Entradas etiquetadas como ‘torpe’

¿Cuál es el origen del término ‘apollardado’?

Se utiliza el término ‘apollardado’ (también en las formas ‘apollardao’, ‘apollargado’ y ‘apollargao’) para hacer referencia a alguien que está atontado, confuso, despistado o torpe.

¿Cuál es el origen del término ‘apollardado’?

Ninguno de estos vocablos aparecen recogidos en por el diccionario de la RAE, aunque su uso es muy común y ya tiene algunos cuantos años.

No se sabe con certeza cuál es el origen, aunque dos son sus posibles procedencias. Por un lado nos entramos con quienes señalan que proviene de una forma despectiva de referirse a la conducta despistada de los niños o adolescentes, a quienes se les llamaba ‘pollo’ antiguamente. El decir que alguien estaba apollardado posiblemente era una referencia a ese estado en el que muchos jóvenes no prestan atención y parecen estar continuamente distraídos.

Por otra parte, también hay quien indica que, muy posiblemente, el origen del término lo encontremos en el modo en el que antiguamente se llamaba a cierto tipo de faldas en España y que todavía hoy se usa en muchos lugares de Hispanoamérica: la ‘pollera’. Y es que en muchos países hispanoparlantes existen vocablos muy similares para denominar a quienes tienen pocas luces, han sido muy mimados por sus respectivas madres y/o sobreprotegidos, los que les ha llevado a ser pusilánimes: ‘pollerudo’ o ‘apollerado’ (de apollerar) y que vendría a ser sinónimo de ‘enfaldado’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: theoskingdead

¿De dónde surge la expresión ‘Eres como el pintor Orbaneja’?

Esta es otra de aquellas expresiones que están prácticamente en desuso (catalogadas como ‘expresiones viejunas’) y que, de tanto en tanto, os traigo a este blog para explicaros su origen.

¿De dónde surge la expresión ‘Eres como el pintor Orbaneja’?

La expresión ‘Eres como el pintor Orbaneja’ lleva bastantes tiempo en desuso y pocas son las personas que lo utilizan e incluso la conocen. Se utilizaba antiguamente para señalar la torpeza de ciertas personas (poco dotadas para según qué arte, oficio o manualidad) que deben ir dando explicaciones de lo que hacen o dicen, debido a que no son correctamente entendidas.

La expresión hace alusión a un tipo llamado Orbaneja, oriundo de la población de Úbeda (Jaén) y de profesión pintor que no era muy diestro en su oficio, debido a que cada vez que pintaba un cuadro debía poner debajo de cada figura pintada de qué se trataba, con el fin de que quien lo mirase no pensara que era otra cosa.

Al menos así se le describía en imaginario popular y la referencia más famosa sobre él aparece en el Capítulo LXXI de la segunda parte de El Quijote, en la que el hidalgo caballero mantiene una conversación con su fiel escudero Sancho Panza, en referencia a que alguien debería inmortalizar pictóricamente las andanzas de ambos:

[…] Yo apostaré —dijo Sancho— que antes de mucho tiempo no ha de haber bodegón, venta ni mesón, o tienda de barbero, donde no ande pintada la historia de nuestras hazañas. Pero querría yo que la pintasen manos de otro mejor pintor que el que ha pintado a éstas.
—Tienes razón, Sancho —dijo don Quijote—, porque este pintor es como Orbaneja, un pintor que estaba en Úbeda; que, cuando le preguntaban qué pintaba, respondía: ‘’Lo que saliere’’; y si por ventura pintaba un gallo, escribía debajo: “Éste es gallo”, porque no pensasen que era zorra. Desta manera me parece a mí, Sancho, que debe de ser el pintor o escritor, que todo es uno, que sacó a luz la historia deste nuevo don Quijote que ha salido: que pintó o escribió lo que saliere; o habrá sido como un poeta que andaba los años pasados en la corte, llamado Mauleón, el cual respondía de repente a cuanto le preguntaban; y, preguntándole uno que qué quería decir Deum de Deo, respondió: ‘’Dé donde diere’’. Pero, dejando esto aparte, dime si piensas, Sancho, darte otra tanda esta noche, y si quieres que sea debajo de techado, o al cielo abierto. […]

La expresión también puede ser encontrada en la forma ‘Es como el pintor Orbaneja’, ‘Ser como el pintor Orbaneja’ e incluso haciendo referencia a un lugar y no a una persona ‘como el pintor de Orbaneja’.

 

Quizá te interese leer en este blog otros posts con más ‘expresiones viejunas’

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene la expresión ‘Dormir como un ceporro’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Dormir como un ceporro’?

Se utiliza la expresión ‘dormir como un ceporro’ para indicar que alguien está profundamente dormido. También se utiliza, coloquialmente, el término ‘ceporro’ para referirse a una persona tosca, rústica, ruda y/o torpe.

El vocablo ceporro proviene del mundo agrícola, en el que se conoce como tal al troco de la cepa que está enterrado en la tierra y ya es inservible para dar frutos, por lo que permanece inmóvil allí y entorpeciendo el trabajo del agricultor (un tronco rudo y basto que permanece inerte como si estuviera dormido).

Normalmente, tras extraer el ceporro de la tierra, lo cual requiere un gran trabajo y fuerza física, ese tronco es utilizado como lumbre en la chimenea, hoguera…

Es común utilizar también la expresión ‘dormir como un tronco’, de idéntico significado.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Amanda Kumm (Flickr)