BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Bronca y merecido desplante a Rafael Amargo en ‘Ven a cenar conmigo’: te quedas el dinero, pierdes las amistades”

El desplante merecido a Amargo.

Hay formas de ganar que a cualquiera con un mínimo de amor propio le darían vergüenza y luego hay gente que quiere ganar aunque tenga que darle al amor propio con una pala en la cabeza y enterrarlo en medio del monte.

Es el caso de Rafael Amargo y Alonso Caparrós en Ven a cenar conmigo summer edition, que se dedicaron a boicotear las cenas de sus compañeras y después a darles unas puntuaciones de mierda más forzadas que el final de Los Serrano.

Caparrós y Amargo son puro amor, puro desinterés, pura entrega al prójimo. Lo mismo hasta fundan una ONG para ayudar. Para ayudar a Caparrós y a Amargo. Qué dos personas más tóxicas, de verdad, que entran en un reactor nuclear y el que se pone el traje de seguridad es el reactor.

¿Sabéis la frase esa de “no sabía que ponerme y me puse contenta“? Pues Caparrós y Amargo la pusieron triste. Es más, no volvió a ponerse nada. NUNCA.

En fin, que anoche era la última cena de esta edición, con Carmen Alcayde como anfitriona. CARMEN ES LA MEJOR.

Ah, y Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH incluso Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Tengo 45 años aunque aparente 25, gracias“, dijo la muchacha, que aparenta tan pocos años que se puede poner un vestido blanco y colarse en la fila de niñas de una comunión sin problemas. Carmen piensa que aparenta tan poco que cuando conduce va sentada en una sillita de bebé.

“Tengo mis manías, estoy un poco loca, pero hago creer al mundo que soy normal”, añadió la presentadora de Aquí hay Madroño (en Telemadrid), poniéndonos los cojones de corbata. “Hago creer al mundo que soy normal“. Bueno, pues ya sabemos que no podemos ir con Carmen a pasar un fin de semana a una cabaña en medio del bosque.

“Me gustan los patines porque hacen un culo que te cagas”, afirmó Alcayde. Es una evidencia científica. De hecho antes de empezar a patinar Kim Kardashian tenía culo carpeta. Luego se hizo seis maratones seguidas y ahora tiene que llevar matrícula en una nalga.

“Este verano mira que soy mona y estoy buena, pero nadie me miraba”, nos confesó Carmen. Leche es que no se atrevían, porque haces creer que eres normal. Fijo que en tu barrio ya lo saben y encima podrías perseguirles sobre patines y claro, es como cuando el profesor pide un voluntario, van todos mirando al suelo.

“Ser buen anfitrión es hacer que los invitados se sientan cómodos, cómodos, cómodos“, joder, que sí, cómodos, que entras de invitado en casa de Carmen y te ha llevado tus pantuflas, tu sofá y a tu abuela para que te haga croquetas. “Cómodo como en una barca por el Sena”, ejemplificó la mujer, que se relaja mucho en las barcas.

MENÚ DE CARMEN

Primer plato: Cuando Harry encontró a Megan. ¿Por qué cojones nadie le llama a las cosas por su nombre? Esos títulos de plato los pones en un restaurante y la gente tiene que pedir la cena por sorteo.

Total, que Harry son langostinos y Megan son cerezas y en realidad eran langostinos y verduras con tempura y gazpacho de cerezas. Joder, qué capacidad para encriptar las cosas. Creo que el cifrado de extremo a extremo del Whatsapp lo hace Carmen Alcayde poniendo nombre a los mensajes.

Detallazo de Carmen fue lo de quitar los intestinos de los langostinos, que es un coñazo absoluto pero es muy de buen chef.

Luego la tempura era un poco espesa. En esa tempura se quedaban atrapados dinosaurios. Era tan densa que si rebozas un barco en eso puedes cruzar el triángulo de las Bermudas sin peligro alguno.

slime GIF by Beck

La tempura iba acompañada de un gazpacho de cereza casero. De la casa que lo fabrique, quiero decir, porque estaba más comprado que un policía en una peli de la mafia.

Segundo plato: Hasta luego Mar y Carmen. Era tartar de atún con huevas de salmón. Por si a Oriana no le gustaba tenía pensado hacer una tortilla francesa. Ah, la tortilla, ese recurso de todos los padres y madres del mundo.

Postre: Armas de mujer. Tartaletas de fresas con nata. Yo pensé que iban a ser dos flanes con una guinda encima o en su defecto una katana como la de Uma Thurman en Kill Bill.

Sin duda era el mejor menú de largo, el mejor presentado y el más currado, ahí ahí con el de Mónica Hoyos.

Y no era venenoso, que después de haber cenado cuatro veces con Amargo y Caparrós yo habría incluido una guarnición de matarratas a lo pobre para chuparse los dedos.

LA CENA

Oriana fue la primera en llegar. “He visto a Carmen espectacular, mis tacones le favorecían mogollón, les dejo una prenda mía y las convierto en divas”. Oriana le deja unas bragas usadas al Señor Barragán y se transforma en Heidi Klum en Victoria’s Secret. Hay clínicas de cirugía estética que ya incluyen entre sus tratamientos darte un calcetín de Oriana.

El segundo en llegar fue Rafael Amargo, claro, por casualidad, que para nada era porque discutieron el día anterior y para que hubiera un poco de tensioncilla de la buena.

Pero Carmen es la próxima premio Nobel de la Paz. Si ella hubiera estado al principio de la II Guerra Mundial ahora la conoceríamos como La I Fiesta de los Abrazos Mundial. Antes de que Carmen los conociera los Teletubbies no podían ni verse. Total, que consiguió que hicieran la paz.

Alonso llegó después y casi quema el timbre. Este tío debería llevar consigo un gotero intravenoso con infusión de tila. Putos nervios tiene siempre.

Mónica Hoyos llegó la última vestida como para ir a la zona VIP de un concierto de Rock, lo que ni es rock ni es ná. Un concierto rock no lo es si no te vas con el sudor del de al lado en tu camiseta.

El comedor de la casa de Carmen Alcayde en Madrid era muy íntimo. Íntimo que va a cenar una familia de pulgas y se agobian. Era pequeño. A Carmen Alcayde le devuelven dinero del IBI por ese comedor.

Y pronto llegaron las pegas consistentes: A Mónica Hoyos no le gustó que los cubiertos estuvieran “muy gastados”. Mónica Hoyos reutilizar no, oye. Ella se compra un coche y después del primer trayecto lo quema. Le sale caro, pero así no parecen nunca usados.

A Amargo le molestó que hubiera mucho mantel. A mí me molestó que no se lo pusiera por encima y se quedara callado.

Carmen intentó hacer creer a los comensales que el gazpacho de cereza lo había hecho ella, pero lo hizo por despecho, porque estaban siendo “malos” con ella. Y no les dijo que el mueble aparador de al lado lo había tallado ella porque no le dio tiempo.

Al gazpacho no le echo narices, no lo he probado…“, dijo Caparrós, que anoche estaba especialmente desagradable. Él, que habla de educación, esun impertinente de narices. Luego dijo que el gazpacho de Carmen era “como una sopa de tomate aguada”. Claro, porque el resto de gazpachos son bizcochos duros de lombarda, no te jode.

– ¿Te gusta este plato de macarrones?

– No, porque es como pasta de trigo cocida.

Y así.

Caparrós piensa que La Lógica es una señora de su pueblo que resolvió el cubo de Rubik. Fijaros si es un gourmet documentado y experto que dijo que la tempura era “fritanga pija”. Sí, Caparrós tiene mucho mundo. Para él todo lo que sube de un torrezno rancio es pijo.

Yo no tengo ningún enemigo de la época del Tomate”, confesó Carmen. Si es que es adorable la chiquilla.

El segundo plato activó el plan B de Oriana, porque la rubia estaba poniendo unas caras de asco que parecía que le habían puesto en el plato una zarigüeya pariendo, pero ella lo rechazó, prefirió comerse el tartar para “no morir de hambre”. La muchacha tiene tan pocas reservas que si se salta la merienda se muere.

“Son huevas de salmón que explotan en la boca“, dijo Carmen sobre las huevas del tartar y comenzó una conversación picarona con Mónica Hoyos.

“No me gusta eso”, dijo Mónica.

No te gusta que te explote en la boca“, respondió Carmen.

“No, porque ya me explota en la cara“, remató Mónica.

¿He visto demasiado porno o eso era una metáfora de hacer cochinadas?

Caparrós dio su valoración de persona muy acreditada para dar opiniones de gastronomía. Que no le llamen para juez de la guía Michelin. “Es muy difícil que el atún esté soso y que el wasabi no tenga sabor, pero lo has conseguido”, dijo Caparrós, que piensa que Carmen Alcayde puede absorber el sabor de los alimentos.

Aquí tenemos a Carmen con el tartar:

fun life GIF

Y llegó el momento trágico: a Carmen se le cayó uno de los postres sobre el vestido blanco que llevó en el bautizo de su hija. Bueno, pues ahora lo podrá llevar si tiene que pintar la casa o limpiar el horno.

“Yo creo que como es muy lista, y es muy televisiva yo creo que lo ha hecho aposta, para que la recordáramos por algo”. Sí, el capitán del Titanic se empotró con el iceberg para que nos acordáramos de él.

“Me he creído que soy súper Preysler y me que quedado… fius fius”, valoró la noche la pobre Carmen, que veía cómo sus esfuerzos eran dinamitados por Caparrós y Amargo, que son a la alegría lo que la lejía a las plantas.

A Oriana el postre le gustó mucho. De hecho, se puso nata en el plato que si el bote llega a ser un camión cisterna la vacía. La mitad de las vacas de Asturias están haciendo horas extra para hacer nata para Oriana.

Y llegó la fiestuqui post cena.

“Han tocado el din-don“, dijo Carmen, porque no sabe decir timbre. Para ella el microondas es el bruuuuuun clín; y la aspiradora la FIUUUUUUUU FIUUUUUUUUUUUUUU.

Llamaban al din-don su amigo Jose y la hermana de éste, que llevaba una guitarra. El salón de Carmen, en esos momentos:

Total, que se pusieron a cantar una canción sobre seguir adelante y sobrevivir que daban ganas de comerse a tus compañeros en caso de accidente aéreo en las montañas.

“La canción era muy bonita, pero al no conocer a esas personas de nada no se podía empatizar“, valoró Caparrós, diciendo la chorrada más grande que ha dicho un ser humano desde que éramos monos. A Caparrós no le gusta música de Michael Jackson porque no le conoce. A Caparrós le llevas a oír la novena sinfonía y primero le tienes que exhumar a Beethoven para que le conozca.

Y la cena acabó con Alcayde transformándose y haciendo una performance con el tal José y una canción de mucho perreo a la que acabaron sumándose los demás, en un festival de culos moviéndose arriba y abajo de forma lasciva. O de forma de cadera rota en el caso de Caparrós.

Amargo le dio un: 5. Qué miseria, qué planeado. Mirad: a Oriana le dio un 2, a Caparrós un 4 (y se supone que es su colega), a Mónica Hoyos un 4 y a Carmen un 5. Puntuaba bajo para ganar él, fijo fijísimo.

Oriana le dio a Carmen un 8: Oriana Mola. Caparrós le puso un 3. Agarrao… “ ha sido una cena antinatural y desastre“, dijo él, que puso como 25 gramos de pulpo de plato principal. Mónica Hoyos le dio un 8. Esa es mi Moni.

Así que quedó así: Rafael 25. Carmen 24. Monica y Alonso 21 y Oriana un 19. Peero hubo cambios de votos, que sabéis que se puede. Así que en realidad Alonso quedó cuarto, ¡¡¡TOMA!!! Oriana tercera, Carmen y Mónica empate en el segundo puesto y Amargo ganó con sólo un punto más que las dos anteriores.

Cuando se supo que Amargo había ganado lo primero que dijo fue: “Quiero con ese dinero llevar a cenar a los compañeros y que nos sirvan”.

PERO SE LIÓ PARDA

“Llegas una hora tarde a mi cena, te duermes en la de Alonso y te vas de la de Oriana y aún así ganas”, dijo Mónica Hoyos, con más razón que un santo.

“Das asco”, le dijo Oriana, que es muy de sintetizar su enfado y “te quedas el dinero, pero pierdes las amistades”, le dijo Carmen Alcayde antes de irse airada de su propia casa.

Y claro después del desplante Amargo ya no ya no quería invitar a nadie. La verdad, es que para nada es un justo ganador. Ha boicoteado el resto de cenas, ha sido maleducado y el típico notas de cualquier ocasión.

“¡Eres una frescona!”: la bronca y el desplante de Rafael Amargo a Oriana en ‘Ven a cenar conmigo’

El momento del desparrame bronquil.

 

Rafael Amargo es bailaor y coreógrafo y creo que doctor honoris causa en ginecología, porque qué manera de tocar los ovarios. Cuando Amargo se pone jodón es pura fantasía. Vienen autobuses de japoneses a ver cómo Amargo saca de quicio a alguien.

Tú pones una conferencia de prensa de Cristiano Ronaldo para decir que se va a jugar al Albacete Balompié y una convocatoria para ver a Amargo molestando a alguien y los medios se acreditan para lo del bailaor.

Rafael Amargo tiene tanto arte para minarle la moral a otro ser humano que en Louvre van a quitar la mierda esa de la Gioconda que no vale para nada y es una bienqueda con la sonrisita de los cojones y van a poner una tele con el Ven a cenar conmigo summer edition de anoche en bucle. Y por primera vez y sin que sirva de precedente, estoy de lado de Oriana en su bronca con el amargor.

Vamos a ver qué pasó. Bueno, a ver no, a leer, que éste es un blog cultural y profundo como usar El Quijote para calzar el sofá. Ah, y Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH incluso Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Le tocó ser anfitriona a Oriana Marzoli. Tiene 26 años y es colaboradora de televisión y “se puede decir que soy experta en realities”. Pero experta que si un día el mundo está en peligro de destrucción y en la Casa Blanca necesitan un experto en realities para salvar La Tierra, llamarán a Oriana. Y ella no irá porque la única casa blanca que conoce es un chalet en Cádiz donde estuvo una vez haciéndose fotos.

Soy espontánea, guapa“… comenzó a describirse Oriana y luego la cosa se torció “desesperada, ansiosa, histérica, nerviosa…”, un chollo. Pero acabó su enumeración con otro “guapa”.

– Sí, señor juez, maté a aquella vieja golpeándola con un congrio fresco en medio de un parque lleno de niños… pero soy guapa.

– ¡ABSUELTA!

Al final atraigo demasiado, para lo bueno y para lo malo“, dijo Oriana, que le pasa como a las trampas para bichos, que les huelen bien pero luego se les quedan las patitas pegadas y se mueren trágicamente.

“He hecho una marca de bañadores porque siempre me ha parecido que los luzco bien y se me haría fácil ser modelo de mi propia empresa“, nos explicó Oriana. Igualito que le pasó a Amancio Ortega con Zara. La gente compraba la ropa para que dejara de ponérsela él.

Y menos mal que Oriana no se montó una empresa de satélites militares. A ver cómo luces eso.

El menú de Oriana:

Dúo Saludable: Ensalada césar y ensalada caprese. Cortó la lechuga con tijeras, con la regularidad con la que un guerrero vikingo daría hachazos a un enemigo. La ensalada llevaba todo comprado: la pechuga, el pan frito, la salsa… sólo faltó que se subiera a cajera del Supermercado TóBarato para que le hiciera ella la ensalada.

Y la caprese es tomate con mozzarela. “Lo mismo me convierto en chef y todo“, sí, Oriana, lo mismo sí. Un día te vas a dormir y por la mañana tienes un gorro blanco largo y ganas de hacer albóndigas. Eso le pasó a Ferran Adrià. Un día estaba promocionando biquinis y al día siguiente montando El Bulli.

El segundo era Funghi per tutti: Rigatoni (macarrones venidos a más) y salsa de setas comprada. Pero ojo, que es una salsa que ya ha comprado varias veces y “está muy lograda“. Así que básicamente coció pasta. No te mates, Oriana.

Echó la salsa de setas en la sartén y dijo “ay, mira, suena y todo”. Y el horno calienta. Y los cuchillos cortan. Putos milagros de la vida. A mí una puesta de sol sobre el mar me deja el culo seco, pero oigo el zumbido del microondas y se me hace pesicola.

Debería estar utilizando un artilugio de madera“, dijo Oriana cuando se puso a mover la salsa en la sartén con un tenedor. Un artilugio de madera. La cuchara de madera, ese triunfo de la ingeniería moderna.

Después tuvo que subirse a por el rallador de queso a un armario alto. Pero alto que las fotos de las azoteas del World Trade Center se las hacían desde el armario de Oriana.

Y al subir y como cocina vestida con un picardías, pues enseñó la lata de mejillones, aunque el programa lo censuró con una carita de Shin-Chan que es uno de mis personajes favoritos forever and ever.

Así que lo que hizo en plan cocina fue cocer pasta y calentar salsa. Oriana usa tan poco la vitrocerámica que su cocina va a pilas. A Oriana Iberdrola le devuelve dinero a fin de mes.

El postre era Dulzor Latino. Era una tarta con chocolate, galletas y leche condensada. Para Oriana era un éxito mojar galletas en leche a la vez que removía chocolate en una sartén. Me apunto como éxito personal cagar mientras mando mensajes de whatsapp.

El postre llevaba azúcar como para matar a un diabético a tres kilómetros de distancia. Es una tarta con 100% azúcares añadidos. Cada vez que Oriana hace esa tarta suben en bolsa las acciones de la industria azucarera.

Se la he hecho a todos mis novios y les gustaba“, dijo Oriana, que no sabe por qué la dejan. Te dejan porque les da un subidón de azúcar que se ponen hiperactivos a andar y acaban ahogados en el mar porque se les acaba el terrenos seco. Un novio de Oriana, tras el postre:

forrest gump running GIF

“Mi madre se ha emperrado en que le ponga algo de decoración“, confesó la muchacha. “¡QUE LE PONGAS FRESAS!”, le dijo. Y Oriana que es muy sutil puso las fresas incrustadas en la tarta, con las hojas y todo. Y no puso al señor que las recolecta porque el pobre hombre consiguió huir.

La primera en llegar fue Carmen Alcayde, que se picó porque Oriana se había puesto vestido y a las casa de los demás llevaba vaqueros. Qué cabrona Oriana, si es que va a joder.

Cuando llegó Mónica Hoyos se pusieron las tres a cotillear y hablaron de los zapatos de Alcayde, que tenían tanta suela que a su lado los zapatos de Frankenstein parecen unas chanclas. “Los zapatos me los han rebajado por famosa, pero no mucho, debo ser una famosa de mierda”, dijo Carmen. Adoro a la gente que sabe reírse de una misma.

Amargo llegó con una sudadera negra sobre la que había eyaculado una ballena azul. Estaba llena de manchurrones. Amargo pone una lavadora y le sale todo limpio y se coge un disgusto.

“¿Cómo se puede tener esta cinturita?” preguntó Alcayde a Oriana y saltó Amargo: “Tú nunca la vas a tener esa cintura“. Ahí empezó a calentar el bailador, que clava los puñales por la espalda tan profundos que muchos ni los recupera. Se deja el sueldo en puñales.

“Yo no puedo comer Funghi, así que espero que tengas un plan B, trabaja, trabaja”, le dijo a Oriana. La más que famosa intolerancia al funghi. Abre los telediarios esa dolencia. La imposibilidad de comer funghi es una enfermedad rara. Tan rara que sólo la padece Rafael Amargo. Pray for Amargo.

A mí un invitado me dice las cosas así y sí: me voy a la cocina, pero no a cocinar, a escupir en el plato de Amargo hasta que se me incendien las glándulas salivales. Pero no, Oriana aguantó con una sonrisa.

Mónica y Carmen son el Fisgoneo Team y se fueron a mirar. Oriana tiene un vestidor que parece el Bershka. Sólo faltaba la música makinera a todo trapo.

Y las dos se pusieron a probarse ropa como si hubiera rebajas. Y casi que sí, porque salieron de allí como dos quinquis chorizas de un Zara, porque se llevaron prendas y zapatos. Estas dos me da a mí que no salen de casa sin el bolso forrado de papel albal por dentro.

Oriana llegó con el primer plato. Tampoco es que hubiera mucho que decir, porque eran dos ensaladas más sencillas que una cuchara de madera. Aunque claro, para Oriana una cuchara de madera es un artilugio…

Aquí hay amor, aquí hay cariño“, dijo Caparrós, que con cualquier cosa se contenta. A Caparrós le gusta todo, oye. Le pones una rata muerta de diez días en un plato y lo único que hace es pedir sal.

“¿Qué tiene que tener un chico para que forméis una familia?”, preguntó Alcayde a la anfitriona, que no sabe lo de los pájaros y las abejas y lo de que papá pone una semillita en mamá y la empuja con la polla hasta que se le aplastan los huevos.

Que tengan cero interés y que haya amor de verdad“, dijo Oriana. Pues es raro que sus novios quieran salir en la tele y estén con ella por eso si son todos unos machaquitas guaperas que quieren salir en la tele. Lo mismo si los conociera en otro lado…

Pero no, porque el principal requisito es que sea “muy guapo”. Las ofertas de empleo en la empresa de biquinis de Oriana son así:

– Experiencia demostrable en peinar el pelazo.

– Carnet de conducir coches molones que resalten los músculos.

– Inglés nivel saber decir fashion, cool y i’m shitting myself like a rosemary mule.

Oriana reaccionó al tocahuevismo de Amargo con lo del funghi tóxico y le hizo una salsa de tomate con atún. Por “le hizo” quiero decir que mezcló tomate de bote con atún de lata. Alta cocina.

¿Y cómo reaccionó Amargo? Meriéndole prisa y reclamando el segundo plato. Oriana le pidió con cortesía que contuviera sus requerimientos dado que su persona no había hecho lo propio en una velada antaño. Pero se lo dijo así: “No me toques el coño, tío, que yo a ti no te metí prisa”.

“Como empecemos a ponernos bajuneras, perrunas, chancleteras le digo dos cosas“, reaccionó Amargo, que estaba ya en el cénit de tocar los cojones u ovarios que parecía un sexador de pollos.

“Quíate las extensiones que te quedan fatal” y “la raíz del pelo te queda fatal, que si quieres ir de muñecona vas de frescona“, terminó diciendo el bailador y comenzó a arder Troya.

evil on fire GIF

Mónica Hoyos es muy de poner paz, así que por si Oriana no se había enterado empezó a gritar: “¡¡¡FRESCONA, TE HA LLAMADO FRESCONA!!!“. Si por Mónica Hoyos fuera la Guerra de los Seis Días habría durado ocho años.

Amargo estaba desatado, en racha, dándolo todo, haciendo arte con su mala hostia: “¡Mira tus amigas, estaba yo echándote un piropo y te han jodido, son dos pécoras, diles algo ya!”, le espetó a Oriana contra Mónica y Carmen.

Hoy estoy sintiendo miedo“, dijo Caparrós, que sin embargo le pareció que la pasta estaba maravillosa aunque sospechaba que “está prefabricada”. Este hombre los mismo un día se pica con una chorrada como está feliz.

happy double face GIF by Doze Studio

Carmen Alcayde volvió a hacer una valoración de las suyas, que acaba de hablar y no tienes ni puta idea de si le ha gustado o no: “Si ves que no me lo acabo no es porque no esté bueno, es porque no puedo más, porque el otro día me quedé con hambre y hoy el pollo y la pasta es demasiado comida”.

Para Alcayde todo está siempre Malueno o Buenalo.

Y a la llegada del postre Amargo ya había acabado de digievolucionar a Lord Voldemort que sólo le faltaba perder la nariz. “Tu postre no me gusta, gracias” y “tus modales conmigo no son adecuados”, le dijo a Oriana con una mala leche que no se la bebería ni un gato famélico.

“De las personas que salen en los realities a los que dan las palmas y taconean… mira, estamos sentados a la misma mesa”, le respondió Oriana.

Amargo:

will stranger things GIF by Barstool Sports

Y es que Amargo no conoce a Oriana. Ella es la puñetera Miguel Ángel de las discusiones.

Y a pesar de que Carmen Alcayde trató de evitar por todos los medios que se fuera, que casi lo encadena como a un Pitbull malo, Amargo se marchó con tanta dignidad como pudo, que fue poca.

“Estos nuevos niñatos de televisión hay que enseñarles los modales porque son unos enteraos“, dijo Amargo antes de irse a dar clases de modales a la Universidad Autónoma de Nuevos Niñatos de Televisión.

En este caso y sin que sirva de precedente, estoy con Oriana, porque fue Amargo el que empezó a tocar los ovarios que casi los amasó como para hacer pan con ellos.

Caparrós aprovechó la discusión para comerse el postre de todos. A Caparrós le invitaron una vez a un entierro y le pillaron royéndole un pie al difunto mientras la gente lloraba. Ahora volved a mirar la foto de arriba y decidme qué hace Caparrós mientras todos discutían.

El fin de fiesta de Oriana fue vestirse de Ángel de Victoria’s Secret con unas alas que se las pones a un autobús y vuela. Eso no era un ángel, eso era un Boeing 747 Secret. Y después le puso un bikini a Caparrós. Derrota’s Secret, amigas. No voy a querer tocar una teta nunca más.

Pero también se pusieron en biquini Mónica Hoyos y Carmen Alcayde y eso era como el expositor de la pollería, pechugas everywhere, así que se me pasó.

Puntuaciones: Mónica: 6. Carmen: 6. Carrós: 5. Amargo: 2, un poco resentidillo estaba.

¡ESTE VIERNES RECIBE ALCAYDE Y SABEMOS QUIÉN GANA!

 

 

 

Oriana Marzoli confiesa que habría hecho sexo con Alonso Caparrós… hace años

Oriana, al lado del hombre al que le habría hecho la lapa.

He visto interrogatorios de la KGB que parecían un amable test de la SuperPop al lado de las cenas de Ven a cenar conmigo summer edition. De hecho, a muchos de los comensales de esta primera tanda los van a repescar para Ven a descuartizar conmigo otoño sangriento edition.

¿A que no sabéis qué? Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH. Un follower por el amor de Dios.

El anfitrión de la cena de anoche era Alonso Caparrós, un ser más nervioso que un chihuahua amamantado con redbull.

Tiene 47 años y es “colaborador y presentador” en Televisión. Su perro intentó hacerle el amor durante la grabación de la entradilla. Y es que ya se sabe que el perro es el mejor amigo del hombre, que el roce hace el cariño y que en tiempo de guerra todo agujero es trinchera.

“Me gusta tener un huerto para sacar mis productos, tengo acelgas, que no sé si son acelgas…“, nos contó Caparrós, que lo mismo cultiva acelgas, que puerros, que hoja de coca. Comer puré de verduras en casa de Caparrós es siempre una emocionante experiencia.

Últimamente he ido al váter de maravilla“, nos contó Caparrós. Gracias, Alonso. Lo más probable es que vaya al baño tan bien porque lo de su jardín son ortigas.

Hola Alonso, ¿como estás?

day lot GIF

Se hace caca. Es Alonso Cacarrós.

La casa de Alonso Caparrós le resultaría un poco antigua a la familia de La Casa de la Pradera. Es un chalet decorado como si fueran a rodar allí el capítulo 1 de Cuéntame.

EL MENÚ:

De primero: Rollito de Salmoneto hortelano.

“Yo creo que es un rollito con salmón y verduritas”, aventuró Carmen Alcayde, que es la Sherlock Holmes de los nombres de platos. Pero no, era crema de queso y manzana caramelizada envuelta en salmón ahumado.

“Cocina limpia sin posibilidad de que se cree un ecosistema de bacterias“, dijo Alonso, en cuya cocina puedes operar a un cerdo a corazón abierto sin riesgo de infección. En los hospitales de EE UU desinfectan el material médico metiéndolos en unas lentejas estofadas que les hace Caparrós.

Alonso está muy quemado con esto de las cenas porque él quería unas veladas con todos los premios de la paz de los últimos 20 años, pero le han tocado cuatro compañeros que sacarían de quicio a Nelson Mandela.

Alonso había hecho la receta muchas veces. Tantas, que su mujer tuvo que ir a darle indicaciones para hacer los rollitos. Caparrós enrolló aquello con una brutalidad que creo que dentro de uno de los rollitos se quedó encerrada la señora de la limpieza. La mafia calabresa ya no usa alfombras, ahora se deshace de los cadáveres con salmón ahumado.

Eso sí, Alonso le puso al salmón “parches” porque las láminas que usó tenían más agujeros que la espalda de César después de que Bruto le enseñara el cuchillo nuevo que se había comprado.

La invención de la rueda, el fuego, la división del átomo y un rollito de Caparrós, grandes avances de la humanidad, o por lo menos así lo vivió él, porque se puso muy contento. Es lo que más feliz le hace. Tú a Caparrós le das un boleto premiado del Euromillones y lo usa para hacer un rollito con queso.

Y si a Oriana no le gusta el salmón… “Te callas, te callas, te lo comes, educacióoooooon“, dijo Alonso mientras golpeaba la encimera con un especiero. Al lado de Caparrós el loco de El Resplandor era un tío sereno.

“Yo estoy segura que este menú no lo ha creado Alonso“, dijo Carmen Alcayde. No, claro, y yo estoy seguro de que Alonso no ha inventado el salmón ahumado ni hizo el primer queso de la humanidad.

Segundo plato: Pulpo ambulante. Era pulpo a la brasa. Curradísimo. Una cosa loca. Putas patas de pulpo cocidas puestas un rato en una sartén.

¿Sabéis que es ésto?

world war z zombies GIF

Son críticos de la Guía Michelin intentando entrar en casa de Alonso para darle estrellas. Locurón de elaboración. Esa receta la ponen en MasterChef y el programa dura cinco minutos.

Como era muy elaborado tenía tiempo para jugar con el perro. Porque en su cocina bacterias no, pero colonias de pulgas las que quieras. La cocina de Caparrós es el Magaluf de los parásitos caninos.

Y como él es muy de higiene, pues le dio de comer pulpo al perro de su boca a la boca del chucho. Y luego nos llama la atención de que el perro se quiera petar a Alonso.

“Ambulante no sé lo que es”, dijo Oriana. Vive en una eterna duda la pobre mujer. “A ver si voy a quedar como una paleta“, no, no, cariño, has quedado como Arturo Pérez Reverte, no te jode. Cuando en la RAE tienen dudas llaman a Oriana. Y ella les dice el color de laca de uñas que les pega con el diccionario.

A postre le llamó Paraíso perdido. Era un pastel de plátano, galleta y flan casero. El flan era de polvos de los de toda la vida. Era casero porque los sobres estaban en su casa. Puso las galletas, el plátano y el flan que he visto montañas de escombros más homogéneas.

Si tú vivieras en ese postre y llegaras después de las vacaciones al verlo así dirías ¡PACO, QUE NOS HAN ROBADO EN CASA!

Y después de que eso cuajó como cuaja el hormigón armado, le puso nata y luego chupó la boquilla del bote. Porque para qué va a montar la nata él. Ya le monta el perro y con eso es bastante.

El primero en llegar a cenar fue Rafael Amargo, que se fundió en un gran abrazo con Alonso. Pero fundidos de que tuvieron que separarles con una espátula.

Oriana fue la siguiente. “Es una niña que es muy metebroncas“, dijo Amargo. “Es un tocapelotas“, opinó de él Oriana.

Os Traigo Amor Seã±Or Burns GIF

Rafael se comió todo el queso del aperitivo él solo. Sólo le falta recoger dientes por las casas para ser un ratón.

Carmen llegó y Caparrós le cerró la puerta en las narices en plan ja ja ja ji ji ji, pero en serio. Pero Carmen Alcayde se puso que si no le llega a abrir le revienta la puerta. Las murallas de Constantinopla cayeron cuando las atravesó Carmen Alcayde porque se había dejado las llaves dentro.

Mónica Hoyos fue la última y ya cenando quiso relajar el ambiente y sacar un tema poco polémico y dijo que hablaran de política.

– Ey, Puri, vamos a hablar de un tema poco polémico, por ejemplo de tu puta madre, que pone droga en los caramelos y se los da a los niños. Y no sabe hacer croquetas.

Mónica Hoyos se pidió ser ministra de Cultura. Y su primera medida sería: “Un curso que les preparen para la vida, porque la vida no es sólo lengua, matemáticas y física”. En primaria los niños aprenderían a hacerle el puente a un coche, en secundaria a hacer el timo del tocomocho y ya en el Bachillerato a obtener datos bancarios de viejas pidiéndoles el recibo de la luz.

Oriana quiere ser ministra de Defensa. ¿Porque le interesa la defensa de la nación, la garantía del orden constitucional, el belicismo histórico? No, porque el ministerio de Defensa le pilla cerca de casa.

¿Cómo tiene los ovarios Oriana?

big jillian bell GIF by hero0fwar

Afortunadamente no es igual de trivial y superficial con sus ideas políticas: “Ay, sí, a mi me gusta Trump, por su mujer, es tan ideal…“. Mira, otra persona ideal con su mujer.

Ver las imágenes de origen

Mónica y Carmen se fueron a fisgonear junto a Oriana. Subieron a la buhardilla y allí encontraron fotos de cuando Caparrós era joven.

“Qué guapo era este hombre, qué pibón”, dijo Oriana. “Yo lo pillo así y me muero“. “Lo llego a pillar con esa edad y no le dejo tranquilo“. Joder. Caparrós ha llegado a adulto porque Oriana no le conocía. Cuando a Oriana le gustas te deja seco como la mojama.

He conseguido imágenes de una pareja de Oriana mientras ésta le hacía el amor a lo amazona.

depression human feelings GIF by Cheezburger

Llegó el primer plato. A Carmen Alcayde le encantó. Tanto, que ahora sólo quiere ser alimentada por vía intravenosa para que ningún otro sabor perturbe el recuerdo de esa receta.

Ah, no, que dijo que “has acertado con las dos únicas cosas que no me gustan, la nata y el puerro”. Vaya por Dios. Carmen Alcayde se puede hacer bocatas de cucaracha roja egipcia rebozada para merendar, pero ¿la nata? ¿el puerro? Qué asco.

Quién sabe si para tratar de arreglarlo Alonso confesó que el plato tenía “un ingrediente secreto, que es el ingrediente Caparrós”.

suspicious dog GIF

Sospechoso. A mi me dice eso y escupo lo que tengo en la boca y antes de acabe de decir “secreto” tengo los dedos metidos en la garganta tan profundos que me estoy haciendo cosquillas en el colon.

En un momento dado Alonso mandó a Carmen y a Mónica al rincón del pensar, porque se estaban portando mal. Le faltó ponerlas sobre sus rodillas y darles unos azotes. Algo a lo que Mónica se habría prestado hace unos años, porque también le ponía mucho el Caparrós joven.

Me descojoné con Carmen jugando con la lámpara mientras hablaba Amargo, al que le hizo mucha gracia. Meterse una piña por el culo le haría la misma gracia. Adoro el espíritu gamberro de esta mujer. Ponga una Alcayde en su vida.

Yo a mis novios los mejoro mogollón“, dijo Oriana, que una vez empezó a salir con el Pozí y cuando le dejó era Chris Hemsworth. Oriana le da un beso al Ecce Homo de Borja y te lo deja como el primer día.

Segundo plato: Caparrós puso el pulpo en platos de madera muy monos, pero el suyo se lo puso en papel de plata como si fuera un bocata de chorizo. Lo que hace la gente con tal de no fregar.

“El pulpo estaba un poco basto”, dijo el Rafael Amargo, que esperaba un pulpo licenciado en Oxford y con un curso de protocolo.

Lo que pasa es que se quedó todo el mundo con hambre, porque Caparrós había puesto unos trocitos de nada, que eso se lo das a un gorrión con bypass estomacal y se queda con hambre. Para qué le vamos a poner unas patatitas, un poco de ensalada… El pulpo a secas.

Y antes de acabar el postre volvió a chupar la boquilla de la nata y luego se la echó al postre. Compartir babas es uno de los mandamientos de la religión de Caparrós, que también chupó la paleta de servir. Si no pone sus babas en un plato, como que no es suyo. Tú le pides un chicle a Caparrós y te lo da mascado.

“Está rico pero no es mi fuerte, está rico pero no tanto”, la indefinición de Carmen Alcayde juzgando platos. No es que sea gallega, es que van a quitar al Apóstol Santiago y los peregrinos la van a abrazar a ella en la catedral.

A Rafael Amargo le dio un telele y se le hincharon los pies que parecía que le habían soplado por el dedo gordo. Yo creo que eso fue de comer mucho queso.

EXIJO EL PREMIO NOBEL, EL OSCAR Y TODOS LOS GOFRES GRATIS QUE QUIERA PARA EL MONTADOR AL QUE SE LE OCURRIÓ PONER UNOS PIES SOBREIMPRESIONADOS EN PANTALLA.

Lo digo en serio: genios.

Amargo se quedó dormido y Caparrós, que es un juergas, propuso hacer un Furor susurrado. Sé que las más jóvenes no sabéis qué era Furor. Para los que lo sepáis, minipunto.

La sorpresa final de Caparrós era Angélica, que es su mujer. Creo que la mujer iba a hacer unos malabares con las mazas llenas de fuego, pero al final decidieron que no y sólo se sentó con ellos.

Carmen y Mónica se pusieron a cantar. La música ha sido encontrada colgada de un cable en su casa esta mañana. Sólo por no acertar con ninguna creo que anoche inventaron notas nuevas.

“He pasado hambre, he pasado un poquito de hambre“, dijo como colofón Alcayde, a la que ha tenido que sacar la Guardia Civil de más de un buffet libre.

Puntuaciones: Mónica: 7. Amargo: 4. Oriana: 5. Carmen: 5. De momento sigue ganando Amargo. Esta noche cocina Oriana y se lía pardísima. OJO.

“Como conclusión estamos todos como una puta cabra“, dijo Alonso Caparrós, al que le van a llamar para Ven a Cenar conmigo al nido del cuco.

Lucas, de Andy y Lucas, la lía parda en ‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ por estar haciendo el tonto

Lucas, dando indicaciones con una cuchara. Lo normal.

¿Por qué Santi Millán lleva esas gafas? En serio, por favor, ¿por qué?

Son como una máscara de buceo del Decathlón. Son tan grandes que la última vez que estuvo Obama en España utilizaron esas gafas para protegerle de los francotiradores.

Esas son las únicas gafas de las que Alain Afflelou sólo te da una. Si Papá Noel tiene que repartir tres de esas acaban los renos reventados y se queda sin regalos todo el hemisferio norte.

Hay gente que quiere ser Hipster y luego está Santi Millán que quiere ser el Vaquilla.

Total, que en Mi madre cocina mejor que la tuya vimos anoche a Lucía Pariente y Alba Carrillo por un lado y a Raquel y Noemí Salazar.

Y en el otro equipo Lucas (de Andy y Lucas) y su madre Mari y Rosa López y su madre Paqui.

La cosa es que los hijos cocinan con los chefs un plato (Pepa Muñoz y Rodrigo de la Calle) luego les indican a las madres cómo tienen que hacer esa misma receta. Trepidante. Es como Jungla de Cristal pero con gente cocinando.

Unos pocos apuntes sobre el programa:

El primer equipo tuvo que hacer Cuscús de crucíferas. Que son coliflores. Que por qué cojones no dirán coliflores. Bueno, claro, porque no pide el plato ni Perry Manson.

Hay coliflores de todos los puñeteros colores: morada, amarilla, verde… ¿por qué mierdas en mi súper solo la tienen blanca? Les voy a montar un pollo. Quiero coliflor de colores. Aunque lo mismo esas coliflores son como los pollitos que vendían antes en los mercadillos, que estaban pintados.

El plato llevaba pechuguitas de codorniz. E hicieron muchos chistes con la pechuga. Muchos. Demasiados. Eso parecía una película de Pajares y Esteso.

Total, que Alba Carrillo y su madre ganaron a las Salazar. Yo creo que porque al chef Rodrigo le daba miedo Lucía Pariente y no se atrevió a decirle lo contrario.

Las Salazar se entendieron muy bien cuando le tocó a la hija, Noemí, dar instrucciones sobre el plato. Ahí acabó gritando hasta el guardia de seguridad del párking, qué agonía, por Dios. Fue muy práctico que usara el delantal y la mano para limpiar el plato, que parecía un café derramado.

El segundo equipo tuvo que hacer popietas con tartar de verduras. Básicamente unos rollos de pescado con verdura cruda cortada fina. Rollos de lenguado, 10 euros. Popietas, 15. Y así.

Yo también canto, dijo Pepa, la chef. Mis sobacos también cantan y no lo digo. Y además, creo que mis sobacos cantan más o menos igual de bien que la mujer, que es maja a más no poder, pero mejor cocinando que cantando.

Lucas estaba más a hacer chistes que a cocinar y encima se comía una palabra de cada dos. Creo que está estudiando para aprender el Chunguités, el idioma del de Los Chunguitos.

Y claro, como no estaba a lo que estaba su plato era como bilis de gato exprimido. Mientras, el de Rosa era un primor.

Y todo eran jajajajás hasta que tuvo que hacer el plato con su madre, a la que le daba instrucciones que parecía un manual de IKEA escrito por un disléxico. Y el muchacho se agobió más que un vegano trabajando en una charcutería.

Menos mal que su madre no le echaba muchas cuentas y hacía lo que podía en la cocina. Y ojo, que entiendo a Lucas, que yo soy muy de decir tonterías. A mí los profesores me echaban de clase cada 5 minutos. A veces ya me iba yo solo por ganar tiempo.

Rosa y su madre iban tan sobradas que la cantante le daba al botón del pánico porque sí (un botón que les permite ayudar a sus madres pero que acelera el tiempo de cocinado).

Rosa López es una de las personas que mejor me caen del mundo mundial. Y su madre igual o más.

Total, que ganaron Rosa y su madre, en un resultado más claro que el del España-Malta. Y es raro, porque el detalle de Lucas de coger el tartar de verduras con la mano del plato, meterlo otra vez en el molde y luego limpiar el plato como el que friega el pasillo fue un gesto de calidad culinaria.

La final consistía en hacerlo al revés: las madres daban instrucciones a sus hijos para cocinar un plato tradicional. Y el juez era el actor Juan Echanove, que es un tragaldabas experto.

Alba y Lucía hicieron un tartar de salmón con guacamole que es más fácil que hacer un sándwich de jamón york y Rosa y Paqui hicieron unas albóndigas con papatas a la antigua.

Alba y Lucía se pusieron las dos los guantes anticorte, pero creo que era más bien para soltarse hostias como panes de hogaza. Lo de que tengan que ponerse un guante para usar cuchillos debe ser porque el programa no tiene seguro.

Al final las dos parejas hicieron unos platos bastante decentes, al menos en aspecto. Y Juan Echanove, después de ponerse fino a comer, le dio la victoria a… ¡¡ALBA Y LUCÍA!!

Qué bien…

see ya goodbye GIF

Y se llevan los 6.000 eurillos del premio.

‘Ven a cenar conmigo summer edition’ arranca con puñaladas y sin piedad entre los concursantes con Rafael Amargo y su menú

La última cena en paz…

Yo he visto una cena en la que estaban la madre de Bambi y el presidente de la Asociación Nacional del Rifle y era más cordial que la primera cena que hemos visto de Ven a cenar conmigo summer edition en Cuatro.

Ahí la gente llegó la gente con tantos puñales listos que a su lado un combatiente otomano iba a la batalla contra el invasor alemán desnudo y con una pluma de ganso para juguetear.

Lo de la última cena fue una fiesta comparado con la cena de Ven a cenar conmigo summer edition. Si llega a cenar ahí el bueno de Jesús en lugar de “perdónales porque no saben lo que hacen” habría dicho “dales con la mano abierta que menuda panda de cabrones”.

¿A que no sabéis qué? Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH. Por si queréis más post güenos.

En fin, que el primer anfitrión fue Rafael Amargo, que para ser cocinero es muy mal apellido, a no ser que te dediques a los tés beduinos.

Lo primero que vimos de Rafael Amargo es que tiene un problema con:

a) Los mocos. Se los saca que parece que está ayudando a parir a una vaca.

b) Los picores en el cuero cabelludo. Se rasca como intentando dejar limpio el fondo de una paellera con el Nanas.

En su presentación Rafael Amargo se puso a hablar idiomas y bueno, aparte de aparecer seis curas para exortizarle, bien. Si pones un disco de Pitingo al revés te sale Rafael Amargo hablando japonés. Pero no lo hagáis porque ha habido miembros de los cuerpos especiales de los marines curtidos en combate que se han cagado el uniforme al oírlo.

Y Amargo zapatea. Mucho. Todo el rato. Odia al suelo. “He venido con mis botas, porque nunca me las quito”, dijo Amargo. Estar más jodido que el parquet de la casa de Rafael Amargo, como concepto.

Como vivió tres años en Japón Amargo piensa que sabe más de los nipones que el Emperador Akihito. Se ha roto el frenillo tres veces diciendo “hola” en japonés, pero eh, con un arte que el sol naciente lo pare Rafael Amargo.

Más invitados / comensales:

ORIANA MARZOLI.

“He estado en cuatro realities, pero si Mujeres Y Hombres Y Viceversa se puede considerar un docu-reality he estado en 5“, dijo Oriana, que tiene más currículum que Einstein.

“Soy la mejor” aseguró. El amor propio es propiedad privada de Oriana. Si el ego pudiera venderse Oriana tendría unos grandes almacenes.

Su perro mea mucho. MUCHO. Ese animal tiene un problema, por favor, que alguien llame a un veterinario y que vea a ese animal.

Nos explicó sus dos últimas relaciones. Ni puta idea de lo que dijo. Que qué fallaba en sus noviazgos se preguntaba.

random winona ryder GIF

CARMEN ALCAYDE

“Soy presentadora, colaboradora, reportera, actriz, periodista, optimista, luchadora, sin maldad, poco envidiosa”… y sabe patinar.

CARMEN ALCAYDE PRESIDENTA DEL GOBIERNO

“Yo me quedé como en los siete años porque a mi no hay nada que me ponga más que una piscina de bolas“, dijo Alcayde con una voz sensual que ahora mismo en Amazon las compras de piscinas de bolas se han disparado un 850%.

¿A quién no le pondría un parque infantil? Con su olor a pies, su capa de roña de dedo grasiento de niño, sus buenos mocos pegados en cualquier resquicio… tú follas en una piscina de bolas y ríete de coger la gonorrea.

Su intención era “hacer reír, hacer llorar y provocar”. O sea, que quería vender LSD caducado.

ALONSO CAPARRÓS:

Tiene más patillas que Lobezno en huelga de afeitado. Las patillas de Alonso Caparrós pagan IBI y aparecen en el catastro. Es como si se hubiera pegado a la cara los felpudos del palacio de Buckingham.

“Siempre me ha gustado el boxeo y he puesto un club para puretas, con clases sin contacto“, un club de boxeo sin contacto. Puta madre. Vale, pues también vamos a hacer películas porno donde los actores estén vestidos y hablen de quererse y de poesía. El club de boxeo de Caparrós no es para puretas, es para señoras de 102 años con el síndrome de los huesos de cristal y la cadera rota.

“Quiero hacer mi propia religión”, aseguró el presentador. La primera norma, según dijo, será: “todos en pelotas”. Su religión se llama orgía. Pero sin contacto. Ahí cada uno se toca lo suyo y poniendo cara como de asco.

MÓNICA HOYOS.

“Tengo… años, que eso no se dice”, dijo. Mónica Hoyos nació el 15 de enero de 1977 (edad 41 años). Me lo ha averiguado un amigo que trabaja en la Seguridad Social, hackeando los servidores y accediendo a un fichero encriptado que ha roto un niño ruso superdotado con un software de su invención. O lo he mirado en Wikipedia, una de dos. El misterio del triángulo de las Bermudas y la edad de Mónica Hoyos, están ahí, ahí en el secretómetro.

Me convierto en taxi por las tardes“, aseguró. No en taxista, en taxi.

¡MÓNICA, HAN DADO LAS CINCO!

transformers cartoon GIF

Le encantan los chollos, dice que se compra una chaqueta por tres euros y luego la corta y les pone unas cosas y quedan perfectas. Mónica Hoyos es Marge Simpson.

you fancy marge simpson GIF

El menú de Rafael Amargo:

De primero había Sakura Salata Shinkansen, de cuyo nombre no se acordaba ni él. Básicamente es pollo picado. Picado con un cuchillo de mierda, un cuchillo con el que no podrías apuñalar ni a un periquito.

Al pollo frito le echó cacahuetes y más hierbas que el jardín del Sombrerero Loco. Como ya tenía bastantes cosas raras, añadió calamar y caldo.

Y le echó el ingrediente secreto: babas. Porque metió la cuchara, probó, la chupó, la volvió a meter, probó, la chupó… Y luego le echó lima exprimida con la misma cuchara, por si no había apurado todas las bacterias de su saliva.

Segundo plato: Geinki de suka tomodachi. No sé si es un plato o la evolución de un pokémon. Muy japonés, pero llevaba salmón. Y pasta comprada rellena de calabaza. Y todo manipulado bien con los dedazos. Cuando comes en casa de Rafael Amargo te comes a Rafael Amargo. Te hacen las pruebas de ADN justo después y sale que eres su hijo.

Postre: Ice Cream por Bulerías. Trufa de té verde de chocolate. No, eso no era una trufa. Eso era el cagao de un conejo con problemas gastrointestinales. Lo acompañó con helado de tarrina al que dio forma de bolas deformes como Cuasimodo después de ser atropellado por un camión.

CENA:

Rafael se había puesto el traje blanco que usa para pintar la casa en verano.

La primera en llegar fue Oriana Marzoli. Rafael no tenía ni puta idea de quién era Oriana, me da a mí. Oriana bajó las escaleras del chalet de Rafael Amargo que no se rompió la crisma de milagro, porque eso no eran escaleras de mármol glamouroso, eso era pizarra de la que te caes y pueden hacer torreznos con la piel que te arrancas.

Mónica llegó después. Ya conocía a Rafael. Mucho amor. Previo al odio profundo.

“La de Carlos Lozano”, le dijo Oriana a Mónica Hoyos al verla, algo que a Mónica le sentó como un tiro en el estómago con una bala oxidada.

Carmen Alcayde llegó después. Estaba encantada de estar con Amargo. Y con los demás: “luego os peloteo a todos“, les dijo, porque es amable que a su lado la madre Teresa era una borde antisocial.

Y llegó Alonso Caparrós, que le dio un cabezado a una lámpara que tenía Amargo en el jardín. Ahora el cuero cabelludo de Alonso tiene una brecha que se puede hacer barranquismo por ella.

“Somos más contemporáneas”, dijo de sí misma y de Oriana Mónica Hoyos, no queriendo para nada ofender a los demás y apuntándose al rollo Millenial desorientado de Oriana. Como llevamos unos 230 de edad contemporánea, pues sí, entra.

Amargo tiene un montón de fotos suyas en el salón en diversas posturas provocadas probablemente por una electrocución. De hecho todos los elementos decorativos de la casa de Rafael Amargo son retratos suyos. Rafael Amargo se queda quieto en su casa y no hay manera de saber si es un cuadro o es él.

Oriana y Carmen se fueron a cotillear la casa. En el dormitorio había… fotos de Rafael Amargo. Es la única persona en el mundo que aún imprime fotos. Todas. En el Instagram de Rafael Amargo es el único sitio donde puedes subir fotos de tetas, porque a la aplicación no le da tiempo a revisar todo lo que sube.

“Estuve cuatro meses en la Uni, estudiando derecho”, dijo Oriana en un momento dado. Es prácticamente una licenciada. ¿Qué culpa tiene ella de que la gente mediocre necesite cinco años? Ella entró en la Universidad, pero la Universidad no entró en ella. Oriana es impermeable al conocimiento. Y permeable al tinte rubio. Para ella cualquiera que haya estudiado es “un frikazo de cuidado”.

Toma hatajo de frikazos.

Valoraciones del primer plato.

“A mí me está costando. Me gusta, pero es pechuga y me habría gustado muslito también”, dijo Carmen Alcayde, que es tan exigente para los despieces de pollo como para los sitios que le ponen caliente. “Está correoso, chicloso, pero poco”, añadió. Traducción: Es una puta mierda que haría que a una cucaracha se le quitara el hambre, pero poco.

A Oriana y a Caparrós les gustó. Esta gente piensa que la sección de congelados del DIA es una zona gourmet.

El segundo plato llegó. Y resultó que tenía más nata que una puta vaquería en plena producción. Pero Carmen no comía nata y Oriana la apartó que sólo le faltó lavar la pasta con un estropajo.

A Caparrós le gustó y Mónica Hoyos repitió. Caparrós definitivamente tiene el mismo paladar que un triturador de basuras. 

Me encanta Carmen porque da caña que no veas pero cuando se la devuelven la sabe encajar y se descojona. Y yo, que también soy más sarcástico que el que inventó el sarcasmo, sé que es más divertida cuando una pulla te la devuelven. Y se entregó. Se entregó tanto que si el lanzamiento de pulla fuera una disciplina olímpica seríamos campeones del mundo.

El postre fue una tragedia. Ahí la gente ya no tuvo compasión. Las caras de los invitados comiéndose las heces verdes eran un poema. 

Pero no un poema currado, como:

Nabos, soja, brócoli, alcachofas

pollo, perejil 

acelga y espinaca

Come esta calabaza

Tú serás la reina de toda la casa

Poema de 

Mierda pura tú me das

me muero, me atraganto

vomito al compás

con este engrudo de espanto

No gustaron mucho, excepto a Oriana, que se comió los zurullines verdes como si fueran almendras y crecieran las tetas.

“Me ha encantado, está muy frío, como debe estar un helado“, valoró Carmen el postre. A Carmen también le gusta el caldo líquido y el tomate frito con tomate.

La velada acabó con un sarao flamenco-coplero con dos muchachas que cantaban como si no existieran los micros y estuvieran hablando a voces con una señora de Cincinnati.

Mónica Hoyos tiene un arte dando palmas que no sabías si estaba haciendo coro o intentando encender una lámpara automática. Rafael se puso a bailotear. Ahora no hay una sola baldosa de gres sana en su casa.

Y después de que todos hicieron la pelota a Amargo diciendo que les gustaban los platos y que Carmen Alcayde le dijera la verdad…  Mónica le dio un 6. Caparrós: 6. Oriana: 6. Carmen Alcayde… un 7. Que cada uno saque sus conclusiones. O un Almax.

Si lo de Paquirrín, alias Kiko Rivera, no son trampas en ‘Ven a cenar conmigo gourmet edition’, yo ya no sé

Paquirrín, con la máquina de la trampita.

Hola majas y majos, que no sé porqué puñetas no os pintó Goya de lo majas que sois.

Anoche terminó esta edición de Ven a cenar conmigo gourmet edition, que lo de gourmet se lo pusieron un poco por decir que iban famosos, porque esta gente tiene de gourmet lo que una vaca pastando en un prado, que lo mismo le da hierba que hierbajo.

Ah, por cierto: Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH. Por si queréis más post güenos.

El último anfitrión fue Paquirrín, que aceptó participar porque necesita los 3.000 euros de premio para pagarse la operación quirúrgica que le separe la gorra de la cabeza.

Si es trágico y escalofriante que pueda haber hombres que se dejen los calcetines para el acto sexual no me quiero ni imaginar cómo tiene que ser dejarse la gorra. Yo soy una mujer y me pasa eso y me abandono a mi misma en el torno de un convento para profesar clausura de la buena.

“No me gusta que me llamen Paquirrín”, dijo Paquirrín.

Y se describió a sí mismo: “A parte de ser un DJ estupendo soy cantante“, aseveró, con sus santos eggs. “Soy cantante”… Pavaroti se está revolviendo en su tumba. Y el alelado de Pablo Alborán haciendo gorgoritos cuando podría cantar “ay, que se quite el top” y meterle más filtros que al Instagram de Kim Kardashian.

“Sí, he empezado a dar clases de canto”, afirmó Paquirrín, que por el amor propio que tiene lo mismo se refería a que está impartiendo clases de canto. Primeros graduados en la A-PACA, la Academia Paquirrín de Canto:

“Destaquemos como virtud que soy una persona insistente, insistente, insistente, me gusta insistir”, dijo Paquirrín, que perseverar no, pero insistir es capaz. Paquirrín le vendió un Diesel de hace 15 años al dueño de Tesla a base de insistir.

“Yo fui un latin lover, recuerdo aquellos años que fueron maravillosos y donde conocí casi todo“, dijo Paquirrín, que conoció muchas chicas, muchas muchachas, muchas jovencitas, muchas parejas, muchas ETS… “recuerdo aquello con mucho cariño“, afirmó dejando que sus recuerdos volasen. Ah, no, que la gorra impidió que saliera de su cabeza ni el sudor.

“Algo debo de tener por las venas de artista, de Pantoja“, elucubró. Sí, de Pantoja tiene la Pa de Paquirrín.

Mi madre es amiga cuando la necesito, abuela…“, vamos, que le encasqueta a los niños los domingos como hace todo el mundo. Yo una vez le dejé los niños a mis padres y me fui al cine, a ver una película de cine experimental iraní que duraba 15 días. Y eso que los niños aquellos ni siquiera eran míos, no sé ni de dónde salieron.

“Esta va a ser la primera vez que cocine bajo presión“, añadió ilusionado el muchacho de la piel de canela. Será bajo la presión de la gorra, que la lleva apretada como para hacerte marcas de gomilla en el encéfalo.

explode rubber band GIF

Menú del Chef Paquirrín:

Riverejo: Un salmorejo “fresquito, que viene de Andalucía”. Sí, su primer plato era un salmorejo. ¿Con algo? No, un salmorejo. ¿Con un toque especial de algo? No, salmorejo. ¿Presentado bonito? UN PUTO SALMOREJO EN UN CUENCO DEL IKEA.

El hijo de Isabel Pantoja se puso manos a la obra. Bueno, mejor dicho, manos al agua. Se lavó tanto las manos que se desinfectó hasta el hueso. Poncio Pilatos se lavó las manos porque era fan de Paquirrín.

Después Paquirrín casi se ahorcó para ponerse el delantal. Hay que concienciarse sobre la peligrosidad de los delantales, por favor, con esos tirantitos al cuello tan peligrosos y traicioneros y esos bolsillos de delante de fondo abisal.

¿Y sabéis qué utilizó para cocinar? Una puñetera Thermomix. Un mono manco podría hacer salmorejo con ese chisme. Te pesa todo, así que es imposible fallar.

Y ESO ES UNA TRAMPA COMO UNA CATEDRAL

Es como ir a un concurso de hacer sumas con una calculadora. Como hacer los 200 metros lisos en los Juegos Olímpicos subido en una moto. Como usar viagra en tu primera cita. TRAMPA.

Y es que usó la viagra para todas las puñeteras cosas. Su trabajo, de precisión, fue echar el salmorejo en un puto recipiente. Hala, herniado de por vida. NO TE MATES, PAQUIRRÍN.

lazy the simpsons GIF

Segundo plato: ¡Así soy yo!. Presa ibérica con espárragos verdes a la plancha. Un plato complicadísimo, una elaboración que Ferrán Adriá sudaría sangre para hacer. Básicamente consiste en echar el filete en la sartén y evitar que se carbonice. Sí, amigos, en avances y refinamiento al cocinar está el troglodita que usó el fuego por primera vez y después Paquirrín.

Postre: Choka, choka Rivera. O sea, sorbete de limón al cava. ¿Y con qué lo hizo? Con la Thermomix. Y para colmo el plato es el título de su canción, así que aprovechó para hacer publicidad. El día que tenga que poner una esquela aprovecha para vender el Opel Corsa.

El caso es que el hielo para hacer el sorbete estaba un poco mazacote y lo solucionó estampando el hielo contra el suelo. Ahora no hay una sola baldosa sana en esa cocina.

Para abrir el cava se las vio canutas. Si tarda dos segundos más la puta Thermomix cobra vida y le saca el corcho ella misma. Estaba abriendo una botella de cava, pero abrir un submarino ruso con las manos habría sido más fácil.

“Tenemos un problema: no se ha deshecho esta gran bola de hielo…”, dijo Paquirrín porque en medio del vaso del aparato había un bloque de hielo que podría enfriar un océano. Encima le pone pegas al trabajo de la Thermomix, tócate los cojones. Yo soy la batidora esa y le rebano los dedos.

“Una forma original de presentarlo”, anunció Paquirrín como si fuera el Andy Warhol de los emplatados. Y lo puso en unas jarritas con tapa que te ponen en cualquier puñetero pub de España. “Se va a convertir en un plato estrella“, vaticinó sobre el sorbete. Sí, porque nunca jamás se había servido un sorbete de limón en una boda.

La mesa se la puso la Thermomix.

Toñi Salazar llegó la primera, cruzando el paso de peatones como si estuviera en la pasarela Cibeles, eso si la pasarela Cibeles estuviera en la cubierta de un barco y detrás llevaras un pirata con espada obligándote a saltar al mar. Caminaba moviendo la cadera como si la tuviera rota.

He puesto un biscuí de pato“, dijo Paquirrín. Le ha enseñado a hablar inglés la Thermomix. Paquirrín había puesto embutido y pan que eso parecía un cumpleaños. Sólo faltaban sándwiches de Nocilla.

Luego llegó Elena Tablada. Paquirrín inició las hostilidades nada más llegar. No había cruzado el umbral cuando ya le había puesto en la mano una copa de vino blanco. Paquirrín, ofreciendo bebida a sus invitados:

beer chug GIF by Redneck Island

“Él ya tiene mucho ganado, porque sabe que yo no como pan“, dijo Elena cuando Paquirrín le dijo que le había cogido pan sin gluten. Ella es muy agradecida, sí. A Elena una vez la operaron a corazón abierto y cuando salió del quirófano dijo “el cirujano tenía mucho ganado, porque había visto mis radiografías”.

“Esto es español”, dijo Toñi como algo destacado de los aperitivos de Paquirrín. Si llega a ser Filipino o de Suazilandia le escupe a la cara a Paquirrín y vuelca la mesa antes de sacar una pistola y ponerse a disparar.

Paquirrín come mucho. En serio, mucho. Creo que la operación fue para convertirle en Ironñam, en lugar de estómago tiene una incineradora nuclear que descompone en átomos la comida, permitiéndole comer indefinidamente.

¿Sabéis cuando los amigos te llevan por el mal camino y te invitan a droja? Pues se pusieron pesados para que Julio Iglesias probara el jamón. “Quieren que explote”, dijo Julio. Cuando los ingenieros quieren derribar un edificio se van a las columnas de carga, las forran de lonchas de jamón y las detonan.

Elena le da mucha caña a Toñi. “Sí, cortar tomate lleva trabajo“, le dijo de forma irónica sobre su menú. Toñi se tomó la broma muy a bien… a bien de querer soltarle una bofetada a Elena como para descapotarle la cabeza.

A Toñi la decoración de la mesa le pareció “básica”, porque ella cena todas las noches en una mesa tan de fantasía que se la podía poner una niña para ganar el premio de Reina del Carnaval de Tenerife.

Paquirrín tenía en el salón dos discos de oro. Pero uno de ellos era por ejemplo por “6.000.000 de descargas” de su canción. Claro, porque eso es lo mismo que vender un disco.

Cada vez exigen menos…

“DISCO DE ORO PORQUE UN MACARRA PUSO TU CANCIÓN A TODO TRAPO EN EL METRO”

Llegó el momento cotilleo por la casa. Kiko tiene en el cabecero de la cama una bufanda del Sevilla y las gorras colgadas al lado. Se confirma que duerme con las gorras.

Julio Iglesias no conocía el salmorejo. MÁTAME CAMIÓN.

¿Cómo lo haces? le preguntó Elena a Paquirrín.

CON UNA MÁQUINA.

Y él comenzó a describir los ingredientes, entre los que estaba el ajo. Toñi tampoco debe saber lo que es el salmorejo, porque preguntó sorprendida y escandalizada ¡¡¿¿AJO??!! Como si Paquirrín hubiera dicho “lleva cola de rata camboyana macerada en pis de unicornio”.

“Al fin y al cabo está hecho con cariño“, aseguró Paquirrín, pero no, está hecho con la Thermomix y a no ser que la puta máquina sea capaz de echarle cariño al salmorejo, no, no llevaba cariño ni hostias.

“Qué cariño ni qué cariño, que aquí todos vamos a por el dinero del premio“, saltó Toñi, que venía estreñida o yo no sé, porque joder, sólo le faltó decir que los Reyes son los Padres y que el Ratoncito Pérez murió en el cepo de una granja de cerdos.

Mirad estas imágenes:

mma fc GIF

Pues son una fiesta de la convivencia en comparación con el rifirrafe que tuvieron Toñi y Elena. Ahí había mucha mala hostia concentrada.

Llegó un momento en el que Toñi se cogió un cabreo de ovarios porque Elena bromeó irónicamente con que iba a ganar Toñi.

“Tengo una intuición muy grande, muy gorda. Yo soy simpática, pero ante todo soy una estrella. Tengo 25.000 discos de platino”, dijo Toñi entrando en brote. 25.000 discos de platino… y descubrió América, la radioactividad y la receta del brownie.

“No podía respirar bien, no sabía qué habíamos hecho para que eso pasara“, dijo Elena, como si hubieran estado haciendo experimentos con productos químicos en humanos y el de Toñi hubiera salido mal.

“Río siempre que puedo, amo a mis seres queridos, canto, bailo…“, dijo Toñi. Eso siempre que no esté arrancando el hígado a bocaos a bromistas de mierda, claro.

“Estoy muy orgulloso, porque parece ser que el salmorejo me ha salido bien“, dijo Paquirrín después del primer plato. En la cocina, la Thermomix lloraba en silencio.

Es como decir “he hecho hamburguesas y creo que me han salido bastante bien” y poner whoppers en la mesa, que NO LOS HAS HECHO TÚ.

Y Toñi se puso a repartir mierda que parecía una empresa de distribución de abono. “Él ha sido un niño muy tal… muy golfo, tú has sido un golfo de cuidado. “¿Antes estabas gordo? Sí, ¿eras mujeriego? Sí, no estoy mintiendo”, dijo Toñi Salazar de Paquirrín, al que le sentó mal, como si hubiera mentido la mujer.

NO HAY MÁS PREGUNTAS, SEÑORÍA.

Paquirrín sacó la presa ibérica del segundo plato y para Julio sirvió sushi que desde luego no había hecho él. Y Julio, que está muy viajado por Japón, pidió “palitos de esos para comérselo” porque son “parte de la cultura japonesa”, como pueden ser los rollitos de primavera o las corridas de toros.

Por cierto, el sushi es muy vegetariano. El salmón es como la lechuga del mar, todo el mundo lo sabe. Y el atún se planta en la playa y crece rojito y feliz para que lo puedas recolectar.

Paquirrín sirvió el sorbete a partes iguales. ¿Lo repartió entre los vasos? No, a partes iguales: la mitad dentro y la mitad fuera, porque lo sirvió que con la pala de una excavadora lo habría hecho con más precisión.

“Es mi manera de agradecer que viniérais a mi casa”, dijo Paquirrín, porque sus comensales fueron por amor, por cariño, por amistad, por la necesidad de que sus corazones estuvieran unidos. No por el dinero del caché y del premio. Eso es un mal menor que tuvieron que aceptar por poder llenar de fraternidad.

Y fin de fiesta.

Paquirrín había montado una discotiquilla en una habitación, con unas luces como de provocar ataques epilépticos y una máquina de humo que parecía el botafumeiro en domingo de Pascua.

Las canciones las puso y las mezcló la Thermomix.

Y llegó Paquirrín y para homenajear a Elena Tablada le puso la última canción de Bisbal: “un detalle que quería tener con ella“. Cojonudo. Una canción de su exnovio. ¿Sabéis el soldado romano que le clavó la lanza en el costado a Jesús estando en la cruz? Pues sólo quería tener un detalle con él. Lo que no sé es cómo no exhumó los restos del abuelo de Elena y los puso a bailar en una percha para que Elena se sintiera como en familia.

Puntuaciones:

Julio le dio a Paquirrín un 6; Elena, 7 y Toñi, un 10. Elena dijo que le había dado un 10 para que no ganaran ni ella ni Julio, por reírse de ella. Y eso lo dijo Elena, que no era estratega, por eso dijo que el menú de Paquirrín lo comería 3 veces por semana pero luego le dio solo un 7.

En cuarto lugar… Toñi. En tercer lugar… Elena Tablada. Y el ganador fue… ¡¡JULIO IGLESIAS!

Julio dijo que iba a gastarse el dinero en “la gosadera“. Tú le das en el ordenador al clic de “hacer transferencia” y lo que tarda la señal en viajar por la fibra óptica es más lento que lo que tardó Julio Iglesias en transferirle la pasta al dueño de la primera discoteca que pilló…

MasterChef 6 elige a su ganadora en una final con un incendio que pudo costarle un disgusto a Pepe Rodríguez

¿Quién habrá ganado? ¿Ah?

Masterchef

Hola a todas y todos.

¡Ya tenemos ganador o ganadora de MasterChef 6!

Alerta Spoiler: Sí, cuento qué pasó y quién gana, así que no sigas leyendo a partir de aquí, éste es el punto de no retorno. MUAHA A HA HA HA (risa de hacerte pis del miedo). Ah, por cierto: Tengo Twitter: @realityblogshow e Instagram: @GusHernandezGH. Por si queréis más post güenos.

Los concursantes entraron a plató y nada más ver a los jueces dijo Toni: “Qué elegantes, mira Jordi hasta con camisa ha venido hoy“, claro, porque normalmente va a grabar con una camiseta apolillada y llena de manchas de sangre seca.

Recordemos que el o la ganadora de MasterChef se lleva como premio un trofeo de ganador, editar su propio libro de recetas, hacer un máster de cocina en el Basque Culinary Center y 100.000 euros. Lo que más les gusta es el trofeo, claro. Los 100.000 euros los cogen un poco por tener suelto para café.

“Me gustaría tener el trofeo, lo pondría en el baño“, reveló Toni. Y luego se pregunta que porqué le tienen manía.

Para la primera prueba había unas cajas misteriosas. Molaría que un día metieran debajo zarigüeyas con la rabia para echarse unas risas cuando las levantaran. ¡Aspirantes, tenéis que cazar vuestra zarigüeya y cocinarla! Y así.

Pero no, debajo de las cajas misteriosas había fotomontajes de los concursantes delante de lo que podrían ser sus negocios/restaurantes. Oxana lloró al verla. Pero es que a Oxana le das el marco sin foto y llora igual. Oxana se compró un monedero y lloró con la foto de muestra que venía dentro.

Y después lloró Ketty. En su caso creo que lloró porque el Photoshop era peor que si sale Falete con el cuerpo de Jessica Alba, o eso o porque se emocionaron al verse con un negocio ya montado.

“Voy a ser competencia de Samantha con mi cátering, llegaré a Madrid”, dijo Toni. Pero ¿por qué no se caga directamente en la madre del jurado para acabar de ofenderles?

– Hola, vengo de pincharos las ruedas del coche y de vender a vuestro abuelo a un comerciante de camellos nubio, ¿qué tal mi plato, os ha gustado, cómo es que no lo valoráis con alegría?

Y así.

Para la primera prueba llegaron dos cocineros con dos estrellas Michelín, Mateu y Oriol. Habían llevado dos platos, uno con base de caballa que te tenías que comer oliendo a la vez una copa llena de flores. Si en lugar de flores ponen marihuana lo petan en TripAdvisor.

Y el segundo plato que llevaron era macarrones con espuma de carbonara. Pero los macarrones eran de gelatina. Es lo que se llama un trampantojo, o lo que es lo mismo, que te vas a comer un filete y resulta que parece un filete pero está hecho de coliflor o alguna mierda de esas que Dios puso en el mundo para castigarnos.

– Y Dios vio los pecados de los hombres y decidió mandar un segundo dilvio, pero al final mandó tofu, que jode mucho más.

El caso es que tenían que seguir al tal Oriol mientras cocinaba esas dos cosas. Cuando él acabara ellos tendrían aún un minuto para emplatar.

Oriol se puso a hacer el plato que parecía que había detrás de él un juez del récord Guinnes con un cronómetro en la mano. No sé si habría quedado después el señor, pero cocinaba a una velocidad que en su restaurante antes de que puedas acabar de pedir el plato ya te lo han puesto en la mesa y hay un camarero soplándotelo para que no te quemes.

Éste es Oriol un día tranquilo.

Animated GIF

Al quinto paso Oxana estaba ya más perdida que la madre de Marco. Había un líquido de aceituna que ella hizo con una textura un pelín densa. Pero pelín que lo que sobró lo han utilizado para poner los cimientos de un rascacielos en Nueva York.

Al parecer a Oriol, el chef, le cobran por palabras, porque no quería repetir las cosas ni padiós. Había un espesante llamado xantana que iba en unas bolsitas de polvo blanco que por un momento pensé que estaba viendo un capítulo de Narcos.

family narcos GIF by NETFLIX

A Marta se le cayó el bote de la salsa de piparras (guindillas) y eso llevaba tanto picante que en el suelo del plató de MasterChef ahora hay un agujero por el que sale magma del puto centro de la tierra.

Oxana tiene un filtro en los oídos que le impide oír las cantidades. Tú dices “cien gramos” y ella sólo oye “gramos”.

En uno de los pasos había que filtrar nata caliente usando un tamiz y las manos. Pero caliente que ahora ninguno de los concursantes tiene huellas dactilares. En la renovación del DNI les han tenido que poner una huella de la nariz aplastada porque no pudieron sacarle nada de los dedos.

Oriol iba aumentando la velocidad que los concursantes empezaron a pensar que le habían puesto a cámara rápida. Mientras, había que pinchar unas aceitunas que no eran aceitunas y Oxana se clavó uno de los palillos que con la profundidad a la que se lo metió podrías haber matado a un dragón. Así que se la tuvieron que llevar a ponerle una tirita.

Cuando llegó el momento de hacer los macarrones de gelatina los concursantes comenzaron a hacer unas cosas babosas que le darían asco a Alien. Los macarrones de Ketty eran como condones caducados. Los de Oxana no podría masticarlos ni un T-Rex con dentadura de oro.

El emplatado llevaba dos alcaparras. Dos, ojo. A tomar por culo, la casa por la ventana. En el próximo vídeo de un rapero famoso en lugar de tirando billetes va a salir tirando alcaparras.

Animated GIF

Me sigue pareciendo injusto como tratan a Toni. A Oxana le repitieron las cosas treinta veces y esperaron cuando se pinchó. Sin embargo cuando Toni pidió una sola explicación le dijeron que no se podía repetir. Y como el muchacho había tenido que esperar su aceituna (que era congelada) se quedó como el moco de un ratón.

Valoración:

Oxana: La jodía puso la excusa de que tiene astigmatismo y que no veía al chef y por eso miraba a Marta, de la que copió casi todos los pasos. Claro y yo me hacía chuletas en el cole porque no veo bien de cerca.

Marta: En general estaban muy bien ambos platos. “Desde el accidente de la piparra…“, dijo el otro chef invitado como si lo de caerse el bote de salsa fuera como si hubiera chocado un camión cisterna lleno de nitroglicerina contra una fábrica de pólvora.

Ketty: Sus macarrones eran una versión de media ración, porque en la cazuela había como para que comiera una mosca y se quedara con hambre.

Toni: En lugar de hablar de su plato lo primero le criticaron es que se enfadara. Vaya por Dios. Jordi Cruz no se enfada nunca en la cocina. Jamás. En su restaurante le llaman el Teletubbie Feliz porque siempre va con una sonrisa, dando saltitos y repartiendo abrazos.

Jordi, en la vida, siempre:

happy the fresh prince of bel air GIF

Y EL PRIMER FINALISTA FUE… MARTA. Muy merecido, por cierto.

MasterChef es el creador y cumplidor de sueños del mundo”, dijo Marta. Ésta el día menos pensado se monta una secta donde el Dios es MasterChef y en lugar de velitas se le ponen croquetas. El niño Jesús llora.

PRUEBA DE EXTERIORES

Era en Toledo, la única ciudad del mundo en la que vas del punto A al punto B y es cuesta arriba y luego vuelves del punto B al punto A y es cuesta arriba también.

Y era en Illescas, que es el pueblo de Pepe, donde tiene su restaurante, El Bohío. Pepe se puso a repasar su trayectoria y casi se puso a llorar. Más que nada porque en la plaza donde iban a cocinar él jugaba a las chapas y ahora lo que hace es dar la chapa.

Y se puso a hablar Oxana. Y festival de ojos vidriosos. Orgía de lagrimeo. Maremagnum de voces rotas. He visto entierros que parecían un cumpleaños al lado de esta escena de MasterChef.

“Tenéis que sacar el castellanomanchego que lleváis dentro“, dijo Pepe. El castellanomanchego que lleva dentro Oxana debe ser un cuadro.

Había seis platos encima de una mesa. Eran platos de esos que tienen el nombre tan largo que la carta del restaurante tiene seis tomos.

Podían elegir plato. Toni elegió atún marinado y solomillo. Ketty se quedó con la cigala y el postre. Oxana se quedó con el ajoblanco y la ensalada de quesos manchegos.

Para jamarse los platos estaban los doce ganadores de las ediciones de MasterChef que se han hecho hasta ahora. El premio de MasterChef son un trofeo, un curso, 100.000 euros y un menú gratis de vez en cuando.

El camión del patrocinador estaba aparcado en la mismita plaza. Ese camión aparca donde le sale de los cojones. Si al conductor se le pone en los testículos es capaz de aparcar en el pasillo central de la catedral el día de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry.

Toni tenía en la cámara un trozo de atún que era más grande que un luchador de sumo. “Tú trátalo como si fuera tu mujer, métele mano, pero con cariño“, le aconsejó Ketty, que cuando está metida en faena sexual le gusta que le hagan sentir como un pez de 300 kilos. Ella es así. Para parafilias los gustos.

Jordi se acercó a darle unos consejos a Toni y eso bien, la verdad, porque le ayudó, pero cuando acabó de hablarle le dio unas palmaditas en el hombro que ahora Toni tiene el hombro deconstruido. Esas palmaditas se las da Jordi a un tanque y le hace un agujero de ventilación. Los glaciares no se rompen por el cambio climático, se rompen porque Jordi les da palmaditas. Aquí tenemos a Jordi felicitando a un amigo por su cumpleaños:

punches GIF

“Querida sardina mía, no sabes el asco que me da limpiarte… así, abierta, limpita, muy bien”, le decía Oxana a las sardinas mientras las abría en canal, en plan psicópata que le dice a la víctima que no pasa nada, que no le va a doler y le sonríe mientras la apuñala.

Y luego se puso a rallar queso pero le quedaba al taco todavía como un kilo por rallar y se lo metió en la boca para zampárselo. Qué pedazo de boca. Oxana aparca el coche en la tercera muela a la derecha y aún le cabe una moto al lado.

Espero que no muera nadie“, dijo Oxana cuando se llevaban su plato. Y eso es lo que se llama tener confianza en el trabajo bien hecho. Y es que el ajoblanco de Oxana tenía tanto ajo que te dejaba un aliento como para matar a Drácula hablándole por teléfono.

A Toni no le dio tiempo y Jordi y Pepe tuvieron que ayudarle a emplatar para que los comensales no murieran de inanición esperando sus platos. Hay dietas que consisten en que Toni te cocine. Entre una comida y otra pierdes más peso que amputándote los michelines.

“¡¡Estamos en la final y no veo tensión!!”, les gritó Pepe y eso que estaban todos con más tensión que los postes de la luz. Tenían tanta tensión que les metes un enchufe por el culo y te iluminan Nueva York en Navidad.

Después Oxana se puso a hacer buñuelos. Eran del tamaño del meteorito que extinguió a los dinosaurios. De hecho, si nos atacan alguna vez los extraterrestres bastará con lanzar un buñuelo de esos a su planeta. Pero ella decía “buñuelitos”. El día que haga un buñuelazo va a tener fuerza gravitacional propia.

Y como estaba suflando los buñuelos con el aceite como si fuera eso una cascada del Lago Azul, acabó cayendo en la plancha y se montó un fuego que se podía haber asado un jabalí allí.

homer simpson cooking GIF

¡Pues si lo quemo, lo pago!”, decía con alegría Oxana, cuyo emperador favorito es Nerón.

“Yo voy a echar esto con las manos, que las tengo esterilizadas“, dijo Oxana, que es antibacteriana y que se saca un sobresueldo esterilizando bisturíes con la lengua.

Ketty hizo un caramelo de chocolate que tenía toda la pinta de ser el resultado de haber despellejado a una babosa gigante. Eran “tejitas de chocolate” pero con dos tejas de esas se podía cubrir el Palacio Real de Madrid, patios incluidos.

Y luego se puso a emplatar como le dio la gana,

Cuando Toni acabó sus dos platos abrazó a Jordi que le había estado ayudando y después se puso a llorar del alivio. Del alivio o del trauma de tener a Jordi dándote indicaciones en el cogote. Y eso que Jordi había estado hasta amable.

Samantha se dedicó a preguntar al personal qué tal los platos, pero cuando llegó a Jorge, el chorbo de Miri, le dijo “Con Miri qué tal…”, que pensé que se me había puesto la tele en Telecinco y estaba el Deluxe.

“Estoy completamente enamorado, es una compañera de vida… tú haces catering de boda, ¿no?”, le respondió el chaval, no se si más por amor o por conseguir un descuento.

Y LA SEGUNDA DUELISTA FUE… KETTY.

Um… no sé. Habría preferido Oxana, la verdad. Pero bueno, la mujer se lleva ocho semanas de curso en el Basque y el añito currando en República Dominicana.

Y GRAN DUELO FINAL

¿A que no sabéis qué? Marta estaba llorando de emoción. Y ¡exclusiva! ¡primicia! ¡sopresón! Ketty también lloró. Esta gente no necesita mear, de verdad, lloran y evacuan más líquidos que la bajante de mi portal.

Para anunciar el juicio final, con las trompetas del apocalipsis y esas cosas, llegó un tal Joxe Mari, que es el director del Basque Culinary Center y que es Harry Potter de mayor.

Marta dijo que iba a ser “muy pelota” con el director y una “empollona”. A Marta le van a pegar en el Basque ese sus compañeros del primer al último día.

A Marta de acompañantes le llevaron a sus padres y a su novio. Y a Ketty le llevaron al marido y a la suegra. A LA SUEGRA. Joder, qué mal rollo. Y eso que la señora era maja, pero nadie cocina mejor que una suegra. Y para compensar también le llevaron poco después a su madre. Porque nadie cocina mejor que una madre.

Para presenciar la final aparecieron todos los exconcursantes, incluidos Víctor y Sofía, que se empezaron a dar besos y que casi acaban fornicando encima de una vitro.

“Lo mejor de un cocinero es que un comensal te reconozca en el plato, que el plato sepa a ti“, dijo como consejo Pepe, que cuando le piden un filete se lo pone entre las nalgas dos horas para marinarlo bien y que sepa a él.

Las finalistas tenían 5 minutos para hacer la compra y luego 120 minutos para cocinar un menú completo, dos raciones por plato.

Marta se puso a exprimir tomates que eso se lo haces a una vaca y la matas. Qué forma de apretar. Si en lugar de tomates aprieta a Pamela Anderson la saca la silicona que puedes tapar las juntas de los cristales de la terraza.

Y luego se pegó un tajo en el dedo que haría que Jack el Destripador se marease. “Como no sea capaz de ganar por un corte en el dedo, me lo amputo”, dijo. Joder… A Marta le falta un pie porque un día echó una carrera en el patio del colegio y perdió y claro…

Ketty decidió flambear una sartén con fogonazo de los buenos justo cuando estaba enfrente Pepe. Ahora Pepe tiene la cabeza que parece un chuletón muy hecho.

Voy a osmotizar mi pepino“, dijo Marta. Vaya… eso tengo que probarlo. Qué feliz se tiene que ir a trabajar con el pepino bien osmotizado.

Osmotízame, nena.

might nancy lee grahn GIF

Para ayudar a elegir al ganador apareció Mauro Colagreco, dueño del tercer mejor restaurante del mundo. Lo primero que hizo es poner a los que estaban en el balcón a animar como hooligans rusos con barra libre.

No sé quién lo hizo, pero desde el balcón llegaban comentarios de calidad, como alguien que al ver el color rosa de una elaboración de Marta dijo “tengo un bikini del mismo color”. Y eso, claro, ayuda.

Un detalle: cuando el jurado se acercó a ver cómo cocinaba Marta, al irse, Samantha pilló un macarón que tenía en la encimera la muchacha. Pero con una gracia y un despiste que ese vídeo lo van a poner en las academias de carteristas. Si Cristina Cifuentes le hubiera encargado las cremas a Samantha nunca la habrían pillado.

season 3 GIF

Las dos se curraron un menú de cagarse encima del gusto. Creo que dos de los mejores menús de todas las ediciones.

Al acabar Marta lloró. Normalmente la gente cuando llora es infeliz. Marta es feliz cuando llora.

PRIMERO

Marta: Una versión del gazpacho: unas esferas con agua de tomate, cebolla encurtida, chips de cherrys, pepino osmotizado y gamba roja, con aire de pimiento verde. A tomar por saco, una cosa sencilla de que se te presentan unos amigos sin avisar y les haces cualquier cosa.

Les gustó mucho, aunque les faltó un poco de sal y un poco de líquido. Rico, bonito, estético, le dijeron.

Ketty: Ensalada de buey de mar, cigalas y rape, a baja temperatura y con una esfera de coco aliñado con marisco cubriéndolo todo. Lo que pasa es que la cúpula era más gorda que el hormigón del búnker de la Casa Blanca. “Es una ensalada rara”, le dijo Pepe.

PRINCIPAL

Marta: caldereta de salmonete y langosta con galleta de coral y caviar de langosta y sal de escamas, con fondo de marisco. El problema es que el caldo de fondo dejó todo lo demás blandurrio. Pero por lo general la felicitaron mucho.

Ketty: raya en reducción de salsa de soja y ensalada de hinojo con caviar de pomelo. “El emplatado es un poco basto“, le dijo Jordi, pero le alabó el sabor.

POSTRE

Marta: Macarons de frambuesa y chocolate rellenos de mouse se frambuesa y helado de frambuesa y queso. El chef le dijo que el macaron era perfecto. Y Pepe le dijo que el postre era perfecto también.

“Eres una persona preciosa, por dentro, por fuera y la alumna ideal, porque aprendes, porque te desvives por tus compañeros, porque amas nuestro oficio…”, le dijo Jordi. Y ahí Marta ya no es que llorara, es que estaba regando campos de maíz con los ojos.

Ketty: Hizo un cubalibre con bizcocho infusionado con almíbar de cola, granizado de limón, gelatina y aire de ron de Cuba. “Me gusta ver a las dos viejas nerviosas y emocionadas“, le dijo Pepe hablando de la suegra y la madre. Pepe tiene suerte de que ninguna de las dos fuera Margarita Seisdedos. Ya, lo sé, sois muy jóvenes para saber de qué hablo.

“Todo un país te mira, me gustaría saber cómo está ahora el Malecón, viendo ésto”, dijo Jordi. Uy, lleno estaba. Ni con un discurso de Fidel Castro se ponía más de bote en bote. Porque en La Habana La 1 es lo que más se ve. Pantallas gigantes ponen en la calle, no te jode.

Y LA GANADORA DE MASTERCHEF 6 FUE… ¡¡MARTA!!

Merecidísimo. Y se acabó por hoy. ¡Pero ojo, que mañana hay post de Ven a Cenar Conmigo Gourmet Edition!

Paquirrín y su forma de zampar: ¿Se operó el estómago o se ha puesto tenias? El caso de ‘Ven a cenar conmigo Gourmet Edition’

Angelitos descojonados de cómo Toñi se da la madre de todas las leches.

Yo no sé si Paquirrín, que por cierto, ha sido todo un descubrimiento en Ven a Cenar Conmigo Gourmet Edition, se operó el estómago como el que hace reformas en la casa para ampliar el espacio.

Creo que si las tripas de Paquirrín fueran un piso, ha quitado los armarios empotrados para hacerle sitio a las viandas, porque come como si supiera que llega la hambruna a las doce y media. Pero no adelantemos acontecimientos.

Nota: ¿Se seguís en redes? Va, porfa, joooo. INSTAGRAM: GushernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Total, que el anfitrión de anoche era Julio Iglesias Jr.

“Tengo 45 años, soy cantante y un poquito sinvergüenza. Tengo de Iglesias el sentido del humor y de Preysler la piel”, aseguró. Y muchos Ferreros Roché y cagaderos para heredar. Julio Iglesias no te deja dinero, te deja weas! y hermanos que no sabías que tenías.

El muchacho tiene “pasión por el deporte”, le gusta el surf, el wqdfwefword, el dwefefword, el pijord, el bocamafaldorf y demás deportes de mucho postureo y poco sudar. Yo le ponía a hacer destriping de terrones en una huerta de murcia a 45 grados a la sombra.

“Con nueve años estuve en un jacuzzi con Ana Obregón. Fue mi primera experiencia sexual”, nos había contado ya. El 97% de los monjes de clausura llegaron al monasterio después de estar con Ana Obregón en un jacuzzi, pero Julio consiguió superarlo.

Cocinar bajo presión lo llevo bien“, aseguró con una seguridad que a su lado Ferrán Adrià parece el empleado de un McDonalds. “No había cocinado en mi vida hasta que llegué a este programa”, reveló después.

Dog What GIF

Julio cocinó en un chalet que tenía toda la pinta de haber sido alquilado para la ocasión. Si esa es su casa yo me tiro un pedo en el Palacio de Versalles y quedo empadronado allí.

Menú:

Calorías al ataque se llamaba el primer plato. Eran macarrones con queso, de esos que hacen los yankis y que son capaces de atascarle las arterias a un elefante. Eso lo tiras por la taza del váter y llena de colesterol el colector de la comunidad.

Julio Iglesias Jr empezó echando los macarrones en el agua fría y mezclando dos tipos diferentes de pasta. Con tus santos huevos, Julio, dí que sí, transgrediendo en la cocina. Abajo las normas.

“No quiero que Toñi me diga que esto es fácil de hacer”, dijo mientras sostenía una bolsa de salsa de queso preparada. Macarrones con queso de sobre. Currazo.

El agua de los macarrones se salió de la olla porque la había tapado que sólo le faltó ponerle papel film alrededor y llenó de agua de cocer y de mierda la vitro y la mitad de las baldosas del suelo.

¡JULIO, MIRA A VER CÓMO VA LA OLLA DE LOS MACARRONES!

the impossible tsunami GIF

Se puso a freír el beicon y estuvo a punto de perder un ojo. Dijo que le gustaba crujiente pero eso no era crujiente, era carbonilla que lo podías usar para encender una barbacoa.

Los macarrones, cuando les echó el queso, eran un engrudo con el que se podrían unir las piedras de una catedral. Las nuevas unidades de asalto de la policía de élite va a llevar colgado del pecho un plato de macarrones de Julio Iglesias Jr y van a poder ir a los tiroteos a pecho palomo, porque eso no hay bala que lo penetre.

El segundo plato se llamaba Alta tensión. Era una hamburguesa “casera” con “poteito skins” que eran patatas a las que les arrancó lo de dentro como los mayas arrancaban el corazón de sus prisioneros.

La carne de las hamburguesas tenía varios colores distintos, del rojo al marrón verdoso, para que los comensales pudieran elegir qué bacteria les mataba. Para hacer los filetes a la carne no le echó nada. NADA. Ni un puto gramo de sal. Ven a cenar conmigo Hipertenso apto edition.

Cortando el queso rompió un plato, porque todos los cocineros recomiendan ponerse a cortar un trozo de queso inestable encima de un plato de loza. La finger amputation party, en los mejores clubs de Ibiza este verano.

Picante, hecho por mí en casa“, dijo Julio, pero luego confesó que lo había comprado, aunque a los demás les dijo que lo había hecho él. Para Julio Iglesias Jr. la Honestidad es la señora que va los martes a hacer la plancha a su casa.

De postre había Don Johnson y Pamela Anderson. “Pamela Anderson ya nos pilla muy mayor“, dijo Paquirrín y “Don Johnson era mi vecino de pequeña”, dijo Elena Tablada.

Pues yo conocí de niño a Rita Irasema. Chupadme un pezón, madafacas.

“Este postre no se lo he hecho nunca a nadie“, dijo Julio Iglesias. Hasta ahora no había odiado lo suficiente.

Don Johnson era un plátano metido en un pan con helado con forma de cagarro de gaviota por encima y nata como si hubiera vomitado sobre el conjunto un unicornio farlopero.

Pamela Anderson eran dos donuts de bazar chino con helado en el agujero y “el toque de magia”, que era nata de espray. En las películas de Harry Potter estuvieron a punto de quitar lo de las varitas y hacer que los magos llevaran botes de nata en espray, que tienen mucha más magia. Tócate los cojones mágicos.

La primera en llegar fue Toñi. Para ayudarla a sentarse Julio la cogió del culo. Porque sentarse en un sofá de tres plazas necesitas precisión y que te ayuden a apuntar. “Julio, te veo especialmente cariñoso, ¿pasa algo?”, le dijo la azúcar moreno. JA JA JA Toñi Salazar cada día me cae mejor.

El caso es que Toñi estaba en plan vendetta por lo que le hicieron en su cena y le puso pegas a todo. Si le llegan a dar un fajo de billetes de 500 habría dicho que no le gusta el color morado.

Después llegó Elena. Ignoró a Toñi como si fuera parte del mobiliario. “Todo muy yuesei, ¿no?”, dijo Elena y Toñi le reprochó que hablaran en inglés. “Todo muy” eran las palabras que más le gustaban a Shakespeare. A Romeo y Julieta estuvo a punto de ponerle de título Todo y Muy.

Paquirrín se había puesto un chaleco de cuero con flecos encima de una camiseta gris de freír churros en un puesto ambulante. La combinación podría matar a un diseñador como un crucifijo mata a un vampiro.

“Hay cosas que con la operación no puedo comer“, dijo Paquirrín, cuya operación consistió en instalarle en el intestino una familia de tenias. Cuando se las pusieron eran tenias de la familia de las teniae fideo esmirriae. Ahora son teniae morbidae gordacus.

Toñi le dijo a Paquirrín que es un “tipo rural, de la calle“. O sea, un gañán. “¿Quién me quiere a mí? El pueblo”, se autodijo Toñi, que no especificó a qué pueblo se refería.

Julio Iglesias Jr tenía la casa llena de fotos que juraría que las había sacado del ¡Hola! y contó cosas muy tiernas de su familia, esas pequeñas cosas que te hacen ver que los famosos también tienen un lado sensible, como: “Mi padre no da piquitos. Mi padre si te da un piquito, te folla“.

Julio había puesto para decorar la mesa unos pájaros disecados que invitaban a comer el alpiste que iba a servir a continuación. De hecho, esos pájaros fueron los catadores de la cena. Se disecaron solos antes de poder decir ni pio.

Elena y Toñi se fueron a cotillear por la casa: más fotos de las que han salido en las revistas. Sobre la mesa, al lado de un pantallón de Apple de los de 4.000 pavos, había un calendario de los de taller mecánico con publicidad. Diseño de interiores con contrastes.

“Yo me he sentido guapo toda la vida”, dijo Paquirrín.

confused emma stone GIF by SAG Awards

Si alguna vez os ha faltado autoestima no os preocupéis, la tenía Paquirrín, que no es que tenga amor propio, es que hasta se regala flores por su aniversario.

“La gente dice, ¡por la noche no se puede comer ésto! pero, ¿el estómago entiende de horarios? ¿tiene un reloj la barriga?” dijo Paquirrín, que es un nutricionista vintage y se burla de cretinos como médicos, endocrinos y otros gilipollas cuñaos que no saben más que decir cosas estúpidas para quedar bien.

“Tiene 25 quesos de 25 países diferentes”, les aseguró Julio cuando les llevó los macarrones con queso de bolsa del DIA. Esta gente no ha comido fuera de su casa en la vida, porque quedaron maravillados por unos macarrones cocidos con queso aliñados con salsa de sobre.

Paquirrín se lo comió que le faltó lamer el plato y pedir pan para poner el plato en medio y comérselo también. De hecho, repitió. En serio, ¿quién le operó? ¿Un zapatero para darle con una horma y ensancharle el buche?

“Yo entiendo que cocinar para cuatro y siendo un chico…“, dijo Elena Tablada maravillada por la habilidad de Julio. El animal mitológico preferido de Elena Tablada es el feminismo.

El pan siempre tiene que estar en la mesa, lo comas o no lo comas”, afirmó Paquirrín, que tiene el glamour, la elegancia, el refinamiento de un bocadillo de panceta.

“Si vas a cualquier restaurante el pan siempre está“, hizo ver Paquirrín. Sí, tú vas a un restaurante francés de 3 estrellas Michelín y tienen hogazas encima de la mesa para que rebañes. Y un vasito con palillos, para que te saques los paluegos. Y no hay servilletas, para que te puedas limpiar en el mantel mientras eructas al resto de los comensales en la cara.

“Cebolla, lechuga, queso, tomate…”, le dijo Julio a Paquirrín señalándole cada ingrediente como si le hubiera puesto en la hamburguesa huevas de delfín de río chino, filete de tigre persa y crujiente de diplodocus.

Paquirrín no pudo comerse la hamburguesa, por lo que estaba “llorando interiormente”. Lo que pasaba es que las tenias estaban a punto de reventar y con la tensión arterial que tenían acojonado al médico y le dijeron a Paquirrín que ya no más.

Toñi Salazar reveló un misterio de la humanidad: si tienes sueño es porque no has dormido. HOSTIA PUTA. Si me dicen que el Santo Grial es la taza de Dora la Exploradora que tengo en la alacena no me quedo más flipao.

Paquirrín se comió los donuts del postre sintiendo tanto placer que manchó los calzoncillos. Las tenias aún tenían un huequito después de todo.

Toñi consiguió comerse el plátano de una forma asexual, que es cortándolo a rodajas y con cuchillo y tenedor. Bajonazo.

“Yo soy de los que me puedo comer quince plátanos y no engordo”, aseguró Julio Iglesias Jr. TE PUTO ODIO, JULIO, porque yo soy de los que pueden respirar quince veces y coger peso.

“Paquirrín confesó que una noche conoció a una muchacha en una discoteca, en la época de Semana Santa y que se fue a su casa. Y que al día siguiente uno de una hermandad le dijo que esa chica antes se llamaba Agustín”. Cómo el lo contó y cómo reaccionaron los demás fue una muestra de que si los que excavan en Atapuerca quieren referencias de cómo es un neandertal deberían ponerse el programa.

A mí de esa historia lo único que me llama la atención es que una chica se quisiera ir de la discoteca con él.

Gañanes/as.

Como colofón, Julio había puesto en el jardín un toro mecánico. “Era una sorpresa-putada“, lo definió Elena, porque los toros mecánicos son como ir a cagar en un sitio público mientras el chico que te gusta te espera fuera y descubrir que no hay papel higiénico.

El primero en subir fue Julio, que duró medio segundo. Julio Iglesias Jr se ha llegado a caer del asiento de un coche y con el cinturón de seguridad puesto.

Paquirrín se agarró con las dos manos y si le dejas se encadena al bicho para no caerse.

Elena Tablada dijo que tiene lumbociática y el glúteo interno desgarrado. Si llega a ser un caballo la sacrifican con un tiro de gracia en medio del jardín de Julio Iglesias Jr.

Toñi se montó en el toro que es muy probable que haya quedado embarazada del animal. Lo único que acertaba a decir era “sus muertos, sus muertos”.

Y después les dio por subirse todos a la vez y Paquirrín cayó encima de Toñi, justo sobre el pecho de la cantante.  Ahora Toñi tiene las tetas para adentro. Para pellizcarse los pezones tiene que usar unas pinzas de barbacoa.

VOTACIONES:

Elena Tablada le dio un 8. Toñi Moreno le dio un 8. Paquirrín le dio un 8.

 

Una concursante de MasterChef se derrumba por la absurda bronca de una miembro del jurado

Samantha y Oxana, en un montaje elaboradísimo que he hecho.

Cada uno se coge los cabreos por lo que le da la gana, oye, no nos vamos a meter con eso. Hay quien se enfada cuando se encuentra a su pareja en la cama con la vecina, una cabra y dos señores de Albacete y hay quien se enfada porque unos frutos secos están mal tostados. Que viene a ser lo mismo.

Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos por orden porque la semifinal de MasterChef se celebró anoche con más noche que celebración a juzgar por la habilidad de algunos concursantes.

La cosa empezó con Toni haciéndole peros a los miembros del jurado y más concretamente a Jordi. Si Toni tuviera en sus manos un salvavidas y viera a Jordi arrastrado por una corriente su única duda estaría entre quedarse quieto con el salvavidas en la mano o ir por la orilla siguiendo a Jordi y diciéndole “te jodes, te jodes, ponme pegas ahora”.

“En seguida te ponen clichés, si eres valenciano, el arroz, Jordi, agarrao, porque es catalán, no hay que poner clichés”, dijo Tony. No, no hay que ponerlos pero los pone.

Aquí un señor abogando porque no se den hostias:

bud GIF

Antes de la primera prueba los concursantes estuvieron dudando sobre en qué podría consistir. “Yo no quiero que vengan niños porque el maduro va a ser el niño y yo voy a quedar fatal”, dijo Marta, que es igual de madura que una pera cuando todavía es una flor.

Pero no, lo que aparecieron fueron pasteleras con tantas estrellas Michelín que eso parecía un puñetero planetario. Las escenas del Halcón Milenario saltando al hiperespacio se hacían con estas chefs corriendo muy deprisa a los lados de la nave.

Había unas campanas de metal de las de esconder comida y debajo había el postre estrella de cada una de las cocineras. Para explicar los platos necesitaban una media hora cada una. Eso sólo para decir los ingredientes, para explicar la elaboración tardaban mucho tiempo. Había un niño de seis años viendo la grabación ese día y cuando salió del plató tenía 21 años.

A mí me dan de comer un postre tan rico en detalles, tan completo, tan equilibrado, tan intenso y elaborado que me lo ponen en la mesa y no sé si comérmelo o pedirle matrimonio.

El caso es que para el mejor de esta prueba el premio era “un puesto de trabajo durante un año en un hotel en República Dominicana”. ¿Qué tipo de regalo es ese? El regalo sería si fuera “un año rascándose la barriga tirado al sol en República Dominicana con un acompañante para que te la rasque mientras duermes”.

“Apartaros, es mi día, dijo Ketty”, marcando territorio.

boss territory GIF

El caso es que tenían que replicar los postres con las indicaciones de las chefs, que se quedaban a un lado de la cocina y les daban voces para corregirles. No se me ocurre nada más coñazo que ese curro. “Cooooge la hariiiina. Pon 150. Ahora mezclalooooooooo y aho… ZZZ ZZZ ZZZ“.

De hecho, había algunas cocineras que lo llevaban bien, eran pacientes… y había un par que habrían querido tener una pistola taser para darle descargas a su concursante para que espabilara.

Miri, de MasterChef 5 apareció como invitada y cuando se sentó con Marta a charlar casi se abre una grieta en el espacio tiempo por la paradoja temporal de encontrarse consigo misma un año después.

Miri les daba “mirisconsejos”, tócate los ovarios. “MasterChef me ha brindado el amor verdadero“, dijo la muchacha que es más cursi que un repollo con lazo roza y caminando dando saltitos por un parque en primavera. En realidad fue solamente para decir que tiene Instagram y para darles consejos a lo Paulo Coelho, pero con azúcar glass por encima.

Mientras, Oxana pegaba unos gritos que la cocinera que le daba indicaciones podría haberle dado las instrucciones desde su restaurante. Oxana usa los walkie talkies para calzar la pata de la mesa, porque ella podría trabajar mandando mensajes a los submarinos rusos en el Ártico a base de berridos.

“Empezando, apagando, encendiendo, entendiendo, cojones“, dijo Oxana, que tiene problemas con las básculas. Era incapaz de pesar ningún ingrediente a la primera. Oxana cuando va a la farmacia a pesarse no gasta 20 céntimos, gasta 845 euros y sale pensando que pesa 137 kilos.

Pero tuvo suerte porque su cocinera-coach tenía la misma mala leche que un general ruso empujando a las tropas a defender Stalingrado, así que se llevaban genial. En cuando uno de sus compis se movía del sitio, la repostera le pegaba un grito que se cortaba la nata.

El nabo hay que meterlo dentro de la infusión“, dijo en una ocasión Oxana. ¿Soy el único que se mordió la lengua para hacer un chiste sobre nabos-meter-infusión?

– La zanahoria tiene que entrar en la manga pastelera.

– ¿Perdón?

– El calabacín hay que amasarlo bien, con suavidad.

– Es que esto no lleva calaba…

– TE VOY A DAR CON TODA LA BUTIFARRA EN EL MEJILLÓN Y…

– Paco, ¿estás haciendo la cena o me estás insinuando algo?

Y así.

En otra ocasión, la cocinera que ayudaba a Oxana le preguntó sobre algo que estaba al fuego: “¿Se está quemando?”

“No, está al calor guapo”, respondió Oxana. “Calor guapo” en ruso significa que eso estaba tan quemado que cuando levantó el cazo del fuego había una cuadrilla de mineros dentro sacando carbón.

VALORACIÓN:

Oxana. Antes de que pudieran decirle nada Oxana estaba llorando. Y si cuesta entenderla cuando no llora, balbuceando era como si estuviera hablando en ruso debajo del agua. Al parecer se había emocionado porque se habían comido todo el postre y eso es que les gustó.

Estaba el pobre Toni montando su plato y Jordi ya estaba tocando las glándulas sexuales masculinas de forma redondeada que producen los espermatozoides. Los cojones, vamos. “Se te va a romper, uy, uy, uuuuy…, así no”.

Y cuando Toni, con razón, se cabreó, Jordi le dijo: “te estás enfadando a lo loco“, le dijo Jordi. Toni acabó montando su plato así:

Patience GIF

“Cuando no trabajas agusto generas una cara de tensión que se nota que no trabajas agusto”, le dijo Jordi como valoración. Qué leches significa, nadie lo sabe.

El postre estaba bien, pero no les gustó la actitud del concursante: “Tus energías negativas dan mal sabor a tus platos“, añadió Samantha. Eso significa que los pobres electrones no pueden cocinar, porque tienen carga negativa y sus tortillas de patata saben a zurullo rancio.

Ketty: A Toni Jordi le ponía pegas a la hora de emplatar. A Ketty le daba indicaciones.

Suspicious Family Matters GIF

Pepe se puso a comer como si fuera un cocodrilo llevándose al fondo del río a un impala y acabó manchándose la chaqueta. Pero manchándose que con lo que le cayó en la solapa se podía alimentar a una familia durante un mes.

Dani: Le dieron caña porque se le habían movido los dim sum dentro del plato. Al parecer si los dim sum no están alineados con el cinturón de Orión en el cuarto creciente de la influencia de Venus, no mola el plato y te lo tienes que meter por el culo.

Marta: Le había puesto a su falso queso una capa exterior de dulce que si se lo acercas a un diabético lo matas. Las galletitas que acompañaban el plato se parecían más a cagarrutas de una cabra con problemas de estómago que a galletitas.

¿Está lejos República Dominicana?” preguntó Oxana, que creo que pensaba que quedaba al lado de Teruel, pero que ya se veía ganadora, porque a a Ketty, Toni y Daniel les dijeron que sus postres eran un zurullo como una pirámide escalonada.

Y la mejor de la prueba fue… ¡¡OXANA!!

Esta mujer, de tez blanca como el resplandor de la Virgen apareciéndose, va a llegar a República Dominicana y van a pensar que es la niña de la curva de vacaciones. A los dos días va a estar ya con un color rojo colapso epidérmico que no se le va a quitar ni bañándose en after-sun.

El caso es que la rusa lloró como si en lugar de a República Dominicana la hubieran mandado a hacer trabajos forzados al desierto de Arizona.

PRUEBA DE EXTERIORES

La prueba tuvo lugar en un club privado de mujeres de Madrid, más pijo que Tamara Falcó escuchando a Taburete con un jersey anudado al cuello. Era todo muy blanco, con una decoración más cargada que Hulk volviendo de la compra.

Tenían que hacer un menú delicado. Pero no delicado en plan dieta blanda, arroz blanco y jamón york porque el niño tiene la tripa suelta se va la pata abajo, no, delicado de pitiminí.

A Dani le pusieron a sacar las espinas de los salmonetes y se nota que nunca se ha hecho las cejas, porque por cada espina tardaba media hora. Eso sí, se suponía que debía dejar las escamas, pero les hacía una depilación que ni con un bono de 10 sesiones de láser.

De hecho, durante toda la prueba lo único que hizo fue eso: sacar espinas.

Y llegó Samantha Vallejo-Nájera, hija de Bróncon, de la estirpe de Régañin, heredera de Reprimendin, portadora de Rapapolvos y le preguntó a Oxana:

– ¿Has pelado las avellanas?

– Sí.

– ¿Si?

– No.

Joder. Samantha debería trabajar haciendo interrogatorios. Te confiesan los criminales hasta haber sisado a su madre volviendo de comprar el pan. Samantha se había puesto a interrogar a espías y la Guerra Fría se habría quedado templada en cinco días.

Qué cabreo se cogió Samantha por unas avellanas mal tostadas. A esta mujer le quemas la casa con el perro dentro y bueno, se molesta un poco, pero le quemas unas avellanas y te raja mientras te echa una maldición gitana y te escupe vinagre en los cortes.

Y la rusa se quedó más hundida que la quilla del Titánic. Al lado de Oxana, la Gran Depresión del 29 era sólo un poco de melancolía.  Llegó Pepe a rescatarla y le dio una charla que cuando el Válium se pone nervioso se toma un Pepe y se queda más traquilo que un perezoso de vacaciones.

GIF by Quartz

Total, que los platos iban saliendo que cualquier parecido con la realidad era pura coincidencia. Los salmonetes, por ejemplo, salían con las escamas que parecían cotas de malla. Para poder comérselos había que darles primero con un hacha de combate.

Los rulitos de rabo de cerdo eran rulos… pero después de haber sido masticados por una Zarigüeya con las muelas picadas.

Las pechugas de pichón llevaban unos manchurrones como de bukake de seis especies diferentes de extraterrestres y estuvieron a punto de sacarlo sin el foie, que era como sacar una tortilla de patatas sin patatas.

El postre era ya directamente como si lo hubieran encargado por Just-eat, porque era uno diferente al que habían pensado. De hecho, Jordi se tuvo que poner a cocinar que el traje le debió coger más olores que una campana extractora.

Entre los camareros que sacaban los platos había una que ponía unas caras de perdonarles la vida a los concursantes que no sé cómo no les decía “os desprecio” al coger cada plato.

Valoración:

Dani dijo que había hecho un trabajo “fino”. Pero lo dijo tantas veces que fino sobre fino al final era un trabajo gordo como el blindaje de un carro de combate alemán.

A Marta le dieron más palos que a un pulpo y a Ketty halagos y méritos que un poco más y en el siguiente libro de Juego de Tronos aparece Ketty sentada en el Trono de Hierro.

A la final… ¡KETTY Y TONI!

Jordi, sígueme dando caña que a mi me gusta mucho“, dijo Toni, al que al parecer le gusta el sexo del que provoca más rozaduras que rascarte con las uñas de Lobezno.

PRUEBA DE ELIMINACIÓN

Bajo las cajas misteriosas… en realidad no sé por qué les llaman misteriosas, porque son cajas de madera normales y corrientes. El otro día vi como descargaba el camión del Ahorramás y lo hacía con un montón de palés misteriosos.

Total, que debajo de las cajas no-misteriosas había chocolate.

Y llegó un señor que es un cocinero francés muy bueno que hace repostería y que ha inventado “el chocolate rubio”, que es básicamente chocolate blanco que se le olvidó en “un lugar raro”. Espero que “raro” sea encima de un fogón y no en el microondas de Fukushima o dentro del culo de alguien.

Aprovecho para anunciar que otro día yo inventé el arroz moreno de alto agarre y textura chic. Vamos, que se me quemó la paella que para sacar el arroz tuvo que venir una cuadrilla de mariscadoras gallegas.

El postre que tenían que hacer… a ver cómo os lo explico. Eso llevaba más elementos que un trasbordador espacial de última generación. Los cocineros que hacen ese postre en el restaurante de este señor se mueren al acabar. Era un “lienzo”, pero no un lienzo a lo Meninas, más bien un lienzo a lo Picasso ha tenido un mal día hoy.

“Prefiero no hacer sexo jamás en mi vida pero que me salga bien el emplatado“, dijo Oxana, que aprecia mucho el sexo.

El señor repostero era un vacilón y se dedicó a dar por saco a todos los concursantes y a burlarse de ellos y a decirle “guapa” a todas las concursantes. Yo creo que le pones a una mujer orco cocinando a un hobbit y le dice guapa igual.

“Quiere hacer una cena de picoteo contigo, Marta”, apuntó Pepe cuando el cocinero francés se dirigió a la muchacha. DIEZ PUNTOS PARA PEPE.

Dani iba tranquilo. Tranquilo que como apague los fuegos igual que cocina, lo mismo los apaga dejando que se queme todo y pisando un poco después las cenizas. Qué parsimonia, joder. A Dani le caducan los yogures en el tiempo que tarda en abrir la tapa.

Oxana se puso histérica. No le subía el bizcocho. NO LE SUBÍA EL BIZCOCHO. NO LE SUBÍA EL PUTO BIZCOCHO DE LOS COJONES QUE LE REVIENTEN LAS TRIPAS AL BIZCOCHO CABRÓN QUE NO LE SUBÍA.

Si se pudiera apuñalar a un bizcocho, Oxana habría apuñalado al suyo.

Oxana se puso a emplatar y esparció el chocolate sobre el mármol frío que parecía que estaba dando yeso a una pared. Después lo fue apañando más o menos y aunque le temblaban las manos que parecía que tenía una anguila eléctrica mordiéndole un pie, lo consiguió montar y estaba bueno.

Dani llevó el chocolate que estaba más caliente que las cacas de Belcebú y eso no le cuajaba ni esparciéndolo sobre el Polo Sur en pleno enero. “Le voy a llamar marronazo free style”, dijo Dani sobre su emplatado, porque eso parecía una zona de prueba de misiles. El caso es que el plato no estaba malo pero el emplatado era como servir unos callos en una taza de té.

Marta tenía las elaboraciones perfectas, pero el emplatado se le resistió un poco porque al sacar las croquetas de helado hacía un giro amorfo con la mano y en lugar de sacar una nuez sacaba el lado malo de la cara del fantasma de la ópera. El plato era como un edificio colapsado, pero estaba bueno.

Y SE FUE A LA CALLE… DANI.

¡Y LA SEMANA QUE VIENE LA FINAL!

Paquirrín le hace una guarrada a Toñi Salazar en su cena de ‘Ven a cenar conmigo’ y consigue que se cabree

Paquirrín, cometiendo la fechoría y Elena, desovariada.

No hay nada como ir a cenar a casa de alguien y que tu anfitrión acabe echando de menos tener tuberculosis para poder escupirte en la comida con más fundamento.

Y eso fue lo que hicieron Julio Iglesias Jr. (Jr. significa El que no triunfa, El que se come los mocos, Asesino de Canciones, Rey de los Vándalos, Hijo del primer hombre) y Paquirrín, a los que les pareció gracioso traumatizar de por vida a Toñi Salazar, que era la anfitriona de la semana de Ven a cenar conmigo Gourmet Edition.

Pero ante… ¡Seguidme, mis valientes! Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Toñi habla con las plantas, les canta, les cuenta su vida… se le secan hasta las plantas de plástico. Eso es maltrato vegetal, porque eso se lo haces a un perro y puede morderte, salir corriendo o saltar por el balcón, pero lo haces con un geranio y se tiene que comer toda la chapa.

Aquí tenemos a una de las plantas de Toñi en el bar después de salir de trabajar en casa de esta mujer:

Lo peor que le puede pasar a una mujer es ir a la playa en biquini y que no se gire nadie“, dijo Toñi. A una mujer la atropella un AVE oxidado y bueno, pero que no se le gire nadie no, eso no. Es más, si el AVE llega justo cuando te estás atando los cordones de los zapatos con el culo orientado hacia la llegada del tren, también es mejor que ir a la playa y que no se gire nadie.

“Si paso por una obra y se giran digo ‘guay’, porque eso es que estoy en el mercado“, razonó Toñi. Lo que pasa es que cualquier obrero que se precie se gira igual así pase Heidi Klum o un chimpancé con los labios pintados.

Su menú estuvo compuesto por:

De primero, Divina de la muerte. Es una ensalada de aguacate con anchoas, cebolla, tomate, lima… O sea, un guacamole con anchoas.

Toñi no ha cortado un aguacate en su puñetera vida. Yo la veía tratando de sacar el hueso del aguacate y estaba sufriendo. El plato estuvo a punto de llamarse Te Comes Mi Dedo Cercenado.

Como veis soy un poco caótica“, dijo, como si estar como loca por cortarte un tendón tuviera algo que ver con el caos.

Y sí, se cortó.”Ahora va a ser ensalada de aguacate con sangre…“, dijo descojonada. Para Toñi “insalubre” significa sin sal. Lo mismo pensaba que iba a cenar Drácula.

“Tengo que hacer un corte de tomate que no quede ni gordo ni fino“, explicó y le dio un tajo al tomate que si te pones esa rodaja en el pecho y te disparan, detiene la bala y tú ni te enteras.

El segundo plato era Pollo Bandido. Básicamente pollo guisado con miel.

Esta mujer no ha cocinado jamás. Tenía un molinillo de pimienta (nuevo a estrenar) y tuvo que hacer un curso para aprender a manejarlo.

Toma, Toñi, una batidora:

random winona ryder GIF

El ajo puede ser un poco bandido“, dijo Elena. Sí, ¿A quién yendo en diligencia no le ha asaltado a punta de pistola una cabeza de ajos?,

El pollo es muy difícil de hacer“, valoró Paquirrín. Sí, por eso en el Can Roca no ponen pollo, porque no son capaces de hacerlo bien. En las escuelas de hostelería cuando quieren ir a pillar en el examen ponen hacer pechugas a la plancha. Catea hasta el pelota de la clase.

El postre era Victoria Cóctel de Mimosas. Zumo de naranja, cava… y ya. Es lo más elaborado que he visto en mi puta vida. Hay laboratorios donde no se atreven a prepararlo por la gran cantidad de ingredientes que lleva. Al abrir el cava Toñi mató a una cigüeña que pasaba por allí.

El primero en llegar fue Julio Iglesias Jr. El chaval no sabía lo que es la cecina. Lo meto en un centro de reeducación. En una academia militar. En un sótano. Que no vaya a León porque le linchan y con razón.

Luego llegó Paquirrín, que llevaba gorra. Él siempre lleva gorra. Cuando muera, sus cenizas se las van a poner en una puta gorra con publicidad de Talleres Paco.

La cecina… sí, eso es el jamón del mar“, aportó Paquirrín, antes de que todo el mundo afirmara segurísimo que la cecina viene del cerdo.

DE VACA, JODER, DE VACA, DE UNA PUTA VACA VIENE LA CECINA.

“El nombre de Azúcar Moreno salió de los Rolling Stones, de una canción que se llama Brown Sugar“, reveló Toñi, que menos mal, porque si se llegan a inspirar en Lucy in the Sky With Diamonds la lían parda.

“Aquí no hay retoque”, dijo Toñi mirando una de sus fotos, que estaba más quemada que la biblioteca de Alejandría, que ahí había más flash que en un radar de autopista. No es que les hubieran tapado los poros, es que les habían tapado hasta los pozos.

¿Tú en qué te fijas en una mujer?“, preguntó la anfitriona a los dos gañanes que tenía por invitados.

En la pechuga, que tiran más dos tetas que dos carretas”, dijo Paquirrín, que es muy original y sutil a la hora de apreciar el cuerpo de la mujer.

“Yo lo primero en lo que me fijo es en los pies, no puedo estar con una mujer con los pies feos“, dijo Julio. Después de saber eso creo que tener los pies feos es un don. Tenerlos horribles es una garantía de que nunca se te acercará. Mujeres metiendo los pies en ácido right now.

Julio Iglesias Jr llegó para tocar los cojones. Pero no para acariciarlos suavemente, no, llegó para apretarlos como exprimiendo kiwis. Como no había servilletas montó un pollo que tenían para un mes en un KFC.

Yo no uso tanga, yo no uso nada“, nos contó, innecesariamente, Toñi Salazar.

¿AL AIREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE? preguntó Paquirrín como si se le hubiera aparecido una paloma para anunciarle el embarazo de su mujer.

Llegó el primer plato. Fue ponerlo y empezar a tocarle los ovarios a Toñi: ¿Tienes sal, aceite y pimienta? ¿Por qué Elena tiene dos anchoas y yo sólo una? ¿Me traes una coca-cola?

Del pedido Toñi trajo: vinagre y una botella de dos litros de Coca-cola. A esta mujer la metes a trabajar de camarera y tienen que llamar a Chicote a la media hora de inaugurar el restaurante.

“Para mi gusto el tomate está gordo, parece una rueda de repuesto“, dijo Paquirrín. Ahí Toñi estaba ya pensando en ir a la cocina a por un cuchillo. Y no para cortar tomate.

El tomate estaba un poco crudo“, valoró Julio, que para ser vegetariano no sabe una mierda de verduras. ¡El tomate crudo, qué desfachatez! ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿El pepino sin guisar? ¿La lechuga sin cocer?

“Pero abuelo, ¿tú sigues por ahí metiendo la pinguita de tres centímetros?“, nos contó que le preguntaba Julio a su abuelo. Lo normal que uno le pregunta a su abuelo.

“Están insoportables, no sé por qué han venido con una actitud… están pidiendo cosas“, dijo Toñi después de que le pidieran un capricho tan grande como agua. Joder, qué marcianada. Fueron a joder. Tampoco es eso, Toñi.

“Ha traído el hielo congelado, es que esto ya es…”, dijo Julio Iglesias cuando Toñi les trajo el hielo que habían pedido. ¡¡EL HIELO CONGELADO, QUÉ LOCURA!! A mí el hielo me gusta del tiempo.

Julio es imposible, el cabronazo, con perdón…”, dijo ya Toñi, que se ha comprado un muñequito así como moreno y con un moñito en la cabeza y se pasa los ratos muertos clavándole alfileres. Aquí tenemos a Toñi y Julio fuera de cámaras.

choking andre the giant GIF

Pero es que era verdad que el hielo era un bloque que si te fijas al lado había un equipo del National Geographic rodando un documental sobre glaciares.

Toñi les dio un aviso de su malestar picando el hielo con una saña que creo que le das un cortauñas y es capaz de apuñalar a un rinoceronte con él del puteo que tenía encima.

Paquirrín, que era cabeza de cartel del festival del humor, cogió la fuente del hielo y le echó cocacola y después se puso a tomarse la coca-cola como si fuera una sopa.

Versión a): Joder qué cochinada, menuda conducta madura la de Paquirrín, sólo le faltó hacerse pis encima para paracerse un poco más a un niño pequeño.

Versión b): Tengo que hacer lo de la coca-cola pero ya.

“Soy fontanero, electricista, fontanero, mecánico… en mi casa no entra nadie, lo arreglo todo yo. Te construyo una piscina entera“, aseguró Julio Iglesias Jr, que menos cantar sabe hacer de todo. Y ojo, que hace las piscinas enteras, no medias piscinas.

Llegó el segundo.

Toñi sacó el pollo y vio a Kiko con lo de la sopa y lo primero que dijo fue que era una guarrada, pero luego pidió que le echara un poco. En un vaso. Intentad pasar un líquido de una fuente a un vaso directamente. Exacto: el suelo de Toñi acabó más lleno de mierda que las baldosas del váter de una discoteca.

Al parecer Julio va siempre con un aguacate encima. Os lo juro. Como no come pollo, bueno, en el anterior programa dijo que sí, pero estaba a joder y ese día no le tocaba, pues sacó un aguacate y se lo comió. AGUACATE, NO SALGA DE CASA SIN ÉL.

“Lo estáis diciendo todo de una manera irónica, fea… os estáis riendo de mí”, dijo Toñi, en un claro ejemplo de su sutileza a la hora de pillar indirectas, cachondeos y jodiendas.

“Vosotros dos sois más pijos que mafalda“, contaatacó la de de Vallecas (que ahora vive en un chaletazo).

“Si lo de pijo es viajar, cantar, emborracharse… entonces sí“, dijo Julio, que describió la vida de Taburete. “Yo de pijo no tengo nada”, alegó.

 

Paquirrín intentó arreglar el tema dando un abrazo en común tipo Teletubbi a Toñi y Julio comenzó a decirle piropos, pero me da a mi que ni por esas. Estos dos se van a encontrar las ruedas del coche pinchadas cada mañana de aquí al año 2073.

Para los postres apareció la otra Azúcar Moreno, Encarna, que llegó creo para ayudar a Toñi a enterrar a los comensales en el jardín.

A Julio le encantó el postre, básicamente porque era bebercio y a él todo lo que lleve alcohol le gusta. Julio es capaz de

– Yo sólo pido que me deis un nueve, dijo Toñi.

– ¿Y por qué no un diez?, inquirió Elena

– Porque no me gusta pedir.

Ah, bueno, claro, Toñi, vale. Eso es como si te pones a pedir limosna con un lector de tarjetas.

Y se pusieron a cantar Bandido, con esa coreografía tan currada que consiste en juntar las manos y moverlas con las palmas para abajo como si estuvieras acunando a un bebé que te diera asco.

VALORACIONES

– Kiko: Lo que más me gustó fue su simpatía. Un 5.

– Julio: La cena ha sido normalita. Un 5.

– Elena: Me he quedado con hambre. Le dio un 7. Elena Tablada es la Madre Teresa de Calcuta.

TOTAL: 17 puntos. Elena se llevó 20.