Entradas etiquetadas como ‘mexico’

Quién fue… Manuel Raga: el primer extranjero en un ‘draft’ de la NBA

Raga, con la camiseta del Ignis Varese en 1972 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con un jugador que tiene un hueco en la historia del baloncesto por ser el primer extranjero que fue incluido en un draft de la NBA, pese a que no llegó a jugar ni un minuto en la mejor liga de baloncesto del mundo. Es Manuel Raga.

Manuel Raga Navarro nació el 14 de marzo de 1944 en Aldama, Tamaulipas, México. Con 1,88 de estatura, Raga empezó a jugar en el Villa Aldama de su ciudad natal en 1963.

Cinco años después, Raga recaló en el baloncesto italiano, en concreto en el Ignis Varese, uno de los clásicos del pallacanestro. En Italia se convirtió en uno de los ídolos de la afición, debido entre otras cosas a su potentísimo salto vertical (se alzaba 1,10 metros), lo que le valió el sobrenombre de ‘El Mexicano Volador’. Tras hacer dos dobletes de Liga y Copa seguidos en 1969 y 1970 y proclamarse campeón de Europa este último año, Raga fue incluido en el draft de la NBA de 1970, convirtiéndose en el primer extranjero en lograrlo.

Fue elegido en décima ronda, puesto 167, por los Atlanta Hawks. No obstante, Raga no quiso jugar en la NBA, porque no quería ser suplente y porque Varese, por aquel entonces, le pagaba mucho.

Prolongó su carrera en Varese hasta 1974, añadiendo a su palmarés otro doblete Liga-Copa y dos Copas de Europa más. Se fue a Suiza para jugar en el Lugano, donde jugó cinco temporadas, ganando tres ligas y una copa helvéticas. En Suiza nació uno de sus hijos, Manuel Júnior, que también jugó de manera profesional.

Elegido mejor jugador mexicano del siglo XX y nombrado en 2008 como uno de los grandes contribuidores de la historia de la Euroliga, ahora reside en Tamaulipas, donde preside un equipo de baloncesto local.

Os dejo con un brevísimo vídeo de Manuel Raga en acción:

Buena semana, nos vemos el jueves.

Quién fue… Salvador Sánchez: la tragedia del que pudo ser el mejor boxeador mexicano de la historia

Salvador Sánchez (WIKIPEDIA).

Siempre digo que el boxeo es un deporte que deja grandes historias, pero también grandes tragedias. Hoy vamos a hablar de un púgil que pudo ser el más grande de su categoría y de su país, pero al que la desgracia apartó de la gloria. Es Salvador Sánchez.

El día 26 de enero de 1959 nacía en Santiago Tianguistenco, México, Salvador Sánchez Narváez. Hijo de una familia de campesinos, Salvador se interesó primero por la lucha libre, tan popular en su país, pero Agustín Palacios Rivera, un entrenador local, lo descubrió y lo encaminó hacia el noble arte del pugilato.

Tras tres años entrenando, Palacios lo hizo debutar como profesional con tan solo 16 años, en Veracruz, en los pesos gallo. Fue el 4 de mayo de 1975. Ganó por KO a Al Gardeno. Un año después, en mayo de 1976, Sánchez ganaba su undécima pelea consecutiva, ya en la ciudad de México. Diez de las victorias fueron por KO. Su primera derrota llegó el 9 de septiembre de 1977, en Mazatlán ante Antonio Becerra. Estaba en juego el título mexicano de la categoría, pero Salvador cayó por puntos. Nunca más volvería a perder un combate.

Sánchez subió de categoría, a los pesos pluma, y con una racha triunfal, lo que le permitió enfrentarse al estadounidense Danny López por el título mundial de la categoría. Fue el 2 de febrero de 1980 en Phoenix, Arizona. Sánchez sorprendió a todos y derrotó por KO técnico al campeón.

Portada dedicada a Salvador Sánchez en 1982 (Big Book of Boxing).

Dos meses después, otro estadounidense, Ruben Castillo, le retó, pero Sánchez defendió el título. Y el 21 de junio, Danny López quiso la revancha en el Caesar’s Palace de Las Vegas, pero Sánchez también le venció por KO técnico.

Tras cuatro defensas más, el campeón junior, Wilfredo ‘Bazooka’ Gómez, puertorriqueño, lo retó para quitarle el título, el 21 de agosto del 81 en Las Vegas. El resultado, KO a favor del mexicano. Sánchez superaría tres defensas más, ante el británico Pat Cowdell, ante su compatriota Jorge García y ante el ghanés Azumah Nelson, el 21 de julio de 1982 en el Madison Square Garden de Nueva York. Sería el último combate de su vida.

Unas semanas después, en la madrugada del 12 de agosto de 1982, Salvador Sánchez se estrelló con su Porsche 928 de color blanco contra un camión cuando trataba de realizar un adelantamiento a unos 12 km de la ciudad de Querétaro. Murió en el acto. Tenía 23 años.

Su muerte causó una profunda conmoción en México, porque la afición azteca veía cómo desaparecía el que estaba llamado a ser el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos. Su funeral, multitudinario, fue televisado en directo para todo el país.

A Salvador Sánchez le sobrevivieron dos hijos, Omar y Christian. Además, desde el primer aniversario de su muerte se celebra un festival pugilístico que lleva su nombre. En 1991 fue inducido en el Salón de la Fama del boxeo mundial y en 1999, The Associated Press lo eligió como el tercer mejor boxeador de su categoría en el siglo XX.

Os dejo con el vídeo del combate de Sánchez con Wilfredo Gómez:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Hugo Sánchez: héroe y villano en Madrid

Cromo de Hugo Sánchez de 1989 (PANINI).

Hace poco me preguntaron cómo podía ser que no hubiera escrito aún sobre el protagonista de hoy. A veces renuncio a escribir sobre exdeportistas muy famosos porque considero que están localizados casi siempre. Fue el caso del protagonista de hoy durante su paso por los banquillos. Pero pese a que sea relativamente habitual verle en medios de comunicación, creo que merece con creces su artículo. Es Hugo Sánchez.

¿Quién era?: Un delantero mexicano de mediados de los 70 a mediados de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los mejores delanteros que ha jugado nunca en nuestra Liga, por su prolífica carrera en el Real Madrid, previo paso por el Atlético de Madrid, y por jugar también en el Rayo Vallecano, además de por ser considerado por muchos como el mejor jugador mexicano de la historia.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1997 en el Celaya de su país. Pasó una etapa como entrenador entre 2000 y 2012, que le llevó a entrenar a los Pimas de laUNAM, a su selección y en España, al Almería. En la actualidad, es columnista en el diario deportivo mexiano Esto, en el que escribe artículos en un espacio llamado ‘Ajo y Agua’. También comenta partidos para ESPN y tiene una Fundación con su nombre en San Diego, California, destinada a formar futbolísticamente a jóvenes. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Sólo Telmo Zarra (6) ha sido más veces ‘pichichi’ que él. Comparte este honor con Di Stéfano y Quini.

– Por este motivo, en su país es también conocido como el ‘Pentapichichi’.

– Su rasgo más característico era la voltereta que daba cada vez que marcaba un gol. Es un recuerdo a una hermana suya, que llegó a competir en los Juegos Olímpicos de Montreal en gimnasia.

Imagen reciente de Hugo Sánchez (WIKIPEDIA).

– Era un delantero muy acrobático, especialista en chilenas. Además, se autoproclama inventor del remate del ‘escorpión’, saltando hacia adelante y golpeando la pelota con los pies por detrás de la cabeza.

– También era un extraordinario lanzador de penaltis.

– Tuvo un hijo que fue futbolista profesional y falleció en 2014, a los 30 años, a causa de un escape de gas.

– Es el sexto máximo goleador de la historia del Real Madrid, tras Cristiano Ronaldo, Raúl González, Alfredo di Stéfano, Carlos Santillana y Ferenc Puskás.

– Además, es el cuarto máximo goleador de la historia de la Liga, por detrás de Messi, Cristiano y Zarra.

– En 1999 fue elegido mejor jugador de la historia de la zona CONCACAF (esto es, Norte y Centroamérica).

– Mide 1,75 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Hugo Sánchez Márquez nació el 11 de julio de 1958 en México DF, México. Debutó como profesional en 1976 en los Pumas de la UNAM. En 1979 fue cedido a los San Diego Sockers de la NASL. En 1981 lo fichó el Atlético de Madrid, y en 1985 se fue al Real Madrid. En el equipo blanco estuvo hasta 1992, cuando se fue al América. Al año siguiente regresó a España para jugar en el Rayo Vallecano. En 1994 firmó por el Atlante mexicano y en 1995 por el Linz austríaco. En 1996 jugó en los Dallas Burn y en 1997 en el Celaya, donde se retiró en 1997. En su palmarés tiene dos ligas, una Champions de la CONCACAF y una Copa Interamericana con los Pumas. Una Copa del Rey con el Atleti. Cinco Ligas, tres Supercopas de España, una Copa del Rey y una Copa de la UEFA con el Real Madrid y una Liga austríaca con el Linz. Con México jugó 58 partidos y marcó 29 goles y ganó una Copa de Oro de la CONCACAF.

Os dejo un vídeo con algunos de sus mejores goles:

Hasta mañana.

Quién fue… Leonardo Cuéllar: de icono ‘hippie’ a entrenador homófobo

Cromo de Cuéllar de 1978 (PANINI).

Si pensamos en jugadores con mucho pelo, a lo afro, pensamos en futbolistas como Marouane Fellaini o David Luiz. En los 70, había uno del estilo, un jugador que era todo un icono ‘hippie’ y uno de los futbolistas más famosos de Norteamérica: Leonardo Cuéllar.

Leonardo Cuéllar Rivera nació el 14 de enero de 1954 en la ciudad de México. Con 18 años debutó con los Pumas de la UNAM (la Universidad Nacional Autónoma de México), como centrocampista. Por su buen juego y técnica, apenas un año después, con 19 años de edad, fue convocado por primera vez por la selección nacional de México.

Tras siete años en los Pumas, en 1979 se convirtió en el primer jugador de este equipo que se iba al extranjero a jugar, si bien no lo hizo muy lejos: a la ciudad más meridional de California, para jugar en los San Diego Sockers de la NASL.

Un año antes había formado parte de la selección que jugó el Mundial de Argentina. El peculiar peinado de Cuéllar, así como su poblada barba, lo convirtieron en un icono de su época y su ‘look’ lo convirtió en uno de los futbolistas más conocidos de Norteamérica y sobre todo, de México, donde se ganó el sobrenombre de ‘el León de la Metro’.

Remate acrobático de Cuéllar con su selección (WIKIPEDIA).

En 1981 regresó a México para jugar en los Atletas Campesinos y en 1982 volvió a California, pero esta vez a San Jose, para jugar en los Earthquakes, donde se retiró en 1984.

14 años después de su retirada, Leonardo Cuéllar regresó al fútbol, pero esta vez para hacerlo como entrenador. Se hizo cargo de la selección femenina de México, con la que compitió en tres Mundiales y unos Juegos Olímpicos, los de Atenas 2004. El año pasado dejó el puesto y se convirtió en entrenador del equipo femenino del Club América.

Pero el año pasado, Cuéllar se vio envuelto en una polémica cuando dos jugadoras internacionales mexicanas, Bianca Sierra y Stephany Mayor, lo acusaron de homofobia. Las dos futbolistas mantienen una relación sentimental desde 2013, y aseguraron que en 2015, en un torneo preparatorio para el Mundial 2015, Cuéllar dio una charla a sus jugadoras en la que, sin referirse directamente a ellas, dijo “A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguro“. Aguantaron el Mundial porque sus compañeras las apoyaron, pero al acabar el torneo, decidieron dejar la selección. Hoy están jugando en Islandia.

Os dejo con un vídeo de un gol de Cuéllar:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Guille Franco: del fútbol de élite al negocio de la chatarra

Guille Franco, en acción con el Villarreal (Archivo 20minutos).

Retomamos la semana con un jugador que pasó por nuestra Liga y que tras colgar las botas, ha dirigido sus pasos a caminos muy diferentes. Es Guille Franco.

¿Quién era?: Un delantero mexicano de origen argentino de mediados de los 90 a mediados de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por su paso por el Villarreal, y a nivel global, por ser internacional con su país de adopción.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2012 en las filas del Chicago Fire de la MLS. En la actualidad vive alejado del mundo del fútbol y tiene un negocio de compraventa de chatarra metálica.

¿Sabías qué…?: Llegó a México en 2002 y en 2004 se nacionalizó mexicano.

– Debutó con el ‘Tri’ en 2005.

– Estuvo en los Mundiales de 2006 y 2010. En éste último jugó todos los partidos que disputó México.

– Estaba en la selección mexicana que ganó la Copa de Oro de la CONCACAF en 2009. De hecho, marcó el último gol del torneo, el 5-0 de la goleada del ‘Tri’ a Estados Unidos en la final.

Franco, entrenando con el West Ham (WIKIPEDIA).

– Llegó al Villarreal de la mano de Manuel Pellegrini, que lo tuvo a su cargo en San Lorenzo.

– Con el club castellonense marcó 14 goles.

– En España no ocupó plaza de extranjero a partir de 2007 gracias a que obtuvo premiso de residencia en la UE merced al pasaporte italiano de su mujer.

– Su presencia en la selección mexicana provocó alguna crítica por haber nacido en otro país. Franco calificó estas críticas de “estupidez” y citó el ejemplo de su compañero del Villarreal Marcos Senna en la selección española.

– En la temporada 2014/2015 jugó con los Monterrey Flash al ‘fútbol rápido’, una modalidad que aúna el fútbol y el fútbol sala.

– Mide 1,84 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Guillermo Luis Franco Farquarson nació el 3 de noviembre de 1976 en Corrientes, Argentina. Debutó como profesional en 1995 en San Lorenzo de Almagro. En 2002 emigró a México para jugar en el Monterrey. En 2006 recaló en el Villarreal, donde pasó tres temporadas. Jugó un año en el West Ham inglés y en 2010 fichó por Vélez Sarsfield. En 2012 jugó en Pachuca y ese mismo año se fue al Chicago Fire, donde colgó las botas. En su palmarés tiene un Clausura con San Lorenzo y otro con Vélez, además de un Mercosur con los ‘cuervos’. Con Monterrey ganó un Clausura. Con México jugó 25 partidos y marcó 8 goles, y ganó la Copa de Oro de la CONCACAF en 2009.

Os dejo con un vídeo de goles de Franco:

Hasta mañana.

Camisetas para la historia. Pumas UNAM

Camiseta actual de los Pumas de la UNAM (pumas.mx)

Hoy vamos a hablar de una de las camisetas de fútbol más reconocibles del mundo. Seguramente ayude a que se caracterice por que el escudo del club es lo principal en su diseño desde hace casi 40 años, y encima haciendo referencia al nombre del club. Hablemos de la camiseta de los Pumas de la UNAM.

En 1954 se fundó un club de fútbol en la Universidad Nacional Autónoma de México. Adoptaron los colores azul y dorado de la universidad estadounidense de Notre Dame, y pronto sus jugadores empezaron a ser conocidos como ‘pumas’, merced al apelativo que usaba el entrenador Roberto ‘Tapatío’ Méndez para motivar a sus chicos. Esto fue a mediados de los 60. El mote caló tanto entre el público que se adoptó como nombre oficial no sólo del club de fútbol, sino de todos los clubes deportivos de la universidad.

El escudo del club era una cabeza de puma superpuesta en un balón. En septiembre de 1973, el club estrenó un nuevo logo, ideado por Manuel Andrade. Era una cabeza de puma, pero más esquemática: La línea de los ojos y la nariz del puma forman una ‘U’ de ‘universidad’, mientras que esta ‘u’ y la línea horizontal que representa la boca del animal simboliza una copa, como sinónimo de triunfo. Se decidió estamparla en tamaño muy grande en el centro de la camiseta. El éxito fue inmediato, y hasta ahora…

En la década de los 80, los uniformes los confeccionaba la firma mexicana Garcis. Entre 1990 y 1995, Adidas. Entre 1995 y 2002, Nike. Entre 2002 y 2009, la italiana Lotto. Entre 2009 y 2013, con un acierto maravilloso, la alemana Puma. Desde 2014, Nike vuelve a ser el fabricante. La cabeza de puma se ha mantenido invariable en los uniformes del club, bien en azul, en blanco o en dorado, incluso en los uniformes de los porteros.

Curiosamente, este logo tiene un pleito detrás. Manuel Andrade no fue reconocido como creador de un logo que según éste tiene más de 10.000 usos. Hace unos meses ha denunciado a la UNAM, exigiendo el pago retroactivo de sus derechos de autor, que según Andrade ascienden a 50 millones de dólares. Desde 2016, le pagan 5.000 pesos mexicanos (unos 245 euros) por cada partido de casa, además de regalarle dos entradas, aunque Andrade exige más. Veremos en qué queda la cosa.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Escudos y logos. Xolos de Tijuana y un perro de una raza muy especial

Escudo de los Xolos de Tijuana (WIKIPEDIA).

Escudo de los Xolos de Tijuana (WIKIPEDIA).

En el artículo de esta semana dedicado a los escudos y logos vamos a hablar de un equipo mexicano y de un escudo muy peculiar. Viajamos hasta Baja California para conocer los detalles del logo del Club Tijuana, más conocidos como ‘Xolos’.

Se trata de un club bastante joven, puesto que no tiene ni diez años de antigüedad. Fue fundado en 2007. El nombre oficial del club es Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente, aunque todo el mundo los llama ‘Xolos‘. Lo de ‘caliente’ es por el nombre del estadio. Pero, ¿qué diablos es ese trabalenguas de ‘xoloitzcuintles’?

Pues es ni más ni menos que una raza de perro. Es una raza endémica de México y sobre todo, del noroeste del país. La principal característica de este animal es que no tiene pelo. Se conoce su existencia desde hace más de 3.000 años, y en la cultura azteca tenían gran importancia, ya que se le consideraba sagrado porque su cometido era guiar a los difuntos al más allá. De hecho, también se le conoce como ‘perro azteca’.

Cabeza de un ejemplar de xoloitzcuintle.

Cabeza de un ejemplar de xoloitzcuintle (WIKIPEDIA).

Este animal, que en su variedad estándar tiene un peso de entre 11 y 18 kilos y un tamaño de entre 50 y 75 cm, estuvo a punto de desaparecer, pero la Federación Canófila Mexicana lo salvó gracias a un intenso trabajo de protección.

Así, por su especial importancia, el club decidió incorporar una cabeza de ‘xolo’ en su escudo.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Quién fue… Salvador ‘Chava’ Reyes: jugar un partido con 71 años

Reyes, antes del comienzo de su partido de homenaje (YOUTUBE).

Reyes, antes del comienzo de su partido de homenaje (YOUTUBE).

Vamos a cerrar la semana viajando a México (virtualmente, claro está), para hablar sobre una leyenda del equipo más seguido del país azteca: El CD Guadalajara, más conocido como Chivas (de hecho, ningún equipo del mundo tiene más seguidores en su país que Chivas en México). Os hablo de Salvador ‘Chava’ Reyes.

Salvador Reyes Monteón nació el 20 de septiembre de 1936 en Guadalajara, Jalisco, México. Era hijo de Luis Reyes, que jugó en Chivas durante la década de los 40. Tras ser recogepelotas del equipo rojiblanco, en 1953 fue fichado por el equipo de sus amores. Debutó con 16 años.

Apodado ‘Chava’, Salvador Reyes disputó 14 temporadas con Chivas. Ganó su primera Liga en 1957 y en total, logró siete títulos con el equipo de Guadalajara. Delantero, durante su etapa en Chivas marcó 122 goles, convirtiéndose en el máximo goleador liguero de la historia del club (luego sería destronado por Omar Bravo).

Estas cifras lo conviertieron de manera inmediata en una leyenda del club. Cuando dejó Chivas, jugó en Estados Unidos, en el Laguna y en el San Luis, donde se retiró en 1972. Además, ‘Chava’ Reyes fue una estrella de la selección mexicana. Jugó 49 partidos con el ‘Tri’ y marcó 14 goles. Además, estuvo en los Mundiales de 1958, 1962 y 1966.

Tras colgar las botas, Reyes fue entrenador. Dirigió al San Luis, al Atléticos Campesinos, a los Tigres de la UANL, a los Cuerudos de Victoria y a los Serranos de Teziutlán. También fue seleccionador sub 19.

Cartel del homenaje a 'Chava' Reyes (YOUTUBE)

Cartel del homenaje a ‘Chava’ Reyes (YOUTUBE)

Pero supongo que querréis conocer la historia que me ha servido para titular este artículo. Allá vamos. El 19 de enero de 2008, Chivas quiso homenajear a la generación de futbolistas que puso al club de Jalisco en el número 1. Pero lo hizo de una manera muy especial. Era el primer partido del torneo Clausura de ese año y Chivas recibía a los Pumas de la UNAM. En la convocatoria, un jugador muy especial: Salvador Reyes, delantero centro, 71 años de edad. Sí, amigos, el homenaje fue meter a ‘Chava’ Reyes en el once inicial y convertirlo así en el jugador de más edad en jugar un partido oficial.

Con el beneplácito de los Pumas y de la competición, Salvador Reyes, dorsal 57 a la espalda, disputó 50 segundos y tocó tres balones en aquel partido. Curiosamente, lo sustituyó Omar Bravo, el jugador que pocos meses antes le había quitado el título honorífico de máximo goleador de la historia de Chivas. Otra curiosidad más. Aquel partido lo vio Luis Reyes, el padre el Chava, que fallecería ocho días después. Y también estaba presente Salvador Reyes de la Peña, hijo del homenajeado, que fue futbolista profesional (con menos éxito) y que jugó en Chivas la temporada 95/96.

Casi cinco años después, el 29 de diciembre de 2012, Salvador Reyes Monteón fallecía en Guadalajara a causa de un cáncer de colon. Se iba así la principal leyenda del equipo del mundo más querido en su país.

Así fue el homenaje a ‘Chava’ Reyes:

No quiero dejar de recomendaros este excelente artículo de Andrés Cabrera para El Enganche sobre Salvador Reyes, que fue el que me dio la pista para este artículo.

Buen fin de semana.

Camisetas para la historia: cuando México vistió de blanquiazul en 1950

México, posando antes de jugar ante Suiza en 1950 (YOUTUBE).

México, posando antes de jugar ante Suiza en 1950 (YOUTUBE).

Seguimos repasando camisetas extrañas en la historia de los Mundiales y hoy nos vamos a remontar a la primera Copa del Mundo tras la II Guerra Mundial, la que se disputó en Brasil en el año 1950.

En el Grupo A de aquella cita jugaban la anfitriona, Brasil, Yugoslavia, México y Suiza. En aquel entonces, no todas las selecciones visten como ahora. Por ejemplo, como vimos hace mucho, Brasil vestía toda de blanco. La selección de México, por su parte, aún no vestía de verde, como ahora, sino que su camiseta era de color granate.

En la última jornada de aquel Grupo A se enfrentaban Suiza y México en el Estádio dos Eucaliptos, en Porto Alegre. Ambas selecciones estaban eliminadas. El partido empezó 25 minutos más tarde de lo debido. El motivo, que Suiza no llevaba otro uniforme que su tradicional camiseta roja y México su camiseta granate. El árbitro sueco Ivan Eklind mostró su disconformidad, así que una de las dos selecciones tenía que cambiar de indumentaria.

La solución era que uno de los dos equipos usara la camiseta blanquiazul de un equipo local, el Cruzeiro de Porto Alegre. Hubo un sorteo y ganaron los mexicanos, pese a lo cual, en un gesto de caballerosidad, declinaron el privilegio y fueron ellos los que cambiaron de uniforme. El resultado fue de 2-1 para los suizos.

Os dejo con un resumen del partido:

Hasta mañana.

Atuendos para la historia: las máscaras de lucha libre, el otro símbolo de México

Máscras mexicanas de lucha (WIKIPEDIA).

Máscras mexicanas de lucha (WIKIPEDIA).

Pues ya sabéis que en este blog, por regla general, no hablo de lucha libre, porque su consideración de deporte no está muy clara. Hemos hablado del tema en alguna ocasión. Pero ya sabéis que me gusta saltarme mis propias reglas y hoy vamos a hacer una excepción, otra vez. Vamos a hablar de las máscaras de lucha libre mexicana.

Este curioso elemento, curiosamente, no tiene su origen en México, sino en Estados Unidos. Aunque el uso de máscaras se puede relacionar en México con la civilización azteca, su uso en la lucha libre data de la década de los años 30. ‘Cyclone’ McKay, un luchador estadounidense, se puso en 1933 en contacto con Antonio Martínez, un mexicano dedicado a la confección de botas para boxeo. Su petición era singular: le pidió al artesano que le creara una máscara.

Tras un par de intentos, Antonio Martínez logró confeccionar una máscara de piel que se ajustaba como un guante al rostro del luchador. Dicen sus herederos que Martínez tomó 17 medidas (al parecer, secretas) de la cabeza de McKay y elaboró así la primera máscara de lucha libre. El siguiente paso fue que McKay empezó a pelear en México y su personaje enmascarado se convirtió en un ídolo de la afición mexicana. A partir de ahí, fueron muchos los luchadores que adoptaron la moda de llevar una máscara.

La máscara, además, se convirtió en elemento fundamental de la ‘personalidad’ del luchador, hasta el punto de que su identidad permanece secreta. La máscara se convierte en un elemento fundamental de este espectáculo, hasta el punto de que su pérdida (que un rival se la quite a otro) significa el retiro del luchador. Otros, ni siquiera eso. ‘El Santo’, el luchador más legendario de México, sólo se dejó ver sin máscara a muy avanzada edad y cuando murió, fue enterrado con ella.

Tanta es la fama de las máscaras de lucha libre que se han convertido en un símbolo más de México, siendo un ‘souvenir’ más. Su popularidad, además, ha crecido en los últimos años.

Hasta mañana.