Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘manchester united’

Qué fue de… Clayton Blackmore: Beckham se masturbó ante una foto suya

Cromo de Clayton Blackmore (PANINI).

Vamos a seguir esta semana con un personaje que sólo los veteranos fans del fútbol inglés recordarán, aunque su nombre salió a la palestra no hace mucho. Es Clayton Blackmore.

¿Quién era?: Un lateral derecho galés de los 80, los 90 y la década de 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Por jugar durante 12 años en el Manchester United, además de por su paso por numerosos equipos de Reino Unido.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2010 en el Neath Athletic de Gales. En la actualidad y tras una breve experiencia como entrenador, ofrece conferencias y participa en eventos sociales como cenas de empresa.

¿Sabías qué…?: Como os decía, hace unos años, en concreto en 2013, el nombre de Blackmore volvió a los medios de comunicación cuando David Beckham contó en una entrevista cómo fue su rito iniciático al llegar al primer equipo del Manchester United, con 16 años. ‘Becks’ fue obligado a realizar cierto acto sexual mientras tenía que sostener la mirada ante una foto de Clayton Blackmore.

– Blackmore podía jugar tanto en posiciones defensivas como ofensivas.

– Empezó a jugar en el United con 14 años.

– Lo hizo debutar en el primer equipo Ron Atkinson.

– Con sir Alex Ferguson alcanzó la titularidad.

– Su excompañero en el United Bryan Robson lo fichó en 1994 cuando éste se hizo cargo del Boro como entrenador-jugador.

– Antes de que la Premier tuviera dorsales fijos asignados para cada jugador, Blackmore llegó a llevar todos los dorsales del 2 al 11, dada su versatilidad en el terreno de juego.

– El primer dorsal fijo con el que se quedó fue el 15.

– Jugó partidos con su selección durante 12 años.

– Mide 1,75 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Clayton Graham Blackmore nació el 23 de septiembre de 1964 en Neath, Gales. Formado en la cantera del Manchester United, debutó con el primer equipo en 1982. En 1994 se fue al Middlesbrough. En 1996 estuvo cedido en el Bristol. En 1999 fichó por el Barnsley y más tarde ese año firmó por el Notts County. En 2000 fichó por el Leigh y ese mismo año por el Bangor City galés. En 2006 se fue al Porthmadog y en 2007 al Neath Athletic, donde se retiró en 2010. En su palmarés tiene una Premier, una FA Cup, una Charuty Shield, una Recopa y Supercopa de Europa. Con Gales jugó 39 partidos y marcó un gol.

Os dejo con un vídeo de goles de Blackmore:

Hasta mañana.

Qué fue de… Dion Dublin: leyenda de la Premier y percusionista

Cromo de Dublin con el Cambridge United (PANINI).

Vamos a hablar este jueves de uno de esos jugadores clásicos de la Premier League. Es Dion Dublin.

¿Quién era?: Un delantero inglés de finales de los 80 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolífica carrera en la Premier League, formando parte de equipos del calibre del Manchester United o al Aston Villa, además de por ser internacional con Inglaterra.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2008 en las filas del Norwich City. En la actualidad, trabaja como comentarista ocasional y también trabaja como conferenciante en eventos, reuniones de empresa y cenas, contando su experiencia profesional.

¿Sabías qué…?: Es de origen nigeriano.

– Sir Alex Ferguson pagó un millón de libras esterlinas por sus servicios en 1992 tras verlo en un partido de FA Cup cuando Dublin estaba en el Cambridge United.

– Chelsea y Everton estaban también interesados en contratarle.

– A las pocas semanas de debutar con el Manchester United, se fracturó una pierna y estuvo seis meses fuera de los terrenos de juego.

– En ese tiempo, el Manchester United fichó a un tal Eric Cantona. Cuando Dublin se recuperó, no tenía sitio en el equipo.

– El Manchester United ganó la Premier en 1993, su temporada de debut, pero como jugó menos de diez partidos, no le correspondía medalla. No obstante, la competición hizo una excepción con él y se la concedieron.

– En 1998, en el Coventry, acabó como máximo goleador empatado con Chris Sutton y Michael Owen. Pese a ello, se quedó fuera de la lista de Inglaterra para el Mundial de ese año.

– En su etapa del Aston Villa sufrió una fractura en el cuello que casi acaba con su vida. Tuvo que ser operado y lleva una placa de titanio que une tres de sus vértebras.

– Es un consumado percusionista y de hecho, él mismo ha inventado un instrumento, un tipo de cajón llamado The Dube.

– Mide 1,88 m.

Biografía, palmarés, estadísticas: Dion Dublin nació el 22 de abril de 1969 en Leicester, Inglaterra. Debutó como profesional en 1988 en el Norwich City. Ese mismo año lo fichó el Cambridge United, que lo cedió un año al Barnet y luego lo recuperó hasta 1992, cuando se fue al Manchester United de sir Alex Ferguson. En 1994 se fue al Coventry City, donde pasó cuatro temporadas. Luego recaló en el Aston Villa, donde estuvo seis temporadas, si bien una la pasó cedido en el Millwall. En 2004 firmó por el Leicester y en 2006 por el Celtic. Más adelante ese año se fue al Norwich, donde colgó las botas en 2008. En su palmarés tiene una Premier y una Charity Shield con el Manchester United y una liga y una copa de la liga escocesas. Con Inglaterra jugó cuatro partidos.

Os dejo con un vídeo de Dublin con el Coventry:

Hasta mañana.

Quién fue… Philip Mulryne: de futbolista del Manchester United a cura católico

Cromo de Mulryne, a la izquierda, e imagen reciente, como sacerdote, a la derecha (PANINI / YOUTUBE).

En los cerca de 2.500 artículos de este blog, he escrito muchos en los que os contaba ocupaciones curiosas de deportistas tras su retirada, pero no exagero si digo que pocos casos son tan peculiares como el de este domingo. Es la historia de Philip Mulryne.

Philip Patrick Stephen Mulryne nació el 1 de enero de 1978 en Belfast, Irlanda del Norte. Con 14 años entró en las categorías inferiores del Manchester United. Con 19 años, cuando aún no había debutado con el primer equipo, ya era internacional absoluto con Irlanda del Norte. En octubre de 1994, sir Alex Ferguson le hizo debutar en un partido de Copa de la Liga ante el Ipswich Town. Mulryne, de demarcación centrocampista, compartió vestuario con leyendas como David Beckham, Eric Cantona, Paul Scholes, Ryan Giggs o Peter Schmichael.

Con el United llegó a jugar un partido completo de Liga. Fue en la temporada 97/98, ante el Barnsley. Pero ante la falta de oportunidades en la superplantilla del United de finales de los 90, decidió cambiar de aires en busca de más minutos. Fichó por el Norwich City en 1999, pero se rompió una pierna al poco de empezar la temporada y casi la pasó en blanco. Se convirtió en un fijo de los canaries y pasó un total de seis temporadas en el equipo de Norfolk. En 2005 firmó por el Cardiff City, pero apenas jugó cuatro partidos ligueros. Tras varias pruebas con diversos equipos, firmó por el Leyton Orient en 2007, pero tampoco jugó mucho. Más tarde ese año firmó por el modesto King’s Lynn, donde se retiró en 2008, con tan solo 30 años de edad.

Fue entonces cuando la vida de Philip Mulryne dio un giro de 180 grados. En 2009 ingresó en el seminario en Belfast, convencido por un obispo irlandés, Noel Treanor. Al mismo tiempo, empezó estudios universitarios de Filosofía y luego se trasladó a Roma para estudiar Teología. En 2012 entró como novicio en la orden de los dominicos e ingresó en el monasterio de San Salvador en Dublín. Finalmente, el pasado 8 de julio de 2017 fue ordenado sacerdote en este monasterio por el arzobispo de Oregon City (EE UU), Joseph Augustine Di Noia. Dos días después, oficiaba su primera misa en la iglesia de San Oliver Plunkett, en su Belfast natal.

Os dejo con un vídeo dedicado a Mulryne:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Park Ji-sung: el único asiático que ha ganado una Champions

Park Ji-sung, en acción en un partido contra el Barcelona (Archivo 20minutos).

Antes de nada, me gustaría desearos feliz año nuevo. Espero que hayáis pasado buena entrada del año. Vamos a iniciar 2018 hablando de un fubolista que llegó de Extremo Oriente y triunfó en Europa. Es Park Ji-sung.

¿Quién era?: Un centrocampista surcoreano de la pasada década y primera mitad de la actual

¿Por qué se le recuerda?: Por su paso por el PSV Eindhoven y, sobre todo, el Manchester United, donde ganó una Champions, siendo el primer asiático en lograrlo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en el PSV Eindhoven, donde estaba cedido por el Queens Park Rangers inglés. En la actualidad, es embajador global de Manchester United y acaba de terminar el Master de la FIFA en Dirección, Leyes y Humanidades del Deporte.

¿Sabías qué…?: Debido a su incansable actitud en el campo, en Inglaterra lo llamaban ‘Tres Pulmones Park’.

Cromo de Ji Sung-park para el Mundial de 2006 (PANINI).

– Lo descubió Guus Hiddink cuando fue seleccionador coreano y fue quien se lo llevó a Europa.

– Fue titular y jugó los 90 minutos en el triste partido de cuartos de final del Mundial de 2002, en el que Corea del Sur eliminó a España en la tanda de penaltis. Park Ji-sung marcó el segundo gol de los asiáticos en la tanda.

– En aquel Mundial, fue el autor del único gol del 0-1 ante Portugal en la fase de grupos.

– También marcó en Alemania 2006 (en el empate a un gol ante Francia, en la fase de grupos) y en Sudáfrica 2010, en el 2-0 ante Grecia también de la primera fase.

– Es el único asiático que ha logrado marcar en tres Mundiales seguidos.

– Fue capitán de su selección entre 2008 y 2011.

– Otra de sus virtudes era su versatilidad: jugó de mediocentro, de extremo izquierdo y derecho y de mediocentro defensivo

– Es el primer asiático en ser elegido embajador del Manchester United.

– Mide 1,75 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Park Ji-sung nació el 25 de febrero de 1981 en Goheung, Corea del Sur. Debutó como profesional en 2000 en e Kyoto Purple Sanga japonés. En 2003 fichó por el PSV Eindhoven. En 2005 lo contrató el Manchester United, donde jugó siete años. Luego pasó una temporada en el QPR y la última, cedido, en el PSV. En su palmarés tiene una Copa del Emperador de Japón, dos ligas, una copa y una supercopa holandesas; y cuatro Premier Leagues, tres League Cups, cuatro Community Shields, una Champions y un Mundialito de Clubes. Con Corea del Sur jugó 100 partidos y marcó 13 goles.

Os dejo un vídeo dedicado al coreano:

Hasta mañana.

Qué fue de… Kevin Moran: un irlandés en Gijón

Cromo de Moran con el Sporting (PANINI).

La catástrofe de Heysel y la posterior sanción al fútbol inglés provocó que muchos jugadores de su campeonato emigraran a otras partes de Europa en los 80. Es el caso del protagonista de hoy, que en su caso desembarcó en la Liga. Es Kevin Moran.

¿Quién era?: EUn defensa irlandés de los 70 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por su paso por el Sporting de Gijón, además de por su prolongada experiencia en el Manchester United y ser internacional con Irlanda durante casi década y media.

¿Qué fue de él?: Colgó las botas en el Blackburn Rovers en 1994. En la actualidad tiene una agencia de representación de jugadores llamada Proactive Sports Management. Además, es comentarista para la televisión irlandesa TV3.

¿Sabías qué…?: Al comienzo de su carrera, compaginó el fútbol asociación con el fútbol gaélico, y jugó al primer nivel con la Dublin GAA.

– En la final de la FA Cup de 1985 entre el Manchester United y el Everton, Moran vio una tarjeta roja, convirtiéndose así en el primer expulsado en una final del torneo. Al principio se le denegó una medalla de campeón, pero después de que las imágenes de televisión mostraran que su tarjeta fue injusta, se le concedió.

– Al llegar sir Alex Ferguson al United, Moran perdió su sitio como titular a favor de Steve Bruce, por lo que decidió dejar el club.

Cromo de Moran con el United (PANINI).

– Jugó dos temporadas en el Sporting, por las que cobró 30 millones de las antiguas pesetas.

– Llegaba para ser titular, pero se adaptó mal al fútbol español y en su segunda temporada jugó sólo 6 partidos.

– Un pujante Abelardo fue uno de los jugadores que provocó que Moran perdiera su puesto en el once titular sportinguista.

– Estuvo con su selección en los Mundiales de 1990 y 1994.

– En Italia 90 jugó de titular todos los partidos de su selección, mientras que en USA 94 no disputó ni un minuto.

– Fue el primer jugador en recibir el título de futbolista irlandés del año, nombrado por la Federación de su País.

– Mide 1,78 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Kevin Bernard Moran nació en Dublín, República de Irlanda, el 29 de abril de 1956. Debutó como profesional en 1974 en las filas del Bohemians. En 1978 llegó a Manchester United, donde pasó diez temporadas. Luego fichó por el Sporting, donde jugó hasta 1990. Ese año se fue al Blackburn Rovers, donde se retiró en 1994. En su palmarés tiene dos FA Cups y una Community Shield. Con Irlanda jugó 71 partidos y marcó 6 goles.

Quién fue… Joe Jordan: la dentadura imperfecta de ‘Jaws’

Joe Jordan celebra un gol con Escocia (YOUTUBE).

Vamos a cerrar la semana con un jugador cuya imagen sería hoy impensable. Es el escocés Joe Jordan.

Joseph Jordan nació el 15 de diciembre de 1951 en Cleland, Escocia. Al acabar el colegio empezó como delineante en prácticas, y a los 15 años empezó a jugar en el Blantyre Victoria FC.

En 1968 firmó su primer contrato profesional para jugar en el Greenock Morton, como delantero centro. Dos años después, cruzó el muro de Adriano para jugar en el Leeds United inglés, que pagó por sus servicios 15.000 libras de la época.

Fue al poco de llegar al Leeds cuando en un partido del equipo reserva, Jordan recibió una patada en la boca que lo dejó sin los dos incisivos frontales. Aunque se hizo unas prótesis, nunca las llevaba en el terreno de juego, así que a partir de entonces, jugó con un amenazador aspecto que le hizo ganarse el apelativo de ‘Jaws’ (‘Madíbulas’) y que sería su característica visual más reconocible.

En el Leeds vivió su mejor época: ganó una liga inglesa y fue subcampeón de la Recopa y de la Copa de Europa. Fue además la época en la que le llegó su primera convocatoria con Escocia. Fue en 1973, nada menos que contra Inglaterra. Un año después, llevó el 9 de la selección en el Mundial de 1974, junto a leyendas del calibre de Jimmy ‘Jinky’ Johnstone, Denis Law y otro chaval de su quinta, Kenny Dalglish. Marcó dos goles, ante Zaire y ante Yugoslavia. En febrero de 1975, en un partido clasificatorio para la Eurocopa de 1976 disputado en Valencia, Joe Jordan marcó ante España un gol (en el minuto 1 de partido), pero España, por medio de Megido, empató el encuentro.

Jordan, en una imagen reciente (WIKIPEDIA).

Jordan repitió presencia mundialista en 1978 y de nuevo marcó, ante Perú. En enero de ese año habia sido traspasado del Leeds al Manchester United por 350.000 libras, récord entre dos clubes ingleses. Tres años después, lo fichó el AC Milan.

Joe Jordan cumplía uno de sus sueños: jugar en el extranjero. Por desgracia, las cosas no fueron muy bien. En su primer año, Lo Squalo (el Tiburón, apelativo que le pusieron en Italia por su dentadura) marcó 2 goles en 22 partidos, en una temporada aciaga en la que el Milan dio con sus huesos en la serie B. El año siguiente marcó 10 goles en 30 partidos de liga, que le sirvieron a los rossoneri para regresar a la serie A. Además, jugó con Escocia su tercer Mundial, el de España 82. En esta cita marcó su último gol como internacional. Fue en La Rosaleda, ante la URSS.

El Hellas Verona lo fichó en 1983, pero su temporada tampoco fue buena y sólo marcó dos goles, por lo que regresó a las Islas. Fue al Southampton, donde pasó tres temporadas. En 1987 se fue al Bristol City, donde se retiró dos años después. Inmediatamente después, se hizo cargo del puesto de entrenador del club. En 1990 fue nombrado entrenador del Hearts of Midlothian. Después, fue asistente en el Celtic, entrenador del Stoke City, asistente de la selección de Irlanda del Norte y del Huddersfield Town. Luego fue contratado por el Portsmouth, donde se hizo asistente de Harry Redknapp, al que acompañó en el Tottenham y en el Queens Park Rangers. Desde el pasado mes de marzo, es entrenador asistente en el Middlesbrough.

Os dejo con un vídeo dedicado al bueno de Joe:

Hasta el miércoles.

Quién fue… Frank Barson: tan violento que tenía que ser escoltado por la policía

Barson, en una foto coloreada de su época del Aston Villa (WIKIPEDIA).

Jugadores duros en el fútbol los ha habido en todas las épocas. Hoy os voy a hablar de uno que fue muy famoso en su época. Era Frank Barson.

Frank Barson nació el 10 de abril de 1891 en Sheffield, Reino Unido.Tercero de seis hermanos, fue formado desde muy niño para ser herrero. Tras jugar en varios equipos amateur, debutó como profesional en 1911 en las filas del Barnsley. Como un prólogo perfecto de su carrera, en un partido amistoso de su primera pretemporada profesional, se vio envuelto en una pelea con jugadores del Birmingham City y fue suspendido por dos meses.

Central de 1,83 metros, Barson iba desatando iras allá por donde iba debido a su dureza en el campo. Una vez tuvo que salir escondido de Goodison Park porque la gente lo esperaba para lincharlo. En 1914, dejó a un árbitro inconsciente tras chocar con él (involuntariamente).

Dejó el Barnsley en 1919 debido a una discusión con la directiva acerca de los gastos de viajes, y lo contrató el Aston Villa. Para sorpresa de la directiva ‘villana’, Barson se negó a trasladarse a vivir a Birmingham, ya que tenía negocios en Sheffield (algunos, relacionados con gánsteres locales). Entre ambas ciudades hay unos 145 km. Pese a ser sancionado por ello, Barson no se bajó del burro y siguió viviendo en su ciudad natal. En 1920 ganó la FA Cup y jugó su único partido como internacional, en Londres ante Gales. Tras estos éxitos, el Villa le dio un mes para trasladarse a Birmingham, pero se negó de nuevo. Mientras, su fama de jugador duro se iba acrecentando. Se dice que alguien en la FA exigió que no se le convocara como internacional por esa fama, pese a ser un excelente central y un gran cabeceador. Llegó a tener que ser escoltado por la policía en varios campos para evitar las iras de los hinchas rivales. “Siento que he hecho un mal partido si el público rival no me abuchea”, dijo.

Barson, en un cromo de la época con la camiseta del Manchester United (Dominio Público).

El Aston Villa volvió a sancionarlo en 1922 por meter a un amigo en el vestuario del equipo sin el consentimiento del club, y tras este nuevo desencuentro, pidió el ‘transfer request’ y dejó el equipo. Lo contrató, por 5.000 libras, el Manchester United.

El United estaba en segunda división y pronto se hizo con el puesto de capitán. Firmó un contrato en el que figuraba una curiosa prima: si el equipo ascendía, a Barson se le premiaría con un pub para que él lo gestionase. El United ascendió en 1925 y en efecto, el pub George & Dragon de Ardwick, al norte de Manchester, pasó a ser suyo. La primera noche se llenó hasta los topes. Pero, agobiado, Barson decidió ese mismo día traspasar el bar a uno de los camareros.

En 1928 dejó el United y fichó por el Watford, que estaba entonces en la tercera división. Pero aquí su fama jugó de nuevo en su contra. En un partido ante el Fulham, fue expulsado por dar una supuesta patada a Jimmy Temple. Entró el cólera y se negó a abandonar el terreno de juego. Barson aseguraba que lo que pasó en realidad es que Temple le sujetó de la pierna y él trató de zafarse, lo que el colegiado interpretó como una patada. En aquella época, la FA trataba de imponer sanciones aleccionadoras, y a Barson le cayeron 7 meses. Los hinchas del Watford reunieron 5.000 firmas para que la sanción se levantase. Fue en vano. Barson dejó el equipo.

Fichó por el Hartlepool United como jugador-entrenador, pero sólo cinco meses después se fue al Wigan Borough. En su último partido (lo sería de su carrera), fue expulsado. Firmó luego por el Rhyl Athletic galés, pero no llegó a jugar, sino que se hizo cargo del puesto de entrenador, hasta 1935. En julio de ese año, el Aston Villa le ofreció un puesto como entrenador de categorías inferiores y poco después, llegaría a hacerse cargo del puesto de entrenador del primer equipo, hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Tras el conflicto, entrenó al Swansea Town hasta 1954 y al Lye Town hasta 1956, cuando se retiró. Se jubiló y se estableció en Birmingham, donde falleció el 13 de septiembre de 1968, a los 77 años de edad.

Esto es todo. Volvemos el miércoles.

Quién fue… Patrick O’Connell, el irlandés que salvó al Barça de la desaparición

O’Connell, en su etapa de futbolista (WIKIPEDIA).

Todos los clubes españoles tienen héroes, normalmente entrenadores o jugadores que fueron clave para ganar títulos. Pero el de hoy es un héroe no tanto por sus resultados, sino por su profesionalidad y su entereza en uno de los peores momentos para la historia de nuestro país, ya que sirvió para salvar nada menos que al FC Barcelona. Hoy os traigo la historia de Patrick O’Connell.

Patrick Joseph O’Connell nació el 8 de marzo de 1887 nacía en County Westmeath, Irlanda. Su familia se trasladó siendo él un niño al suburbio dublinés de Drumcondra, donde Patrick empezó a tener contacto con el fútbol. Jugó en equipos modestos de la capital irlandesa hasta que en 1905 tuvo su primera oferta profesional para jugar en el hoy extinto Belfast Celtic.

Tras cuatro temporadas en la capital del Ulster, en 1909 cambió de isla para jugar en el Sheffield Wednesday. Tras temporadas lo fichó el Hull. Ese 1912 fue el año en el que también debutó con la selección irlandesa de fútbol. En 1914 fichó por el Manchester United, desde donde fue cedido a otros equipos como el Clapton Orient, el Rochdale o el Chesterfield. En 1919 fichó por el Dumbarton escocés y en 1920 por el Ashington, club en cuyo última temporada simultaneó labores de jugador y la que le marcaría para siempre, la de entrenador.

En 1922, le llega su primera gran oferta, pero fuera de las islas. Es en España, en concreto en el Racing de Santander, adonde llega para sustituir al mítico Fred Pentland. En el equipo cántabro ganó cinco títulos regionales, y en 1928, debutó en la primera edición de la historia de la Liga. Por desgracia para O’Connell, el Racing acabó último.

Fue en Santander donde conoció a una irlandesa llamada Ellen, que trabajaba como institutriz de los hijos de Alfonso XIII en sus veraneos en la ciudad cántabra. Pese a que O’Connell tenía ya mujer e hijos en Manchester, Inglaterra (a los que mandaba dinero), se casó con Ellen, que lo acompañaría en todas sus aventuras posteriores en España. Con el tiempo, abandonaría a su familia original.

En 1929 lo fichó el Oviedo, que estaba en la también joven Segunda División. Dos años después lo contrató el Betis, donde se consagraría de manera definitiva y se convertiría en uno de los mejores entrenadores de la historia del club verdiblanco.

En su primera temporada logró el ascenso a Primera. O’Connell supuso un cambio radical para el Betis: cambió la mentalidad, la forma de jugar, se adaptó perfectamente a la ciudad de Sevilla (donde fue rebautizado como don Patricio)… prueba de ello es que tan solo tres años después del ascenso, y con un presupuesto mucho menor, el Betis ganaría la Liga.

Mural dedicado a O’Connell en Belfast (GOOGLE STREET VIEW).

Aquel final de Liga de 1935 se lo jugaron Betis y Real Madrid en la última jornada. Los andaluces se las veían, curiosamente, ante el primer equipo español de O’Connell, el Racing. Cuenta una historia que el irlandés fue a ver a sus expupilos y les pidió que no fueran excesivamente competitivos, pero los racinguistas le respondieron que su presidente, José María de Cossío (el mítico escritor taurino), era madridista y les había primado por ganar al Betis. Sea como fuere, el Betis ganó 5-0 y se proclamó campeón.

Este gran resultado hizo que el Barcelona lo contratara. En su primer año, ganaron el campeonato de Cataluña y llegaron a la final de Copa. Pero en 1936, en España, estalló la Guerra Civil.

La guerra estalló en julio y Josep Sunyol, presidente del Barça, fue fusilado ese mismo mes de agosto. O’Connell estaba de vacaciones en su Irlanda natal. La directiva superviviente se puso en contacto con él y le dijo que entenderían si no regresaba a Barcelona. Pese a la guerra, Patrick O’Connell decidió volver a su puesto de trabajo.

La Liga estaba suspendida, pero el Barça siguió compitiendo en la Liga Mediterránea, con otros equipos de la costa este española que estaban en zona republicana. Pero eran tiempos difíciles y el dinero empezó a escasear, de tal manera que el Barcelona se arruinó y estaba al borde de la desaparición.

Un empresario catalán emigrado a México, Manuel Mas Serrano, ofreció al Barcelona una gira por México y Estados Unidos durante los años de guerra. O’Connell reunió a sus jugadores y les instó a tomar un barco y viajar a América. Allí jugaron ocho partidos. El dinero que el Barça hizo en esa gira salvó al club. Eso sí, de una comitiva de 20 personas que había viajado de Barcelona hacia México, sólo regresaron cuatro con O’Connell. El resto pidió asilo en el país azteca o en Estados Unidos.

La cosa había empeorado pero O’Connell siguió un año más, en el que el Barça ganó la Liga Catalana (ya no había suficientes equipos para llamarla Liga Mediterránea) y la Copa de Catalunya.

En 1940, ya acabada la guerra, regresó a Betis, que estaba en Segunda. De nuevo ascendió con él. En 1942 se fue al eterno rival, al Sevilla, donde estuvo entrenando tres temporadas. Fue en esa época en la que Ellen, su esposa en España, falleció. Tras una breve experiencia de nuevo en el Racing, O’Connell se quedó en Sevilla a vivir.

En 1949, en un viaje de la selección española a Inglaterra, un chico llamado Daniel O’Connell consiguió acercarse al seleccionador Guillermo Eizaguirre. Le preguntó si conocía a un entrenador irlandés llamado Patrick O’Connell. Eizaguirre le dijo que claro que lo conocía, y que vivía en Sevilla. Daniel no se lo pensó y viajó a la capital andaluza: iba a encontrar a su padre. Dio con él: Daniel se presentó como un sobrino y descubrió con amargura cómo su padre apenas mostró interés por su primera esposa o sus hijos, y regresó a Inglaterra.

Viviendo en Sevilla, las cosas empezaron a irle mal a Patrick O’Connell y se quedó en la ruina. El Betis llegó a organizar un partido benéfico en 1954 para ayudarle. Poco después, viajó a Londres para vivir con un hermano, pero su situación económica siguió resintiéndose hasta vivir casi en la indigencia. Su salud también se deterioró y el día 27 de febrero de 1959 falleció en una habitación de alquiler en una pensión en Saint Pancras, Londres. Tenía 71 años. Fue enterrado en una tumba anónima en el cementerio católico de St. Mary, en Kensal Green.

De él se pueden hallar homenajes en Belfast: un busto de bronce en el estadio Windsor Park y uno de esos típicos murales norirlandeses, en los que dos imágenes suyas, como jugador y técnico, comparten protagonismo con Messi, los escudos de los equipos que dirigió y su apodo en España: “Don Patricio”. Y tras muchos años de trabajo, justo hace un mes se inauguró en el Benito Villamarín otro busto dedicado a su memoria. En Twitter, además, podéis seguir en Twitter a los responsables de la iniciativa Patrick O’Connell Memorial Fund, con el objetivo de que la tumba del protagonista de hoy deje de ser anónima

Os dejo un vídeo homenaje a O’Connell y su paso por el Betis:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… David May: se hizo famoso por ‘chupar’ cámara en una final de Champions

Foto del Manchester United alzando la Champions del 99, con May en una posición privilegiada (UEFA.COM).

El protagonista de hoy es un secundario de uno de los mejores equipos europeos de la historia. Es David May.

¿Quién era?: Un defensa inglés de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por formar parte de la plantilla del Manchester United que en 1999 logró un mítico triplete, Copa de Europa incluida, pero sobre todo, por ‘estropear’ la foto del levantamiento de la copa.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2005 en un equipo amateur, el Bacup Borough. En la actualidad, es comentarista para la televisión del Manchester United y tiene un negocio de importación de vinos.

¿Sabías qué…?: Como os decía, David May estaba en la plantilla del United que ganó la Champions de 1999. Fue suplente en la final, de hecho. May era un secundario del equipo, que aquel año no jugó ni un solo minuto en Champions (Gary Neville ya era lateral derecho titular). En aquella época, la UEFA entregaba los trofeos en un estrado en el terreno de juego (Platini erradicó después esa medida). Cuando Peter Schmeichel, como capitán, fue a alzar el trofeo junto a sir Alex Ferguson, May, por detrás, se las apañó para subirse a los hombros de Nicky Butt y David Beckham y acabar protagonizando la foto que todos esperaban, cuando otros jugadores como por ejemplo los autores de los goles del United, Teddy Sheringham o Ole Gunnar Solskjaer, apenas sí se les ve.

– Esa anécdota y las persistentes bromas han perseguido a David May desde entonces.

– May acabó su carrera con un brillante palmarés, pese a que empezó gafado. Era titular en el Blackburn Rovers cuando Ferguson lo fichó para el United en 1994. Nada más irse, el Rovers ganó la Premier.

Cromo de David May (PANINI).

– No era un jugador brillante, pero seguramente por eso, era uno de los favoritos de los hinchas del United.

– En la recta final de su carrera, la hinchada del United le cantaba “David May, superstar! Got more medals than Shearer!” (“¡David May, superestrella! ¡Tiene más títulos que Alan Shearer!”), en referencia al delantero del Blackburn Rovers, considerado como el mejor ariete inglés de su época.

– Tras colgar las botas, estuvo una temporada dirigiendo una academia de fútbol en Dubai.

– En sus 18 años de carrera profesional marcó 13 goles.

– El United pagó por sus servicios 1.2 millones de libras esterlinas al Blackburn Rovers.

– Alternaba entre las posiciones de central y lateral derecho.

– Mide 1,83 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: David May nació el 24 de junio de 1970 en Oldham, Inglaterra. Debutó como profesional en 1988 en el Blackburn Rovers. En 1994 fichó por el Manchester United. En 2003 se fue al Burnley, y al año siguiente al Bacup Borough. En su palmarés tiene dos Premier Leagues, dos FA Cups, dos Community Shields y una Champions.

Os dejo un vídeo de May hablando sobre su carrera, con bromita al final:

Hasta mañana.

El desastre aéreo de Múnich: el accidente que casi destruye al Manchester United

Imagel del accidente (WIKIPEDIA).

Imagen del accidente (WIKIPEDIA).

En un par de ocasiones os ha hablado de personajes que se vieron afectados por el desastre aéreo de Múnich de 1958. Hoy he decidido hablar del suceso en sí mismo.

Era la temporada 1957/1958. El Manchester United, de la mano de Matt Busby, era doble campeón de la Liga inglesa. En febrero era ya líder destacado del campeonato y en Europa optaba a ser el primer equipo en derrocar al Real Madrid, único ganador hasta ese momento (era el tercer año de vida de la Copa de Europa).

Los éxitos de aquel equipo estaban cimentados no sólo en Matt Busby, sino en una extraordinaria generación de jugadores, liderados por Duncan Edwards y, entre otros, por un jovencísimo talento llamad Bobby Charlton.

Tras eliminar al Shamrock Rovers irlandés y al Dukla de Praga checoslovaco en dieciseisavos y octavos respectivamente, el United quedó emparejado en cuartos con el Estrella Roja de Belgrado. En la ida, los ‘Diablos Rojos’ ganaron 2-1, con goles de Charlton y Colman. En la vuelta, en Belgrado, el 5 de febrero, el resultado fue de 3-3 (con goles de Viollet y doblete de Charlton), por lo que el United se metía en semifinales, donde se las vería con el AC Milan.

El avión siniestrado, antes del accidente (WIKIPEDIA).

El avión siniestrado, antes del accidente (WIKIPEDIA).

El despegue de Belgrado se retrasó una hora porque uno de los jugadores, Johnny Berry, había perdido su pasaporte. Al final despegó y aterrizó en Alemania (Múnich), a las 13.15 horas del 6 de febrero, para repostar combustible. La aeronave, de British Airways, era un Airspeed Ambassador, de seis años de antigüedad, mientras que a los mandos había dos experimentados pilotos, James Thain y Kenneth Rayment. Ambos tenían experiencia en la RAF y Rayment había sido piloto de combate condecorado en la II Guerra Mundial. Además, había un oficial de radio, dos azafatas y un asistente de cabina. A estos seis tripulantes había que sumar 38 pasajeros: 17 futbolistas, cuatro miembros del equipo técnico, 11 periodistas, un amigo de Matt Busby, un diplomático yugoslavo, su esposa y su hija y un agente de viajes y su esposa.

Tras repostar, la torre de control dio al avión permiso para despegar a las 14.19 horas, maniobra que podían hacer hasta las 14.31 minutos. El avión trató de despegar dos veces, pero en ambas ocasiones hubo problemas con los motores. De hecho, los pasajeros bajaron del avión y regresaron a la terminal. Además, hacía un día de mucho viento y frío en la capital bávara. Duncan Edwards mandó a casa un telegrama desde el aeropuerto: “Todos vuelos cancelados. Volamos mañana. Duncan”. El delantero internacional inglés se equivocaba.

El capitán, James Thain, obsesionado con llegar en su fecha a Inglaterra, insistó en despegar de nuevo. 15 minutos después de haber bajado del avión, el pasaje fue llamado de nuevo a embarcar. El irlandés Billy Whelan, delantero, no estaba muy convencido, pero bromeó al subir de nuevo al avión: “Si nos matamos, yo estoy preparado”.

Piedra de granito situada a escasos metros del lugar del accidente, en Múnich (WIKIPEDIA).

Piedra de granito situada a escasos metros del lugar del accidente, en Múnich (WIKIPEDIA).

A las 14.56 empezó la maniobra de despegue. El avión una vez en el aire, empezó a perder velocidad de manera alarmante, lo cual le impidió coger altura. “Dios, no lo vamos a conseguir”, dijo el piloto Kenneth Rayment. A las 15.04 horas, el avión se estrelló en una zona aledaña al aeropuerto, colisionando con una valla y una casa que, por fortuna, estaba vacía en ese momento.

Tras la colisión, las primeras en salir del avión fueron las azafatas, Margaret Bellis y Rosemary Cheverton, seguidas de Bill Rodgers, el oficial de radio. Rayment quedó atrapado y le dijo a Thain que saliera sin él. Thain le prometió que volvería a por él. Por su parte, entre los jugadores, el portero norirlandés Harry Gregg se repuso pese a tener una seria herida sangrante en la cabeza. Así, ayudó a salir a la mujer del diplomático yugoslavo y a su bebé. La mujer, por cierto, estaba embarazada. También sacó del avión, muy malherido, a su entrenador Matt Busby.

Siete futbolistas murieron en el acto: Geoff Bent, Roger Byrne, Eddie Colman, Mark Jones, David Pegg, Tommy Taylor y el citado anteriormente Billy Whelan. También fallecieron en el acto Tom Cable, asistente de cabina; Walter Crickmer, secretario del club; Tom Curry y Bert Whalley, miembros del equipo técnico; los periodistas Alf Clarke, Donny Davis, George Follows, Tom Jackson, Archie Ledbrooke, Henry Rose y Eric Thompson; el agente de viajes Bela Miklos y Willie Satinoff, amigo de Matt Busby.

Tres personas más fallecerían después. La primera fue Frank Swift, del que ya hemos hablado en el blog. Era un legendario exportero del Manchester City y de la selección inglesa (y excompañero de equipo de Matt Busby). Swift trabajaba como periodista deportivo para el News of the World y viajaba con el United. En el choque, se seccionó la aorta con el cinturón de seguridad y falleció de camino al hospital.

Duncan Edwards, estrella del equipo, sobrevivió al choque y fue ingresado en el Rechts der Isar Hospital de Múnich, con numerosas fracturas en las piernas y en las costillas y con los riñones dañados. Aunque los médicos dudaban de que volviera a jugar al fútbol, confiaban en salvarle la vida. Por desgracia, y pese a pasar 15 días luchando por su vida, el fallo renal le causó la muerte en la madrugada del 21 de febrero de aquel 1958. Tenía 21 años.

Antes incluso que Edwards, hubo otro fallecido después del choque: fue Kenneth Rayment, el copiloto. Con un fuerte traumatismo craneoencefálico, sufrió daño cerebral y murio el 15 de marzo en el mismo Rechts de Isar Hospital de Múnich.

Una de las placas en Old Trafford dedicada a las víctimas (WIKIPEDIA).

Una de las placas en Old Trafford dedicada a las víctimas (WIKIPEDIA).

De los nueve jugadores supervivientes, dos no volvieron a jugar jamás debido a sus lesiones. Fueron Johnny Berry y Jackie Blanchflower (hermano del mítico Danny Blanchfower). Berry, por ejemplo, perdió todos sus dientes tras una terrible fractura de mandíbula. Pasó dos meses hospitalizado en Alemania, sin saber el destino de sus compañeros. Los médicos temían que su salud empeorara al enterarse de la tragedia. No supo la verdad hasta llegar a Inglaterra. De hecho, en el hospital se quejaba amargamente de que su mejor amigo, Tommy Taylor, no hubiera ido a visitarlo. No sabía que Taylor estaba muerto. Johnny Berry fue el primer futbolista de los supervivientes en fallecer, en 1994. Blanchflower murió en 1998.

El resto de supervivientes fueron Bobby Charlton, Bill Foulkes, el citado Harry Gregg, Kenny Morgans, Albert Scanlon, Dennis Viollet y Ray Wood. Solo Sir Bobby Charlton y Harry Gregg siguen aún vivos mientras os escribo estas líneas. Son los dos únicos jugadores del United que aún pueden contarlo.

De la tripulación, sobrevivieron las dos azafatas (una de ellas, Margaret Bellis, falleció en 1998), el operador de radio (falleció en 1997) y el piloto, James Thain. Éste tuvo que enfrentarse a una acusación formal del gobierno alemán como el causante del accidente, pero fue declarado inocente. No obstante, falleció de un ataque al corazón en 1975, cuando aún tenía 53 años.

También sobrevivieron tres de los periodistas: Ted Ellyard, que falleció en 1964; Peter Howard, que falleció en 1996 y Frank Taylor, que murió en 2002. El diplomático yugoslavo Nebojsa Tomasevic también sobrevivió, así como Vera Lukic, su esposa, y su hija Vesna. También sobrevivió Eleanor Miklos, esposa del agente de viajes fallecido.

Y por supuesto, también sobrevivió el entrenador, Sir Matt Busby, pese a que no las tuvo todas consigo. El técnico escocés, que por entonces contaba con 49 años, había sufrido graves heridas, de tal calibre que hasta en dos ocasiones recibió la extrema unción. A las tres semanas del accidente, Busby se enteró del destino de sus jugadores. Quiso abandonar el fútbol y se sentía culpable. Su mujer, Jean, fue quien le quitó de la cabeza esos pensamientos y le conminó a seguir trabajando por la memoria de sus chicos. Nueve semanas después de ingresar en el hospital, Busby salió.

Reloj en Old Trafford que marca la fecha del desastre (WIKIPEDIA).

Reloj en Old Trafford que marca la fecha del desastre (WIKIPEDIA).

Lo demás es historia. Sir Matt Busby se encargó de reconstruir un equipo literalmente destruido. En los años siguientes fichó a jugadores como el norirlandés George Best o el escocés Danis Law, y tan sólo diez años después de la tragedia de Múnich, el Manchester United logró ganar la Copa de Europa y convertirse en el primer club inglés en lograrlo. Entre aquellos campeones, además de Busby, estaban Sir Bobby Charlton y Bill Foulkes.

Como imaginaréis, la tragedia de Múnich es recordada constantemente en torno al United. En Old Trafford hay dos placas y un reloj (con la fecha del choque) en honor de los fallecidos (también en Alemania, en el lugar del accidente, hay erigidos memoriales). En febrero de 2008, además, para conmemorar el 50 Aniversario de la tragedia, se celebró un homenaje con motivo del derbi de Manchester en Old Trafford. Los jugadores del United salieron ataviados con una réplica del uniforme de los 50. A todos los hinchas, de uno y otro equipo, se les repartieron bufandas conmemorativas de estilo clásico (con dorsales del 1 al 11, sin patrocinador ni nombre en la espalda) y ambas aficiones dieron la talla, creando un sentido y espectacular homenaje. El minuto de silencio, precedido por el sonido de una gaita, fue respetado de manera admirable por la afición citizen. El City, por cierto, ganó el partido por 2-1. Habrá que ver qué se prepara en 2018, dentro de un par de años, en el segundo aniversario de la tragedia.

Dejadme también que os recomiende United, una película de 2011 que narra estos hechos, con Dougray Scott en el papel de Matt Busby.

Os dejo con un reportaje sobre la tragedia:

Hasta el miércoles.