BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Archivo de la categoría ‘Hockey’

Santuarios del deport. Bell Centre de Montreal: el estadio de hockey más grande del mundo

Así se ve el interior del Bell Centre (WIKIPEDIA).

Volvemos al hockey hielo para hablar del estadio más grande de la principal liga del mundo, la NHL. Nos vamos pues a Canadá para conocer un poco más del Bell Centre de Montréal.

Nombre oficial: Bell Centre (Centre Bell en francés).

Ubicación: 1909, Avenue des Canadien-de-Montréal, Montréal, Quebec, Canadá.

Capacidad: 21.302 espectadores (hockey).

Año de inauguración: 1996.

Propietario: Familia Molson.

Más cosas: En efecto, el Bell Centre de Montréal es el estadio de hockey más grande del mundo y de la NHL en cuanto a capacidad. Sus obras empezaron en 1993 y duraron tres años. Desde su apertura, el 16 de marzo de 1996, hasta 2002, el estadio se llamó Centre Molson, en honor a la familia Molson, dueña de los Montreal Canadiens y de la instalación. No obstante, en 2002 los derechos de denominación del estadio se vendieron a la empresa de telecomunicaciones Bell.

Está considerada como una de las canchas más ruidosas de toda la NHL. En algunos partidos se han llegado a registrar 135 decibelios.

En el complejo hay seis restaurantes y no sólo acoge partidos de hockey: también ha sido escenario de partidos de la NBA, de combates de la MMA, la UFC y la WWE, además de conciertos.

Así se celebra un gol en este santuario del deporte:

Hasta mañana.

Escudos y logos. Vancouver Canucks: una orca muy indígena

Logo de los Canucks (WIKIPEDIA).

En la edición de hoy dedicada a los logos vamos a volver a fijarnos en la NHL, la liga norteamericana de hockey hielo, para hablar de uno de los más molones (en mi opinión) del campeonato, el de los Vancouver Canucks.

Los Canucks son uno de los siete equipos canadienses de la NHL. Forman parte de ella desde la expansión de 1970. El nombre de ‘canuck’ hace referencia a un adjetivo de origen más o menos incierto que empezó a usarse en Estados Unidos para denominar a los canadienses de origen neerlandés o francés y posteriormente sirvió para calificarlos a todos (algo así como ‘yanqui’ para los estadounidenses).

El primer logo del equipo fue la silueta azul de una pista de hockey con un stick sobre ella, de modo que forma una ‘C’ estilizada. Este logo, creado por el diseñador local Joe Borovich, se usó ocho años y en la década de 2000, como logo alternativo. Aún hoy se usa una versión de este logo en las mangas de los uniformes.

En 1978, los dueños del equipo quisieron dar un giro más agresivo al equipo y encargaron a una agencia de San Francisco un rebranding, un rediseño radical de la imagen del club. Así, nació un uniforme negro con una V amarilla, naranja y roja, y un logotipo que representaba un patín a toda velocidad. El logo fue conocido como The Flying Skate (el patín volador), pero también como ‘El Plato de Spaghetti’.

Logo de los Canucks entre 1978 y 1997 (WIKIPEDIA).

En 1997 se volvió a cambiar el logo, naciendo la primera versión del actual. Se trata de una orca saliendo de una placa de hielo. El conjunto forma una ‘C’. Además, la orca está dibujada en el estilo de los haida, una de las tribus nativas de la zona de la Columbia Británica, donde se sitúa Vancouver, en la costa pacífica de Canadá. La orca es uno de los mamíferos marinos más comunes en la zona y está muy presente en la iconografía de los haida, aunque medios y fans apuntaron a que era una referencia directa a Orca Bay, el nombre de la empresa propietaria del equipo. Diez años después, el logo fue retocado levemente.

Dibujo de una orca al estilo haida (PIXABAY).

Al año siguiente, se introdujo un tercer logo alternativo (recordemos, tras la versión renovada del original y el de la orca). Lo llevan en algunos partidos en el hombro y como logo principal en algunas ediciones especiales del uniforme. Se trata de una V sobre la cual sobresale la cabeza de Johnny Canuck. Éste es un personaje de la iconografía de la zona, que representa al canadiense medio (como el británico John Bull o el estadounidense Tío Sam, más o menos). Lleva gorro de lana, barba y camisa de leñador.

Logo de Johnny Canuck (WIKIPEDIA).

Espero que os haya gustado el artículo. Mañana, más.

Escudos y logos. Chicago Blackhawks: honor a un jefe legendario

Logo de los Blackhawks (WIKIPEDIA)

En febrero de 2016 escribí un artículo acerca de la polémica existente en Estados Unidos acerca de los clubes deportivos que usan referencias a los nativos americanos. En aquella ocasión cité a los Chicago Blackhawks de la NHL (hockey hielo) como uno de los ejemplos de esta polémica. Hoy vamos a profundizar un poco más en este caso en concreto.

El logo de los Blackhawks fue elegido hace poco como el mejor de la NHL. Tanto el logo como el equipo hacen referencia a División de Infantería 86 de Estados Unidos, que participó en ambas guerras mundiales, y que recibía el sobrenombre de ‘Blackhawk Division’. A su vez es una referencia a Black Hawk (Halcón Negro), un jefe indio de finales del XVIII y principios del XIX.

Black Hawk nació en 1767 en el poblado de Saukenuk, cerca de la actual Rock Island, Illinois. A los 15 años mató a su primer enemigo y arrancó su cabellera. Con 19 lideró una expedición contra la tribu Osage, con seis enemigos batidos (una mujer entre ellos). Su padre era el ‘médico’ de su tribu, los Sauk, y a su muerte adquirió un estatus preeminente en el grupo. Pronto se convirtió en el líder guerrero de su tribu.

En su madurez, con 45 años, y en un intento de proteger su territorio de los colonos americanos, se alineó junto a los británicos en la llamada Guerra de 1812. Años después, en 1832, estalló otro conflicto territorial entre los Estados Unidos y una alianza de tribus indias lideradas por Black Hawk. La guerra, que recibió el nombre del propio guerrero indio, se desarrolló en los actuales estados de Wisconsin e Illinois y culminó en la batalla de Wisconsin Heights, donde Black Hawk fue capturado.

Busto de Black Hawk realizado en vida del jefe indio (WIKIPEDIA).

Fue visitado por el presidente Andrew Jackson durante su cautiverio y Estados Unidos decidió llevárselo al este del país, para que conociera las grandes ciudades de esta zona y comprendiera el imparable crecimiento del nuevo país, para que a su vez lo transmitiera a otros nativos y se evitaran así más conflictos. Visitó Baltimore, Philadelphia o Nueva York, congregando a enormes multitudes de curiosos, lo que lo convirtió en uno de los indios más famosos de su tiempo.

Tras esta gira, regresó con su gente y se instalaron en el sudeste del estado de Iowa. Tras dos semanas de enfermedad, Black Hawk murió el 3 de octubre de 1838. Al año siguiente, sus restos fueron robados por un desaprensivo que extrajo los huesos para exponer su esqueleto. Tras negociar con el Gobierno, dos de los hijos de Black Hawk consiguieron recuperar los restos, aunque los cedieron a la Burlington Geological and Historical Society, en Iowa. Desgraciadamente, el lugar sufrió un incendio en 1855 y los restos del jefe indio se perdieron para siempre.

La figura de Black Hawk y su lucha por el territorio se quedaron como un símbolo para todos los nativos americanos, y cuenta con numerosas estatuas, localidades con su nombre y, como hemos visto antes, referencias militares a su figura, que fueron las que a la postre dieron nombre al equipo de hockey de Chicago.

Espero que os haya gustado la historia. Hasta mañana.

Quién fue… Herbert Carnegie: el crack al que su color de piel le impidió jugar en la NHL

Herbert Carnegie, con el uniforme de los Randies (Canadian Encyclopedia).

Cerraremos la semana con una de esas historias del nuevo continente en las que queda patente que la segregación racial llegó hasta hace relativamente poco tiempo. Veamos hoy la historia de Herbert Carnegie.

Herbert Henry Carnegie nació el 8 de noviembre de 1919 en Toronto, Canadá. Sus padres, jamaicanos, habían llegado a Canadá en el año 1912. Desde muy niño, mostró interés en el hockey hielo, y ya en la época del instituto destacó como jugador. Su padre ya le advirtió. Sus compañeros de trabajo le habían advertido de que su chico no llegaría a la NHL por su color de piel. El padre intentó quitarle de la cabeza la idea a Herb, pero sin éxito. El tiempo, por desgracia, le daría la razón.

En 1941 empezó a jugar con su hermano Ossie y otro jugador de raza negra, Manny McIntyre, en un equipo llamado Buffalo-Ankorite Bisons. En 1944 empezó a jugar en clubes de la Quebec Provincial League como los Sherbrooke St. Francis o los Quebec Aces. En 1946, 1947 y 1949 fue elegido MVP de la competición.

En 1948, el manager de los New York Rangers invitó a Herb a un campus de entrenamiento. Tenía 29 años y veía más cerca que nunca su sueño de jugar en la NHL. El dueño de los Rangers le dijo que era un gran jugador, pero que para el equipo filial, en Connecticut. Y con un sueldo menor al que cobraba en Canadá. Nunca le dijeron el motivo, pero él lo sospechaba: su color de piel. Otros compañeros, peores jugadores que él, sí encontraron hueco en la NHL.

Siguió jugando en ligas menores, hasta que colgó los patines en 1954. Sólo cuatro años después, Willie O’Ree rompió la barrera racial de la NHL fichando por los Boston Bruins.

Pero su frustración la enfocó a algo positivo, y abrió una escuela de hockey. Además, empezó a practicar golf, deporte en el que fue campeón de Canadá en categoría senior en los 70. Posteriormente, de su academia surgió una fundacion llamada Future Aces, dedicada a ayudar a niños desfavorecidos de la zona de Toronto.

Con la edad se quedó ciego, y falleció el 9 de marzo de 2012 en Toronto, a los 92 años de edad.

Os dejo con un reportaje sobre Carnegie, que incluye una entrevista con el propio jugador antes de morir:

Hasta el miércoles.

Escudos y logos. Anaheim Ducks: el inconfudible aroma Disney, en la NHL

Logo alternativo de los Ducks, estrenado en 2010 (WIKIPEDIA).

Hace ya unos cuantos años le dediqué uno de los primeros artículos sobre camisetas a los Anaheim Ducks de la NHL. Permitidme que vuelva a mirar a este equipo para recordar su historia, con la excusa de que han recuperado el logotipo.

Os contaba entonces la historia de este equipo californiano, nacido en 1993. Su origen fue muy original, ya que lo provocó una película de Disney: The Mighty Ducks (en España, Somos los mejores). La película fue un inesperado éxito. Trataba sobre un frustrado jugador de hockey hielo (Emilio Estevez) que, tras conducir borracho, es condenado a prestar servicios a la comunidad y en concreto, a entrenar a un grupo de chavales desfavorecidos y bastante malos. La película trata de cómo al final consiguen convertirse en un equipazo. Este club se llamaba los Mighty Ducks y su logo era una máscara de portero de hockey con la innegable forma de los patos de la factoría Disney (Donald y familia).

La película arrasó en taquilla y Disney aprovechó el tirón para poner 50 millones de dólares y hacerse con una franquicia de NHL en el soleado sur de California, en concreto en la ciudad de Anaheim, muy cerca de Disneyland. Pronto se convirtió en el equipo de la NHL con mayores ventas de mercadotecnia.

En 2005, Disney vendió el equipo por 75 millones de dólares, y un año después se eliminó toda referencia a la peli y a Disney. El equipo se convirtió en los Anaheim Ducks (sin el ‘Mighty’) y se rediseñó el logo, desapareciendo la célebre careta de pato.

Pero las cosas que funcionan suelen volver y en 2010, los Ducks recuperaron el logo de Disney, como logo secundario esta vez y como logo principal en la tercera equipación. Por supuesto, el logo ha vuelto al ‘merchandising’. Para mí, sigue siendo uno de los mejores de Estados Unidos.

Espero que os haya gustado el post. Mañana, más.

Quién fue… Gordie Howe: el hombre récord del hockey

Cromo de Howe de su época en Detroit Red Wings (WIKIPEDIA).

Cromo de Howe de su época en Detroit Red Wings (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con ua leyenda del hockey hielo, ahora que parece que ya se va el calor para ir adentrándonos en temperaturas más frescas. Vamos a hablar de Gordie Howe.

Gordon Howe nació el 31 de marzo de 1928 en una granja de Floral, Saskatchewan, Canadá, siendo el sexto de los nueve hijos de Albert Howe y Katherine Schultz. Su familia era muy pobre y debido a ello necesitó suplementos vitamínicos por la falta de calcio debido a una alimentación insuficiente.

Desde los 8 años de edad se aficionó al hockey hielo y empezó a mostrar sus dotes. Con 15 años, los New York Rangers le hicieron una prueba, pero no la pasó. En cambio, un equipo llamado Saskatoon Lions sí que le contrató.

En 1944, un ojeador de los Detroit Red Wings, otro de los grandes equipos americanos, le invitó a pasar otra prueba, y esta vez Howe la superó. Tras pasar dos años en equipos filiales debido a su corta edad, Gordie Howe debutó como profesional en la NHL el 16 de octubre de 1946. Tenía 18 años. Marcó un gol y dio dos asistencias. Aunque su primer año no fue para tirar cohetes, fue a partir del segundo (cuando por cierto, se hizo con el dorsal 9, el que resultaría icónico para su carrera) cuando empezó a destacar. Gracias a su buen hacer, los Red Wings ganaron cuatro Stanley Cups y durante siete años acabaron primeros en la Liga Regular, hito que aún no ha sido igualado.

La carrera de Howe estuvo llena de grandes momentos y de otros no tan buenos, como cuando en marzo de 1950 sufrió una fractura de cráneo que casi acaba con su trayectoria deportiva.

Una lesión de muñeca le obligó a retirarse a final de la temporada 70/71, tras lo que el club le ofreció un puesto en la directiva. Pero no fue el adiós definitivo de Howe, ya que en 1972 sorprendió a todos anunciando su vuelta a las pistas: lo hacía en los Houston Aeros, de una nueva competición llamada World Hockey Association. El motivo era que iba a cobrar nada menos que 2,2 millones de dólares y otro más especial: iba a jugar al lado de sus dos hijos, Mark y Marty, también jugadores profesionales.

Howe, recibiendo un homenaje (WIKIPEDIA).

Howe, recibiendo un homenaje (WIKIPEDIA).

En Houston pasó cuatro años y ganó un título de la WHA. En 1976 lo contrataron los New England Whalers. Dos años después, la WHA desparecía, por lo que la NHL absorbió las franquicias que sobrevivieron. Esto supuso el retorno de Howe a la gran competición. Finalmente, se retiró en 1980, con nada menos que 52 años de edad.

Esta carrera tan longeva hace que Howe sea el jugador de la historia con más temporadas (26) y más partidos disputados (1.767) de la historia de la NHL. Estos logros le hicieron ganarse el apodo de ‘Mr. Hockey’.

Tras colgar los patines, Howe recibió todo tipo de homenajes, como ser elegido tercer mejor jugador de todos los tiempos (por detrás de sus compatriotas Wayne Gretzky y Bobby Orr), la retirada de su dorsal o entrar en el Salón de la Fama del Hockey. En 1997 firmó un contrato de un día con los Detroit Vipers de la IHL. Jugó un minuto, a sus 69 años, lo que le convirtió en el jugador más veterano de la historia del hockey profesional. Un puente que une Detroit con Windsor, Canadá, lleva su nombre. En la entrada del estadio de los Red Wings hay una estatua de bronce dedicada a él.

En sus últimos años, Howe fue diagnosticado con demencia. Viudo desde 2009, vivió con sus cuatro hijos en turnos (Mark, Marty, Murray -médico en Ohio- y Cathy, que vive en Texas). El pasado 10 de junio, cuando estaba en casa de su hijo Murray en Sylvania, Ohio, un fallo multiorgánico acabó con la vida de Gordie Howe. Su cuerpo fue velado el día 14 de 9 de la mañana a 9 de la noche (en honor a su dorsal) en el Joe Luis Arena, la cancha de los Red Wings. Fue incinerado y sus cenizas reposan en Saskatoon, Canadá, junto a las de su esposa y bajo una estatua dedicada a su memoria.

Os dejo con un documental sobre Howe:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Markus Näslund: un sueco que triunfó en la NHL

Näslund, con los Canucks (WIKIPEDIA).

Näslund, con los Canucks (WIKIPEDIA).

Ahroa que ya hace calor, vamos a despedirnos del frío con un artículo dedicado a un deportista de invierno: Markus Näslund.

¿Quién era?: Un jugador sueco de hockey hielo de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores jugadores de su país que haya pasado por la NHL, además de por su prolífica carrera con su selección.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2010 en las filas del Modo Hockey de su país. En la actualidad, dirige junto a un socio una estación de esquí en Suecia y dirige una ONG para niños desfavorecidos.

¿Sabías qué…?: Es el capitán más longevo de la historia de los Vancouver Canucks (ocho años).

– Entró en el ‘draft’ de la NHL en 1991, pero no llegó a Norteamérica hasta dos años después.

– En Vancouver le llamaban ‘Nazzy’.

– Nada más retirarse tuvo una breve experiencia como entrenador del Modo, el club en el que empezó.

– Su dorsal, el 19, está retirado por los Canucks.

– Es uno de los máximos goleadores de la historia del equipo de Vancouver.

– Fue portada del videojuego oficial de la NHL para Europa en el año 2000

– Es un devoto cristiano.

– Está casado y tiene tres hijos.

– Mide 1,83 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Markus Sten Näslund nació el 30 de julio de 1973 en Örnsköldsvik, Suecia. De 1990 a 1991 jugó en el Modo de su ciudad natal. En 1993 llegó a los Pittsburgh Penguins y tres años después fichó por los Vancouver Canucks. En 2008 fichó por los New York Rangers y en 2009 regreso al Modo para retirarse. En su palmarés tiene dos bronces y una plata en Campeonatos del Mundo.

Os dejo con un homenaje a Näslund:

Hasta mañana.

Atuendos para la historia. ¿Por qué los colores nacionales de Australia son dorado y verde?

Imagen de un partido de rugby de la selección de Australia (GTRES).

Imagen de un partido de rugby de la selección de Australia (GTRES).

El artículo de hoy no trata exclusivamente de un uniforme, sino de varios: los de la mayoría de selecciones deportivas de Australia.

Quizá os hayáis preguntado alguna vez por qué los equipos que representan a Australia en deportes como el rugby, el atletismo, el baloncesto, el cricket, el fútbol o el hockey visten de amarillo dorado y verde.

Ambos colores no se encuentran en la bandera nacional de Australia, que como sabéis es azul, con una Union Jack en un cuadrante y seis estrellas. La primera vez que se usó el dorado y verde fue en una gira de la selección australiana de cricket por Inglaterra en 1899.

¿Por qué estos colores? La teoría más aceptada es porque son los de una planta, el zarzo dorado (Acacia pycnantha), que es la flor nacional de Australia y que es verde y dorada. Por otro lado, hay quien dice que los colores hacen referencia a las playas y desiertos de Australia (el dorado) y a las zonas forestales del país (el verde).

Sea como sea, el dorado y verde no sólo se encuentra en equipos deportivos, sino también en partidos políticos u organismos gubernamentales. Hay, además, un debate en Australia sobre la conveniencia o no de cambiar la bandera. Algunos son partidarios de sustituir un emblema muy colonial como el actual por uno que represente mejor a los australianos. Es en estos casos en los que el dorado y el verde cobrarían protagonismo.

Espero que os haya resultado curioso el artículo. Hasta mañana.

Escudos y logos: ¿Son racistas los equipos que usan a los nativos americanos como imagen?

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Atlanta Braves (béisbol, ya en desuso); Universidad de Ilinois (ya en desuso); Chicago Blackhawks; Cleveland Indians; Washington Redskins y Florida State University (WIKIPEDIA).

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Atlanta Braves (béisbol, ya en desuso); Universidad de Illinois (ya en desuso); Chicago Blackhawks (hockey); Cleveland Indians (béisbol); Washington Redskins (fútbol americano) y Florida State University (WIKIPEDIA).

Pues la segunda entrega de esta sección de escudos y logotipos no se va a centrar en uno concreto, sino en varios, de deportes diferentes, pero unidos por una misma polémica: el racismo.

Desde hace décadas, casi desde principios del siglo XX e incluso antes, miles de equipos deportivos estadounidenses (y también canadienses), profesionales o de universidades e institutos, adoptaron nombres que hacían referencia a los nativos americanos. Por ejemplo, los Atlanta Braves nacieron (en Boston) en 1912, mientras que los Cleveland Indians lo hicieron en 1914.

A partir de los años 40, diversas asociaciones de indígenas americanos empezaron a mostrar su disconformidad con el uso de la figura del nativo americano como mascota o símbolo de algunos equipo. Esta disconformidad fue aumentando con los años, sobre todo por medio del Congreso Nacional de Indios Americanos (NCAI, por sus siglas en inglés). Su postura oficial es que estos equipos “sacan provecho de estereotipos dañinos originados en épocas en las que lo común era la superioridad de los blancos y la segregación”. En una reciente declaración, la NCAI añade que “calumnian, difaman y envilecen a los pueblos nativos, a las culturas nativas, a las naciones tribales y perpetúan un legado de actitudes y racistas prejuciosas. En concreto, las caricaturas ‘salvajes’ y ‘cómicas’ usadas por los equipos deportivos con mascotas ‘indias’ favorecen la idea de los pueblos nativos como salvajes y refuerzan el mito de que se trata de grupos étnicos congelados en el tiempo. Todo ello contribuye a intoxicar las relaciones de este país con los pueblos nativos y perpetuar la desigualdad racial y política”.

Hay otros argumentos, como por ejemplo, los que creen que el uso de mascotas, apodos y logos ‘indios’ pueden generar violencia contra estas etnias por parte de los rivales (hay un ejemplo muy conocido de un fan de Philadelphia que acude a los partidos de los equipos de la ciudad contra otros equipos de apodo ‘indio’ con una cabeza de goma representando a un jefe tribal clavada en un machete). También es muy común la pregunta de qué ocurriría, o que se pensaría, si hubiera equipos que adaptaran sus logos a otras etnias: los ‘Hispanics’, los ‘Asians’ o los ‘Africans’ o incluso los ‘Caucasians’.

Argumentos a favor

Pero también hay argumentos a favor. El principal es que estos equipos adoptaron en su día estos símbolos por las cualidades positivas de los indios americanos: valor, arrojo, nobleza, ferocidad en la batalla o respeto a unos valores. Es decir, que no usan descripciones peyorativas sobre los nativos. Los defensores de estos logotipos afirman asimismo que la nativa americana no es la única etnia que se usa para nombres de equipos deportivos. Hay clubes que se llaman ‘Vikings’ o ‘Irish’ por todo el país y ni los nórdicos de origen ni los irlandeses se ofenden. Además, existen encuestas que dicen que este tema no preocupa a los nativos americanos en general, sino que es un argumento usado por grupos activistas, separados de las preocupaciones reales de la población llana de orígen indígena. Por último, está el argumento mercantilista: los propietarios de los equipos ven inviable el coste de sustuir todo el ‘merchandising’ de los equipos.

Por deportes

En la NBA no hay ya referencias a indios americanos, aunque dos equipos, los Atlanta Hawks y los Golden State Warriors, sí deben sus nombres a antiguas ‘marcas’ que sí se inspiraban en los nativos. En la liga de béisbol hay dos claros ejemplos: los Atlanta Braves y los Cleveland Indians. Los primeros usaban la cabeza de un indio mohawk como logo, aunque finalmente, desapareció. El actual logo del equipo es un tomahawk. En cambio, los Indians siguen usando al Chief Wahoo (que así se llama el personaje representado en el emblema). No obstante, hay que decir que el club empieza a usar alternativas en su merchandising, si bien sigue siendo el logo principal. Es uno de los más criticados por tratarse de una caricatura.

Otro ejemplo famoso es el de los Chicago Blackhawks de la NHL de hockey hielo. Curiosamente, hace poco fue elegido por la revista The Hockey News como el mejor logo de la Liga. El equipo se llama así porque su fundador sirvió en el Ejército en la U.S. 86th Infantry Division, conocida como la ‘Blackhawk Division’ en honor, a su vez, de un jefe indio de principios del siglo XIX llamado Black Hawk. Recibe críticas pese a que el club colabora con iniciativas que dan a conocer la historia y las costumbres de los nativos americanos y que los directivos dicen que el jefe Black Hawk es un personaje histórico.

En el deporte universitario hay innumerables casos, pero destacamos al Chief Illiniwek de la Universidad de Illinois, que fue eliminado, o a los Seminoles de la Florida State University. Este logotipo sigue usándose, pero tiene causa menos polémica por hacer referencia a una ‘nación’ india (los semínolas, habitantes de Florida) más que a una raza.

En cuanto a la NFL, tenemos a los Kansas City Chiefs, que es un caso parecido al de los Braves de béisbol y que lo único que muestran como logotipo es una punta de flecha, y por supuesto al que quizá sea el club más polémico en este sentido, es decir, los Washington Redskins. Hay dos factores importantes: uno, que Washington es la capital y otro que ‘Redskins’ significa ‘pieles rojas’, lo que sí se considera de manera generalizada como un apelativo racista. Es el club que más quejas recibe y desde hace más tiempo. Sus dirigentes resisten a cambiar el nombre y el logotipo, y se apoyan en lo que os comentaba antes: que es un homaneje, no una burla. Numerosas encuestas realizadas sobre los fans revelan que los hinchas están con la directiva.

Sea como sea, la polémica está servida. Aún hay unos 2.000 equipos deportivos sólo en institutos de secundaria de Estados Unidos con nombres referentes a los nativos americanos. Pero hace no tanto eran 3.000. El propio presidente Obama se ha manifestado en contra. Todo parece indicar que el uso de estos logos y nombres está condenado a desaparecer. Pero ya sabéis, amigos, lo importantes que son para los hinchas los símbolos del club de sus amores.

Espero que os haya gustado. Mañana, más.

Qué fue de… Nicklas Lidström: el primer europeo que levantó una Stanley Cup de la NHL

Nicklas Lidström, en 2010 (WIKIPEDIA).

Nicklas Lidström, en 2010 (WIKIPEDIA).

Hace dos semanas hablamos de un mítico europeo en la NHL y lo hacemos de otro: Nicklas Lidström.

¿Quién era?: Un jugador sueco de hockey de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte y uno de los mejores europeos que han pasado por la NHL.

¿Qué fue de él?: Colgó los patines (o el stick… no sé qué cuelgan los jugadores de hockey cuando se retiran) en 2012 en las filas de los Red Wings. En la actualidad, sigue trabajando para este equipo, como ‘scout’ en Europa.

¿Sabías qué…?: Está considerado como uno de los mejores defensas de todos los tiempos.

– Fue elegido siete veces como mejor defensa de la NHL.

– Es el segundo jugador con más partidos de playoff de la NHL disputados.

– Es el único europeo -formado en Europa- que ha levantado la Stanley Cup como capitán y el único elegido MVP de los playoffs de la Liga.

– Pertenece al selecto club del Triple Oro: campeón de la NHL, campeón del mundo con Suecia y campeón olímpico.

– Su camiseta está retirada por los Red Wings.

– Mide 1,85 metros.

– Pertenece al Salón de la Fama del Hockey.

– Fue elegido 12 veces para el All Star de la NHL.

– Tiene cuatro hijos. Los dos mayores ya juegan a nivel profesional.

Biografía, palmarés, estadísticas: Nicklas Lidström nació el 28 de abril de 1970 en Krylbo, Suecia. Debutó como profesional en 1987 en el VIK Vasteras de su país natal. En 1991 se fue a la NHL para jugar en los Red Wings, donde estuvo hasta su retirada en 2012. En su palmarés tiene cuatro Stanley Cups con los Red Wings y con Suecia tiene un oro, una plata y un bronce en Campeonatos del Mundo y un oro olímpico.

Os dejo un vídeo homenaje a Lidström:

Hasta mañana, amigos.