Archivo de junio, 2021

Ya era hora: ‘Supervivientes’ estudia sanción económica contra Anabel Pantoja por ser una “bocachancla” y revelar información del exterior

Anabel Pantoja, cosa que sabe, cosa que decir se le antoja. (FOTO: SUPERVIVIENTES)

La fórmula de la Coca-Cola es secreta porque no se la han dicho a Anabel Pantoja. Cuando a esta mujer antes de entrar a Supervivientes para visitar a su novio le dijeron “no des información del exterior” ella pensó que le estaban guiñando un ojo y ha dado la Enciclopedia Ilustrada del Puto Exterior Completo. A Omar y a Lola les ha contado todo. TODO. Es que estaban los dos tomando apuntes.

Y ¿lo ha hecho a escondidas? No. Anabel Pantoja va por los parques públicos con gabardina y a la que pilla a alguien se la abre y se lo enseña todo. ¿El mejillón? No, el catálogo de chismes. La gente grita y sale corriendo porque no quiere saber nada, pero ella se lo va contando mientras huyen. A Anabel no hay huevos a ponerle el secreto de sumario, a ella le ponen el secreto de restario.

Pero volveremos sobre eso… ¿Queréis revelarme información del exterior? ¿Del espacio exterior? ¿De mis ex? ¡POR REDES! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

Empecemos por decir que Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto un top de bikini hecho con la piel de un leopardo y claro, tardaron en encontrar el estilismo porque tenía que ser un leopardo impermeable y que secara rápido.

Y llegó el juego de recompensa.

Lara dijo “ya os aviso que la recompensa es comida y que os va a encantar” y es lo más sexy que le he oído nunca a nadie. ¿Por la voz sensual y la mirada profunda? No, porque había comida. CO MI DA.

La prueba consistía en una plataforma que flotaba en el mar en la que había un laberinto por el que debían hacer moverse una bola, jugando con el balanceo de la plataforma. Los concursantes de Supervivienes y las ratas blancas de laboratorio, hermanados por las pruebas de recompensa desde 2000.

“¿Podríamos decir que la mar está picada, Lara?”, preguntó JJV, que estaba viendo el mar, así que lo mismo lo que estaba preguntando es si la mar estaba ofendida. Pues teniendo en cuenta que mean en ella y que algún zurullo le han dado como ofrenda, sí, lo mismo está un poco hasta los putos corales de los supervivientes.

Gianmarco, Lara y Olga movieron la bolita muy deprisa y ganaron. Un premio Nobel para ellos. Tom, Melyssa y Albalá se liaban más. Se pasaron la prueba intentando boicotearse a sí mismos, para desesperación de Melyssa, que chillaba a sus compañeros que solo le faltó zurrarles en las palmas con una regla de madera.

“La recompensa es deliciosa, es la pista que puedo dar”, dijo Lara. Nos ha jodido mayo con las flores y los tallos, no va a ser la recompensa un asco con sabor a sobaco de Ñu.

Eran perritos calientes desestructurados. O sea, que tenían los ingredientes en diferentes mesas y se los tenían que montar ellos. Tenían dos minutos para montarse todos los que pudieran.

O sea, como un buffet libre, pero cogiendo las cosas con las manos. Cuando la salmonelosis sueña, sueña con una cosa como esta. Para volar con Peter Pan las intoxicaciones alimentarias usan este vídeo como su pensamiento feliz. La fiesta de la bacteria.

Lara Sajen llegó a un momento en el que le untaba mostaza a su perrito que parecía que se estaba poniendo Chilli en lo más íntimo. Olga en un momento dado iba corriendo y decidió tumbarse muy deprisa. Pero hostia de manual de hostias. Eso sí, no soltó el perrito. A Olga la comida se la tienen que quitar de sus manos frías y muertas o no se la quitan. Si Olga hubiera muerto en Pompeya la habrían encontrado abrazada a su perrito.

“Os habéis puesto como locos a coger todo, todo, todo…”, les reprochó Lara Álvarez, porque se habían ansiado y agotado todos los ingredientes. Tenía que haber estado ahí mi madre, en vez de Lara. Les suelta una colleja que les desestructura los perritos y las cervicales. Les deja el cuello como si se lo hubiera pintado Picasso.

De vuelta a Cayo Paloma estaban Anabel y Omar acarameladitos y Lola de sujetavelas que le van a dar el papel de candelabro en La Bella y la Bestia 2. Los lemmings antes de saltar por los acantilados tienen la misma cara que Lola en ese momento.

“Anabel, sube a la barca, cerramos conexión”, le dijo JJV, cortando a Anabel, que estaba tratando de hacer un discurso emotivo. Y es que estaban mosqueados con ella por haberse ido de la lengua. De la lengua, de la faringe, de la epiglotis, de la laringe… Anabel Pantoja se ha ido de todo el puto tracto respiratorio.

“Cuídame a Omar y dale dos hostias cuando se ponga pesado”, le dijo Anabel a Lola para despedirse. Pero qué se va a poner pesado, si como siga perdiendo peso Omar va involucionar. Va a ser la primera persona que se suba en un ascensor con sensor de peso y no le detecte. Omar no es heterosexual, es etéreosexual.

“No vayas a llorar, no vayas a ponerte mal. Tú imagina que yo soy una palmera y que esta es tu casa”, aconsejó Anabel a Omar. Básicamente le vino a decir que si se ponía cachondo le arrimara el pene a un árbol. Pues no me han dicho a mi eso veces las chicas. Eso y que me la pique un pollo. Creo que les gusto.

“Te quedas con una de las mejores, aprende de ella”, le dijo a su maromo sobre Lola, como si esto fuera Top Gun, pero en lugar de aprender a volar hay que aprender a no morirse. Anabel se refería a que aprenda a que las partes del cuerpo son móviles y que no hace falta que esté tumbado 23 horas al día. La hora que falta está sentado.

Y es que Omar, actividad, la justa. Cuando el equipo del programa llega a la playa por la mañana llevan la cámara, el micro y un palo para pinchar a Omar a ver si sigue vivo.

Y llegó la bronca de JJV a Anabel por revelar recretos. ¿Cuáles? Algunos ejemplos:

“Escúchame, tú tienes que salir de este concurso más tarde que otros. No te fíes de la gente que te dice que te quiere mucho. Los únicos amigos que tienes aquí son Alejandro Albalá y Lola”, aleccionó Anabel a Omar, que escuchaba con ojos de vaca mirando pasar un tren.

“Alegría, que aquí haya sangre, parecías una estatua a veces. Quiero que te quedes. Me da mucha pena Palito, pero te he defendido mucho. Tú has luchado, has sido generoso…“, le decía Anabel.

JA JA JA JA JA JA JA JA JA

JA JA JA JA JA JA JA JA JA

AY QUE ME DA…. AJAJAJAJAJA

¡¡GENEROSO!! JAJAJAJAJA

Ay, Anabel, tiene más gracia que un T-Rex tratando de hacer la coreografía de Taza, tetera, cuchara y cucharón.

“Tom está haciendo un concurso muy bueno porque es gracioso, guasón, te saca de quicio, es malo a la vez, es un tío de reality, igual que Gianmarco”, ejemplificaba Anabel. Lo que le venía a decir a Omar es que para ser un chico de reality tiene que parecer que eres un ser animado. Omar la escuchaba así:

Cualquier parecido con un ser vivo es pura coincidencia.

Total, que JJV cogió a Anabel por banda y le dijo: “Has contado del exterior lo que te ha dado la gana. ¿Qué parte de que no se puede dar información no has entendido?”. Ninguna, no entendió ninguna parte. A Anabel Pantoja le dices “no cuentes nada” y entiende lo mismo que si le dices que la energía del estado fundamental del vacío no hace que haya una constante cosmológica tó tocha.

Pero la bronca la dividieron en dos tandas. Luego llega la otra.

Vídeo: Tom estaba mareado la perdiz con una olla y llegó Albalá a decir que la necesitaba. Lo dijo con una sartén en la mano. El problema era que Tom tenía en esa olla un caldo que tenía toda la pinta de ser el meado de camello con los riñones mal y no lo quería quitar de ahí. Había más ollas, pero no, Albalá quería ESA olla. ¿Porque era mejor? No, para tocarle a Tom lo que rima con olla.

En directo, les dieron a todos la oportunidad de decir quiénes habían dicho las frases ofensivas del juego aquel de las tablillas. Pero nadie confesó. Antes reconocen una blasfemia a la Inquisición.

Y se oyó, que Melyssa había dicho a Tom “te ha invadido el demonio” y que Olga le dijo a Lara “prefiero tenerla de amiga que de enemiga”. Olga se quejó: “¡Habrá que seguir la frase, porque yo no he criticado a Lara!”. Claaaaaaaro, claaaaaaro.

– Oí cómo decías de mí que te doy más asco que comerle los huevos a un ratón muerto.

– Sí, pero habrá que continuar la frase…

Pero claro, Lara Sajen vio la oportunidad perfecta para su deporte favorito: Victimizing. Y lloró, dijo que le dolía mucho… Y luego soltó una de sus veladas amenazas: “Te digo una cosa, Olga, te conviene tenerme de amiga más que de enemiga”. Lara Sajen te hace bromas como si llevara una navaja en la mano. Lara Sajen una vez hizo una broma en un banco y le dieron el dinero en una bolsa de deporte.

“Si yo la tengo de amiga… no entiendo la frase”, dijo Olga, como si la hubiera dicho otro. RETRATADA ¿Por Velázquez? No, por Goya cuando andaba bajo de ánimo.

Melyssa nos reveló que a Tom le tiene bloqueado en whatsapp, pero no en Instagram, donde ya le desbloqueó. Terrible documento. Abren con eso todos los periódicos hoy.

El programa les dijo en la palapa que hay micros escondidos en las inmediaciones. Ahora entiendo por qué hay un pájaro en una rama y no se mueve nunca. Hay un estornino que lleva dos meses cortejando a un micrófono.

Se oyó a Gianmarco y Olga tramando nominaciones y hablando sobre lealtades y alianzas de unos y otros y preguntándose por qué no había nominado a Tom y a Lara y Alejandro diciendo que lo ideal sería cepillarse a Tom y no en el buen sentido y ver “la cara de tonto que se le quedaría”.

El caso es que al programa le salió un poco mal la cosa, porque se dieron explicaciones los unos a los otros de forma civilizada y no hubo discusiones ni cismas aparentes. Es como si en una pelea medieval les das espadas a los soldados de los dos bandos y luego llegan al campo de batalla y se ponen a darse abrazos.

Tom se salvó el primero y dejó claro que llevaba “nueve veces salvado”. Lo va a poner en su currículum.

– Se está presentando usted a ingeniero jefe de la NASA, pero veo en su currículum que no aprobó ni matemáticas en el colegio…

– ¡Pero me salvaron 9 veces en Supervivientes!

– Hostia, es verdad, llévenos al espacio.

Y se fue a la calle… ¡¡LARA SAJEN!!

Albalá, contra el que se enfrentaba, se puso a consolar a Lara, que lloraba. Lloraba mucho. Los lacrimales de Lara Sajen tienen más presión que una presa desaguando. Lara Sajen triste te riega Murcia.

Entre llantos decía “no me quiero ir”, pero se oía “nohhhh mehhhh quhhh ihhhh roooo iiiiiih”. Era como una vespino que no arranca.

Albalá estaba muy contento, así que se puso a dar las gracias. “Muchas gracias a mi gente, al team donetes, a mi padre, a mi madre, a…”, así estuvo media hora de gala. Un señor de Cuenca una vez leyó la lista de usuarios de Twitter entera y tardó menos que Albalá dando gracias.

Como despedida de Lara Sajen pusieron un vídeo de ella intentando cortar un tronco, emperrada en bajarlo de la montaña por su santo papo. Y lo cortó y lo bajó, eso sí, dejó la selva arrasada como King Kong cuando se está cagando y no llega al váter.

Le dio con el tronco a una pobre palmera y empezó a decirle “aguanta, palmerita, aguanta”. Si llega a tener un desfibrilador Lara se lía a darle descargas a la palmera hasta que la revive o le prende fuego. Y luego llega Omar y se folla al arbolito como le dijo Anabel.

Y conectaron con Anabel, a la que habían llevado a playa destierro. Había muchas más cosas que ha contado del exterior:

“La gente te adora, te adora, cuando conectaban con vosotras era el mejor momento“, le dijo a Lola. “Los de la palapa eran el mal rollo y vosotras lo que le gustaba al público”, le aseguraba. Ahora Lola piensa que va a ganar Supervivientes, Gran Hermano VIP y se ha comprado un traje para dar explicaciones en las sesiones de control al Gobierno.

Belén te apoyaba al principio, Patiño te ha apoyado al principio, Lidia al principio…“, le dijo Anabel a Omar, al que los apoyos le duran poco. Lo mismo a Omar sus padres le apoyaron los primeros quince minutos tras nacer y ya.

“Se meten contigo en Sálvame, pero para hacerme daño a mí nada más“, le aseguraba Anabel, así, para tranquilizarle. Y luego, para que se quedara tranquilo Anabel añadió: “Han buscado cosas y tu abuela y yo lo hemos pasado mal“. A tomar por culo.

– Ah y han desahuciado a tu familia, tu coche ha ardido, no tienes trabajo y el abuelo ahora cosecha marihuana en México.

Y del rollo Sandra y Tom… ¡TAMBIÉN HA HABLADO ANABEL OIGA!

“Él se piensa todavía que tiene esperanzas con ella…”, pero “ella ya vive su vida, no te puedo decir más nada, pero te lo he dicho todo”. Uy, NO LE PUEDE DECIR MÁS. Pero qué cojones más le vas a decir alma de cántaro. Sí, sí, hija, qué frustración todo lo que te callas.

¿Sabéis esa expresión que dice ‘vale más por lo que calla que por lo que cuenta’? Pues Anabel no vale nada.

Tras la segunda bronca de JJV Anabel alegó que todo lo que había dicho lo había dicho a la cámara. “Eso no te exime del delito, te hace más torpe”, le dijo JJV. Claro, joder.

– ¿Asesinó usted a aquella vieja con un calcetín sudado?

– Sí, pero lo hice delante de una comisaría, señoría.

– Aaaaah, bueeeeeno, entonces nada.

Anabel dijo que es que ella pensaba que lo que había contado pensaba que eran cosas no importantes. Anabel le da tu número de pin y de tarjeta de crédito a un señor con pasamontañas porque piensa que son cosas no importantes.

A ella le dijeron que no podía contar nada, pero Anabel oyó “puedes contar lo que te salga del higo, muchacha, expláyate, con detalles, joder”.

“La organización de Supervivientes se está pensando aplicar todas las medidas posibles, incluso aplicarte una sanción económica. A partir de ahora las visitas van a estar un tiempo muy breve y no van a hacer noche con los concursantes, todo a raíz de tu visita”.

Y VAMOS A MARTAR GATITOS Y A DECIRLE A LOS NIÑOS QUE LOS REYES SON LOS PADRES, TODO POR TU PUTA CULPA ANABEL, ¡¡SIENTETE MAL, SIENTETEEEEEEEEEE MAAAAAAAAAAAAAAAAAL!! JAJAJAJAJAJAJA [JJV SE DESQUICIA Y RÍE]

Súbete a la barca y vuelve a España, que te espera una buena”, acabó por decir el presentador. A los que fusilaron en Madrid el 2 de mayo de 1808 se lo dijeron con más tacto.

PRUEBA DE LÍDER

La noria de infernal. O como se dice en Turquía, el kebab.

Melyssa empezó regular. Se movía más que una oruga en un anzuelo. “Este juego siempre nos deja sin respiración”, dijo Lara, tal y como le decía Josefina a Napoleón cuando hacían el 69.

Y acabó ganando Olga. A Melyssa esto se le da mal, nunca aguanta mucho dando vueltas. A Melyssa la trinchan en un asador de pollos y se cae.

Y encima la pobre se hizo daño al caer al agua y se quedó agarrada a un bordillo como una lapa con desgana. “No, no, no está bien”, decía Olga desde lo alto del palo, sin mucha intención de tirarse al agua a ayudar.

Más tarde, en la palapa, Melyssa nos contó lo que había pasado. “Estoy mejor, quiero dar las gracias y que mi familia no se preocupe, ha sido solo un susto. Ha sido el golpe en el agua, creo que en el pecho y no podía respirar bien, pero poco a poco he recuperado la respiración, he estado con el doctor y ya estoy bien”.

Lara llegó a Cayo Paloma con Lola y Omar, para cumplir con el destierro y el televoto de los expulsados. ¿Y cómo llegó? Llorando. Ella iba diciendo que pensaba que se iba a su casa, como si no supiera de sobra que había una playa destierro.

¡¡CAYO PALOMA, ES CAYO PALOMA, QUE QUERÍA CONOCER CAYO PALOMA!!“, dijo Lara Sajen, a la que le tocó un viaje a Egipto, Nueva York y Bahamas y dijo que no porque ella quería conocer Cayo Paloma.

Lara en su saco llevaba “una cosa que me robé, que me lo quería llevar” y era el gorro de Omar. “Me lo quería llevar de recuerdo por si te volvía a ver”, explicó. Claro, los carteristas cuando te roban es por quedarse el dinero de recuerdo, por si te vuelven a ver.

Y acabamos con Omar y Tom en las nominaciones, a los que JJV les preguntó si tenían deseo sexual en la isla. “Aquí el pitón está un poco cansado… yo siempre soy muy cachondiño, pero aquí… será el hambre”, dijo Gianmarco, que tiene el pene que parece un tallo mustio. Gianmarco en la isla para tener una erección tiene que atársela a un palo.

“Aquí absolutamente nada, me estoy preocupando por si algo está pasando”, aportó Tom mirándose el paquete. “Comimos la canela y nada… me estoy asustando”, insistió Tom, que piensa que la canela es como la viagra, pero morena.

¡Y se acabó lo que se daba!

Injusticia intragable en Supervivientes que hizo llorar a Carlos Sobera o por qué no deberían concursar famosos de Mediaset

A tomar por saco, ya. (FOTO: TELECINCO)

Yo a veces a la audiencia no la entiendo. No la entiendo, ni la desprecio, ni la censuro, ni la insulto: solo es que no la entiendo. Como anoche, cuando votó que la expulsada fuera Palito y el que se quede, Omar. Antes me trago una criadilla cruda que esa decisión, no puedo. Hasta a Sobera (que si no gana Lola, quiero que Supervivientes lo gane Carlos Sobera) se sintió dolido por la expulsión de esa muchacha.

Pero entraremos a fondo en el tema más adelante, además de en por qué es injusto que haya gente que entra ya con ventaja al concurso, como Omar, con su novia todo el día por los platós, con horas y horas de defensa para él, frente a los demás, que no tienen ese escaparate.

En fin, sigamos adelante… ¡SEGUIDME EN REDES PARA PONERME VERDE O ACARICIARME EL LOMO! Twitter: @realityblogshow / Instagram: @GusHernandezGH.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un biquini hecho con el uniforme de un marine muerto en la Guerra del Golfo. El estampado era como de camuflaje, pero claro, había mucha piel de color marrón tostado y pulido al descubierto, así que solo podía camuflarse en una sala de reuniones con mesa de nogal y muchas plantas.

Había un mercadillo del que tenían que coger cosas en función de unos puntos que tenían. He visto mercadillos de bragas a granel con menos negociación y ajuste que sus cábalas para conseguir el máximo de comida. Decidió Tom, que lo mandas al mercado con dos euros y te llena la nevera.

Cogieron pan, salsa de tomate, cebollas, huevos y brócoli. Brócoli. Lo que no cuentan las escrituras es que cuando Dios castigó a Adán y Eva no solo castigó a Eva a parir con dolor, no solo los desterró del paraíso, es que además les echó con un saco de brócolis, para que se jodieran más.

Y vimos a Anabel. Nos pusieron un vídeo de su pasado paso pasota por Supervivientes. Decid esto último muy rápido. El resumen es que iba de que se iba a comer el mundo en la isla y se comió los mocos.

Y dijo que si se lo proponían volvía a la isla sin pensarlo. Nos ha jodido. Y si a mí me propone Amancio Ortega irme de vacaciones a Bahamas cobrando 20.000 euros a la semana tampoco me lo pienso.

Lara nos informó del estado de salud de Alejandro Albalá, que tiene menos energía que la pila del sonotone de mi abuela. El muchacho se puso ciego a natillas en la última gala, bebió como para matar a un cerdo de diabetes, pero en lugar de energía le dio sudores. Se puso a echar agua por los poros que si estrujas a Bob Esponja suda menos.

Afortunadamente en plató estaba una experta en medicina, Isa Pantoja, que nos explicó que “si comes muy rápido y mucho te puede sentar mal”. Que le quiten el Nobel a Santiago Ramón y Cajal y se lo den a Chabelita, autora de otros descubrimentos como “si metes la mano en agua hirviendo te puedes quemar” o “si bebes lejía te mueres un poco”.

¡Y por fin llegó el desalojo de Playa Destierro!

Conectaron con esa playa y estaban Palito y Lola rascando unos cocos y Sobera dijo “están trabajando noche y día“, como si las hubieran encontrado cosiendo zapatillas en un taller ilegal de Bangladesh.

Omar no. Omar no estaba trabajando. Él miraba tratando de ahorrar energía. Gasta tan poca energía que a él Iberdrola le devuelve dinero en la factura de la luz.

Esta semana Palito se ha salido pescando. Ha sacado tantos peces que ahora mismo están repoblando las aguas de los Cayos Cochinos con boquerones. Entre Palito y Lola han sacado más de 200 peces. En la próxima peli de Buscando a Nemo las malas van a ser ellas.

“Me he aguantado el pis para mearme dentro del neopreno”, dijo Palito, que además se puso dos trajes de neopreno, uno encima del otro. Palito nada en la Antártida y se sofoca. El capitán Scott y sus hombres murieron congelados en su expedición al Polo porque no se hicieron pis encima.

Palito y Lola están acojonadas de ir a la playa con los demás, porque claro, cada uno que llega con ellas les dice el mal rollo que hay allí, que todos son unos falsos, que cuentan la comida… “Estoy acojonada, me van a quitar toda la paz mental”, decía Lola.

“¡¡EVACUAD LA PLAYA, REPITO, EVACUAD LA PLAYA!!”, les dijo sin avisar Sobera. El día que haya un apocalipsis zombi le cojen a él para anunciarlo. Es la voz de la máquina de tabaco de las catástrofes.

Extincioooona, extinciooonaaaaaaaa. Léase con la musiquita de Mercadona.

Como son poco brutas, Lola y Palito metieron en la barca hasta su balsa de bambú. Un poco más y se llevan el acantilado de detrás para que les dé sombra en la otra playa.

PALITO Y LOLA GANADORAS. EL PREMIO COMPARTIDO, POR FAVOR.

“La convivencia te consume”, dijo Carlos Alba en el plató. Sí, te consume mazo. ¿Queréis disolver un cadáver en ácido? No seáis antiguos, convivid con él y se consume antes.

Alexia, en plató, se había vestido de rosa chicle, con los párpados de abajo pintados del mismo color. La novia de Boomer.

En un  momento dado conectaron con Harry, el novio de Palito, que estaba en casa de Lucía Dominguín, que creo que le ha adoptado como mascota. Ahora Harry tiene chip y sale a pasear tres veces al día.

“En superviviencia hay tres cosas que son muy importantes: agua, comida y amistad y ellas tienen las tres cosas”, dijo Harry, que es un joven sabio. Hay gente que naufragó en una barca con agua y comida de sobra y se murieron porque no tenían amigos.

“Yo soy una superviviente de la vida”, dijo con desprecio Oriana, que tiene el título de Experta en Respirar de la Nomorirse University. Qué pedazo de mérito el de Oriana. Normal que critique a Palito y Lola y dijera que no merecen ser las ganadoras. Ella estuvo horas en Honduras y luego abandonó. Dos veces. Y en Gran Hermano VIP. Y abandonó. Bear Grylls cuando tiene dudas llama a Oriana.

No sois supervivientes, tenéis corazón, que es lo más importante para estar aquí”, les dijo Anabel, a Lola y a Palito, pues se encontraron. Otra que tal baila.

– Y sobrevivió usted en el desierto del Sáhara durante seis años sin agua ni nada de comer?

– Sí, porque tengo corazón.

Y así.

Vídeo: A Lara Sajen la pillaron usando aceite a escondidas y dijo que ella “no tenía que esconder nada”. Excepto el aceite que usa a escondidas. Dijo que había usado un taponcito y que no había robado y que los demás usan sal. Si llega a pillar ella a otro haciendo lo mismo, se lo encuentran enterrado en la playa en Supervivientes 2022.

De vuelta al plató, Oriana tuvo una duda existencial, una de esas cuestiones que sobrevuelan el espíritu humano cuando el ser se revela en toda la magnitud de la duda, de la filosofía y los porqués de la existencia.

“El pescado es la chica y la carne el chico, ¿no?”, se preguntó en voz alta. El Everest es más profundo que Oriana.

“Tú, el hermano de Lara, ¿es así?”, dijo Oriana que le preguntó al primer gay que encontró, porque claro, los gais saben de esas cosas. No se sabía ni el nombre del chaval.

Vimos un vídeo del juego de “quién dijo quién”. Por ejemplo, a Olga diciendo “qué fuerte”, de forma despectiva y como flipando, cuando esa frase la había dicho ella. Amnesia vaginal: Recuerda lo que le sale del coño.

Omar llegó a la playa para encontrarse con Anabel. Le dijeron que tenía que hacer una misión y que se iba a quedar allí y puso cara de estar muy contento. Lo que pasa es que parecía que estaba oliendo pedos, así de contento estaba. Qué alegría de concursante.

Se puso a buscar unos objetos que le dijeron que eran para la superviviencia, escarbando en la arena. Hacía hoyos con un ánimo como de estar cavando su propia tumba, sin mucha prisa. El objeto, que era una caja, lo habían enterrado a unos 40 metros de profundidad. En la construcción del Canal de Panamá unos 6.000 obreros. Enterrando esa caja murieron 20.000.

En la primera caja había una Ambrosía Tirma, una chocolatina típica de Canarias que es lo más rico que hay. Una vez que la vio, el segundo agujero lo hacía como si fuera el doctor Frankenstein buscando trozos para el monstruo.

En la segunda caja había una crema que se echa Anabel. Omar la reconoció solo con verla envuelta en un trapo. Joder. Yo no sé ni cómo se llama mi desodorante.

El tercer agujero lo cavaba ya que hay excavadoras que se cansan antes que Omar. Y de repente apareció Anabel de entre las palmeras, que lo mismo parecía una novia feliz que el Descuartizador de la Foresta, buscado por la Guardia Civil.

Omar lloraba como un asno con asma de la emoción. Ese llanto daba para psicofonía. Si tenéis estreñimiento poneros una alarma con ese lloro y que suene a las cuatro de la mañana. No llegáis al baño.

“Mira, guapo, mira cómo estoy, le dijo Anabel quitándose el pareo y mostrándose seductoramente“. Si le dan un poco más de tiempo le enseña tol Papo.

– ¡¡MIRA, OMAR, MIRA EL PARRÚS, LO TENGO COMO UN COCO!!

– ¿De grande?

– ¡NO, DE PELUDO!

“Carlos parecemos Asterix y Obelix, ¿verdad?”, dijo Anabel en un momento dado. Mira, me gusta mucho que tenga sentido del humor, pero parecían más el Vaquilla y su madre.

Y juego de semifinal de líder. Por parejas, tenían que ponerse en unas plataformas donde había una especie de peldaños hechos con barras de hierro y uno enfrente del otro, darse las manos para formar un puente y evitar caer al agua.

Tom y Gianmarco pasaron más tiempo discutiendo por ver quién tenía la culpa de haberse caído que tiempo en equilibrio. Total, que ganaron Melisa y Olga. Qué bien, Olga… Se la jugarán el jueves en la Noria infernal.

¡¡Y LA EXPULSADA DEFINITIVA FUE PALITO!!

¿PERO QUEEEEEEEEEEEEEEE QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE? ¿PERO QUÉ COJONEEEEEES?

A los que han votado a Omar para que se quedara no les deseo ningún mal, pero ojalá que tengan poco que comer y les toque compartirlo con él.

AMOS, NO ME JODAS. Echar a Palito que es puro amor y una jefaza para dejar al soso de Omar que es un hambrón.

A Lola le dio un síncope, claro, porque es como si la hubieran amputado a su hermana siamesa para dar de comer al gato con ella. La escena de Lola y Palito despidiéndose la descartaron para una telenovela colombiana porque era demasiado dramática.

Han estado juntas 55 días de supervivencia solas.

“Espero haberle dado a España un poco de alegría en este momento de tanto ñordo, de verdad”, dijo Palito. Sí, Palito, lo has hecho y muchas gracias, de corazón.

“Es injusto, es injusto, me parece imposible, no me lo puedo creer”, decía Lola al ver partir a Palito en la barca. Os juro que era una escena más triste que el final de David el Gnomo. Para los que sois más jóvenes es como más triste que Rosalía con las uñas cortas.

“Si a mí me preguntaran yo diría que es una eliminación injusta”, dijo Carlos Sobera en el plató llorando. SOBERA ME REPRESENTA

“Todo el mundo, por el hecho de estar en Supervivientes se merece lo mejor, pero no todos hacen lo mejor y hay eliminaciones más justas que otras, hay que hablar claro”, añadió el presentador. “Y si me tienen que dar palos por eso, que me los den”, sentenció.

SOBERA PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Es muy injusto que Omar se quede, ha sido soso, se quería ir, ha sido malrollero cuando ha perdido e incluso cuando ha ganado… y Palito ha sido una campeona de la supervivencia, del buen rollo, de la diversión. Es el tipo de cosas que me gustan en un reality.

En fin… voy a tirarme al río, pero con profilácticos, que siempre hay que tener cuidado, que los ríos son muy casquivanos.

Total, vídeo: Lara Sajen diciéndoles a Tom y Gianmarco que cocinaban muy bien el pescado, mejor que Carlos. Y a continuación, media hora criticando a la gente pelota y que le regala las orejas a los demás. JAJAJAJA Hipócresía, qué bonito nombre tienes. “Quería aprovechar que si captaba su atención…”, dijo ella, a pocos días de las nominaciones. A Dios Rogando y con el mazo dando. Pero dando como para clavar postes en granito.

Y se acabó lo que se daba.

Pillan a la madre de Alejandro Albalá en directo “haciendo unos gestos feísimos a la cámara” en Supervivientes

La madre de Alejandro Albalá ya demostró en el pasado que cuando se meten con su hijo se pone un pelín nerviosa. Los profesores que suspendían a Albalá tenían que salir del colegio por las alcantarillas para no cruzarse con su madre.

Pero ella, que anoche entraba por videoconferencia, pensaba que no se la veía cuando se puso a hacer a la cámara unos gestos más feos que Cuasimodo después de meter la cara en una licuadora. Pero la pillaron, claro, porque se la estaba viendo en plató. La discrección echa persona. Volveremos sobre eso más adelante.

Ahora… ¡¡SEGUIDME EN REDES Y OS QUERRÉ!! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow. 

Nada más empezar Jordi González se hizo la picha un lío. Pero un lío que tenía el pene que parecía un tutorial de nudos marineros. “Nadie es perfecto, usted que me está viendo… quizá sí”, concluyó Jordi, que piensa en los espectadores y se le vienen a la mente seres de luz virtuosos. Dios creó el mundo y a dios lo crearon los espectadores, en el Evangelio según San Jordi.

“Vamos a borrar esto y empezamos de nuevo”, dijo Jordi, que no sabe que está en directo. Espero que Jordi González nunca haga teatro, porque se va a desorientar cuando no oiga lo de “corten”.

“Mientras nos van despellejando en redes sociales por esto que me ha pasado…”, dijo el presentador resignado. Y tiene razón, porque así son las redes sociales con el despelleje. Yo cuando quiero pelar tomates no los escaldo, les hago una cuenta de Twitter.

El martes Omar se va a ver con Anabel Pantoja. Jó, qué ganas de ese reencuentro. Me dan a elegir entre ser devorado por leones con la rabia o ver el encuentro y me echo sal para que los leones no me encuentren soso. Así de ganas tengo.

“Esta noche Palito y Lola podrán hablar con sus madres, las auténticas, las genuinas”, dijo Jordi, porque debe ser que las dos son adoptadas y en realidad son hijas de señoras que las abandonaron en un convento y esta noche las van a conocer. Imaginaos que descubrís a los 30 años que vuestra madre es de mentira.

– Mamá, ¿por qué eres tan poco habladora?

season 1 premiere GIF by Jersey Shore Family Vacation

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un moñito en la cabeza que parecía la tapa de una tetera. El biquini era de un color verde semáforo. ¿De la luz del semáforo? No, del color del que los pintan.

Juego

La recompensa eran natillas. Iban a comer todos, lo cual hace que como prueba de recompensa deje mucho que desear. Tú vete a una clase y diles que todos van a aprobar. No estudia ni el libro.

La cosa es que tenían unas angarillas sobre los hombros, de dos a dos, en medio de la cual había un aro metido en un palo, sobre el cual había otro en equilibrio. Debían intentar no moverse para no derribar el palo suelto con el aro.

Lo que resultaba era un montón de gente poniendo el culo de pollo, como si hubieran comido todos de la misma ensaladilla en mal estado y quisieran abrir la gran presa de las cacotas.

En un momento dado les dijeron que cerraran los ojos. Fijaros si Gianmarco los tenía cerrados que hasta parpadeaba.

Ganaron Albalá y Sajen por descalificación de Olga, que había tocado con el pie donde no debía. Ella, humilde, dijo “no me digas que la estoy tocando, porque no la estoy tocando”.

Jordi invitó a Marta López y Lidia Lozano a comentar mientras hacían sentadillas. Jordi González había sido poseído por el espíritu de un entrenador personal sádico.

Tengo canela y sé que la líbido está un poco baja, ¿queréis que eche un poco?”, les dijo Lara, que es muy de provocar orgías con especias. ¿Sabéis la expresión ‘éramos pocos y parió la abuela? Pues fue Lara Álvarez una vez que entró en una residencia de ancianos con un bote de canela.

SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII dijeron todos, que querían canela. Madre mía, qué noche de pajas se viene.

Tenían que beber de los cuencos sorbiendo y el sonido era como de un concurso de satisfyers. Qué succión. Te hacen un cunnilingus y se te mete el culo para adentro.

Ver a Albalá metiendo la barba llena de mierda en sus natillas era la mejor manera de no volver a comer natillas.

“Si queréis chuparos mutuamente os dejo”, les dijo Lara a todos, y todos dijeron NOOOOOOOOOOOOOO. La canela no funcionó. La próxima vez les espolvorean viagra.

Al hermano de Gianmarco, Luca, en el plató lo tienen acosadito entre las colaboradoras. Yo creo que el muchacho va allí y se siente como un filete en la jaula de los tigres.

Vídeo:

Tuvieron comilona. Albalá pretendía que Olga, que estaba repartiendo las patatas fritas, las repartiera una a una y no a puñados, como estaba haciendo. No os comáis nunca una paella con Albalá, porque os pide que tengáis el mismo número de granos. Hay quien se lleva a la mesa las servilletas y luego está Albalá, que se lleva la báscula de precisión.

“No empecéis que quiero disfrutar, creo que deberíamos hablar un poco y disfrutar, que se me quitan las ganas”, dijo Melyssa que es muy de preliminares y los demás estaban yendo al grano. Melyssa se pensaba que eso iba a ser como una cena en Baquinjan Palas.

Y apareció una Disco Móvil, que era una barca con un chiringuito con música. La calidad de la sesión estaba a la altura de Kiko Rivera pinchando en un váter con un walkman.

El caso es que en esa fiesta no te podías despistar, porque en cuanto alguien se daba la vuelta le faltaba algo. Un trozo de melocotón, una chuchería… Vas a una fiesta con esta gente y sales con un riñón menos.

Vídeo: Omar llegó a Playa Destierro y Lola y Palito no le reconocieron. Lola hasta se puso a llorar porque estaba muy delgado. Lola es como esas abuelas que ya puedes pesar 150 kilos, que te ven delgado.

Omar ha aportado mucho a Playa Destierro, por ejemplo, mareos. Hay gente que llega a casa de un amigo y lleva vino, el postre… Omar te lleva desorientación.

Se ha ido de la isla y sus compañeros le han puesto a parir que Omar parecía una coneja en pleno parto. Es normal, porque Omar ha sido más egoísta y hambrón que ninguno y claro, muchos amigos no ha hecho.

En un vídeo estaba Olga de espaldas y Melyssa hablando de nominaciones. Olga se dio la vuelta, vio la cámara, la miró y cambió de tercio y actitud repentinamente. Es la doctora Jekyll y Miss Camarahay.

Vídeo: Albalá nominó a Lara Sajen.

Lara se enfadó porque Albalá no le dio suficiente quesada (que le había llevado su madre) y ella esperaba que le diera más que a los demás, pero no fue así y Lara lo interpretó como egoísmo de Albalá. O sea, enfadarse porque no le den más que a los demás no es egoísmo de Lara, es de Albalá.

Luego se cabreó porque Albalá la había nominado… Pero mira, oye, ni nominaciones ni pollas, Lara acabó yendo a por quesada. Lo primero es lo primero. A mí me dan ocho puñaladas y si el del cuchillo tiene además quesada, me trago el orgullo y la sangre y le pido un poco.

Luego, ya comidos, se enfadó Sajen de nuevo por la nominación de Alejandro, acusándole de haber conspirado en su contra. Qué paranoia. Lara llega a ser reina en la edad media y renueva su corte cada dos días por la vía de la decapitación, por si acaso.

Lara dijo lo mismo que dicen las amigas con derecho a roce de Nacho Vidal: “Estoy dolida como amiga”. El caso es que Lara Sajen se puso a llorar, pero tampoco es que eso sea una novedad. Lara no hace pis. Ella evacúa todo lo que necesite por los lacrimales.

Inciso: “La caca es lo del final de caracol, es lo más rico“, dijo Olga en un momento dado. Claro, Olga, es lo mejor. De hecho hay que ser gilipollas de comerse lo demás. Madre de dios. Si es que hay gente a la que le parece un desperdicio recoger las cacas de su perro para tirarlas a la basura. Zurullo Gourmet.

Y llegó una cosa que pasó muy desapercibida. El defensor de Albalá en plató, además de un pésimo gusto para el color de su pelo, contó algo bastante fuerte:

“Antes de entrar estudiamos los perfiles de todos los concursantes e incluso pedimos informes comerciales para ver quién era más fuerte”, dijo el amigo de Albalá en plató, para justificar las nominaciones y la estrategia de Albalá. No sé si lo dijo en serio o de forma irónica, pero…

Joder, viva la naturalidad. Para casarte con Albalá tienes que pasar más exámenes y ser más investigada que para entrar en la NASA. Albalá no te pide la mano, te pide las tres últimas nóminas, la vida laboral, número de followers…

“La madre de Albalá está haciendo unos gestos feísimos a la cámara, desde su casa“, dijo Jordi González, que acojonado, le dio paso: “adelante, señora”.

“No voy a consentir que se diga que he pasado información a mi hijo“, se quejaba indignada la madre de Albalá, pero eso no lo había dicho nadie, así que la señora metió la pata hasta el sobaco.

¿Y qué gestos hacía? Pues si os fijáis en Marta López en un momento dado la imita, sacando ese bonito dedo que todos, menos Hook, tenemos en medio de la mano. La señora tiene el dedo corazón que le santa como un resorte. Madre mía, qué forma de indignarse. La madre de Albalá se pone a gesticular y hace llorar a un asesino en serie.

VOMITONAS TIME

“Nausas, vómitos, sudores fríos…”, Albalá y Melyssa se han pasado la semana dándolo todo. ¿Porque están on fire y venidos arriba en el concurso? No, porque han expulsado de sus cuerpos hasta el alma. Han vomitado cual gato que ha comido demasiado pelo.

“Te va a venir de lujo”, le dijo Olga a Melyssa mientras vomitaba. Buah, pues claro. Yo hay días que no vomito, ni tengo intoxicación alimentaria y me jode horrores. Sí, los desajustes corporales siempre vienen de lujo.

– Mari, que resulta que tengo un alien que me está comiendo vivo desde dentro.

– Te va a venir de lujo, Paco.

Y así.

¿Hay algo más emocionante que una buena comida?“, dijo Jordi a los de playa destierro. Esa frase tiene un doble sentido tan obvio que me da hasta cosa comentarlo.

A Palito y Lola, para ganarse las llamadas, les pusieron una prueba. “Tenéis que recoger seis piedras que hay en el agua”, les dijo Jordi. No hay cojones a hacer esa prueba en el río de mi pueblo. Están sacando cantos rodaos hasta el año 2050. Lo que pasa es que hacía una mala mar que no encontraba las piedras ni Aquaman con un mapa.

“Como no puedo ser más bueno, os doy un minuto más de tiempo”, les dijo Jordi, que es magmánimo que te cagas. Un minuto, qué pasote, Jordi. Joder, gracias tío. Jordi gonzález con el tiempo:

Christian Tappan Colombia GIF by netflixlat

En Supervivientes están copiando el código de conducta del sistema de prisiones: “La recompensa de esta noche es una llamada”. El día menos pensado les dan de premio un permiso de fin de semana o más horas de patio.

A Palito con los padres le pasa lo mismo que con el arroz. “Estamos con nuestros padres que no cagamos”, dijo. Estreñimiento paterno-filial.

Pero luego dijo: “Estoy pensando en que voy a hablar con mi madre y me está dando un yuyu”. Tampoco da tanto miedo la madre de Palito, joder. Pero vamos, que ella prefiere una videollamada con Annabelle que hablar con su madre, que da yuyu.

Pero antes, hubo un juego en la playa de los no expulsados.

Cada concursante debía leer unas tablillas con frases que podían o no haber dicho de él sus compañeros. Si acertaba cuáles eran ciertas, premio.

Las frases de Lara eran una sucesión de piropos. “Debería hablar mejor a los demás y no mandar tanto”, que es lo que le dijo Josefina a Napoleón en su noche de bodas.

“Prefiero tenerla de amiga que de enemiga” – Esta frase, que era real, la dijo Olga, que cuando la oyó en la gala dijo un “qué fuerte”, como si no fuera suya. JAJAJAJAJA Ay, Olga, es más falsa que unas zapatillas Nique.

– Pues sí, Bruto, alguien apuñaló por la espalda a Julio César.

– Qué fuerte…

Y así.

“Esta chica se cree por encima del mal y del bien”, era otra frase que le habían puesto a Lara, o “lo mismo se piensa que hace gracia, pero me río por compromiso”, que es lo mismo que pasa cuando tu cuñado viene a cenar a casa y se piensa que es la repanocha de divertido.

“Ella también contó lo que tenía en sus pergaminos, que no mienta“, era la última y resultó ser cierta, Lara se había ido de la lengua, con lo que criticó a Sandra Pica por haber pasado información del exterior. Lara Sajen quedó más retratada que la familia de Carlos IV.

Las frases de Tom:

“Está más pendiente de conquistar a Jorge que de la superviviencia”. Y le va igual de bien en ambos campos.

“Siempre busca su minuto de gloria”. Esta era verdadera. Tom ha entrenado a un cerdo para que busque minutos de gloria. A Tom se le ve a veces con una lupa por la calle, por si el minuto es pequeño que no se le pase.

“No aguanto cuando exagera el acento francés para hacerse el gracioso”, era otra y era falsa, obviamente, porque si Tom exagerara el acento ya hablaría en francés directamente.

“Le ha invadido el demonio”, era la última y sí, era cierta. A Tom el demonio no le posee, le invade. Se baja de la barca el diablo mientras le disparan desde la playa. Las pasa putas el demonio cada vez que tiene que entrar en Tom.

Melyssa:

“Somos tan opuestas que nos entendemos”, era la primera frase. Si fuera una adivinanza seguro que eran las pilas.

“No pesca porque no pasa mucho tiempo en el agua”. Es lo que tiene. Pesca más un agricultor de Albacete en medio de su sembrado de trigo que Melyssa. Cuando pesca ella las mamás pez están tranquilas y dejan a sus hijos jugar solos en el parque.

“Va de mosquita muerta, pero es un bicho”. “No creo que bicho me hayan llamado, porque yo bicho no soy”, dijo Melyssa, que el concepto metáfora no lo pilla. Melyssa cree que cuando alguien te llama hijo de puta es porque piensa de verdad que tu madre ofrece sexo a cambio de dinero, no por ofenderte.

“Piensa que estamos todos aquí para cuidar de ella”. Claro, como Melyssa ha estado mala ya tres veces necesita más atenciones que un Franquenstein cuando se le sueltan los puntos.

“Yo es verla llorar y me pongo malo, no la soporto“. Era la última, pero no era verdadera. Al menos la parte de ponerse malo, porque llorar, Melyssa ha llorado un poco. Como para récord.

Vamos con Gianmarco:

“Ya se le caerá la máscara”, era una de sus frases. Imaginaos que ocurre, que lleva máscara, y en realidad es más feo que pegar a un padre con las bragas de la abuela.

“No pensé que me iba a llevar tan bien con él”, era otra, obviamente falsa. Cualquier cosa positiva en este juego era descartable.

“Ojalá se atragante con el ansia que tiene”, era otra. JAJAJAJA Qué bonitos deseos. Si el Karma existiera, en esa isla había que hacer la maniobra de Heimlich cada quince minutos.

“Se cree buen superviviente y su hermano le ha dado mil vueltas en un día”, era otra posibilidad. Y no era incierta, porque Luca en unos días ha hecho fuego, ha pescado un pez de dos kilos y un poco más y les construye una vitrocerámica y una nevera y se la llena de caviar.

“No aguanta nada, siempre se está quejando es un blando”, pudo haber dicho alguien. Es verdad que Gianmarco, que le adoro, tiene un repertorio de quejas que debe tener hasta archivadores para tenerlas todas clasificadas.

Llegaron las llamadas de Playa destierro.

Llamada de Lola. Al oír a su madre se puso a llorar Lola, Palito, Omar y a los cámaras porque no les veíamos, pero seguro que estaban con un sofoco gordo.

Toda la familia está contigo, de León, de Asturias, de Francia, de Valladolid”, le dijo su madre. Joder la familia de Lola, son descendientes de Willy Fog.

“Orus te ve por la tele y mueve la cabecita”, le dijo su madre. El perro seguro que está pensando en que le toca pienso, pero nada, Lola piensa que es porque la reconoce. Ese perro tiene más ojo que el programa de reconocimiento facial para desbloquear el iPhone. Ve las galas por Lola, porque el resto de tiempo es más de Netflix.

Llamada de Palito. Su madre, además de flores, se había puesto luces por la cabeza y el cuello. El estilista de Lucía Dominguín es el alcalde de Vigo. Esa mujer se juega una electrocución en cada gala. Cómo se nota que es en horario valle y no le pesa gastar luz.

Palito le preguntó a su madre si tenía preparadas ensaimadas de chocolate. Como el que tiene un desfibrilador, por si acaso.

Más juego de frasecitas.

Albalá:

Ha sido un vago desde el primer día”, dijo alguien. La verdad es que el trabajo duro persigue a Albalá, pero él es más rápido. ¿Corriendo? No, que es más rápido porque le llevan cuatro esclavos en una cama con agarraderas.

“Ahora que he conocido a su madre sé que es buena persona”, eso no lo dijo ni Albalá.

“Siempre quiere que le demos comida, pero no comparte“, dijo alguien. Pues la verdad, en la lista Forbes de los más generosos de 2021 lo mismo no aparece Albalá. ¡Pero la lista tiene 235.000.000 nombres! Ni por esas.

“Es el mejor, quiero llegar al final con él”, era otra frase. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Eso en Supervivientes no lo dice nadie ni para bromear. A no ser que sea: “Es el mejor, quiero llegar al final con él… para restregarle en la puta cara que le he ganado”

“Su falsedad se ve a kilómetros”. De hecho, el Organismo Público Puertos del Estado del Ministerio de Fomento de España está empezando a desmantelar los faros de la costa y está poniendo falsedad de Albalá, que se ve desde más lejos.

Olga.

“Está siempre a la defensiva”, era su primera frase. No, Olga está siempre a la atacativa.

“El día que no haga trampas harán fiesta en los Cayos Cochinos”, JAJAJAJAJAJAJA NO PUEDE SER MÁS CIERTA. Ayer mismo, de hecho, la descalificaron por haber hecho trampa en la prueba de recompensa. Pero claro, como comían todos, pues comió.

“Está jugando unas cartas que no son suyas, se le nota que viene aleccionada”, era otra posible frase. Ya ves, hay actores que van a rodar con el guión menos aprendido.

“Me veo en la final con ella”, podría haber dicho alguien… Que nooooo. Que eso no se oye.

“No tiene coño, no lo tiene”, era la última. JAJAJAJAJAJA HA SIDO HASTA TT en Twitter. Alguien en la isla piensa que Olga es como la Barbie, que tampoco tiene potorro. Y lo sé porque… bueno. Eso ya os lo cuento otro día.

¡Se acabó lo que se daba!

Una araña pica e infecta a dos concursantes de ‘Supervivientes’ y provoca una intervención médica de urgencia

Omar, aguantando como un campeón. Un campeón de Lloriqueo Olímpico. (FOTO: TELECINCO)

Vosotros os quejáis porque os pican los mosquitos, pero Gianmarco y Omar llevan en la pierna una picadura infectada que ha necesitado atención médica. Y atención médica no es que un médico te mire atentamente, es que te tiene que hacer cosas. Ambos tenían una enorme e infectada picadura que les ha provocado un bollo enorme lleno de algo que no era crema pastelera.

Pero los dos han demostrado que son tipos duros, que resisten el dolor, que saben enfrentarse a las adversidades. Ah, no, que los dos acabaron llorando y gritando como niños flojos. Omar y Gianmarco no tienen el umbral del dolor alto, lo tienen en el subsuelo. A estos dos los detienen para interrogarles con tortura y confiesan solo con que les sienten en una silla sin acolchar.

Pero volveremos sobre eso luego, ahora… ¡SEGUIDME EN REDES! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow

Vimos al hermano de Lara Sajen, que estaba en la isla. La camisa del muchacho era un atentado contra el buen gusto. Pero atentado que debajo de la camisa llevaba dinamita fijo. Era de un color que hacía sangrar las córneas. Esa camisa no la puedes mirar más que con una careta de soldador. Era como de manchas de camuflaje, pero al revés, era de destacaje.

“¿Te las has comprado allí?”, preguntó Sobera. Eso lo pones a la venta en Honduras y te queman la tienda. Y con razón.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un biquini de sky rojo o de cuero sintético, con lo que te hace sudar eso. Creo que al acabar la gala se tuvo que quitar la ropa con espátula, porque eso se pega.

Y sí, empezó la gala, con lo de la araña, que debe ser de la especie Hijoputus Aracnae, que le llega a picar a Spiderman y le hace malo. Yo no sé qué araña era, pero la picadura se parecía a la mordedura de un zombi.

Se les había montado un montículo de pus que parecía una ubre de vaca. Eso no se drenaba, se tenía que ordeñar.

“A Gianmarco y Omar les ha picado una araña y les ha provocado una infección”, nos informó Sobera. Como si los dos no lo hubieran dejado claro con sus cojeras y sus lamentos. Qué lamentos. Sus desgarradores quejas las oye el fantasma de un castillo escocés y se le hiela la sangre.

“Me dueeeeeeleeeeeee”, decía Gianmarco y lloraba que acabó abrazado a Tom. Imaginaos lo que le dolía para que se abrazara a su archienemigo.

Omar, igual… iba por la isla chillando y llorando como si la araña en lugar de picarle le hubiera amputado la pierna.

Carlos Alba ha visto Anatomía de Grey y ahora se piensa que es médico o algo, porque se puso a hacerles unas curas burras. Les echó agua en la herida. Eso lo cura todo, di que si. La gente que muere en la guerra es porque tiene la cantimplora vacía.

Y claro, tuvo que ir el equipo médico echando leches, para drenarles y hacerles curas. Cómo chillaban los jodíos. Hubo reos en la hoguera de la Inquisición que chillaban y se quejaban menos que estos dos.

Qué sensibles son al dolor, madre mía. Omar y Gianmarco se cortan las uñas con anestesia general por si se va un poco la tijerilla y les duele.

Ya en directo habló del tema Gianmarco: “Quiero decir que estoy mejor, que no voy a tirar la toalla y que voy a seguir luchando”, lo que pasa es que lo dijo llorando y le restaba credibilidad. Está la toalla de Gianmarco fusionada con el terrazo del suelo de lo mucho que la tira.

Omar: “He pasado noches duras y me he asustado un poco, pero aquí hay un equipazo y estoy tranquilo, aunque estoy un poco de bajonazo”, dijo. Omar quiere a su mamá y a su osito de peluche y una tirita con dibujos de Bob Esponja.

“Madre mía, pobrecitos”, dijo Lara de ellos dos. No sé si porque sentía pena por ellos o porque daban pena, a secas. “Y las condiciones son duras, pero saben que están 24 horas controladísimos con atención médica”, aclaró Lara, por si pensábamos que los tenían como puta por rastrojo dejándolos morir en la arena para que se los coman los cangrejos.

Pero no eran los únicos que lloraban en directo. Ahí estaba Sylvia, como una magdalena mojada en agua de mar de lo que lloraba. “Me siento desplazada por el grupo, porque no soy buena en las pruebas y están deseando deshacerse de mí y yo querría marcharme”, dijo Sylvia.

ice cream eating GIF

Así, pero sin helado.

“Yo no sé qué he hecho para sentir esa energía que siento tan mala“, dijo Sylvia. Pues si la energía mala de la isla la agobia, espera cuando vuelva y vea las nuevas tarifas de la luz.

Sylvia lloraba desconsolada y nadie tuvo cojones a acercarse a abrazarla o a consolarla. Joder. Qué empatía, qué humanidad.

Prueba de líder: había que poner unas piezas en equilibrio en una estructura basculante con huecos en los que poner los pies. Si tocaban la estructura, esta se movía y se iban las piezas a la mierda.

La recompensa eran súpercroquetas. ¿De ricas? No, de grandes. Esas croquetas pesaban más que un niño de tres años. Se come una un T-Rex y se llena. Para bolear, empanar y freír eso sin que se abrieran la bechamel tenía que ser como el cemento armado de compacta.

El caso es que las piezas se ponían en unos palitos con la misma superficie que un percebe con raquitismo. Y claro, en cuanto había viento se les caían todas las piezas. Para la próxima prueba les van a dar un cubo y 10 minutos para vaciar el mar. Tenía el mismo sentido.

Al final hubo empate, pero se resolvió a favor del equipo del equipo de Carlos, Lara, Sylvia y Olga. Vaya, Olga comió. Olga es la persona con mejor suerte del planeta. Al final coge peso. A los perdedores les dieron una croqueta de consolación.

Carlos propuso hacer un brindis con las croquetas. Menos mal que no les habían dado condones, porque Carlos brinda con todo lo que le den. A Carlos le diagnostican almorranas y brinda con ellas.

A Lara y Sylvia les dijeron que se tenían que tirar del helicóptero y se pusieron a llorar. Creo que nadie les ha dicho que abajo hay agua y que no te mueres. Lara lloraba la que más, porque ella llora siempre.

Vídeo: A Gianmarco le tocó rastrillar la playa en la última prueba. “Voy a rastrillar y a limpiar la playa por la salud del planeta”, dijo Gianmarco, que piensa que va a salvarnos a todos. Es Ecologic Man. Los científicos que luchan contra el cambio climático son gilipollas, ahí, con los ordenadores diseñando modelos predictivos basados en algoritmos cuando lo único que hacía falta para acabar con el cambio climático solo había que quitar las algas de la orilla.

Y llegó el salto del helicóptero. Lara se lo dedicó a su madre, que es “lo más grande que hay”, según aseguró. La madre de Lara jugaba en la NBA y era la más alta de su equipo. Lara Saltó bien, aunque el helicóptero estaba muy bajo. El piloto metió el pie en el agua a ver si estaba buena de lo bajo que estaba.

Sylvia llevaba el pelo suelto y revoloteaba y yo estaba viendo que se le enganchaba en el rotor y se liaba la de dios. Sylvia se cagó varias veces antes de saltar. Al final se tiró con pocas ganas. Con casi ninguna. ¿Sabéis lo de la aguja en el pajar? Pues es más fácil que encontrar la aguja que las ganas de Sylvia.

En el plató Alexia lloraba porque le daba pena que ella no pudiera saltar. De hecho es la única de esta edición que no se ha podido lanzar y ella quería dedicárselo a su familia.

“Te podemos llevar al pantano de San Juan”, aportó como idea Sofía Cristo, que estaba de comenrista en plató. Claro que sí, cualquier masa de agua vale para lanzar a Alexia.

– Uy, mira un charco…

– ¡¡TIRAD A ALEXIA, LANZADLAAAAAAAAA, PABAJO CON ELLAAAA!!

Sofía Cristo, un día cualquiera con Alexia.

soldiers falling GIF

Vídeo: Palito y Lola sufriendo a Valeria.

“Me dan ganas de llorar, porque lo destruye todo, el altar, la concha, nuestro sitio de amigas… me va a dejar mala energía ahí, que es donde yo duermo, que yo soy muy de energía”, lloraba Lola, porque Valeria te deja los sitios con mal rollo. Valeria se sienta en tu sofá y cuando se va tiene que venir un equipo de limpieza, desinfección y exorcismo.

Valeria estuvo una vez alojada en la Atlántida. No se volvió a saber de ese continente. Ella destruye todo. Valeria fue una vez al prado:

En plató Rocío Flores sigue maquillándose y peinándose como una señora mayor camino de la verbena. A Rocío Flores le jode parecer joven. Es la única influencer que va a pagar en una clínica de estética para que le pongan arrugas, bolsas debajo de los ojos y flaccidez.

Se acabó de ir Valeria y las pobres Palito y Lola lo celebraron con alegría. La felicidad no les embargaba, se las comía por las patas.

“Siento como una presión del pecho que se me ha ido, me temblaba la mano y ya no”, dijo Palito. Joder, Valeria es capaz de curar. De curar lo que ella misma te ha provocado, pero curar. Es como una curandera. Y una enfermadera también, claro.

Llegó el reencuentro entre Lara Sajen y Sergio, su hermano, que claro, se llama Sergio Sajen. Joder, ojalá el segundo apellido fuera Sanjurjo.

Sajen llevaba puestas las gafas de no-visión y Lara Álvarez le dijo que su hermano estaba allí. “Qué dices, doondeeeeeeeeeee, noooooooo”, y más lloros.

“Mentiraaaa, estará en una pantalla, seguramenteeeeeeeeeeeeeeeeee, porque no huelo su perfumeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee”, dijo Sajen, que tiene el olfato de un perro de caza. O el perfume del hermano es muy intenso o Lara huele hasta los pedos del vecino del bloque de enfrente. Lara huele los incendios antes de que se produzcan.

El caso es que el hermano estaba metido en una jaula cerrada con candados. Para abrir esas cerraduras trajeron a Sylvia, que tenía que comerse auténticas porquerías como un ojo de vaca o patas de pollo para conseguir llaves.

Sylvia mordió el ojo y se lo metió en la boca. “AY, AY, AY”, decía Lara Álvarez y le daban unas arcadas que flipas. Lara Álvarez no cenó anoche. Luego llegó Carlos Alba y se comió unos sesos de cordero cocidos. Uy, pero si eso está riquísimo, anda que no he comido yo sesitos.

Carlos Alba se los comía con deleite mientras Lara Álvarez ponía una cara de asco que flipas. Diario de abordo. Año 2345: Lara Álvarez sigue con el estómago cerrado y sin comer nada.

Gianmarco se quiso comer una cosa que ni siquiera sabían qué era. Lara Álvarez acabó por comer de lo que comió Gianmarco. SHIPEO A ESTA PAREJA.

A la par que explicaba el juego, Lara Álvarez espantaba moscas con las manos a un ritmo que ni el rabo de una vaca. Yo este verano no quiero mosquiteras, quiero a Lara delante de la ventana espantándome a los insectos.

Melyssa se comió una oreja de cerdo peluda cruda. “¿Tiene cerumen?”, preguntó Sajen para ayudar.

throw up linda blair GIF by absurdnoise

Omar, que siempre está comiendo como un zampabollos, decidió comerse la hamburguesa pocha. Que muy pocha no debía estar, porque tampoco van a intoxicarles, claro. Fijaros si estaba mala la hamburguesa que se la llevó para acabársela después. Qué gran sacrificio el suyo.

Total, que Sajen se quitó las gafas y vio a su hermano y se puso a llorar. Llorar como forma de vida. Con las 16 llaves que le habían conseguido sus compis, claro, consiguió abrir los tres candados y hubo abrazo con reboce en el suelo incluido.

Carlos Sobera le recordó al hermano que no puede dar ningún tipo de información del exterior. “CUALQUIER TIPO DE DETALLE POR NIMIO PUEDE PROVOCAR UNA TORMENTA“, le advirtió.

Joder, te vas de la lengua hablando de lo que no debes y provocas un desastre natural. A Dorothy se la llevó un tornado porque estaba cuchicheando de una de su cole.

“Tuve un problema gastro, voy a decirlo así”, nos contó Tom sentado en la ceremonia de las sillas. Vamos, que se iba la pata abajo. Que tenía el culo más suelto que la correa de un perro perdido. Así que dijo que salvarse “sería un empujón”. No, sería un retortijón.

Y se salvó de la expulsión… GIANMARCO. ¡¡BIEN!!

Vídeo: Lara Sajen es mala cuando quiere y es muy mala. Estaba Sylvia llorando sola en la playa, porque la marginan cosa mala. Va Lara Sajen y se pone a envenenar a Melyssa y Olga, que si llora, que si se aisla, que intenta hacer ver que ella trabaja y ellas no. Y así era, porque las tres llevaban toda la mañana de cháchara.

Y se van Olga y Melyssa a picar a Sylvia, a meterse con ella, a joderla y cuando Sylvia salta, Lara Sajen se indigna y dice: “¿Por qué me tiene tanta obsesión conmigo esa mujer?”. JODER, PORQUE NO DEJAS DE BUSCARLE LAS COSQUILLAS.

Y por mí, ¡se acabó lo que se daba!

Como una quinceañera con el pavo, Lara Sajen le monta la bronca a Sylvia Pantoja por ponerle likes a su marido

Lara Sajen, montando broncas. (FOTO: TELECINCO)

Los robots montan coches, los del IKEA montan muebles, los vaqueros montan a caballo y Lara Sajen monta broncas. ¿Sabéis los niños coreanos que montan un cubo de rubik en 5 segundos? Pues en lo que el niño acaba el cubo Lara le ha montado tres pollos, dos jaranas y seis reproches. El niño llora y deja los cubos y la sociedad.

Lara la tiene tomada con Sylvia y cualquier excusa es buena para buscarle las vueltas. Lara Sajen es la que le pone la crema solar en el rostro a Sylvia. ¿Para que no se queme? No, solo por tener algo que echarle en cara.

Pero vamos por partes… ¡Lo primero es que me sigáis en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

La cosa comenzó con Jordi González tomando la palabra. “Voy a saludar a la reina de los cayos”, dijo Jordi y yo me imaginé que iba a aparecer una señora con los pies llenos de durezas, pero no, salió Lara Álvarez.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un collar de piedras que lo mismo te luce el cuello que te construyes un enterramiento tipo dolmen. Solo había dos formas de hundir el Titanic: con iceberg y poniéndole el collar de Sandra.

La prueba de recompensa consistía en cavar debajo de un madero, pasar por el agujero hecho, nadar, subir a un palo, coger una pieza y así hasta montar un puzzle. Como en unas topolimpiadas.

La recompensa eran unos espaguetis con carne y una ducha con agua dulce. La ducha la necesitaban aunque solo fuera por lo mucho que les sudó las gónadas lo de la ducha. Ellos querían comer así olieran a jabalí muerto.

El primero en pasar por debajo del madero fue Carlos Alba, que cava a una velocidad que flipas. Si para abrir zanjas en las aceras se usan máquinas es solo porque Carlos Alba es cocinero y no albañil, porque él te abre una acera con las manos a 10 metros por minuto.

Sylvia se atascó tratando de bucear para coger su pieza de puzzle, porque se sumergía, pero poco. En la profundidad que es capaz de alcanzar Sylvia no se ahoga ni un caniche boca abajo. Como no podía, Sylvia nadó de vuelta a la playa, pero nadaba como un jubilado sin prisa. Por detrás se oía a Carlos Alba chillar y cabrearse como un mono, porque estaba en su equipo y él tiene mal perder. Muy malo. Malísimo. Tiene un perder enfermísimo. El perder de Carlos Alba tiene lepra, peste, almorranas y acné.

Sylvia acabó vomitando porque había tragado mucha agua. Una ballena azul ve el vídeo de Sylvia y flipa del agua que traga. Y lo malo es que además del agua había vomitado la comida de medio día.

“Da gusto este programa con vosotros, no dejáis de sorprendernos”, dijo sobre la vomitona Lara Álvarez, que al parecer nunca ha visto a nadie vomitar. Si le llegan a tocar salir a beber con mis amigos no le habría pasado eso.

Mientras los primeros, los ganadores, comían, Omar, Gianmarco y Albalá, los segundos, Melyssa, Sajén y Tom, les tenían que hacer cosquillas en los pies. Lo que les sobrara a los primeros sería lo que podrían comer los segundos.

Tom intentaba hacer cosquillas en los pies de Omar, que pocas cosquillas hacía, porque tienen todos ya los pies que parece que llevan suelas de goma de la capa de mierda que les protege los pies, que no le haces cosquillas ni con navaja.

“Eso no es justo”, dijo Tom, porque Omar se había puesto encima de los pantalones un huevo de espaguetis para comer lo más posible él solo. Omar no es que sea avaricioso, es que si llega a un sitio y se desata un tiroteo, él se pone en medio para quedarse con más balazos que nadie.

“Omar sigue rebañando su bañador”, dijo después Lara. Estas cosas solo las oyes en Supervivientes y en una película para adultos.

En la ducha los tres maromos tenían que frotarse los unos a los otros y no a sí mismos. Ahí eran recataditos, se tocaban como si dieran calambre, pero los últimos segundos les dejaron frotarse a sí mismos y los tres se echaron las manos a dentro del pantalón como si les estuviera abrazando el pene un escorpión. Qué forma de frotarse los genitales, madre del amor hermoso, si les llegan a dar un nanas se frotan el nardo hasta pelársela como un plátano en sentido literal.

A Carlos Alba le han acabado por pillar con las nominaciones, porque siempre miente sobre a quién le ha cascado el punto. Le dijo a Sylvia que no le había nominado, pero sí, lo había hecho. Pero Sylvia es más lista que los ratones colorados y cuando le puso en un aprieto Carlos dijo: “Las nominaciones son secretas, son en secreto”.

– ¿Apuñaló usted a su vecino?

– No…

– Hay testigos.

– ¡Las puñaladas son secretas, son en secreto!

– También es verdad, es usted libre.

Y así.

En plató Cristina Tárrega intentó meter mierda entre Carlos y su súper amigo Agustín. A Cristina Tárrega los amigos le molestan. Tárrega fue a hacerse las pruebas de la alergia y le salió olivo, gato y amistad.

Lo que pasa es que los argumentos de Tárrega eran malos que te cagas. Ella dijo que Carlos no había defendido a Agustín en un momento dado y cuando Agustín dijo “sí que me defendió”, Tárrega respondió: “sí, te defendió, pero tibio”. Si Agustín llega a decir que le defendió encendido, Tárrega responde “sí, encendido, pero estaba nublado y a las ocho y cuarto pasa el tren, es un cabrón y mal amigo”.

Y llegó la bronca de adolescentes de Lara a Sylvia. Vaya por delante que la Pantoja me está cayendo mejor por momentos y Lara Sajen, peor al mismo ritmo, porque es como una detectora de broncas. A Lara la pones en un aeropuerto a oler maletas y droga no encuentra, pero broncas las que quieras.

Sylvia hablaba con Carlos Alba de lo de las nominaciones y en un momento dado le reprochó: “me dijiste que habías nominado a Lara”.

Suficiente para Lara Sajen, que se fue a Sylvia y se puso a montarle un pollo porque se había enterado de que Sylvia había hablado de ella. Pero no había hablado de ella. A Lara le daba igual, se fue a buscar bronca.

Me pones en tu boca, me pones en tu boca, me pones en tu boca“, le decía una y otra vez Lara gritando a Sylvia. Lara va a ser la próxima imagen de Colgate, la pones en tu boca.

“Eres patética, una verdulera, eres patética, te lo voy a decir ¿por qué le das likes a las fotos de mi marido?“, acabó por espetar Lara Sajen, que es una niña de quince años con problemas de adicción a las redes.

Que una persona adulta se moleste porque una persona le da like a su marido… MADRE DE DIOS. Lara Sajen es madura como un pepino tratando de ser un melón. Lo próximo que va a hacer Lara es bloquear a Sylvia en Insta, hala, que se fastidie.

“Yo soy real”, decía Sajen como si ser real fuera una gran virtud sólo al alcance de unos pocos. La mayoría somos de mentira, pero ella no, ella es real. Tangible. Lara Sajen piensa que si tocas a otra persona que no sea ella se disipa en humo.

Sylvia terminó la discusión así: “Lo que siempre te diré hasta que me muera: eres un diablo”.

Me imagino a Sylvia picada por una serpiente y a Sajen al lado preguntándole dónde tiene el antídoto.

– Sylvia, Sylvia, ¿dónde tienes el antídoto?

– Eres un diablo. Muero. AAARG.

Y así.

Sylvia ha estado haciendo de cicerone de Tom, que necesitaba mear cada dos por tres. Y vimos a Tom meando a cinco metros de Sylvia, tumbada muy a gusto mirando el paisaje. Ahí estaba Sylvia como oyendo el agua de una fuente. Le faltaban los pajaritos, un café y un libro de Neruda.

Hicieron una dinámica llamada ‘Cambiar para mejorar’, que básicamente iba de que algunos se llevaran cosas buenas y otros, putadas.

Tenían que buscar un piedra escarbando y en cada piedra había números, que correspondían a pergaminos. Luego Lara Álvarez les leía pistas a lo Un, dos, tres… con pistas.

Tom ganó una papaya, solo para él. ¿Pa quién? Pa Paya. JAJAJAJAJA

Perdón, ya me pego yo solo.

A Sylvia le tocó ocuparse de buscar almendras y conchas y los demás podían pedirle que le sirvieran. La Cocinera de Almendramar.

Omar ganó un pincho de tortilla. Este hombre es como un imán para la comida. Gianmarco tiene que rastrillar la playa hasta el miércoles para dejarla limpia. Va a ser el señor de la limpieza más tonta del mundo. En la próxima gala, barrerá el desierto.

Lara le cambió el premio a Carlos pensando que era malo y le dio… un brownie de chocolate. JAJAJAJA Lara dijo “no estoy para comer”. Y luego le pidió a Carlos “acuérdate, ¿eh?”, como si Lara le hubiera hecho un favor, cuando había intentado joderle. jajaja

Y a Lara la mandaron… ¡¡A una plataforma a vivir sola en medio del mar!! Estará allí hasta el miércoles y solo puede bajar para “ir al baño”. Qué maravilla. Pero tranquilos, que será capaz de encontrar la forma de discutir.

Olga salió inmune y Melyssa nominada directamente. Mierda. MIERDA. Ojalá al revés.  A Albalá le tocó la llamada de un familiar, que mira, no engorda.

Y camino a playa destierro. Palito y Lola están HASTA LOS OVARIOS DE VALERIA

“Realmente Valeria es única en su especie”, dijo Lola. “Me entretiene ver lo que hace”, añadió Palito, que la miraban como el que tiene un chimpancé de mascota.

A Valeria le dio por dibujar un corazón con piedras en la playa. Palito le pidió por favor que no tocara un circulito de piedras que había hecho ella, un altarcito para su madre.

Y VALERIA COGIÓ LAS PUTAS PIEDRAS DE PALITO LAS PRIMERAS

“Vale, has cogido las piedras que te dije que no cogieras”, dijo llorando la pobre Palito. LA ÚNICA PUTA COSA QUE LE HABÍA DICHO.

Aquí vemos las imágenes de Palito explicando una cosa a Valeria:

“¿Todo bien, Pali?”, le dijo luego Valeria a Palito. NO, VALERIA, NO ESTÁ BIEN.

Directo: “No es solo el altar, Valeria, son muchos detalles”, dijo Lola, que no tenía el papo para farolillos. “Ella lo arregla todo con abrazos, pero…”, dijo Lola.

Valeria te derrama acero candente por la espalda hasta que te deja las vértebras al aire y luego te da un abrazo y se va contenta pensando que ya está arreglado.

“Cuando se hace una cosa se pide disculpas y ya está”, dijo Valeria. Claro que sí, joder. Valeria piensa que la gente que va a la cárcel es por cabezones porque no piden perdón.

“Llevábamos palito y yo una hora al sol haciendo la comida y Valeria a la sombra comiendo cangrejos y cuando ha venido la cámara del directo ha venido al lado de nosotras a quejarse del calor”, dijo Lola en directo. BOOM. Valeria es tontina para lo que quiere.

El caso es que Jordi González tuvo que leer frases en alemán para un juego con las de la playa destierro. Era como si se le hubiera atragantado algo. Jordi pronuncia el alemán con acento de garganta irritada.

Había unas salchichas de premio. Palito las olió con distancia y luego las cogió Valeria y se las restregó por la nariz que parecía que se estaba haciendo una PCR con las putas salchichas. La cara de asco que puso Palito era un poema. Pero no un poema bonito, un poema tipo:

Eran salchichas puras
Las has llenado de moco
y las tiro a la basura
Me cago en tus muertos

Es que lo de los muertos no rima y…

ME CAGO EN TODOS, DESDE LA PRIMERA BACTERIA PRIMIGENIA HASTA HOY, EN TODA TU RAMA FAMILIAR, QUE ME HAS JODIDO DOS SALCHICAS.

Y así.

Y A LA CALLE, VALERIA. Estaba más cantado que la Traviata.

Terminamos con un bonus: El en plató Gloria Camila le llamó “comeculos” a Belén Rodríguez y luego se justificó: “Comeculos es un adjetivo, no es un insulto”. Vete tú a saber lo que es un insulto para Gloria Camila.

Zampanabos, adjetivo; hija de puta, filiación;, zorra, animalista; tonto a las tres, que te está dando la hora. Y así.

Y se acabó lo que se daba.