BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades Históricas’

¿De dónde surge llamar ‘chapero’ al joven que se prostituye con otros hombres?

¿De dónde surge llamar ‘chapero’ al hombre joven que se prostituye con otros hombres?

Se conoce como ‘chapero’ a aquel hombre (generalmente joven) que se prostituye y tiene como clientes a personas de su mismo sexo y mucho mayor que ellos.

En el Diccionario de la RAE encontramos que define el término como ‘Homosexual masculino que ejerce la prostitución’; una descripción con la que no están de acuerdo la mayoría de colectivos gais al entender que el prostituto conocido como chapero no siempre es homosexual (la mayoría de ellos aseguran no serlo, aunque mantienen ese tipo de relaciones con un fin lucrativo). La definición más acertada del término sería: ‘Hombre (joven) que se prostituye con otros hombres’.

El origen de dicho término está muy discutido y son varios los posibles orígenes que se le dan. Uno de los más compartidos es el que apunta que chapero proviene de la palabra chapa, siendo así como se le llamaba antiguamente a las monedas sueltas (calderilla).

Parece ser que los servicios sexuales que el joven prostituto ofrecía al cliente maduro (conocido tiempo atrás como ‘carroza’) eran pagados con monedas sueltas y de escaso valor (chapas), de ahí que al recibirlas era un chapero.

También hay quien señala (como es el caso del etimólogo Joan Corominas) quien señala que el término chapero proviene de la germanía (lenguaje jergal hablado por rufianes y maleantes) y que deriva de chapa (tapón utilizado para cerrar botellas) en el sentido de que con la relación sexual mantenida entre el joven prostituto y su cliente el orificio anal quedaba cerrado (chapado). Teniendo en cuenta que el término ‘chapar’, como sinónimo de cerrar es muy utilizado desde hace bastante tiempo, el origen propuesto por Corominas parece no ser descabellado.

Pero no quiero terminar el post sin incluir un tercer posible origen del término, que, aunque no es apoyado por un gran número de expertos, hay quien lo defiende. Se trata de ubicarlo como una de las variantes del vocablo ‘chaperón’ usado desde hace varios siglos en Castilla para señalar a aquel que con poca experiencia realizaba un trabajo eventual para el cual no estaba especializado, por lo que el resultado acababa siendo una ‘chapuza’. En base a que el chapero solía ser un muchacho joven y sin apenas experiencia, a menudo esa relación sexual solía hacerse rápido y de cualquier manera, y por tanto se decía que habían hecho un chaperón, de ahí que probablemente se les comenzara a llamar chaperos. Pero tal y como indico al inicio de este párrafo, es un posible origen que no es defendido por demasiadas personas.

Como dato curioso, cabe destacar que el término ‘chaperón’ también era utilizado antiguamente para designar a aquel adulto que acompañaba a una pareja de jóvenes con la intención de vigilar para que estos no estuvieran solos y evitar que mantuvieran relaciones  (lo que comúnmente se conoce como ‘carabina’, ‘hacer de vela’…)

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: Archivo 20minutos.es

Destripando mitos: ¿sirve de algo poner un bistec crudo sobre un ojo morado?

Destripando mitos: ¿sirve de algo poner un bistec crudo sobre un ojo morado?

Hoy en día, cuando alguien ha recibido un golpe y le está saliendo un hematoma, uno de los remedios más efectivos y rápidos es ponerse algo frio en la zona golpeada (como una bolsita de gel guardad previamente en el congelador, hielo dentro de una bolsa o envuelto en un paño, guisantes congelados en una bolsa…) y posteriormente aplicar una pomada que contenga ‘pentosano polisulfato’ (comercializada como ‘Thrombocid’), que ayuda a mejorar la irrigación sanguínea de la zona afectada, previniendo la formación de trombos.

Pero muchas son las ocasiones en las que, ya sea a través del cine, la televisión, la literatura e incluso por trasmisión oral, hemos visto que como remedio para bajar el hinchazón y el hematoma (comúnmente de un ojo morado) era colocando un bistec de carne crudo sobre la zona amoratada.

Hoy en día esto tiene poco sentido de hacerlo. Si alivia algo el poner la carne sobre un ojo morado es por el frío del bistec, que es conservado en un frigorífico, pero si realmente se quiere aplicar algo que por su baja temperatura ayude a bajar un hinchazón lo que hay que hacer es usar uno de los productos mencionados al inicio de este post.

El hecho de poner el bistec sobre el moratón fue una costumbre que se popularizó sobre todo a mediados del siglo XX, siendo un recurso frecuente utilizado en innumerables películas y series de la época. Esto es así no por la efectividad del remedio, sino porque visualmente la escena quedaba mucho más impactante de cara al espectador que si se colocaba una bolsa con hielo.

Pero también cabe destacar que no fue un recurso inventado por la ficción cinematográfica, sino que viene de mucho más atrás.

Hoy en día todas las neveras disponen de una parte con congelador donde se produce hielo o se almacenan productos congelados, pero hace varias décadas atrás muchos eran los refrigeradores que tan solo tenían la propiedad de enfriar los alimentos, por lo que era más frecuente tener un bistec guardado ahí que unos cubitos de hielo. Éste solía venderse ambulantemente y en bloques, por lo que salía mucho más barato y fácil utilizar carne para aplicar a un hematoma que hielo.

Pero el hecho de que se pensara que aplicar un bistec era un buen remedio no surgió de la nada y porque fuese uno de los productos más frescos que se tenían, sino que era una costumbre heredada desde la antigüedad.

Muchísimos son los tratados médicos de hace varios siglos en los que se indica que la carne era un buen remedio para aliviar los golpes y, de hecho, durante la Edad Media se realizaba una ‘cataplasma de carne’ en la que se mezclaban varias hierbas medicinales con carne previamente machacada (picada) y que se aplicaba ya no solo en un hematoma, sino sobre heridas, llagas, úlceras, etc.

Actualmente esto estaría totalmente contraindicado, debido a que aplicar carne cruda sobre una herida abierta infectaría ésta de bacterias y, sobre todo, teniendo en cuenta que siglos atrás no existía la higiene de hoy en día.

Esto se hacía no porque la carne estuviera fría (que por aquel entonces no lo estaba) sino porque se había recibido como enseñanza médica desde la época de la Antigua Grecia en la que el médico Hipócrates de Cos (que vivió entre el 460 a.C y el 370 a.C) formuló su ‘Teoría de los humores’ en la que catalogaba la personalidad de cada individuo en cuatro estados: colérico, melancólico, sanguíneo y flemático; cada estado producía un tipo de fluido (humores) y tenía un modo diferente de sanarse.

Los hematomas se englobaban en el ‘sanguíneo’ y el remedio para curarlos era aplicando carne de vacuno, ya que, al ser roja y sangrienta, atraería la hinchazón.

De ahí que durante la mayor parte de la Historia (hasta bien entrado el siglo XIX) la teoría humoral fuese la más extendida y difundida entre los médicos.

En resumida cuentas ¿sirve de algo poner un bistec crudo sobre un ojo morado? Hoy en día tiene poco sentido hacerlo pero si no se tiene nada más a mano y esa carne se saca del frigorífico sí que puede aliviar un poco la hinchazón, pero no porque la carne tenga propiedades curativas, sino por el hecho de aplicar algo frío sobre el golpe. Eso sí, si la herida está abierta es totalmente desaconsejable aplicar un bistec crudo (por las bacterias que contiene éste y la infección que podría causar).

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: Captura vídeo dailymotion (episodio ‘The Apology’ -9×09- de la serie ‘Seinfeld’)

¿De dónde surge la expresión ‘entrar con el pie derecho’?

¿De dónde surge la expresión ‘entrar con el pie derecho’?

La expresión ‘entrar con el pie derecho’ se utilizar para señalar que algo se ha empezado positivamente o que alguien nuevo que acaba de llegar lo ha hecho de manera correcta, afortunada y sin problemas.

Originariamente la expresión proviene del mundo eclesiástico y más concretamente de los antiguos misales que indicaban que el sacerdote debía acceder al altar dando el primer paso con el pie derecho.

La explicación sobre el porqué debía hacerse así es que según los antiguos católicos al Paraíso solo se accedía por el camino de la derecha y entrando con ese pie.

Si algún religioso por despiste lo hacía dando el primer paso con el pie izquierdo y por casualidad cometía algún error durante la homilía o se quedaba en blanco echaba la culpa a no haber accedido con el pie correcto.

Con el tiempo también se convirtió en sinónimo de mala suerte hacer muchas cosas con el pie cambiado (por ejemplo, levantarse con el pie izquierdo) siendo una de las supersticiones más conocidas.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: pexels

¿Sabías que el plástico se inventó como sustituto al marfil?

¿Sabías que el plástico se inventó como sustituto al marfil?

En la década de 1860, la escasez en las reservas de marfil llevó a la empresa Phelan & Collander a realizar un concurso en el que ofrecían un premio a quien fuera capaz de inventar algún material con el que fabricar las bolas de billar, que hasta aquel momento eran realizadas con los preciados colmillos de elefante.

El premio se lo llevó John Wesley Hyatt, quien inventó un material al que llamó celuloide y que fue el primer paso para obtener lo que hoy conocemos como plástico y sus múltiples variantes.

Con el dinero del premio creó la empresa Albany Dental Plate Company  (posteriormente renombrada como ‘Celluloid Manufacturing Company’) con la que fabricó (además de bolas de billar) piezas dentales, teclas de piano y todo aquello que hasta entonces se había estado realizando con marfil.

 

 

Otros post que te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen del término ‘Mamarracho’?

¿Cuál es el origen del término ‘Mamarracho’?

En las últimas horas uno de los temas más comentados y debatidos en las redes sociales y medios de comunicación ha sido el comentario realizado por Carlos Herrera en su programa ‘Herrera en Cope’ en el que llamó ‘mamarracho’ a Drag Sethlas (Borja Casillas) ganador de la gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria que participó disfrazado de Virgen y recreó una crucifixión.

El comentario del periodista, además de iniciar una importante polémica, ha servido para que sean varios los seguidores de este blog (entre ellos Luis Rodríguez, Laura Mur o Jesús Sainz) que me han preguntado por el origen etimológico del término mamarracho.

Conocemos como mamarracho a aquel que va vestido o disfrazado de manera ridícula y extravagante o al que suele comportarse de forma informal. El vocablo nos llegó a través del árabe hispánico ‘muharríǧ’ el cual se utilizaba para nombrar así a aquel que hacía reír (bufón, payaso…).

De muharríǧ pasó al mozárabe ‘moharrache’ y de éste a ‘moharracho’, tal y como podemos encontrar reflejado en el Diccionario de la RAE.

Lo curioso del tema es la ‘pirueta semántica’ que hizo el término (como otras tantas veces ha ocurrido en nuestra lengua) para añadir o convertir el inicio del vocablo la forma ‘mamar’ que, según las fuentes consultadas también dio origen a otras palabras como mamandurria, mamacallos o mamarón (por poner tres ejemplos).

Bajo estas líneas podréis escuchar el audio con las palabras de Carlos Herrera que tanta polémica han provocado.


Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: RAE / etimologias.dechile / yorokobu

El curioso e histórico origen de la expresión ‘Disparar con pólvora del rey’

El curioso e histórico origen de la expresión ‘Disparar con pólvora del rey’

Cuando se quiere señalar que alguien está gastando (o malgastando) dinero o recursos ajenos sin contemplaciones (despilfarrando), suele utilizarse la expresión ‘disparar con pólvora del rey’.

El origen de esta locución la encontramos en la época en la que los soldados que formaban parte de los Tercios (una elogiada y famosa unidad militar de élite del Ejército Español, entre los siglos XVI y XVIII) debían de costearse de su propio bolsillo aquellas necesidades que tenían, ya que el salario que percibían contemplaba el tener que pagar los arreglos o piezas del uniforme e incluso la pólvora que utilizaban para disparar (en el caso de los arcabuceros).

Así pues, éstos intentaban escatimar al máximo el número de disparos que efectuaban. Pero, como era costumbre en cualquier batallo o asedio, numerosas eran las ocasiones en las que tras asaltar y hacerse con el control de una plaza enemiga (fortificación) una de las primeras cosas que hacían los tercios era apoderarse del polvorín.

Así pues, con todo ese arsenal y pólvora obtenida como botín podían seguir luchando sin tener que preocuparse por pagar por ello dinero de sus bolsillos. Esto provocaba que ya no fueran tan conservadores a la hora de disparar haciéndolo de una manera despreocupada, ya que la pólvora con la que disparaban se había pagado con el dinero de las arcas reales y, por tanto, se trataba de la ‘pólvora del rey’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Post realizado a raíz de la consulta enviada a través del apartado de contacto por Ismael Macías.
Fuentes de consulta: curistoria / abc / laalacenadelasideas
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Estar como un tren’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Estar como un tren’?

Días atrás mi amigo Emilio Molina (@ej_molina_c) publicaba en su blog un pequeño relato titulado ‘Como un tren’ en el que el protagonista, tras subir a un vagón, indica que una pasajera está como un tren y a partir de ahí comienza a divagar (haciendo mención a mi persona) sobre por qué se utilizará tal expresión comparativa para indicar que alguien es muy atractivo/a si realmente los trenes suelen estar, en numerosas ocasiones, sucios y malolientes.

Pues bien, para encontrar el porqué de esa analogía entre el concepto belleza y un tren debemos situarnos en mediados del siglo XIX e ir a la época de los orígenes de ese medio de transporte, cuando de la noche a la mañana en los paisajes de muchos lugares comenzaron a aparecer unas grandes e imponentes máquinas de hierro que servían para transportar a las personas (y mercancías) sobre unos railes: el ferrocarril.

Hasta entonces el medio de transporte más común era ir en algún carro/diligencia/coche tirado por caballos (u otros equinos) o montados sobre estos.

La aparición de esas fabulosas y deslumbrantes locomotoras hacían asombrar a cualquiera y muchos eran los que quedaban boquiabiertos al verlas por primera vez.

Por tanto, era tal la fascinación que había hacia esas primeras locomotoras que el hecho de comparar a una mujer (o a cualquier otra persona o cosa) con un tren era ponerla a la altura de una gran obra de ingeniería e indicar con ello de que era perfecta e inmejorable.

Pero cabe tener en cuenta que, dicha comparación, también se hacía debido a que el ver aparecer uno de aquellos primeros trenes (a una velocidad que jamás habían visto hasta entonces) provocaba que a más de una persona se le parara la respiración ante tal asombro, algo que, al igual que en la analogía de la expresión, podía provocar una persona extremadamente atractiva.

Hoy en día aunque siga utilizándose el decir que alguien ‘está como un tren’, en vista del estado lamentable en el que se encuentra muchos trenes (sobre todo los de cercanías), la expresión ha perdido prácticamente su sentido original.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: maxpixel

¿Por qué el carnaval de Notting Hill se celebra a finales de agosto?

¿Por qué el carnaval de Notting Hill se celebra a finales de agosto?

Es de sobras conocido que el carnaval siempre cae entre mediados del mes de febrero hasta bien entrado el de marzo y que año tras año varía la fecha dependiendo de cuándo se produzca la primera Luna llena de la primavera que es la que determina realmente cuándo cae la Semana Santa, una fiesta que está estrechamente relacionada con el carnaval ya que el motivo de celebración de éste es el inicio del periodo de Cuaresma (cuarenta días de sacrificio y penitencia, entre ellos el ayuno y abstinencia).

Pero así como en la gran parte del planeta el carnaval se celebra en las mismas fechas (entre el Jueves Lardero y el Miércoles de Ceniza) podemos encontrarnos con alguna excepción como la que ocurre en Notting Hill uno de los barrios más populares de la ciudad de Londres en el que realiza su propio carnaval a finales del mes de agosto.

Y no es algo que lleve realizándose desde hace poco, aprovechando la gran fama que adquirió Notting Hill, gracias a la película homónima protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant en 1999, y que provocó que la llegada de turistas hacía este lugar aumentase en un 500%.

En realidad el famoso carnaval de Notting Hill lleva seis décadas realizándose y se originó como solución a una serie de conflictos raciales y xenófobos que llevaban padeciéndose en ese barrio desde finales de la década anterior.

Notting Hill se había convertido en los años 1950 en el destino de llegada de un gran número de inmigrantes, triplicándose la presencia extranjera en el barrio, siendo la mayoría de estas personas originarias de las Antillas Caribeñas. La masificación de nuevos residentes provocó el hacinamiento de varias familias en un mismo piso.

Y como suele suceder en estos casos, hubo quien no estaba de acuerdo con la masiva llegada de inmigrantes, ente ellos los colectivos y partidos de extrema derecha, comenzando a producirse numerosas manifestaciones en contra de los inmigrantes y violentos altercados contra éstos.

El lema de las manifestaciones era: Keep Britain White’ (Mantén Gran Bretaña blanca). Se produjeron varias batallas campales y desórdenes, pero la intervención por parte de un grupo de líderes de movimientos sociales (entre los que se encontraba la activista Claudia Jones, natural de Trinidad y Tobago) se logró apaciguar a la población que se sentía provocada y que no entraran al trapo, como comúnmente suele decirse.

Los incidentes más graves y violentos tuvo lugar durante la última semana de agosto de 1958, en la que tensión convirtió el barrio en un campo de batalla (que no fue a más gracias a la intercesión de Claudia Jones).

En enero de 1959, desde la plataforma cívica por ella liderada, se decidió mostrar al pueblo británico de que los inmigrantes caribeños era gente de paz, trabajadora, honrada y dispuesta a integrarse. Pero también quisieron enseñar su lado más lúdico y divertido, motivo por el que organizaron una serie de actos festivos entre ellos un vistoso y festivo carnaval que tuvo lugar originalmente y debido al frio dentro del ayuntamiento del barrio de Camden Town, siendo todo un éxito.

Con el dinero recaudado se pagaron todas las multas impuestas por las autoridades a todas las personas que participaron en los altercados: tanto no solo la de los inmigrantes como las sanciones a los jóvenes ultraderechistas. El acto se vio como un gesto de buena voluntad y la tensión y problemas desaparecieron.

Durante los siguientes cinco años se estuvo realizando un carnaval en Camden Town a finales de enero, pero a mediados de la década de 1960 se decidió trasladarlo de lugar (a Notting Hill) y fecha (último lunes de agosto). De ese modo se era más fiel al sitio y época en el que tuvieron lugar los altercados que originaron dicho carnaval, además de ser una época en la que, gracias al buen tiempo, acudía más gente.

A día de hoy son alrededor de dos millones y medio los turistas que aprovechan para acudir al carnaval de Notting Hill y más de cincuenta mil las personas que desfilan en él.

 

Post relacionados que te puede interesar leer:

 

 

 

Fuentes de consulta: Cuaderno de Historias / thelondonnottinghillcarnival / standard
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘poner el cascabel al gato’?

¿Cuál es el origen de la expresión 'poner el cascabel al gato'?

‘Poner el cascabel al gato’ o ‘¿Quién pone el cascabel al gato?’ (y otras variantes) son de esas frases proverbiales que se utilizan ante una dificultad y la imposibilidad de llevar a cabo alguna tarea que acarreará cierto peligro. Un grupo de personas podrán ponerse de acuerdo en la conveniencia de realizar un acto que beneficiará al colectivo, pero el riesgo que comporta realizarlo provocará que no haya voluntarios para ponerlo en práctica.

Se utiliza la figura del gato debido a que dicha expresión se originó a raíz de una antiquísima fábula que versaba en la historia de un grupo de ratones que deseaban salir de la ratonera para ir a buscar comida pero que les era imposible hacerlo debido a que siempre eran sorprendidos por el felino que habitaba en aquel lugar. Tras reunirse los roedores decidieron que una buena idea para enterarse cuándo se acercaba el gato sería colocándole a éste un cascabel, pero ¿quién sería el valiente que se lo pondría?: Ninguno se presentó voluntario.

Son numerosísimas las fuentes señalan como origen de la expresión a Félix Lope de Vega, uno de los grandes dramaturgos del Siglo de Oro español, debido a que dicha fábula estaba introducida en la comedia ‘La esclava de su galán’ (publicada 1647, doce años después del fallecimiento del escritor madrileño) y que fue puesta en boca de Pedro (uno de los personajes) en la escena IX del primer acto:

El cuento viejo ha venido
aquí a pedir de cogote.
Juntáronse los ratones
para librarse del gato,
y después de un largo rato
de disputas y opiniones,
dijeron que acertarían
en ponerle un cascabel,
que andando el gato con él,
guardarse mejor podían.
Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo,
y encrespando el grueso lomo,
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:
«¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
ese cascabel al gato?»

Pero realmente Lope de Vega no fue el primero en escribir dicha fábula, sino que mucho antes que él hubo hubo otros que también lo hicieron.

¿Cuál es el origen de la expresión 'poner el cascabel al gato'?La primera referencia que existe es la que señala al fabulista griego del siglo VI a.C. Esopo, a quien se le atribuye la fábula ‘El gato y los ratones’ (en algunos lugares se encuentra bajo el título ‘Los ratones y el gato’):

Una gran familia de ratones vivía en una gran mansión. La vida fue siempre buena con ellos ya que siempre había comida en abundancia, sobre todo en la cocina.
Pero un día, el dueño de la casa trajo un gato. Desde entonces la vida de los ratones fue miserable.
El gato merodeaba día y noche. Los ratones no osaban salir de sus madrigueras porque el gato estaba siempre al acecho.
Con el paso de los días los ratones estaban más y más débiles porque no se aventuraban a salir de sus madrigueras para buscar comida.
Finalmente, un viejo ratón dijo: “No podemos continuar así o moriremos de hambre y de sed muy pronto. Tenemos que encontrar un modo de ocuparnos del gato”.
“Efectivamente, tenemos que idear un plan” dijo otro ratón. “Reunámonos todos los ratones esta noche y veamos si podemos pensar en algo”.
Enseguida anocheció. Todos los ratones se habían juntado en el lugar acostumbrado de reunión en la casa.
El ratón más anciano se aclaró la voz y dijo: “Estoy seguro de que ninguno de nosotros ha sido feliz últimamente debido a nuestro común enemigo, el gato”.
Todos los ratones asintieron con la cabeza.
El anciano ratón continuó: “Tenemos que actuar juntos y pensar en un plan para deshacernos del gato sino un día vamos a acabar siendo su comida”
Uno de los ratones sugirió matar al gato y a todos los demás le pareció una buena idea.
De modo que los ratones empezaron a idear la mejor manera para matar al gato. Pero tan pronto como uno proponía un plan los demás lo rechazaban porque era inviable.
Por fin, un joven ratón dijo: “Es posible que no podamos matar al gato pero quizás podamos pensar en algo para saber su paradero. De esa forma, cuando sepamos que viene tendremos tiempo para salir corriendo”
Los otros ratones aplaudieron la propuesta.
El joven ratón continuó: “Tengo un plan. Es realmente simple. Todo lo que tenemos que hacer es colgar un cascabel alrededor del cuello del gato. Por donde vaya sonará.
Si el cascabel es grande podremos incluso escuchar cuando el gato está viniendo antes de que esté demasiado cerca”.
Todos los ratones saltaron de alborozo y aplaudieron la idea.
De repente, un ratón sabio dijo: “Esa es una idea brillante. Ahora.. Quién pondrá el cascabel al gato?”

Posteriormente otros muchos fueron los escritores y fabulistas que escribieron textos similares, como es el caso del clérigo inglés Odo de Cheriton quien en el siglo XIII publicó la obra en latín ‘Fabulae, Narrationes o Parabolae’ y que en la España Medieval fue traducido por un monje anónimo bajo el título ‘Libro de los gatos’, en el que Cherinton, en clave de metáfora, hacía una crítica a ciertas situaciones que vivían algunos clérigos de la época (nombrados en el texto como mures, forma antigua de referirse a los ratones) respecto a algún prelado u obispo (gato).

El texto (en castellano antiguo) dice lo siguiente: Lee el resto de la entrada »

¿Cuál fue el primer trasatlántico hecho de hierro?

¿Cuál fue el primer trasatlántico hecho de hierro?

El SS Great Britain consta como el primer trasatlántico que tenía el casco de hierro y cuya botadura tuvo lugar en el puerto de Bristol (suroeste de Inglaterra) el 19 de julio de 1843. Hasta entonces los barcos se construían principalmente con madera, pero tras la finalización de la Revolución Industrial se había modernizado la producción y forma de trabajar en el Reino Unido y gran parte de Europa.

Además de poseer el honroso mérito de ser el primer trasatlántico con el casco totalmente de hierro, también era el primer barco de pasajeros a vapor que era propulsado por una hélice. Además otro récord se sumaba a este gran buque, ya que en aquellos momentos se convertía en el barco más grande del mundo y que mayor número de pasajeros podía transportar.

Su viaje inaugural no se realizó hasta dos años después, saliendo el 26 de julio de 1845 desde Liverpool en dirección a Nueva York, en una travesía que duró dos semanas exactas.

Pero en la historia del SS Great Britain no todo fueron hechos positivos debido a que también tuvo sus problemas. Entre ellos el quedarse encallado nueve largos meses (entre noviembre de 1846 y agosto de 1847) en las arenas de la bahía de Dundrum (Irlanda). Algunas fuentes apuntan que muchos de esos problemas que surgieron fueron a causa de tener el casco de hierro, algo que provocaba con frecuencia que la brújula del capitán fallase.

Durante la Primera Guerra Mundial fue utilizado como barco carbonero para abastecer a los barcos de la Marina Británica, pero sus años de gloria ya habían pasado, quedando este barco en el semiolvido durante las siguientes décadas hasta ser dado de baja en 1937. Parte de su hierro todavía fue de utilidad durante la Segunda Guerra Mundial cuando se empleó en la reparación de otros barcos.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post con curiosidades históricas

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons