Las novelas históricas que llegan en marzo de 2021

Arrancamos un nuevo mes de narrativas históricas en XX Siglos, y no puedo hacerlo de otra manera que repasando las novedades de ficción como es costumbre. Marzo llega fuerte con un buen número de obras, con variedad de temas y autores. El año comenzó lento en enero, se animó un poco en febrero y ahora coge velocidad hacia el verano… ¿Comenzamos?

Las armas de la luz, de Jesús Sánchez Adalid (HarperCollins Ibérica). Regresa un autor de éxito nacional y, desde El mozárabe, uno de los clásicos de nuestro género patrio. Tras el éxito de Los baños del pozo azul, Sánchez Adalid nos lleva a la Cataluña medieval… ¿Trae mensajes para el presente?

Cerca del año 1000, Almanzor amenaza una y otra vez el norte de la península Ibérica. Unos misteriosos barcos arriban a la costa tarraconense y dejan un extraño presente en el pequeño puerto de Cubelles. Este es el inicio de la emocionante peripecia vital de dos muchachos que acabarán viajando al Alto Urgell, cuando el conde Armengol I está a punto de unirse a la gran alianza de condes y magnates que han decidido independizarse definitivamente del reino franco y, a la vez, romper con las antiguas servidumbres impuestas por el poderoso califato de Córdoba. En medio de todo esto, una mujer joven se debatirá para liberarse de las ataduras de su cerrado mundo familiar y social. Sanchez Adalid nos presenta un gran friso narrativo que recrea, con agilidad y destreza, el agitado inicio del segundo milenio: la vida en los castillos y campamentos guerreros, las peculiares relaciones entre nobles y clérigos, la rica cultura monacal, las costumbres cotidianas, el amor, la guerra, el miedo y el valor. Siempre en los fascinantes escenarios de una tierra singularmente bella y agreste, pero también fértil y poblada de luminosas ciudades: Barcelona, Gerona, Seo de Urgell, Vic, Solsona, Besalú, Berga, Manresa, Tortosa, Lérida; y de grandes monasterios que extienden su influencia: Santa María de Ripoll, San Cugat, San Juan de las Abadesas, San Pedro de Rodas, San Martín de Canigó Con la esplendorosa Córdoba califal como telón de fondo.


1794, de Niklas Natt och Dag (traducción de Pontus Sánchez Giménez, Salamandra). Llega la continuación de uno de los grandes fenómenos del 2020. Desde Suecia llega la secuela de ese thriller histórico de calidad que descubrimos con 1793, ¿mantendrá el nivel? ¿Y el éxito?

Segunda parte de la aclamada trilogía con tintes noir iniciada con 1793 #considerado Mejor Libro del Año en Suecia y elogiado por la crítica por renovar los cánones del thriller histórico#, 1794 presenta un ingenioso entramado de engaños, venganzas y crímenes inmisericordes sobre el telón de fondo de una bulliciosa Estocolmo inmersa en la vorágine generada por la Revolución francesa. Segundo hijo de la acaudalada familia Tres Rosas, Erik es enviado por su padre a la colonia de San Bartolomé, el mayor mercado de esclavos del mundo, en las Antillas, para separarlo de Linnea Charlotta, una chica de extracción humilde con la que se ha jurado amor eterno. Desterrado en la isla caribeña, el muchacho se encuentra enfrascado en adaptarse a un medio tan brutal cuando las súbitas muertes de su padre y de su hermano primogénito precipitan su regreso a Suecia. Así pues, convertido de repente en heredero de una inmensa fortuna y libre para contraer matrimonio con su amada Linnea Charlotta, la felicidad parece sonreírle cuando otro cruel giro del destino lo arroja de nuevo a las tinieblas: acusado de un crimen horrendo ocurrido durante la misma noche de bodas, la vida de Erik queda en manos del inefable Mickel Cardell, el hosco veterano de guerra que, acompañado ahora por Emil Winge, hermano pequeño y álter ego del malogrado Cecil, se adentrará en los abismos más oscuros y violentos de la sociedad sueca para intentar descubrir la verdad y liberar a Erik de un futuro nefasto. Con una destreza excepcional para idear personajes de una asombrosa complejidad y recrear con todo lujo de detalles un momento histórico apasionante, Niklas Natt och Dag colma con creces las expectativas generadas con 1793 y promete mantener la tensión en vilo hasta el desenlace de la trilogía.


La juglaresa, de María López Villarquide (Espasa). López Villarquide ya sorprendió, gratamente, con La catedrática y ahora regresa a las librerías con otro ‘rescate’ femenino de la historia, la de María Pérez, ‘la Balteira’. Hay en esta autora algo que supone una mirada diferente, ganas de innovar en el género y espero que lo mantenga en esta nueva novela.

[RESEÑA | La soldadera que bailó para los reyes]

La juglaresa recrea libremente la vida de María Pérez, «la Balteira», una mujer hermosa y de buena cuna, apasionada del baile y de la música, que pronto abandonó su Galicia natal para llevar una vida aventurera y atípica para los cánones de su tiempo. Con el ritmo chispeante de las novelas picarescas, conoceremos a personajes de todo pelaje y condición: amables alcahuetas, frailes borrachos, juglares pendencieros, reinas vengativas y lujuriosos monarcas. Entre ellos, María irá ganando una fama insólita que ha sobrevivido en las cantigas medievales.


Mil lunas, de Sebastian Barry (traducción de Susana de la Higuera Glynne-Jones, AdN).  Cómo me gustó Días sin final, de Barry. Más allá de los premios que recibió (el Costa, el Walter Scott, etc) la novela era un poderosísimo western contemporáneo, que conjugaba modernidad y clasicismo con maestría. Su secuela está en mi lista de lecturas obligadas desde que tuve noticias de ella.

Winona es una joven huérfana lakota, adoptada por los antiguos soldados Thomas McNulty y John Cole. Vive con Thomas y John en la granja donde ambos trabajan en la década de 1870 en Tennessee; recibe educación y cariño, lo que la ayuda a forjarse una vida por sí misma superando la violencia y los expolios de su pasado. Pero en los tiempos que siguen a la guerra de Secesión, la frágil armonía de su insólita unidad familiar pronto se verá amenazada por otro traumático acontecimiento, que a Winona le costará afrontar y mucho más comprender.Narrada con la magnífica y excepcional prosa de Sebastian Barry, Mil lunas es el poderoso y conmovedor retrato del viaje de una mujer, de su determinación por escribir su propio futuro y de la inquebrantable capacidad humana de amar.


El juicio del agua, de Juan Francisco Ferrándiz (Grijalbo). Otro autor que se ha ido abriendo paso con éxito en los últimos años, Ferrándiz regresa con una novela con temática interesante: la justicia medieval.

[ENTREVISTA | Juan Francisco Ferrándiz: “En el siglo XII supimos hacia dónde caminar para lograr una sociedad justa”]

En una gélida mañana de 1170, un juicio cruel sella los destinos de dos familias enfrentadas por la avaricia y los usos feudales. Según marca la tradición, los primogénitos de las dos casas, de apenas meses de edad, deben ser sumergidos en agua helada. El que se hunda será el escogido de Dios, y eso dará la razón a su familia. Tras el lastimoso evento, Blanca, la hija del noble Ramón de Corviu, resulta elegida, y Robert de Tramontana, el Condenado, tiene que ver durante años cómo los vencedores se apoderan de todas sus posesiones. Pero, en esos instantes en que ambos lucharon por sobrevivir, nació entre ellos una unión especial e inquebrantable. Y a la vez, en el alma del perdedor germinó el deseo de alcanzar un mundo más justo, alejado de las supersticiones. Años después, el joven Robert abandona sus tierras para dedicarse al estudio de las leyes en Barcelona y en la lejana Bolonia, mientras combate contra el odio y las traiciones de sus enemigos. El hallazgo de un antiguo libro lo convierte en pionero de una gran renovación y no está solo en la lucha; en su corazón viaja siempre el recuerdo de Blanca, la joven con quien compartió el infame juicio del agua.


Las traidoras, de Herminia Luque (Edhasa). Ganadora del premio Edhasa del año pasado, Herminia Luque regresa con otra ficción de reyes del siglo XIX. De Isabel I pasa a su padre Fernando VII, con una obra que promete humor, sátira e irreverencia y que fue merecedora del premio Ramiro Pinilla de Novela Corta.

El rey Fernando VII, a la espera de que su cuarta esposa, María Cristina de Borbón, dé a luz a quien será su heredero al trono, trata de hacer sus necesidades en un fastuoso retrete de maderas preciosas, tarea harto ingrata y dificultosa. Mientras tanto, a la par que rememora diferentes episodios de su vida, claramente desde un punto de vista «íntimo», va leyendo unas cartas que la policía secreta le acaba de entregar. Cartas de mujeres que, por una razón u otra, han estado relacionadas con él. Son éstas cartas de trece mujeres, cuyos relatos nos descubren la misma época con un enfoque preciso y diferente; trece mujeres, las traidoras, gracias a las que comprobamos que la materia histórica –como la fecal– da para mucho. Fernando VII es, sin duda, el monarca más nefasto de la historia de España. Tras ser «el Deseado», aclamado por el pueblo a su vuelta de su prisión en Francia, acabó siendo conocido como «el rey Felón» por sus traiciones, deslealtades, hipocresía y su tiranía y crueldad en las cuestiones de Estado. En esta novela, Herminia Luque, que ganó la tercera edición de Premio Edhasa Narrativa Histórica de 2020, con su obra La reina del exilio, nos ofrece una visión particular de este odioso rey. A caballo entre la crónica satírica y epistolar y la novela histórica más irreverente, Las traidoras se nos presenta como un relato breve ácido y divertido, amén de perfectamente construido, narrado y documentado. Un testimonio en primera persona que nos transporta a las miserias y grandezas de nuestra historia en un momento crucial, en todos los sentidos de la palabra.


El tejido de los días, de Carlos Aurensanz (Ediciones B). Otro autor de éxito y repercusión en nuestro país, Aurensanz abandona sus habituales temas medievales y se adentra en una historia de la España de los años 50.

Zaragoza, 1950. La joven Julia llega a la ciudad sola y embarazada, fruto de una relación prohibida con un hombre que acaba de morir. Aunque conoce las dificultades que entraña ser una mujer en sus condiciones, el deseo de labrar un futuro digno para su hijo la lleva a montar un salón de alta costura, con la ayuda de Rosita, una joven modista. Atraídas por su talento, las mujeres de las familias más adineradas de Zaragoza no tardarán en frecuentar el taller para admirar las modernas telas y los vestidos más glamurosos de la época. Será así como Julia conocerá a la familia Monforte y las vidas y los anhelos de quienes trabajan para ellos: el portero, las doncellas, el chofer, la institutriz y la cocinera que, en esos días, se convertirán en su familia. Mientras Julia intenta esconder el pasado del hombre al que amó y construir un futuro para su hijo, un secreto inconfesable que se había estado oculto durante generaciones en la mansión de los Monforte saldrá a la luz y cambiará para siempre la vida de sus habitantes. Carlos Aurensanz se consagra como uno de los narradores más talentosos de nuestro país en esta novela en la que, de igual manera que las hebras se entrecruzan en la urdimbre de las telas, la vida cotidiana de los personajes se entrelaza para dibujar el tapiz de una gran historia.


Pinzón. El marino que adelantó a Colón, de María Jesús Domínguez Sío (Almuzara). Novela sobre la llegada a América y que reivindica a Pinzón frente al “maestro de la autopropaganda” Colón.

Martín Alonso Pinzón fue un español que compartió e hizo posible el sueño de Colón, aquel extranjero de cultura superficial y secretas informaciones con la ambición de romper el límite del non plus ultra. Pero desde el mismo anhelo compartido, los caracteres contrapuestos de los protagonistas en un escenario nuevo de improvisadas exigencias favorecerán finalmente la incomunicación. El sentido práctico de Pinzón chocará con el misticismo providencialista de Cristóbal Colón hasta un punto crítico de disidencia, el firme rechazo del capitán Palermo a la creación de la colonia de Navidad creada contra el parecer de capitanes, pilotos y maestres. Maestro de la autopropaganda, Colón describe sus propios méritos y disfruta solo de la gloria del triunfo, pero los hechos muestran, pese a su discurso, que Martín Alonso Pinzón fue en las Indias el codescubridor en vanguardia.


Nicole, de Virginia Gasull (Suma de Letras). Nueva novela sobre sanitarias de la Primera Guerra Mundial firmada por una autora español, que ya va siendo un tema habitual del género en español. Esta vez nos narrará la historia de una doctura llamada a filas por error y que se convertirá en la única mujer que sirve como médico durante todo el conflicto en el ejército francés.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, la doctora Nicole Mangin recibe por error una orden de alistamiento en la que la confunden con un hombre. En vez de revelar su verdadera identidad, se presenta y se convierte en la única mujer que sirve como médico en el ejército francés a lo largo de todo el conflicto. Después de una investigación minuciosa y varios años de documentación, la escritora vasca Virginia Gasull ofrece a los lectores una novela histórica que pone de relieve la labor de los sanitarios en la Primera Guerra Mundial y recrea de forma magistral el ambiente bélico de esos años y el papel que desempeñaron en la contienda mujeres como Nicole.


La peregrina de Atón, de Luis Melgar (Esfera de los Libros). Parece que el Antiguo Egipto no es tendencia habitual en el género, pero se resiste a desaparecer. Luis Melgar nos ofrece ahora una novela donde da voz a la hermana de Nefertiti.

Salve, oh, Atón, tú que apareces resplandeciente en el cielo. Yo, Mutnodjemet, esclava, sacerdotisa, prostituta y reina, he practicado tu fe en secreto y nunca he dejado de adorarte. Hoy me postro ante ti para pedir que, en tu reino, me concedas reunirme con mi hermana. La que debe ser olvidada. La traidora, la hereje, la usurpadora. La que siempre me protegió y a la que yo no supe salvar de la muerte. Nefertiti. Mi hermana representaba todo lo que yo quería ser. De niña a menudo rezaba a los dioses suplicándoles que me moldearan a su imagen y semejanza y me bendijeran con su extraordinaria hermosura. Lo que nunca deseé fue compartir aquella extraña profecía que nos marcó para siempre: ambas llegaríamos a ser reinas. Esta es nuestra historia.


Kyokaku. Los protectores de Edo, de Shōtarō Ikenami (traducción de Bárbara Pesquer Isasi y Ismael Funes Aguilera, Quaterni). Que el interés por la cultura y la historia japonesa vive un momento de crecimiento en España es innegable. Y editoriales como Quaterni lo saben y lo mantienen con novelas como esta sobre un líder popular que se enfrentó a los desmanes de los samuráis sin señor en el siglo XVII: ¿un Robin Hood nipón o el primer yakuza?

Japón, siglo XVII. La batalla de Sekigahara pone fin al período de guerras. Comienza así el shogunato Tokugawa y con él una larga y próspera paz y el aislamiento de Japón del exterior. Sin embargo, la paz no es buena para todo el mundo. Muchos samuráis se quedan sin señor, y, sin guerras en las que luchar, se organizan en bandas que atemorizan a comerciantes y campesinos, robándolos, extorsionándolos, incluso decapitando a los que oponen resistencia. Son los hatamoto-yakko o kabukimono, nombre que reciben por sus extravagantes y coloridas vestimentas. La población, cansada de soportar las injusticias de estos hatamoto-yakko, se organiza para combatirlos. Surgen así los machi-yakko, artesanos y comerciantes sin habilidad ni experiencia en el combate, que se defenderán armados únicamente con sus utensilios de trabajo, palos y espadas wakizashi, las únicas que les está permitido portar al no pertenecer a la clase samurái.  En ese contexto histórico aparece la figura de Banzuiin Chōbē (1622-1657). Para muchos, una especie de Robin Hood que se convirtió en el cabecilla de una banda de machi-yakko que luchó contra las injusticias y protegió a la población de los abusos de los samuráis. Para otros, simplemente uno de los primeros yakuza. Esta es su historia…


Nocturnalia, de Joel Santamaría (Espasa). Pues parece que Luis Manuel López ha abierto la veda de la mezcla entre fantasía-terror y la Antigua Roma. En esta ocasión, Joel Santamaría nos llevará a la Tarraco del siglo III d.C.

Año 280 d. C. El centurión Constante Barsemis, con su liberto Elio Rodrigo, entra en la decadente ciudad de Tarraco para visitar a su hermana Valentina. Su cuñado, el edil Julio Natal, le pide que le ayude a resolver unos misteriosos casos en los que familias enteras han sido cruelmente masacradas; casos relacionados con otro similar que el centurión presenció tiempo atrás en la remota ciudad de Palmira. Ambos ignoran que se están adentrando en una trampa mortal. Constante y su cuñado investigarán las terribles muertes y descubrirán un mundo oculto de hechiceros y brujas  que devoran carne humana y practican la nigromancia, resucitando a muertos para sus oscuros fines. Nocturnalia es un viaje bien documentado a uno de los periodos más desconocidos del Imperio Romano, el de finales del siglo III. Un periodo turbulento repleto de caos y confusión en el que proliferaban los cultos mistéricos orientales, la magia negra y la adoración a las divinidades infernales.


La Reina de Saba: La increíble historia de Isabel Barreto, de Mario Escobar (Autopublicada). Mario Escobar regresa con una nueva novela histórica donde narra la gran aventura de Isabel Barreto en la expedición Mendaña.

FIRMA INVITADA | La testosterona sigue reinando en la novela histórica, por MARIO ESCOBAR

Isabel Barreto es una joven gallega que se embarca hacia el Nuevo Mundo para escapar de la pobreza, allí conocerá a Álvaro de Mendaña, descubridor de las Islas Salomón. Isabel acompañará a su marido a través de un viaje épico por el Océano Pacífico , donde tendrá que asumir el cargo de almiranta y gobernadora, hasta ese momento reservado a los hombres. La joven Isabel anhela también una vida de aventuras, vetada a las mujeres en la pacata sociedad del siglo XVI. La joven gobernadora tendrá que defender sus derechos en un mundo de hombres, que le niega convertirse en dueña de su propio destino.


El salvador del Imperio, Flavio Aecio, de José Luis Sánchez Iglesias (Almuzara). La antigua Roma nunca pasa de moda. Si antes teníamos sobre todo novelas de los últimos años de la República y primeros años del imperio, ahora la diversidad es mayor. Como prueba esta novela que se centra en Flavio Aecio.

En el año 476, el caudillo de los hérulos, Odoacro, destituyó al emperador de Occidente, Rómulo Augusto, enviando las insignias del poder imperial a Constantinopla, capital del Imperio Romano de Oriente. El Imperio romano de Occidente había llegado a su fin. ¿Qué había ocurrido para que el mayor imperio del mundo conocido desapareciese?
Durante cientos de años se fueron sucediendo una serie de hechos que propiciaron el fin del Imperio: luchas internas entre el emperador y todos aquellos que aspiraban a ocupar su lugar; degradación y corrupción en la administración y entre sus funcionarios; un ejército en decadencia y descomposición que había perdido los valores que le habían hecho invencible, y por último, la llegada a los territorios del imperio de una serie de pueblos, denominados «bárbaros», que en muchas ocasiones habían sido contratados por los propios emperadores o los que aspiraban a deponerlos para servirse de ellos como fuerza armada. No obstante, en ese periodo, un general romano, Flavio Aecio de Mesia, ejerció las funciones de jefe del estado, magister militum, durante el mandato del emperador Valentiniano iii y consiguió frenar las acometidas de los pueblos bárbaros, retrasando la caída del Imperio de Occidente durante una generación. Su fama y su valor, así como la proeza conseguida, fueron tales que lo consideraron el salvador de Imperio de Occidente y sus contemporáneos de Oriente le dieron el sobrenombre de «el último romano». Esta es su historia.


Las espaldas de la tierra, de Ana B. Nieto (Autopublicado). Concluye Ana B. Nieto su trilogía sobre la Irlanda de los tiempos de San Patricio con esta novela que nos llevará a una época donde la historia y el mito se daban la mano.

[FIRMA INVITADA | San Patricio y las serpientes de Irlanda: historias fabulosas y novela, cuando la leyenda se va de las manos]

La entrega final de la Trilogía Niño Robado, una saga familiar en la Irlanda del siglo V. Después de La huella blanca y Los hijos del caballo el mundo celta deberá sobrevivir al ascenso del cristianismo Una historia de piratas, druidas, reyes y poetas, llena de aventura y pasión Por fin los tres hijos de Ciarán cumplirán sus destinos irreconciliables. ¿Qué dioses sobrevivirán? ¿Serán más fuertes los lazos de la sangre? El joven Ciar toma por asalto la Llanura de las Espadas y se convertirá en rey de su propia tribu. Acechado por sus enemigos del Oeste, ahora tendrá que defenderla y luchar porque su propia ambición no le consuma. Mientras su hermano Finn, convertido en sacerdote, avanza con la misión de Patricio hacia los acantilados que llaman Las Espaldas de la Tierra, lo que, según la profecía, desencadenará el final de los tiempos. Su hermana Niam, druida al otro lado del mar, será capturada y acabará aliándose con los anglosajones Hengest y Horsa, fundadores de Inglaterra. Los destinos de los tres hermanos se cruzarán durante el crepúsculo celta y el triunfo de San Patricio cambiará la historia de Irlanda para siempre.


Más allá del mar, de Gonzalo Iribarnegaray  (Ediciones B). Otra novela de aventuras y viajes que nos traslada a esa época de grandes navegantes y descubridores, a través de un marino que se enrola con Colón.

Año 1482. En un pequeño pueblo pesquero del señorío de Bizkaia vive Aimar, un joven ballenero deseoso de aventura que se enfrenta a su primer gran viaje. Después de una travesía hacia la fría e inhóspita Terranova, el entusiasmo del vizcaíno por conocer más allá de su propio mundo se vuelve aún más intenso y pronto partirá hacia el sur de la península. Allí conocerá a un marino genovés que, tras escuchar sus relatos y con la férrea convicción de que la tierra es redonda, le propone embarcarse juntos en la mayor aventura de la historia de la humanidad: atravesar el océano para llegar a las Indias. Cristóbal Colón convencerá a Aimar para viajar con él en una travesía que los llevará a través de los acontecimientos que dieron comienzo a la época moderna. En el camino compartirán sus hazañas y entrelazarán sus vidas con disintos personajes, desde una joven musulmana granadina, a un intrépido joven tibetano y una familia de aztecas que, en pleno esplendor del imperio mesoamericano, se verán invadidos por el fuego, las armas y los caballos españoles. Gonzalo Iribarnegaray escribe en esta novela una carta de amor a los viajes, a las culturas que se unen y los maravillosos rincones de la tierra y de uno mismo que se descubren cuando se emprende una aventura.


Cruzados, de Agustín Tejada (Ediciones Pàmies). Agustín Tejada abandona el mundo romano -también tiene una novela ambientada en la Segunda República española- para llevarnos a las cruzadas, en concreto a la violenta y desgraciada expedición de Pedro el Ermitaño.

[RESEÑA | Cruzada hacia el infierno]

Toledo, año 1096. Cuatro hombres y una mujer emprenden viaje con destino a la Primera Cruzada. Cada cual carga con sus propias circunstancias. A fray Genaro, líder de la expedición, el obispo le ha encomendado traer reliquias de Tierra Santa. Lo que su ilustrísima no sospecha es que al maestro de novicios de San Servando piensa acompañarle Moraima, su amante, una muchacha mudéjar cuyo único objetivo es escapar de la miseria.  Sobre Hervé, caballero misterioso y solitario, recae la tarea de proteger al grupo. Su habilidad con la espada resulta portentosa; sus pecados, sencillamente inconfesables. Hameth es el esclavo destinado a servirlos a todos ellos. Su suerte no importa a nadie, aunque su pasado sarraceno despierta cierta desconfianza. Para Alonso de Liébana la participación en la cruzada del papa es un asunto de vida o muerte. Su padre y hermanos acaban de ser acusados del peor de los crímenes: vender caballos de guerra al enemigo infiel. Con toda seguridad serán ejecutados, a no ser que el joven Alonso retorne de Tierra Santa convertido en un héroe. Desgraciadamente los planes se tuercen al cruzar Francia. Fray Genaro pierde a los dados la fortuna que el obispo le ha confiado para el sustento del grupo. Antes que volver a casa con las manos vacías, al monje benedictino se le ocurre una solución rápida: enrolarse en las huestes de Pedro el Ermitaño. El predicador y visionario de Amiens ha reunido ya cincuenta mil almas dispuestas a recuperar Jerusalén antes que los príncipes de Europa. Es la Cruzada de los Pobres. Un ejército desesperado y raído compuesto por miles de familias sin tierra, sin dinero ni armas. Y, aun así, para Alonso de Liébana cruzar Europa entera y luchar contra el enemigo turco al lado de aquellas gentes es la única manera de regresar a Hispania con la cabeza alta y librar a los suyos de la horca.


Fuime, de Fernando Clemot (Pre-Textos). Interesante novela del escritor Fernando Clemto que nos promete una reflexión sobre el totalitarismo y las guerras trasladándonos a la Italia del fascismo, al Estado Libre de Fiume de D’Annunzio.

Fiume, septiembre de 1919. Dos centenares de voluntarios encabezados por el escritor Gabriele D’Annunzio ocupan una ciudad de la costa croata con la voluntad de formar un estado propio adherido a Italia: el Estado Libre de Fiume. Durante quince meses el escritor tratará de crear un gobierno “de hombres libres y heroicos” y desarrollará para ello todo el discurso y parafernalia que el fascismo utilizará para su ascenso en las dos décadas siguientes. Treinta años después, Tristam Vedder, corresponsal del New York Tribune en aquel tiempo, regresa a Italia acompañado de su familia para conocer el lugar donde murió su hijo menor, en la reciente campaña de Italia. El encuentro con los escenarios de antaño hará que Vedder reviva aquel tiempo en Fiume, el ascenso del fascismo, su apego inicial a él y todo lo que ha modificado su vida aquel tiempo. Reflexionará sobre las consecuencias del totalitarismo y la guerra mientras trata de recomponer alguna de las piezas que quedaron perdidas treinta años atrás.


Dormir con vuestros ojos, de Gabriel Albiac (Esfera de los Libros). La Florencia renacentista siempre es interesante para la ficción histórica y Gabriel nos propone un retorno a aquel mítico lugar a través de los ojos de Maquiavelo.

1527. El sol del primer día del verano se va alzando sobre una Florencia devastada por la peste. Un hombre agoniza en su mansión al borde del Arno. Ha sido consejero de los más poderosos y amante de las más bellas. Solo en su lecho de muerte, el canciller Nicolás Maquiavelo trata de poner luz a lo que fue su vida. Evoca a damas por las que fue amado, a papas con los que negoció, a poderosos señores que no siempre estuvieron a la altura de sus proyectos. Un pasaje que no logra descifrar lo atormenta. En aquella confusa aventura, que empezó en 1499, se anudaron los tres nombres decisivos en su vida: la condesa de Forlì, Caterina Sforza, el papa Alejandro VI y su hijo César Borgia. Y un turbio regalo que llegó tarde a su destinatario: el retrato nupcial de Bianca Sforza, sobrina de Caterina, muerta demasiado joven. ¿Por qué era tan importante aquel encargo? ¿Qué destino de muerte habitaba ese exquisito retrato del maestro Leonardo que el canciller Maquiavelo entregó demasiado tarde?


La canción de Aquiles, de Madeline Miller (traducción de José Miguel Pallarés Sanmiguel, ADN). Miller arrasó hace unos años con su Circe y ahora se reedita esta novela anterior donde también pasaba por su mirada al mítico Aquiles. Nuevas miradas a Homero.

De la autora de Circe, una epopeya inolvidable. Grecia en la era de los héroes. Patroclo, un príncipe joven y torpe, ha sido exiliado al reino de Ftía, donde vive a la sombra del rey Peleo y su hijo divino, Aquiles.Aquiles, el mejor de los griegos, es todo lo que no es Patroclo: fuerte, apuesto, hijo de una diosa. Un día Aquiles toma bajo su protección al lastimoso príncipe y ese vínculo provisional da paso a una sólida amistad mientras ambos se convierten en jóvenes habilidosos en las artes de la guerra.Pero el destino nunca está lejos de los talones de Aquiles. Cuando se extiende la noticia del rapto de Helena de Esparta, se convoca a los hombres de Grecia para asediar la ciudad de Troya. Aquiles, seducido por la promesa de un destino glorioso, se une a la causa, y Patroclo, dividido entre el amor y el miedo por su compañero, lo sigue a la guerra. Poco podía imaginar que los años siguientes iban a poner a prueba todo cuanto habían aprendido y todo cuanto valoraban profundamente.


La amante del Tercer Reich, de Jennifer Cody Epstein (traducción de Francesc Borja Folch Permanyer, Ediciones B). Sigue la moda (y el éxito) de las novelas sobre la Segunda Guerra Mundial y el nazismo desde un punto de vista femenino. Aquí el último ejemplo.

Berlín, año 1933. Renate e Ilse se conocen en la escuela y se hacen amigas inseparables, unidas por su pasión por el conocimiento. Pero a medida que el partido nazi gana posiciones en la ciudad, las leyes de Nuremberg pondrán en peligro una amistad que parecía destinada a durar eternamente. Ilse se siente cada vez más atraída por las Juventudes Hitlerianas, mientras que Renate se ve forzada a confrontar un secreto familiar que su familia ha ocultado durante décadas. Una historia de traición y remordimientos que no tendrá su cierre hasta el año 1989, cuando, en Nueva York, Ava Fischer recibe las cenizas de su madre, a la que nunca acabó de conocer bien, junto con un paquete de cartas que no llegaron a enviarse, dirigidas a la mejor amiga de infancia de Ilse, Renate.


Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

2 comentarios

  1. Estoy ansiosa por leer Las traidoras, de Herminia Luque, llevo esperando mucho tiempo…

    01 marzo 2021 | 18:15

  2. Dice ser Ramiro

    Os recomiendo “El estampado perfecto”, una novela histórica sobre un estampador de indianas de Barcelona y su peregrinar hasta el México del 1800. Buenísima, solo que está autopublicada en Amazon.

    02 marzo 2021 | 01:00

Los comentarios están cerrados.