Entradas etiquetadas como ‘locura’

‘Folie á Deux’, cuando los delirios y la locura son compartidos

El término ‘Folie à Deux’, traducido del francés como ‘locura de dos’, se refiere a un fenómeno psiquiátrico donde dos o más individuos comparten síntomas psicóticos, especialmente delirios.

‘Folie á Deux’, cuando los delirios y la locura son compartidos

Este trastorno psicótico compartido afecta principalmente a parejas, familias o grupos cercanos. Su característica principal es que una persona, llamada el ‘iniciador’ o ‘primario’, desarrolla un delirio y lo transmite a otra, el ‘secundario’, quien previamente estaba psicóticamente sano. La propagación del delirio se facilita por la proximidad física y emocional, así como por una relación estrecha y frecuentemente aislada del entorno exterior.

Las personas afectadas por Folie à Deux suelen tener una relación cercana e íntima, lo que facilita la formación y mantenimiento de los delirios compartidos. Los delirios pueden variar en contenido, incluyendo paranoias, grandiosidades, persecuciones o cualquier otra creencia irracional y fija. Este trastorno puede clasificarse en varias formas, según la cantidad de personas afectadas y la naturaleza de su relación. La forma clásica, conocida como Folie Imposée, se presenta cuando el delirio es impuesto por el individuo primario sobre el secundario. También existen formas como Folie Simultanée, donde ambos desarrollan delirios simultáneamente; Folie Communiquée, donde el delirio persiste en el secundario tras la separación; y Folie Induite, donde un individuo previamente sano desarrolla un delirio debido a la exposición a otra persona psicótica.

El diagnóstico de Folie à Deux es complejo y requiere una evaluación detallada de la historia clínica, la relación y el entorno de los individuos involucrados. Los criterios incluyen la presencia de un delirio en una persona con una relación cercana con otra que ya tiene un delirio similar. El tratamiento implica separar a los individuos para romper el ciclo de retroalimentación de los delirios, seguido de terapia individual y medicación antipsicótica para tratar los síntomas residuales. A lo largo de la historia, numerosos casos documentados han llamado la atención por su complejidad y la influencia de las relaciones humanas en la salud mental, destacando la importancia de comprender las dinámicas interpersonales y la necesidad de intervención temprana en el tratamiento de trastornos psicóticos.

 

 

 

 

Fuentes de consulta y más información: psicologiaymente / depsicologia.com / rinconpsicologia / cabovolo / emedicine

Fuente de la imagen: Creada con DALL-E

¿De dónde proviene el término ‘orate’?

A través de mi perfil @curiosisimo (en la red social TkTok), me preguntan sobre el origen del término ‘orate’ y por qué algunas personas lo usan como sinónimo de loco.

¿De dónde proviene el término ‘orate’?

El diccionario nos da como acepciones del término ‘orate’: ‘Persona que ha perdido el juicio’ y ‘Persona de poco juicio, moderación y prudencia’. Es uno de los diversos sinónimos que se utilizan para hacer referencia a una persona demente o trastornada (lo que comúnmente se denomina como ‘loco’).

Etimológicamente procede del catalán ‘orat’, de exacto significado y a su vez este proviene del latín aurātu, vocablo utilizado en la antigüedad para hacer referencia a aquel que había perdido la razón a causa de un viento, debido a la antiquísima creencia, aún vigente, que indicaba que ciertos vientos trastocan mentalmente a las personas, incluso a las más cuerdas.

En el Diccionario de Autoridades de 1737 ya aparece recogido el término y además añadía que la expresión ‘Casa de orates’ significaba exactamente lo mismo que ‘Casa de locos’ en referencia al lugar en el que se encerraba a estos (sanatorio, manicomio).

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: unsplash

¿De dónde surge llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza?

A través del perfil en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2) me llega la consulta sobre el origen de llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza.

¿De dónde surge llamar ‘chalado’ a alguien que no anda bien de la cabeza?

El término chalado es habitual utilizarlo, de un modo más desenfadado que formal, para indicar que alguien no anda bien de la cabeza o está falto de juicio.

Su procedencia la encontramos en el idioma caló (la lengua hablada por el pueblo gitano) en la que el vocablo ‘chalar’ significa literalmente ‘ir’ (en referencia a la acción de desplazarse de un lugar a otro). Y fue a raíz de ese significado que comenzó a utilizarse para referirse a aquellas personas que estaban perdidamente (locamente) enamoradas de alguien, ya que a estas se les solía ‘ir la cabeza’ por culpa del amor pasional que sentían (‘estar ido‘).

No tardó en utilizarse en el castellano como uno más de lo muchos sinónimos del término ‘loco’ y fue incorporado al Diccionario de la RAE en 1884 con la acepción: ‘Alelado, falto de seso o juicio’ (la misma que hoy en día sigue teniendo).

De ahí surgieron otras variantes al uso del término, como ‘chaladura’,  la cual es habitual utilizar como clara referencia a un enamoramiento (recogida de ese modo por la RAE, a partir de 1983, además de significar ‘extravagancia’, ‘locura’ y ‘manía’).

 

 

Te puede interesar leer también: Dabuti, nasti de plasti, mangui y otras expresiones que provienen del caló

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿Cuál es el origen de la palabra ‘disparate’?

¿Cuál es el origen de la palabra ‘disparate’?Cuando alguien dice o hace algo que consideramos que es erróneo, absurdo o ilógico solemos decir que ha dicho/hecho un disparate.

El origen de este término lo encontramos, una vez más, en el latín, que tanto ha enriquecido nuestro vocabulario aportando infinidad de palabras. Disparate procede de disparātus cuyo significado era separar y lanzar en direcciones diferentes. De ahí también parte el término ‘disparar’, aplicado originalmente al acto de lanzar flechas tensando un arco.

Y es de ese acto de ‘disparar’ o lanzar sin sentido ni lógica todo tipo de afirmaciones de donde surgió el término ‘disparatar’ y de ahí dio pie a ‘disparate’ que con el tiempo se ha convertido también en sinónimo de la palabra chiste.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: josesande

¿Por qué las ‘muelas del juicio’ se llaman así?

¿Por qué las ‘muelas del juicio’ se llaman así?A través de la página en Facebook de este blog, Raúl Viñas me envía un mensaje en el que, además de declararse muy fan de este blog, me pregunta sobre el porqué las ‘muelas del juicio’ se llaman así.

El ‘juicio’ no solo es el acto por el que un tribunal juzga a alguien, sino también es como se denomina al momento de madurez y cordura de una persona. De ahí que frases como ‘tener juicio’ sean sinónimas de ‘tener cabeza’, ‘ser responsable’ o por el contrario ‘perder el juicio’ sería ‘perder la cordura’, ‘volverse loco’, ‘no entrar en razón’.

Las muelas del juicio, que también son llamadas ‘muelas cordales’ (de cordura), al contrario de lo que ocurre con el resto de molares y dientes, salen cuando ya somos mayores (aunque no hay una edad concreta), por lo que, desde hace muchísimos siglos atrás, se atribuía la aparición de esas piezas dentarias con la edad madura y adulta del individuo y, por lo tanto, cuando éste tenía juicio (madurez, cordura y/o sensatez) habiendo dejado atrás el tiempo de juventud y sus locuras e inmadurez.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2DYgchl

 

 

Fuente de la imagen: houstonpress

¿Por qué antiguamente muchos sombrereros enfermaban?

Hasta mediados del siglo XX en el que se descubrió las causas, un gran número de artesanos sombrereros  habían padecido durante muchísimos años una enfermedad llamada hidrargirismo, la cual estaba provocada por el mercurio utilizado para procesar el fieltro con el que realizaban los sombreros.

El hecho de manipularlo continuamente hacía que estos profesionales poco a poco fuesen envenenándose al inhalar los vapores que desprendía, sufriendo por culpa de dicha intoxicación una serie de síntomas como temblores, convulsiones, espasmos, nauseas, alteraciones del sistema nervioso, depresión e incluso sobreexcitación, lo que llevaba a que en numerosas ocasiones se confundiese con la locura.

Y fue del hidrargirismo, como enfermedad muy común en los fabricantes de sombreros, de donde se inspiró Lewis Carroll para crear al divertido personaje de “el sombrerero loco” que aparece en su famosa  obra “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”.

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: Ciencia alucinante de Simon Torok y Paul Holper / guti.bitacoras.com / Wikipedia
Fuentes de las imágenes: Alex E. Proimos (Filickr) y Loren Javier (Flickr)