BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

La importancia de la preparación ante terremotos en Nicaragua

Lourdes Álvarez Pérez, voluntaria Internacional de Cruz Roja Española en Nicaragua y El Salvador.

El área metropolitana de la ciudad de Managua está expuesta a una elevada amenaza sísmica y eso lo sabe perfectamente Wilfried Strauch, alemán de nacimiento, que lleva más de veinte años como Asesor Técnico en Ciencias de la Tierra del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), institución con la que Cruz Roja Española trabaja dentro del marco del programa de preparación a desastres de la Comisión Europea (DIPECHO IX) desde hace cuatro años.

Wilfried nos recibe en su oficina para relatarnos la particularidad del sistema que él gestiona y que puede llegar a detectar “entre 200 y 1.000 o 2.000 sismos al mes en el país, sismos, en su mayoría, muy pequeños”, como él mismo señala. Aunque la cantidad de sismos es muy variable. Wilfried puntualiza quecada año podemos llegar a tener un sismo grande de magnitud seis en toda Centroamérica y cada dos o tres años un sismo de magnitud siete. En 2012, no obstante, se dieron tres sismos de magnitud siete, uno de ellos también con un tsunami con olas de hasta cinco metros de altura.

Nicaragua es pionera en monitoreo de sismos en tiempo real. El sistema de monitoreo de vigilancia sísmica está indicado para vigilar los movimientos sísmicos. Y se trata de un sistema bastante fortalecido. Se ha llegado a acortar el tiempo de procesamiento sísmico y ahora está en 2/3 minutos: “la red sísmica es el complejo científico más grande del país, porque contiene una central de monitoreo y alerta”, nos señala Wilfried. Además, se ha implementado una metodología para la conducción de estudios de riesgo sísmico desde una perspectiva de trabajo multidisciplinar e interinstitucional, poniendo énfasis en la creación y fortalecimiento de capacidades técnicas institucionales y de las relaciones y coordinaciones interinstitucionales entre organizaciones humanitarias, universidades, instituciones científicas, ministerios, autoridades locales y la comunidad.

El programa SELENA incorpora información de la amenaza sísmica, las propiedades dinámicas de los suelos, la vulnerabilidad sísmica de las viviendas, así como el inventario de edificaciones en el área de estudio. En ocasiones, se ha ido casa por casa para evaluar el riesgo. Se trata, por tanto, de un mapa de riesgo sísmico que ha ayudado a conocer cuáles son las condiciones óptimas para poder construir.

El proceso de sensibilización también ha sido muy importante, el cómo se ha trasladado la información científico-técnica a la población, a las comunidades y a los tomadores de decisiones, algo que en ocasiones resulta bastante difícil de vincular. Se han brindado charlas, capacitaciones y conferencias y se ha creado un entorno virtual de aprendizaje con el fin de educar a la niñez y la adolescencia en la materia.

De este modo, el trabajo conjunto del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales y Cruz Roja Española ha sido de vital importancia porque ha involucrado a varios actores.

INETER trabaja en coordinación con otras agencias sísmicas de Centroamérica y de todo el mundo, aproximadamente alrededor de 400 estaciones, y lo hacen a través de internet: “los datos de esas estaciones, en torno a 600 o 700 en total, llegan en tiempo real a la central de monitoreo que es quién procesa la información día y noche; por eso, cuando detectan algo anormal, un sismo, tratan de calcular el epicentro del sismo, la profundidad y la magnitud”, nos explica Wilfried. Y “esto se puede hacer de manera muy rápida, con un sistema automático que hemos mejorado gracias a la ayuda del proyecto DIPECHO y de Cruz Roja Española”, subraya. El proceso es sencillo: “el sistema lo hace todo automáticamente en treinta segundos, por lo que en treinta segundos ya sabemos dónde ocurrió el sismo y qué magnitud tuvo y de manera automática el sistema envía la información por correo electrónico al Gobierno de Nicaragua, a la Protección Civil de Nicaragua y a los propios trabajadores y técnicos de INETER, ya que podemos estar fuera de la oficina o en casa y nos llega toda la información”, nos aclara el doctor Strauch.

La particularidad de este sistema es que es capaz de detectar en tan sólo treinta segundos un sismo que ocurra en Nicaragua, un minuto si el sismo ocurre en cualquier otra parte de Centroamérica y de cinco a diez minutos para el resto del mundo. Cada país centroamericano tiene más o menos un sistema de monitoreo similar al de Nicaragua, aunque digamos que el de Nicaragua es el más avanzado y desarrollado.

Desde el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales también se concentran mucho en la alerta de tsunamis. Un terremoto muy fuerte en el océano puede causar un tsunami que afectaría a la playa. De hecho, en la historia reciente de Nicaragua, en el año 1992, hubo un tsunami grande en la costa del Pacífico, con olas de hasta diez metros de altura, que causaron muchísima destrucción, con un balance de 170 personas fallecidas. Wilfreid Strauch nos comenta que “de haber sido fin de semana o festivo, probablemente los daños hubiesen sido mucho mayores y habrían muerto miles de personas”. A pesar de que se trató de un gran terremoto y tsunami, durante mucho tiempo no existió sistema de alerta. Pero en Nicaragua aprendieron de esto y es por ello que idearon el sistema de alerta temprana: “durante mucho tiempo fuimos los primeros de toda Centroamérica en tener un sistema como éste, después vendría El Salvador que desarrolló un sistema similar, y hasta el momento, El Salvador y nosotros somos los dos únicos países en Centroamérica que lo tenemos”, puntualiza Wilfried.

Dada la experiencia que aglutina el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales en este campo, ellos propusieron hace un tiempo ser el centro de alerta de tsunamis para toda América Central. Por ello, a finales del mes de noviembre van a enviar mensajes de información sísmica a los países de Centroamérica, a las instituciones científicas y a las instituciones de Protección Civil, y, “se tratará de una información rápida sobre cualquier sismo, y a partir del próximo año, enviaremos alertas de tsunamis que van a incluir informaciones sobre los posibles parámetros del tsunami, la hora de llegada de las olas o la altitud que alcanzan las olas y vamos a aminorar de esta forma la situación en la alerta de tsunamis en toda Centroamérica”, como nos adelanta el doctor Strauch.

Wilfried Strauch nos enseña cómo se detecta un tsunami

Wilfried enseña cómo se detecta un tsunami. (CRUZ ROJA)

2 comentarios

  1. Dice ser Cirujano

    En España tenemos esta página con información muy buena:
    http://www.ign.es/resources/sismologia/tproximos/prox.html

    07 Marzo 2016 | 18:52

  2. “Prevenir es mejor que curar”, así lo entienden todos los chilenos y también la iniciativa que propone la empresa “Waves Chile”, ligada al inversionista chileno Adrián Kuperschmied, que este año presentará un novedoso sistema de alerta temprana para detectar terremotos en la feria más importante para la minería en Latinoamerica, EXPOMIN 2016, que se desarrollará la última semana de Abril.
    “No es posible que estemos todavía esperando que se nos caiga el techo encima cuando llega un movimiento telúrico importante. El timming es bueno, se está formando un equipo de chilenos de primera línea en conjunto con las empresas israelíes. La idea es poderosa, existen un sin número de rutas comerciales donde se podría explotar el concepto. Con estos pilares definidos se hará un road show para seguir desarrollando en Chile empresas dedicadas a las alarmas tempranas.”, señala el empresario Adrián Kuperschmied sobre el proyecto.
    El sistema está diseñado para captar las ondas sísmicas que libera un fuerte movimiento telúrico desde el epicentro hacia todas las direcciones, de las cuales dos son de importancia llamadas ondas P y S. La P es imperceptible al ser humano mientras que la S es la que transmite la fuerza del terremoto que causa los daños físicos a inmuebles, instalaciones industriales y personas. De esta forma, la tecnología que usaría este sistema tendría la capacidad de detectar la onda P antes que llegue la onda S, lo cual se debe a la sensibilidad de detección que tiene el equipo y al hecho de que la onda P se propaga a una velocidad dos veces mayor que la S.
    Cabe destacar que el tiempo transcurrido entre la detección de la onda P y la llegada de la S que transmite la fuerza del terremoto puede variar entre unos pocos segundos hasta 1 o 2 minutos que pueden ser vitales para una evacuación y disminución de daños. Eso sí, depende de la distancia en que esté instalado el sistema y el epicentro del movimiento telúrico.

    31 Marzo 2016 | 17:47

Los comentarios están cerrados.