BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Marchando una de moluscos

GTRES

GTRES

En junio de 2010, cuando Jaime tenía tres años y Julia apenas uno, escribí un post titulado ¡Los bebés pueden tener moluscos!

Pues sí, los pueden tener los bebés y también los niños. Julia se ha traído esa compañía tan poco estética de la piscina. O al menos a esa actividad le ha echado la culpa su pediatra.

Son unos granitos pequeños, duros, que no molestan. Aparecieron bajo la axila, que parece ser el sitio típico. Y el tratamiento ha sido sencillo, una cremita durante una semana, evitar la piscina y bañarla junto a su hermano, una visita a su enfermera de pediatría habiendo puesto antes una crema anestésica y el curetaje de todos los granitos, es decir, rasparlos uno a uno hasta arrancarlos.

Ahí fue dónde tengo que reconocer que Julia me sorprendió mostrándose como una valiente. Estuvo tranquila, no lloró, no se alteró al ver que brotaban gotitas de sangre del lugar en el que estaban los granitos y salió tan orgullosa por haberse portado “como una niña mayor”.

A finales de esta semana repetiremos la visita para ver si hay que repetir la operación con algún molusco insistente. La verdad es que se lo veo muy bien.

En su momento os dejé el texto de Amalia Arce, la mamá pediatra, que hablaba de dejarse las uñas largas y arrancarlos tras el baño, aunque también de la posibilidad del curetaje. Hay más información en Medline, KidsHealth o la Wikipedia, de la que os dejo un fragmento:

El molusco contagioso o molluscum contagiosum es una enfermedad cutánea de etiología vírica (poxvirus), concretamente Molluscipoxvirus.

La forma infantil suele trasmitirse por fómites mientras que en adultos suele ser por malos habitos al tener las manos contaminadas con el virus. Se caracteriza por la aparición de pápulas dispersas en la piel con un tamaño menor a los 5 milímetros cupuliformes y umbilicadas en el centro. No son dolorosas, siempre y cuando el afectado no se rasque la zona con perseverancia. Puede aparecer un prurito poco intenso si se sobreinfectan.

El molusco contagioso es una enfermedad que suele curarse por sí sola, en un período de aproximadamente 2 años.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Curioso pero bueno, me gusta el articulo.

    08 abril 2014 | 17:21

  2. Dice ser Diego

    No son moluscos, es simplemente el nombre de la enfermedad, que es una infección vírica sin mucha importancia. Nada que ver con pulpos o calamares…

    08 abril 2014 | 17:28

  3. Dice ser Enrique

    ¿Bañarla junto al hermano es imprescindible para el tratamiento, es recomendación específica del médico?

    09 abril 2014 | 09:11

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.