de… Sven Hannawald: el amo de los cuatro trampolines

Hannawald, en 2001 (Archivo 20minutos).

El otro día os hablé del trofeo del torneo de los Cuatro Trampolines de saltos de esquí. En ese artículo os hablé del protagonista de hoy, y ahora voy a profundizar un poco más en su carrera. Es Sven Hannawald.

¿Quién era?: Un esquiador alemán de los 90 y primeros años de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el único esquiador que ha ganado el torneo de los Cuatro Trampolines tras haberse impuesto en las cuatro pruebas (en 2002) y por ser triple medallista olímpico.

¿Qué fue de él?: Tras retirarse, es consultor de empresas en materia de rendimiento deportivo y gestión de la presión, dando charlas y seminarios. Además, comenta para Eurosport en alemán los saltos de esquí.

¿Sabías qué…?: Nació como Sven Pöhler (el apellido de su madre), porque sus padres no se habían casado aún.

Hannawald, en pleno en vuelo en Obertsdorf en 2002 (Archivo 20minutos).

– Nació en la República Democrática Alemana.

– Con 12 años, fue enviado a un colegio especial para futuros deportistas (cosas de la RDA).

– Empezó a practicar su deporte con 7 años de edad.

– Jugó dos temporadas como futbolista, una en el Bergau y una en el Neuried, modestísimos equipos de la séptima categoría del fútbol alemán.

– Jugaba de delantero.

– Está casado con Melissa Thiem, que es futbolista profesional.

– Tiene dos hijos, uno con Thiem y otro de una relación anterior.

– También ha competido como piloto en la fórmula ADAC GT Masters

– Mide 1,84 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Sven Hannawald nació el 9 de noviembre de 1974 en Erlabrunn, Alemania Oriental. Debutó como profesional en 1992 y su carrera se desarrolló hasta 2004. En su palmarés tiene el citado torneo de los Cuatro Trampolines, un oro y dos platas olímpicas, y dos oros, una plata y un bronce en Copas del Mundo de saltos de esquí.

Os dejo con Hannawald en acción:

Hasta mañana.