Entradas etiquetadas como ‘decepción’

Íñigo Errejón, más allá de la tristeza tras perder las elecciones municipales #AnalisisNoVerbal

Sin duda, las imágenes que más me llaman hoy la atención son las que se observan en la comparecencia de Manuela Carmena tras perder el ayuntamiento de Madrid.

Como si de un funeral se tratase, apreciamos rostros de profunda tristeza y enfado. Y en cierto modo, aunque a muchos les parezca exagerada la reacción, tiene coherencia. La tristeza se asocia a la pérdida, al fracaso y a la decepción, especialmente si se han desvanecido las esperanzas puestas en algo. También en situaciones de indefensión, ausencia de predicción y control. Ninguna emoción podría representar mejor la tesitura de la agrupación política.

El contrariado rostro de Íñigo Errejón con la mirada perdida, nos muestra además una clara introspectiva, análisis y concentración. También es producto de la tristeza que provoca la focalización de la atención en las consecuencias a nivel interno de la situación. Piensa, recapacita, valora, todo ese proceso cognitivo se refleja en su comportamiento.

¿La única sonrisa? La de Rita Maestre cuando le preguntan a Carmena si pactaría con Ciudadanos.

¿Qué os parece? 🙂

 

El rostro más polémico de los Goya

La noche de los Goya siempre da para mucho. Es un evento repleto de nervios, ilusiones, alegrías, pero también decepciones… y es que las emociones están a flor de piel y el lenguaje corporal no es capaz de reprimirse ante tanta intensidad.

Hubo una expresión facial espontánea que dio mucho de qué hablar, de hecho se viralizó en redes sociales. Al parecer, la actriz Anna Castillo era la favorita para llevarse el Goya a mejor actriz de reparto por la película ‘Viaje al cuarto de una madre’.  Sin embargo, todas las previsiones erraron y el galardón finalmente fue para Carolina Yuste.

En ese justo instante en el que se pronuncia el nombre de la ganadora, el rostro de Anna Castillo, que era tenso y expectante, se transforma por completo, dando lugar a una completa e intensa expresión emocional de sorpresa.

En un primer momento, se gira hacia la ganadora con los ojos muy abiertos y cara de asombro, para después acentuar aún más la expresión abriendo la boca hasta no poder más.

Esta insólita reacción hace ver que realmente ella creía también ser la ganadora y no esperaba, para nada, escuchar otro nombre para recoger la estatuilla. Su cara no ha dejado lugar a dudas.