BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Llegando a Licoma la radio se estremece

Roxana Pintado,  Ayuda en Acción Bolivia

Uno va llegando a Licoma, luego de recorrer en auto un camino sinuoso de tierra durante  ocho horas, saliendo de La Paz. Después de muchas horas sin que la radio capte ninguna señal, sintonizando la 103.7 FM comienza a oírse un débil sonido. El viajero, dependiendo de la hora, puede escuchar algo así como “Llegó la tarde, bienvenido a la hora joven de Radio Cajuata”.

Desde el año 2008 las radios comunitarias de Licoma y Cajuata están en manos de los jóvenes. Son ellos los que la gestionan desde entonces. Este es el resultado de varios años de trabajo para dotar a los y las jóvenes de conocimientos y capacidades que les permitieran apoderarse de los medios locales y del desarrollo de sus comunidades.

La historia comienza 6 años antes, en 2002, cuando un grupo de adolescentes tocó las puertas de la oficina de Ayuda en Acción allí. Entonces parecían un grupo de chiquillos con ganas de hacer algo, pero con el tiempo se notó que eran más que eso: se trataba de un grupo de niños, niñas y adolescentes concientes de que el desarrollo de sus comunidades era también responsabilidad de ellos y que tenían mucho que hacer para conseguirlo.

Desde julio de 2002, cuando se creó el grupo, nuestro apoyo consistió en darles herramientas que les permitieran desarrollar sus capacidades de liderazgo y convocatoria –a través de capacitaciones- y poco más; el resto lo hicieron ellos solos.

En las reuniones periódicas que tenían definían los proyectos y las actividades que realizarían durante el año. Así se fueron preocupando de que los niños de la zona tuvieran certificados de nacimiento, para que existan como ciudadanos y puedan desde ejercer y reclamar sus derechos; se ocuparon de que las mujeres  y hombres analfabetos participaran en el programa de alfabetización y alcanzaran el certificado que los acredite; de que tengan documentación actualizada y funcionen  las pequeñas salas de reunión e información que ellos mismos han instalado en las cabeceras de ambos municipios;  pues son concientes de que su apoyo es importante; fueron ellos los que  difundieron entre la población las medidas y formas para evitar el contagio de enfermedades típicas de la zona o la destrucción del medio ambiente.

Muchos de los jóvenes que han participado en la brigada de Protagonistas, cuando han alcanzado la edad adulta, han sido elegidos en sus comunidades para ocupar cargos importantes en las organizaciones sociales y sindicales. Por ejemplo, Geydi, quien a sus 15 años fue electa como ejecutiva de la Central Agraria de Mujeres Campesinas de su municipio, una organización sindical reconocida a nivel nacional.

 Cristian en la radio

Pero la voz que se escucha ahora en la radio es la de Cristian Mamani,  un joven licomeño que como otros muchos fue parte de los “Jóvenes Protagonistas” y desde hace algún tiempo se incorporó  como voluntario en la radio de su municipio. Allí recibió formación para convertirse en locutor de un programa en el que participa la comunidad; vecinos, dirigentes, productores destacados, jóvenes líderes y muchos otros se apoderan del micrófono y convierten en suyo ese espacio cuando Cristian está “al mando”. Para él, poder brindar este servicio a su comunidad es muy importante. “Les puedo decir que lo que más me gusta es ser un facilitador de alegrías, para que la gente pueda expresarse mediante los micrófonos”.

Hoy, en las radios comunitarias de Licoma y Cajuata, instaladas por Ayuda en Acción y convertidas hoy en un instrumento de comunicación para el desarrollo –sus programas,  además de para el esparcimiento, sirven para capacitar, sensibilizar y educar a la población-, han incorporado en su planta a varios jóvenes, los cuales continúan formándose para mejorar cada vez más su trabajo.

Al caer  la tarde, Cristian se va despidiendo en la radio con al certeza de que quienes pasaron hoy por su micrófono sienten la alegría de, como él, contribuir un poquito más a cambiar las cosas por allí.

5 comentarios

  1. Dice ser Clica aqui

    ¡¡Francamente estremecedor el tema de hoy!!

    27 enero 2011 | 18:05

  2. Dice ser 13 zodiac signs

    Justo lo contrario que aquí, donde los jóvenes apenas participan en nada que no sea un botellón. Y ahora encima no tienen oportunidades laborales por culpa de la crisis. No sé cuál es el país moderno y cuál el tercermundista.

    27 enero 2011 | 19:50

  3. Dice ser Mª Pilar

    Yo pienso que en todos los sitios, los jóvenes tienen inquietudes. El problema en nuestra sociedad, es que desde pequeños les hemos dado todo, y no valoran en su justa medida el esfuerzo que ha costado conseguirlo. De todos es sabido que “necesidad obliga”, por eso los logros de las personas que nos cuentan aquí, nos parecen algo extrordinario, pero también aquí, a la vuelta de la esquina hay personas comprometidas.

    28 enero 2011 | 08:59

  4. Dice ser Eldelbar

    Lo que sucede es que en España tratamos a los menores de edad como si fueran tontos, irresponsables o inútiles, desde que nacen. Y ellos se convierten en eso mismo.

    Pero no nacieron así: el ser humano nace social, curioso, inteligente y lleno de iniciativas. Somos los padres quienes frustramos esas virtudes.

    28 enero 2011 | 15:04

  5. Dice ser steficool

    Estoy de acuerdo con eldelbar, muchas veces no dejamos que nuestros hijos hagan nada por que no se frustren, o no les damos las oportunidades que, por naturaleza, deberian tener.
    Si les diéramos mas oportunidades, ellos seguro sabrian aprovecharlas. Pero oportunidades de funcionar, de pensar, participar y crear. No de tener más, y más y luego más sin currarselo nada.
    Precioso este blog de hoy, donde te hace pensar que nada esta perdido miestras existan personas como ellos y como vosotros.
    Animo y besos.

    29 enero 2011 | 01:42

Los comentarios están cerrados.