BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Archivo de la categoría ‘Ciclismo’

Trofeos, copas y medallas: porcelana de Sèvres para el ganador del Tour

Geraint Thomas, último ganador del Tour, sostiene la copa de ganador de la ronda gala (GTRES).

Cuando pensamos en el Tour de Francia, nuestra mente se tiñe de amarillo, el color del maillot que distingue al ganador. Pero el ciclista que llega vencedor a París se lleva además un trofeo, bastante desapercibido. Hoy os hablaré de él.

El ganador del Tour se lleva como premio una copa llamada Coupe Omnisports. Se entrega desde 1975 y se entrega en nombre del presidente de la República. Fue diseñada en 1974 por el artesano Roger Vieillard y está creada en la fábrica nacional de Sèvres, que como sabréis, es un lugar de reconocido prestigio en el mundo de la porcelana.

En efecto, la copa está hecha en porcelana, hecha totalmente a mano y pintada de azul, con dos franjas de adornos pintadas en oro de 24 quilates, que representan diferentes disciplinas deportivas.

La idea de entregar esta copa fue del entonces presidente de la República Valéry Giscard d’Estaing. En 1975, como os decía, Bernard Thévenet rompió con la supremacía de Eddie Merckx y además, la carrera acababa por primera vez en los Campos Elíseos. Por eso, Giscard quiso celebrarlo con una copa algo especial y desde entonces no ha dejado de entregarse.

El presidente de la República entrega, además, porcelana de Sèvres en muchos otros eventos, no sólo deportivos, sino también el competiciones culturales, agrícolas, musicales o científicas.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Gustaaf Deloor: la desconocida historia del primer ganador de la Vuelta

Gustaaf Deloor, a comienzos de la década de los 30 (cedida por Libros de Ruta).

Tengo un amigo que se llama Juanfran de la Cruz y que es una de las personas que más sabe de ciclismo de este país. Juanfran acaba de publicar un par de libros. Uno, sobre la historia de la Vuelta a Extremadura, su patria chica. Y otro, más reciente y editado por Libros de Ruta, sobre un personaje con una historia apasionante: Gustaaf Deloor, el primer ganador de la Vuelta a España, y con el que ha ganado un premio literario (podéis comprar el libro en este enlace). Hace unas semanas estuve charlando con él sobre Deloor y éstas fueron algunas de las cosas de las que conversamos:

¿Quién era?: Gustaaf Deloor fue un ciclista belga cuya carrera se desarrollo durante la década de los años 30 del siglo XX, llegando sus éxitos más notorios a mediados de la misma.

¿Por qué se le recuerda?: Por haber sido el primer ganador de la Vuelta Ciclista a España. Gustaaf Deloor se impuso en la edición de 1935, pero también ganó en la que se celebró al año siguiente. Un éxito, curiosamente, en cuyo podio final le acompañó su hermano mayor Alfons, segundo en aquella general final de 1936. Ni en España, pese a ser un pionero (si bien extranjero), ni en Bélgica, acaso por su interminable lista de grandes corredores, es una figura especialmente conocida.

¿Qué fue de él?: Tras verse perjudicado por el estallido de la Guerra Civil, que impidió la celebración de la tercera edición de la Vuelta y de cualquier carrera del panorama estatal (como la Volta a Catalunya, la decana, la tercera ronda por etapas más antigua del mundo tras el Tour y el Giro), Gustaaf Deloor abandonaría el deporte profesional definitivamente como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, para la que fue movilizado y por la que fue hecho prisionero por las tropas nazis.

– Siempre lamentó no haber podido ser campeón del mundo: sólo disputó unos mundiales, en Berna 1936, pero rodaba escapado con el francés Antonin Magne, a la postre campeón, cuando un pinchazo le acabó dejando fuera de carrera. Siempre pensó que ese mundial hubiera sido suyo, porque él era mucho más rápido.

– Gustaaf afrontó en 1937 el Tour de Francia, aunque como corredor independiente; logró ganar una etapa y acabó segundo en varias más. Y su concurso, a ojos de los jueces, fue básico para que el entonces líder, el belga Sylvere Maes, recibiese una sanción que indignó a toda su selección hasta el punto de que el equipo nacional belga se retiró de la carrera a cuatro etapas de llegar a París.

– El estallido de la Segunda Guerra Mundial le cogió en el Fort Eben-Emmael, escenario de una pionera operación con planeadores y paracaidistas que ninguneó una fortaleza que se consideraba inexpugnable y que se vendía como fundamental para proteger varios puentes sobre el río Mosa. Rendida la guarnición, fue hecho prisionero y enviado a un campo de prisioneros en actual suelo polaco, el Stalag II-B. Allí, tuvo una ocupación “amable” en las cocinas gracias a que le reconoció un mando alemán aficionado a la bicicleta.

– Gustaaf pudo regresar a casa por la amnistía que recibieron los soldados flamencos, aunque se encontró que todos sus bienes fueron saqueados y destrozados. Intentó poner en marcha un negocio de neumáticos para bicicleta y se negó a trabajar para los nazis bajo la ocupación alemana de Bélgica, por lo que se marchó a Francia.

– Acabó emigrando con su primera esposa, Margrot, a Estados Unidos, aunque sin apenas conocimiento del inglés. Primero se estableció en Nueva York, donde encadenó muchos trabajos en talleres mecánicos en los que apenas duraba unos días o unas semanas por su falta de destreza con el idioma.

– La pareja plasmó una auténtica ruta 66 sobre el mapa: con un viejo coche que Gustaaf arregló se mudaron a California, desde donde le habían llegado algunas propuestas de viejos amigos. Allí, de vez en cuando solían frecuentar un club de emigrantes flamencos que recibía el nombre de Rik Van Looy, un gran campeón ciclista belga de los años 50 y 60. En EE UU, Deloor no siguió mucho la actualidad deportiva del que había sido su deporte.

– Gustaaf acabó trabajando en una empresa, Marquardt Corporation, muy involucrada en la investigación y construcción de estructuras y de sistemas de propulsión. La Marquardt tenía en el Gobierno de Estados Unidos, y la NASA, dos grandes clientes. Deloor es asignado a uno de los programas ‘Rocket’ que trabajaban en las misiones espaciales.

¿Sabías qué…?:
– Al barrio de De Klinge donde nació se le conoce como “Barrio Español” (Spaans Kwartier), un reflejo de la vieja ligazón de Flandes a la corona castellana y a la existencia de un fuerte militar en torno al que fue creciendo un asentamiento poblacional.

– Siendo ciclista profesional protagonizó un extraño episodio de contrabando en la frontera francobelga. Abandonó el coche con la carga, y su esposa, y se fue corriendo a Bélgica. Volvería, con un enigmático personaje, para pagar una gran multa y recuperar a su pareja y a su coche.

– Aunque sus grandes éxitos llegaron en vueltas por etapas, ganó un Tour de Flandes como corredor aficionado y, siendo profesional, rozó la victoria en una Lieja-Bastoña-Lieja en la que al final hizo segundo.

– Un familiar por parte paterna fue beatificado por Juan Pablo II.

– Se casó con una mujer 25 años mayor que él, Margot, que trabajaba (y posiblemente tuvieran algún tipo de relación sentimental) para el que fue su representante, el belga Fons Versnick.

– Un año después del fallecimiento de Margot, ya en Estados Unidos, se casó con Roza Buys, que era 25 años más joven e hija de unos amigos, admiradores de su carrera deportiva, con los que se veía de vez en el Rik Van Looy Supporters Club. De este matrimonio nació Jeanette, su única hija, quien actualmente ejerce de ginecóloga en Amberes.

– Muy unido a su hermano Alfons pese a la gran distancia entre Estados Unidos y Bélgica, se reencontraron muchos años después en Bélgica con motivo de unas vacaciones durante las cuales tuvo lugar la misión del Apolo XI que llevó el hombre a la luna, misión que vieron juntos por televisión.

– Una vez jubilado, a finales de los años 70, decide regresar a Europa. La familia regresa a Bélgica.

– Gustaaf sí volvió a España, país que no había pisado desde su última victoria en la Vuelta: fue en los 80, en la malagueña Estepona, con motivo de unas vacaciones.

– En Bélgica retomó su atención hacia el ciclismo profesional, especialmente la Vuelta a España.

– En 1995 recibió una invitación de la Vuelta a España para acudir a un acto con el que Unipublic, su organizadora, quería conmemorar los 50 años de la carrera. Deloor declinó por motivos de salud.

– Su viuda conserva en su casa un hermosísimo trofeo que le entregaron con motivo de su segunda victoria en la Vuelta.

– En agosto 2010, ya fallecido, se le organizó un homenaje en De Klinge, donde se renombró una plaza con el hombre de los hermanos Deloor en la que, además, se encuentra una escultura llamada Vuelta obra de Hugo de Rudder. También se organizó una exposición con fotos y crónicas de la época.

– En esa plaza de los hermanos Deloor existe una pequeña capilla en cuyo interior se puede contemplar un pequeño cuadro pintado por Gustaaf. La pintura fue otra de sus pasiones.

– El Tour de Francia, en su apartado de estadística e historia, le asignaba dos participaciones en la ronda gala. Un error que le confundía con su hermano Alfons, quien sí tomó parte en ese 1933 que también se le atribuye a Gustaaf.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gustaaf Deloor nació en De Klinge (Bélgica) el 24 de junio de 1913 y falleció en Mechelen el 28 de enero de 2002. Fue un ciclista que pasó muy joven al profesionalismo y que vio truncada su carrera por la Guerra. Primero, por la Guerra Civil. Después, por la Segunda Guerra Mundial. Sus dos victorias en las dos primeras ediciones de la Vuelta a España son sus grandes éxitos, pero también ganó una etapa en el Tour 1937, rozó una general de la Vuelta a Suiza (1936) y siempre tuvo el pesar de que estuvo muy cerca de imponerse en un Mundial, que se celebró en Berna en 1936. Tras el conflicto bélico abandonó el ciclismo.

Espero que os haya gustado. Hasta el miércoles.

Qué fue de… Óscar Freire: el mejor ‘sprinter’ y clasicómano del ciclismo español

Freire, en Madrid, ataviado con el maillot de campeón del mundo en 2005 (Archivo 20minutos)

El ciclismo español se ha caracterizado siempre por producir buenos escaladores y buenos corredores ‘all around’, que dirían los ingleses. Una de las suertes en las que menos se ha prodigado España es la del ‘sprint’, si exceptuamos, claro, al protagonista de hoy, uno de los mejores corredores españoles de la historia reciente: Óscar Freire.

¿Quién era?: Un ciclista español de finales de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los mejores llegadores de la historia del ciclismo español y, sobre todo, por ser tres veces campeón del mundo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2012 en las filas de Katusha ruso. En la actualidad, compite en su otra gran pasión: los rallies. Además, es comentarista de ciclismo en la cadena COPE.

¿Sabías qué…?: Es, junto a Alfredo Binda, Eddy Merckx, Rik van Steenbergen y Peter Sagan, el único ciclista que ha ganado tres veces el maillot arcoiris.

– Su victoria en el Mundial de 1999, en Verona, fue una de las más sorprendentes de la historia. Llevaba apenas un año de profesional e incluso el seleccionador Antequera había sido criticado por convocar a un ciclista tan inexperto.

– En su primera presencia en el Tour (2002) ganó una etapa, la tercera, con final en Saarbrücken (Alemania).

Freire luce maillot verde en una etapa del Tour de 2008 (Archivo 20minutos).

– Ganó tres veces el Mundial, pero subió cuatro veces al podio, porque en 2000 fue tercero.

– Participó en ocho Tours: abandonó en cuatro y su mejor puesto fue un 70º en 2008.

– Compitió en nueve Vueltas a España, pero no acabó ninguna.

– Nunca corrió el Giro de Italia.

– Hay un complejo deportivo con su nombre en su Torrelavega natal.

– Es el menor de cuatro hermanos, todos varones.

– Mide 1,71 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Óscar Freire Gómez nació en Torrelavega, Cantabria, el 15 de febrero de 1976. Debutó como profesional en 1998 en el Vitalicio Seguros. En 2000 se fue al Mapei-Quickstep y en 2003 fichó por el Rabobank neerlandés, donde estuvo hasta 2011. Su último año, el 2012, lo pasó en el Katusha. En su palmarés tiene tres Mundiales de ruta, cuatro etapas del Tour, un maillot de la regularidad del Tour, siete etapas de la Vuelta a España, una Tirreno-Adriático y tres Milán-San Remo, entre otras victorias.

Os dejo con las imágenes de los tres Mundiales de Freire:

Hasta mañana.

Quién fue… Ottavio Bottecchia: un ganador del Tour y su misteriosa muerte

Ottavio Bottecchia, en 1923 (WIKIPEDIA).

Hoy vamos a conocer más de cerca la historia de un ciclista del periodo de entreguerras, con un relato realmente fascinante. Es Ottavio Bottecchia.

El 1 de agosto de 1894 nacía Ottavio Bottecchia en San Martino di Colle Umberto, a unos 60 km de Venecia, en Italia. Es el octavo hijo de una familia muy pobre de nueve hermanos. Sólo acudió un año al colegio y siendo apenas un niño se pone a trabajar, primero como zapatero y luego como albañil. Es trabajando como obrero donde empieza a tener contacto con la ideología socialista. Ello no le impide enrolarse en el cuerpo de bersaglieri en la Primera Guerra Mundial.

Durante el conflicto aprende a andar en bicicleta, pues ejerce de correo en el frente austríaco. La guerra estuvo llena de peripecias para Ottavio: pasó la malaria, fue capturado y pudo escaparse y finalmente, fue condecorado por su valor en el frente. Tras pasar un año en Francia trabajando como albañil, regresó a su país, donde llevó una vida humilde con su mujer y sus tres hijos.

Gracias a la pericia que había adquirido durante la guerra con su bicicleta, Teodoro Carnielli, presidente de un club ciclista de la región del Véneto, le regala una bici y le anima a que participe en carreras. En 1923 participa como independiente en el Giro de Italia, y acaba quinto, una hazaña teniendo en cuenta que no tenía equipo. El ciclista francés Henri Pélissier se fija en él y le ofrece un puesto en su equipo, el Automoto-Hutchinson. Bottecchia se convierte así en profesional. En esa época, aprende a leer y toma contacto así con propaganda clandestina en contra de la dictadura de Mussolini.

En 1923, al poco de fichar por el Automoto, debuta en el Tour de Francia: gana una etapa y queda segundo, por detrás de Pélissier. Se convierte en una celebridad en Italia, incluido para el Duce. Al año siguiente, llega su consagración.

Monumento a Bottecchia en el lugar donde fue hallado su cuerpo (WIKIPEDIA).

Ottavio Bottecchia ganó el Tour de 1924 llevando el maillot amarillo desde la primera etapa a la última. Se convierte así en el primer italiano en conseguirlo. Al año siguiente, repetiría hazaña, ganando cuatro etapas, entre ellas la primera y la última en París. Fue, además, la primera vez que un líder usó un gregario. Fue Lucien Buysse, un belga de su equipo, que al año siguiente lograría el triunfo en la ronda francesa después de que Bottecchia se retirara tras un día de tormenta.

El 23 de mayo de 1927, como si de un siniestro preludio de su destino se tratase, Giovanni, un hermano de Bottecchia, fue atropellado cuando iba en bici cerca de Conegliano y perdió la vida. Apenas unas semanas después, el 3 de junio de 1927, Ottavio Bottecchia es encontrado por un granjero en una cuneta cerca de la localidad de Peonis. Está muy mal herido, ensangrentado. Tiene una fractura craneal, así como una clavícula y varios huesos rotos. Todo parece que es un accidente, pero la bicicleta es encontrada a unos metros, sin ningún rasguño. Rápidamente, es trasladado a una taberna cercana, donde un sacerdote le da la extrema unción. Llega a ingresar en una clínica en Gemona, pero casi dos semanas después, el 14 de junio, muere sin haber llegado a recuperar la conciencia.

Su muerte se ve envuelta en un halo de misterio. La investigación se cierra como si fuera un accidente, pero el hecho de que su bici estuviera intacta lo desmiente. Años después, un mafioso italiano en Nueva York, mientras agonizaba, confiesa haber matado a los hermanos Bottecchia por orden de un capo y por un asunto de apuestas, pero el nombre del ‘padrino’ no trasciende. Mucho más tarde, el granjero que lo encontró confiesa que lo mató a pedradas tras verlo robar uvas. Pero la declaración es inconsistente. No hay uvas en junio. Pero había otra hipótesis, la que formuló en un principio Dante Nigris, el cura de Peonis, que también en su lecho de muerte revela que Ottavio fue ejecutado por fascistas debido a su ideología socialista, a su fama y a lo incómodo de su existencia para el régimen. De hecho, a su funeral no acudió ningún ciclista italiano famoso (sí en cambio, varios franceses y belgas).

Sea como sea, el misterio de la muerte de Ottavio Bottecchia nunca se cerró.

Os dejo con un vídeo con imágenes de Bottecchia:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… David Millar: de dopado a activista arrepentido

David Millar, en Loudun (Francia), tras una etapa del Tour de 2000 en la que ostentaba el liderato (Archivo 20minutos).

Por desgracia, es muy habitual hablar de ciclistas y de su relación con el dopaje (si bien es cierto que hay que decir una cosa: ojalá todos los deportes estuvieran tan vigilados como el de la bicicleta). Hoy vamos a hablar de un jugador que confesó el consumo de sustancias dopantes y ahora es un rdiente luchador contra ellas.

¿Quién era?: Un ciclista británico de finales de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los más destacados corredores de su generación, ganador de etapas en las tres grandes Vueltas y por ser el único británico que ha llevado puesto todos los maillots del Tour.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en las filas del Garmin. En la actualidad comenta ciclismo en la cadena británica ITV. También es diseñador de ropa para ciclismo de la firma CHPT3. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Su padre era piloto de la RAF y él nació en Malta, donde su padre estaba destinado.

– Sus padres son escoceses y se le considera como tal.

– Tiene una hermana, Frances, que actualmente es jefa de operaciones del equipo ciclista Sky.

– Se crió en Hong Kong, lugar al que Millar considera su casa.

– En su carrera ganó cuatro etapas del Tour, una en el Giro y cinco en la Vuelta.

– En 2004 fue condenado a dos años de suspensión por dar positivo por EPO. Luego admitió haberla usado entre 2001 y 2003.

– Su especialidad era la contrarreloj.

– Era uno de los ciclistas más respetados del pelotón y solía ejercer de portavoz de los corredores con la UCI.

– Tras arrepentirse de consumir sustancias dopantes, Millar es uno de los principales defensores de la lucha contra el dopaje.

– Mide 1,92 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: David Millar nació el 4 de enero de 1977 en Mtarfa, Malta. Debutó como profesional en 1997 en el Cofidis. Entre 2006 y 2007 corrió en el Saunier Duval y entre 2008 y 2014, en el Garmin.

Os dejo el fantástico programa de ‘Informe Robinson’ sobre Millar:

Hasta mañana.

Qué fue de… Tyler Hamilton: el primer ciclista que desenmascaró a Armstrong

Tyler Hamilton, en 2007 (WIKIPEDIA).

El deporte del ciclismo vivió una de sus páginas más negras durante la era en la que Lance Armstrong dominó el ciclismo mundial. Hoy voy a hablaros de un ciclista que corrió con él, se dopó con él y fue de los primeros que dio la voz de alarma de lo que estaba pasando. Es Tyler Hamilton.

¿Quién era?: Un ciclista estadounidense de mediados de los 90 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su irrupción en el pelotón internacional a principios de siglo, por ser gregario de Armstrong, por dar positivo y por denunciar que el texano se dopaba.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2008. En la actualidad tiene su propia empresa de entrenamiento en ciclismo personalizado en Colorado. Lo puedes seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Es un consumado esquiador y de joven practicó este deporte.

– Debutó con el US Postal en 2005 y pronto se convirtió en uno de los principales gregarios de Lance Armstrong, tanto en la montaña como en las contrarrelojes, suerte en la que Hamilton también destacaba, y en las que servía de referencia para el texano.

– Ayudó a Armstrong a ganar sus dos primeros Tours.

– Su relación con el jefe del US Postal se enfrío y se fue al CSC con otro as del dopaje: Bjarne Riis.

– Tras ganar el oro en contrarreloj en los Juegos de Atenas 2004, dio positivo por transfusión, pero un fallo en la custodia de sus muestras le valió para retener la medalla. Después, en la Vuelta a España, volvió a dar positivo, tras lo que fue suspendido dos años.

Tyler Hamilton, en la 16ª etapa del Tour de 2003 (Archivo 20minutos).

– Durante el desarrollo de la Operación Puerto, se le identificó como uno de los clientes habituales de Eufemiano Fuentes, conociéndose que se dopó sistemáticamente durante sus mejores años: 2003 y 2004.

– Regresó al ciclismo en 2007 pero volvió a dar positivo por testosterona y fue suspendido por siete años, tras lo que se retiró.

– En mayo de 2011, en un programa de televisión, Hamilton confirmó que se dopó y acusó directamente a Armstrong de hacerlo: “He visto EPO en su nevera. He visto a Armstrong inyectárselo más de una vez. Tomó lo que tomábamos todos… la mayoría del pelotón. Había EPO, testosterona, transfusiones sanguíneas… Todos lo hemos hecho. Yo también, y muchas veces”.

– Armstrong lo negó categóricamente y acusó a Hamilton de querer promocionar su autobiografía.

– En enero de 2013, Lance Armstrong confesó en televisión que durante su carrera recurrió al dopaje.

Biografía, palmarés, estadísticas: Tyler Hamilton nació el 1 de marzo de 1971 en Marblehead, Massachusetts, Estados Unidos. Debutó como profesional en 1995 en el US Postal, donde estuvo hasta 2001. Luego corrió en el CSC en 2002 y 2003 y en el Phonak en 2004. Después corrió en el Tinkoff (2007) y su último equipo fue el Rock Racing (2008). En su palmarés tiene una etapa en Tour, Giro y Vuelta, dos Tours de Romandía, una Dauphiné, una Lieja-Bastogne-Lieja y un campeonato nacional.

Os dejo con un interesante reportaje (en francés) en el que Hamilton explica cómo era la trama de dopaje en el US Postal:

Hasta mañana.

Trofeos, copas y medallas. El león de peluche del Tour

Óscar Pereiro, con el león en el Tour de 2006 (Archivo 20minutos).

Este domingo acaba el Tour y hoy os voy a hablar de un aspecto que hemos visto en todas y cada una de las etapas no sólo de esta edición, sino desde hace casi 40 años. Es el león de peluche que recibe el maillot amarillo.

En realidad, es un regalo promocional, ya que es la mascota del principal patrocinador del jersey amarillo: el banco Crédit Lyonnais, uno de los más poderosos de Francia.

Que sea un león responde al símbolo de la ciudad de Lyon, sede del banco. De hecho, la palabra francesa para designar a este animal es lion, muy parecida al nombre de la villa.

Crédit Lyonnais es el patrocinador del maillot amarillo del Tour desde 1981, y los leones que se entregan son bastante difíciles de encontrar, ya que no están a la venta en la web oficial del Tour ni por parte del banco.

Para los ciclistas que han tenido la suerte de poseer uno suele ser un artículo de coleccionista o un buen regalo. Chris Froome lucía así los suyos el año pasado:

Hasta mañana.

Qué fue de… Jesper Skibby: el gran sprinter danés, también salpicado por el doping

Skibby, con el uniforme del TVM (WIKIPEDIA).

Seguimos con ciclistas y esta vez vamos a hablar de uno de los más famosos de su país, aunque también salpicado por la lacra del dopaje. Es Jesper Skibby

¿Quién era?: Un ciclista danés de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser unod e los mejores ‘sprinters’ de su época, y por ser ganador de etapas en las tres grandes vueltas.

¿Qué fue de él?: Eeee. En la actualidad colabora con la marca de ropa deportiva REMA, con la que ha creado una línea diseñada por él.

¿Sabías qué…?: En noviembre de 2006 publicó su autobiografía, en la que confiesa haberse dopado durante más diez años.

– Admitió haber consumido hormonas de crecimiento, esteroides, EPO y testosterona.

– Participó en un programa de televisión en 2013 para concienciar del peligro del dopaje.

– Su padre, Willy, fue ciclista olímpico.

– Una hermana suya, Karina, también es ciclista olímpica.

– Ha concursado en la versión danesa de Bailando con las estrellas.

– En 1993 sufrió una grave caída en la Tirreno-Adriático en la que se fracturó el cráneo.

– Su mejor puesto en la general del Tour fue un 29º (1996).

– En el Giro logró ser 14º en la única edición que acabó de las cinco en las que corrió la ronda italiana.

– Corrió seis veces la vuelta y sólo acabó dos: un 28º puesto fue su mejor resultado.

Biografía, palmarés, estadísticas: Jesper Skibby nació el 21 de marzo de 1964 en Silkeborg, Dinamarca. Debutó como profesional en 1986 en el Roland. En 1989 llegó al TVM, donde corrió hasta 1997. Entre 1998 y 2000 corrió en el Memory Card. En su palmarés tiene una etapa del Tour, una del Giro, tres de la Vuelta, una Vuelta Ciclista a Holanda y un campeonato danés contrarreloj.

Os dejo un vídeo con imágenes de Jesper Skibby:

Hasta mañana.

Trofeos, copas y medallas. El premio del Giro, el trofeo sin fin

El trofeo sin fin (WIKIPEDIA).

El Giro terminó hace más de dos semanas y con un poco de retraso vamos a hablar del trofeo que se entrega. Es uno de los más bonitos del ciclismo y quizá del deporte. Es el ‘trofeo senza fine’ o ‘trofeo sin fin’.

Recibe su nombre de su peculiar forma, una espiral que simboliza su carácter infinito. Sobre sus pliegues se va inscribiendo el nombre del ganador.

El trofeo es de oro de 18 kilates, mide 55 cm de altura y pesa casi 10 kilogramos.

Es un trofeo relativamente joven, porque se entrega desde el año 2000. Cada año se añade un espacio más para acoger el nombre del nuevo ganador. Además, la espiral simboliza el recorrido duro y tortuoso que debe efectuar el ciclista que quiera llegar de rosa a Milán.

Os dejo con un vídeo del trofeo:

Hasta mañana.

Qué fue de… Robbie McEwen: uno de los sprinters más rápidos de la historia

McEwen, atendiendo a los medios (WIKIPEDIA).

Esta semana también hay ciclismo y lo hay de la mano de uno de los sprinters más rápido de su época: Robbie McEwen.

¿Quién era?: Un ciclista australiano de de los 90, la pasada década y primeros años de la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores especialistas de su tiempo, con 12 victorias en el Tour y otras tantas en el Giro, además de tres maillots verdes en la ronda francesa.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2012 en las filas del Orica GreenEDGE. Después, siguió vinculado a este equipo, como entrenador de los sprinters. En la actualidad, tiene su propio negocio de ropa y accesorios para ciclismo, además de ofrecer experiencias de ciclismo dirigidas personalmente por él. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Fue campeón de su país de BMX.

– Sus grandes rivales fueron Zabel, O’Grady, Cipollini y Hushovd.

– Su estilo era diferente al de otros sprinters: usaba sólo un lanzador (a veces ninguno) y gran parte de su estrategia se basaba en la buena colocación.

– De él dijo su compatriota Stuart O’Grady que era uno de los más potentes y veloces sprinters de la historia.

– Al contrario que otros velocistas como Cipollini o Cavendish, McEwen siempre mantuvo un nivel bajo y nunca se destacó por declaraciones fuera de tono o fanfarronadas.

– Nunca portó el maillot amarillo del Tour, pero sí la maglia rosa del Giro.

– Forma parte del Salón de la Fama del Ciclismo de Australia.

– Vivió durante muchos años en Bélgica y habla flamenco con fluidez.

– Es de origen escocés.

– Mide 1,71 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Robert McEwen nació el 24 de junio de 1972 en Brisbane, Australia. Es profesional desde 1996, cuando debutó con el Rabobank. En 2000 y 2001 corrió con el Domo-Fram Frites. Entre 2002 y 2008 corrió para el Lotto. Luego estuvo dos años en el Katusha ruso y luego corrió un año en el RadioShack y otro en el Orica, donde se retiró. En su palmarés tiene los citados tres maillots verdes del Tour, 12 etapas en esta ronda, otras 12 del Giro, dos campeonatos de Australia en ruta y una plata en el Mundial en ruta.

Os dejo un vídeo de McEwen en acción:

Hasta mañana.