Archivo de la categoría ‘Atletismo’

Quién fue… Thomas Burke: el primer campeón olímpico de los 100 metros lisos

Burke, en 1918, con uniforme militar (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con un pionero del deporte olímpico, uno de esos atletas cuyo nombre debería recordarse. Es Tom Burke.

Thomas Edmund Burke nació el 15 de enero de 1875 en Boston, Massachusetts. Formado en la Boston University School of Law, empezó a practicar atletismo y se especializó en 400 metros. Ganó el campeonato amateur de Estados Unidos en 1895, lo que le animó, al año siguiente, a viajar a Grecia para participar en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna.

Aunque estaba previsto que sólo participara en los 400, Burke se apuntó también para participar en los 100 metros. Debido a la ausencia de favoritos o especialistas, Burke ganó el oro con un tiempo de 12 segundos, algo peor que en la ronda preliminar, donde hizo 11.8. Lo curioso es que Burke fue uno de los pioneros en poner en práctica la postura en cuclillas en la salida, que en aquella época no estaba tan de moda.

Y por supuesto, también ganó los 400 metros. Hizo unos tiempos de 58.4 en la clasificación y de 54.2 en la final.

El legado de Burke no queda ahí. Inspirado por lo que vio en Atenas, fue uno de los impulsores de la maratón de Boston, que aún a día de hoy es una de las más prestigiosas del mundo.

Burke fue abogado, entrenador de atletismo y también periodista, ya que escribió para The Boston Journal The Boston Post. Participó en la Primera Guerra Mundial, donde alcanzó el rango de teniente.

Pero tal día como hoy hace 92 años, es decir, el 14 de febrero de 1929, murió tras sufrir un colapso cuando viajaba en ferry entre Winthrop y Boston.

Espero que os haya gustado la historia. La semana que viene regresamos.

Qué fue de… Yuriy Sedykh: el rey del martillo aún ostenta un récord de 34 años

Yuriy Sedikh (YOUTUBE).

Empezamos esta semana navideña con un post sobre atletismo, con uno de esos atletas soviéticos que dominó con mano de hierro su especialidad. Es Yuriy Sedykh.

¿Quién era?: Un lanzador de martillo soviético de mediados de los 70 a principios de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el dominador del lanzamiento de martillo a finales de los 70 y principios de los 80.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1993. En la actualidad está afincado en Francia, donde trabaja como entrenador.

¿Sabías qué…?: Yuriy Sedykh ostenta uno de los récords más antiguos del atletismo. El 30 de agosto de 1986, en Stuttgart, Alemania, donde se celebraban los Europeos, Sedykh lanzó 86,74 metros, estableciendo un récord aún vigente.

– Sólo él y Sergey Litvinov han superado los 86 metros.

– Ganó el oro olímpico en Montréal 76 y en Moscú 80. No participó en Los Ángeles 84 por el boicot del bloque comunista a los Juegos en EE UU, y regresó en Seúl 88, donde logró la plata, por detrás de Litvinov.

– Uno de los rasgos característicos de Sedykh era que en vez de dar cuatro giros, como la mayoría de lanzadores, daba tres.

– Batió cuatro veces el récord del mundo. Él y Litvinov se alternaron dos veces.

– En 1986 fue elegido Atleta del Año por la revista Track and Field News.

– Ha sido acusado de dopaje.

– Su primera esposa fue la velocista Lyudmila Kondryatseva, con quien tuvo una hija, Oksana, que fue lanzadora de martillo.

– Su segunda esposa es la lanzadora de peso Natalya Lisovskaya, que ganó el oro en Seúl 88. Ambos tienen una hija, Alexia, que es lanzadora de martillo, si bien compite por Francia, su país de adopción.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Yuriy Georgiyevich Sedykh nació el 11 de junio de 1955 en Novocherkassk, Unión Soviética. Debutó como profesional en 1976 y se retiró en 1993. En su palmarés tiene dos oros y una plata olímpicas, un oro y una plata en campeonatos del mundo y tres oros en Europeos.

Espero que os haya gustado el artículo. ¡Feliz Navidad!

Qué fue de… Virgilijus Alekna: el rey del lanzamiento de disco

Alekna, en acción (WIKIPEDIA).

Vamos a seguir esta semana con atletismo y lo vamos a hacer con otro especialista: Virgilijus Alekna.

¿Quién era?: Un lanzador de disco lituano de los 90 a mediados de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el absoluto dominador de su especialidad y ser dos veces campeón olímpico.

¿Qué fue de él?: Alekna se retiró en 2012. En la actualidad, Alekna es político. Es diputado en el Seimas, el parlamento lituano.

¿Sabías qué…?: Uno de sus secretos era su espectacular envergadura (2,22 metros), que le permite tocar con las puntas de los dedos de ambas manos las ventanas de los dos lados de un autobús.

– Fue elegido cuatro veces deportista lituano del año, tres de ellas de manera consecutiva.

Alekna, en 2009 (WIKIPEDIA).

– Pertenece al Partido Liberal.

– En el año 2000 fue elegido mejor atleta mundial del año.

– Tiene la segunda mejor marca mundial de todos los tiempos, con 73,88 metros.

– Aún ostenta el récord olímpico.

– Fue guardaespaldas del primer ministro de Lituania.

– Fue el abanderado de Lituania en los Juegos de Londres 2012.

–  Está casado con Kristina Sablovskytė-Aleknienė, saltadora de longitud. Tienen dos hijos.

– Mide 2,02 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Virgilijus Alekna nació el 13 de febrero de 1972 en Terpeikiai, Lituania. Debutó como profesional en 1994 y se retiró en 2012. En su palmarés tiene dos oros y un bronce olímpicos; dos oros y dos platas en campeonatos del mundo; y un oro, una plata y un bronce en campeonatos de Europa.

Hasta mañana.

Qué fue de… Paula Radcliffe: la reina de la maratón

Radcliffe, en la maratón de Londres de 2005 (WIKIPEDIA).

Vamos a empezar la semana con una de las más grandes estrellas del atletismo reciente: Paula Radcliffe.

¿Quién era?: Una fondista británica de finales de los 90 a mediados de esta década.

¿Por qué se la recuerda?: Pues por ser una de las mejores maratonianas de la historia y por su impresionante palmarés.

¿Qué fue de ella?: Se retiró en 2015. Ahora trabaja para Fourth Frontier, una firma que comercializa un dispositivo de monitorización del ejercicio físico. La puedes seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Su padre era maratoniano aficionado y una tía abuela suya compitió en los Juegos de Amberes 1920 como nadadora.

– De niña sufría asma y anemia.

Radcliffe, en la maratón de Nueva York (WIKIPEDIA).

– Empezó a correr a los 7 años.

– Su principal espina es no haber logrado nunca una medalla olímpica, pese a haber competido en cuatro citas (1996, 2000, 2004 y 2008).

– Batió tres veces el récord del mundo de maratón. Lo ostentó entre 2003 y 2019.

– Era recordada por su peculiar estilo corriendo, cabeceando y con una expresiva cara de esfuerzo.

– Su mejor marca en maratón es 2h 15:25.

– Durante su carrera fue una de las más activas voces contra el dopaje.

– Pese a su activismo antidoping, la propia Radcliffe se vio envuelta en una polémica cuando se negó a proporcionar su historial de análisis de sangre.

– Mide 1,73 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Paula Jane Radcliffe nació el 17 de diciembre de 1973 en Davenham, Inglaterra. Empezó a competir de manera profesional en 1993, y su carrera se prolongó hasta 2015. En su palmarés tiene un oro y una plata en Mundiales (maratón y 10.000 metros, respectivamente), un oro de los 10.000 metros en Campeonatos de Europa, amén de ganar tres veces la maratón de Londres y otras tres la de Nueva York.

Hasta mañana.

Qué fue de… Roger Kingdom: el rey de los 110 vallas en los 80

Roger Kingdom, en acción (YOUTUBE)

Vamos a hablar este viernes de un atleta que fue el rey de su prueba durante los años 80. Es Roger Kingdom.

¿Quién era?: Un vallista estadounidense de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser doble campeón olímpico en 110 metros vallas, entre otros logros.

¿Qué fue de él?: Se retiró a mediados de los 90. En la actualidad, es miembro del cuerpo técnico de los Tampa Bay Buccaneers de la NFL, en concreto entrenador de velocidad de los jugadores de la franquicia floridana.

¿Sabías qué…?: Antes de especializarse en vallas, practicó salto de altura y lanzamiento de disco.

– También era un excelente jugador de fútbol americano.

– Con tan solo 21 años, ganó su primer oro olímpico. Fue en Los Ángeles 84. En la final, en la que se impuso al también estadounidense Greg Foster y al finés Arto Bryggare, batió el récord olímpico y lo dejó en 13.20.

– Cuatro años después, en Seúl, revalidó su oro olímpico, y de nuevo batió el récord de la prueba, con un tiempo de 12.98 segundos.

Kingdom, homenajeado en Pennsylvania (WIKIPEDIA).

– Fue el primer ser humano en bajar de los 13 segundos en una final olímpica.

– Aquel día en Corea se impuso al británico Colin Jackson y al estadounidense Tonie Campbell.

– En 1989 batió el récord del mundo con un tiempo de 12.92. El récord duró cuatro años: Colin Jackson lo batió por una céntesima de segundo en 1993, una marca que duró hasta 2006

– Pertenece al Salón de la Fama del Deporte de Pennsylvania, gracias a su paso por la Universidad de Pittsburgh.

– Antes de firmar por Tampa Bay, formó parte del equipo técnico de los Arizona Cardinals, también de la NFL.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Roger Nona Kingdom nació en Vienna, Georgia (EE UU) el 26 de agosto de 1962. En su palmarés tiene los citados oros olímpicos, un bronce en un Mundial, un oro en un Mundial indoor, un oro en una Copa del Mundo de la IAAF y dos oros en Juegos Panamericanos.

Hasta el sábado.

Atuendos para la historia. El chándal

Chaquetas de chándal de tactel (WIKIPEDIA).

Este viernes os traigo un artículo diferente al resto, incluso a los que dedico a prendas históricas, porque puedo asegurar que se trata de la prenda de ropa específicamente deportiva más común del mundo. Amado y odiado a partes iguales, es el chándal. Conozcamos un poco más de cerca su historia.

Desde casi los inicios del deporte, los profesionales llevaban ropas de más abrigo para cubrirse antes, durante (en los descansos) y después de la competición, pero los inicios del chándal tal y como lo conocemos en la actualidad están a finales de los años 60. Dos son los hitos, en concreto. En 1967, Adidas amplió su negocio y además de zapatillas y botas, se lanzó a confeccionar ropa deportiva. Su primera prenda fue un chándal: chaqueta blanca y pantalón rojo, con las sempiternas tres rayas en mangas y perneras. La prenda fue confeccionada con la colaboración de nada menos que Franz Beckenbauer (aquí, una foto).

Un año después, en los Juegos Olímpicos de México, Tommie Smith y John Carlos, los míticos artífices del saludo del ‘black power’ en la entrega de medallas de los 200 metros, lucieron en la cita chándales con chaqueta y pantalón a juego, pero con botones, no con cremallera.

En aquel entonces, los chándales eran de algodón.

Fue ya en los 70, con el boom del jogging y el footing cuando el chándal dio el salto a los armarios de las personas de a pie. Los materiales fueron evolucionando también. Al algodón empezó a unírsele el nylon o el poliéster.

Estos dos últimos materiales dieron lugar a dos tipos de chándal muy famosos en los 80 y los 90: el de acetato y el de tactel. Si bien los primeros siguen viéndose, los segundos vivieron un absoluto boom entre finales de los 80 y principios de los 90. Su éxito radicaba en su ligereza, su resistencia y su bajo precio. Los llamativos colores en los que se confeccionaban marcaron una época. Hoy los vemos con espanto, pero en su día no estos chándales se hallaban en todas las casas.

El éxito del chándal, prenda que ha superado con creces los límites de lo deportivo, está también en su existencia como uniforme social. Desde los raperos a los hooligans, diferentes tribus han hecho de él su bandera. La música y el cine no han sido ajenos a este hecho y las firmas de moda también han prestado especial atención al chándal.

Por último, una curiosidad, el origen de su nombre en español. Mi amigo y compañero de blog Alfred López lo explicó en su día.

El término surgió en 1893. Tiene origen francés y procede de  la abreviatura de dos palabras: marchand d’ail, que significa ‘vendedor de ajos’ (aunque también se usa genéricamente para llamar al verdulero o al frutero). El término hace referencia al jersey de canalé que usaban los vendedores de hortalizas de Les Halles (París) para protegerse del frío. El término acabó convirtiéndose en chand d’ail y de ahí pasó a llamarse ‘chándal’.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Shiso Kanaguri: completó la maratón en 54 años, 8 meses, 6 días, 5 horas, 32 minutos y 20,3 segundos

Kanaguri, en 1924 (WIKIPEDIA).

La maratón es una de las pruebas estrella de las citas olímpicas, y suelen traer aparejadas historias curiosas. Pues bien, pocas más curiosas que las del protagonista de hoy: Shiso Kanaguri.

Shiso Kanaguri (su nombre también se translitera, según la versión, como Shizo Kanakuri) nació el 20 de atosto de 1891 en Nagomi, prefectura de Kumamoto, Japón. Con 20 años, en 1911, se clasificó para los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912, con una marca de 2h32m45s, que entonces se consideró récord del mundo pero que no es oficial porque se cree que la prueba se disputó sobre 40 km, y no 42,195 km.

La cuestión es que Japón sólo pudo enviar a dos atletas a la cita: un velocista llamado Mishima Yahiko y el propio Kanaguri. El viaje de Japón a Suecia fue toda una peripecia. Duró 18 días. Primero en barco y luego en tren usando la línea Transiberiana. Kanaguri necesitó cinco días para recuperarse del viaje. La maratón se disputó el 14 de julio con unos inusuales 25 grados de temperatura. Kanaguri no sólo estaba cansado por el viaje, sino que no se había acostumbrado a la comida local ni a la temperatura. A mitad de carrera, se desmayó y fue recogido por una familia de granjeros suecos. Cuando despertó, avergonzado por su fracaso, regresó en cuanto pudo a Japón sin avisar a nadie. Las autoridades suecas lo dieron por desaparecido.

Curiosamente, Kanaguri se clasificó para los Juegos de 1916, pero la I Guerra Mundial los anuló. Sí que participó en la maratón de los Juegos de 1920 y en la de los Juegos de 1924. 

En 1967, cuando ya era un anciano, la televisión sueca dio con él y le invitó a que acabara, de manera oficial, la maratón que nunca acabó en 1912. Kanaguri aceptó y finalmente acabó la carrera. Su tiempo: 54 años, 8 meses, 6 días, 32 minutos y 20,3 segundos: “Ha sido un largo viaje. Me he casado, he tenido seis hijos y diez nietos”, dijo entonces.

Kanakuri, que está considerado como uno de los padres de la maratón en Japón, falleció el 13 de noviembre de 1983 en Tamama, a la venerable edad de 92 años.

Volvemos el jueves.

Quién fue… Samuel Wanjiru: la misteriosa muerte de un campeón olímpico

Wanjiru, celebrando su oro en Pekín 2008 (Archivo 20minutos).

Vamos a cerrar la semana con un caso más propio de una serie policíaca que de un blog deportivo. Quizá recordéis la historia. Trata sobre la muerte del atleta keniano Samuel Wanjiru.

Samuel Kamau Wanjiru nació el 10 de noviembre de 1986 en Nyahururu, Kenia. Procedente de una familia muy pobre, dejó el colegio a los 12 años por los problemas económicos de su madre, que lo tuvo soltera. Por aquella época, Wanjiru llevaba ya cuatro años corriendo, ya que empezó a los 8 años, si bien no fue hasta los 15 cuando decidió que sería atleta profesional.

Con 16 años se trasladó a Japón para formarse y allí se hizo discípulo de Koichi Morishita, que fue subcampeón olímpico de maratón en Barcelona 92. Con 18 años, batió en Rotterdam el récord del mundo de la media maratón y lo volvió a batir dos veces en 2007, una en Emiratos Árabes y otra en Países Bajos. Su primer maratón fue el de Fukuoka, Japón, en diciembre de aquel 2007. Lo ganó.

En 2008 fue segundo en la maratón de Londres y llegó a la cita de los Juegos Olímpicos de Pekín de aquel año como uno de los grandes favoritos. Wanjiru no decepcionó y ganó la prueba, con récord olímpico incluido.

En 2009 ganó las maratones de Londres y Chicago. Una lesión le impidió revalidar su título en la primera, pero sí lo logró en la segunda.

Pero su exitosa vida deportiva no se correspondía con su vida personal. Desde que se trasladó a vivir a Japón, tuvo problemas con el alcohol. En 2009 con su compatriota Mary Wacera, también atleta, y en 2010 tuvieron una hija. Ese año se separó y se casó una mujer llamada Tereza Njeri. En diciembre de aquel año fue detenido por la policía de su país, acusado de amenazar de muerte a su mujer y de poseer un rifle AK-47.

Meses después, el 15 de mayo de 2011, el mundo se despertaba con la noticia de la muerte de Samuel Wanjiru, que se produjo por la caída del atleta desde el balcón de su casa en su ciudad natal de Nyahururu. La primera versión de los hechos es que la esposa del atleta, Tereza Njeri, sorprendió a Wanjiru con otra mujer en la cama y decidió salir corriendo y dejarlos encerrados. El maratoniano intentó salir por el balcón, pero se cayó. No obstante, la Policía no pudo determinar si la muerte fue accidental o si Wanjiru se suicidó.

Años después, la madre del atleta declaró que su hijo había sido asesinado: según su teoría, su hijo fue defenestrado y una vez en el suelo, golpeado. Un informe forense sostenía que el atleta fue golpeado con un objeto contundente posterior a su caída. Sea como sea, el caso nunca se cerró.

Os dejo con la llegada de Wanjiru a la meta en Pekín:

Hasta el jueves.

Quién fue… Terry Fox: recorrió 5.400 km con una sola pierna para luchar contra el cáncer… y recaudó millones

Fox, corriendo por Toronto en 1980 (WIKIPEDIA).

Hace bastante tiempo que no os traigo una historia de domingo tan inspiradora como la de hoy. Vamos a conocer más de cerca a Terry Fox.

Terrance Stanley Fox nació el 28 de julio de 1958 en Winnipeg, Manitoba, Canadá. De niño practicó fútbol, rugby y béisbol, aunque su pasión era el baloncesto. Pese a su estatura y a que el entrenador del equipo le intentaba disuadir, Terry era muy cabezota y no paró hasta hacerse con un hueco en el equipo.

El 2 de noviembre de 1976, Terry sufrió un accidente de coche en el que sufrió una herida leve en la rodilla derecha. Pese a la levedad de la herida, sufría dolores constantes hasta que en marzo del 77, acudió a un médico. Tras diversas pruebas, le diagnosticaron un osteosarcoma, un tipo de cáncer de huesos que suele manifestarse en las rodillas en primera instancia. Pese a que Terry pensaba que el accidente había sido clave para el desarrollo de la enfermedad, los médicos le contaron que no había relación. Sólo casualidad. Le dieron también la mala noticia de que iban a amputarle la pierna y a someterle a sesiones de quimioterapia. Y no sólo eso: tenía un 50% de posibilidades de sobrevivir.

Tres semanas después de la amputación, Terry Fox ya caminaba con la ayuda de una pierna ortopédica. El joven quedó muy impresionado cuando supo que en solo dos años, la tasa de supervivencia del osteosarcoma había pasado del 15% al 50% gracias a los avances en investigación. Tras 16 duros meses de quimio, Fox decidió luchar por la investigación contra el cáncer.

Inspirado en la historia de Dick Traum, el primer amputado que completó la maratón de Nueva York, empezó a entrenar. Le dijo a su familia que quería correr una maratón, pero su propósito era más ambicioso: recorrer Canadá de punta a punta para recaudar fondos contra la enfermedad, la ‘Maratón de la Esperanza’.

Pese a los dolores que le causaba correr, Terry Fox completó su primera carrera en septiembre de 1979, con una longitud de 27 km. Tras ella, reveló sus planes a su familia, que se mostraron en contra. Terry planeó recaudar 24 millones de dólares: un dólar por cada canadiense.

Empezó a buscar patrocinadores, como la Canadian Cancer Society. Además, Ford le donó una furgoneta, Imperial Oil el combustible para hacerla andar y Adidas unas zapatillas.

Así, el 12 de abril de 1980, Terry Fox inició ‘La Maratón de la Esperanza’. Empezó cerca de St. Johns, Newfoundland, en la orilla del mar. Llenó dos botellas de agua del Atlántico, una como recuerdo y la otra para derramarla en el Pacífico, adonde tenía previsto llegar. El mal tiempo y la escasa atención fueron la tónica de sus primeros días, hasta que en un pueblo llamado Port Aux Basques recibió una donación de 10.000 dólares.

El 22 de junio, Terry llegó a Montréal, aproximadamente un tercio de su trayecto, con 200.000 dólares recaudados. Fue entonces cuando Isadore Sharp, un magnate hotelero canadiense que había perdido a un hijo a causa del cáncer, conoció la historia de Terry Fox y decidió aportar dos dólares por cada milla que recorriera, y además convenció a otras 1.000 empresas de todos los tamaños a que hicieran lo mismo.

Cuando llegó a Ottawa, capital del país, fue recibido por Pierre Trudeau, presidente de Canadá (y padre del actual) y participó en diversos homenajes. Días después, fue recibido por 10.000 personas en Toronto. En un sólo día en esta ciudad recaudó 100.000 dólares. La estrella del hockey Bobby Orr le entregó un cheque de 25.000 dólares.

Mientras proseguía su carrera, Terry sufría numerosos problemas de salud: tendinitis, inflamaciones e incluso quistes. Pero él rechazaba la atención médica y sólo quería continuar. El 1 de septiembre, en Thunder Bay (Ontario), un fuerte dolor de pecho le hizo detenerse. Fue hospitalizado. El cáncer había vuelto y se le había extendido a los pulmones. Acababa su aventura, tras 5.373 kilómetros y haber recaudado 1,7 millones de dólares.

Una semana después del final de su carrera, la televisión canadiense organizó un telemaratón en el que se recaudaron 10,5 millones de dólares. La cuenta siguió abierta y en abril de 1981 se habían recaudado ya 23 millones.

Terry Fox, mientras, recibía miles de cartas de apoyo. Fue nombrado miembro de la Orden de Canadá y fue ingresado en el Salón de la Fama del Deporte Canadiense. Por desgracia, el cáncer seguía imparable y su salud se fue deteriorando. El papa Juan Pablo II envió un telegrama en el que mostraba su apoyo y expresaba que rezaba por la salud de Terry. El 19 de junio de 1981, el atleta fue ingresado en el Royal Columbian Hospital de New Westminster, con neumonía provocada por el cáncer. Entró en coma y murió, rodeado por su familia, a las 4:35 de la madrugada del 28 de junio. Tenía 22 años.

Al día siguiente, el Gobierno ordenó que todas las banderas ondearan a media asta. Su funeral fue retransmitido en televisión para todo el país. Había nacido una leyenda.

Con su nombre fueron bautizados colegios, institutos, edificios, barcos, parques, calles, avenidas e instalaciones deportivas de todo el país. Se erigieron varias estatus en su honor y lo más importante: cada año se celebran en todo el mundo carreras con su nombre para recaudar dinero contra el cáncer. Se calcula que en 2018 se habían recaudado ya unos 750 millones de dólares. Desde su muerte, la ratio de supervivencia de un osteosarcoma ha aumentado hasta el 70% gracias a la investigación.

Hay un libro y un par de películas inspiradas en la vida de Terry Fox, uno de esos nombres que conviene no olvidar.

Nos vemos el jueves.

Qué fue de… Ineta Radevica: la atleta que posó desnuda en 'Playboy'

Radevica, en 2010 (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar de una atleta de la inagotable cantera de las antiguas repúblicas de la URSS, que también fue famosa por sus experiencias fuera del tartán. Es Ineta Radevica.

¿Quién era?: Una saltadora de longitud y triple salto letona de la pasada década y principios de ésta.

¿Por qué se la recuerda?: Por ser subcampeona del mundo y campeona de Europa de salto de longitud y por posar desnuda para la revista Playboy en 2004.

¿Qué fue de ella?: Se retiró tras los Juegos Olímpicos de 2012. En la actualidad trabaja como comentarista en su país y es la presidenta de la Federación Letona de Atletismo.

¿Sabías qué…?: Se formó en Estados Unidos, en concreto en la Universidad de Nebraska.

– Su mejor marca en salto de longitud es 6,92 y en triple salto, 14,12.

– Fue tres veces elegida atleta letona del año.

– En los Juegos de Londres 2012 se quedó a un centímetro de la medalla de bronce.

– Posteriormente a la cita, se supo que dio positivo por oxandrolona.

– Posó desnuda para Playboy en una edición especial de la revista de cara a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

– Tras estas fotos afirmó que estaba interesada en ser modelo cuando se retirara, pero sus planes no cuajaron.

– Está casada con el jugador ruso de hockey hielo Petr Schastlivy.

– Tiene un hijo.

– Mide 1,78 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ineta Radevica nació el 13 de julio de 1981 en Kraslava, Letonia. Debutó como profesional en 2000 y se retiró en 2012. En su palmarés tiene una plata mundial y un oro europeo en salto de longitud.

Hasta mañana.