BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘escocia’

Qué fue de… Robert Archibald: una torre escocesa en ACB y NBA

Archibald, en acción con Unicaja en un partido de la Euroliga de 2010 (Archivo 20minutos).

Vamos a hablar hoy de un jugador que pasó por las dos mejores ligas de baloncesto del mundo, lo cual no es moco de pavo, entre otras cosas porque procede de un país de escasa tradición baloncestística. Es Robert Archibald.

¿Quién era?: Un pívot escocés de la pasada década y principios de la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Por su paso por equipos españoles como Valencia, Joventut, Unicaja o Zaragoza, además de por jugar un par de temporadas en la NBA.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el CAI Zaragoza en 2012. En la actualidad reside en Illinois, Estados Unidos, donde es agente de seguros, en concreto de la firma State Farm. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Es el único escocés que ha jugado en la NBA.

– En categoría juvenil jugó en la selección escocesa y en categoría sénior, con la británica.

Archibald pelea una pelota con San Emeterio en el Gran Bretaña-España de agosto de 2012, en la ronda preliminar de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (Archivo 20minutos).

– Con la selección de Reino Unido jugó dos Eurobaskets y unos Juegos Olímpicos, los de Londres 2012, tras los que se retiró.

– Fue elegido en segunda ronda del draft de 2002 por Memphis Grizzlies. En aquella ocasión, el número 1 fue para Yao Ming.

– En la NBA jugó bastante poco y promedió 1.2 puntos y 1.6 rebotes.

– Su mejor época como jugador profesional la vivió en Unicaja.

– Sin embargo, su primer título europeo lo logró con el Joventut: fue la Eurocup de 2006

– En la ACB promedió 6.9 puntos, 3.8 rebotes y una valoración media de 7.7.

– Es un apasionado del golf.

– Mide 2,11 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Robert Michael Archibald nació el 29 de marzo de 1980 en Paisley, Escocia. Formado en la Universidad de Illinois, entró en el draft de 2002, donde fue elegido por Memphis. Tras un año en los Grizzlies se fue a Phoenix Suns. En diciembre de 2003 fue traspasado a Orland Magic y solo una semana después, fue enviado a Toronto Raptors. En 2004 se vino al Valencia, para luego jugar en el Scavolini Pesaro italiano. En 2005 fichó por el Joventut, y dos años después se fue al Azovmash Mariupol ucraniano. En 2008 se fue a Unicaja Málaga y en 2011 al CAI Zaragoza, donde se retiró en 2012. En su palmarés tiene una FIBA Eurocup con Joventut y una Liga ucraniana con Azovmash.

Os dejo con un reportaje sobre Archibald:

Hasta mañana.

Quién fue… el Batallón de McCrae: los futbolistas escoceses que murieron en la Primera Guerra Mundial

Soldados del Batallón de McCrae (mccraesbattaliontrust.org.uk).

En 2014 os hablé de futbolistas que, con el estallido de la Gran Guerra, cambiaron las botas por los fusiles. Hoy os voy a hablar de una historia similar, la de un regimiento de deportistas escoceses, casi todos futbolistas, que cambiaron los terrenos de juego de su país por las embarradas trincheras del norte de Francia. Es la historia del Batallón de McCrae.

Cuando estalló la Guerra Mundial, se abrió el debate en Reino Unido sobre si los futbolistas debían dejar de jugar y alistarse en el ejército para luchar. El general Henry Rawlinson tuvo una idea: hacer un llamamiento no a personas concretas, sino a colectivos, a grupos de amigos, a grupos de profesionales, con la idea de que los amigos o los compañeros pelearan juntos. En Escocia, sir George McCrae, empresario de éxito convertido en político, quiso alimentar el 16º Batallón de los Royal Scots en 1914, e hizo un llamamiento en Edimburgo para captar voluntarios.

En plena liga escocesa, el Hearts of Midlothian era líder de la clasificación cuando llegó el llamamiento de McCrae. 16 jugadores se alistaron. Siguiendo su ejemplo, más de 500 hinchas hicieron lo mismo. También lo hicieron jugadores y aficionados del Hibernian y del Raith Rovers, así como algunos del Falkirk, del Dunfermline o del East Fife, más algunos jugadores de rugby y atletas locales.

Antes de la formación de este batallón, tres jugadores del Hearts habían acudido a la guerra: Neil Moreland, George Sinclair y Jimmy Speedie. Los dos primeros sobrevivieron a la guerra, pero Speedie murió el 25 de septiembre de 1915 en la baltalla de Loos.

El batallón McCrae, formado por unos 1.350 soldados en total, empezó su formación militar. Los jugadores del Hearts empezaron a perderse entrenamientos y al final acabaron perdiendo la liga ante el Celtic. Sea como fuere, en verano de 1915 se trasladaron a Yorkshire para la última fase de su formación y en enero de 1916 desembarcaron en Francia para entrar en combate.

Jimmy Todd, un jugador del Raith Rovers, fue el primer futbolista profesional del batallón McCrae en perder la vida, al ser alcanzado por metralla en Armentières, el 12 de marzo de 1916.

El batallón tomó parte en la terrible Batalla del Somme, que empezó el 1 de julio de 1916. En el primer día de combate, Duncan Currie, Ernest Ellis y Henry Wattie, los tres jugadores del Hearts, murieron. Wattie estaba considerado como uno de los mejores jugadores jóvenes de Escocia. Tenía 23 años y su cuerpo jamás fue recuperado. Ellis era inglés. Tenía una hija nacida después de su partida a Francia. Nunca la conoció.

Ese mismo 1 de julio, otros cuatro jugadores, Alfred Briggs, Paddy Crossan, James Hazeldean y Edward Maguire resultaron gravemente heridos. En total, cerca de 700 miembros del batallón McCrae no pasaron del primer día en el Somme. También murió el primer día Murdoch McLeod, que era famoso por haber ganado muchas competiciones de forzudos en Escocia. El último jugador del Hearst en perder la vida fue el portero James Boyd, que murió el 3 de agosto cuando el hospital de campaña en el que estaba, herido, fue bombardeado.

Mención aparte merece la historia de Bob Mercer, capitán del Hearts. Cuando se formó el batallón, fue rechazado a causa de una lesión en la rodilla. Aun así, en 1916 fue movilizado y entró en combate. En 1917 sufrió severas lesiones pulmonares por inhalación de gas, pero sobrevivió. En 1924, ya retirado, le convencieron para que participara en un partido de despedida ante el Selkirk. A los diez minutos de partido, Mercer se desplomó en el suelo. Había sufrido un ataque al corazón fulminante. Tenía 34 años.

Antes, el 9 de abril de 1922, el Hearts of Midlothian erigió un monumento, en concreto una torre-reloj, en Haymarket, Edimburgo, en honor de los 11 futbolistas del equipo que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial (tanto en el campo de batalla como posteriormente a causa de sus heridas), más todos los heridos. 65.000 personas acudieron a la inauguración del monumento.

En 2003 se publicó un libro sobre los miembros del Batallón McCrae, y al año siguiente, en Contalmaison, Francia, se erigió un cairn o túmulo funerario, típico de Escocia e Irlanda, en honor de los miembros del Batallón McCrae.

Si queréis más información, os recomiendo que visitéis la página del McCrae’s Battalion Trust.

Os dejo con un vídeo sobre aquellos héroes:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Colin Montgomerie, la estrella del golf que salió con Inés Sastre

Montgomerie, en el año 2000 (Archivo 20minutos).

Es muy difícil hablar de golfistas retirados, porque este deporte permite ser disfrutado a edades muy avanzadas. Pero cuando los golfistas se alejan de la élite, como es el caso, los asomo al blog para recordar sus figuras. Voya hablaros hoy de Colin Montgomerie.

¿Quién era?: Un golfista escocés de los 80, los 90, la pasada década y la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los mejores golfistas europeos de la historia y ser número 2 del mundo.

¿Qué fue de él?: Como os decía antes, los golfistas no se retiran del todo. De hecho, Montgomerie sigue jugando en categoría sénior (veteranos, vaya). Además, es presidente de la Golf Foundation, del London Scottish Club Golf. Tiene su propia fundación de lucha contra el cáncer, que lleva el nombre de su madre (murió de cáncer de pulmón), diseña campos de golf por todo el mundo y también tiene una academia con su nombre en Escocia.

¿Sabías qué…?: En el mundo del golf es conocido como ‘Monty’.

– Es el cuarto golfista con más victorias en torneos del tour europeo (31), sólo superado por Seve Ballesteros, Bernhard Langer y Tiger Woods.

Montgomerie, con el trofeo del Open de Francia de 2000 (ARCHIVO).

– Pese a su calidad, tiene cierta fama (merecida) de ‘poulidor’: nunca ganó uno de los cuatro ‘grandes’, pero fue subcampeón cinco veces: tres del US Open, una del British Open y una del campeonato de la PGA. En el Masters de Augusta, su mejor puesto fue el octavo.

– Está considerado como uno de los mejores jugadores de la historia de la Ryder Cup: la disputó ocho veces y nunca perdió un partido individual. Sólo Nick Faldo ha conseguido más puntos en la Ryder que él. Además, en 2010 lideró como capitán al equipo europeo que derrotó al estadounidense en Celtic Manor, Gales.

– Fue dos veces denunciado por exceso de velocidad.

– Ha estado dos veces casado y tiene tres hijos: Olivia, Venetia y Cameron.

– En 2004 mantuvo una relación sentimental con la supermodelo española Inés Sastre, justo cuando se divorció de su primera esposa, Eimear Wilson.

– Tiene una fortuna estimada de 55 millones de dólares.

– Es hincha del Rangers FC.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Colin Stuart Montgomerie nació el 23 de junio de 1963 en Glasgow, Escocia. Debutó como profesional en 1988. Ganó 31 torneos del tour europeo, 2 del asiático, y 6 del americano. En total, logró la victoria en 52 torneos.

Así da lecciones hoy el viejo Monty:

Hasta mañana.

Qué fue de… Don Hutchison: un gol suyo dio a Escocia la última victoria ante Inglaterra

Cromo de Hutchison con la camiseta de Escocia (PANINI).

Seguimos con personajes retirados y esta vez vamos a hablar de un futbolista que tuvo un momento de gloria muy concreto. Es Don Hutchison.

¿Quién era?: Un atacante escocés de finales de los 80 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolífica carrera en la Premier y por ser el autor del gol en la última victoria de Escocia ante Inglaterra, hace ya 18 años.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2008 en las filas del Luton Town. En la actualidad, es comentarista de televisión para BT y ESPN. Le podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Hutchison nació en Gateshead, Inglaterra, pero eligió jugar con Escocia por su padre, escocés y minero de profesión, con quien tenía una relación muy estrecha.

– Nunca jugó en un club escocés.

– Su momento de gloria lo alcanzó el 17 de noviembre de 1999 en Wembley. Escocia e Inglaterra se jugaban la repesca para acudir a la Eurocopa de 2000. En el partido de ida, en Hampden Park, los ‘tres leones’ se impusieron por 0-2 gracias a dos tantos de Paul Scholes. En la vuelta, en un abarrotado Wembley, Escocia puso contra las cuerdas a Inglaterra. Ganaron los visitantes 0-1 y el autor del único gol del encuentro fue Hutchison, de cabeza, en el minuto 39 de partido.

Imagen reciente de Hutchison (WIKIPEDIA).

– “La vez que más feliz vi a mi padre fue cuando ganamos a Inglaterra en Wembley gracias a mi gol”, dijo en una entrevista. “Jugar para Escocia por mi padre es una cosa que siempre quise porque le hacía sentirse orgulloso. Nunca olvidaré su cara cuando jugamos contra Inglaterra en Wembley”, afirmó.

– Su primer gol con Escocia fue ante otra selección potente: Alemania, y también como visitante (en el Weserstadion de Bremen y también único gol de la victoria de Escocia).

– Marcó seis goles en otros tantos partidos con Escocia. Todos ellos se saldaron con victoria del ‘Tartan Army’.

– Es uno de los miembros del selecto club de 44 de jugadores que han vestido las camisetas del Liverpool y del Everton.

– Su pareja actual es Nicola Stott, modelo y exchica de la página 3 de ‘The Sun’.

– Tiene tres hijos, dos con Stott y uno de una relación anterior.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Donald Hutchison nació el 9 de mayo de 1971 en Gateshead, Inglaterra. Debutó como profesional en 1989 en el Hartlepool United. Entre 1990 y 1994 jugó en el Liverpool. Luego pasó dos años en el West Ham. En 1996 se fue al Sheffield United, donde estuvo otros dos años. En 1998 se fue al Everton a jugar otras dos temporadas. En la 2000/2001 jugó en el Sunderland y en 2001 regresó al West Ham, donde estuvo hasta 2005. Luego se fue al Milwall, que ese mismo año lo cedió al Coventry. Este equipo lo compró y tras un año allí, en 2007 se fue al Luton Town, donde se retiró en 2008. Con Escocia jugó 26 partidos y marcó 6 goles.

Os dejo con un resumen de aquel partido entre Inglaterra y Escocia:

Hasta mañana.

Quién fue… Hughie Gallacher: el trágico fin de un crack

Hughie Gallacher, con el uniforme del Newcastle United (Dominio Público).

Hoy vamos a viajar al periodo de entreguerras para hablar de un jugador de fútbol que maravilló en su época, pero que cuya vida acabó en tragedia. Es Hughie Gallacher.

Hugh Kilpatrick Gallacher nació en Bellshill, Escocia, el 2 de febrero de 1903. Desde niño empezó a trabajar como minero, al tiempo que jugaba al fútbol en equipos pequeños, no profesionales. Con 17 años fue elegido para jugar con la selección escocesa júnior en un amistoso ante Irlanda. Gallacher marcó un gol y un directivo del Queen of the South, equipo profesional, le hizo una oferta.

Con este equipo debutó el 29 de enero de 1921 y marcó cuatro goles. Medía 1,65 metros, pero era tremendamente habilidoso, lo que le hizo ganarse el apodo de Magic Feet. Ese mismo 1921 fichó por el Airdrieonians, donde estalló como futbolista. En cuatro temporadas marcó 91 goles, lo que le llevó en 1924 a debutar con la selección de Escocia.

En diciembre de 1925, cruzó el muro de Adriano para fichar por el Newcastle United. Las urracas pagaron 6.500 libras de la época por sus servicios, y no se equivocaron, porque el día de su debut marcó dos goles y en sus primeros nueve partidos hizo 15 goles. Pese a llegar a mitad de temporadas, acabó como máximo goleador del equipo, con 23 goles en 19 partidos.

Al año siguiente fue nombrado capitán y empujó al Newcastle al ascenso a la máxima categoría. En total, pasaría cinco temporadas en Newcastle, marcando 143 goles en 174 partidos, la mejor ratio (aún lo es) de la historia del club.

En 1930 viajó más al sur para fichar por el Chelsea, que pagó 25.000 libras, donde también triunfó: fue el máximo goleador del equipo en las cuatro temporadas que pasó en Stamford Bridge. En total, 81 goles en 144 partidos.

Pero fuera de los terrenos de juego las cosas no iban tan bien. Tenía problemas disciplinarios y se arruinó por culpa de un tumultoso divorcio. En noviembre de 1934, fue traspasado al Derby County por 2.750 libras. En este equipo siguió marcando goles (38 en 51 partidos), pero tras dos temporadas se fue al Notts County, donde marcó 32 goles en 45 partidos. En 1938 se fue al Grimsby Town, donde sus cifras goleadoras cayeron hasta los 3 tantos en 12 partidos, y su último equipo fue el Gateshead, donde marcó 18 goles en 34 partidos, hasta su retirada en 1939, justo en el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Con Escocia había marcado 24 goles en 20 partidos. Todavía hoy es el tercer máximo goleador de la historia de la selección, por detrás de Denis Law y Kenny Dalglish.

Tras colgar las botas, Gallacher se estableció en Gateshead, donde ejerció de periodista deportivo, mientras seguía jugando partidos benéficos. Sin ningún ahorro de su época de futbolista, trabajó en diversas ocupaciones menores. En 1950, su esposa (era la tercera) falleció por un problema cardíaco, por lo que el pequeño escocés entró el depresión y se dio a la bebida.

En 1957 protagonizó un turbio incidente. Llegó a casa ebrio y agredió a uno de sus hijos con un cenicero. Otro hijo se enfrentó a él y la policía tuvo que intervenir. Este suceso fue el incidente definitivo. Empezó a vagabundear y a beber más de la cuenta.

Se fijó un juicio por el altercado con sus hijos para el 12 de junio de 1957. El día antes, el 11, unos testigos vieron cómo deambulaba en un puente sobre las vías del expreso entre Londres y Edimburgo, en Gateshead. Hughie Gallacher lloraba y hablaba solo. Tras un rato, bajó y, justo cuando pasaba el tren expreso, se tiró a las vías, perdiendo la vida instantáneamente. Tenía 54 años. Sus hijos emigraron poco después a Sudáfrica.

Espero que os haya interesado la historia. Hasta e miércoles.

Quién fue… Frank Haffey: acabó emigrando tras encajar 9 goles con su selección

Portada de una revista dedicada a Haffey (Charles Buchan’s Football Monthly).

Hay veces que una mala actuación le puede costar a un deportista un estigma difícil de quitarse. Es el caso del protagonista de hoy, Frank Haffey.

Francis Haffey nació el 28 de noviembre de 1938 en Glasgow, Escocia. Formado en el Campsie Black Watch, este portero entró con 19 años en el Celtic de Glasgow. A pesar de ser un portero algo excéntrico, logró relativamente pronto alcanzar la internacionalidad. Debutó nada menos que con Inglaterra en casa, en abril de 1960, en un partido que acabó con empate a un gol. Y lo hizo muy bien, porque le paró un penalti a Bobby Charlton.

Justo un año después, Escocia visitaba Inglaterra, en concreto Wembley, con motivo del partido anual que enfrentaba a ambas selecciones. La primera opción para defender la meta escocesa era Lawrie Leslie, portero del Airdrieonians, pero se lesionó, por lo que el seleccionador, Ian McColl, decidió que el titular sería Frank Haffey.

El partido se celebró el 15 de abril. En el minuto 30, Inglaterra ganaba ya 3-0. Escocia se llegó a poner 3-2, ya en el segundo tiempo, pero fue un espejismo, porque del minuto 55 al 90, Inglaterra marcó seis goles más, dejando un histórico resultado de 9-3. Haffey no fue el responsable de todos los goles, pero sí falló gravemente en algunos. Sería su último partido con la selección escocesa.

Inmediatamente, el estigma de los 9 goles encajados ante el Auld Enemy marcó a Haffey, que fue objeto de bromas inacabables, no sólo en Inglaterra (donde eran habituales conversaciones como “- ¿Qué hora es? – Las Haffey menos diez“), sino también en Escocia, sobre todo por parte de los hinchas del Rangers.

La humillación no impidió seguir a Haffey jugando, pero sus errores y sus extrañas actuaciones en el campo no ayudaron. Por ejemplo, en febrero de 1962, en un partido del Celtic ante el Saint Johnstone, Haffey fue a sacar de puerta… ¡y se marcó un autogol! Fue a pasarle el balón a un lateral pero chutó tan mal que el balón entró en su portería. Por suerte para él, el árbitro anuló el gol porque no fue chutado hacia adelante, como dice el reglamento. Al mes siguiente, se enzarzó en una discusión con otros dos compañeros de tal calibre que el árbitro tuvo que separarlos. Y en octubre de 1963, en un Celtic-Airdrie, lanzó un penalti (el equipo iba ya ganando 9-0), pero el portero rival se lo paró.

Haffey no podía quitarse de encima sambenito de portero mediocre y tras un paso por el Swindon Town, en 1965 decidió emigrar, huyendo del estigma de los 9 goles que había encajado cuatro años antes. Y lo hizo realmente lejos: a Australia.  Allí jugó durante cinco años en el St. George y colgó las botas en 1970 en el Hakoah. Tras retirarse, empezó una nueva carrera… como cantante.

Sí, Frank Haffey se dedicó al espectáculo. Empezó a cantar en un cabaret en Sydney, donde también actuaba como cómico, y también como actor en la tele australiana.

Con el tiempo, Haffey se dedicó a entrenar en colegios y tuvo su propia academia de porteros. En la actualidad, a sus 78 años de edad, vive jubilado en Edimburgo, donde todavía quizá haya quien recuerde al portero que encajó 9 goles en Wembley.

Os dejo con un resumen de aquel partido en Wembley:

Qué fue de… David Millar: de dopado a activista arrepentido

David Millar, en Loudun (Francia), tras una etapa del Tour de 2000 en la que ostentaba el liderato (Archivo 20minutos).

Por desgracia, es muy habitual hablar de ciclistas y de su relación con el dopaje (si bien es cierto que hay que decir una cosa: ojalá todos los deportes estuvieran tan vigilados como el de la bicicleta). Hoy vamos a hablar de un jugador que confesó el consumo de sustancias dopantes y ahora es un rdiente luchador contra ellas.

¿Quién era?: Un ciclista británico de finales de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los más destacados corredores de su generación, ganador de etapas en las tres grandes Vueltas y por ser el único británico que ha llevado puesto todos los maillots del Tour.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en las filas del Garmin. En la actualidad comenta ciclismo en la cadena británica ITV. También es diseñador de ropa para ciclismo de la firma CHPT3. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Su padre era piloto de la RAF y él nació en Malta, donde su padre estaba destinado.

– Sus padres son escoceses y se le considera como tal.

– Tiene una hermana, Frances, que actualmente es jefa de operaciones del equipo ciclista Sky.

– Se crió en Hong Kong, lugar al que Millar considera su casa.

– En su carrera ganó cuatro etapas del Tour, una en el Giro y cinco en la Vuelta.

– En 2004 fue condenado a dos años de suspensión por dar positivo por EPO. Luego admitió haberla usado entre 2001 y 2003.

– Su especialidad era la contrarreloj.

– Era uno de los ciclistas más respetados del pelotón y solía ejercer de portavoz de los corredores con la UCI.

– Tras arrepentirse de consumir sustancias dopantes, Millar es uno de los principales defensores de la lucha contra el dopaje.

– Mide 1,92 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: David Millar nació el 4 de enero de 1977 en Mtarfa, Malta. Debutó como profesional en 1997 en el Cofidis. Entre 2006 y 2007 corrió en el Saunier Duval y entre 2008 y 2014, en el Garmin.

Os dejo el fantástico programa de ‘Informe Robinson’ sobre Millar:

Hasta mañana.

Qué son los Highland Games: deporte con falda

Lanzamiento de tronco en un evento en América (WIKIPEDIA).

De vez en cuando sabéis que me gusta sacar deportes curiosos o tradicionales. En esta ocasión, vamos a hablar de unos deportes que son casi más folklore que otra cosa, pero que al fin y al cabo, también son competición. Son los Highland Games.

Primero hay que explicar qué son los Highland Games. Se trata de una serie de competiciones de deportes tradicionales inspirados en las tierras altas de Escocia, que se disputan en esta región y en Norteamérica. Entre otras pruebas, hay tiro de soga, lanzamiento de tronco, lanzamiento de piedra, martillo, peso, peso sobre barra y lanzamiento de fardo. Además, también hay torneos de danza, música en directo (muchas gaitas) y otras exhibiciones como de perros ovejeros o recreación de batallas. El más importante evento tiene lugar cada último fin de semana de agosto en el pueblo de Donoon, en Escocia, y recibe el nombre el de Cowal Highland Gathering. Están en pleno desarrollo, claro.

Sobre los orígenes del evento, hay varias teorías. Se sabe que en el siglo XI, el rey Malcolm III de Escocia organizó una carrera para elegir al ganador como cartero real. En 1703, el Clan Grant organizaba también unos juegos en los que había competiciones de lucha. No obstante, el formato actual viene de la época victoriana.

Hay eventos en muchos lugares de las tierras altas de Escocia, pero también en Canadá y Estados Unidos (muchísimos) y otros países como Nueva Zelanda, Bélgica, la República Checa, Suiza, Hungría o Indonesia.

Os dejo con algunas imágenes de las pruebas de los Highland Games:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… John Collins: la estrella de la última Escocia mundialista

Cromo de Collins del Mundial 98 (PANINI).

La de Escocia es, junto a la de Inglaterra, la selección de fútbol más antigua del mundo. Pese a contar con solera de sobra, su trayectoria últimamente es bastante sombría. No participa en un Mundial de fútbol desde 1998, casi 20 años. Hoy vamos a fijarnos en la que era su estrella en aquella cita: John Collins.

¿Quién era?: Un centrocampista escocés de los 80, los 90 y primeros años de los 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Pues como os decía por ser el jugador de más talento (o uno de ellos) de aquella Escocia que participó en Francia 98 y por su dilatada experiencia en Escocia, Inglaterra y Francia.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2003 en las filas del Fulham londinense. Desde su retirada se ha dedicado a tareas técnicas, siendo entrenador de equipos como el Hibernian o el Charleroi belga. Su última experiencia ha sido como asistente del Celtic, el año pasado. En la actualidad, es comentarista televisivo para Sky y para la BBC en Escocia.

¿Sabías qué…?: El partido inaugural de aquel Mundial de 1998 lo disputaron Brasil y Escocia. Collins marcó ese día. Fue de penalti, el 1-1. Finalmente, los sudamericanos marcarían otro gol y ganaron 2-1.

– Fue el primer futbolista por el que el Celtic pagó un millón de libras.

– En 1996 lo fichó el Monaco, aprovechando la ley Bosman. El Celtic reclamó, aduciendo que el principado de Mónaco no pertenecía a la UE y por tanto, no se podía aplicar la ley Bosman. El recurso fracasó.

– Fue capitán del Everton.

Cromo de Collins con el Celtic (PANINI).

– Jean Tigana, que fue entrenador suyo en el AS Monaco, se lo llevó al Fulham cuando el galo se hizo cargo del equipo londinense.

– En 1988 fue elegido mejor jugador joven de Escocia.

– Sus últimos partidos como internacional fueron los dos de la repesca para la Eurocopa de 2000 ante Inglaterra, disputados en noviembre de 1999.

– De joven jugó también al rugby.

– Es natural de Galashiels, ciudad donde también nació una de las mayores leyendas del rugby escocés, Gregor Townsend.

– Mide 1,70 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: John Angus Paul Collins nació el 31 de enero de 1968 en Galashiels, Escocia. Debutó como profesional en 1984 en el Hibernian, donde pasó seis años. Luego fichó por el Celtic, donde jugó hasta 1996. Ese año fichó por el Mónaco y dos años después, se fue al Everton en 2000 firmó por el Fulham, donde se retiró en 2003. En su palmarés tiene una Copa escocesa y una liga francesa. Con Escocia jugó 58 partidos y marcó 12 goles.

Os dejo con Collins marcando el penalti en Francia 98:

Hasta mañana.

Quién fue… Joe Jordan: la dentadura imperfecta de ‘Jaws’

Joe Jordan celebra un gol con Escocia (YOUTUBE).

Vamos a cerrar la semana con un jugador cuya imagen sería hoy impensable. Es el escocés Joe Jordan.

Joseph Jordan nació el 15 de diciembre de 1951 en Cleland, Escocia. Al acabar el colegio empezó como delineante en prácticas, y a los 15 años empezó a jugar en el Blantyre Victoria FC.

En 1968 firmó su primer contrato profesional para jugar en el Greenock Morton, como delantero centro. Dos años después, cruzó el muro de Adriano para jugar en el Leeds United inglés, que pagó por sus servicios 15.000 libras de la época.

Fue al poco de llegar al Leeds cuando en un partido del equipo reserva, Jordan recibió una patada en la boca que lo dejó sin los dos incisivos frontales. Aunque se hizo unas prótesis, nunca las llevaba en el terreno de juego, así que a partir de entonces, jugó con un amenazador aspecto que le hizo ganarse el apelativo de ‘Jaws’ (‘Madíbulas’) y que sería su característica visual más reconocible.

En el Leeds vivió su mejor época: ganó una liga inglesa y fue subcampeón de la Recopa y de la Copa de Europa. Fue además la época en la que le llegó su primera convocatoria con Escocia. Fue en 1973, nada menos que contra Inglaterra. Un año después, llevó el 9 de la selección en el Mundial de 1974, junto a leyendas del calibre de Jimmy ‘Jinky’ Johnstone, Denis Law y otro chaval de su quinta, Kenny Dalglish. Marcó dos goles, ante Zaire y ante Yugoslavia. En febrero de 1975, en un partido clasificatorio para la Eurocopa de 1976 disputado en Valencia, Joe Jordan marcó ante España un gol (en el minuto 1 de partido), pero España, por medio de Megido, empató el encuentro.

Jordan, en una imagen reciente (WIKIPEDIA).

Jordan repitió presencia mundialista en 1978 y de nuevo marcó, ante Perú. En enero de ese año habia sido traspasado del Leeds al Manchester United por 350.000 libras, récord entre dos clubes ingleses. Tres años después, lo fichó el AC Milan.

Joe Jordan cumplía uno de sus sueños: jugar en el extranjero. Por desgracia, las cosas no fueron muy bien. En su primer año, Lo Squalo (el Tiburón, apelativo que le pusieron en Italia por su dentadura) marcó 2 goles en 22 partidos, en una temporada aciaga en la que el Milan dio con sus huesos en la serie B. El año siguiente marcó 10 goles en 30 partidos de liga, que le sirvieron a los rossoneri para regresar a la serie A. Además, jugó con Escocia su tercer Mundial, el de España 82. En esta cita marcó su último gol como internacional. Fue en La Rosaleda, ante la URSS.

El Hellas Verona lo fichó en 1983, pero su temporada tampoco fue buena y sólo marcó dos goles, por lo que regresó a las Islas. Fue al Southampton, donde pasó tres temporadas. En 1987 se fue al Bristol City, donde se retiró dos años después. Inmediatamente después, se hizo cargo del puesto de entrenador del club. En 1990 fue nombrado entrenador del Hearts of Midlothian. Después, fue asistente en el Celtic, entrenador del Stoke City, asistente de la selección de Irlanda del Norte y del Huddersfield Town. Luego fue contratado por el Portsmouth, donde se hizo asistente de Harry Redknapp, al que acompañó en el Tottenham y en el Queens Park Rangers. Desde el pasado mes de marzo, es entrenador asistente en el Middlesbrough.

Os dejo con un vídeo dedicado al bueno de Joe:

Hasta el miércoles.