Entradas etiquetadas como ‘baja’

Una buena noticia, pese a quien pese

No viene mal de vez en cuando desayunarse con noticias como ésta: La UE aprueba una propuesta para ampliar la baja de maternidad hasta las 20 semanas.

Personalmente creo que la baja deberían ser los seis meses que la OMS recomienda de lactancia materna exclusiva.

Pasito a pasito se va haciendo camino…

El Parlamento Europeo (PE) aprobó este miércoles la propuesta para ampliar la baja de maternidad mínima en la toda la UE hasta las 20 semanas y con el cien por cien del sueldo.

En su sesión plenaria celebrada en Estrasburgo (Francia), la Eurocámara se pronunció a favor de prolongar el permiso de maternidad mínimo, actualmente fijado en 14 semanas en la UE, hasta el nivel que reclamaba el informe aprobado por la comisión de Derechos de la Mujer.

El resultado de la votación fija la postura del Parlamento en primera lectura, a la espera de lo que decidan los países, en un proceso legislativo que se prevé largo. Los eurodiputados que se opusieron a la medida alegaron que la ampliación del permiso tendría un coste excesivo para las cuentas públicas y sería inviable en el actual contexto de ajuste presupuestario, una postura que comparten varios estados miembros.

La principal responsable del informe en el que se basa el texto, la socialista portuguesa Edite Estrela, defiende que las 20 semanas darían a la mujer tiempo para recuperarse de su embarazo y del parto, fomentarían la lactancia y permitirían a la madre forjar un vínculo más fuerte con su hijo.

Las actuales condiciones de los permisos de maternidad difieren entre los países de la UE, muchos de los cuales aplican bajas de maternidad con una duración superior al mínimo de 14 semanas fijado en una directiva europea de 1992.

La imagen es del proceso de votación (efe)

La vuelta al trabajo

Se acabó. Hasta hoy hemos llegado. Mañana toca volver al trabajo.

He sumado la baja, los días de lactancia, las vacaciones y además he cogido dos meses de excedencia.

Dejo a Julia a una semana de cumplir los ocho meses. Devorando a chupetones y con sus cuatro dientes los cuscurros de pan. Sana y espabilada como una avispa.

Seguiré sacándome leche en el trabajo para que mi producción vaya disminuyendo gradualmente, según ella va descubriendo otros alimentos. Aunque mi intención es darle el pecho en casa todo el tiempo que ella quiera.

Y he podido estar en el inicio escolar del peque. Que en este mes y medio sólo ha logrado asistir dos semanas seguidas al cole. Él, que nunca se ponía malo, está librando batallas constantes con los virus. Hoy mismo le tengo medio recuperándose (tiene tendencia a caer malo los viernes).

¿Cómo lo llevo? Pues bien. ¡Qué remedio! Mi trabajo me gusta. Y he podido estar bastante tiempo con mis hijos. Y tengo un buen horario. Salgo de casa a las 06:45 y estoy de vuelta a las 16:00. Aún me quedan bastantes horas para estar con ellos.

Lo que peor llevo es la idea de volver a meterme en ese atasco de más de una hora camino al trabajo

¿Y cómo lo llevarán ellos? Ambos están acostumbrados a tenerme en casa todo el día. Julia comienza ahora a desarrollar más apego por mí. Eso que unos llaman mamitis y otros la angustia de los ocho meses.

Pero ambos se adaptarán pronto. Los niños son así. Ya os iré contando.

La baja maternal en el microscopio

Los fines de semana mi compañero Miguel Máiquez publica una serie de piezas en profundidad sobre diferentes temas de actualidad llamada El microscopio. Os los recomiendo todos. Y lo hago con toda sinceridad.

Hoy ha recogido el tema de la baja maternal del que también yo me hice eco en este blog esta semana.

Como siempre, lo ha hecho muy bien. Me parecía interesante escribir un post rápido, por si os parece interesante leerlo.

Aquí lo tenéis.

Tiene once puntos en los que aclara en qué consiste la baja maternal en España , habla de la situación de los padres, de cómo está la cosa en otros países, lo que propone la Comisión Europea, las distintas reacciones a esa propuesta, da cifras y habla de la discriminación a las madres.

Es algo largo, pero no lo dejéis pasar.

¡Qué sorpresa! Los empresarios europeos se oponen a ampliar el permiso de maternidad

No hace mucho os hablaba de cómo se está planteando ampliar el permiso mínimo de maternidad en la Unión Europea a 18 semanas. En España tenemos 16.

Y también os hablaba de una iniciativa para intentar que sean 6 meses, el periodo de tiempo que la OMS recomienda que hay que darle el pecho en exclusiva.

Pues bien, ayer fue noticia de portada que los empresarios europeos se oponen a cualquier ampliación…

Y la crisis les viene de perlas para enrocarse.

¿A alguien le extraña? A mí desde luego no. Es la reacción esperada y espero que no frene la iniciativa.

Un permiso de maternidad puede llegar a las 40 semanas en Reino Unido, a las 52 en Noruega y hasta las 96 en Suecia. A la cola están Portugal con 12 semanas y Alemania con 14 mientras que España se encuentra en un grupo de países europeos donde sus mujeres tienen un permiso de 16 semanas. Las remuneraciones que se reciben también depende de cada país.

Son cifras dispares y que en esos momentos se discuten en la Unión Europea (UE), que ha planteado establecer una baja por maternidad con un mínimo de 18 semanas, así como aumentar la prestación económica y dar a las mujeres más flexibilidad para disfrutarla. El objetivo: incentivar la natalidad, no penalizar financieramente a las mujeres por tener hijos y garantizar la igualdad entre hombres y mujeres.

La medida no gusta, por ejemplo, a la patronal europea, BusinessEurope, que considera que esta propuesta puede afectar a la competitividad de las empresas y retrasar las soluciones para salir cuanto antes de la actual crisis económica.

Aquí la encuesta en la que podéis votar sobre el tema. Os dejo una captura de cómo va la cosa.

¿Con cuántas semanas os pusisteis de parto?

Dicen que la mayoría de los partos se inician de forma natural entre la semana 37 y la 41.

La semana en la que te calculan que sales de cuentas es la 40.

Justo hoy comienza mi semana 37. Y ayer mismo estuve en la ginecóloga que exploró a conciencia, por dentro y por fuera, y me dijo que la cosa estaba ya a punto de caramelo.

Julia está encajadísima, muy abajo, he empezado a borrar el cuello del útero y tengo muchas contracciones de braxton hicks, cada vez más fuertes y frecuentes. Esas contracciones de entrenamiento que se intensifican cuando se acerca el momento del parto.

También noto a veces algunos pequeños calambres, cierta sensación premenstrual y presión en el recto.

Vamos, que tengo una buena colección de lo que llaman pródromos del parto (otra palabra un tanto fea para definir como el cuerpo ensaya).

Ya veremos cuando decide Julia salir, pero desde luego ya se lo está pensando.

Ayer la ginecóloga me dio la baja. Hoy mismo la entregaré en la empresa. Seguiré actualizando el blog, eso sí.

Tengo curiosidad. ¿Con cuántas semanas os pusisteis de parto? ¿Tuvisteis muchos avisos y durante mucho tiempo?

Lo pasará peor la madre que el bebé

La ministra Chacón, la única ministra madre reciente que conocemos hasta la fecha, ha terminado hoy ya su escasa baja maternal de seis semanas.

Un compañero, redactor de actualidad, ha venido a preguntarme como madre reciente que soy cómo puede afectar a su bebé de mes y medio verse privado tan pronto de la compañía de su mamá a todas horas.

Y realmente me he visto obligada a confesar que lo único que puede perjudicarle es si esta situación hace que cese la lactancia materna.

A esa edad maman cada muy poco tiempo. Y pronto llegará la llamada “crisis de los tres meses”, en la que el bebé pega un estirón que se traduce en más necesidad de alimento y en estar pegado a la teta como una garrapata durante un tiempo hasta que consigue que se incremente la producción de leche.

Pero eso será así sólo si es que Chacón le está dando la teta, que no hemos conseguido averiguarlo.

Pero si el niño está a biberones o su madre se apaña para extraerse la leche entre la jura de bandera y la reunión con los generales y así mantener la lactancia, lo cierto es que el niño estará perfectamente cuidado por su padre o la persona que hayan decidido que lo atienda.

Más que el bebé, la que estoy convencida que lo va a pasar mal es la mamá.

Espero equivocarme, pero creo que anímicamente va a ser muy duro para ella separarse tan pronto tantas horas al día de su hijo.

Incorporarse al trabajo a las seis semanas, apenas superada la cuarentena, dejando a tu hijo en manos ajenas, es algo que hace fosfatina a cualquier madre reciente.

Algo en las tripas nos dice a todas que somos nosotras las que tenemos que cuidar a nuestro bebé.

Por eso precisamente hoy se ha sabido también que apenas el 1,46% de las mujeres comparten el permiso de maternidad con el padre.

Yo me reincorporé al trabajo cuando a mi peque le faltaba apenas una semana para cumplir los seis meses. Y no tuve el más mínimo problema. De haberlo hecho cuando tenía 46 días, se me hubiera partido el alma.

Espero que el sacrificio merezca la pena. Espero que no desarrolle sentimientos de culpabilidad. Espero que no se arrepienta pasado un tiempo al ver todo lo que se ha perdido.

Y espero que cuando, como en un caso que conozco, el bebé prefiera estar en brazos de su padre o de su cuidador antes que en los de su madre, sepa ser consecuente con su decisión y tirar pa’lante.

Yo también quiero 24 semanas de baja maternal

Hasta hoy no había sentido nunca envidia de los privilegios de los funcionarios.

Pero es que hoy me he desayunado con una noticia de mi compañero Manu Ruiz que cuenta que las funcionarias de la capital tendrán 24 semanas de baja maternal, cuando el resto de las madres recientes tenemos que conformarnos con 16.

Los padre recientes funcionarios de Gallardón tendrán cuatro semanas de baja, el doble.

El alcalde de Madrid ha ofrecido a sus funcionarias 24 semanas de maternidad, que unidas a otras ventajas sociales podrían convertirse en ocho meses de descanso tras el parto, y a sus funcionarios cuatro semanas de paternidad.

La propuesta a los sindicatos incluye además duplicar el tiempo diario legalmente previsto para el cuidado del hijo menor de 12 meses (lactancia). Ambas medidas permitirían a las funcionarias del Ayuntamiento de Madrid disponer de 30 días consecutivos de permiso, ha explicado el alcalde.

Asimismo, el Gobierno municipal plantea la posibilidad de posponer las vacaciones “sin límite”, para disfrutarlas tras la maternidad, lo que en conjunto “va a permitir que el tiempo de descanso tras la maternidad se extienda hasta los ocho meses, doblando así el periodo permiso contemplado por la legislación”.

Pero es una envidia sana, me alegro por ellos, y confío en que sean punta de lanza de un fenómeno que se extienda.

Si la Organización Mundial de la Salud recomienda seis meses de lactancia materna exclusiva, ya están tardando en implantar una baja semejante para el resto de trabajadores.

Qué pena que está misma semana no saliera adelante la propuesta del PP, incluida además en el programa electoral del PSOE, de ampliar dos semanas los permisos de maternidad y paternidad.

Pero soy optimista. La ampliación llegará. Y será pronto.

“A ver si tomas ejemplo de la ministra”

Me escribe una amiga embarazada para contarme que eso mismo le espetó su jefe el mismo día que la ministra Carme Chacón anunció su decisión, perfectamente respetable, de compartir la baja con su marido y tomar sólo seis semanas de baja, que es lo mínimo a lo que está obligada.

Y según me lo dijo recordé algunos de los comentarios que los lectores de 20minutos.es han dejado en la noticia.

Me parece que esta mujer no está ayudando a las mujeres ya que no predica con el ejemplo. Viajes todos los días, ahora tan sólo 6 semanas,… la verdad es que creo que les está haciendo un flaco favor a las embarazadas…PP

Lo que está es dando ejemplo de como los padres deben compartir la baja por natalidad. Ary

A mí me parece fatal que no se coja la baja de maternidad entera. Eso debería ser sagrado, bastante corta es ya… Me parecía un ejemplo estupendo por parte del gobierno el contratar a una embarazada para un puesto de responsabilidad, pero esto lo estropea todo. Chavita.

Si cobra el cheque bebé está en su derecho, y si coge 6 o 16 semanas de baja también esta en su derecho. El caso es que haga lo que haga siempre criticaran su decisión. UnadelPSOE

Esta señora es política con lo cual trabajar… lo que se dice trabajar no trabaja mucho. Así que le cede la mitad de la baja por maternidad a su pareja para que éste no curre durante 2 meses, y ella simple y llanamente no va a “trabajar”, porque obviamente, nadie le va a decir nada. Hay que ser obtuso para no darse cuenta de que va esto. Esaul

Pues a ver cómo se apaña con la lactancia los seis meses que recomienda la OMS. ¿Se llevará al bebé a los desfiles? Noelisa

Se ha armado bastante revuelo.

Mis compañeros han hecho además una encuesta en la que preguntan: ¿Crees que debe agotar los cuatro meses de baja por maternidad o que debería incorporarse antes?

De momento, con casi 400 votos, el 31% dice que debe dar ejemplo y agotarlos, el 27% que es un tema personal, el 23% que no debería estar tanto tiempo de baja ya que no es una trabajadora más y el 19% que debería agotarlos porque los niños son lo más importante

Yo voy a mojarme y confesaros que, me parece muy bien lo que haga cada cual con su tiempo de baja, pero que hubiera preferido que la agotara y después pidiera sus horas de lactancia.

De momento ya hubiera conseguido que mi amiga no tuviera que aguantar la puyita de su jefe.

Mi amiga que, por cierto, se quedó con ganas de contestarle “qué más te da, si total vas a hacer como Zapatero y no vas a sustituirme con nadie, mis compañeros se encargarán de mi parte”.

¿Qué os parece?

¿Y a ti cuando te va a doler la espalda?

Cuando estaba embarazada de unos 5/6 meses acudí a visitar a un familiar cuyo hijo había sido padre hacía poco.

En un momento de la conversación me pregunta “¿Cuándo te vas a coger la baja?”

Y yo le explico que lo más tarde posible, que quiero trabajar hasta el último momento para poder estar con mi bebé el mayor tiempo posible.

“No esa baja con la que gastas días no, yo digo la baja de decir que te duele la espalda“, me responde.

De piedra me quedé.

“Sí, sí, como hizo mi nuera, que así como estabas tú ya dejó de trabajar”

“Es que llevo un embarazo muy bueno, no creo que lo haga” contesté.

Yo no soy yo de las que echan morro y mienten por obtener prebendas.

La pasada semana, por poner otro ejemplo, se quedaron las llaves dentro de mi coche en una ciudad a 30 kilómetros de mi casa. Tuve que pagar a un taxi que me llevara, coger las llaves de repuesto del coche, y volver en taxi. Una pasta vamos.

Y muchos, cuando cuento la aventura, me dicen que la mejor solución habría sido romper una ventanilla con un adoquín y poner una denuncia por intento de robo para que se hiciera cargo el seguro.

Pues no, no valgo yo para ir y mentirle a la cara a un policía. Tampoco para ir y mentirle a mi médico de cabecera.

Pero es que además, creo que es incorrecto.

Actuando así, probablemente estemos impidiendo que cuando una embarazada realmente merezca la baja tenga todas las facilidades y pueda obtenerla sin sentirse bajo la sospecha del médico y de sus jefes.

Tampoco ayuda a que determinados jefes y empresarios cambien de mentalidad sobre las madres jóvenes como trabajadoras.

Que le vamos a hacer. Soy una pringada para muchos.