Archivo de la categoría ‘Fútbol americano’

Escudos y logos. La NFL

Logo actual de la NFL (WIKIPEDIA).

Una de las principales competiciones deportivas del planeta es la económicamente poderosa National Football League (NFL), la liga profesional de fútbol americano.

Este viernes vamos a conocer más de cerca la imagen con la que aficionados de todo el mundo la identifican, es decir, su logotipo.

La NFL nació en 1922, pero sin embargo su logotipo no nació hasta finales de los años 30. Ya en este primer esbozo se identifica el modelo actual: un escudo azul en cuyo interior, sobre franjas rojas y blancas, encontramos las letras NFL en rojo. En la parte superior, 25 estrellas y un balón de este deporte. Los colores, claro están, hacen referencia a la bandera de Estados Unidos.

A finales de los años 50, las franjas se estrecharon al máximo, quedando como pinstripes, pero sin variar la estructura original del logotipo.

Evolución del logotipo de la NFL (ARCHIVO).

En 1962, las líneas desaparecen, para que las letras NFL se lean con mayor claridad. 

Sin embargo, no es hasta 2008 cuando se establece el logo actual, con dos grandes novedades: se simplifica la tipografía de las letras y en la parte de las estrellas, las 25 originales se reducen a ocho, representando las ocho divisiones del campeonato, dejando un aspecto general más limpio.

Espero que os haya gustado el artículo.

Quién es… Jerry Jones: el dueño del club más valioso del mundo

Jerry Jones, antes de un partido de los Cowboys (WIKIPEDIA).

Para cerrar la semana, viajamos a Estaos Unidos para hablar de uno de los grandes magnates del deporte en este país. Es Jerry Jones.

Jerral Wayne Jones nació el 13 de octubre de 1942 en Los Ángeles. Siendo niño su familia se trasladó a North Little Rock, Arkansas, donde sus padres abrieron dos supermercados y donde el joven Jones empezó a jugar al fútbol americano.

La familia Jones se trasladó después a Springfield, Missouri, donde el padre de Jerry montó una compañía de seguros que empezó a hacer dinero. Jerry Jones se graduó en la Universidad de Arkansas y al salir se convirtió en vicepresidente de la compañía. Años después, la familia vendería la empresa por una enorme cantidad de dinero.

En cuanto a Jerry Jones, en la Universidad de Arkansas jugó al fútbol con bastante éxito, y compartió vestuario con futuras estrellas del deporte, tanto en el terreno de juego como en los banquillos.

Jerry Jones emprendió varios negocios fallidos hasta que puso en marcha uno de sondeos de gas y petróleo en Arkansas, Jones Oil and Land Lease. El proyecto fue un éxito y se hizo millonario.

Jones ya había intentado comprar un equipo de la NFL en 1967 (los San Diego Chargers), pero aquella operación no cuajó. El 25 de febrero de 1989, Jerry Jones compró los Dallas Cowboys por un total de 140 millones de dólares de la época). La primera decisión fue despedir al entrenador del equipo, Tom Landry (el único que habían tenido los Cowboys en su historia) para poner en el cargo a su amigo Jimmy Johnson, que fue compañero suyo en la Universidad. Posteriormente, despidió al general manager del equipo para hacerse cargo él mismo de todas las decisiones en materia deportiva.

Aunque su primer año no fue bueno, el equipo tardó poco en carburar y logró un anillo en 1992, otro en 1993 y otro más tarde en 1995, convirtiéndose en el equipo a batir de los 90 y sembrando las semillas para convertir a los Cowboys en el equipo deportivo más valioso del planeta. Según Forbes, los Cowboys tienen hoy en día un valor de 5.700 millones de dólares (según el último ranking).

Pese a la larga sequía de títulos de los Cowboys, siguen manteniendo su riqueza, que por cierto, ha sido proporcional para el propio Jerry Jones. Se estima que el magnate, que tiene 78 años, ostenta una fortuna de 8.500 millones de dólares (obviamente, gran parte corresponde al propio valor de los Cowboys).

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el jueves.

Santuarios del deporte. SoFi Stadium: el estadio más caro de la historia

Interior del estadio (WIKIPEDIA).

Seguimos este sábado con un estadio muy muy reciente (apenas tiene un año), pero que ya ocupa un lugar en los libros de historia. El motivo, que es el más caro del mundo. Es el SoFi Stadium.

Nombre oficial: SoFi Stadium.

Ubicación: Inglewood, California, Estados Unidos.

Capacidad: 70.240 espectadores (extensible a 100.240).

Año de inauguración: 2020.

Propietario: Stad Co LA y Hollywood Park Land Company.

Más cosas: A los americanos les gusta hacer todo a lo grande y más aún si estamos hablando de la Ciudad de las Estrellas. El estadio más caro del mundo, en efecto, es el SoFi Stadium de Los Ángeles, situado en concreto en el municipio de Inglewood. Costó levantarlo entre 5 y 6.000 millones de dólares (entre 4.300 y 5.100 millones de euros).

El lugar donde se ubica estaba ocupado desde 1938 por una instalación llamada Hollywood Park, un hipódromo que cerró sus puertas en 2013. El multimillonario Stan Kroenke, dueño de Los Angeles Rams de la NFL (y del Arsenal FC o los Denver Nuggets, entre otros), compró el terreno con la colaboración de un fondo de inversión. El terreno no sólo iba a acoger un gran estadio, sino también un auditorio, un centro comercial, un hotel de lujo, un parque, un lago y todo tipo de comodidades.

Con el traslado de los Rams de St. Louis a Los Ángeles, la NFL dio el visto bueno para que el estadio fuera inaugurado de cara a la temporada 2020. En 2016, con el traslado de los San Diego Chargers también a Los Ángeles, el estadio se convirtió en la casa de estos dos equipos.

El estadio fue diseñado por la firma de arquitectos HKS (con sede en Dallas, Texas) y la empresa financiera SoFi le da nombre (por 30 millones de dólares anuales durante 20 años). La instalación es una maravilla de la arquitectura moderna. Cubriendo el estadio hay un techo de ETFE (un tipo de plástico) fijo y translúcido, que por un lado permite ver el cielo y por otro también puede hacer de pantalla. El estadio puede acoger a 70.240 espectadores, pero es ampliable en 30.000 más, algo que ocurrirá, por ejemplo, el próximo 13 de febrero, cuando acoja la SuperBowl.

El estadio cuenta con otra joya de la tecnología: la Infinity Screen de la firma coreana Samsung, una pantalla única en el mundo, en forma de anillo y sostenida desde el techo pese a pesar 1.000 toneladas, con una resolución de 80 millones de píxeles, 260 altavoces y 56 antenas inalámbricas 5G. El estadio ha ganado ya varios premios de arquitectura.

Como os decía fue inaugurado en 2020, pero la pandemia del coronavirus anuló una serie de eventos que iban a servir de inauguración. Sea como fuere, fue estrenado con público el pasado mes de mayo con un súper concierto con Selena Gomez, Jennifer Lopez, J Balvin, Foo Fighters, H. E. R. y Eddie Vedder. Ese mismo mes se disputó el primer evento deportivo con público (algo más de 4.000 personas), un partido de la liga estadounidense de rugby unión del equipo de Los Ángeles, los Giltinis. Este mismo mes se ha estrenado ya en la NFL.

El futuro del estadio suena emocionante: como os he adelantado antes, acogerá la SuperBowl 2022, con un espectáculo en el descanso de muchos kilates: actuarán nada menos que Eminem, Dr. Dre, Snoop Dog, Kendrick Lamar y Mary J. Blige. El gran evento deportivo del año en Estados Unidos no se celebraba en Los Ángeles desde 1993.

Y dentro de siete años, el SoFi Stadium (veremos con qué nombre, porque el COI no permite nombres comerciales), acogerá las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028, además de la competición de fútbol y tiro con arco.

Os dejo con un vídeo para que os hagáis una idea de lo alucinante que es este sitio:

Hasta mañana.

Quién fue… John Matuszak: el inolvidable Sloth de ‘Los Goonies’ era jugador de fútbol americano

Matuszak, como jugador profesional y a la derecha, bajo el maquillaje para ser Sloth.

Vamos a acabar la semana hablando de un deportista que fue más conocido por su experiencia en el cine que por su dedicación principal. Es John Matuszak.

Nacido en una familia de origen polaco, John Daniel Matuszak nació el 25 de octubre de 1950 en Milwaukee, Wisconsin. Muy alto, pero muy desgarbado, Matuszak se enfrentó al bullying en el colegio, lo que hizo esforzarse para tener un cuerpo atlético. De joven lanzó peso, pero gracias a su tamaño (alcanzó los 2,03 metros), empezó a jugar al fútbol.

Lo reclutó la Universidad de Missouri, pero tras dos temporadas acabó en la Universidad de Tampa, donde se convirtió en la estrella del equipo.

Entró en el draft de 1973 y fue el número 1 de esa promoción, elegido por los Houston Oilers de la NFL, al tiempo que también empezó a jugar en los Houston Texans de la WFL. Al año siguiente fue traspasado a los Kansas City Chiefs, y al siguiente a los Washington Redskins. En 1976 se convirtió en agente libre y cruzó el país para incorporarse a los Oakland Raiders, donde se retiró en 1982, cuando el equipo se trasladó a Los Ángeles.

Su presencia en California fue la que le hizo acercarse al mundo del cine. Gracias a su imponente físico, interpretó papeles como jugador de fútbol americano o como bruto gigante. Participó en la serie M.A.S.H., o en películas como CavernícolaGuerreros del espacio.

Pero si por algo se recuerda a John Matuszak es por interpretar al gigante deforme Sloth en la exitosa película de culto Los Goonies (1985), dirigida por Richard Donner y producida por Steven Spielberg. En la película, en la que Matuszak debía someterse a sesiones de cinco horas para maquillarse, el actor deportista lleva en una escena una camiseta de los Raiders.

Matuszak siguió actuando y trabajó en series como El Equipo APrimos lejanosCorrupción en Miami. Pero por desgracia, su vida acabó de manera trágica.

El 17 de junio de 1989, cuando Matuszak contaba con 38 años, falleció tras una intoxicación de propoxifeno. El actor sufrió una sobredosis mortal por accidente del medicamento analgésico opiáceo Darvocet. Condiciones previas como una miocardía hipertrófica (un corazón más grande de lo normal), una bronconeumonía y el consumo de cocaína, adicción que venía de su época de jugador, empeoraron la situación.

Espero que os haya gustado el artículo. Regresamos el jueves.

Elementos para la historia. El casco de los Los Angeles Rams

Imagen del casco de los Rams (WIKIPEDIA).

El artículo de hoy está a caballo entre la sección de logos y la de prendas, pero finalmente me decanto por ésta última por la original aplicación del diseño de los cascos de este viajero equipo de la NFL: los Rams.

El equipo nació en Cleveland, Ohio, en 1936. El nombre de Rams, ‘carneros’ en inglés, fue elegido por uno de los fundadores, Damon Wetzel, por ser el nombre de su equipo universitario favorito.

En 1946, el equipo se trasladó a California, a Los Ángeles, que fue donde adquirió la fama. Dos años después, se convirtió en el primer equipo de la NFL en lucir un logotipo en su casco.

Fue el jugador del equipo Fred Gehrke, que simultaneaba su tarea con la de diseñador gráfico, el que decidió pintar unos cuernos de carnero en los cascos. Fue además el que eligió los colores de los mismos, que luego condicionarían los colores corporatativos.

Entre 1995 y 2015, la franquicia se trasladó a St. Louis, Missouri, para regresar en 2016 a Los Ángeles. El casco ha sufrido pocas variaciones, aunque ahora lucen una variante algo más estilizada.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Johnny Bright, una brutal agresión racista y la secuencia de fotos que ganó un Pulitzer

Secuencia de la agresión a Bright (WIKIPEDIA). Clica aquí para ampliar.

Vamos a cerrar la semana hablando ya no tanto de un deportista como de un suceso muy famoso en la historia del deporte en EE UU y de la fotografía deportiva. Es el incidente de Johnny Bright.

Nacido en Fort Wayne, Indiana, el 11 de junio de 1930, John Dee ‘Johnny’ Bright era un jugador de fútbol americano de la Drake University, en Des Moines, Iowa. Su equipo, los Bulldogs, jugaban un partido el 20 de octubre de 1951 contra el equipo de la Oklahoma A&M College. El partido era importante por la presencia de un jugador afroamericano, el propio Johnny Bright, en el estadio Lewis Field. En aquella época muchos estados mantenían políticas segregacionistas, si bien la universidad de Oklahoma llevaba dos años aplicarlas.

Debido a ese racismo profundamente arraigado, los jugadores de Oklahoma se habían propuesto antes del partido impedir que Bright acabara el partido. Querían lesionarlo. Y así fue.

En los primeros siete minutos de juego, Bright perdió la consciencia tres veces por tantos golpes propinados por un jugador de Oklahoma llamado Wilbanks Smith. El último golpe fue un codazo que rompió la mandíbula de Bright, que pese a ello siguió jugando unos minutos más, aunque finalmente tuvo que retirarse del partido. Oklahoma ganó a Drake por 27-14.

Aquella injusticia no iba a quedar impune. Bob Spiegel, un reportero del Des Moines Register, informó de que varios espectadores habían escuchado al entrenador de Oklahoma dar órdenes de que sus chicos tenían que ir a por el ‘nigger‘ (palabra de difícil traducción y que es el peor insulto que puede recibir en lengua inglesa una persona de origen africano). También había testigos de conversaciones al respecto en el calentamiento.

Cromo de Bright con los Eskimos. Año 1962 (TOPPS).

Pero la prueba irrefutable fue una secuencia de fotos tomada por los fotógrafos del Register, John Robinson y Don Ultang. Sabedores de que había una consigna para atacar a Bright, usaron una cámara centrada solo en éste jugador de color, y así, captaron perfectamente la salvaje agresión final de Smith.

La secuencia de fotos se hizo muy famosa. Se publicó en la revista Life el 5 de noviembre de ese mismo año. En 1952, Robinson y Ultang ganaron el premio Pulitzer de fotografía por este trabajo.

En cuanto al fútbol, el presidente de la universidad de Oklahoma, Oliver Willham, negó que hubiera existido incidente alguno, pese a las abrumadoras pruebas del comportamiento de sus jugadores. Las autoridades deportivas tampoco tomaron parte, por lo que la Universidad de Drake decidió dejar el deporte universitario hasta 1956 y no volvió a jugar al fútbol americano hasta 1971, como protesta. Otra universidad, la de Bradley, también se retiró de la competición en solidaridad.

Pese a la inexistencia de sanciones, el incidente de Bright supuso avances como la creación de protectores frontales en los cascos de los jugadores.

En 1952, Johnny Bright dio el salto al profesionalismo y se embarcó en la versión canadiense del fútbol americano, jugando para dos años en los Calgary Stampeders y diez en los Edmonton Eskimos. A la larga se convertiría el mejor jugador de la historia del fútbol en Canadá.

Por su parte, el agresor, Wilbanks Smith, recibió más de 1.000 cartas tras la publicación de las fotos. La mayoría eran amenazas de muerte, pero también recibió felicitaciones y agradecimientos. Smith siempre negó que hubiera un componente racista en su agresión, todo lo contrario de lo que sostuvo Bright a lo largo de los años. Smith jamás se disculpó. Murió el pasado 14 de enero, a los 89 años de edad.

Johnny Bright murió mucho antes: sufrió un infarto agudo de miocardio el 14 de diciembre de 1983. Tenía 53 años.

A nivel institucional, no fue hasta 2005, 22 años tras la muerte de Bright y 54 años tras el incidente, cuando la Universidad Estatal de Oklahoma, por medio de su presidente, David J. Schmidly, se disculpó ante la Drake University. Fue a través de una carta remitida por Schmidly al presidente de Drake, David Maxwell. En la carta, Schmidly dijo que el comportamiento de sus jugadores aquel día fue “una marca desagradable en la Universidad Estatal de Oklahoma y el fútbol universitario”.

Espero que os haya gustado esta curiosísima historia. Hasta el jueves.

Quién fue… Frank Coughlin: el entrenador que fue despedido a mitad de un partido

Frank Coughlin, en su etapa como jugador (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una anécdota curiosa que me contó el otro día en Twitter mi amigo Daniel Fernández de Lis. Es la de Frank Coughlin.

Francis Edward Coughlin nació el 28 de febrero de 1896 en Chicago. Combatió en la Primera Guerra Mundial y al acabar jugó al fútbol en la Universidad de Notre Dame.

En 1921 empezó a jugar en la American Professional Football Association (que al año siguiente sería renombrada como NFL), en las filas de los Rock Island Independents. Además de jugador, Coughlin compatibilizaba el puesto con el de entrenador del equipo.

La anécdota por la que Coughlin es famoso ocurrió el 16 de octubre de 1921, en un partido entre los Independents y los Chicago Cardinals. Los Independents perdían 7-0, hasta que dos touchdowns de Coughlin le dieron la vuelta al partido. Pero era demasiado tarde.

Walter Flanigan, el propietario de los Independents, dio a otro jugador, Ed Healey, la orden de sustituir a Coughlin. Healey, además le pasó una nota a otro compañero, Jimmy Conzelman. La firmaba Flanigan y decía que Coughlin había sido despedido y él se encargaría de entrenar al equipo. Es la primera y única vez que un entrenador de fútbol americano del primer nivel es despedido en pleno encuentro.

Coughlin se fue a los Detroit Tigers y más tarde, ese año, acabó su carrera en los Green Bay Packers. En 1923 se estableció en St. Joseph County, donde ejerció como fiscal del distrito. En 1945 fue proclamado fiscal general del estado de Indiana, cargo que ocupó durante cuatro años.

Frank Coughlin murió el 8 de septiembre de 1951 en Indianapolis. Tenía 55 años.

Nos vemos el jueves.

Santuarios del deporte. Louisiana Superdome

El interior del Superdome, en un partido de la NFL (WIKIPEDIA).

Vamos a empezar la semana con uno de los grandes estadios del fútbol americano. Nos vamos a Nueva Orleans para hablar del Louisiana Superdome.

Nombre oficial: Mercedes-Benz Superdome.

Ubicación: 1500 Sugar Bowl Drive, Nueva Orleans, Louisiana, Estados Unidos.

Capacidad: 73.208 espectadores

Año de inauguración: 1975.

Propietario: The Louisiana Stadium and Exposition District.

Más cosas: Pues la casa de los New Orleans Saints de la NFL es una de las infraestructuras deportivas más impresionantes de Estados Unidos. Inaugurado en 1975 (en unos terrenos donde, por cierto, había un cementerio), es famosa por la enorme cúpula que le sirve de techo, con un diámetro de 207 metros, lo que la hace la cúpula más grande del mundo.

Fue David Dixon, el impulsor de una franquicia de fútbol americano en Louisiana, el que tuvo la idea de la creación de un estadio de estas características. Las terribles temporadas de huracanes de la zona aconsejaban que el estadio tuviera techo. Se inauguró en 1975 con el nombre de Louisiana Superdome y tres años después, en 1978, acogió su primera Superbowl. Posteriormente ha acogido siete más (1981, 1986, 1990, 1997, 2002 y 2013).

Exterior del estadio (WIKIPEDIA).

Aunque su principal uso es el fútbol americano, en el Superdome se ha jugado al béisbol, al baloncesto, ha acogido combates de boxeo (en 1978, Muhammad Ali logró allí su tercer título de campeón del mundo), exhibiciones de gimnasia, motocross, fútbol y dos ediciones de WrestleMania.

En cuanto a conciertos, la lista de leyendas es impresionante: Rolling Stones, David Bowie, Kiss, Prince, Whitney Houston, George Michael, Pink Floyd, Paul McCartney, Metallica, Guns N’ Roses, U2, Celine Dion, Cher, Rihanna, Beyoncé, Taylor Swift o Ed Sheeran, entre otros, han actuado allí. Y en 1987, el papa Juan Pablo II dio una multitudinaria misa.

Pero más allá del deporte, al Louisiana Superdome (que por cierto se llama Mercedes-Benz Superdome desde 2011 pero dejará de hacerlo el verano que viene) se recuerda porque fue uno de los iconos del que posiblemente sea la peor catástrofe meteorológica de la historia de Estados Unidos, el huracán Katrina, a finales de agosto de 2005.

Imagen de los destrozos del Katrina en la cubierta (WIKIPEDIA).

El Superdome se convirtió en refugio para más de 9.000 personas que no pudieron salir de Nueva Orleans a tiempo. Pese a que estaba construido a prueba de catástrofes naturales, los fuertes vientos arrancaron la mayor parte de la cubierta de la cúpula. Además, hubo numerosos problemas eléctricos, lo que provocó que no funcionara el aire acondicionado, los alimentos se estropearan y no se pudiera atender a heridos. Los refugiados fueron trasladados a instalaciones deportivas de Texas, y en el interior del Superdome se produjeron problemas de seguridad. Hubo reportes de violaciones, vandalismo y abuso de drogas, aunque nunca se probaron. Sí se produjeron tres muertes, dos de heridos y un suicidio.

Tras los devastadores efectos de Katrina, las reformas en el estadio supusieron un gasto de más de 185 millones de dólares.

Espero que os haya gustado. Mañana, más.

Quién fue… Aaron Hernandez: cadena perpetua por asesinato y suicidio en su celda

Aaron Hernandez, con los Patriots (WIKIPEDIA).

Este domingo os traigo la historia de un deportista de élite que acabó mal, muy mal. Su historia es muy famosa (tiene hasta un documental en Netflix), pero no me resisto a hablar de él. Es Aaron Hernandez.

El 25 de noviembre de 1989 nacía en Bristol, Connecticut, Estados Unidos, Aaron Josef Hernandez. Su padre era de origen puertorriqueño y su madre de origen italiano. Empezó a destacar en la Universidad de Florida, y se convirtió en uno de los mejores jugadores de su promoción.

Fue elegido por los New England Patriots en el draft de la NFL de 2010 y pronto destacó como uno de los mejores jugadores del campeonato, llegando a ser seleccionado por el Pro Bowl tras su segunda temporada. En agosto de 2012 firmó una multimillonaria extensión de contrato con el equipo de Massachussetts.

Pero todo se torció. El 26 de junio de 2013, Aaron Hernandez, que ya había tenido numerosos problemas legales por peleas, fue detenido por la muerte a tiros de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional que era pareja de la hermana de la novia de Hernandez. En casa del jugador se encontraron pruebas como el arma del crimen. Los Patriots lo despidieron de manera inmediata.

Hernandez fue juzgado y el jurado lo declaró culpable de asesinato en primer grado, delito que en Massachusetts conlleva la pena de cadena perpetua sin posibilidad de fianza. Sobre los motivos de Hernandez para cometer el crimen, nunca se confirmaron, pero una de las líneas de investigación de la policía es que el jugador mató a Lloyd porque éste había descubierto su bisexualidad y Hernandez temía que lo revelara.

En prisión, Hernandez fue sancionado varias veces por su mal comportamiento, y al mismo tiempo empezó a leer la Biblia y a acercarse a la religión. Pero fue demasiado para él. El 19 de abril de 2017, Aaron Hernandez fue hallado ahorcado con sus sábanas en la ventana de su celda. Tenía 27 años. En su organismo se encontró una droga, el K2, asociada a brotes psicóticos.

Tras la autopsia, y a petición de la familia, el cerebro de Hernandez fue donado a la Universidad de Boston para que buscaran signos de encefalopatía traumática crónica, una enfermedad común en personas que han recibido numerosos golpes en la cabeza, como los jugadores de fútbol americano. La investigación halló esta enfermedad en grado 3 (de 4). Los expertos revelaron que esta condición pudo producir factores como falta de juicio, impulsos incontrolables, ira, paranoia o volatilidad emocional. Hernandez tenía migrañas y lapsus de memoria.

El pasado mes de enero se estrenó en Netflix un documental sobre su vida.

Espero que os haya gustado el artículo. El jueves volvemos con más.

Escudos y logos. Miami Dolphins

Logo de los Dolphins (WIKIPEDIA).

En la ciudad de Miami encontramos a un popular equipo de la NFL de fútbol americano, los Dolphins, cuyo logo protagoniza el post de este viernes.

Los Dolphins nacieron en 1966 y el nombre lo reciben de una votación popular. El logo del equipo permaneció prácticamente invariable desde su fundación hasta 2012: un sol de color coral y sobre él, un delfín de color ‘aqua’ saltando, ataviado con un casco de fútbol con la letra M. Los colores, por cierto, representan la barrera de coral de la costa de Miami y el color de sus aguas.

Logo anterior de los Dolphins (WIKIPEDIA).

En 2012 el logo se rediseñó. El delfín se estilizó y perdió el casco, así como su expresión facial. Además, el sol del fondo también fue modificado, en concreto sus rayos.

A mí personalmente me gustaba más el logo anterior, creo que tenía más personalidad, y me gustaba el detalle retro del casco, pero bueno, para eso están los diseñadores gráficos.

Espero que os haya gustado el artículo.