BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

En Gaza las víctimas son también los que están ayudando a los afectados

Por Waseem ficial de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de Oxfam Intermón e Itaf, Asistente de Finanzas

Wazeem

Wazeem trabaja proporcionando agua y alimentos a miles de familias necesitadas.

La crisis en Gaza ha afectado enormemente a la población civil. El impacto es tan grande que a menudo, las mismas víctimas son, a la vez, las personas que acaban atendiendo a los afectados. Waseem es Oficial de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de Oxfam Intermón en Gaza, donde más de 200.000 personas han huido de sus hogares sin ningún lugar seguro a donde ir.

Tuve que huir de mi casa en Shujaiya al este de Gaza, dos días antes que la zona quedara destruida y muchas personas murieran. Recibí tres llamadas telefónicas de los militares israelíes alertándome para que abandonara la zona, pero no había ningún lugar seguro para ir en Gaza. Llevé a mi esposa, mis hijos, mi hermano y madre a la casa de un familiar

He estado trabajando con organizaciones locales para distribuir los vales de comida y nos hemos esforzado para entregar la ayuda a pesar del peligro. Este ha sido el trabajo más difícil que he hecho nunca. Es difícil estar en calles totalmente vacías escuchando sólo los sonidos de las explosiones por todas partes. Vi un proyectil caer sobre una casa y quemarla por completo. Mis pensamientos estaban divididos entre mi familia, que dejé atrás, y la gente que a quiénes distribuíamos la comida. Estamos hablando de los alimentos, la necesidad más básica para que la gente pueda sobrevivir con dignidad.

Itaf, Asistente de Finanzas de la misma ONG, también cuenta lo difícil que ha sido lidiar con el esfuerzo por sobrevivir y su trabajo.

Lo que he pasado en dos días no me lo podía haber imaginado nunca. Cuando el bombardeo se intensificó, huí de mi casa con mi marido y mi hijo de dos años. Cientos de personas estaban corriendo en la calle. Nos encontramos atrapados entre dos tanques que comenzaron a disparar contra nosotros. Mi hermano estaba herido, así que tuvimos que regresar a nuestra casa. Vi una escena que nunca olvidaré: una niña bajo los escombros de su casa, aún con vida y llamando a sus padres. No podía dejar de ayudarla. Imagínese si mi hijo estaba en su lugar. Más tarde me enteré de que fue rescatada y ahora está en el hospital.

Esa noche fue aterradora y pasó muy lentamente. El bombardeo no se detuvo, y la gente no sabía si huir de sus hogares o quedarse. La muerte nos estaba esperando tanto dentro como fuera. Desde mi ventana vi heridos y muertos en la calle.

Hubo una gran explosión junto a mi casa, se rompieron los cristales de las ventanas y me corté el brazo. Salimos a la calle sin ni siquiera pensar. Corrí durante unos tres kilómetros, sin zapatos, por las calles cubiertas de cristales y piedras. Encontré un trozo de tela blanca que levanté como una bandera blanca, y corrí detrás de mi marido, que llevaba a mi hijo. Pasamos a pocos metros de los tanques israelíes.

Finalmente llegamos a la casa de mi tía. Mi esposo tenía a mi hijo en su brazo y gritó. Vimos la muerte en cada paso que dimos y todavía no puedo creer que esté viva.

3 comentarios

  1. “Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.

    Desde1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados.

    Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

    Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

    Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

    Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza?

    El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?

    El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.

    Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
    Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

    La llamada comunidad internacional, ¿existe? ¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?
    Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.

    Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos. La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra.

    Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena”.

    Artículo de Eduardo Galeano, escritor uruguayo

    01 agosto 2014 | 18:05

  2. Dice ser Carlos Simonelli

    Hoy leyendo el periódico he vuelto a recordar hechos de hace 10 años, y mirando en Wikipedia refresco mi memoria: “La masacre de Beslán tuvo lugar el 3 de Septiembre de 2004, dos días después de que un colegio de Beslán, en Osetia del Norte (Rusia), fuera tomado por terroristas musulmanes armados, supuestamente una combinación de chechenos e ingusetios, entre otros. Ese día se produjo un tiroteo entre los secuestradores y las fuerzas de seguridad rusas, dejando un saldo de más de 370 muertos (171 de ellos niños), unos 200 desaparecidos y cientos de heridos…” En ésta masacre producida bajo el régimen del Sr. Putin, la fuerzas especiales rusas, enarbolando la premisa de “no dialogamos con terroristas”, abrieron fuego indiscriminadamente y mataron a todo lo que se movía. El mundo se conmovió, condenó, y luego intentó olvidar.
    Ahora pasa lo mismo en Gaza con la campaña de Israel contra Hamás, cientos de civiles muertos, gente inocente que no tiene culpa de encontrarse en medio de un tiroteo, que no tiene culpa de ser utilizada como escudo humano, y sin embargo una vez más, de la manera más torpe posible, se intenta aniquilar a todo lo que se mueve, justificando una y otra vez la muerte de inocentes. Porque dejémoslo claro: “los niños siempre son inocentes”, son víctimas, y si los consideramos víctimas, por definición, no pueden ser cómplices. Por tanto matar niños debe estar siempre penado.
    A ésta altura de los acontecimiento y visto cómo se han ido dando, deberíamos recordarle al estado de Israel que todo el hemisferio occidental y democrático, esperamos mucho más de su actuar, esperamos que nos muestre el camino de la ética y la legalidad, queremos pensar que hemos crecido como humanos y hemos dejado atrás las épocas de limpieza étnica, el bombardeo preventivo y el fusilamiento sumario, hasta el delincuente más repugnante debe ser enjuiciado y condenado, y es precisamente el estado de Israel la muestra a oriente medio que la democracia puede funcionar y hacernos mejores. Si no puede mostrar esto, las palabras sobran. Israel no puede perder la fuerza moral que dan las acciones justas, occidente lo necesita y el mundo no está tan dispuesto a seguir olvidando.
    “Donde no hay ley no existe libertad”, John Locke.

    03 agosto 2014 | 20:30

  3. Dice ser Julian Martinez

    El porque de las continuas mascres inhumanas de Gaza y el mundo entero.

    Mientras EEUU meta las narices en todos los asuntos de todos los países NO HABRA SEGURIDAD en el MUNDO. VEAN COMO han dejado a IRAK luego de invadirlo…con crisis política, terrorismo interno, mas muertes, y según BUSH la invasión garantizaba la paz en el país, lo mismo ocurrió en LIBIA que hay muertos todos los días y lo mismo ocurrirá con SIRIA. El problema acá es otro…EEUU con la OTAN E ISRAEL, tiene claros objetivos de cercar posiciones para luego invadir IRAN, y estar cada vez mas firme y desafiante ante RUSIA Y CHINA dicho claramente…con COREA DEL NORTE sucede algo parecido…más allá que el régimen sea algo distinto a lo de los demás países, pero si repasamos la historia la división de las dos COREAS tanto del SUR Y del NORTE son dos fuertes entre EEUU Y RUSIA la antigua Unión Soviética. Hay una clara señal en el mundo de una IMPOSICION CAPITALISTA en todos los países. Y hay que ser muy tonto para no darse cuenta que el CAPITALISMO MUNDIAL se está hundiendo por los grupos dominantes que presionan y maneja el mercado y la deuda de los países a su antojo, generando la ruptura de la clase media, dejando cada vez mas pobres, y menos ricos con más dinero y poder. Quienes defienden este sistema…pues ya los conocemos…la historia se repite sistemáticamente CRISIS MUNDIAL, y mas necesidad de GUERRAS E INVASIÓN DE PAISES…para SOSTENER UN SISTEMA POR UN PERIODO Y LUEGO FABRICAR OTRA GUERRA PARA SEGUIR APALEANDO los malditos mercados y fuerzas con nos dominan y nos hacen a todos cada vez más esclavos y presos de nuestro tiempo libre… …….

    04 agosto 2014 | 03:08

Los comentarios están cerrados.