Entradas etiquetadas como ‘gala’

Comienza la segunda gala de ‘Gran Hermano 12+1’

Ya empieza.

El concursante +1 de esta semana está ya en el plató. Y sí, ya han nominado. Lo han hecho en el cuarto inclinado, que habían transformado en una especie de nevera.

 Se han dado una sarta de leches de padre y muy señor mío. Esto promete.

La Milá nos ofrece el oro y el moro: Nominaciones, expulsión y más cosas. Sí, lo de más cosas no lo ha desarrollado.

Milá nos muestra un móvil con cámara que va a grabar imágenes del concursante +1, de cómo llega a Guadalix. Pero ya os digo que las imágenes se ven como el culo.

 Ahora, Milá, que va vestida de… de… Nada, muy sosa, no hay por donde hacerle la gracieta, se acerca a una que se llama Taisi que está en el plató.

La muchacha tiene los ovarios de corbata. Va con un vestido choni de primera calidad. También Milá baja a uno que se llama Jacobo. Además, busca a una llamada Verónica. Esto es un cachondeo.

La Milá es una quejica. Que si me habéis puesto en el cue, que si me hacéis subir escaleras…

ANDA LA LECHE

Va entrar en la casa el primero que llegue a la casa de Gran Hermano, pero ¡¡LLEGANDO POR SUS PROPIOS MEDIOS!!

No tienen dinero, ni teléfono ni pueden coger un taxi. Deben ir con sus maletas. Son 40 km. Van con un redactor y se irán viendo imágenes con el móvil.

JA JA JA JA JA

¡¡QUE BUENO!!

Las dos muchachas están flipando con los tacones. Sobre todo Taisi, que parece escocida. Ya os digo que las imágenes de los móviles se ven como una especie de zurullo multicolor.

Pues sí, los concursantes han salido de los estudios de Telecinco están en un polígono industrial y de oficinas a las afueras de Madrid. Van a flipar para encontrar coche.

Vemos un vídeo de David, alias Leonardo da Vinci, en el que habla de que ya hay dos grupos. Si en algo coinciden es que Mary Joy es más vaga que el peine de un calvo.

A partir de ahí, cada uno configura los grupos según considera. Lo que está claro es que todos han pasado ya por el confe para poner verde a alguien. Ah, amigos, que bonito es el apuñale espaldero.

Nos toca ahora un vídeo en el que Pepe les enseña a bailar. Pero antes, los problemas de Pepe con la lavadora, esa gran desconocida. En momentos como este mi orgullo de marujo se dispara.

Sí ahora sí le vemos bailar. Hugo y Alessandro trataron de aprender, pero parecían un anuncio de la black and decker. Los demás lo intentaron también. Mary Joy no sabía ni lo que bailaba Pepe.

Jacobo ya ha cogido un coche. Le está diciendo a los chavales que le han recogido que si les ponen una multa se la paga él. Que macarra. Como les coja la Guardia Civil va a ir a otro sitio con cámaras del que no puedes salir.

Ahora sacan lo de que Pepe es un transexual y un travesti. Lo dijeron de guasa, pero el chaval se lo tomó muy a pecho. Claro que es mentira, pero el muchacho se picó.

David se convirtió en el archienemigo de Pepe. Sí, el hombre de la mente dispersa puede criticar.

Ahora vemos los progresos de Taisi, que también ha pillado un coche. Es de Cádiz, tiene 23 años y estudia ingeniería química. Nos ponen su vídeo. Va de soy guapa pero no soy tonta, eh, que estudio una ingeniería. Los fines de semana es la encargada de un karaoke.

 Ahora Milá se pone en plan DGT explicando cómo se llega a Guadalix y las dificultades de las dos carreteras por las que se puede llegar. Le falta darnos el parte metereológico.

 Que Pepe sea una marmota también fue uno de los temas de la semana. De momento lo han resuelto de forma muy civilizada. Dadles un par de semanas y lo resolverán a navaja y primera sangre.

El caso es que están hablando con Pepe y el chaval está como temblando. Me recuerda al padre de Nemo cuando charla con los tiburones…

Vámonos a un nuevo post

Ha comenzado el que podría ser el mejor Gran Hermano de la historia

¡Estoy contento como gorrino en lodazal!

Con esta edición creo que he visto colmados mis deseos como espectador de Gran Hermano. Bueno, quizá ha quedado lo de que fuera una edición nudista… ¿lo he dicho en voz alta? Ups.

En fin, a lo que íbamos, que me mola esta edición, por la casa, por los concursantes, por el arranque… ¡Lo único que me pesa es ser pobre cual ratón de pesebre! Sí, porque si tuviera pasta ya os digo que entraba de cabeza pujando en la subasta. ¿Me dará un crédito el banco para eso?

¿Que qué subasta? ¡¡UNA DE LAS NOVEDADES MÁS IMPORTANTES, PRIMICIA MUNDIAL!! Este año se va a sortear una de las plazas de concursante por Ebay Clásico. O sea, que el que más puje tendrá derecho a entrar a concursar a Gran Hermano.

Los beneficios serán para la Cruz Roja.

Aunque ya os digo que la cosa se ha ido de madre, porque la puja está ahora en 1o millones de euros (vamos, gente que con un perfil falso se ha dedicado a pujar a lo loco). Por eso tuvo Milá que decir en directo que la puja era vinculante, o sea, que el que la haga más alta tendrá que pagarla. Algo tendrán que hacer para arreglar el desaguisado.

Sin más dilación, y antes de contaros los avatares de la gala, os describo los concursantes:

 

 

– Ariadna. Desde ya una de mis preferidas. Es madrileña, de 28 años. Maquilladora profesional, aficionada a los tatuajes y piercings y toca el piano. Es hija del cantante de Obús, grupo mítico donde los haya.

– Juan: Es cura y motero. Mis dos profesiones preferidas, si no fuera porque la de cura no me gusta y la de motero no es una profesión. El caso es que es más majo que las pesetas. Otro de mis favoritos. No descarto que se líe a dar hostias en la casa. Con él lo del confesionario no es una forma de hablar. El súper le dirá “ego te absolvo…”.

– David: Valenciano, de 37 tacos, comercial que quiere ser bombero. Esperemos que nunca lo consiga. Está más empanado que un bonito gallego. Para mi que es el hermano de la socorrista que la lió parda con el cloro y el gas que lo flipas. Tiene dos hijas. Y sí, parece que en la foto se esté sacando el calzoncillo violador del ojete.

– Mary Joy: Y unos ortuños (cojones como puños) se llama Mary. Esta es Usun Yoon que se ha querido colar en la casa para hacer alguna pregunta. Si no, pues es una muchacha de origen filipino que trabaja en un restaurante tailandés. Sí, yo, que soy español, trabajo en un coreano de los del norte. Como estudia Biología la sacaron en el vídeo destripando una lagartija más seca que la mojama.

– Sindía: Sin días libres, debe ser, porque trabaja de peón agrícola recogiendo naranjas y “mondarinas”, que son unas frutas tropicales exóticas. Tiene 24 años y es de un pueblo de Sevilla. Es muy simpática y graciosa. Dice que cuando le dieron la noticia de que entraba (ella creía que era reserva) estaba en un “ví” y que Milá le dijo que era concursante en la plaza de la pantalla grande (lo que viene siendo Callao). Es la doble de Ruth Núñez, la de Yo soy Bea.

-Hugo: Un simpático joven del valle de Arán. Es muy austero, tanto, que su madre le lava la ropa a domicilio. Tócate los tambores de detergente y ríete tú de las cartillas de racionamiento. Tiene un aire a lo Hugo Silva, pero en plan austero: no me lavo el culo hasta que se cierre el agujero.

– Michael: Es policía local en Huelva, pero lleva sin cobrar varios meses porque el Ayuntamiento no les paga. Lección número uno de supervivencia: no dejes de pagar a alguien que tiene pistola. Si alguna vez os han multado en Huelva, nominadle y a la calle.

– Pepe: Bailaor flamenco de 33 años. Parece majete aunque a veces se quede mirando el infinito como si se le hubiera aparecido el espíritu de la Pantoja de Puerto Rico. Su carrera bailando estuvo a punto de truncarse cuando Noemí se le subió encima.

-Noemí. Surfera de 25 años de Lanzarote. Es de las que peor me ha caído así, en primera impresión. Por algún motivo llevaba los ojos pintados como si hubiera estado haciendo de sparring de Mike Tyson.

– Alessandro: El italiano de rigor. De Milán, fue jugador profesional de fútbol, pero ahora se come los mocos jugando con cuarentones aficionados en algún equipo de mala muerte. Su madre es gallega, así que su acento gallegolano es de lo más peculiar. Debe ser fan de  Tom Hanks, porque lleva el pelo igual que ese actor en ‘Náufrago’.

– Azucena: Está en paro, después de que el bar que montó quebrase. Tiene una particularidad en la mano izquierda. Parece maja, pero claro, su sueño es bailar en una discoteca. Lo de la cura del cáncer ya si eso que lo sueñe otro.

– Ochoa: Tiene 28 años, osea, y va a casarse, ¿sabes?. Trabaja en un hotel, te lo juro por la compresa de Lady Gaga. Es súper guay y tiene un estilo total, tía, chic channel. Me cayó un poco gorda, aunque como ya en la primera gala la vimos en bragas, gana mucho. Fácil de contentar que es mi menda. La llamaremos como a mi vecino de arriba: 8A.

– Zulema: Barcelonesa de 27 años es asesora en una clínica de cirugía estética. O sea, que le dice a las gordas que están gordas y a las peludas, que adelgacen. A los feos les dice adiós. Le gusta la meditación. Pues se va a hartar.

¡¡Y YA ESTÁN LOS 13!!

Y eso es importante, porque según dijo la Milá, cada semana entrará un concursante que será el +1. No me quedó claro cómo ni por qué.

Vamos con el resumen cronológico de la gala, amigos.

La cosa comenzó con una casa montada del revés, o sea, con los muebles en el techo y con los concursantes llegando a ella colgados boca abajo, cual marranos el día después de san Martín.

A otro puñado, incluido Juan, que entró montado en una moto, los metieron en el pruebódromo, la nueva nave donde harán todas las pruebas. En este caso había una especie de arca de Noe y les tocó emparejar animales. No, no tuvieron que aparearlos ni hacer de mamporreros. Sólo meterlos en jaulas.

Sindia a todo esto estaba en la plaza de Callao, en Madrid, junto a la Gran Vía. Le habían dicho que sólo era reserva y que sólo entraría si alguien se ponía malo. Y allí estaba, en la plaza, cuando en la pantalla gigante del exterior del cine Callao apareció Milá y le dijo que era concursante y que en ese momento se la llevaban para la casa. Sindia fue muy dicharachera. Ah, no, que sólo dijo: “¡¡Hostiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!”.

A Ariadna la vimos entrar en una cocina que estaba inclinada 45 grados, pero como la cámara estaba en paralelo no lo parecía. El efecto era que ella andaba inclinada. También entró allí Hugo y les encargaron preparar unos cócteles, que se les derramaron. La cocina quedó hecha unos zorros. El contenedor de basuras de la familia Monster está más limpio. Poco después se les unió Alessandro.

Otra novedad: el plató tiene una sala en lo alto. Es una sala aislada e insonorizada. Allí se vivirán momentos únicos, según dijo Milá. Pensé que sería una sala en la que se azotaría a políticos y banqueros sin que nadie oyera sus gritos, pero no, es para las nominaciones.

A Ochoa y a David los metieron en una especie de mini casa. Algo así como Alicia en el País de las Maravillas. Yo pensé que no, que eran recortes que había hecho Rajoy. El caso es que en esa mini habitación, con los muebles pequeñitos, David hizo gala de su capacidad de predicción.

Les pidieron que se pusieran un pijama que había allí y se metieran en las camas. David dijo: “me voy a poner de lado, porque yo duermo de lado y ahora nos pueden echar un gas de esos que duermen“. Joder, sí, y usaros para una vivisección.

Este chaval se mete a bombero y en las próximas fallas Valencia arde hasta los cimientos. De Cuenca al mar: terreno calcinado.

Al final la casita se abrió cual margarita en primavera (digo una de mi pueblo, que se llama Margarita y en primavera no para de… bueno, abrirse) y resulta que estaban en el jardín, mira tu.

Poco a poco todos fueron entrando en la casa y encontrándose. Cosas curiosas, la ducha transparente y que los cagaderos no tienen pestillo, así que ya durante la gala más de uno entró mientras otro u otra meaba.

Amigos, ha empezado otra edición de Gran Hermano. Una, sin chonis ni machacas de gimnasio desagradables, sin dos casas ni líos. ¡¡Esta podría ser la mejor edición después de la primera!!

Gracias, de corazón, por compartirlo conmigo, chicas y chicos.

¡Un beso y a disfrutar estos tres meses!

Resumen de la gala de ‘El reencuentro’ en que entró el ‘Tostazo’

A mi ayer me dieron el disgusto de mi vida, amigos.

Y lo hicieron metiendo en El reencuentro a Iván Madrazo, alias el Tostazo, por lo tostón, lo soso y lo insípido que es. Sí, amigos, al rey de la publicidad, el súmmum de la naturalidad.

Y lo peor no fue eso, lo peor fue que no le metieron para concursar al lado a una comuna de ladillas hippies que le hubieran dado un poco de alegría o cuando menos, un poco de movimiento.

Pero antes de saber quién sería el compañero del ídolo de las ivanistas, esa masa informe de amantes incondicionales, nos pusieron una innecesariamente amplia relación de las movidas que tuvieron en la casa Chari y Rubén hasta que les echaron por tener la manita larga.

A la rubia de los pechos de cartón-piedra le sorprende que Rubén no la salude al coincidir en el tren. Sí, es que es raro. Llamar a alguien y a su madre hijos de puta y que luego no te saluden es de marcianos. Chari podría hacer de mala en cualquier película para niños. En realidad, podría hacer de mala hasta en una película para trolls, porque los iba a acojonar igual.

Rubén, por su parte, es más simple que el mecanismo de un chupete. Eso sí, siempre tontea con cualquiera. Si Rubén ayudara a levantarse del suelo a una anciana con la cadera rota, Chari pensaría que está tonteando con la abuela.

Entonces, de refilón, vimos una escena que a mi me puso los pelos del sobaco como escarpias: Yola Berrocal con unos vaqueros tipo rotos y tumbada sobre una mesa cubierta con sábanas. Si llega a haber tormenta, me pienso que están rodando La novia de Frankenstein, el retorno.

Los celos, ese sentimiento tan español, tan de aquí, que a su lado el jamón ibérico parece un invento chino, volvieron a relucir, esta vez en el cuerpo de Vanessa. Y es que científicos de la OMS están estudiando el efecto del tinte pollo, como posible productor de celos y tontunas varias.

El caso es que Vanessa, vete tú a saber por qué, piensa o pensaba, que Natalia, a la que ella le robó a David, está tonteando con el susodicho. Pero nada, la cosa se habló y quedó en nada. De momento.

Las medidas de seguridad de la casa son extremas: Natalia se hostió en una de las habitaciones y el súper dijo: “que alguien acuda a ver a Natalia”. Menos mal que fue un mareíllo, si no habría dicho: “que alguien acuda a hacerle un by-pass neuronal a Natalia, por favor”. “Que alguien haga un transplante multiorgánico y una liposucción a Natalia, por favor”.

 Entonces supimos que la compañera de Iván Tostazo será Loli. Bueno, al principio pensamos que su compañero iba a ser un chupachups de limón, pero en el rótulo ponía que era Loli, que no ha comido desde que salió de Gran Hermano 10.

Me parto con las imágenes de Gerardo mirando a las musarañas. Sólo le falta decir “milana bonita, milaaaana boniiita”.

Marta López normalmente duerme con una funda de metal en la lengua, para no mordérsela y morir envenenada. Es más peligrosa que cortarse las uñas de los pies con motosierra. Es de esas personas que nunca dicen nada sin haberlo rumiado antes, de esas a las que les hablas y lo único que hacen es memorizar para tener cosas que echarte en cara. Además, se piensa que es Belén Esteban y que España está volcada con ella.

Pocholo estuvo a punto de tirarse a las tetas de Chari cuando hubo que colocarle el micro, que la mujer del pelo fregona superabsorbente llevaba entre los contenedores de silicona.

Y tuvimos que ver una desgraciada selección de vídeos de Lara, en los que pudimos comprobar que en la enciclopedia, al lado de la palabra choni, hay una foto de Lara.

¡¡Pero ella y Jorge son la pareja más votada!! Yo me quiero ir a vivir a Noruega.

¿Sabéis el hastag que se creó para geno, ese de #sufrocomogeno? Pues bien, creo en este momento el de #sufrocomoyola, porque esta mujer no hace más que cogerse disgustos.

También vimos a Santa Yola de Calcuta, entregarse en cuerpo y teta para fomentar el buen rollo en la casa. Al lado de Yola, Ghandi era un skin head.

Las tres parejas menos votadas fueron:

Saray y Gerardo.

Vanessa y Verónica.

Marta y Coyote.

¿Marta y Coyote? ¿Dónde estaban los millones de fans de Marta? ¿Haciéndose la pedicura?

Y el caso es que se fueron a la calle Vanessa y Verónica, lo que fue una injusticia, después de la semana que se han pasado currando 13 horas quitando mierda de la gente.

Jorge, ese hombre, ese macho navarro, con la tontería, consiguió lo que yo llevo intentando durante años: tocar una teta diciendo que es en pro de la ciencia. Es más, tocó una teta de Saray, como el que amasa el pan, y un tetón de Yola, como el coge un balón de balonmano.

Anda que no le he dicho yo a zagalas que me dejaran pesar sus pechos a mano alzada porque estaba haciendo un estudio. Pero mira, oye, a mi nunca me coló…

La entrevista a Vanessa y Verónica sólo nos dejó ver lo manipuladores que son en Telecinco, en pro de la bronca y la pelea. Pusieron antes de la expulsión un vídeo en el que Natalia dice “la putilla que ha dejado la puerta abierta, pero no lo digo por Vanessa, putilla cualquiera”. Y en la entrevista  omitieron la explicación, para que Vanessa sólo oyera que Natalia la llama putilla.

Ay, señor.

A punto de comenzar la gala de ‘El reencuentro’

Y comienza programa friki padre de todos los frikies. ¿Soy el único que quiere que a Jordi González le vistan como a la Milá?

Anda, mira, han reformado la casa. Los de Ikea, el día que cierren los realities, se arruinan.

Van a entrar siete parejas de realities diferentes.

Ja ja ja ja. Se ha visto a Bisbal de fondo. Lo mismo entra en la casa… Ja ja ja ja

Joe, que raro se hace ver a Milá presentando el primer día de Gran Hermano, cuando aún lo consideraban un experimento sociológico.

Más de 500 concursantes han participado en los realities de Telecinco. Madre del amor hermoso.

El trabajo ganó Supervivientes

No fue mi primer candidato, pero al menos no fue la peor de las opciones: María José, la tasadora de joyas de 51 años, ha ganado Supervivientes, y oye, los 200.000 eurejos de nada que eso implica. Merecido, porque críticas y defectos aparte, ha sido la más curranta y una de las mejores trabajadoras.

Pero hagamos un somero resumen de la gala, que a su vez fue un resumen del programa y que resultó igual de estimulante que trabajar de probador en una empresa de aparatos para torturas.

Jesús Vázquez iba muy moderado en el vestir, de hecho, los niños japoneses pudieron ver la gala sin las gafas de sol, porque normalmente las camisas del presentador tienen los mismos efectos de un picachu cabreado.

Pudimos ver que el marido de María José, la ganadora, parece su hermano pequeño, porque a su vez, María José parece la prima de María Teresa Fernández de la Vega, y él se conserva mucho mejor.

La cosa comenzó con un par de horas de recuerdos, en las que iban poniendo vídeos y los supervivientes de semanas anteriores iban entrando en el plató con un boato como si acabaran de ganar seis nobel a la vez.

También vimos las tomas falsas de Eva González, entre las que destacó el ataque de un guacamayo, que se le lanzó a picarle el ojo como un caimán se lanzaría a un chuletón.

Poco después vimos cómo Jesús Vázquez se ponía en plan Ángel Cristo con un loro llamado Paco, al que llamaba con unas pipas para que fuera hasta él. Sin embargo, fue el loro el que consiguió domar a Jesús, que acabó yendo a por el loro.

Además, como son así de originales, hicieron que el loro predijera el ganador de supervivientes. El pobre animal, que ni cobra derechos de imagen ni nada, voló hasta el atril colocado delante de la imagen de Parri. O sea, que además de ser un malqueda, el loro tiene menos futuro como adivino que yo como stripper.

Hubo la preceptiva entrevista con Trapote, la penúltima expulsada. Sin novedad en el frente. Pasó de meterse en polémica ni contestar a los vídeos en los que se veía que le da a la manipulación como un tonto a una manivela. Jesús Vázquez no es que le dejara hablar mucho, pero cuando podía, la mujer se ponía a soltar peroratas filosóficas.

También entrevistaron a Malena, la de los flotadores y fue un poco más de lo mismo. Eso sí, he de reconocer que Malena (como Sonia) me ha sorprendido para bien, revelándose como una mujer cabal y equilibrada.

Después fueron trayendo al plató uno a uno a los finalistas, para hacerles una entrevista. ParriMaría José y Deborah tuvieron su momento de gloria. Las entrevistas fueron un rollazo (con La Legionaria intentando meter baza en todas), porque como ya les han puesto los vídeos polémicos durante las galas anteriores, era todo más de lo mismo.

Y entonces se me rompió el corazón. Ay, amigos y amigas, presenciamos cómo Parri, ese hombre pequeño y gran forofo de la selección, se quedaba fuera de la final, era el menos votado de los finalistas ¡¡Y MI FAVORITO!!

En fin, qué se le va a hacer, más se perdió en Cuba, y volvieron cantando.

50,4% frente a 49,6%

Así quedaron los porcentajes entre María José y Deborah, o sea, que estaban más igualadas que los gemelos Derrik haciendo su famoso tiro combinado.

Pero la cosa se decidió en favor de María José, que ni se acordó del cheque gigante del premio, mientras abrazaba a su adorable mamá, de 85 años, y que se cayó al suelo de la emoción cuando oyó su nombre.

Y así acabó la cosa, con Jesús, Eva y la azafata, sujetando el cheque y más perdidos que una patata en una ferretería.

¡¡¡PERO NOSOTROS NO HEMOS ACABADO!!!

Dentro de nada llegan Las joyas de la corona Granjero busca esposa¡¡¡QUEDA MUCHO POR COMENTAR!!!

¡¡¡MARÍA JOSÉ GANA SUPERVIVIENTES!!!

Anda la leche

50,4% frente a 49,6% Reñidísimos los porcentajes.

¡¡¡MARÍA JOSÉ SE LLEVA EL PREMIO!!!

Sus familiares han visto la tarjeta cuando la ha sacado Jesús y han dicho “¡¡¡Toma!!!” antes de que se supiese.

La mujer se ha caído al suelo de la emoción y llora como una magdalena. Su madre, de 85 años, está como unas castañuelas.

A todo esto, Jesús Vázquez, Eva González y Nuria, la azafata, se quedan solos con el cheque gigante del premio, porque nadie va a por él. María José está muy peocupada en abrazarse con todo el mundo.

¡¡Y mi momento favorito: el cómo se hizo!! (pero como se han ido de tiempo, me lo cortan, en fin).

Bueno, mañana, como es menester, resumencito de la gala.

¡Buenas noches!

¡¡PARRI SE QUEDA FUERA!!

Ahí estamos.

La azafata, que también se pone tierna y agradecedora, trae el sobre.

¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!

Qué injusticia. Parri se queda sin el premio, cuando era el que más lo merecía. Que chasco.

Como gane Deborah meto la cabeza en el microondas y le pongo el defrost a tope.

Abren de nuevo las líneas, para que la gente siga votando por María José o Deborah.

Ahora, Jesús les va a hacer un test.

Comienza Deborah:

¿Eres igual en la playa que en la vida privada? Si.

¿Te han utilizado? No

¿El más estratega? María José.

¿El más vago? Carla.

¿El más currante? Todos, pero en especial, María José.

¿El más sucio? Perdi y se ríe.

El más diplomático. Miguel.

El más tramposo. Ninguno.

El más honesto. Román.

Más mandón. María José.

El más borde. Ninguno.

El más divertido. Trapote.

El más egoísta. María José.

La mayor virtud de María José: Que les ha cuidado de corazón.

El mayor defecto: (se me escapó)

Su mayor virtud: Es ella misma

Defecto: Cabezona.

¿Más fuerte al paso por la isla? Si.

¿Con qué compañeros repetiría? Nerea y Román.

¿Se arrepiente de algo? No.

Ganar sería éxito o dinero: Dinero.

Ahora va María José:

¿Eres igual en la playa que en la vida privada? Si.

¿Te han utilizado? Si

¿El más estratega? Trapote

¿El más vago? Varios

¿El más currante? Óscar, Javi y los anónimos, menos Deborah.

¿El más sucio? Ninguno.

El más diplomático. Guillermo.

El más tramposo. Ninguno.

El más honesto. Parri.

Más mandón. Ella.

El más borde. Varios.

El más divertido. Muchos, ella no, Deborah, Malena y Sonia.

El más egoísta. Rafa

La mayor virtud de Deborah: ser tierna.

El mayor defecto: Dejarse manipular

Su mayor virtud: La sinceridad.

Defecto: Querer controlar todo.

Lo peor de la soledad: No se ha sentido sola.

Lo peor de la convivencia: Las críticas a las espaldas.

¿Más fuerte al paso por la isla? Si.

¿Con qué compañeros repetiría? Parri.

¿Con quién no se iría? Con Rafa y Perdiguero.

¿Se arrepiente de algo? No.

Ganar sería éxito o dinero: Éxito.

Deborah la traidora llega al plató

Ya os digo que esta mujer será más buena que la Madre Teresa de Calcuta, pero a mi me cae como un bocata de chinchetas.

No es por nada, pero tiene la misma pinta desaliñada que en la isla… Y sí, fue la primera en proclamarse finalista y lo primero que hizo fue apuñalar a “su familia”.

Ha perdido 11,5 kilos y se ha quedado en 50 kg. O sea, un palillo total…

Sería muy injusto que esta mujer ganara, porque ha sido de las más vagas de la isla y ha pasado de todo, como ella misma ha dicho. Se ha quedado al margen y no se la ha visto hasta las dos últimas semanas.

“Voy a mi bola, prefiero pasar desapercibida y hacer mis cositas y estar con la gente que me río”, dice. O sea, un planteamieno edonista de lo más egoísta.

No voy a negar que la mayoría de sus compañeros hablan maravillas de ella, pero también ella le ha contado su triste vida a todos, no sé si para desahogarse o para dar pena.

Esto es lo que pasó: Trapote sacó de contexto una conversación, le comió la cabeza a Deborah y ésta metió la pata en el cepo y nominó a María José.

Llega al plató María José

Joe, la han peinado y maquillado y parece otra mujer.

Según sale se agarra a su marido como las lapas a las rocas, cosa que repite con su madre, una pequeña señora con pinta de adorable.

Atención al familiar macarra que abraza a María José mientras mastica chicle con la boca abierta y mira a la cámara.

Ha perdido 11 kilos, y como bien dice Jesús, trabajando.

Atención, María José con vestido blanco y zapatillas de deporte azules. Estilo y comodidad, arregladita pero informal.

María José, como todas las personas con carácter, ha chocado con la mitad de la isla. Ojo, para mi que tienen un poco de razón quienes dicen que le gusta el protagonista.

La Legionaria interviene, pero se atraganta del odio que le entra al hablar.

Y ahora vemos el broncón que tuvo con Rafa. Una pérdida de papeles por ambas partes.

Ahora María José dice que Rafa es el machista más machista del mundo. Rafa dice que eso lo dicen por la imagen que se hizo en MyHyV.

Jesús se mete en la discusión y le dice a Rafa que si muchas lo dicen por algo será.

Y ahora, las broncas con Trapote, con la que empezó muy bien y con la que ha acabado a tortas silenciosas, esto es, con Trapo poniéndola verde a sus espaldas.

María José se indigna y se pone a soltar tacos y a decir que se han pasado el programa tumbados y quejándose. En la mayoría de los casos, lo suscribo.

Llega al plató Parri

Ahí tenemos a Parri, que parece el hijo depilado de Julián Muñoz.

¡¡¡PARRI GANADOR!!!

Para mí ha sido el mejor, un currante, inteligente, pescador, tranquilo, educado…

Sus compis anónimos se levantan a recibirle.

Ha perdido 12 kilos en la isla y está súper contento porque se le ven los abdominales.

Ahora vemos un vídeo en el que dice que ha aprendido mucho, entre otras cosas a sobrevivir y que lo mejor ha sido los amigos que ha hecho.

Dice que él no es de llorar, pero que se ha hartado en la isla. Dice que llegó con la idea de hacer estrategias, pero que se dio cuenta de que era una cosa de supervivencia y convivencia y que lamentó la salida de Óscar.

Ahora ponen el vídeo en el que las chicas de la isla le ponen a bajar de un burro: que si está mirando las cantidades de comida repartidas, que si es poco hombre, que no domina…

Y con todo el morro del mundo se ponen a decir las rubias que ellas no han hablado a sus espaldas. ¡¡QUÉ JETA!!