Entradas etiquetadas como ‘supervivientes 2011’

Emma llega al plató

Esta entrevista va a durar menos que un pedo de polilla.

¿Pero qué cojones lleva puesto?

¡¡ES COMO POCAHONTAS SALIENDO DE FIESTA!!

Madre del amor hermoso. Eso lo han sacado de un arcón de vestuario de las Mamachicho.

Emma conecta con la palapa. Creo que va a ser la primera entrevista en la que no se haga ni una sola pregunta.

Les han puesto un vídeo en el que Emma los ponía a parir a todos y ellos ahora la ponen a parir. Vamos, como una pelea de perros. Sólo falta que en el plató se apueste.

Sí, Jorge sigue en plan azuzador, incitando a Emma a que insulte a la cara a sus ex compañeros. A ver si con un poco de suerte se ve un poco de sangre.

Ahora la azuza contra Aída Nízar y consigue lo que quería: bocados a la yugular.

Nuevo hilo.

Los vigilantes del plátano de Supervivientes

Lo que hay que ver. La raza humana, esa especie que ha llegado a la luna, que ha descubierto y manipula el poder del átomo, que conoce su esencia física y espiritual, que inventó el ambientador de retrete… y ahora se ve vigilando plátanos.

Porque para eso han quedado los betas, esa tribu de extraña condición formada por Sonia Monroy, Toni Genil y Carolina. Ellos ganaron en la gala 30 plátanos y como los guays de los alfa no ganaron ni un constipado, están al acecho de la fruta.

Y como la Ética en la isla piensan que es una señora de un pueblo con nombre raro, pues lo de robar lo tienen a la orden del día. Esta gente tiene menos remordimientos que Freddie Krueger hasta el culo de tripis.

Por otro lado, los betas (con Sonia como cabeza pensante…) han decidido plantearles un trato a los alfas: les darán parte de su arroz a cambio de que el fuego lo mantengan entre todos.

Y es que claro, Sonia se ha visto contando con Toni para cuidar del fuego y se le ha aparecido Homer Simpson produciendo la fusión del núcleo en Springfield.

Y los otros, aceptarán, claro, porque tienen los estómagos como las alcantarillas en verano, llenos de aire.

Resumen de la gala de la violencia y la quemadura de cara de Sonia

La gala de anoche, amigos fue… como explicarlo, como si invitáramos a una cena a Charles Manson, Fredie Freddy Krueger y Jason Voorhees y les pones de cenar guindillas y de postre, machetes al horno.

El caso es que pocas horas antes Alberto había protagonizado un nuevo episodio violento (protagoniza más episodios violentos que Van Damme). El caso es que al premio Nobel se le metió en la cabeza que Sonia y Carolina no podían usar el fuego común, así que fue a quitarles el tronco con brasas.

Sonia intentó prender un palo para hacer su propio fuego, pero eso tampoco le parecía bien al reflexivo chaval, que cogió el palo y comenzó a retorcerle el brazo a Sonia. Al final, ella y Carolina acabaron el suelo, lastimadas.

Por otro lado, viendo a J. J. V. saliendo de entre las llamas sin arder he llegado a dos conclusiones: o es de sangre Targaryen o tiene el pellejo más resistente que el amianto. Y rubio no es.

Jessica Ikea (porque es un mueble muy bonito, pero de cartón piedra) y Sonia se disputaron la prueba de líder.

Cuando Sonia se enfrentó a Montalvo y les pusieron una prueba física, renunciando al jardín de fuego por primera vez. En la gala de ayer, Sonia, contra Jessica y les pusieron otra vez el jardín de fuego, o sea, una prueba de azar… ¿Casualidad?

El caso es que volvieron al jardincito de las llamaradas, y pasó lo que tenía que pasar, que a Sonia le dio una llamarada en toda la cara, como si estuviera haciendo un anuncio de barbacoas. A todos los presentes se les pusieron los  huevos como las orejas de Mickey Mouse, porque Sonia cayó al suelo y se puso a gemir con desespero.

Al final fue sólo un poco de calentón en la cara y un chamusque de pestañas, que es la última moda en los antros más glamourosos de Manila. Un poco de crema y hielo después, Sonia decidió continuar con la prueba. Y la ganó, siendo de nuevo líder.

Amador Mohedano acudió al plato con un pelo como si hubiera llegado en el coche haciendo el cachorro, o sea, sacando la cabeza por la ventana. Llevaba un pelo peinado hacia atrás a lo “me echo la gomina y luego pruebo el túnel de viento”. Era como el anticristo de los tupés.

Esta es la primera gala en la que Toni Genil no tenía ganas de hacer el payaso, lo que supone una singularidad que ríete tú de los agujeros negros.

De todo lo que ha pasado esta semana, broncas animales, agresiones, insultos, a J. J. V. lo que más le molestó es que Alberto llamara a Toni “maricona vieja”. Sí, eso es lo más trascendental. Cómo sabe ir a lo importante. Le das un libro de la Segunda Guerra Mundial y te comenta el bigote de Hitler.

“Ellas son unas busconas”, dijo Tatiana refiriéndose a Sonia y Carolina y “Si no te quitan la esterilla, esto no pasa“, dijo Rosa Benito. Dos frases que justifican a Alberto. Guay.

Como el ambiente estaba más enrarecido que en el cuarto de baño de un orco con diarrea, la organización decidió separar a los concursantes en dos grupos.

Estaban los alfas, en los que se incluía automáticamente a Alberto, Arturo y Emma y los beta, en los que estaban Carolina, Sonia y Toni. El resto de concursantes tuvieron que elegir uno u otro grupo, sabiendo que:

-La comida se repartirá a partes iguales, independientemente del número de miembros que sean.

-Deberán luchar en las pruebas de recompensa.

Todos eligieron irse a los alfas. O sea, que ocho iban a comer lo mismo que tres. ¡La hambruna abre una sucursal en el grupo de los alfas!

Y llegó la prueba de recompensa, en la que se enfrentaban por primera vez los alfas y los betas. Consistía en derribar con un tirachinas gigante a los miembros del otro equipo, que hacían equilibrio sobre un travesaño.

Se enfrentaron Toni Geni, Sonia y Carolina contra Tatiana, Rosa Benito y Emma.

Con el tirachinas tuvieron la misma puntería que yo disparando cacahuetes con el esfínter. El caso es que al final ganaron los betas porque Rosa Benito fue descalificada por hacer trampas apoyándose en el travesaño con los dos pies cuado había que estar a la pata coja.

 Los betas se llevaron treinta plátanos y encima, los alfas tuvieron que nominar a uno de los suyos. Salió nominado Alberto, que se hace querer allí por donde va. Es como el cobrador del Frac: esperado y acogido de buen grado.

Montalvo llegó al plató como si le hubieran dado de desayunar seis super ratones y un zumo de Speedy González dopado.

Se puso un poco pesado al lamentarse de que teniendo él una empresa de mantenimiento no le funcionara el candado que le hizo perder el liderato frente a Sonia. J. J. V. Le mandó callar por pesado. “Viva la libertad de expresión”, dijo el mister.

Y conectaron por teléfono (en el sentido copulatorio no lo habría permitido sanidad) a Rosa Benito y a Montalvo. El chaval se le puso a soltar una especie de poesía, fina como un papel de lija del 15, en la que la llama montaña. Muy elegante para dedicárselo a una chica. Rosa se emocionó, o porque le gustó el poema o porque la habían llamado gorda.

“Por las noches te echo de menos”, dijo Rosa. En mi barrio eso sólo significa una cosa: que no pasaste por la calle y no te pudieron atracar.

Y llegó la gran mentira. Rosa preguntó si su niño le había aprobado el curso (así, sin rulos puestos ni nada) y Montalvo, sin pensarlo y sin saberlo dijo que sí…

¡¡Pero era mentira, el chaval ha palmado unas cuantas asignaturas!! (Eso dijo Mohedano)

El caso es que luego  pusieron a Rosa a hablar con su marido y le preguntó otra vez por el niño y como Amador se hizo el sueco cangrejero, la mujer dijo “¿Pero qué pasa, que le ha quedado alguna?”.

Después de eso las cosas se precipitaron como Toni Genil en la marmita de las sandeces cuando era pequeño.

En primer lugar el público echó a la calle a Emma, que estaba contenta como si le estuvieran leyendo sus números en el euromillones. Esta gente que se quiere ir a toda costa… ¿A dónde pensaba que iba? ¿A Hotel Glam?

Pero debe ser que a Telecinco les hacen descuentos de grupo por viajar en avión y Emma no se fue sola.

¡¡EXPULSARON A ALBERTO POR SU COMPORTAMIENTO AGRESIVO!!

A la calle el chaval que, según supimos después en ‘Sobreviviré, ¿vale?’ en una ocasión fue detenido por la policía tras darse a la fuga en una moto y agredir de un cabezazo a un policía.

Tanta paz lleve como descanso deja.

En las nominaciones no hubo sorpresas: todos los alfas nominaron a Carolina, menos Arturo, que se decidió por Toni Genil, por ser un “ser despreciable, repugnante, falso, chaquetero, arrastrado”. Que se quieren, vamos.

Como Sonia es la líder (no sabemos de qué, pero lo es) decidió que el otro nominado sería Arturo.

Y así acabó la cosa, amigos, con una gala que van a emitir en la ONU antes de cada sesión, para que las guerras parezcan menos malas.

Y la expulsada es… ¡¡Emma!! ¡¡Y ALBERTO EXPULSADO!!

Emma se larga con un 52% de los votos, lo que es casi un empate.

Sonia y Carolina mantean como pueden a Toni.

Ahora hablan sobre la última bronca, en la que Alberto intenta quitarle el fuego común a Sonia y Carolina. Es más, ni siquiera les dejó prender un palo para poder tener fuego ellas.

Así que al final, le cogió un palo a Sonia y le retorció el brazo. Encima va y dice que le estaban provocando.

La organización ha tomado una decisión… al la vuelta de la publi.

Rosa ya está llorando otra vez. Esta mujer se deshidrata antes de que acabe la gala, la pobre mujer.

Ahora vemos el pie vendado de Carolina, que está así del forcejeo con Alberto.

El caso es que la organización ha decidido… ¡¡QUE ALBERTO SE LARGUE!! ¡¡EXPULSAN A ALBERTO!!

Le ponen al padre de Alberto que le recuerda una frase de Wiston Churchil que dice que “cuando estés en el infierno, sigas caminando”. Ahora dice el padre que ha “habido irregularidades”.

Total, que Alberto coge y se va. Recordemos que era el nominado de los Alfas. ¿Nominarán a otro ahora?

Y comienzan las nominaciones.

El primero en nominar es Toni. Lo primero que dice es que de niño estaba paralítico y el cristo le salvó y le hizo caminar. Nomina a Arturo.

Conectan con Emma, que está como unas pascuas por irse.

Nomina Rosa. Nomina a Carolina, por decirle no sé qué.

Nomina Arturo: a Toni, dice que porque es un “ser despreciable”. “Repugnante, falso, chaquetero, arrastrado”… vamos, que le ha puesto fino.

Jeyko nomina: Carolina. Por no nominar de “su grupo”. Le ponen a su madre, lo que provoca una oleada de lloros como si le hubieran puesto a la Parca para decirle que se lo lleva.

Nomina Tatiana: Carolina.

Rosi nomina: a Carolina.

Nomina Carolina: Arturo.

Nomina Jessica Ikea: a Carolina.

La nominada del grupo: Carolina.

 Sonia nomina a Arturo.

Ahora le dan 30 segundos al padre de Alberto para que se explique, pero se come el tiempo dando rodeos. Dice que pide disculpas por el lenguaje de su hijo, pero dice que le han provocado.

Los concursantes han llegado ya a la isla y allí encuentran un pergamino: dice que deben repartir todos los utensilios que ahora tienen.

Y se acabó lo que se daba, amigos, menuda galita. Mañana, como siempre, resumen de la gala.

¡Gracias por estar ahí!

¡¡¡Sonia se quema la cara en directo!!!

Comenzamos, como no podía ser de otra manera, con un resumencillo rápido de los broncones de esta semana.

Además dice J. J. V. que ha tenido lugar otro incidente hace muy poco y que habrá decisiones por parte de la organización.

Se cierran las líneas y todos suben a la barca. Nadie le dice al barquero que las niñas bonitas no pagan dinero.

Siendo la noche de San Juan esperaba que J. J. V. saltara desde lo alto de las llamas, pero no, las ha atravesado sin más.

Ahora vemos esa última movida de la que hablaban.

Alberto va donde Sonia y Carolina a quitarles el fuego y cuando Sonia intenta prender un palo para tener fuego, Alberto agarra el palo y comienza a retorcerles el brazo a Sonia y a Carolina y esta última acaba en el suelo llorando de dolor.

NOTA: No, no he podido quitar lo del código de verificación. Es de la plataforma de WordPress. ¡¡Lo siento!!

Encima, para colmo, dice Alberto que son ellas las que le estaban provocando. ¿Por qué no dejó que ellas cogieran del fuego?

No voy a decir que Sonia y Carolina sean unas santas, pero Alberto no está bien de la cabeza.

Lo que me parece increíble, es que Rosa Benito se ponga de parte del muchacho.

Y sin más, pasamos a la prueba de líder de la semana.

Se trataba de estar en equilibrio mientras se sostenía una bandeja con una pelota en ella. Las finalistas fueron Jessica (lo tuvo fácil para no moverse, porque es un mueble) y Sonia.

Ahora se juegan el collar de líder en el jardín de fuego, más conocido como el depilador de patas de gallina.

Yo me hago una pregunta: Sonia contra Montalvo y les ponen una prueba física, renunciando al jardín de fuego por primera vez. Ahora, Sonia contra Jessica y les ponen una prueba de azar… ¿Casualidad?

¡¡SONIA SE HA QUEMADO LA CARA CON UNA LLAMA!!

Han tenido que pasar corriendo al plató mientras el médico examina a Sonia, que está tirada en el suelo, agarrándose la cara y llorando, mientras la consuela Raquel Sánchez Silva.

Y lo que hacen, mientras, es poner las imágenes repetidas una y otra vez. Se ve como a Sonia le da una llamarada en la cara, con los ojos abiertos.

Nos dice Raquel que Sonia tiene la cara irritada y las pestañas quemadas y le están poniendo crema y hielo sobre la cara. Dice que les preguntarán si quieren seguir con la prueba o decidir el tema por sorteo.

Ahora habla Sonia, que dice que ha sido un susto grande y que se le han quemado las pestañas. J. J. V. dice que Raquel ya le había advertido que tuviera cuidado con el fuego. Encima tendrá la culpa la chavala.

Sonia dice que sigue con la prueba. Jessica se calla y dice que vale.

Mientras, ponen al padre de Alberto a que opine sobre su hijo, que dice que no le gusta que se peleen y que habrá que analizar las cosas.

La prueba se reanuda… ¡¡Y SONIA CONSIGUE ENCONTRAR LA LLAVE!!

ASÍ QUE SONIA ES LÍDER ESTA SEMANA

Me alegro por la chiquilla.

Ahora vemos cómo esta semana el grupo de los que van de guais han acusado a Carolina, Sonia y Toni de quedarse con cosas. Digo yo que el mismo derecho tienen unos como otros de tener las cosas.

Está en el plató Amador Mohedano, el marido de Rosa, que lleva un pelo que envidiaría el mismísimo Krusty el payaso. Parece que se acaba de bajar de un cohete ACME.

Conectan de nuevo con la palapa y están todos con las caras largas al saber que Sonia es líder.

Es la primera vez que veo a Toni serio, sin decir tonterías. Jeyko se pone a llorar porque está harto de movidas y peleas.

Alberto tiene los hombros que parece que le han pasado el soplete para hacerle cosquillas.

Ahora vemos la primera movida, la que os conté, la del machete. ¿No os parece triste que Sonia se caiga Y NADIE SE MUEVA A AYUDARLA? ¿QUE ALBERTO LAS ARRASTRE Y NADIE SE META?

Ahora sale Rosi a decir que le da vergüenza el show que se montó por “una mierda de esterilla”. Habla Carolina, que dice que desde que llegaron los nuevos no ha podido estar tranquila.

Arturo dice ahora que Alberto sólo reacciona a situaciones creadas. Toma Ya.

Ahora se ponen Toni Genil a decir que tiene dos cojones y que no les tiene miedo y Rosa a decir que por qué no defendió a sus amigas.

Rosa se contradice. Critica a Toni por no defender a sus amigas, pero dice que si le pasa a ella, se come al tío. O sea, que ella tampoco defendió a Sonia y Carolina, a pesar de que podría haberlo hecho. ¿Por qué?

Que sí, que Sonia se aísla, pero es que tiene todo el derecho a hacerlo. Si alguien no quiere lamerle el culo a los guais está en su derecho.

Volvemos.

Ahora Rosa se desvincula de la conducta y las opiniones de Alberto. Recordemos que a este chaval le echó un juez durante tres años por una denuncia de sus vecinos.

Alberto se defiende diciendo que Sonia hizo todo teatro, que él no le hizo nada, que se tiró al suelo. J. J. V. dice que en Madrid se han acojonado. Alberto no sabe porqué.

A Jorge Javier Vázquez, lo que más le ha molestado es que Alberto llamara a Toni “maricona vieja”.

“Ellas son unas busconas”, dice Tatiana. “Si no te quitan la esterilla, esto no pasa”, dice Rosa Benito. Dos frases que justifican a Alberto.

Vamos a ver el juego de recompensa y luego cambiaremos de hilo. Se trataba de que todos pasaran por un circuito sobre el agua. El caso es que lo consiguieron y se llevaron algo de comida.

Nuevo hilo.

Agresiones con un machete de por medio en ‘Supervivientes’

Mira que ha habido broncas en Supervivientes. Mayúsculas, pero nunca, NUNCA, se había llegado a estos extremos.

Pero claro, la culpa la tiene la organización, y Telecinco, por llevar a una isla, a condiciones extremas, sin control alguno, a personas que tienen problemas graves de conducta.

Presentaron a Alberto muy ufanos diciendo que un juez le había echado de su casa durante tres años por una denuncia de sus vecinos. ¿Y lo llevan a la isla? Es de estar mal de la cabeza.

La cosa fue así:

Emma, que es insoportable, meticona y cobarde, le estuvo calentando la cabeza a Alberto diciéndole que Sonia es una ladrona, que se queda con las cosas de los demás, que hay que vigilar las pertenencias…

Como no hay esterillas para todos, a Alberto se le metió en su cabeza dura que Sonia, Carolina y Toni tenían demasiadas esterillas (puede que fuera verdad, puede que no, depende de como se mire).

El caso es que se fue hasta ellos para reclamarles una esterilla. Carolina, que estaba abriendo un coco con el machete le dijo muy tranquila que no, que se las quedaban. Fuera de sí, en una reacción de niño pequeño, Alberto le retorció el brazo para quitarle el machete, haciéndole daño en el brazo y en la mano.

Sonia, que tiene más huevos que el padre del caballo de Espartero, se enfrentó a Alberto, diciéndole que eso era una agresión y que debía ser expulsado. Sonia se cae dos veces. La primera, porque tropieza, pero hay una segunda vez sobre la que no estoy seguro si interviene Alberto.

Y entonces se desata la locura. Alberto sale corriendo y coge una esterilla. Sonia y Carolina la agarran por el otro lado… y él empieza a arrastrarlas, mientras a su alrededor todo el mundo grita y le pide que la suelte.

Rosi, llamándole loco; Tatiana, lloriqueando y pidiendo por favor que pararan, que esas cosas no le gustan… Al final, el maromo suelta la esterilla.

En fin una auténtica locura.

¿Y qué hace la organización?

Le castiga como a los niños pequeños:

– Debe dejar de usar lenguaje violento contra sus compañeros, so pena de expulsión.

No puede tocar el machete en lo que queda de concurso. (¿Que temen que haga con él?).

No puede abandonar la playa en una semana.

– No puede pescar ni hacer nada. Sólo comerá si sus compañeros le dan de comer. (Claro, los demás dijeron que eso era un castigo para ellos, que pierden mano de obra y se tienen que ocupar de él).

Y ya.

Eso sí, advierten que el jueves dirán si alguien más es sancionado.

A mi me daría miedo dormir en esa isla.

Tensión sexual en Supervivientes

Si me dieran un euro por cada vez que me han llamado salido por hablar tranquilamente de sexo, sería millonario. Y luego te das cuenta de que las zagalas hablan las mismas veces del tema del refrote, pero más fino y entre ellas.

Eso es lo que pasa en Supervivientes, que la llegada a la isla de dos postes de telégrafos ha revolucionado a jóvenes y viejas.

Arturo y Alberto están en la isla como un pollo paseando por la jaula de un león: a punto de ser devorados. Y es que en esa isla, amigos, se pasa mucha hambre, pero de esa que no calma un bocata de chorizo… uy, mal ejemplo.

Tatiana mira a Alberto como miraba el hambriento a sus amigos en los dibujos animados, o sea, viendo un pollo asado. Se le arrima, se pone en plan seria-interesante, le ríe las gracias… Vamos, que si yo fuera el muchacho, dormía boca abajo, por si acaso.

Rosa Benito, por su parte, anda de quiero y no puedo, así que se pasa el día promoviendo el amor libre, y reclamando que a ver si en la isla se dejan de usar los condones de coletero y se usan para lo que se usan.

Ajeno a todo ésto está Tony Genil, aunque la verdad es que ese hombre está ajeno a casi todo. Ya veréis como esta semana prepara una gorda, para devolverle la broma (sin gracia) que le hicieron el otro día Carolina y Sonia.

Resulta que mientras dormía le pusieron unas cáscaras de almendra a su lado, con la esperanza de que un lagarto que han visto por ahí, se las comiera, asustando a Tony (cuando yo creo que Tony ve el lagarto y el que se asusta es el lagarto…).

Resumen del día en que la Pantoja y Telecinco se bajaron los pantalones

Ayer nos timaron.

Pusieron en la parrilla que a eso de las diez iba el concurso Supervivientes, pero no, iba un monográfico sobre la Pantoja tan interesante como trabajar probando supositorios.

En Aquí hay tomate hicieron tal escarnio de la Pantoja que si a Cristo le hubieran dado a elegir, se habría quedado con su pasión antes que cambiarse por la tonadillera. A partir de ahí, la han machacado a conciencia, durante años.

Pero da igual señores: el orgullo, la decencia, el amor propio, los principios… ¡A tomar por saco si hay dinero!

Peeeeero, vayamos por partes:

De las primeras cosas que vimos es que para recoger a la Panto habían enviado una limusina más grande que mi barrio. Pero claro, la Panto vive en la Moraleja, y ahí las calles son buenas, buenas. Pantoja llevaba una capa de maquillaje a base de kevlar, capaz de detener un disparo.

Y así como a la Pantoja le grababan hasta los pedos, lo que decía la prima de Kiko debía ser tan interesante que nunca le abrían el micro, así que parecía un mimo: movía los labios pero no decía nada.

Por si no habíamos tenido suficiente susto, nos enteramos que uno de los sustitutos es Arturo, el de Gran Hermano. Sí, ese chaval conocido por no dejar títere con cabeza entre sus amigas, por tirar de broca del 20 siempre que puede, por bombear, por ponerle el monoraíl a los trenes peludos… En fin, por aportar mucho a la humanidad.

Vimos cómo Rosa Benito, a la cara de Sonia, mientras se pone ciega a pulpo (que ha pescado Sonia), le hace gracias y le lame el culo, pero luego a sus espaldas, la pone verde, dice que no pesca, que no canta bien, que no ha trabajado nunca más que haciendo interviús… ¡¡FALSA, MALAAAAAAAAAAAAAA!!

A continuación supimos quién era el otro candidato. O no, porque si hubiera un mercadillo de concursantes de Supervivientes, a éste se lo habrían comprado a los que venden ajos por entre los puestecillos. Se trata de Alberto García, Mister Cádiz 2008, del que supimos que un juez le había echado de su casa tres años por una denuncia de sus vecinos por atronarles con su música. Una joya.

El tío macarra estaba en la barca en bañador marcapilas y con una americana negra. No se puede ser más choni. El muchacho andaba como si estuviera sujetando una moneda con la canaleta del culo. Eso sí, a Tatiana le dio la risa tonta, más que nada porque se le podía ver mirar al muchacho como si le fuera a saltar a la vena en ese mismo momento. Y no a la yugular, precisamente.

Tamara Gorro estuvo en el plató, como ex concursante, pero  la despacharon a una velocidad que ni Einstein supo calcular, porque claro, la Panto ya estaba preparada y no querían perder el tiempo con doñasnadies. Eso sí, hay que destacar que a Tamara la habían peinado el recogido con el pelo por encima de las orejas, como si se le fueran a escapar.

También vimos la prueba de recompensa, que como de costumbre implicaba que los concursantes se golpearan y asfixiaran entre ellos. El caso es que Jeyko, Jessica, Jose, Sonia y Toni ganaron la prueba por lo que les dieron unas hamburguesas con patatas que devoraron con los modales de un cerdo caníbal.

Jorge Javier Vázquez mintió unas tres o cuatro veces, diciendo que después de la publi veríamos a la Pantoja (a lo mejor eran amenazas) y sin que fuera verdad, pero al final, sí, apareció. Dijo como seis millones de veces que ella iba como una madre normal, no como Isabel Pantoja, pero le hicieron una entrevista en profundidad que solo faltó una endoscopia.

La jodía dijo que le había preocupado mucho la salud de su hijo. Ja ja ja ja Sí, sobre todo cuando Vaguirrín estaba con el ataque de gota y ella le lloraba para que se quedara, para que no abandonara a la ligera. Preocupadísima estaba.

La entrevista fue una lamida de culo de las que crean afición amigos. De un pasteloso y pelota que conseguiría hacer vomitar a una cabra. Dijo la Pantoja que veían las galas en la salita de la casa. En la salita de la casa de La Moraleja. Tócate los perendengues.

Mi Kiko es un niño muy bueno“, dijo. Lo típico que te daba vergüenza que dijera tu madre cuando estabas en el colegio. También contó que en una ocasión cantó para los amigos de Kiko y que se pusieron a llorar… pues tan mal no lo hace. Bueno…

¡¡DIOS, QUE ASCO!! El mismísimo Vasile mismo se  bajó los pantalones para llevarle un ramo de rosas a la Pantoja en el que ponía “Bienvenida a Telecinco”, como ella se encargó de dejar claro.

Paquirrín llegó al plató sin saber que su señora madre estaba allí. Le pusieron unos pocos vídeos en los que se le veía ejerciendo de Vaguirrín y nos confesó que le gusta la dieta del muslo y el pan: “muslo pallá, muslo pacá y pan, pan, pan”.

“He conseguido quitarme unos cuantos de kilos”, dice, pero en realidad, lo que ha hecho ha sido ganarlos, el salao, que le han tenido que hacer reformas en la cuenta corriente para ensanchársela.

Y apareció la Panto. Era como el Sorpresa, sorpresa. Lloros y abrazo sentido como sólo una tonadillera puede dar. La capa de titanlux que la Panto llevaba en la cara no se iba ni con las lágrimas. Seguramente no se iría ni con un chaparrón. Era maquillaje para exteriores e intemperie.

Y le hicieron ooootra entrevista a la Pantoja, porque Paquirrín estaba allí para rellenar hueco. Eso sí, hizo grandes aportaciones: “Mi hermana con un negro no… que la tienen muy grande“.

Lo más fuerte de todo es que la Pantoja exigió que la iluminaran con un cañón de luz si la querían oír cantar. Yo no quería, pero nadie me preguntó, así que siguieron con la lamidilla de culo y le pusieron la luz que pidió.

Kiko, que ha estado en la isla, no pudo hablar con sus ex compañeros, como todos los concursantes, no, porque lo hizo la mismísima Pantoja. “Jessica, gracias por ser amiguita de mi niño“, dijo la señora, como si ser amigo de Paquirrín fuera una obra de caridad.

“De las de peineta y volantes, pocas vamos quedando”, dijo poniendo esa voz afectada y flipada de tonadillera en éxtasis. Y se fue, por fin.

El expulsado fue Montalvo. Pues sí, el hombre perfecto se va a España y se queda en la isla el gran compositor Tony Genil, que está perdiendo la cabeza más rápido que María Antonieta.

Las nominaciones del grupo estuvieron más pactadas que el Pressing Catch, y salió nominada Emma, que se quiere ir. Por su parte, Rosi, como líder del grupo, nominó a Tony, supongo que para asegurarse de que sale Emma.

A Chechu le hicieron una entrevista tan rápida que yo creo que no se la hicieron, que lo soñé.

A Arturo le tiraron del helicóptero, pero le tiraron tan lejos de la playa que se veía al otro lado Cádiz. Y eso unido a que nada igual que un bloque de cemento, hizo que tardara en llegar a la isla unas doce o quince horas. Con decir que Tony Genil se lanzó a su rescate… Yo estoy en una situación de peligro y Tony Genil viene a rescatarme y me doy por jodido.

Y así acabó la cosa, amigos y amigas.

NOTA: Miraré lo de los códigos, a ver que se puede hacer, pero supongo que será para evitar las oleadas brutales de spam que hemos sufrido…

Expulsan a Montalvo y comienzan las nominaciones

Madre del amor hermoso. España ha enloquecido.

¿Cómo pueden seguir apoyando a Tony?

A mi el rubio ya me carga un poco y Montalvo no me parece mal tipo…

Nominan Tony Genil y Tatiana: La muchacha nomina a Emma, porque no quiere nominar a Sonia y Emma se quiere ir. Tony también a Emma, por chaquetera.

Van Rosa y Emma. Rosa nomina a Emma, porque se quiere ir y Emma nomina a Sonia, dice que porque está alejada del grupo.

Van Sonia y Jeyko. Sonia nomina a Rosa, por falsa. Jeyko a Emma, porque se quieeeeere ir.

Les toca a Jessica y Carolina: ésta última nomina a Emma, porque no quiere seguir. Jessica nomina a Sonia, por no nominar a otro.

Nominado por el grupo: Emma. Han desistido de votar a Tony…

Rosa se pone a berrear y dice que le parece injusta la expulsión de Montalvo, con lo que llama injustos a los espectadores. Suspira y llora como si lo hubieran fusilado.

Rosi, como líder, nomina a Tony.

O sea, nominados: EMMA Y TONY. Supongo que he elegido a Tony con la esperanza de que echen a Emma, que, como nos ha quedado claro, ¡¡Se quiere ir!!

A Rosi le ponen su novio al teléfono.

Ahora entra en el plató Chechu, más que nada, por cumplir, por aquello del qué dirán, porque no le interesa la entrevista a nadie.

Lo primero que hace es decir que él no dijo nada de que los transexuales no deban vivir. Y dos frases después, le despachan. A tomar por saco, que no hay tiempo.

Ahora les presentarán a Arturo, su nuevo compañero. A Arturo sí que le van a tirar del helicóptero. Pobre muchacho, se la tienen jurada. Buena entrada en el agua. Sin hostieja, lo que se echa un poco de menos.

Es posible que Arturo se ahogue antes de llegar a la playa. Está echando el bofe y tumbándose de espaldas, no sabemos si para nadar o para dejarse morir.

Tony se echa al agua a salvarle, pero es posible que al final acabemos con dos ahogados. Pero no, llegan sanos y salvos.

Tatiana está revolucionada con la llegada de los maromos.

Y se acabó lo que se daba. Mañana, resumencito. ¡¡Un beso a todos!!

Tamara Gorro llega al plató… ¡Y Kiko con la Panto!

Me da que la van a despachar rápido, para poder montar el circo con Vaguirrín y la Panto.

 Entra en el plató llorando y persona que abraza, persona a la que le dice “lo sieeeeeeeeeeeentooooooo”. Ahora pide por favor volver el año que viene, cuando haya comido suficiente.

¿Por qué le han hecho el recogido por encima de la oreja? ¿Es que las tiene de soplillo y han querido arriárselas?

Y claro, nos ponen las broncas que ha tenido en la isla. Porque en Supervivientes, son así, son más de malos recuerdos que de buenos.

Ahora conecta con sus compañeros para decirles que ha comido mucho. A Tony le dice que es un porculero pero que le quiere y a Sonia que se pidieron perdón y que es una muy buena superviviente.

Descubre que Aída está en el plató y dice “¡Anda, Aída Nízar está en España, toma, toma, toma!”. Ja ja ja ja

Ahora conectamos con Arturo. Debe ir nadando a unos bambús que flotan en el mar para conseguir unas gafas de buceo. El problema es que le han puesto las gafas en la puñetera fosa de las marianas.

Y claro, el muchacho se sumerge y se sumerge, pero no llega a las gafas. Si le hubieran puesto unos tiburones hambrientos cerca, no habría sido más difícil.

“No, ya no os miento, a la vuelta, vemos a Pantoja y a Kiko”, ha dicho J. J. V, pero sí, nos ha mentido, porque vamos a ver la prueba de recompensa.

Se enfrentan en dos equipos. Los ganadores tendrán hamburguesas, patatas fritas y postre. Deben llevar sacos a sus respectivas tarimas.

Tatiana éstá estrangulando a Tony, pero éste ha oído lo de las hamburguesas y no lo suelta ni desmayado.

Así que van a comer Jeyko, Jessica, Jose, Sonia y Toni. Les tienen un banquete que me está entrando hambre a mi, que he cenado como un gocho. Tienen dos minutos para zamparse unas hamburguesas más altas que yo.

Se oyen unos gemidos de placer que no se de quién serán, pero eso no se consigue con el fornicio, amigos. Que forma de morder, amigos. A estos los llevas a conocer una tribu caníbal y se acojonan los de la tribu.

Ahora Jorge entrevista a Isabel Pantoja, que se ha vendido a Telecinco sin problema ninguno, ole. Ella dice que ha sido muy duro para toda la familia ver a Kiko. Dice que no pensó que iba a durar tanto.

Dice que le preocupaba el estado de salud de Kiko, pero bien que le pedía la jodía que se quedara en la isla, que no lo dejara a la ligera… JA JA JA JA Hay que ser falsa, señores.

Esta entrevista pelotera es de un azucarado que me están dando náuseas.

Dice que veían las galas en la salita de la casa. En la salita de la casa de La Moraleja. Tócate los perendengues.

“Mi Kiko es un niño muy bueno”, dice. Lo típico que te daba vergüenza que dijera tu madre cuando estabas en el colegio. Dice que en una ocasión cantó para los amigos de Kiko y que se pusieron a llorar… pues tan mal no lo hace.

¡¡DIOS, QUE ASCO!! Vasile mismo se ha bajado los pantalones para llevarle un ramo de rosas a la Pantoja en el que ponía “Bienvenida a Telecinco”.

¿PERO A QUÉ NARICES VIENE ESTE MONOGRÁFICO SOBRE LA PANTOJA? ¿ES QUE HA CONCURSADO?

A LA HEZ CON LA ENTREVISTA

¿ESTO ES EL SÁLVAME DELUXE? AAAAAAARG, QUE ME DA EL RETORTIJÓN

Y Vaguirrín entra en el plató. Se ha comprado una camisa nueva y va luciendo tipín. Está muy emocionado, saludando a diestro y siniestro.

Nos ponen unvídeo de Kiko y su alergia al trabajo. Es una sucesión de siestas, bañitos en el mar, más siestas…

Dice Vaguirrín que en la vida real se le acerca mucha gente sólo para hacerle la pelota. Este chaval es un lince.

“La dieta del muslo y el pan: muslo pallá, muslo pacá y pan, pan, pan”. Filosofía made in Kiko.

Afirma que en la isla no se encontraba el badajo del amor, pero que espera encontrarlo esta noche. “A mi me gustan las mujeres, como a todo hombre, tú ya sabes”, le dice a J. J. Vázquez. Que acertado ha estado.

¿Cuánto más tiempo tenemos que oír hablar de las ganas de fornicar de Kiko?

“He conseguido quitarme unos cuantos de kilos”, dice, pero en realidad, lo que ha hecho ha sido ganarlos, el salao, que le han tenido que ensanchar la cuenta corriente.

Y aparece la Panto. Esto es como el Sorpresa, sorpresa. Lloros y abrazo sentido como sólo una tonadillera pueder dar. La capa de titanlux que la Panto lleva en la cara no se va con las lágrimas. Seguramente no se iría ni con un chaparrón. Es maquillaje para exteriores.

Y seguimos con la Panto…mima. “Yo estoy aquí como madre”, dice una y otra vez la Panto, pero el caso es que es la primera madre a la que le hacen en este programa una entrevista y le ponen un sillón en medio del plató…

La entrevista sigue a la Pantoja. A Kiko ni le preguntan. Eso sí, Pantoja deja claro que su hijo tiene un buen tamaño de pene. Ole.

Esto es una mezcla entre el Diario de Patricia y los payasos de la tele.

¡¡LO QUE ME FALTABA, A ESTAS ALTURAS, LA PANTO LLORANDO POR PAQUIRRI!!

A mi ya me están cansando con esta patata de entrevista. Yo no quiero ver ésto, quiero ver Supervivientes.

Ahora, un vídeo resumen del paso de Kiko por la isla. Es un resumen de irse a herniar cada vez que había que hacer algo de ejercicio…

Y ahora hablan de la llamada. Esa en la que Pantoja antepuso la salud de su hijo a que se fuera del programa.

“Mi hermana con un negro no… que la tienen muy grande”, dice Kiko. Así, haciendo filosofía.

¡¡NOOOOO, LA PANTO SE PONE A CANTAR!!

Esto es demasiado para mis oídos. Encima se ponen a usar la letra de la canción para hacer una nueva lamida de traseros mutua.

Ahora la jodía de la Panto pide que la iluminen a ella si quieren que siga cantando. ¡¡NO SE PUEDE SER MÁS DIVA!!

¡¡¡¿pero esto qué es, pero ésto que es?!!!

Kiko ha perdido 10,7 kilos.

Pantoja conecta con la palapa, donde tienen que estar muertos de asco. Reconocen la voz de Isabel y romper a aplaudir como si fuera su madre.

“Jessica, gracias por ser amiguita de mi niño”, dice la Panto. ¿Esto qué es, la guardería?

Ahora, el circo de tres pistas saca a la Panto y a J. J.V. a que ésta le enseñe a andar al segundo.

“De las de peineta y volantes, pocas vamos quedando”, dice la Pantoja, poniendo esa voz que pone de mucho sentimiento.

Y se va, por fin, la Pantoja.

Nuevo hilo, por dios.