Entradas etiquetadas como ‘Bruto’

¿Cuál es el origen del término ‘energúmeno’?

¿Cuál es el origen del término ‘energúmeno’?A través del apartado de contacto, Manu RC me consulta sobre el origen de la palabra ‘energúmeno’ que suele utilizarse para referirse a una persona violenta, furiosa o fuera de sí.

Dicho término ya se utilizaba desde la antigüedad (en su forma en latín ‘energumĕnus’ o griega ‘ἐνεργούμενος’) para hacer alusión a aquellos que se comportaban o reaccionaban de un modo fuera de lo normal. Su significado etimológico hace referencia al poseído o influido por un espíritu o el demonio.

Por este motivo muchos fueron los llamados ‘energúmenos’ que padecían enfermedades como la epilepsia, algún tipo de dolencias neurológicas (por ejemplo las Corea de Sydenham o Corea de Huntington –conocidas popularmente como ‘Baile de San Vito‘-), esquizofrenia u otras enfermedades mentales, ya que se tenía la creencia (por ignorancia) que algún espíritu maligno o el propio diablo los había poseído pues la conducta de algunos de esos enfermos se volvía violenta o se comportaban de manera exaltada.

Durante un gran periodo de tiempo, en el que la religión dominaba todos los ámbitos, a los (mal) llamados energúmenos incluso se les negaba pertenecer a comunidad de fieles alguna, además de no administrarles los santos sacramentos (a no ser que estuvieran en peligro de muerte, que entonces se acompañaba de su correspondiente exorcismo).

Tal y como fue evolucionando la ciencia y se pudo ir sabiendo que nada tenía que ver dichas dolencias o comportamientos con posesiones, demonios o espíritus malignos, el término quedó asignado simplemente a los que tenían conductas furiosas y actuaban de mala manera y sin educación alguna; aunque aún hoy en día los diccionarios siguen utilizándolo para referirse a alguien endemoniado/poseído por el diablo.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de consultas: RAE / fundeu / etimo / consultoriolinguistico
Fuente de la imagen: ClkerFreeVectorImages (pixabay)

¿Cuál es el origen de la expresión “Brillar por su ausencia”?

En el pueblo romano era tradición que cuando acontecía una muerte se exhibieran ante la urna funeraria los retratos de todos los antepasados del fallecido. Se realizaba unas efigies a partir de unas mascarillas de cera de los parientes difuntos para honrarles.

Según relata el historiador latino Tácito en su libro III “Anales” sobre la muerte de Junia -viuda de Casio y hermana de Bruto (asesinos de Julio César)- todo el mundo reparó en la falta de la imagen de los dos criminales, brillaban (llamaba la atención) su ausencia.

 (…) viginti clarissimarum familiarum imagines antelatae sunt, Manlii, Quinctii aliaque eiusdem nobilitatis nomina. sed praefulgebant Cassius atque Brutus eo ipso quod effigies eorum non visebantur.(…)

Tácito Annales III, 76

Fue más tarde, durante el siglo XVIII, cuando el poeta francés André de Chenier puso de moda la expresión brillar por su ausencia, utilizada actualmente con el propósito de señalar, a veces con cierto retintín e ironía, que alguien no está en el lugar donde debiera.

 

Fuentes de consulta: dichosexplicados / agalle17 / clasicascheste / 1de3