Archivo de la categoría ‘Golf’

Elementos para la historia. La pelota de golf y el motivo por el que tienen agujeros

Imagen de dos pelotas de golf (WIKIPEDIA).

El golf es uno de los deportes más practicados del mundo y además de los palos, su elemento clave es la pelota. Este sábado vamos a conocer más de cerca los detalles de este elemento.

Aunque se cree que las primeras bolas de golf eran de madera (de haya o boj), en realidad las primeras bolas de este deporte eran de cuero rellenas de pelo de vaca. Posteriormente, a finales del siglo XV, se introdujo la bola de cuero rellena de plumas de gallina o ganso, y pintada de blanco. Se trataba de un proceso tedioso y lento, por lo que estas bolas de golf resultaban caras. Tenían varios inconvenientes, porque eran irregulares y cuando se mojaban su peso aumentaba y además, podían abrirse fácilmente.

En 1848, el reverendo Robert Adams Paterson inventó la bola de gutapercha, un tipo de savia procedente de un tipo de árbol de Malasia. Era parecido al caucho y se le podía dar forma. Eran más baratos de producir y si se deformaban podían ser moldeados de nuevo. Por casualidad, se descubrió que las muescas de las pelotas (producidas por el uso) le daban a las mismas un mejor vuelo, así que los fabricantes empezaron a producir estas muescas de forma estándar, con cuchillos o cinceles.

En 1898, un estadounidense llamado Coburn Haskell, descubrió también por casualidad que atando un hilo de goma a una pelota ésta rebotaba fantásticamente, y poco después patentó su modelo de bola, que sustituiría al de gutapercha. Estas bolas consistían en un núcleo redondo sólido, rodeado por una capa de hilo de goma y a su vez cubierto por una capa externa de savia de balatá (un árbol sudamericano). También en este caso, los agujeros y las muescas mejoraban el vuelo de la pelota, que se estrenó en St. Andrews en 1900.

Este tipo de pelota duró hasta pasada la mitad del siglo pasado. En los 60 se creó una nueva resina sintética, un ionómero de ácido de etileno patentado como Surlyn por el gigante del sector DuPont. Este material desplazó a la savia de balatá, porque era más duradero y resistente. Pronto también se sustituyeron los núcleos envueltos en goma. En 1967, Spalding patentó una resina química que sustituyó al núcleo hasta entonces usado.

En la actualidad, las leyes del deporte dicen que la pelota no puede tener un diámetro inferior a 42,67 milímetros, y el peso no debe exceder los 45,93 gramos.  No pueden exceder los 76 metros por segundo de velocidad.

Actualmente, las pelotas tienen entre 250 y 450 agujeros (se han fabricado de hasta 1.070). Las bolas deben ser simétricas y aunque mayoritariamente son blancas, se pueden usar de otros colores, sobre todo con climatología adversa.

Actualmente, el récord de velocidad alcanzado por una pelota de golf es de 328 km/h, logrado por el canadiense Jason Zuback.

Os dejo un espectacular vídeo sobre cómo fabrica la firma Titleist sus famosas pelotas:

Hasta mañana.

Qué fue de… Greg Norman: la leyenda del ‘Gran Tiburón Blanco’

Norman besa la jarra de clarete de su primer Open Británico (WIKIPEDIA).

A veces, pienso que he hablado de personajes destacados de la historia del deporte, pero luego me doy cuenta de que, incomprensiblemente, no lo he hecho. Es el caso del protagonista de hoy, uno de los más grandes golfistas de la historia: Greg Norman.

¿Quién era?: Un golfista australiano de mediados de los 70 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Porque es uno de los mejores jugadores de golf de la historia, número 1 del mundo y ganador de dos Open británicos, entre otros logros.

¿Qué fue de él?: Se retiró del circuito profesional en 2009. En la actualidad dirige un conglomerado de empresas con su nombre, que incluye una compañía dedicada al diseño de campos de golf, una de ropa deportiva, unas bodegas, una inmobiliaria, una empresa de gafas de sol, una de restaurantes… Todas estas empresas le reportan unos ingresos millonarios cada año.

¿Sabías qué…?: Es de origen finlandés por parte de madre.

– De niño practicó rugby, cricket y surf.

– En todo el mundo del golf es conocido como ‘El Gran Tiburón Blanco’ (a veces, ‘El Tiburón’ a secas), debido a su cabellera rubio platino, a su agresividad en la pista y que es el escualo típico de la costa de Queensland, donde nació Norman.

– Sus dos grandes triunfos fueron dos Open Británicos, en el de 1986 y el de 1993.

– En los otros tres majors, fue subcampeón dos veces en cada uno de ellos (PGA Championship, Masters de Augusta y US Open).

– Ha estado casado tres veces. Su segunda esposa fue la mítica tenista estadounidense Chris Evert, pero se divorciaron 15 meses después de la boda.

– Ingresó en 2001 en el Salón de la Fama Internacional del Golf con un 80% de los votos a favor, el máximo conseguido nunca por un golfista.

– Cuando se divorció de su primera esposa le tuvo que dar 105 millones de dólares.

– Una hija suya, Morgan-Leigh, fue pareja del golfista español Sergio García.

– Mide 1,83 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gregory John Norman nació el 10 de febrero de 1955 en Mount Isa, Australia. Profesional desde 1976, su carrera duró 23 años, en los que logró los dos citados Open británicos para un total de 88 títulos.

Os dejo con un vídeo dedicado a Norman:

Hasta mañana

Trofeos, copas y medallas. El trofeo del Masters de Augusta

El trofeo del Masters (World Golf Hall of Fame).

El de hoy es un trofeo ampliamente codiciado por todos los golfistas del mundo, pero está claramente eclipsado por la chaqueta más famosa del deporte mundial. En efecto, os estoy hablando del desconocido trofeo del Masters de Augusta de golf.

El trofeo se entrega al ganador desde el año 1961. Fabricado en Inglaterra con más de 900 piezas diferentes de plata, es una reproducción a escala la casa club de Augusta. No obstante, y al igual que ocurre con la chaqueta verde, el trofeo no sale del club. El ganador se lleva a casa una réplica con su nombre inscrito en ella.

No es el único galardón que se lleva el que saborea la gloria en Augusta: además de la chaqueta y el trofeo, al ganador se le entrega una medalla de oro. Esta tradición es la más antigua, ya que se instauró en 1934.

El Augusta no escatiman en gastos, porque el subcampeón se lleva otro trofeo y una medalla de plata.

Espero que os haya resultado interesante. Mañana, más.

Qué fue de… Paige Spiranac: la golfista más sexy del mundo

Spiranac, en el ‘green’ (INSTAGRAM).

Vamos a hablar este domingo de una deportista más famosa por su aspecto que por su desempeño en la competición. Aunque no está oficialmente retirada, está más centrada en su carrera fuera de los campos de golf que en el deporte, así que os la traigo igual. Es Paige Spiranac

¿Quién es?: Una jugadora de golf estadounidense de la actualidad.

¿Por qué se la recuerda?: Pues porque está considerada la jugadora de golf más sexy del mundo (por no decir la deportista más sexy del mundo).

¿Qué fue de ella?: En realidad, como os decía, no está retirada, pero su carrera está centrada más en su labor como influencer que en el deporte. De hecho, no juega un torneo profesional desde 2016. Tiene 1,8 millones de seguidores en Instagram. Además, es embajadora de varias marcas y colabora con la revista Golf Magazine.

¿Sabías qué…?: Antes de dedicarse al golf, practicó gimnasia, pero una lesión de rodilla frustró su carrera.

– De niña sufrió duramente los rigores del bullying debido a un problema de salud que le provocaba la caída del pelo a mechones.

– Se dedicó al golf en parte para poder aislarse de los ataques de las otras niñas: por ejemplo, escupían en su agua.

– Ahora es portavoz de una ONG dedicada a luchar contra el bullying.

– Su padre jugó al fútbol americano y su madre fue bailarina profesional.

– Fue portada de la revista Golf Digest y este hecho levantó mucha polémica, porque sólo 23 mujeres lo habían hecho en la historia de la revista, y siempre por sus méritos deportivos.

– También ha sido fuertemente criticada por la ropa que utiliza (camisetas muy escotadas, faldas muy cortas, leggins muy ajustados…).

– Cuando su nombre salió a los medios, pasó de tener 10.000 seguidores a 100.000 en dos días.

– Ha posado en traje de baño para la revista Sports Illustrated.

– Mide 1,68 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Paige Renee Spiranac nació el 26 de marzo de 1993 en Denver, Colorado. Profesional desde 2015, sólo ganó un torneo oficial.

Os dejo un vídeo de Paige para que mejoréis vuestro swing:

Hasta el jueves.

Trofeos, copas y medallas. La Ryder Cup

La Ryder Cup (Archivo 20minutos).

Este viernes comienza en Francia uno de los más apasionantes torneos deportivos: la Ryder Cup. Como sabéis es la competición de golf en la que se enfrenta un equipo de jugadores estadounidenses contra otro de jugadores europeos. Hoy os voy a hablar del trofeo.

Primero hay que hablar de Samuel Ryder, el impulsor del torneo. Este empresario inglés, amante del golf, fue quien encargó el trofeo, una copa de oro que le costó 400 dólares de 1927.

Fueron los orfebres londinenses de Mapping & Webb los que diseñador y confeccionaron la copa, que está coronada por la figura de un jugador. Se cree que ese jugador es Abe Mitchell, jugador profesional inglés, instructor personal de Ryder y ganador de dos de los tres torneos en los que participó.

La copa mide 43 centímetros y pesa 1,8 kilos. En su base de madera se inscribe el resultado de cada edición.

El trofeo original está custodiado en la sede en Londres de la Asociación Profesional de Jugadores de Gran Bretaña. El trofeo que se entrega a los ganadores es una réplica que es propiedad de la PGA estadounidense. Cada miembro del equipo ganador se lleva, además, una réplica en miniatura.

Esto es todo. ¡A disfrutar del buen golf!

Trofeos, copas y medallas. El Hero World Challenge Trophy: ¿El trofeo más feo del mundo?

Tiger Woods y Rickie Fowler, junto al peculiar trofeo del Hero World Challenge (heroworldchallenge.com).

A esta mini sección de trofeos he traído numerosos trofeos, casi todos cortados por el mismo patrón. Pero hoy vamos a romper la tendencia con uno que podría considerarse como de los más peculiares del deporte profesional y, por qué no decirlo, uno de los más feos. Es el trofeo del World Hero Challenge.

En realidad, el Hero World Challenge es un trofeo creado por Tiger Woods, cuyos beneficios van a parar a la fundación del célebre golfista. Desde 2015 se disputa en las Bahamas, aunque antes tuvo otras ubicaciones en Estados Unidos. Lo disputan cada diciembre los ganadores de los cuatro ‘grandes’ del circuito, el campeón del año anterior, los 11 mejores jugadores del mundo, dos jugadores elegidos por el patrocinador y el propio Tiger Woods.

El trofeo es un puro homenaje al creador. Sobre una peana de madera con placas con los nombres de los anteriores ganadores, reposa un tigre que apoya una de sus patas sobre una pelota de golf que es, a su vez, un globo terráqueo. Obviamente, el animal es una referencia a Tiger Woods, y el globo al carácter internacional del torneo.

El último en alzarlo ha sido el californiano Rickie Fowler.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Qué fue de… Paul Azinger: el ‘enemigo’ de Seve Ballesteros

Imagen reciente de Azinger (YOUTUBE).

Vamos a recordar hoy a un golfista clásico de Estados Unidos, que protagonizó inolvidables partidos en ese gran torneo llamado Ryder Cup. Es Paul Azinger.

¿Quién era?: Un jugador de golf estadounidense de los 80, los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores jugadores americanos de su generación, ganador del campeonato de la PGA de 1993, además de por ser uno de los clásicos de la Ryder Cup.

¿Qué fue de él?: Como bien sabéis, los jugadores de golf no se retiran oficialmente, sino que cuando cumplen los 50 casi siempre siguen jugando en el circuito sénior. Además, es analista de golf para la cadena FOX.

¿Sabías qué…?: Su padre era teniente coronel de la US Air Force.

– Empezó a jugar al golf con 5 años de edad.

– En su primer Open británico, en 1987, estuvo a punto de conseguir la hazaña de ganarlo (sólo tres lo habían conseguido en su debut). Acabó perdiendo por un solo golpe ante Nick Faldo.

– En 1993, tras lograr su triunfo más destacado (un campeonato de la PGA), se le diagnosticó un linfoma no Hodgkin, que requirió un tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

Azinger, en su juventud (YOUTUBE).

– En Europa, Azinger es muy recordado por la bronca que tuvo con Seve Ballesteros en la Ryder Cup de 1991. Seve y Txema Olazábal se enfrentaban en los foursomes con Azinger y Chip Beck. Ballesteros protestó porque los americanos estaban jugando con dos tipos de pelota diferentes, rompiendo una regla establecida por los capitanes. Azinger lo negó y acusó a su vez a Seve de toser cuando ellos golpeaban. Al final, no hubo sanción para nadie, pero Seve Ballesteros diría una de las frases más recordadas de la historia de la Ryder: “El equipo estadounidense está formado por 11 buenos chicos… y Paul Azinger”.

– Pese a este enfrentamiento, cuando a Azinger le diagnosticaron el cáncer, Ballesteros fue uno de los primeros en llamarle.

– “Querer a Seve era inevitable, excepto una semana cada dos años”, dijo Azinger del cántabro.

– Intervino en el funeral de su amigo y jugador Payne Stewart tras su trágica muerte.

– Es un fanático del póker y del futbolín.

– Mide 1,88 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Paul William Azinger nació el 6 de enero de 1960 en Holyoke, Massachusetts, Estados Unidos. Debutó como profesional en 1981. Durante su carrera ganó 16 torneos, destacando el campeonato de la PGA de 1993. Además, ganó dos Ryder Cups como jugador y una como capitán.

Paul Azinger, en acción en la Ryder de 1991 ante Nick Faldo:

Hasta mañana.

Qué fue de… Colin Montgomerie, la estrella del golf que salió con Inés Sastre

Montgomerie, en el año 2000 (Archivo 20minutos).

Es muy difícil hablar de golfistas retirados, porque este deporte permite ser disfrutado a edades muy avanzadas. Pero cuando los golfistas se alejan de la élite, como es el caso, los asomo al blog para recordar sus figuras. Voya hablaros hoy de Colin Montgomerie.

¿Quién era?: Un golfista escocés de los 80, los 90, la pasada década y la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los mejores golfistas europeos de la historia y ser número 2 del mundo.

¿Qué fue de él?: Como os decía antes, los golfistas no se retiran del todo. De hecho, Montgomerie sigue jugando en categoría sénior (veteranos, vaya). Además, es presidente de la Golf Foundation, del London Scottish Club Golf. Tiene su propia fundación de lucha contra el cáncer, que lleva el nombre de su madre (murió de cáncer de pulmón), diseña campos de golf por todo el mundo y también tiene una academia con su nombre en Escocia.

¿Sabías qué…?: En el mundo del golf es conocido como ‘Monty’.

– Es el cuarto golfista con más victorias en torneos del tour europeo (31), sólo superado por Seve Ballesteros, Bernhard Langer y Tiger Woods.

Montgomerie, con el trofeo del Open de Francia de 2000 (ARCHIVO).

– Pese a su calidad, tiene cierta fama (merecida) de ‘poulidor’: nunca ganó uno de los cuatro ‘grandes’, pero fue subcampeón cinco veces: tres del US Open, una del British Open y una del campeonato de la PGA. En el Masters de Augusta, su mejor puesto fue el octavo.

– Está considerado como uno de los mejores jugadores de la historia de la Ryder Cup: la disputó ocho veces y nunca perdió un partido individual. Sólo Nick Faldo ha conseguido más puntos en la Ryder que él. Además, en 2010 lideró como capitán al equipo europeo que derrotó al estadounidense en Celtic Manor, Gales.

– Fue dos veces denunciado por exceso de velocidad.

– Ha estado dos veces casado y tiene tres hijos: Olivia, Venetia y Cameron.

– En 2004 mantuvo una relación sentimental con la supermodelo española Inés Sastre, justo cuando se divorció de su primera esposa, Eimear Wilson.

– Tiene una fortuna estimada de 55 millones de dólares.

– Es hincha del Rangers FC.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Colin Stuart Montgomerie nació el 23 de junio de 1963 en Glasgow, Escocia. Debutó como profesional en 1988. Ganó 31 torneos del tour europeo, 2 del asiático, y 6 del americano. En total, logró la victoria en 52 torneos.

Así da lecciones hoy el viejo Monty:

Hasta mañana.

Quién fue… Payne Stewart: el golfista más excéntrico y su trágica muerte

Portada de la revista ‘Golf Tips’ dedicada a Stewart (GOLF TIPS).

Los jugadores de golf son personajes peculiares, pero el protagonista de hoy era uno de los que más destacaba. Sus sorprendentes atuendos lo convirtieron en uno de los golfistas más famosos del circuito. Por desgracia, un accidente se lo llevó. Es Payne Stewart.

William Payne Stewart nació el 30 de enero de 1967 en Springfield, Missouri. Su padre, Bill, fue jugador y llegó a participar en el US Open. Formado en Texas, debutó como profesional en 1981. Al año siguiente empezó a ganar sus primeros torneos.

Empezó a hacerse un nombre cuando en 1985 casi gana el Open Británico, quedando a solo un golpe del vencedor, el escocés Lyle. Justo ese año, su padre murió a causa de un cáncer.

Pero si algo hacía famoso a Stewart era su atuendo. Homenajeaba al uniforme clásico del jugador de golf con pantalones bombachos, calcetines de cuadros y gorras planas, todo ello de llamativos colores. Se decía que era el jugador del torneo con más ropa.

A partir de 1989, empezaron sus mejores tiempos. Ganó el campeonato de la PGA, su primer grande. Se metió en el top five del ránking mundial y en 1991 ganó el US Open. Además, desde 1987 fue un fijo en la Ryder Cup, que disputó cinco veces (con tres victorias). Era un fanático de este torneo, siendo además uno de los más provocadores jugadores y famoso por sus pullas: “Los europeos deberían ser nuestros caddies“, llegó a decir una vez.

Se consolidó como uno de los mejores jugadores del torneo y ya siendo un veterano, en 1999, ganó su tercer grande y su segundo US Open, batiendo a jugadores como Phil Mickelson, Tiger Woods y Vijay Singh. Era el tercer jugador en activo con mayores ganancias (más de 12 millones de dólares) y el número 1 de los Estados Unidos cuando ocurrió la desgracia.

El 25 de octubre de 1999, apenas un mes después de ganar la Ryder con Estados Unidos, Stewart tomó un vuelo en su avión privado para viajar de Orlando, donde residía, hasta Texas, donde tenía que disputar un torneo. Al poco de partir el vuelo, se perdió contacto con el piloto. Debido a la extraña situación, aviones F-16 se pusieron a su altura para averiguar que había ocurrido: las ventanillas estaban empañadas y el avión llevaba el piloto automático. Se empezó a sospechar con una despresurización de la cabina. El avión fue vigilado hasta que, sin combustible, se estrelló en Dakota del Sur, cuatro horas después de despegar. Todos los ocupantes, incluido Payne Stewart, perdieron la vida en el accidente. La investigación concluyó que, en efecto, un fallo humano provocó la despresurización de la cabina y la asfixia de los tripulantes.

Su muerte, que conmocionó al mundo del golf, dio pie a numerosos homenajes, desde un premio con su nombre al jugador que mejor respete las tradiciones de este deporte, campos con su nombre, estatuas o detalles como el que tuvo el californiano Rickie Fowler en el US Open de 2014, cuando adoptó un atuendo parecido al que llevaba siempre Stewart.

Os dejo con un vídeo didáctico de Stewart:

Quién fue… Maurice Flitcroft: el peor jugador de golf de la historia

Flitcroft, con su característico sombrero (YOUTUBE).

Vamos a cerrar la semana con una historia peculiar de un deportista que en realidad no lo era, pese a su empeño. Es Maurice Flitcroft.

Maurice Gerald Flitcroft nació el 23 de noviembre de 1929 en Barrow-in-Furness, una localidad costera del noroeste de Inglaterra. En realidad, su vida ‘deportiva’ comienza cuando tiene 47 años. Este operario de grúa en unos astilleros descubrió el golf ya maduro. Compró un libro sobre las reglas y un vídeo. Compró por correo medio juego de palos y empezó a practicar.

No era socio de ningún club, así que se vio obligado a practicar en la playa, o la zona de salto de longitud de una pista pública de atletismo. En el jardín de su casa enterró unas latas de café para practicar con el putter. Alguna noche, furtivamente, saltaba la valla para colarse en algún club de golf. Con este bagaje, Flitcroft decidió que quería jugar el Open Británico.

Pagó la cuota para participar en la ronda clasificatoria. Cuando tuvo que rellenar los datos con su hándicap, no lo hizo y puso que era profesional. Sorprendentemente, se le permitió participar en una de las rondas clasificatorias para The Open.

En su primer golpe, en palabras del rival que le tocó, Flitcroft agarró el palo “como si fuera a asesinar a alguien”. Su recorrido fue un completo desastre. Acabó con una tarjeta de 121 goles, 49 sobre el par. Era y es la peor tarjeta de la historia del Open Británico. Captó la atención de los medios, diciendo que su tarjeta se debió al lumbago y a la fibrosis, pero se supo que en realidad, era un impostor. Algunos medios llamaron a su madre, anciana. La mujer, pobre, preguntó a un periodista si es que su hijo había ganado el torneo.

Pero ni corto ni perezoso, volvió a solicitar, al año siguiente, su participación en el torneo. Le denegaron el acceso, claro. Lo siguió intentando, pero con pseudónimos. Logró entrar en 1984 como Gerald Hoppy, de nacionalidad suiza. A los nueve hoyos (con 63 golpes) lo pillaron y lo echaron. En 1990 volvió a ‘colarse’. Se había inscrito como Gene Paychecki, de Estados Unidos. En esta ocasión sólo jugó dos hoyos. Antes, en 1988, había sido invitado por un club de Michigan, Estados Unidos, para participar en un torneo, aprovechando su fama.

El resto de su vida vivió en Barrow, recibiendo cartas de admiradores. Falleció el 24 de marzo de 2007, por una infección pulmonar (siempre fue un fumador empedernido).

Os dejo un vídeo sobre Flitcroft:

Hasta mañana.