BLOGS
Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Re-adaptación

En el post el origen de las especies, que publiqué por el Día Nacional de la EM, describí varios ejemplos de cómo voy adaptándome a las circunstancias. Aquí van algunos ejemplos de la otra cara, de lo que no consigo adaptarme…

El frío polar: denomino así a la sensación térmica que a veces tengo en los pies y en las manos. Se parece a meter los pies y manos en la nieve. A veces esa sensación se traspasa al mundo real y si me tocas sí que es cierto que están fríos, pero otras veces, se queda en eso, en una sensación. Suelo quedarme fría y me tengo que abrigar. He probado con guantes y calcetines térmicos, pero no resulta. La única solución que de momento me funciona y me devuelve el calor es, la bolsa de agua caliente, pero claro, para eso tengo que estar en casa.

Dormir con manta o edredón nórdico: cuando la sensibilidad de las piernas esta a flor de piel, dormir con mantas supone un peso en las piernas que además de innecesario, no te deja dormir. Por eso, duermo con edredón nórdico, que pesa menos y abriga igual. Pero aún así, hay días que tengo que destapar la parte inferior de las piernas para poder dormir porque me sigue molestando su peso.

Las secuelas del ojo: algunas secuelas las llevo bien, otras no. No me importa llevar gafas de sol para prevenirme de la luz, pero me pongo muy nerviosa y me siento frustrada, cuando no veo o no encuentro objetos del mismo color, solo porque están juntos. He pensado en poner pegatinas de colores a los objetos, pero he desistido porque en algún momento coincidirían otra vez y todo el esfuerzo hubiese sido en vano, o quizá solo vería pegatinas flotando, quien sabe.

1decada1000.

No hay comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Elena

    Difícil solución!! En casa yo opto por bolsa de cereales, porque retiene más el calor y se calienta en el micro en un plis; en la calle sufro igual que tú, vivo en un sitio con muchísima humedad, y cuando hace frío es horrible, y, aunque suene disparatado, lo que mejor me va es un gorro, evita la fuga térmica y digo yo que algo le llegará a los pies! Afortunadamente de mi neuritis no quedaron secuelas, pero no me separo de mis gafas de sol. Y en cuanto al edredón…yo no soporto el de plumas porque pesa muchísimo, así que he optado por el sintético, que es más ligero y abriga igual. Como ves no te puedo dar muchas soluciones, yo voy buscando trucos para cada momento 😉 Un abrazo y ánimo!!

    14 Enero 2013 | 10:17

    • Dice ser Una Decadamil

      Pues sí, por eso lo he puesto por si alguien sabe de algún truquillo. Me han comentado por twitter, que en decathlon venden unos calentadores que se utilizan para esquiar, pesacar, etc. tienen muy buena pinta y no son muy caros, me compraré unos para probar. Yo de lo que no me separo es del abrigo o la bata!Mi edredón es sintético, pero el roce con la pierna izquierda es… horrible! También uso pijamas estrechos para que se adapten al máximo a mi pierna.Bueno, no te preocupes, muchas gracias por comentar, oye igual hemos dado una solución a alguien, quien sabe! Así es nuestro día a día, truco va, truco viene 🙂 Un besazo!

      14 Enero 2013 | 10:45

  2. Dice ser Angel

    Sabanas de franela,mantas si te pesa el edredón y la receta de las abuelas…leche calentita mientras se calienta la cama con las bolsas de agua caliente.Calentar la ropa…y muchos abrazos.

    14 Enero 2013 | 11:26

    • Dice ser Una Decadamil

      ¿Sábanas de franela? Nunca las he probado, pero lo tendré en cuenta! Me encanta poner el pijama en radiador calentito, y me gusta tomarme una infusión antes de acostarme (la leche no me gusta). De los abrazos que se encargue mi novio ;)Gracias por el comentario y los consejos.Un saludo,

      14 Enero 2013 | 14:58

  3. Dice ser Rozío Martínez

    Ooooh estoy igual en cuanto al frío, a veces pienso que tengo los pies congelados y en muchas ocasiones los toco y no lo están.. en casa mi truco es poner los calcetines unos minutos sobre un radiador y ponérmelos así calentitos, normalmente la sensación de frío que tengo se pasa por completo 😉 En cuanto a lo del nórdico estoy completamente de acuerdo, cuando voy a casa de mis padres a todo el mundo le cuesta entender que me pesen tanto las mantas y que si duermo así me levanto como si hubiera dormido aplastada por una losa de cemento… al ir a cama también procuro ponerme el pijama calentito y si sigo notando frío pongo un calentador en los pies y así consigo dormirme con esa sensación y ya no noto frío..Supongo que nuestros trucos son más o menos parecidos pero bueno, siempre se sacan ideas nuevas o como tu dices tal vez ayudemos a alguien ;)Ánimooo, besines ^^

    14 Enero 2013 | 11:43

    • Dice ser Una Decadamil

      A mí estas sensaciones no me dejan de sorprender, lo mismo te queman que te dejan helada las piernas. Lo que hablas de la ropa y el radiador es una de mis prácticas habituales, pero no se me pasa solo con ese calor :(Con respecto a las mantas, no lo podrías haber explicado mejor. A mí la losa ni siquiera me deja dormir, que como encima me cuesta tan poco… Además comparto contigo también que en casa de mis padres tengo que dormir con mantas.Esa es la finalidad de este post, y del blog en general, ayudar a la gente, (bueno y desahogarme de vez en cuando).Muchas gracias por el comentario y por contar tu experiencia.Un besazo!

      14 Enero 2013 | 15:17

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.