Entradas etiquetadas como ‘enfermedad mental’

¿De dónde surge decir que alguien está loco de ‘remate’ o de ‘atar’?

Las expresiones ‘loco de remate’ y ‘loco de atar’ suelen ser utilizadas para enfatizar el trastorno mental de alguna persona y como modo de señalar que esa locura es extrema, aunque en la mayoría de ocasiones el uso de dichas locuciones no es para referirse a alguien que tiene las facultades mentales dañadas, sino para señalar una situación o conducta extraña, fuera de lo común.

¿De dónde surge decir que alguien está loco de ‘remate’ o de ‘atar’?

El añadirle el término ‘atar’ a la expresión es una clara alusión a los casos de aquel enfermo mental que suponía un posible peligro y que, tras ser encerrado en un sanatorio (antiguamente llamado ‘manicomio’), era maniatado o se le ponía una camisa de fuerza.

El decir a alguien que estaba loco de atar significaba literalmente que estaba para ser encerrado en un manicomio y ser atado.

Por su parte, el término ‘remate’ es algo más rebuscado al incorporarlo a la expresión. Hace referencia a aquel trastorno mental que llega al límite de la locura, debido a que el vocablo hace referencia a la primera acepción que da el Diccionario de la RAE a la palabra: ‘Fin o cabo, extremidad o conclusión de algo’.

El vocablo ‘remate’, en este caso, nada tiene que ver con la acción de chutar un balón hacia la portería (por ejemplo en el fútbol) o el con poner fin a la vida de alguien, asegurándose que muere (por ejemplo pegando una segunda puñalada, golpe o tiro) y suele ser utilizada en otras expresiones como ‘tonto de remate’ (ser muy tonto).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

El extraño trastorno mental que hace creer a algunos hombres que su pene está encogiendo

El curiosos trastorno mental que hace creer a algunos hombres que su pene está encogiendoConocido como Síndrome de Koro, se trata de un extraño trastorno que afecta mayoritariamente a hombres orientales (o al menos solo se han detectado casos en el sudeste asiático) por el que quien lo padece cree que su pene va encogiéndose poco a poco y teme que llegue algún día en el que desaparezca por completo.

No se trata de ninguna enfermedad física que afecte al órgano sexual masculino sino que su origen es psicosomático (originado por la mente debido a algún tipo de complejo, trauma, estrés o creencia).

El nombre de este síndrome de retracción genital proviene del idioma indonesio, debido a que el término ‘koro’ significa literalmente cabeza de tortuga y se acuñó de ese modo debido a la analogía que se hacía sobre la supuesta contracción del pene y la cabeza del animal al esconderse hacia dentro del caparazón.

Algunos casos extremos de personas convencidas de padecer el Síndrome de Koro, y ante el temor de que su pene acabara desapareciendo por completo, ha llegado a provocar que intenten alargarse el miembro de cualquier modo (aparatos que los extienden, estirando brusca y manualmente…) lo que ha causado algunos graves –y dolorosos- desgarros y accidentes.

El tratamiento para este tipo de pacientes es a través de terapia psicológica y conductual, haciéndoles ver –mediante las sucesivas sesiones- que el miembro no varía en su tamaño absolutamente nada (evidentemente sin tener en cuenta los estados de flacidez o erección).

Al tratarse de una patología de origen psicosomático, varias han sido las ocasiones en las que ha habido un brote colectivo y donde un gran número de hombres aseguraban estar padeciéndolo (a finales de la década de 1960 en Singapur hubo un gran número de casos en los que acudían al médico indicando que se les encogía el pene por haber comido carne de cerdo en mal estado).

Cabe destacar que existen algunos casos aislados de mujeres que aseguran haber padecido el mismo síndrome pero, en este caso, ellas creían que eran sus pezones los que se iban retrayendo y/o desapareciendo (e incluso los labios de la vulva).

 

Otros posts que quizá te interese leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuentes de consulta: muyinteresante / elespanol / omicrono / psiquiatria.com / ncbi
Fuente de la imagen: Wikimedia commons