Hibristofilia: Mujeres enamoradas de la maldad

Hoy, 25 de noviembre, se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer y hoy cuento con una de las mayores expertas juristas en criminología, autora del libro criminal-mente: Paz Velasco de la Fuente, quien investiga las profundidades de la realidad criminal y los rasgos y factores que determinan tanto a agresores como a víctimas. Os dejo con su aportación en exclusiva para este blog:

“El corazón tiene razones que la razón no entiende”. Blaise Pascal

La gran mayoría de nosotros sentimos miedo, rechazo o animadversión por los asesinos, asesinos en serie, agresores sexuales y maltratadores a nivel interpersonal. Sin embargo, algunas mujeres se sienten atraídas por estos hombres, se enamoran e incluso se casan con ellos. Gran parte de estos delincuentes violentos tienen muchos rasgos de psicopatía. Incapaces de sentir, de amar, de empatizar y de vernos como personas, saber que son admirados, que inspiran amor e incluso deseo sexual alimenta, si cabe, mucho más su ego.

La hibristofilia, consiste en la atracción y en el amor que sienten ciertas mujeres por estos delincuentes violentos. Este sentimiento que resulta incomprensible para el resto de la sociedad, se encuadra dentro de una patología que desde hace años es estudiada y analizada por distintos especialistas. Algunos psiquiatras y psicólogos, consideran a la hibristofilia como una parafilia pero ésta no aparece recogida en el DSM-V de modo que no podemos considerarla como tal desde el punto de vista de trastorno o desorden mental.

El psicólogo y sexólogo John Money fue quien definió por primera vez en los años 50 a la hibristofilia como una patología que afecta principalmente a mujeres heterosexuales, tratándose de una atracción que puede poner en peligro su propia vida.

No hay muchos estudios sobre la hibristofilia, pero por la casuística estudiada podemos determinar que hay dos categorías: La pasiva, es aquella en la que la mujer simplemente demuestra admiración, apoyo, amor, y ayuda incondicional a estos hombres. En la activa, esa mujer pasa a ser cómplice del crimen o de los crímenes debido al amor y a la lealtad que profesan a sus parejas.

En este último caso, estamos ante parejas letales como Myra Hindley e Ian Brady (Gran Bretaña), Paul Bernardo y Karla Homolka (Canadá), Fay y Ray Copeland (Estados Unidos) o Michel Fourniret y Monique Olivier (Francia).
Pero… ¿Por qué determinadas mujeres se enamoran y aman a estos hombres violentos? Son varias las causas:

A.- Amor redentor: al enamorarse y casarse con ellos están convencidas de que con su amor podrán cambiar su comportamiento violento y cruel, redimirlos, y convertirlos en hombres buenos.

B.- Amor maternal: sienten compasión y ternura por estos hombres encarcelados, con tendencia a proteger a ese niño que fue una vez.

C.- Obtener notoriedad y salir de su anonimato. En 2015 Charles Manson de 83 años, líder de La Familia y responsable de la muerte de nueve personas asesinadas por sus seguidores en 1969, estuvo a punto de casarse con Afton Elaine Burton de 27 años de edad. Manson canceló la boda al enterarse de que solo quería casarse con él para poder estar en posesión de su cadáver cuando el muriera y así poder exhibirlo con la finalidad de lucrarse económicamente.

D.- Perspectiva biológica. Las mujeres tienden a buscar al hombre dominante, fuerte, que sea capaz de proteger su vivienda y a su familia, aunque para ello tenga que matar. Así algunas mujeres relacionan la violencia con la fuerza y el poder buscando con estas aptitudes protección para ellas y sus descendientes.

Quizás la sociedad es en gran parte responsable de este fanatismo hacia estos sujetos. El hecho de que algunos asesinos produzcan en algunas mujeres las mismas emociones que un actor o un cantante, no es coincidencia. En muchos casos se enamoran de ellos (hibristofilia) porque son famosos (enclitofilia) y eso resulta interesante y tremendamente irresistible para ellas.

Intentar comprender racionalmente la hibristofilia, es casi imposible, como lo es intentar racionalizar determinados tipos de crímenes. No existen reglas que estipulen a quien amar y además, como decía Séneca “el amor no se asusta de nada”. Sin embargo el psicólogo Walter Riso afirma que “el amor irracional es más peligroso que el desamor” y en este caso, puede llevar a un intenso sufrimiento e incluso a ser una víctima más de esos sujetos.

Ellas aman, ellos fingen amar. Ellos son asesinos, ellas, mujeres que no los ven así.

9 comentarios

  1. Dice ser Barsawyer

    Me parece muy acertado sacar éste artículo sobre la hibristofobia hoy, aunque no coincido en nada con el alegato final. Básicamente, porque ésto es algo que se da tanto de hombres a mujeres, como al revés, algo que aquí no se trata, y también porque se le quita responsabilidad a la víctima, que suele ser la mayor culpable de su situación al no reconocer el peligro, y en vez de educar contra ello, lo alentamos.

    En mi opinión, hace quedar a las mujeres como seres que no son capaces de discernir entre lo bueno y lo malo por un sentimiento como el amor, y que éso en el fondo es algo que está bien, porque “el amor es bueno”, algo de lo que que se aprovecha el hombre y asesino, que es malo por definición. ¿Quién te dice que, igual que la chica tiene ése trastorno por el que se deja pegar, y se enamora de ello, no lo tiene también el hombre, y pegar es su forma de demostrar amor? Es muy retorcido, pero ya está bien de exculpar siempre a la mujer por X o por Y, o blanquear actitudes de niño pequeño en plan “es que estoy enamorado/a”. Si alguien mete los dedos en un enchufe, sabiendo lo que puede pasar, ¿tiene justificación que lo haga, si dice que está intentando sacar algo de ahí? ¿Vale la pena el riesgo?

    También se puede dar la vuelta al asunto, y pensar que la mujer u hombre que se vea en ésta situación es un poco corta de miras, porque una persona con dos dedos de frente, cuando le pegan o hay indicios de que la persona con la que está es violenta, lo que debe de hacer es alejarse y denunciar. Y, evidentemente, el hombre o mujer que se aproveche de ella, es un/a HDP muy grande que merece una paliza y no salir de la cárcel en su vida, en éso estamos de acuerdo. Y pienso que estaría más cercano a la realidad.

    Un saludo.

    25 noviembre 2019 | 6:45 pm

  2. Dice ser Lucas

    ALUCINANTE…y sin embargo sigue y seguirá sucediendo
    interesante artículo!

    25 noviembre 2019 | 6:50 pm

  3. Dice ser Juan Josué

    Vamos, que la culpa siempre es del hombre. La culpa nunca la tiene la mujer. Siempre el hombre. Sólo el hombre. Y si no, la tiene la sociedad, el “machismo”, el “patriarcado” o el espíritu santo.

    Por desgracia la hibristofilia es una realidad, que se da casi exclusivamente en mujeres. Puede darse en hombres pero es muy poco frecuente. ¿Por qué esas mujeres siempre eligen a tipos violentos y peligrosos, cuando seguramente hay hombres buenos que estarían dispuestos a hacerlas felices y ser felices con ellas? Pregúntelo, investíguenlo, averigüenlo… pero por favor, no nos echen siempre la culpa de todo.

    Asuman su propia responsabilidad. Sean adultas. Reivindiquen derechos, pero asuman también la responsabilidad. Por lo menos alguna vez.

    25 noviembre 2019 | 7:11 pm

  4. Asuman su propia responsabilidad. Sean adultas. Reivindiquen derechos, pero asuman también la responsabilidad. Por lo menos alguna vez.
    —————————————————————
    La mujer que, en un proceso de divorcio, acusa a su esposo de violencia, obtiene enormes ventajas legales y económicas.

    Las denuncias falsas apenas se investigan.

    Para una mujer, el riesgo de denunciar falsamente a su esposo es mínimo, casi inexistente.

    A mayor número de denuncias más dinero procedente del Fondo Social Europeo se reparte al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

    Algunas asociaciones han hecho de la Ley de Violencia de Género, y las ayudas que contempla, su medio de vida,

    COMO PRETENDES QUE ESTO DESAPAREZCA POR ASUMIR UNA RESPONSABILIDAD?

    25 noviembre 2019 | 9:14 pm

  5. Dice ser Essays Chief

    The post is exciting. It explores Hibristofilia: Women in love with evil. The content says that the huge majority of people feel fear, refusal or enmity for murderers, serial killers, sex offenders and abusers at the interpersonal level. Though, some women are attracted to these men, fall in love and even marry them. A great deal of these violent criminals has many features of psychopathy.

    26 noviembre 2019 | 7:40 am

  6. Essays Chief

    Hibristofilia en inglés hybristophilia

    Google adicto.

    26 noviembre 2019 | 2:02 pm

  7. Dice ser Crisbel

    Pues yo he visto muchisisimo documentales sobre este tipo de relaciones fatales, sobretodo la que mas causó impacto en mi fue la de Paul Bernardo y la de Karla Homolka, para los que no saben, el era un asesino psicopata y ella lo acompaña en todos sus actos, incluso a la primera persona que asesinaron fue a la hermana menor de Karla, la embriagaron para que Paul pudiera tener sexo con ella mientras Karla los grababa, sin embargo la muchacha estaba en tal estado de embriaguez que se vomitó y murió ahogada, y la muerte se tomo como accidental. Luego de esto secuestraban adolescentes que vieran solas en las calles, a una la llegaron a descuartizar y sus miembros los metieron en maletas y bloques de cemento. De todo esto era consciente y participe Karla Homolka. Sin embargo cuando descubrieron lo que ellos hacian, ella dio testimonio de todo ”colaboró” con la justicia, dijo que ella lo ayudaba por tener miedo a que le hiciera lo mismo a ella, y solo le dieron una pena de carcel de 10años., ahora ella vive una vida ”normal” en la misma comunidad donde asesino a esas jovenes. Mi pregunta es, realmente su miedo era mas grande que hacer lo correcto? era mejor matar a todas esas jovenes, que decir ña verdad? para mi ella es un mounstro que fue tan culpable como el, solo que usó su condición de mujer para cubrir su maldad. Y yo soy mujer, y no defiendo ni defenderé nunca a las que aceptan a este tipo de personas, pues son un daño ambos para la sociedad.

    26 noviembre 2019 | 2:18 pm

  8. Crisbel

    No se lo que has escrito pero deberías saber que las mujeres son más sádicas y psicópatas que los hombres. Lo dice un estudio científico de la prestigiosa universidad de Madrid, Maine. Madrid, situada en el centro del condado de Franklin, es conocida como la capital de la lengua española. Es un pueblo con una población inferior a 200 habitantes y está situado a orillas del río Sandy cerca de Salem.

    + Madrid en

    Alabama, Colorado, Iowa, Kentucky y Nuevo México, Estados Unidos.

    26 noviembre 2019 | 3:45 pm

  9. Dice ser Sonia

    Las mujeres tenemos dos cuestiones que resolver antes de elegir una pareja,y no resulta sencillo, porque nos educan para amar sin condiciones,como redentoras de la familia y la sociedad; por otro lado los modelos familiares ,si hemos vivido con padres con las mismas características son un sello para la elección de pareja. Por último está tb. la importancia de haberse completado primero como ser humano en muchos aspectos, sociales,laborales,etc.
    antes de decidirse a compartir la vida con otro.

    28 noviembre 2019 | 6:44 pm

Los comentarios están cerrados.