Archivo de la categoría ‘Fútbol americano’

Quién fue… George Halas: una figura clave de la historia de la NFL

Cromo de George Halas de 1952 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con otro de los padres de la NFL, un tipo con una curiosa historia que espero que os guste: George Halas.

George Stanley Halas Sr nació el 2 de febrero de 1895 en Chicago, Illinois. Sus padres eran emigrantes de Pilsen, Austria-Hungría (hoy República Checa), y empezó a jugar al béisbol y al football, y combatió en la Primera Guerra Mundial.

Al acabar el conflicto, Halas se decantó por el béisbol, y llegó a firmar por los New York Yankees en 1919, pero sufrió una lesión de cadera que finalmente, le apartó del pasatiempo favorito de América.

Así las cosas, se pasó al fútbol americano, primero en los Hammond Pros, y luego se trasladó a su Illinois natal para trabajar en Decatur, en la factoría de la A. E. Staley Company, dedicada a la fabricación de almidón.

En el seno de la empresa se formó un equipo de football, los Decatur Staleys, en los que Halas se convirtió en entrenador-jugador. Hace un par de semanas, en el post de Ralph Hay, os conté cómo fue la génesis de la NFL: una reunión en un concesionario de coches en Canton, Ohio, con representantes de los equipos fundadores. Uno de esos equipos eran los Staleys, y en la reunión estaba representándolos George Halas.

En 1921, el equipo se trasladó a Chicago, y al año siguiente adoptó su nombre definitivo: Chicago Bears. Durante nueve años, George Halas ejerció de jugador, de entrenador y de propietario del club. El último de los papeles no lo abandonaría hasta su muerte.

Halas, a la derecha, saludando a Pete Rozelle, comisionado de la NFL, a principios de los 80 (WIKIPEDIA).

Tras retirarse en 1930, Halas también dejó el puesto de entrenador y se fue a dirigir al equipo de la Lake Forest Academy, pero en 1933 regresó como entrenador de los Bears, un periodo que duró otros nueve años. En 1946 regresó para otro periodo de nueve años y en 1958 de nuevo se incorporó para otros nueve años. Durante todos esos años, ganó ocho anillos de la NFL y fue elegido dos veces mejor entrenador del año. Dejó los banquillos definitivamente en 1967, siendo el técnico más veterano de la NFL.

George Halas no fue solo uno de los pioneros de la NFL, sino que también introdujo muchas novedades en la gestión de los equipos de football, como los entrenamientos diarios, analizar vídeos de los rivales, colocar entrenadores asistentes en el palco de prensa durante los partidos, colocar lonas en el campo, publicar un periódico del club y retransmitir los partidos por la radio.

El resto de su vida, Halas siguió gestionando a los Bears hasta que el 31 de octubre de 1983, con 88 años de edad, moría en Chicago a causa de un cáncer de páncreas.

La figura de Halas sigue siendo clave en los Bears. La sede del club lleva su nombre. US Postal emitió un sello postal con su efigie, reconociéndolo como uno de los mejores entrenadores de la historia. Ha sido reconocido por ESPN como una de las diez personas más influyentes en el deporte del siglo XX y como uno de los mejores entrenadores. Hay dos premios que llevan el nombre de Halas: el Trofeo George Halas (otorgado por la NFL al campeón de la Conferencia Nacional de Fútbol Americano) y el Premio al Coraje George S. Halas (Asociación de Escritores de Fútbol Profesional). Su dorsal, el 7, está retirado por los Bears y la dirección del Salón de la Fama de la NFL, en Canton, Ohio, es George Halas Drive.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta la semana que viene.

Quién fue… Ralph Hay: el padre de la NFL

Ralph Hay, en 1920 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con otro pionero del deporte, uno que seguramente no podría imaginar que décadas después de su ‘invento’ iba a ser la competición deportiva que más dinero moviera del mundo. Os hablo de Ralph Hay, el padre de la NFL.

Ralph Edward Hay nació el 12 de enero de 1891 en Canton, Ohio. Desde muy joven empezó a trabajar en el sector de la venta de automóviles, llegando a crear su propia empresa y, con los años, convertirse en el principal empresario del sector en Ohio.

El caso es que en 1918, cuando solo contaba con 27 años, compró un equipo de football, los Canton Bulldogs, con el fin de promocionar sus negocios a través de su deporte favorito.

Pese a que deportivamente el equipo iba bien, no acudía suficiente gente al estadio y Hay estaba perdiendo dinero. Por eso, Hay decidió crear su propia competición, una idea que le dio la estrella de su equipo, el mítico Jim Thorpe.

El viernes 20 de agosto de 1920, Hay reunió en Canton a los representantes de los Akron Pros, los Cleveland Tigers y los Dayton Triangles, todos equipos de Ohio, para formar la Conferencia Americana de Fútbol Profesional. Posteriormente, citó para una reunión un mes después a representantes de más equipos de otros estados.

El encuentro tuvo lugar el 17 de septiembre de 1920, y como el despacho de Ralph Hay no era suficientemente grande, se celebró en el salón de exposición de coches de la empresa del magnate. Algunos participantes tuvieron que sentarse en estribos de coches.

Acudieron representantes de los Akron Pros, los Canton Bulldogs, los Cleveland Tigers y los Dayton Triangles de Ohio; los Hammond Pros y los Muncie Flyers de Indiana; los Rochester Jefferson de Nueva York; y los Rock Island Independents, los Decatur Staleys y los Racine Cardinals de Illinois. Más tarde ese año se unieron otras cuatro franquicias: Buffalo All-Americans, Chicago Tigers, Columbus Panhandles y Detroit Heralds. Acababa de nacer la NFL.

Curiosamente, aunque el primer presidente parecía que iba a ser Ralph Hay, éste decidió que fuera Jim Thorpe, para aprovechar su fama olímpica. Los primeros campeones fueron los Akron Pros.

Pese a la nueva competición y a ganar el campeonato de 1922, Hay seguía perdiendo dinero con sus Bulldogs, así que en 1923 los vendió.

Ralph Hay siguió dedicado a su negocio de coches hasta que el 29 de julio de 1944, en su localidad natal, sufrió un ataque al corazón que acabó con su vida. Tenía 53 años.

En 1961, el Salón de la Fama de la NFL se estableció en Canton y hoy hay una placa en el lugar donde estaba el garaje de Hay y donde nació la competición. En 1972 se creó el Premio Pionero Ralph Hay, que honra a quienes han realizado contribuciones innovadoras a lo largo de la historia del fútbol profesional, y en 988, la Asociación de Investigadores de Fútbol Profesional estableció el Premio Ralph Hay, que se otorga por «los logros de toda una vida en la investigación e historiografía del fútbol profesional».

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el jueves.

Camisetas para la historia. El uniforme gafe de los Seattle Seahawks

Jugadores de los Seahawks con el uniforme gafe (WIKIPEDIA).

Deporte y superstición suelen ir de la mano más veces de lo que pensamos, y en muchas ocasiones, estas supersticiones suelen tener que ver con los uniformes o los colores.

Este viernes vamos a hablar de un ejemplo de esto que os cuento en un equipo de la NFL, los Seattle Seahawks, y su uniforme gafe.

En septiembre del año 2009, los Seattle Seahawks estrenaron una camiseta verde con los dorsales en blanco, que los hacía coincidir con los colores del equipo de fútbol (asociación) de la ciudad, los Seattle Sounders.

Estrenaron el uniforme el 6 de diciembre de aquel año ante los San Francisco 49ers. 15 días después, lo usaron en un partido contra los Tampa Bay Buccaneers. Y dos semanas después, la lucieron en un tercer partido ante los Tennessee Titans. Como os podréis imaginar, los Seahawks no ganaron ninguno de esos tres partidos.

Tras la tercera derrota, el entrenador, Jim Mora, dijo que no iban a volver a jugar con esa tercera equipación, que se ganó la fama de gafe para siempre.

En realidad, siete años después, en 2016, la NFL y Nike introdujeron el llamado Color Rush, una promoción a través de la cual los equipos de la liga, que tradicionalmente llevan camiseta de un color y pantalón de otro, llevarían un color común para ambas prendas. Los Seahawks eligieron un conjunto verde (con los números en azul marino), que siguen usando como uniforme alternativo y que, por suerte para ellos, no está gafado.

Escudos y logos. Kansas City Chiefs

Logo actual de los Chiefs (WIKIPEDIA).

Son el equipo de moda y tiene pinta a que pueden establecer una dinastía en el fútbol americano. Son los Kansas City Chiefs, y este sábado vamos a conocer un poco mejor la historia de su emblema.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el equipo nació en 1960 en Dallas, con el nombre de Texans, y se mudó en 1963 a Kansas City, Missouri, donde adoptaron el nombre actual.

El primer logo del equipo, en su etapa de Dallas, era un mapa del estado de Texas con una estrella dorada señalando la ubicación de la ciudad. Ese era el logo se lucía en los cascos, pero en otros formatos (papelería, cartelería) sobre el mapa de Texas se veía un cowboy con una pelota de football, diseñado por Bob Taylor, caricaturista del Dallas Times Herald.

Con el cambio de ciudad, el logo del casco se cambió y fue obra del propio dueño del equipo, Lamar Hunt, que lo esbozó en una servilleta. Se trataba de una punta de flecha india y en su interior, las letras K y C (por Kansas City) entrelazadas. Se dice que Hunt se inspiró en el logo de los 49ers de San Francisco, que en el logo de su casco entrelazan la S y la F.

Pero con el cambio de ciudad también se mantuvo el logo alternativo para otros usos fuera del casco. Fue obra también del caricaturista de Dallas y en vez de un pistolero, era un nativo americano el que se superponía sobre, en esta ocasión, las siluetas de los mapas de Missouri, Kansas, Nebraska, Oklahoma, Iowa y Arkansas. Ese logo dejó de usarse en 1971 y en la actualidad, no hay ninguna representación de nativos americanos en la simbología del club, más allá de la punta de la flecha y el nombre, debido a la ya conocida sensibilidad sobre el tema.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Santuarios del deporte. Sanford Stadium

Panorámica del estadio (WIKIPEDIA).

Esta semana la arrancamos con otro de esos gigantescos estadios universitarios estadounidenses. No en vano, está en el top-20 de estadios más grandes del planeta Tierra. Es el Sanford Stadium.

Nombre oficial: Dooley Field at Sanford Stadium.

Ubicación: Athens, Georgia, Estados Unidos.

Capacidad: 92.746 espectadores.

Año de inauguración: 1929.

Propietario: Universidad de Georgia.

Más cosas: En efecto, el Sanford Stadium es el noveno más grande de Estados Unidos y el decimoséptimo con más capacidad del mundo. Es el terreno de juego de los Georgia Bulldogs de la Universidad de Georgia, y está considerado no solo uno de los más bonitos estadios universitarios de América, sino uno de los que más ambiente tiene.

El estadio fue inaugurado en 1929 y lleva el nombre de Steadman Vincent Sanford, que fue presidente de la Universidad de Georgia y el impulsor de la cancha, que tenía como objetivo superar en tamaño a la de su gran rival, el Georgia Institute of Technology. El estadio fue en parte financiado con aportaciones de exalumnos y aficionados.

Otra panorámica del estadio (WIKIPEDIA)

El estadio, construido por presos, tuvo una capacidad inicial de 30.000 espectadores y se construyó aprovechando la orografía del lugar, quedando el terreno de juego en el fondo de un pequeño valle y las gradas laterales en las faldas de una colina.

La instalación ha vivido numerosas ampliaciones de capacidad (1949, 1964, 1967, 1981, 1991, 1994, 2000, 2003 y 2018), y otra de sus características es que el terreno de juego está rodeado de un seto vegetal que hace también las veces de muro de contención con el público.

Por lo demás, contaros que el Sanford Stadium, además de los partidos de fútbol universitario, acogió gran parte del torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, incluidas las dos semifinales y la final.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Dick Vermeil: el ‘hombre milagro’ del fútbol americano

Dick Vermeil (WIKIPEDIA).

La temporada de fútbol americano está recién terminada y este domingo vamos a cerrar la semana hablando de uno de sus entrenadores más legendarios: Dick Vermeil.

Richard Albert Vermeil nació el 30 de octubre de 1936 en Calistoga, California. Fue quarterback de los Spartans de la Universidad Estatal de San Jose, donde se graduó en Educación Física. En 1959, con tan solo 23 años, empezó a entrenar en un instituto de la zona.

Tras ir progresando en diferentes equipos universitarios, en 1974 se hace cargo de los Bruins de la UCLA, a los que lleva a ser campeones de su conferencia y de la Rose Bowl, la final del football universitario.

Este éxito le catapultó a la NFL en 1976, cuando se hizo con el puesto de entrenador de los Philadelphia Eagles, que venían de una temporada muy mediocre. Aunque las dos primeras temporadas de Vermeil en Pennsylvania no fueron buenas, en la 1978/1979 los Eagles alcanzaron los playoffs por primera vez 18 años.

La temporada siguiente repitieron la hazaña y de hecho llegaron a ganar un partido de los playoffs, pero el gran éxito de Vermeil en Philadelphia llegó en 1981, cuando Vermeil metió a los Eagles en la SuperBowl, que perdieron ante Oakland Raiders. Pero las dos siguientes temporadas fueron duras y en 1983, Vermeil decidió alejarse de los banquillos, alegando que estaba quemado.

Este hiato duró nada menos que 13 años, entre 1983 y 1996. Durante ese tiempo, Dick Vermeil fue comentarista para las cadenas CBS y ABC. Pero en 1997 decidió volver a los banquillos.

Vermeil se hizo cargo de los St. Louis Rams. Las dos primeras temporadas fueron muy malas y la tercera empezó mal también. Para colmo de desgracias, el quarterback titular del equipo se lesionó. Así que Vermeil tuvo que recurrir a un desconocido llamado Kurt Warner, un jugador que ni siquiera había sido drafteado. Lo que ocurrió después forma ya parte de la historia del fútbol americano. Los Rams no solo llegaron a la SuperBowl de 2000, sino que la ganaron.

Para sorpresa de todos, tras la SuperBowl, Vermeil decidió de nuevo dejar la liga. Acababa de ser elegido entrenador del año. Pero en esta ocasión su retirada no duró mucho, porque un año después, en 2001, se hizo cargo de los Kansas City Chiefs (sí, los actuales campeones). De nuevo se repitió la historia: empezó mal, pero pronto el equipo se tornó competitivo, si bien no hasta los niveles que Vermeil alcanzó en Philadelphia o en la vecina St. Louis. Finalmente, en 2005, Dick Vermeil dejó definitivamente el fútbol.

Tras su retirada, Vermeil se estableció en Kansas City, pero también tiene un rancho en Pennsylvania. Ahora ocupa la mayor parte de su tiempo en su otra gran pasión: el vino. Posee unos viñedos en su California natal y produce sus propias botellas.

Además, colabora con diversos medios de comunicación. Como curiosidad, os diré que Dick Vermeil ha sido dos veces llevado al cine: una en la película Invencible, que narra la carrera del jugador de los Eagles Vince Papale, y en la que el papel de Vermeil lo interpreta Greg Kinnear. La otra película en la que Vermeil es representado es American Underdog, sobre la historia de Kurt Warner. De Vermeil hace Dennis Quaid.

Desde hace un par de años, además, Dick Vermeil forma parte del Salón de la Fama del Football.

Hasta la próxima semana.

Atuendos para la historia. El casco de los Ohio State Buckeyes

Cascos decorados con pegatinas de los Buckeyes (Getty).

Ya sabéis que en fútbol americano, el casco de los jugadores es un elemento muy icónico que permite identificar fácilmente a cada equipo. Normalmente, el casco luce el logo y los colores de cada escuadra, pero esta semana vamos a hablar de un casco completamente diferente. El de los Ohio State Buckeyes.

Los Buckeyes son uno de los equipos con más tradición del fútbol universitario en Estados Unidos, y cada año disputa ante la Universidad de Michigan uno de los duelos más intensos y reñidos de su categoría. Pero si vemos cualquier imagen del equipo de Ohio en acción, nos llamará la atención el diseño de los cascos de los jugadores.

Los cascos son plateados, pero todos los jugadores los llevan cubiertos de pegatinas. ¿De qué va todo esto? Primero hay que explicar que el nombre del equipo hace referencia al árbol oficial del estado de Ohio, el Aesculus glabra, o falso castaño de Ohio (Ohio Buckeye). Además, a los nativos de este estado también se les conoce como buckeyes. La hoja de este árbol se considera que trae buena suerte.

Otra imagen clara de cómo quedan las pegatinas (Getty).

Las pegatinas que los jugadores del equipo de fútbol tienen pegadas en sus cascos tienen una hoja de buckeye, y la tradición procede de 1968, cuando Ernie Biggs, uno de los miembros del equipo técnico del equipo de fútbol, pensó que sería buena idea motivar a los jugadores dándoles pegatinas según los logros que consiguieran en la temporada y que las pegaran en sus cascos.

La tradición arraigó y sigue vigente desde entonces. Cada jugador recibe una pegatina por una victoria, dos por una victoria en un partida de conferencia y tres por una victoria sobre los eternos rivales de Michigan. Además, los jugadores pueden obtener pegatinas extra por logros individuales como touchdowns, intercepciones, capturas, tackles, bloqueos, etc.

Son los utilleros los que colocan las pegatinas en la parte trasera de los cascos después de cada partido. Los jugadores pueden elegir dónde colocarlas, pero normalmente siguen un patrón que cubre los lados y la parte superior de los cascos. Algunos jugadores tienen tantas pegatinas que no se ve el plateado del casco. En todo caso, esta curiosa tradición convierte al casco de los Buckeyes en uno de los elementos más reconocibles del deporte en Estados Unidos.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Kurt Warner: la historia del ‘quarterback’ que llegó a ser MVP sin ni siquiera ser ‘drafteado’

Kurt Warner, en 2002 (WIKIPEDIA).

El deporte está lleno de historias de superación, y particularmente en Estados Unidos son muy valoradas. El protagonista de este domingo es un buen ejemplo de ello: Kurt Warner.

Nacido el 22 de junio de 1971 en Burlington, Iowa, Kurt Eugene Warner empezó a jugar al fútbol americano en el instituto, y posteriormente en la Universidad del Norte de Iowa, donde no empezó siendo quarterback titular, aunque luego lo logró.

La primera gran decepción de Warner es que no entró en el draft de la NFL de 1994. Participó en el campus de pretemporada de los Green Bay Packers, pero tampoco convenció a los técnicos, así que se volvió a Iowa y empezó a trabajar como reponedor en un supermercado, con un sueldo de 5,5 dólares la hora. Pero siguió con su vinculación con el fútbol, ya que empezó a trabajar como asistente en el equipo de su universidad.

Warner, un ferviente religioso, no perdió la fe. Se enroló en los Iowa Barnstormers de la Arena Football League, una competición menor. Pero fue aquí donde empezó a destacar, clasificando al equipo para dos ArenaBowls consecutivas y fue elegido como uno de los mejores jugadores de la historia de la competición. De hecho, el primer videojuego oficial de esta competición llevaba su nombre.

Estos éxitos le llevaron a ganarse una prueba con los Chicago Bears, pero de nuevo la mala suerte se cebó con él: durante su viaje de novios le picó una araña en el codo, lo que le impidió acudir a esa prueba. Finalmente, en diciembre de 1997 firmó un contrato a futuro con los St. Louis Rams. En febrero de 1998 cruzó el charco para jugar unos meses en los Amsterdam Admirals de la NFL Europa y finalmente se incorporó a los Rams para temporada 1998. Por fin llegaba su primera experiencia en la NFL. En todo caso, llegó como segundo suplente del quarterback titular.

Pero su suerte había cambiado, y antes de la temporada, los jugadores que estaban por delante de él dejaron los Rams y no de sus sustitutos se lesionó de gravedad, por lo que el entrenador decidió darle a Warner la responsabilidad de la titularidad. Y Warner respondió.

Warner, tras ganar la SuperBowl (WIKIPEDIA).

El jugador hizo unos primeros partidos de temporada espectaculares, hasta el punto de que la revista Sports Illustrated le dedicó una portada con el titular: «¿Quién es este tío?». Al final de la temporada clasificó a los Rams a los playoffs y fue elegido MVP de la liga regular. Pero se consagró en la fase final, liderando a su equipo para llegar a la SuperBowl, donde derrotaron a los Tennessee Titans y donde Warner hizo un partido sublime, siendo elegido MVP de la SuperBowl. Ese doblete de MVPs no lo igualó hasta 2022 Patrick Mahomes.

Warner firmó un contrato en 2000 por valor de 47 millones de dólares. El jugador de Iowa mantuvo el nivel en esa temporada (pese a una lesión en la mano) y la siguiente, y de hecho fue elegido de nuevo MVP de la liga. Los Rams llegaron de nuevo a la SuperBowl, pero en esta ocasión, los Patriots de Tom Brady se llevaron el partido.

Las dos siguientes temporadas no fueron tan buenas y Warner perdió la titularidad. En 2004 los Rams lo despidieron y firmó un contrato de un año con los New York Giants. Aunque empezó de titular, perdió el puesto ante Eli Manning, y al acabar su contrato no renovó. Warner se enroló en los Arizona Cardinals, donde jugó las últimas temporadas de su carrera y donde en 2009 lideró por primera vez a los Cardinals a una SuperBowl. Se convertía así en uno de los cuatro quarterbacks que jugaba el gran partido con dos franquicias diferentes. Los Cardinals, no obstante, cayeron en la final ante los Pittsburgh Steelers.

Warner anunció su retirada en enero de 2010, con la intención de dedicar más tiempo a su mujer y a sus siete hijos. Establecido en Arizona, ha sido entrenador del equipo de fútbol del Desert Mountain High School, en Scottsdale, y en la actualidad es el entrenador de quarterbacks en el Brophy College Preparatory, un instituto de jesuitas en Phoenix. También ha sido comentarista de partidos de la NFL para cadenas como la FOX.

Kurt Warner está considerado como el protagonista de una de las mayores ‘historias de Cenicienta’ del deporte americano, hasta el punto de que hace un par de años se estrenó una película sobre su carrera, titulada American Underdog.

Espero que os haya gustado el artículo. La semana que viene volvemos con más deporte.

Santuarios del deporte. M&T Bank Stadium

El M&T Bank Stadium, en un partido nocturno (WIKIPEDIA).

De nuevo en la sección dedicada a instalaciones deportivas nos vamos a Estados Unidos, en concreto a Baltimore, para hablar del estadio de los Ravens de la NFL: el M&T Bank Stadium.

Nombre oficial: M&T Bank Stadium.

Ubicación: Baltimore, Maryland.

Capacidad: 70.745 espectadores.

Año de inauguración: 1998.

Propietario: Maryland Stadium Authority.

Más cosas: Popularmente conocido como el ‘Ravens Stadium’ o ‘The Bank’, este estadio fue inaugurado en 1998, apenas dos años después de la creación de los Ravens en la NFL. El estadio también se llamó PSINet Stadium y desde 2003 lleva el nombre actual, que al menos seguirá hasta 2027.

Está ubicado en el lugar donde había una mítica fábrica de pianos que cerró en la Gran Depresión, y en el exterior del estadio hay un paseo con teclas de piano simuladas en homenaje a este hecho.

Con capacidad para 70.745 espectadores, ha acogido también partidos de fútbol universitario, de lacrosse, y de fútbol, sobre todo amistosos de clubes europeos en pretemporada, como el Chelsea, el Manchester City, el Tottenham, el Liverpool, el Arsenal o el Everton de la Premier o el Inter o el Milan de la Serie A italiana. También ha acogido partidos de la selección estadounidense de soccer.

Fuera del deporte, ha acogido conciertos de artistas como U2, Beyoncé o Metallica, y ha sido escenario del rodaje de películas como The Replacements (en España, Equipo a la fuerza), protagonizada por Keanu Reeves.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Santuarios del deporte. Bryant-Denny Stadium

Panorámica del estadio (WIKIPEDIA).

Seguimos hablando de gigantes estadounidenses y en esta ocasión nos vamos a Alabama para hablar del Bryant-Denny Stadium.

Nombre oficial: Bryant-Denny Stadium.

Ubicación: Tuscaloosa, Alabama, Estados Unidos.

Capacidad: 100.077 espectadores.

Año de inauguración: 1929.

Propietario: Universidad de Alabama.

Más cosas: Pues es probable que sea la primera vez que oís hablar de este estadio, pero debéis saber que es el décimo más grande del mundo (en cuanto espectadores). Pertenece a la Universidad de Alabama en Tuscaloosa y es la casa de los Crimson Tide, el equipo de football de la institución.

Inaugurado en 1929, homenajea con su nombre a George H. Denny, que fuera presidente de la Universidad de 1912 a 1932, y a Paul ‘Bear’ Bryant, mítico entrenador de los Crimson Tide. Su capacidad es algo superior a los 100.000 espectadores, pero hace años era aún mayor: 101.821. La última renovación supuso una reducción de asientos.

Desde el año 2000, el estadio acoge (en años pares) la Iron Bowl, el partido que enfrenta a los Crimson Tide y a los Tigers de la Auburn University, también en Alabama. Se trata de una de las rivalidades más fuerts en el football universitario estadounidense.

El año 2019, además, el estadio acogió el llamado ‘Partido del Siglo’, entre el equipo local y la Louisiana State University. El partido despertó tanta expectación que al mismo acudieron el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la primera dama, Melania Trump.

Mañana, más deporte.