Mis novelas históricas favoritas del 2020

Imagen de engin akyurt en Pixabay

A punto de terminar este extraño, trágico y pandémico 2020, es hora de recapitular cuáles han sido mis lecturas favoritas del género principal que trato en XX Siglos, la novela histórica. Como digo cada año, está selección es injusta e incompleta, porque es imposible leer todo lo que se publica en el año, y necesariamente subjetiva. Así que podéis completar, añadir y discutir lo que queráis en los comentarios y en redes sociales. Vamos con ello.

No tengo dudas en decir que la ficción histórica del 2020 es El trueno en el reino, de Hilary Mantel (traducción de José Manuel Álvarez Flórez, Destino, 2020). Apoteosis de la espléndida trilogía dedicada a Thomas Cromwell, consejero de Enrique VIII, con la que la autora inglesa ha culminado, probablemente, la mejor novela histórica de lo que llevamos de siglo XXI. Tras ayudar a su rey y señor a culminar sus deseos al divorciarse de Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena (en En la corte del lobo) y cargar de contenido el juicio contra Ana Bolena (en Una reina en el estrado), ahora Cromwell tendrá que vivir cómo, en la cima de su carrera, le toque a él convertirse en objetivo de su señor. Mantel ha logrado una recreación magistral de un momento, un ambiente y unos personajes reales con una penetración psicológica de una profundidad magistral. Ha creado una ficción que manteniendo las convenciones del género, las pulveriza y las magnifica con un tiempo sobado y trillado hasta la extenuación por la ficción. Logra, además, sin faltar al espíritu de la época, lanzar al lector un actual mensaje sobre el poder y las relaciones que se tratan sobre él. En un acertado artículo en La Vanguardia, Emilio Lara analizaba su ritmo hipnótico, su aliento shakespereano y su vertienente renovadora, entre otras virtudes.

La voz y la espada, de Vic Echegoyen (Edhasa), ha sido un cañonazo que quizá no ha resonado con la fuerza que merece. Con su segunda novela, Echegoyen logró rescatar a un personaje fascinante y excesivo del siglo XVII francés, Julia de d’Aubigny, y dotar a su novelesca vida de orden y profundidad narrativa. Mujer de acero y galones, artista, polémica, amante liberada… Una mujer de la historia aventajada que bajo la pluma de Echegoyen crece y se acerca al lector del siglo XXI. Un viaje lleno de humor, emociones y aventuras a la Francia versallesca. La autora comentó en este blog que quería hacer con esta novela una “gamberrada” y le salió, eso lo digo yo, un novelón.

Dejamos París y subimos un siglo y unos mil y ochocientos kilómetros al norte hasta el Estocolmo de finales del siglo XVIII para disfrutar de 1793, de Niklas Natt och Dag (traducción de Patricia Antón de Vez, Salamandra), una atmosférica historia ambientada en la Suecia de aquella época con asesinatos truculentos y misterios cuyos tentáculos llegan a distintas esferas de la sociedad. Natt och Dag logra transmitir a la perfección la dureza y situación del Estocolmo de la época, un tiempo marcado por la reciente guerra con Rusia y la llegada paulatina de las ideas revolucionarias desde Francia. Cuando os hablé de él lo califiqué como un ‘True Detective’ escandinavo en el siglo XVIII y sigo en esa idea: quizá lo de menos sea el misterio criminal, lo que vale es cómo lo narra, sus interesantes protagonistas y su lograda atmósfera.

No nos vamos lejos, ni en lo espacial ni en lo temporal, porque la siguiente novela de la que os quiero hablar es Vardø. La isla de las mujeres, de Kiran Millwood Hargrave (traducción de Aitana Vega Casiano, Ático de los Libros). Primera novela para adultos de esta joven escritora inglesa y vaya novela. Millwood Hargrave coge un caso real de unos juicios por brujería en la Noruega del siglo XVII en una pequeña comunidad pesquera donde todos los varones adultos han muerto faenando en el mar durante una tormenta y lo convierte una historia de despertares, de gritos desgarrados a través del tiempo, de dolor e injusticia. Hay machismo, fanatismo, racismo, superación, amor, incomprensión, brutalidad y corrupción. Hay unos personajes que llegan y una atmósfera vibrante, a veces agobiante, a veces emocionante. Como ocurría con la novela de Echegoyen, para rescatar historias femeninas del pasado no hace falta inventar mucho, sino saber buscar y saber narrar. Y esta autora lo hace de manera sobresaliente. Aquí os dejo un artículo sobre la novela que escribió recientemente mi compañera Mirentxu Mariño en 20minutos.

Saltamos de continente, pero seguimos hablando de mujeres valerosas, esta vez en clave de western y de la mano de una autora nacional (nacida, por cierto, también en 1990 como Kiran Millwood). Pioneras, de Silvia Coma (Esfera de los Libros) es una historia de pioneras españolas en el Lejano Oeste y, a la vez, un enorme homenaje al western como género literario y cinematográfico. La autora demuestra conocimiento histórico y literario sobre aquel tiempo y los recursos del género estadounidense por excelencia y lo logra acercar al lector español. Una hermosa mirada al Oeste en clave femenina, una gran historia de aventuras, con los grandes puntos fuertes del western clásico. En un artículo que escribió la autora en XX Siglos se mostraba admiradora de la gran Dorothy M. Johnson y se nota.

La Conquista de América se está convirtiendo en uno de los grandes temas de la ficción histórica nacional y cada año nos llegan varios títulos sobre el asunto. El rey del Perú, de Juan Pedro Cosano (Espasa) es una espléndida novela que relata la conquista del imperio Inca por parte de los hermanos Pizarro, centrándose en el menor Gonzalo, y las luchas fratricidas entre españoles que se produjeron después. Cosano -autor de la interesante serie protagonizada por el abogado de pobres de Jerez, Pedro de Alemán- imagina una relación amorosa entre una noble inca y Gonzalo que le sirve para relatar la muerte de un mundo y el nacimiento de otro mestizo. Gran estilo, luminosa mirada y una historia apasionante. No hay muchas novelas sobre la conquista del Perú, pero está ya se ha hecho un hueco por méritos propios.

Hay sospechosos habituales en XX Siglos que, cada cierto tiempo, aparecen por aquí. Tres de ellos son los siguientes protagonistas de la lista, que vuelven a demostrar que están entre lo mejor del género en español. El primero es Sebastián Roa que en 2020 cambió de editorial, pero se mantuvo en la antigua Grecia: con Némesis (HarperCollins Ibérica), el narrador turolense vuelve a lucirse con una historia épica ambientada en las guerras Médicas y con una protagonista de primera fila, Artemisia de Halicarnaso. Roa sabe manejarse como pocos en este género y da lo que se exige: aventuras, batallas navales, intrigas y giros. Pero además, da una inteligente vuelta a lo habitual y, en esta ocasión, los idolatrados atenienses son el enemigo y los persas no son los habituales villanos de la función.

El siguiente ‘sospechoso habitual’ es Luis Zueco, autor de éxito ya imparable que este año con El mercader de libros (Ediciones B) subió un nuevo peldaño. Zueco autor de grandes ideas y planteamientos y de un conocimiento profundo del público lector se marca una novela histórica con trama de misterio y llena de guiños. Una historia que es un homenaje sincero al mundo del libro que nos hace viajar al mundo de las primeras imprentas y la Sevilla de la biblioteca Colombina. La parte central de la novela, que transcurre en Sevilla, es magistral. Una novela histórica disfrutable por todo tipo de lectores.

Y el tercero de esta terna es Pedro Santamaría. El autor cántabro con su última obra, El saqueo de Roma (Ediciones Pàmies) vuelve a colarse entre lo mejor del año. Secuela espiritual de Godos, el autor novela de manera coral todo lo que llevó a ese trauma de la antigüedad que fue el saqueo de Roma por parte de los godos. Santamaría da casi todo el peso a personajes históricos reales (Estilicón, Alarico, Gala Placidia, Honorio…) y les dota de tal autenticidad y humanidad que logra que el lector viva, sufra y conjure con ellos. Un relato dinámico y emocionante, un viaje de ida y vuelta al siglo V. Si hubiera que ponerle una pega es que al ser tan coral, al lector le gustaría adentrarse más en las historias de algunos de sus protagonistas.

Cierro la lista con una novela llegada desde Francia. El verano de los cuatro reyes, de Camille Pascal (traducción de Ana Salinas, Larrad Ediciones) es un monumental y exigente fresco coral de aquella revolución de 1830 que trajo a cuatro monarcas en apenas dos meses: Carlos X, Luis XIX, Enrique V y Luis Felipe. Un relato vibrante contado desde el poder, desde la toma de decisiones, de las revoluciones, donde las decisiones, equivocadas o acertadas, pueden llevar al país a un punto sin retorno.

Y estas son mis diez novelas históricas favoritas del 2020. Ahora es vuestro turno, ¿coincidís? ¿añadís alguna más?

Aprovecho para desearos, como siempre, buenas lecturas y hoy una muy feliz Navidad.

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.