Archivo de la categoría ‘Atletismo’

Quién fue… Terry Fox: recorrió 5.400 km con una sola pierna para luchar contra el cáncer… y recaudó millones

Fox, corriendo por Toronto en 1980 (WIKIPEDIA).

Hace bastante tiempo que no os traigo una historia de domingo tan inspiradora como la de hoy. Vamos a conocer más de cerca a Terry Fox.

Terrance Stanley Fox nació el 28 de julio de 1958 en Winnipeg, Manitoba, Canadá. De niño practicó fútbol, rugby y béisbol, aunque su pasión era el baloncesto. Pese a su estatura y a que el entrenador del equipo le intentaba disuadir, Terry era muy cabezota y no paró hasta hacerse con un hueco en el equipo.

El 2 de noviembre de 1976, Terry sufrió un accidente de coche en el que sufrió una herida leve en la rodilla derecha. Pese a la levedad de la herida, sufría dolores constantes hasta que en marzo del 77, acudió a un médico. Tras diversas pruebas, le diagnosticaron un osteosarcoma, un tipo de cáncer de huesos que suele manifestarse en las rodillas en primera instancia. Pese a que Terry pensaba que el accidente había sido clave para el desarrollo de la enfermedad, los médicos le contaron que no había relación. Sólo casualidad. Le dieron también la mala noticia de que iban a amputarle la pierna y a someterle a sesiones de quimioterapia. Y no sólo eso: tenía un 50% de posibilidades de sobrevivir.

Tres semanas después de la amputación, Terry Fox ya caminaba con la ayuda de una pierna ortopédica. El joven quedó muy impresionado cuando supo que en solo dos años, la tasa de supervivencia del osteosarcoma había pasado del 15% al 50% gracias a los avances en investigación. Tras 16 duros meses de quimio, Fox decidió luchar por la investigación contra el cáncer.

Inspirado en la historia de Dick Traum, el primer amputado que completó la maratón de Nueva York, empezó a entrenar. Le dijo a su familia que quería correr una maratón, pero su propósito era más ambicioso: recorrer Canadá de punta a punta para recaudar fondos contra la enfermedad, la ‘Maratón de la Esperanza’.

Pese a los dolores que le causaba correr, Terry Fox completó su primera carrera en septiembre de 1979, con una longitud de 27 km. Tras ella, reveló sus planes a su familia, que se mostraron en contra. Terry planeó recaudar 24 millones de dólares: un dólar por cada canadiense.

Empezó a buscar patrocinadores, como la Canadian Cancer Society. Además, Ford le donó una furgoneta, Imperial Oil el combustible para hacerla andar y Adidas unas zapatillas.

Así, el 12 de abril de 1980, Terry Fox inició ‘La Maratón de la Esperanza’. Empezó cerca de St. Johns, Newfoundland, en la orilla del mar. Llenó dos botellas de agua del Atlántico, una como recuerdo y la otra para derramarla en el Pacífico, adonde tenía previsto llegar. El mal tiempo y la escasa atención fueron la tónica de sus primeros días, hasta que en un pueblo llamado Port Aux Basques recibió una donación de 10.000 dólares.

El 22 de junio, Terry llegó a Montréal, aproximadamente un tercio de su trayecto, con 200.000 dólares recaudados. Fue entonces cuando Isadore Sharp, un magnate hotelero canadiense que había perdido a un hijo a causa del cáncer, conoció la historia de Terry Fox y decidió aportar dos dólares por cada milla que recorriera, y además convenció a otras 1.000 empresas de todos los tamaños a que hicieran lo mismo.

Cuando llegó a Ottawa, capital del país, fue recibido por Pierre Trudeau, presidente de Canadá (y padre del actual) y participó en diversos homenajes. Días después, fue recibido por 10.000 personas en Toronto. En un sólo día en esta ciudad recaudó 100.000 dólares. La estrella del hockey Bobby Orr le entregó un cheque de 25.000 dólares.

Mientras proseguía su carrera, Terry sufría numerosos problemas de salud: tendinitis, inflamaciones e incluso quistes. Pero él rechazaba la atención médica y sólo quería continuar. El 1 de septiembre, en Thunder Bay (Ontario), un fuerte dolor de pecho le hizo detenerse. Fue hospitalizado. El cáncer había vuelto y se le había extendido a los pulmones. Acababa su aventura, tras 5.373 kilómetros y haber recaudado 1,7 millones de dólares.

Una semana después del final de su carrera, la televisión canadiense organizó un telemaratón en el que se recaudaron 10,5 millones de dólares. La cuenta siguió abierta y en abril de 1981 se habían recaudado ya 23 millones.

Terry Fox, mientras, recibía miles de cartas de apoyo. Fue nombrado miembro de la Orden de Canadá y fue ingresado en el Salón de la Fama del Deporte Canadiense. Por desgracia, el cáncer seguía imparable y su salud se fue deteriorando. El papa Juan Pablo II envió un telegrama en el que mostraba su apoyo y expresaba que rezaba por la salud de Terry. El 19 de junio de 1981, el atleta fue ingresado en el Royal Columbian Hospital de New Westminster, con neumonía provocada por el cáncer. Entró en coma y murió, rodeado por su familia, a las 4:35 de la madrugada del 28 de junio. Tenía 22 años.

Al día siguiente, el Gobierno ordenó que todas las banderas ondearan a media asta. Su funeral fue retransmitido en televisión para todo el país. Había nacido una leyenda.

Con su nombre fueron bautizados colegios, institutos, edificios, barcos, parques, calles, avenidas e instalaciones deportivas de todo el país. Se erigieron varias estatus en su honor y lo más importante: cada año se celebran en todo el mundo carreras con su nombre para recaudar dinero contra el cáncer. Se calcula que en 2018 se habían recaudado ya unos 750 millones de dólares. Desde su muerte, la ratio de supervivencia de un osteosarcoma ha aumentado hasta el 70% gracias a la investigación.

Hay un libro y un par de películas inspiradas en la vida de Terry Fox, uno de esos nombres que conviene no olvidar.

Nos vemos el jueves.

Qué fue de… Ineta Radevica: la atleta que posó desnuda en ‘Playboy’

Radevica, en 2010 (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar de una atleta de la inagotable cantera de las antiguas repúblicas de la URSS, que también fue famosa por sus experiencias fuera del tartán. Es Ineta Radevica.

¿Quién era?: Una saltadora de longitud y triple salto letona de la pasada década y principios de ésta.

¿Por qué se la recuerda?: Por ser subcampeona del mundo y campeona de Europa de salto de longitud y por posar desnuda para la revista Playboy en 2004.

¿Qué fue de ella?: Se retiró tras los Juegos Olímpicos de 2012. En la actualidad trabaja como comentarista en su país y es la presidenta de la Federación Letona de Atletismo.

¿Sabías qué…?: Se formó en Estados Unidos, en concreto en la Universidad de Nebraska.

– Su mejor marca en salto de longitud es 6,92 y en triple salto, 14,12.

– Fue tres veces elegida atleta letona del año.

– En los Juegos de Londres 2012 se quedó a un centímetro de la medalla de bronce.

– Posteriormente a la cita, se supo que dio positivo por oxandrolona.

– Posó desnuda para Playboy en una edición especial de la revista de cara a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

– Tras estas fotos afirmó que estaba interesada en ser modelo cuando se retirara, pero sus planes no cuajaron.

– Está casada con el jugador ruso de hockey hielo Petr Schastlivy.

– Tiene un hijo.

– Mide 1,78 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ineta Radevica nació el 13 de julio de 1981 en Kraslava, Letonia. Debutó como profesional en 2000 y se retiró en 2012. En su palmarés tiene una plata mundial y un oro europeo en salto de longitud.

Hasta mañana.

Qué fue de… Marta Domínguez: del escándalo del doping a ser policía

Marta Domínguez, tras conseguir la medalla de plata en la prueba de los 3.000 metros obstáculos del campeonato de Europa de Atletismo Barcelona 2010 (ARCHIVO).

Vamos a cerrar la semana con uno de los personajes más controvertidos del deporte español de los últimos tiempos: salpicada por el dopaje, ahora enfoca su vida a algo muy alejado del deporte profesional. Os hablo de Marta Domínguez.

¿Quién era?: Una atleta española de los 90 y principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser una de las mejores fondistas de la historia de España, hasta que se supo su relación con una trama de dopaje.

¿Qué fue de él?: Fue sancionada en 2015 por tres años. En la actualidad, está opositando para ser agente de la Policía Local de Palencia. Antes lo había intentado para ser agente del Cuerpo Nacional de Policía.

¿Sabías qué…?: Su momento de gloria fue en el Mundial de 2009, cuando ganó el oro en los 5.000 metros.

– En diciembre de 2010 fue detenida por la Guardia Civil por su relación con una trama de dopaje, la llamada ‘Operación Galgo’, en la que estaba también implicado el doctor Eufemiano Fuentes. Posteriormente fue absuelta.

Domínguez, en los Europeos de 2010 (WIKIPEDIA).

– En 2013 se hicieron públicas irregularidades en su pasaporte biológico y en 2015, el TAS reconoció su dopaje deportivo, por lo que fue suspendida tres años. Perdió, entre otros títulos, su oro en el Mundial de 2009.

– Siempre corría con una cinta del pelo de color fucsia.

– Tiene un Máster del Comité Olímpico Español.

– Su exsuegro es inspector de Policía Nacional.

– Estuvo en cuatro Juegos Olímpicos y seis Mundiales.

– Tuvo una escultura dedicada en la ciudad de Palencia, que fue cambiada de sitio después.

– Fue concejala en el Ayuntamiento de Palencia y senadora por el Partido Popular.

– Mide 1,63 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Marta Domínguez Azpeleta nació el 3 de noviembre de 1975 en Palencia. Debutó como profesional a mediados de los 90. En su palmarés tiene dos platas en 5.000 metros en Campeonatos del Mundo, una plata en los Mundiales indoor (3.000 m) y dos oros y un bronce en Europeos de Atletismo (5.000 m).

Así se proclamó Marta Domínguez campeona del mundo:

Hasta el jueves

Quién fue… Chris Mosier: el primer deportista transexual que representó a Estados Unidos

Chris Mosier, en competición (YOUTUBE).

Hace un par de semanas os contaba el caso de la boxeadora Parinya Charoenphol y hoy os voy a hablar de otro deportista transexual, en este caso el primero en representar a Estados Unidos. Es Chris Mosier.

Mosier nació como mujer en 1980 en Chicago, Illinois. A los cuatro años ya era consciente de que estaba en el cuerpo equivocado. Antes de iniciar su transición ya practicaba triatlón y duatlón y competía como mujer. En 2010 cambió de manera legal su nombre y empezó a recibir inyecciones de testosterona. Cinco años después, llegó el gran momento.

El equipo masculino estadounidense de duatlón lo convocó para integrar su equipo. Era la primera vez que un deportista representaba al país en una categoría diferente a la de su género de nacimiento. Tras numerosos trámites administrativos con el Comité Olímpico Internacional, Chris Mosier debutó en una prueba del Mundial de duatlón. Lo hizo, además, en España, en concreto en la localidad asturiana de Avilés. Mosier rompía así una barrera histórica.

La historia de Mosier le ha valido para ser un portavoz de la causa LGTB y del colectivo trans. Además, el primer atleta transgénero en aparecer en el especial Body Issue de la revista de ESPN y en el primer atleta transgénero en salir en un anuncio de Nike. 

Ahora, Chris Mosier es uno de los vicepresidentes de You Can Play, una organización que persigue la total inclusión de colectivos LGTB y trans en el mundo del deporte.

Os dejo con un vídeo dedicado a Mosier:

Hasta el jueves.

Qué fue de… Joan Lino Martínez: de medallista olímpico a asesor de Ciudadanos

Joan Lino Martínez, en Madrid (Archivo 20minutos).

Por algún motivo, muchos exatletas españoles dan tras su retirada el paso a la política (podéis ver algunos casos en esta fotogalería). Hoy os voy a poner otro ejemplo: el de Joan Lino Martínez.

¿Quién era?: Un atleta hispano-cubano de la década de 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Por lograr la medalla de bronce de salto de longitud en los Juegos de Atenas 2004, representando a España.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2010. Tras retirarse fue entrenador y colaboró con las candidaturas de Madrid para acoger Juegos Olímpicos. En la actualidad es organizador de eventos y es asesor de Ciudadanos en Madrid, como publicó El País el pasado mes de octubre. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Su madre es española.

– Es licenciado en Cultura Física, especialidad Atletismo, por la Universidad Manuel Fajardo de La Habana.

– Su mejor salto lo dio en La Habana el 5 de febrero de 1999, con 8,39 metros.

– El bronce en Atenas lo consiguió con un salto de 8,32 metros.

Joan Lino Martínez, en acción (Archivo 20minutos).

– Su mejor marca en 100 metros lisos es de 10,47 segundos.

– En Atenas quedó por detrás de los estadounidenses Phillips y Moffitt.

– Su caso es similar al de la atleta cubana Niurka Montalvo, también saltadora, que compitió por España y tras retirarse se pasó a la política, de la mano del PP.

– En los Mundiales de 2005 se quedó a un centímetro de la medalla. Fue cuarta.

– Compitió en la sección de atletismo del FC Barcelona.

– Mide 1,76 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Joan Lino Martínez Armenteros nació en La Habana, Cuba, el 17 de enero de 1978. Su carrera profesional transcurrió entre 2004 y 2010. En su palmarés tiene el bronce olímpico de Atenas como logro más destacado.

Os dejo con un vídeo de Martínez en los Juegos de 2004:

Hasta mañana.

Quién fue… Alfred Lyttelton: el primer regateador de la historia del fútbol fue luego ministro

Alfred Lyttelton, en 1903 (WIKIPEDIA).

Ya hemos conocido la historia de algún superdeportista victoriano y este domingo vamos con otro, que no sólo destacó como deportista, sino también como político. Es Alfred Lyttelton.

El 7 de febrero de 1857 nacía en Westminster, Londres, Alfred Lytellton, hijo del cuarto barón Lyttelton y sobrino del que luego sería primer ministro William Ewart Gladstone. Estudió en Eton y en Cambridge, esa combinación que tantas veces hemos visto. Fue en la Universidad cuando empezó a jugar al cricket y al fútbol.

En este último deporte se recuerda un hat-trick que logró en un partido ante Oxford en 1878. Combinó los partidos con el equipo de la Universidad con los del Old Etonians, y fue internacional por Inglaterra, en un partido ante Escocia en 1877.

Como delantero, fue uno de los precursores del ‘regate Cruyff‘, en la línea de fondo para llegar con posición clara de gol, aunque al parecer era algo ‘chupón’, porque hay alguna crónica que relata las quejas de sus compañeros por sus intentos de regatear a todo el equipo rival.

En cuanto al cricket, Lyttelton fue también internacional y jugó cuatro test matches contra Australia, jugando al lado del mítico W. G. Grace. Con los años, sería presidente del Marylebone Cricket Club.

Lyttelton fue amateur como deportista, pero en cambio orientó su carrera a la política. En 1895 entró en la Cámara de los Comunes y en 1900 fue nombrado Consejero de la Reina. Ese mismo año, fue enviado a Sudáfrica como presidente de un comité encargado de reconstruir el país tras la guerra de los Bóer, y su trabajo al frente del mismo le valió para ser nombrado Secretario de la Colonia. En 1903 fue nombrado secretario de Estado para las Colonias, con rango de ministro.

Pero precisamente, a Alfred Lyttelton una de sus grandes aficiones le costó la vida. Jugando un partido de cricket en Sudáfrica recibió un pelotazo en el vientre al que no se dio importancia al principio. Al regresar a Inglaterra se halló un absceso del que tuvo que ser operado. Por desgracia, la cirugía no fue exitosa y falleció el 5 de julio de 1913, con 56 años. Ese día se disputaba el tradicional partido de cricket entre Oxford y Cambridge, que durante dos minutos se detuvo como señal de respteto. Dejó dos hijos (otros tantos habían muerto de niños), uno de ellos, Oliver, ocupó el mismo cargo que su padre, secretario de Estado para las Colonias, entre 1951 y 1954.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el miércoles.

Qué fue de… David Jenkins: el atleta condenado por tráfico de anabolizantes

Jenkins (d), en una carrera (YOUTUBE).

Vamos a hablar hoy de un atleta que pasó por la cárcel por sus trapicheos con sustancias dopantes. Es David Jenkins.

¿Quién era?: Un atleta británico de los 70 y los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser medallista olímpico con el equipo británico de 4×400 y campeón de Europa de la distancia.

¿Qué fue de él?: Jenkins se retiró del atletismo a principios de los 80. Desde antes incluso de retirarse empezó a trabajar fuera de las pistas. Tuvo un cargo de responsabilidad en Reebok, y fue uno de los introductores de la marca de Bolton en Estados Unidos. A finales de los 80 creó una empresa de suplementos de nutrición, y desde entonces se ha dedicado a negocios de este sector (barritas de proteínas, batidos, etc.).

¿Sabías qué…?: Nació en Trinidad y Tobago, donde su padre trabajaba en una refinería de petróleo.

Imagen reciente de Jenkins (WIKIPEDIA).

– Criado en Edimburgo, a nivel internacional representó a Gran Bretaña y en Juegos de la Commonwealth, a Escocia.

– Durante 12 años ostentó el récord británico de los 400 metros.

– En 1987 fue condenado por traficar con anabolizantes para introducirlos en Estados Unidos, por un valor de 100 millones de dólares.

– Sólo pasó 10 meses en prisión.

– Al salir de la cárcel fundó una empresa de nutrición deportiva.

– Tras retirarse, admitió haberse dopado durante su carrera profesional.

– Un hermano suyo llamado Roger también fue atleta y se dedica al sector financiero. Durante algunos años, cuando fue directivo del Barclays Bank, fue el banquero mejor pagado de la City londinense.

– David Jenkins reside actualmente en California.

– Ha sido socio de Dan Duchaine, un famoso culturista estadounidense considerado como el ‘gurú de los esteroides’.

Biografía, palmarés, estadísticas: David Andrew Jenkins nació el 25 de mayo de 1952 en Pointe-à-Pierre, Trinidad y Tobago. En su palmarés tiene la plata olímpica del 4×400 en los Juegos de Múnich 72, dos oros y una plata olímpicas y una plata y un bronce en una Universiada, entre otros logros.

Quién fue… David Burghley: el ‘lord’ que fue oro olímpico y testigo del ‘Black Power’

David Burghley, en 1924 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con atletismo y lo vamos a hacer de la mano de un atleta del primer tercio del pasado siglo, que muchos años después de sus éxitos tendría cierto protagonismo en una de las escenas más famosas de la historia del olimpismo. Es David Burghley.

David George Brownlow Cecil nació el 9 de febrero de 1905 en Stamford, Inglaterra. Era el hijo mayor de William Thomas Brownlow Cecil, también conocido como Lord Burghley o marqués de Exeter.

El joven David, que adoptó el nombre de su título nobiliario (convirtiéndose en David Burghley), estudió en Suiza y en Eton, para luego ingresar en Cambridge.

Fue en esta universidad donde empezó a competir en atletismo. En Cambridge coincidió con el mítico Harold Abrahams, uno de los atletas que inspiró la película Carros de Fuego. En la película hay una escena en la que Abrahams y un joven estudiante aristócrata se retan en una peculiar carrera: recorrer el patio central del Trinity College antes de que el reloj de esta casa marcara las doce campanadas, hecho que nadie había logrado. En la película, Abrahams lo consigue por delante de su amigo el aristócrata. Esta escena es una adaptación muy libre de lo que ocurrió en realidad: que fue David Burghley el que disputó ese reto y el que logró batirlo. De hecho, Harold Abrahams nunca lo intentó. Cuando la película se rodó, Burghley se enteró de la ‘manipulación’ de los guionistas y no dio su consentimiento al uso de su nombre, así que se inventaron un personaje: lord Andrew Lindsay, que está inspirado en el protagonista de hoy.

Lord Burghley, con chaqueta roja, en el famoso momento de la protesta del ‘Black Power’ (WIKIPEDIA).

Más allá de esta anécdota, os contaré que David Burghley era especialista en vallas, y acudió a los Juegos de París de 1924 con el equipo británico, aunque quedó eliminado en la primera fase de los 110 metros vallas. Cuatro años después repitió en Amsterdam 1928. Quedó fuera de la final de los 110 vallas, pero ganó el oro en la prueba de los 400 vallas, superando a los favoritos, los estadounidenses.

En 1931 fue elegido miembro del Parlamento, lo cual no impidió que en 1932 participara en los Juegos de Los Ángeles, donde sumó una medalla olímpica más: la plata en los 4×400. En 1933 fue elegido miembro del COI y en 1936, de la Asociación Olímpica Británica. Combinó cargos políticos con deportivos. Así, fue gobernador de las Bermudas y durante muchos años, presidente de la IAAF, la Federación internacional de Atletismo. Precisamente gracias a este cargo protagonizó otra de sus curiosas anécdotas.

Lord Burghley fue uno de los encargados de entregar las medallas de la prueba de los 200 metros lisos en los Juegos de México 1968. Esa entrega fue muy especial porque Tommie Smith, oro, y John Carlos, bronce, desafiaron al establishment subiendo al podio descalzos, bajando la cabeza y alzando un puño enguantado en negro como muestra de lo que se llamaría ‘Black Power’ o movimiento por los derechos de los afroamericanos. Posteriormente, preguntado por la prensa por qué pensó cuando vio a los atletas americanos con guantes negros, Burghley respondió con perfecta flema británica: “Pensé que se habían herido en la mano”.

Lord Burghley falleció el 22 de octubre de 1981 en Stamford, a los 76 años de edad.

Espero que os haya gustado esta historia. Hasta el miércoles.

Quién fue… Sam Mussabini: el fabricante de medallistas olímpicos

Retrato de Mussabini (WIKIPEDIA).

El año pasado os hablé en este blog de uno de los héroes de la película Carros de Fuego. En concreto, de Harold Abrahams, atleta que logró el oro en los Juegos de París de 1924 en los 100 metros lisos. En aquella ocasión os hablé del protagonista de hoy, que fue uno de los artífices de aquella victoria. En efecto, os voy a hablar hoy del fabricante de medallistas olímpicos Sam Mussabini.

El 6 de agosto de 1867 nació en Blackheath (Londres), Scipio Africanus Mussabini. Nació en una familia de origen sirio, turco, italiano y francés. Su padre era periodista y Sam, como se le llamaba afectuosamente, se educó en Francia. Al regresar a Inglaterra siguió los pasos profesionales de su padre y se hizo periodista. En la década de los 90 se empleó como corredor de cortas distancias, y a mediados de esa época se convirtió en entrenador deportivo, lo que compaginaba con su profesión. Además, era un consumado jugador de billar y llegó a escribir un libro sobre este juego, además de dirigir una revista especializada y ser árbitro.

Se puede considerar que Mussabini fue uno de los primeros entrenadores modernos, en tanto aportó a su tarea novedosas técnicas, como por ejemplo, el uso de la fotografía para analizar el movimiento de sus pupilos. Esta idea surgió de su trabajo como periodista.

Como os decía, su primera experiencia llegó en 1894, y fue a cargo de la compañía Dunlop para entrenar al ciclista Bert Harris, al que consiguió hacer campeón de su país. Con los atletas empezó a trabajar ya arrancado el siglo XX. Uno de sus primeros pupilos fue el sudafricano Reggie Walker, al que formó de cara a los Juegos de Londres de 1908. Fue su primer éxito, ya que Walker ganó el oro en los 100 metros lisos. Cuatro años después, en 1912, se hizo cargo de Willie Applegarth, un atleta que compitió en distancias cortas en los Juegos de Estocolmo. También tuvo éxito con él, porque logró el oro en el 4×100 para Gran Bretaña y el bronce en los 200 metros.

Sam Mussabini, junto a Willie Applegarth en 1912 (WIKIPEDIA).

En 1913 fue nombrado entrenador de un club de atletismo, los Polytechnic Harriers, cargo que no dejaría ya hasta su muerte.

Para los Juegos de 1920 tenía dos pupilos. Eran Albert Hill, mediofondista, y Harry Edward, esprínter. Y también triunfaron: Hill logró el oro en los 800 metros y en los 1.500, mientras que Edward se hizo con el bronce en los 100 metros.

Cuatro años después, en 1924, llegó el éxito que más famoso hizo a Mussabini. Se hizo cargo del joven judío Harold Abrahams en 1923, a petición del propio atleta. Tras trabajar con él decidió que debía centrarse en la prueba de los 100 metros en los Juegos de París, en lugar de la de 200 metros. Tras perfeccionar su salida y su zancada, Abrahams ganó contra todo pronóstico la prueba de los 100 metros lisos.

Menos de tres años después, el 12 de marzo de 1927, Mussabini fallecía debido a complicaciones de la diabetes que sufría. Un año después, en los Juegos de Amsterdam, todavía hubo pupilos suyos que ganaron medallas.

Sam Mussabini, que fue encarnado por Ian Holm en Carros de fuego, da nombre a un premio que se otorga cada año al mejor entrenador británico del año. Además, desde 2011 pertenece al Salón de la Fama del Atletismo británico.

Por último, os dejo con la frase más famosa de Mussabini, que a la vez era su principal consejo a sus atletas: “Piensa sólo en dos cosas: la pistola y la cinta. Cuando escuches la primera, corre con todas tus fuerzas hasta que rompas la segunda”.

Espero que os haya gustado el post. Hasta el miércoles.

Quién fue… Philip John Noel-Baker: la única persona que fue medallista olímpico y premio Nobel

Noel-Baker, en los Juegos de Amberes en 1920 (YOUTUBE).

Para un deportista, ser medallista olímpico es uno de los mayores logros posibles. Para un político, ser premio Nobel de la Paz es una hazaña al alcance de pocos. Hoy os voy a hablar de una persona que logró ambas cosas. Es Philip John Noel-Baker.

El 1 de noviembre de 1889 nacía en Brondesbury Park, Londres, Philip John Noel-Baker. Era el sexto hijo de los siete que tuvieron la pareja formada por el canadiense Joseph Allan Baker, ingeniero y político del Partido Liberal, y la escocesa Elizabeth Balmer Moscrip.

Estudió en Cambridge, donde tuvo sus primeros contactos con el atletismo. De hecho, fue presidente del Cambridge University Athletic Club.

En 1912 participó en sus primeros Juegos Olímpicos, en Estocolmo, en las pruebas de 800 y 1.500 metros. En esta última distancia fue finalista. En la Primera Guerra Mundial estuvo en Francia e Italia, como conductor de ambulancias.

En 1920, ya en su madurez como deportista, acudió como abanderado del equipo británico a los Juegos de Amberes. También compitió en 800 y 1.500. En esta distancia logró la medalla de plata, al entrar por detrás de su compatriota Albert Hill. Cuatro años después acudiría como capitán a los Juegos de París, pero sin competir.

Noel-Baker, en 1942 (WIKIPEDIA).

Fuera del aspecto deportivo, Noel-Baker vivió de cerca la fundación de la Liga de las Naciones, puesto que fue asistente de su primer secretario general. En 1924 fue nombrado responsable de relaciones internacionales de la Universidad de Londres, cargo que ocupó hasta 1929, año en el que fue elegido diputado por el Partido Laborista.

En 1937, fue elegido miembro del Comité Nacional Ejecutivo del Partido Laborista y durante la II Guerra Mundial ocupó el cargo de secretario parlamentario del Ministerio de Transporte de Guerra, y posteriormente ministro de Asuntos Exteriores. Tras la guerra fue secretario de Estado del Aire y secretario de Estado de Relaciones con la Commonwealth.

En 1948 asumió la dirección de la organización de los Juegos Olímpicos de Londres. Luego fue ministro de Energía y Combustible. Formó parte de la delegación británica que participó en la fundación de las Naciones Unidas y fue secretario general del Partido Laborista. En los años 50 luchó activamente por el desarme nuclear multilateral, esfuerzos por los que en 1959 se le concedió el premio Nobel de la Paz. En 1977 fue nombrado barón y siguió con su activismo antinuclear hasta su muerte, el 8 de octubre de 1982 en Westminster.

Hasta el miércoles.