Entradas etiquetadas como ‘loco’

¿De dónde surge decir que alguien está loco de ‘remate’ o de ‘atar’?

Las expresiones ‘loco de remate’ y ‘loco de atar’ suelen ser utilizadas para enfatizar el trastorno mental de alguna persona y como modo de señalar que esa locura es extrema, aunque en la mayoría de ocasiones el uso de dichas locuciones no es para referirse a alguien que tiene las facultades mentales dañadas, sino para señalar una situación o conducta extraña, fuera de lo común.

¿De dónde surge decir que alguien está loco de ‘remate’ o de ‘atar’?

El añadirle el término ‘atar’ a la expresión es una clara alusión a los casos de aquel enfermo mental que suponía un posible peligro y que, tras ser encerrado en un sanatorio (antiguamente llamado ‘manicomio’), era maniatado o se le ponía una camisa de fuerza.

El decir a alguien que estaba loco de atar significaba literalmente que estaba para ser encerrado en un manicomio y ser atado.

Por su parte, el término ‘remate’ es algo más rebuscado al incorporarlo a la expresión. Hace referencia a aquel trastorno mental que llega al límite de la locura, debido a que el vocablo hace referencia a la primera acepción que da el Diccionario de la RAE a la palabra: ‘Fin o cabo, extremidad o conclusión de algo’.

El vocablo ‘remate’, en este caso, nada tiene que ver con la acción de chutar un balón hacia la portería (por ejemplo en el fútbol) o el con poner fin a la vida de alguien, asegurándose que muere (por ejemplo pegando una segunda puñalada, golpe o tiro) y suele ser utilizada en otras expresiones como ‘tonto de remate’ (ser muy tonto).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿De dónde surge llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza?

A través del perfil en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2) me llega la consulta sobre el origen de llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza.

¿De dónde surge llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza?

El término chalado es habitual utilizarlo, de un modo más desenfadado que formal, para indicar que alguien no anda bien de la cabeza o está falto de juicio.

Su procedencia la encontramos en el idioma caló (la lengua hablada por el pueblo gitano) en la que el vocablo ‘chalar’ significa literalmente ‘ir’ (en referencia a la acción de desplazarse de un lugar a otro). Y fue a raíz de ese significado que comenzó a utilizarse para referirse a aquellas personas que estaban perdidamente (locamente) enamoradas de alguien, ya que a estas se les solía ‘ir la cabeza’ por culpa del amor pasional que sentían (‘estar ido‘).

No tardó en utilizarse en el castellano como uno más de lo muchos sinónimos del término ‘loco’ y fue incorporado al Diccionario de la RAE en 1884 con la acepción: ‘Alelado, falto de seso o juicio’ (la misma que hoy en día sigue teniendo).

De ahí surgieron otras variantes al uso del término, como ‘chaladura’,  la cual es habitual utilizar como clara referencia a un enamoramiento (recogida de ese modo por la RAE, a partir de 1983, además de significar ‘extravagancia’, ‘locura’ y ‘manía’).

 

 

Te puede interesar leer también: Dabuti, nasti de plasti, mangui y otras expresiones que provienen del caló

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿De dónde surge la expresión ‘estar mal de la chaveta’?

¿De dónde surge la expresión ‘estar mal de la chaveta’?A través de la página en Facebook de este blog, Merche Quinto me manda un mensaje en el que me pregunta sobre el origen de la expresión ‘estar mal de la chaveta’.

Utilizamos la expresión ‘estar mal de la chaveta’ para referirnos a alguien que está loco o no anda en su sano juicio.

Muchas son las personas que utilizan el término ‘chaveta’ como sinónimo de cabeza, aunque en realidad ambos vocablos no tienen nada que ver el uno con el otro (chaveta proviene del italiano ciavettallave pequeña, llavecita-).

Una chaveta es una clavija, pasador o pieza (también llamada llave) usada, entre las muchas utilidades que tiene, para poner como tope introduciéndola por un agujero o engranaje (por ejemplo en la barra de una sombrilla para que ésta no se cierre).

Hoy en día muchos son los mecanismos y máquinas donde se colocan las chavetas para su perfecto funcionamiento, aunque debemos tener en cuenta que su utilización es antiquísima, además de que en el pasado su uso era muchísimo mayor e incluso más necesario. Si por algún motivo alguno de esos pasadores/piezas se rompía provocaba que funcionasen mal o se desarmasen.

Ese contratiempo es lo que provocó que se hiciera un paralelismo entre el caos ocasionado tras estropearse, romperse o estar mal una chaveta (y por tanto no funcionaba bien el mecanismo) y el hecho de que alguien había perdido el juicio y algo no le funcionaba bien en la cabeza, surgiendo un sinfín de expresiones para referirse a ello: estar mal de la chaveta, perder la chaveta, andar mal de la chaveta, estar tocado de la chaveta, estar chaveta

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: freedigitalphotos

¿Cuál es el origen del término ‘energúmeno’?

¿Cuál es el origen del término ‘energúmeno’?A través del apartado de contacto, Manu RC me consulta sobre el origen de la palabra ‘energúmeno’ que suele utilizarse para referirse a una persona violenta, furiosa o fuera de sí.

Dicho término ya se utilizaba desde la antigüedad (en su forma en latín ‘energumĕnus’ o griega ‘ἐνεργούμενος’) para hacer alusión a aquellos que se comportaban o reaccionaban de un modo fuera de lo normal. Su significado etimológico hace referencia al poseído o influido por un espíritu o el demonio.

Por este motivo muchos fueron los llamados ‘energúmenos’ que padecían enfermedades como la epilepsia, algún tipo de dolencias neurológicas (por ejemplo las Corea de Sydenham o Corea de Huntington –conocidas popularmente como ‘Baile de San Vito‘-), esquizofrenia u otras enfermedades mentales, ya que se tenía la creencia (por ignorancia) que algún espíritu maligno o el propio diablo los había poseído pues la conducta de algunos de esos enfermos se volvía violenta o se comportaban de manera exaltada.

Durante un gran periodo de tiempo, en el que la religión dominaba todos los ámbitos, a los (mal) llamados energúmenos incluso se les negaba pertenecer a comunidad de fieles alguna, además de no administrarles los santos sacramentos (a no ser que estuvieran en peligro de muerte, que entonces se acompañaba de su correspondiente exorcismo).

Tal y como fue evolucionando la ciencia y se pudo ir sabiendo que nada tenía que ver dichas dolencias o comportamientos con posesiones, demonios o espíritus malignos, el término quedó asignado simplemente a los que tenían conductas furiosas y actuaban de mala manera y sin educación alguna; aunque aún hoy en día los diccionarios siguen utilizándolo para referirse a alguien endemoniado/poseído por el diablo.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de consultas: RAE / fundeu / etimo / consultoriolinguistico
Fuente de la imagen: ClkerFreeVectorImages (pixabay)

El encéfalo y la personalidad, según Franz Joseph Gall [Anécdota]

El encéfalo y la personalidad según Franz Joseph Gall [Anécdota]El anatomista y fisiólogo de origen alemán Franz Joseph Gall, creador de la pseudociencia conocida como ‘frenología’, se vanagloriaba de conocer el carácter y aptitudes de las personas según la forma de la cabeza de éstas. Entre otras muchas cosas también fue conocido por ser autor de la famosa “protuberancia de las matemáticas”, con la que intentaba demostrar que la persona que poseía determinado tipo de cráneo tenía unas dotes innatas para el cálculo numérico.

En cierta ocasión realizó una visita al manicomio de Bicêtre con la intención de demostrar cómo era capaz de acertar sobre las tendencias criminales de los enfermos allí recluidos con un simple y rápido estudio de la forma del encéfalo.

Mientras exploraba a uno de ellos le preguntó:

«¿Por qué está usted aquí? En su cráneo no encuentro ningún tipo de locura»

«No le extrañe, doctor,- contestó el enfermo – porque esta no es mi cabeza, sino una que me puse para sustituir la que me cortaron durante la Revolución»

 

Fuente de la imagen: wikimedia commons

¿Cuál es el origen etimológico de ‘tararear’?

¿Cuál es el origen etimológico de ‘tararear’?El término tararear no proviene directamente de la canción ‘La Tarara’, a la que se refiere blitzmetal, pero sí que tiene una relación directa con la palabra ‘tarara’ que se utiliza desde hace siglos para señalar a una persona que está loca o tiene poco juicio.

Muchos eran los tararos/majaretas/locos que cuando cantaban lo hacían sin ritmo alguno, obviando gran parte de la letra o de forma ininteligible, por lo que a esa forma de canturrear se la comenzó a conocer como ‘tararear’ (cantar como lo hace un loco). Con el tiempo se popularizó el término y se utilizó también para señalar a esa forma de cantar, entre dientes y sin articular palabras, que realizaban las personas cuerdas.

Pero sobre el origen etimológico de tararear también podemos encontrarnos con quien defiende la teoría (nada descabellada) que señala que proviene del término ‘tararí’, que es como se le designaba al ‘toque de trompeta’ u otro instrumento de viento y por lo tanto, la imitación de esa música sin la utilización de palabras pasó a ser conocida como ‘tararear’.

Cabe destacar que la popular canción «La Tarara» proviene de un poema de Federico García Lorca inspirado en unas coplas populares de origen soriano que se cantaban en el siglo XIX cuya protagonista estaba tarara (loca).

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones
 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

Fuentes de consulta: RAE 1 / RAE 2 / RAE 3 / ‘Cancionero popular’ de José Calles Vales / actiludis (pdf)
Fuente de la imagen: sodahead