BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Manual ilustrado del cuñado y el cuñadismo en ‘First Dates’: eructa a su cita en toda la cara

Un espectador de ‘First Dates’, deseando quedarse sordo antes que oír al cuñao.

Señor…

A veces pensamos que vivimos en el siglo XXI y sí, pero no reparamos es que entre nosotros hay seres del siglo XV con aspecto humano. Son como neandertales con móvil, gente tan, pero tan, tan, tan moderna y evolucionada, que si les haces una radiografía te demuestran la teoría de la evolución.

A esos supervivientes, a esa gente que fue capaz de permanecer impermeable al paso del tiempo, que es capaz de repeler la cultura y la empatía, ahora se les conoce como cuñados. Y en First Dates vimos quizá el mayor de ellos.

Es de hace días, pero hoy he visto otro de sus vídeos que aún estaba en la web de First Dates (alguno de vosotros me recomendó a esa criaturita) y me he dicho, vamos a comentarlo y de paso nos echamos unas risas.

El muchacho, cenutrio de profesión, había hablado ya de que él no es racista, pero sí “ordenado”. Bueno, pues si aplicamos esa norma, él debería vivir en una reserva natural para cuñados. Un lugar maravilloso (pero con vallas muy altas) donde los cuñados podrían correr libres por el campo, ver deportes en la tele, comentar lo mal que está el país y darse lecciones los unos a los otros felices como Pepa Pig cuando hay barro.

El caso es que mientras hablaba con su cita, una muchacha a la que habría que erigirle un monumento a la paciencia, pasaron dos participantes del programa, gays, que iban a su mesa. Este ejemplo de progreso y tolerancia verraca se empezó a reír y a remover el culo en el asiento, para después decir: “maricón…”.

He visto niños que aún se cagaban encima más maduros que este chaval. De hecho, la mayoría de los niños que conozco se apartarían de este hombre levantando las cejas en señal de asombro. Algunos, los más religiosos, le pedirían a Dios que le curara lo de la falta de oxígeno al nacer.

La muchacha, que seguramente aguantó sus entendibles ganas de hacerle comer a su cita el plato, porcelana incluida, tuvo la deferencia de decirle: “Joe, no digas, eso, no me gustan esas palabras” y añadió “son palabras que duelen”.

Pero a la gente con la sesera de densidad cuestionable les da igual lo que les digas. Es como si cogieras tus palabras y argumentos y les dieras una patada como el maromo de 300! al mensajero, a tomar por saco, al agujero con ellos. ¡Tratemos de razonar, perdamos el tiempo!

Escáner cerebral:

 homer simpson the simpsons homer monkey stupid GIF

Así que el zagal, que tiene la misma sensibilidad que un canto rodao, dijo “qué va a doler, no es ná malo”.

– Eh, mira un maricón, vamos a lanzarle piedras.

– ¡Eso está mal, puede hacerles daño!

– Quiá, la piedras no se hacen daño.

Sí, tiene el mismo amor y respeto por el prójimo que una picadora de carne.

Y pensamientos empáticos así. Si todos los humanos fueran así ya nos habríamos extinguido y la tierra la dominarían las cucarachas, con pequeños mundos cucarachiles y sus restaurantes cucarachos. Y si pasara algún humano pondrían una reclamación al encargado porque les daría asco.

Pero eh, el muchacho tenía una historia traumática detrás que lo explicaba todo:

“A mí la pluma es que no me va nada, porque me llevaron a un sitio una vez a una discoteca de Barcelona y no me esperaba que hubiera tanto maricón… gay suelto, la verdad. Y a raíz de ahí no… me sofoqué“.

Aaaaay, maricoooooooooon, ¿que te sofocaste por queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee? ¿Porque no encontrabas el cuarto oscuro, culito prieto?

Creo que es del tipo de cuñado que piensa que los gays le ven y piensan inmediatamente en violarle. A él, que no era precisamente un bellezón de cuerpo esbelto. Yo creo que a ese chaval se lo encuentra un semental disfrazado de yegua y el semental pide la castración. Así de guapo era.

“Hay que respetar, yo respeto un puñado”, le dijo la muchacha, que es la Madre Teresa de Calcuta de los cuñaos, los atiende y los intenta curar.

“Hasta cierto punto. Yo respeto, pero las cosas que no me gustan las digo, no me callo, lo digo tó…”, dijo el sabio chaval. Sí, él lo dice tó, porque no teme quedar como un cuñado. De hecho, cada vez que un mastuerzo no lo “dice tó”, un cuñado pierde sus alas.

Por enésima vez la chica tuvo la paciencia de seguir utilizando la boca para hablarle en lugar de para escupirle, y le dijo que “a lo mejor haces daño con las cosas que dices”.

¿Cuál fue la respuesta del cuñado tipo?

Eructar.

Os lo juro. Parecía la puñetera caricatura de un gañán. Un sketch de José Mota con Los Morancos no se habría atrevido a tanto. Este tío se equivocó buscando pareja en First Dates, tenía que haber ido a Lourdes. Y amordazado, porque si no, ni de milagro.

“No… un chico así no me va al lado ni loca”, dijo por fin la zagala, con un gran criterio, porque hay dos formas de pasar vergüenza máxima: dejándose un trozo de papel higiénico saliendo del pantalón después de ir al baño o yendo con este tío al lado.

 

Los prejuicios de una joven dejaron a un actor porno sin novia en First Dates

Los citados, en pleno fiasco. (FOTO: CUATRO)

La vida puede ser cruel.

A veces, donde la naturaleza da, también quita. Y un día te levantas y tienes la entrepierna como si durante la noche te hubieran construido ahí la torre de Pisa con gorro colorado y dices, “eh, qué guay”. Pero después de haber ensartado más que el encargado de un puesto de espetos te dices, “quiero encontrar el amor”. Y ahí viene lo jorobado.

Esa es la historia de Kevin, un muchacho sensato, sereno, racional, sincero… que no encuentra pareja porque las mujeres no aceptan su trabajo. Y no, no es contable del PP, que sabes que tu marido va a acabar relacionándose con otros señores en una ducha común del módulo cuatro de Soto del Real, no.

Kevin es actor de cine para adultos. Ya sabéis que es ese cine en el que los papás y las mamás se quieren mucho y se ponen a follar como bestias y se salpican de todo y ahí no se salvan ni los orificios de los enchufes. Argumento, arriba, argumento abajo.

En fin, vayamos con la cita. La muchacha en cuestión antes de la cita a la que acudió en First Dates (un programa que me encanta) dijo que ella pedía fidelidad por encima de todo. Claro, porque si descubres que tu marido es un alien que viene a someter la Tierra a su control, pero no mete el pene en ningún sitio fuera de casa, todo va bien.

Además, quería un chico respetuoso y que tenga saber estar. Bueno, el Neng de Castefa queda descartado. Sigamos.

Eso sí, ella no es para nada puntillosa con lo de la edad, así que éste fue el diálogo:

Ella: ¿Cuántos años tienes?

Kevin: 23

Ella: ¡Hala, qué joven!

Kevin: ¿Y tú?

Ella: Bueno, yo 24.

A tomar por donde asoma la comadreja. Tiene un año menos que ella, pero eh, es muy joven.

– ¿A qué hora has llegado a trabajar, Paco?

– A las 12.30.

– ¡Hostia, que tarde, deberían despedirte por irresponsable, cabrón, que hundes la empresa!

– Joder, cómo te pones ¿y tu?

– A las 12.29

 nicolas cage GIF

El caso es que la muchacha le preguntó que a qué se dedicaba y Kevin le dijo: “Me dedico al cine para adultos”. Y ella respondió “¡Madre mía!”.

Jo, y eso que Kevin fue eufemístico a más no poder, porque podría haber dicho que se dedica a reventar c… PIIIIIIII con la punta de la p… PIIIIIIIIIIII y que les echa encima el s… PIIIIIII y luego se come los c… PIIIIIIII como si fuera un concurso de comer melones.

Total, que la zagala en las entrevistas posteriores dijo que “No me gusta que alguien que estoy conociendo o que pueda llegar a ser mi pareja se dedique a eso, lo mío es mío y no lo toca ni Dios“.

Joder. A mí se me pusieron los testículos que si me picaran me habría tenido que rascar debajo de la barbilla. Creo que esta chica cuando iba a la playa de pequeña y otro niño le pedía que le dejara jugar con su cubito y su pala les daba con la pala y luego les metía la cabeza en el mar hasta que dejaban de patalear.

¿Me dejas tu muñeca?

 little girl GIF

Y así. Por no compartir no comparte ni cosas en el Facebook.

El muchacho intentó explicarle que eso era sólo un trabajo y que “no tiene nada que ver el trabajo con tu pareja”. Porque se lo crea ella o no, cuando Jack muere congelado tras hundirse en Titanic, Leonardo Di Caprio no moría de verdad. Incluso podía tener pareja después de haberse metido en un coche con Rose y haber jugado a meter las marchas.

El cuerpo lo disfruto yo y no lo tiene por qué disfrutar otra“, dijo ella en las entrevistas posteriores. Claro. Porque si tu marido es pescadero sólo te limpia boquerones a ti, que no tiene por qué venir otra a disfrutar de los dedos de tu pareja.

Oh, vaya, mi marido es cirujano, practica todos los días y justo yo ahora necesito que me operen, pero no le quiero, no, que está cualificado, tiene los conocimientos y el físico adecuado y practica a diario. ¡ABSURDO!

¡Kevin es un chollo! Tiene longaniza de a kilo (suponemos), sabe usarla y practica a diario. Es como si te jodiera que tu chico tuviera tableta de chocolate porque en el gimnasio donde entrena hay más gente.

“Es que es una cosa fuerte. Yo mi pareja la quiero para mí, no la quiero compartir con nadie, me da igual que sea trabajo”, insistió, esta vez diciéndoselo al bueno de Kevin. Pues nada, fontaneros del mundo, que sepáis que si dais con ella se acabó lo de apretar cañerías.

Creo que el único formato de curro que tolera es el teletrabajo, desde casa y sin email, que eso es compartir.

“El cambio que dio de hacer bolsos a hacer orgasmos no me gusta realmente nada”, dijo ella en relación al anterior curro de Kevin. Pues qué queréis que os diga, si os dan a elegir entre tener muchos bolsos o tener muchos orgasmos, ¿con qué os quedáis?

No, dejad, dejad, mejor no quiero saberlo.

“Los celos son sentirse inferior uno mismo”, le explicó Kevin. ¡CLAVADO!

 funny excited celebration shocked surprised GIF

Pero ni por esas. Ella le dijo que con ese curro no le quería y la cosa se fue al garete.

Pero eh, poco antes ella había explicado las dificultades de hoy en día para encontrar pareja diciendo que: “Hoy en día la gente no aguanta nada, a la primera de cambio te está mandando a la mierda”. Sí, como cuando no les gusta tu trabajo.

¿Quién ha ganado la final de Supervivientes 2017? José Luis y sin Laura Matamoros en la final

¿Quién ganó Supervivientes 2017? Una pista: sale descojonándose.


Hola amiguitos y amiguitas.

Si cogéis a un gorrino, le dais un cubo con mondas de patata y le decís que se ha cancelado San Martín no estaría ni la mitad de contento de lo que lo estoy yo.

Sí, José Luis ha ganado Supervivientes 2017.

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Joder, soy un puñetero hooligan de los realities. Sólo me falta ir a beber cerveza y autohumillarme mostrando que soy un cafre en alguna ciudad extranjera.

En fin, que he aquí la crónica-resumen que a Heródoto le habría gustado hacer. Él era muy de realities pero escribía cosas de historia porque le daba palo hacerse un blog.

Antes de empezar, recordatorio de rigor: Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández / Instagram: GusHernandezGH

Y MUY IMPORTANTE: El blog no se acaba. Habrá post todo el verano. Aún no sé de qué, pero los habrá.

Vamos con el resumen de la gala.

La cosa empezó con los cuatro finalistas en un helicóptero. Iban más apretados que en el metro a las siete de la mañana. Laura Matamoros tenía pinta de gustarle los helicópteros igual que tirarse por un barranco. Alguien debió decirle que en Madrid no se salta del helicóptero.

Fuentes fiables que me acabo de inventar me informan de que las autoridades militares estuvieron a punto de mandar seis cazas F-18 a derribar el helicóptero porque estuvo tanto tiempo en el aire dando vueltas sobre Telecinco que había interrumpido el tráfico aéreo en media Europa.

Yo creo que el piloto estaba más aburrido que Paquirrín en una biblioteca. Yo creo que no aterrizó porque lo pusiera en la escaleta, si no porque se quedó sin combustible. Ahora José Luis, Alba, Laura Matamoros e Iván tienen más horas de vuelo que la mayoría de los pilotos.

Un detalle curioso: Iván iba diciéndole cosas a Laura y ésta se reía. La pregunta socio-psicológica que planteo es: ¿Los que se pelean se desean?

JJV llevaba un traje precioso gris oscuro con líneas blancas, en un claro homenaje a las carreteras secundarias y en un guiño a la DGT. Al salir del elevador porta platos del que siempre baja se le había quedado en la cara una especie de paja o hilo, no sé que era, pero yo sufro mucho con esas cosas. Eso era un “hazte así” de manual.

Primeros vídeos de sus últimas horas en la isla: Laura y Alba estaban hablando del tiempo que han pasado en el concurso. “¿No crees que es muy fuerte que hayamos vivido tres meses en un isla?”, dijo Laura, como si hubiera sido una experiencia traumática. Sí, vamos, que le pones los vídeos de Laura a Tom Hanks en Náufrago y tiene pesadillas su vuestra terrible estancia.

Y en ese momento Iván, que aún no sabe que vive porque Laura le perdona la vida, dijo algo así como “¿te imaginas que ahora viene otro concursante?”. Y a Laura le sentó mal: “Siempre con el ‘te imaginas’ y diciendo ¿eh, Alba? qué rencoroso es“.

A esta muchacha le sonríe un bebé y la molesta. “Siempre con las sonrisas tiernas, qué falso es”, diría Laura.

Total, que la última noche apareció una tortuga marina a poner sus huevos en Cayo Paloma. Que cosa más linda. Ahora, eso pasó porque la tortuga no ve Supervivientes, porque si no, no pone sus huevos en una playa en la que hay cuatro humanos hambrientos. Bueno, y Laura, que como las tortuguitas tomen ejemplo de ella le van a salir con una mala leche…

Lara Álvarez, que ya sabéis que está loquita por mí (sí, es verdad que ella no lo sabe), se puso para la final un vestido de cota de malla que se podría haber paseado por la batalla final del Señor de los Anillos y salir de allí sin un arañazo.

JJV la sobó y dijo que tenía la piel de gallina y que raspaba. Joder, mi Lara, cuando está nerviosa la puedes frotar contra una pared y te quita el gotelé.

Lara Álvarez feat. Niña Pastori

Echame una mano, prima

que viene mi novio a veeeeerme

y si me arrimo le raspo

y coge y se me mueeeereeeeeee

JJV dijo que este año iba a dejar que los finalistas eligieran el lado en el que se iban a poner para levantar la mano al ganador, para que no se cumpla eso de que siempre se pone al ganador a la derecha. Y así fue, de hecho, porque el azar quiso que José Luis estuviera en el lado izquierdo.

El último día, para irse de la isla, los finalistas usaron una balsa de bambú. Lo que pasa es que remaban con menos maña que el Manco de Lepanto y si hubieran tenido que escapar de verdad de la isla con eso al cabo del tiempo algún pesquero se habría encontrado una balsa con cuatro mojamas.

Vimos el vídeo de los primeros espejos. Laura destacó que tenía mucho bigote. Pero no un bigote de “oh, tengo pelitos sobre el labio”, no, bigote que parecía un tabernero turco. Laura según ella misma dijo podría abrir la boca debajo del mar y filtraría el krill como las ballenas. Laura Matamoros, el bigote que emocionó a José María Íñigo.

Iván destacó que tenía el culo blanco y que necesitaba una peluca para su cabeza rapada. Iván es muy de apariencias y de mirar el exterior. Este chaval no mira a su interior ni aunque le pongas un vídeo con su colonoscopia.

José Luis destacó que se ha quedado “en el chasis”, una expresión moderna donde las haya y que parecía que tenía hecha la permanente. Pues yo voy a una peluquería y me hacen esa permanente y quemo la peluquería. Bueno, en realidad no, porque me habrían puesto pelo y eso sería bonito.

Alba destacó que se había quedado sin tetas cosa que dijo que iba a corregir comiendo hamburguesas. ¿Para qué gastarse pasta en unos implantes mamarios cuando puede una comer hamburguesas? Y las señoras mayores pensando que las tetas te crecían comiendo almendras. Yo he visto chicas entrar en un Burguer King con una 65 de pecho y salir con una 110 copa Z.

En la primera comida que les dieron a los concursantes éstos gritaban cada vez que se acercaban los camareros con papeo. Creo que tuvieron que cambiar cada vez de camarero porque los que iban no querían volver a ir. Era como si los mandaran a dar de comer a los leones con una chuleta colgada al cuello.

Después de comer más que el ácido sulfúrico, Alba dijo que estaba lista para el sexo. Definitivamente a esta muchacha la llevas a un buffet libre y pillas cacho. Alba una vez se comió un bocadillo muy grande al lado de la estatua de cera de Fernando Alonso.

Aún no lo ha superado.

Vamos con Kiko.

No le habían quitado el pelo ese que se le quedó de haber lamido un enchufe. Estaba en un sofá con las piernas tan abiertas que los testículos tenían que llamarse por teléfono para mantener el contacto. Se iba a reencontrar con su perro Pepón y después con Gloria Camila. Prioridades. Ponerle Pepón a un perro es un acto de maltrato animal.

JA JA JA JA

Al perro le pusieron un rótulo: Pepón. Perro. Muy mega fan. Queremos a Pepón en Supervivientes 2018.

El pobre bicho tenía los ojos desencajados. Será adorable, pero era feo de cojones. Le pones un par más de patas y puede trabajar protagonizando la peli de Aracnofobia II.

Estás muy guapa, estás guapísima, no te reconozco“, le dijo Kiko a Gloria Camila al reencontrarse. A Gloria Camila no le pusieron rótulo, por cierto. Prioridades.

Yo aquí veo un claro análisis lógico: Ahora estás guapa y por eso no te reconozco, luego antes eras fea como la pezuña de un asno. Sí, Kiko sabe cómo piropear a una dama.

La madre de Kiko (que se puso un vestido de lentejuelas que si pasa por la pescadería del Ahorramás le quitan las escamas) recibió a Kiko en el plató. Hubo abrazo sentido entre el maromo y su progenitora. Besos sonoros. Sólo faltó que le dijera “¡qué delgado estás, ¿tú estás comiendo bien?”.

Los amigotes de Kiko le mantearon en medio del plató como si estuvieran de fiesta en un after de Magaluf.

¿Cómo se puede ser tan joven y tan antiguo como eres?“, le preguntó JJV a Kiko, que le respondió que es que “eso se lleva en la sangre”, como si eso se contagiara.

– No, es que compartí una jeringuilla y ahora soy un antiguo, pero yo controlo, puedo dejarlo cuando quiera. Estoy con la feministadona.

Y a Kiko le dio un telele raro de cojones. Pero no de cojones pequeños tipo nuez, no, de cojones tipo caballo de Espartero con una picadura de avispa en cada huevo.

Con tono de gran trascendencia y secretismo se puso a decir: “llegados a este punto del concurso me siento en deuda con la audiencia y tengo que hacer una confesión y te tengo que contar un secreto. Durante este tiempo me lo he callado, pero el remordimiento me puede”.

A mí ahí se me tensó el ano que pensé que se iba a meter para adentro e iba a tener dos ombligos, pero no. La cosa era que Lucía le había contado cosas de fuera mientras estaban en la casa del árbol.

Vaya puta mierda de exclusiva. Eso lo pone el ¡Hola! en una portada y las marujas queman los quioscos. “Me rompió el estereotipo de Supervivientes”, dice Kiko, que no sabe lo que es un estereotipo. Probablemente piensa que es un tipo con dos altavoces.

“Aquí todo el mundo ha contado algo”, dijo Lucía Pariente con una calma que ríete de Hannibal Lecter. Esta mujer mira y acojona. Una vez le dijo “estoy enfadada” a un oficial del ejército alemán y aún no ha salido el hombre del psicólogo.

IVÁN A LA CALLE

Sí, amigos, fue el primer expulsado al caer derrotado ante Laura Matamoros, en lo que supuso el único triunfo de Laura en toda la noche.

Porque el primer juego que hicieron los tres finalistas, José Luis, Laura Matamoros y Alba, lo ganó José Luis y ella quedó segunda (aunque clasificada).

Consistía en poner piezas en una rampa de forma que se iban creando peldaños. Laura cogía una pieza y le daba hostias contra la rampa. Si a la quinta hostia no entraba, cambiaba de pieza. Recordemos que para Carlota Corredera y Sálvame Laura representa a la España intelectual que tan expresivamente retrató Goya en el cuadro Duelo a Garrotazos.

José Luis miraba los huecos y las piezas y las encajaba sin problema, como corresponde al representante de la España rústica. Hay que joderse.

Entrevista a Alejandro Caracuel. A estas alturas su entrevista tenía el mismo interés que un documental sobre la cría y reproducción del escarabajo pelotero de lomo púrpura.

Alba pudo ver en una sala a su hijo. Salió de allí con más regalos que si hubiera entrado en un bazar chino. El caso es que dijo Alba que  para su hijo “su favorita es mamá y después Iván y José Luis“. Niño listo. Creo que ahora cuando no come le dicen “que viene Laura Matamoros”. Ha llegado a morder hasta el plato después de eso.

Lara Álvarez retó a JJV a hacer un juego de apnea con ella y él aceptó, pero no hubo ni apnea ni apneo. ¿Lo mismo lo hacen en la gala-debate del jueves que viene?

Quienes sí lo hicieron fueron Laura y José Luis para ganarse el paso a la final. Joder, Supervivientes tiene más finales que un libro de Elige tu propia aventuraLaura aguantó bajo el agua menos que la bruja mala del norte del mago de Oz.

¡¡Y GANÓ JOSÉ LUIS!!

Volviendo al plató, la abuela de Iván acosó a JJV para colocarle bien el micro, que se le estaba cayendo. JJV intentó huir para que no se la liara parda, pero la señora cuando se empeña en arreglar algo no hay quien la pare. Una vez estuvo en Pompeya y cuando salió de allí había hasta chalets pareados para entrar a vivir.

Alba y Laura se enfrentaron en un televoto. Como había empate técnico JJV dijo un “hostias, hostias” muy técnico. Cuando a un Doctor en física ha de valorar un descubrimiento sobre cuestiones gravitacionales dice “hostias, hostias”. Es más, cuando Napoleón vio que a sus tropas las combatía el invierno ruso dijo “hostias, hostias”. Bueno, dijo “hostié, hostié”.

Iván entró en plató. Este chico me cae de puta madre.

“No sé si serán los kilos de maquillaje o que no estoy acostumbrado pero te veo más guapa ahora“, le dijo a Paola, en lo que no sé si era un piropo o una forma de mandarla a la mierda de una forma elegante.

JJV, que ha salido enseñando el culo en Instagram esta semana, vaciló a Iván y le instó a dejar de enseñar el culo. Lo cierto es que los dos tienen el culo que si lo ve un esquimal pensaría que tienen las nalgas demasiado pálidas. Si el culo de Franco se lavaba con Ariel el de Iván y JJV lo lavan con lejía industrial.

Total, vamos con Laura. Habían llevado a su madre a Telecinco para el reencuentro. Como al parecer no querían que a la madre se le viera la cara y ellas dos no paraban de moverse, el cámara hacía unos planos que parecía que se ha tomado seis tripis. Era como la peli de REC. Se movía más que la escena del desembarco de Salvar al soldado Ryan. Esa secuencia habría mareado a la Bruja de Blair.

Laura no dudó en recomendar a su madre y más tarde en plató a su padre que fueran el año que viene a Supervivientes, porque “es una maravilla”. Claro, como para ella ha sido como ir a un resort con servicio de habitaciones… Laura no ganó Supervivientes pero Marina D’or Ciudad de Vacaciones lo ganaba fijo.

Yo no sé qué pasaba anoche con los micros que por debajo se oía a todo el mundo hablar. Eso parecía un locutorio. Sólo faltaba que entrara alguien a hacer unas fotocopias.

¡¡Y A LA CALLE LAURA MATAMOROS!!

OJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

OLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

En ese momento salí a la terraza en pelotas a abrir champán. Que diréis, eh, podías haber salido vestido, capullo, pero no, que se fastidien los vecinos.

También vimos el encuentro familiar de José Luis, al que fue a ver a ver su hijo con una tortilla de patata. “Es de la abuela”, le dijo el chaval. Pues teniendo en cuenta que son de Albacete y con el calor que hace, la tortilla podía tener más salmonelosis que una mahonesa de bar de carretera de los años 80.

JJV y Paola se pusieron a hablar en un momento dado de churros y porras y de mojar en una conversación que no tenía ningún trasfondo sexual de ningún tipo, ni paralelismo alguno con meterse penes en la boca ni nada.

En su entrevista, Laura dijo que “vale más una personalidad que pescar 500 peces“. Y afirmó que prefería que ganara Alba a José Luis. OH, QUÉ SORPRESA

Sí, vale más una personalidad, porque la personalidad se come.

– Joshua, niño, ¿de qué quieres el bocata?

– ¡De personalidad, maaaaama!

¿Qué queréis desayunaaaaaaaar? ¡Personalidad y nada más!

Y así.

De no haber sido por los 500 peces de José Luis la personalidad de Laura estaría famélica y con más hambre que el perro de Carpanta esperando las sobras.

“Lo mejor que me llevo del concurso es la experiencia de vivirlo y la gente que me llevo”, bueno, eso de que se lleva gente lo dirá porque ha secuestrado a algún hondureño, porque se lleva a Alba y porque no le quedaban más ovarios a ninguna de las dos.

JJV le dijo que el jueves hay una gala especial y ella respondió “ah, que no me puedo ir de vacaciones todavía“. Laura es tan trabajadora que si hubiera estado en el siglo XVIII en las protestas para reducir la jornada laboral, en lugar de ocho ahora trabajaríamos tres horas diarias y sólo lunes y miércoles.

Ya metidos en la final entre José Luis y Alba, JJV recordó que esta última estuvo a punto de irse varias veces, pero que él dijo “por mis cojones se queda”. JJV y sus cojones van a pasar unos días a Londres y Reino Unido vuelve a la UE.

En la ronda rápida de preguntas antes de la resolución he de decir que Alba se comió a José Luis. Estuvo ingeniosa y divertida como es ella cuando no se junta con alguna persona de mal fario y se convierte en Miss Jeckill con almorranas.

Los porcentajes estaban 60,9% a 39,1%.

Y como bien sabéis…

¡¡¡JOSÉ LUIS GANÓ SUPERVIVIENTES 2017!!!

Estoy muuuy contento. Se ha hecho justicia y ha ganado la persona que debía ganar. Bravo por todos aquellos que han apoyado a José Luis, ejemplo de trabajo y educación. Es una gran lección.

Y así han acabado las cosas, amigas y amigos. Por mi parte, recordaros que seguiré posteando ahora.

Y otra cosa: Gracias. Gracias por leerme y por cada mensaje que me mandáis contándome que os habéis reído o compartiendo conmigo vuestros pensamientos y opiniones. Por cada una de vosotras y vosotros existe este blog y ese chaval súper atractivo que es Gus Hernández.

¡Besos de corazón!

Y el ganador de Supervivientes 2017 es… JOSÉ LUIS

¡¡OJO!!

Lara Álvarez reta a JJV a hacer un juego de apnea con ella. Se puede liar parda.

Total, que José Luis y Laura se enfrentan a un juego de apnea. El que pierda se enfrentará al televoto con Alba.

JA JA JA

Laura empieza quejándose. “Con lo mal que se ha dado siempre”, dice. Y una vez dentro del tanque parece un experimento que salió mal.

¡JOSÉ LUIS GANA OTRA VEZ!

Laura ha aguantado bajo el agua menos que la bruja mala del norte del mago de Oz.

JAJAJAJAJAJAJAJA

La madre de Iván acosa a JJV para colocarle bien el micro, que se le estaba cayendo. JJV intenta huir para que no se la líe parda, pero la señora cuando se empeña en arreglar algo no hay quien la pare. Una vez estuvo en Pompeya y cuando salió de allí había hasta chalets pareados.

Alba y Laura se enfrentan ahora a otra expulsión. Hay empate técnico según JJV, que lo valora con un “hostias, hostias” muy técnico. Cuando a un Doctor en física ha de valorar un descubrimiento sobre cuestiones gravitacionales dice “hostias, hostias”. Es más, cuando Napoleón vio que a sus tropas las combatía el invierno ruso dijo “hostias, hostias”. Bueno, dijo “hostié, hostié”.

Iván entra en plató. Este chico me cae de puta madre.

“No sé si serán los kilos de maquillaje o que no estoy acostumbrado pero te veo más guapa ahora”, le dice a Paola, ja ja ja.

JA JA JA

Ahora JJV, que ha salido enseñando el culo en Instagram esta semana, le dice a Iván que deje de enseñar el culo que eso está mal. Y claro, Iván se lo cree y le dice que no, que no lo hará más.

Bueno, lo cierto es que los dos tienen el culo que si lo ve un esquimal pensaría que tienen el culo demasiado pálido. Si el culo de Franco se lavaba con Ariel el de Iván y JJV lo lavan con lejía industrial.

Total, vamos con Laura. Han llevado a su madre a Telecinco y va a poder verla ahora. Entra en la sala y chilla y la abraza y llora. Yo cuando veo estas cosas pienso en que esta gente vuelve de la guerra.

JA JA JA JA
Como al parecer no quieren que a la madre se le vea la cara y ellas dos no paran de moverse, el cámara está haciendo unos planos que parece que se ha tomado seis tripis. Es como la peli de REC. Se mueve más que la escena del desembarco de Salvar al soldado Ryan.

Laura le dice ahora a su madre que se vaya el año que viene a Supervivientes, porque “es una maravilla”. Claro, como para ella ha sido como ir a un resort con servicio de habitaciones…

JA JA JA

Nos dan un plano de Kiko, Alejandro e Iván en bañador rodeados de todo el mundo vestido de gala y están más fuera de lugar que un hippie con su perro en una cena con la Reina de Inglaterra.

Yo no sé qué pasa con los micros que por debajo se oye a todo el mundo hablar. Esto parece un locutorio. Sólo falta que entre alguien para hacer un giro de dinero.

OJO

Sale Jordi González que estrena programa de debate este domingo y con JJV se ponen a cruzarse chanzas que lo mismo acaban luchando en el barro.

¡¡Y A LA CALLE LAURA MATAMOROS!!

OJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

OLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

Os dejo un momento que voy a salir a la terraza en pelotas a abrir champán.

Que diréis, eh, puedes salir vestido, capullo, pero no, que se fastidien los vecinos.

Vemos el encuentro familiar de José Luis, al que ha ido a ver su hijo con una tortilla de patata. “Es de la abuela”, le dice el chaval. Pues teniendo en cuenta que son de Albacete y con el calor que hace la tortilla puede tener más salmonelosis que una mahonesa de bar de carretera de los años 80.

Eso sí, José Luis se está jamando la tortilla que da gusto.

JA JA JA

JJV y Paola se ponen a hablar de churros y porras y de mojar en una conversación que no tiene ningún trasfondo sexual de ningún tipo, ni paralelismo alguno con meterse penes en la boca ni nada.

Matamoros entra en plató.

Tras los abrazos y besos iniciales le dice a su padre que tiene que ir el año que viene. JA JA JA Se va a pasar la vida recomendando ir a la isla, porque claro, para ella ha sido una cosa fácil. Se lo va a recomendar hasta a señoras con la tensión alta. Esta chica se piensa que viene de Marina D’or Ciudad de Vacaciones.

“Vale más una personalidad que pescar 500 peces”, dice Laura, que afirma que prefiere que gane Alba a José Luis. OH, QUÉ SORPRESA

Resumen de su paso por la isla. Vete a tomar por culo, puta asquerosa, cerdo… esta muchacha podría hacer un diccionario del insulto. Laura puede ponerse a insultarte y estar tres meses sin repetir una sola expresión hiriente.

“Lo mejor que me llevo del concurso es la experiencia de vivirlo y la gente que me llevo”, bueno, eso de que se lleva gente lo dirá porque ha secuestrado a algún hondureño, porque se lleva a Alba y porque no le quedaban más ovarios.

JJV le dice que el jueves hay una gala especial y ella dice “ah, que no me puedo ir de vacaciones todavía”. Laura es tan trabajadora que si hubiera estado en el siglo XVIII en las protestas para reducir la jornada laboral, en lugar de ocho horas ahora trabajaríamos tres horas diarias y sólo lunes y miércoles.

TODO SE RESUELVE ENTRE ALBA Y JOSÉ LUIS.

“Alba Carrillo ya no es la ex de Feliciano, si no que Feliciano es el ex de Alba Carrillo”, dice JJV que le ha dicho el director, pero él añade “no sé si es exagerado”.

JJV recuerda que Alba estuvo a punto de irse varias veces, pero que él dijo “por mis cojones se queda”. JJV va a pasar unos días a Londres y Reino Unido vuelve a la UE.

“No me viene nada por Feliciano, hoy es mi día”, dice Alba. JA JA JA JA. Ole sus ovarios.

ULTIMAS PREGUNTAS

¿Quién ha sido el mejor compañero de aventuras? JL: Iván. Alba: Laura.

¿Quién te lo ha hecho pasar peor? Alba: Kiko. JL: Leticia.

¿Alguna vez has nominado bajo las órdenes de alguien? No, los dos.

¿Quién te ha caído peor? JL: Leticia. “Pues a mi también, Leticia”, dice Alba. JA JA JA “El decir la verdad siempre molesta”, dice Leti.

¿Te has arrimado a alguien por estrategia? Ambos no.

¿Te arrepientes de algo? “A veces he dicho cosas que no sentía, presa de la convivencia”, dice Alba. JL: “De no haberla tenido antes con Leticia”.

¿Tu peor error? “Cuando he perdido los nervios”, dice Alba, que no le pasa nunca. JL dice que… nada, porque no se le ocurre.

¿Qué te quedó por hacer en la isla? “Sexo, pero no se ha dado”, dice Alba. Se está comiendo con las respuestas a José Luis, se le notan las tablas. JL dice que “más cosas de superviviencia”.

Jorge, ganador del año pasado, está ya en plató con el cheque. Ese cheque que lo llevas a un banco y te sacan los de seguridad a hostia limpia.

Los porcentajes están 60,9% a 39,1%.

JOSÉ LUIS GANADOR

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

OLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN

Estoy muuuy contento. Se ha hecho justicia y ha ganado la persona que debía ganar. Bravo por todos aquellos que han apoyado a José Luis, ejemplo de trabajo y educación. Es una gran lección.

¡MAÑANA RESUMEN DE LA FINAL EN EL BLOG!

Gracias, mil gracias por estar ahí.

Os quiero mucho.

Y se queda fuera de la final de Supervivientes 2017… ¡¡Iván!!

Vamos con el primer expulsado de la noche.

SE QUEDA FUERA DE LA FINAL… ¡¡IVÁN!!

Laura está muy contenta, claro. Le da un fuerte abrazo a Iván de los que pueden dejar a una persona embarazada.

“Llegados a este punto los tres sois ganadores y para mí sois mi familia de cayo Paloma”, dice Iván. Alba le besa con pasión. Yo esta noche veo flirteos por todas partes. No sé qué me pasa.

La madre de Kiko (que se ha puesto un vestido de lentejuelas que si pasa por la pescadería del Ahorramás se lo desescaman) recibe a Kiko en el plató. Abrazo sentido entre el maromo y su progenitora. Besos sonoros.

Ahora sólo falta que le diga “¡qué delgado estás, ¿tú estás comiendo bien?”.

El caso es que los amigotes de Kiko le mantean en medio del plató como si estuvieran de fiesta en un after de Magaluf.

“¿Cómo se puede ser tan joven y tan antiguo como eres?”, le dice JJV a Kiko, que le responde que es que “eso se lleva en la sangre”, como si eso se contagiara. No, es que compartí una jeringuilla y ahora soy un antiguo. Estoy con la feministadona.

Vídeo recopilario de las antigüedades de Kiko. Destacamos y recordamos esa de “cállate la boca, porque te lo digo yo, que soy tu novio”.

Ahora en directo dice Kiko que “llegados a este punto del concurso me siento en deuda con la audiencia y tengo que hacer una confesión y te tengo que contar un secreto. Durante este tiempo me lo he callado, pero el remordimiento me puede. Las cámaras, los redactores, los de sonido están muy pendiente de nosotros y cuando salimos hay un periodista que nos acompaña… y aún así puedo decirte que lo sé todo. Gracias a Lucía, lo sé todo de todo”.

Se ha liado parda. Para demostrarlo, le cita a Leticia cosas de una entrevista que concedió cuando él estaba en la isla.

“Todo ésto me lo contó Lucía, aprovechando cosas que un cámara cambiaba una batería”, añade Kiko. “Me rompió el estereotipo de Supervivientes”, dice Kiko, que no sabe lo que es estereotipo.

“Aquí todo el mundo ha contado algo”, dice Lucía Pariente con una calma que ríete de Hannibal Lecter.

Bueno, como súper confesión ha sido una mierda como un piano, la verdad.

En fin.

¡COMIENZA EL PRIMER JUEGO!

El que la pierda estará nominado. Tienen que encajar piezas de puzzle en unas rampas para poder subirlas y encender un pebetero. José Luis va lanzado. Laura no ha puesto ni una. Se estará dejando, porque ella es la intelectual y José Luis es un inculto.

¿Sabéis por qué? Porque José Luis no va probando a lo loco como Laura, si no, que mira las pestañas, mira las piezas y las coloca. Pero eh, él es rural y Laura es una erudita que en los test de inteligencia hace que Einstein parezca imbécil.

JOSÉ LUIS GANA y pasa a la final. Ha pasado ya tantas veces a la final que no sé como no ha ganado ya.

Laura y Alba siguen intentándolo. A José Luis le da tiempo a ir a su casa, darse una ducha, hacer unas gestiones en el banco y volver.

Me encanta porque hay un cámara escondido entre unos arbustos y una jardinera. ¿Habrá plus de camuflaje en el mundo cámara? Eso lo haces en una playa y te detienen por mirón.

Total, que Laura gana la segunda plaza en la final de la final de la superfinal finalísima de los finalistas.

Ahora bigote le regala a JJV un coco que al parecer trajo de la isla. Solo le ha faltado darle una camiseta que pusiera “Estuve en Honduras y me acordé de ti”.

A Alba se la llevan a una sala a ver a su hijo. Está empanada, porque le pregunta JJV y se queda mirando a las musarañas como si las musarañas estuvieran bailando break-dance. “Ah, ¿es a mi?”, dice.

La dan una pista de que va a poder ver a su hijo y se pone a llorar desconsoladamente. “Te doy una pista, no es Feliciano”, le dice JJV. JA JA JA

“Abrid ya la puerta, lo mismo me mareo y todo”, dice y le dejan abrir la puerta. Y ya, porque el niño no puede salir por ser menor.

Entrevista a Alejandro Caracuel. Esta entrevista a estas alturas tiene el mismo interés que un documental sobre la cría y reproducción del escarabajo pelotero de lomo púrpura.

Le ponen un vídeo de su familia diciéndole que están muy orgullosos y esas cosas.

Alba sale de la sala donde está su hijo y sale con más regalos que si hubiera entrado en un bazar chino. El caso es que dice Alba que le ha dicho el niño que “su favorita es mamá y después Iván y José Luis”. Niño listo.

Volvemos con Alejandro. Dice que la que más le ha decepcionado ha sido Laura. La culpa es suya por no haber visto Gran Hermano VIP. “Pasó de decirme que la abrazara por las noches a ponerme verde y no sé por qué”, dice el muchacho.

“Creo que José Luis es el gran superviviente, me han flipado cosas que ha hecho, pero detrás de cámara no ha sido como es. A mí un día me dijo que no fuera a pescar, para que el programa se terminara antes y cosas, que eh, esto, uh…”, dice Alejandro.

Ya han despachado a Alejandro. Yo creo que él dice que sabe quién mató a Kennedy y lo mandan al sofá a los invitados igual.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Comienza la final de Supervivientes 2017 ¿Quién ganará?

¡Hola!

Esta noche sabremos quién gana Supervivientes 2017: José Luis, Laura Matamoros, Alba Carrillo o Iván.

¡¡Empezamos!!

Vemos a los cuatro en un helicóptero. Van más apretados que en el metro a las siete de la mañana. Laura tiene pinta de gustarle los helicópteros igual que tirarse por un barranco. Por favor, que alguien le diga que en Madrid no se salta del helicóptero.

JA JA JA JA

Empieza la cosa bien. JJV estaba haciendo una tierna entradilla cuando de repente le han contestado los finalistas, que le estaban escuchando, cuando no deberían.

Un detalle curioso: Iván va diciéndole cosas a Laura y ésta se ríe. La pregunta socio-psicológica que planteo es: ¿Los que se pelean se desean?

64% a 36% están los porcentajes entre Iván y Laura.

JJV lleva un traje precioso gris oscuro con líneas blancas, en un claro homenaje a las carreteras secundarias. Al salir del elevador porta platos del que siempre baja se le ha quedado en la cara una especie de paja o hilo, no sé que es, pero yo sufro mucho con esas cosas.

Primeros vídeos: Laura y Alba hablando del tiempo que han pasado en el concurso. “¿No crees que es muy fuerte que hayamos vivido tres meses en Supervivientes?”, dijo Laura.

Y en ese momento Iván, que aún no sabe que vive porque Laura le perdona la vida, dijo algo así como “¿te imaginas que ahora viene otro concursante?”. Y a Laura le sentó mal: “Siempre con el ‘te imaginas’ y diciendo ¿eh, Alba? qué rencoroso es”.

A este muchacha le sonríe un bebé y la molesta.

Total, que la última noche apareció una tortuga de mar a poner sus huevos en Cayo Paloma. Que cosa más linda. Ahora, eso pasó porque la tortuga no ve Supervivientes, porque si no, no pone sus huevos en una playa en la que hay cuatro humanos hambrientos. Bueno, y Laura, que como las tortuguitas tomen ejemplo le van a salir con una mala leche…

Ahí está Lara Álvarez. Para la final se ha puesto un vestido de cota de malla. JJV la soba y dice que tiene la piel de gallina y que raspa. Joder, Lara, cuando está nerviosa se puede frotar por una pared y quitar el gotelé.

JJV dice que este año va a dejar que los finalistas elijan el lado en el que se ponen para levantar la mano al ganador, para que no se cumpla eso de que siempre se pone al ganador a la derecha.

El último día, para irse de la isla, usaron una balsa de bambú. Lo que pasa es que remaban con menos maña que el Manco de Lepanto y si hubieran tenido que escapar de la isla con eso al cabo del tiempo algún pesquero se habría encontrado una balsa con cuatro mojamas.

Vemos el vídeo de los primeros espejos. Laura destacó que tenía mucho bigote. Iván que tenía el culo blanco y que necesitaba una peluca para su cabeza rapada. José Luis que se ha quedado “en el chasis”. Alba destacó que se había quedado sin tetas cosa que quiere corregir comiendo hamburguesas.

¿Para qué gastarse pasta en unos implantes mamarios cuando puede una comer hamburguesas? Y las señoras mayores pensando que las tetas te creían comiendo almendras. Yo he visto chicas entrar en un Burguer King con una 65 de pecho y salir con una 110 copa Z.

En la primera comida de los concursantes gritaban cada vez que se acercaban los camareros con comida. Creo que tuvieron que cambiar cada vez de camarero porque los que iban no querían volver a ir. Es como si los mandaran a dar de comer a los leones con un traje de chuletas de cerdo.

Después de comer más que un gorrino en un cubo de cebollas, Alba dijo que estaba lista para el sexo. Definitivamente a esta muchacha la llevas a un buffet libre y pillas cacho.

Los cuatro siguen en el helicóptero. En Barajas tienen que estar flipando con el tráfico aéreo. El piloto debe estar más aburrido que Paquirrín en una biblioteca.

Vamos con Kiko. No le han quitado el pelo ese que se le quedó de haber lamido un enchufe. Está en el sofá con las piernas tan abiertas que los testículos ni le rozan la banana. Se va a reencontrar con su perro Pepón. Ponerle Pepón a un perro es un acto de maltrato animal.

JA JA JA JA

Al perro le han puesto un rótulo: Pepón. Perro

JA JA JA

El pobre bicho tiene los ojos desencajados. Será adorable, pero le pones un par más de patas y puede trabajar haciendo la peli de Aracnofobia II.

“Estás muy guapa, estás guapísima, no te reconozco”, le dice Kiko al encontrarse a Gloria Camila, a la que no le han puesto rótulo, por cierto. Yo aquí veo un claro análisis lógico:

Ahora estás guapa y por eso no te reconozco, luego antes eras fea como la pezuña de un asno.

El helicóptero por fin ha aterrizado. Yo creo que más que nada porque se estaba quedando sin combustible.

Lara les recibe a pie de pista.

Laura demuestra que es la representante de la España intelectual: JJV le pregunta como está y dice “no sé, muy nerviosa”. Joder, ese discurso no lo da ni Miguel Hernández con un guión.

¡¡CAMBIO DE POST!! ¡¡CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!

El análisis que necesitas leer antes de la final de Supervivientes 2017

Los finalistas de Supervivientes, cada loco con su tema.

¡Hola a todas y todos!

Bueno, a ver, eso de que necesitáis leer el análisis es muy relativo, lo sé y… ¡Pero qué digo, claro que sí, lo necesitáis! ¡Os va la vida en ello! ¡El fin del mundo se acerca! AAAAH

Bueno, mucho mejor ahora que unos amables señores me han llevado a una preciosa habitación con las paredes acolchadas desde donde ahora os escribo.

En fin, voy a hacer un repaso de los cuatro finalistas de Supervivientes 2017 con sus pros y sus contras para que cada uno decida quién quiere que gane. No, no es objetivo, ni notarial, ni imparcial. Es mi punto de vista, que como todos sabemos, es el mejor.

¿Sí, cómo? Ah, me informan por el pinganillo de que soy un pringado y que puedo meterme mi punto de vista por donde las vacas dan a luz a las catalinas.

Laura Matamoros:

No podíamos empezar sino por la que fue la ganadora de Gran Hermano VIP. Es la concursante más discutida, más que nada porque esa es su actividad favorita: discutir. De hecho, es su única actividad. La NASA la ha llamado para estudiar los efectos en el cuerpo humano de la inactividad prolongada. De hecho, Laura se ha movido tan poco que podría hacer viajes interestelares a millones de años luz sin tener que dormir ni nada.

Es tan vaga que si hubiera salido en la escena de El Señor de los Anillos en la que Gandalf grita ¡Corred, insensatos!, ella se habría quedado sentada y que fuera lo que dios quisiera.

La primera mitad del concurso se la pasó intentando imitar a una palmera, solo que las palmeras se mecían y ella ni eso. Hubo un breve período en el que pensé que lo mismo hasta me caía bien, que había cambiado, pero era un espejismo. Pronto sacó esa vena macarra y esa forma de gritar que podría romperle el tímpano a una estatua de mármol.

Empezó con mal pie con Alba Carillo, pero la modelo ha acabado siendo su mejor aliada. Comparten muchas inquietudes, si inquietudes significara más defectos que Cuasimodo después de pasarle por encima una trilladora. Tiene dos archienemigos: José Luis e Iván. A José Luis le odia porque es su rival para el premio y a Iván… bueno, es que Laura así de primeras odia a todo el mundo.

Cuando el nivel de insoportabilidad de Laura Matamoros pasó de O se calla o me meto un ermitaño en cada oreja a Cristo Bendito, voy a inventar el bozal para humanos y le voy a regalar uno, recibió una carta de su padre que contenía más instrucciones que un mueble del IKEA.

A pesar de que Laura cree lo contrario, que gracias a ella José Luis está en la final, en realidad ella está allí gracias al cocinero, primero, porque pescando, haciendo fuego y demás tareas ha evitado que ella muriera y gastara una sola caloría y segundo porque su concurso ha girado en torno a poner a parir a José Luis.

Sería una injustísima ganadora.

José Luis:

¿Os he dicho ya que José Luis es quien quiero que gane?

José Luis se ha encontrado en la isla con cuatro problemas fundamentales. El primero, que no se expresa con la misma facilidad que el resto de concursantes. Además, cuando se traba se le acentúa el acento y necesitas a un traductor de suajili para saber qué leches está diciendo.

El segundo es que tiene educación y eso en la isla se le ha entendido poco. ¿Cómo, una persona que no insulta y es impertinente diciéndotelo todo a la cara? ¡Hasta dónde vamos a llegar! Y es que la generación de Laura (pero también de muchas otras y otros en el concurso) confunden la sinceridad con la mala educación.

En un mundo en el que se deberían decir cosas como “hola, no te conozco pero me das más asco que rebañar la taza del váter”, así sin agua caliente, José Luis no encaja.

En tercer lugar, José Luis ha pecado de sereno. Es verdad que ha neutralizado mucho a Laura no entrando al trapo de sus insultos (ella llegó a llamarle “valiente hijo de la gran puta”) pero tampoco se ha defendido todo lo que debiera.

El cuarto problema es que de pequeño se cayó en la marmita de las pilas duracell y no se para nunca. Si hubiera tenido ingredientes, habría hecho el pescado (que él pescaba) en una deconstrucción esferificada con aroma de alta mar y guarnición de alga en pipirrana. Pero antes habría construido al rededor una cocina reproducción exacta de la del Bulli.

En cualquier caso ha sido trabajador, compañero, generoso y superviviente. Si alguien piensa que no da juego como concursante de reality sólo tiene que ver cuántas veces se ha pronunciado su nombre.

Alba Carrillo:

Si hay alguien que a estas alturas puede ser una alternativa como ganadora a Laura o José Luis, ésa es Alba.

La modelo se ha caracterizado por tener más cambios de carácter que el doctor Jekyll inflado a hormonas. Comenzó el concurso de la mano de su madre, que es una señora que tiene la misma empatía por el resto de seres humanos que un cocodrilo por un impala. Alba fue al rebufo de su madre, lo que provocó que tuvieran broncas de padre y muy señor mío hasta con los miembros de la organización.

Y cuando Alba y su madre discuten es un gusto verlo. Los generales del ejército de Corea del Norte hacen sus prácticas en casa de Alba y su madre para ver cómo se montan las guerras. Aún no se sabe cómo, pero durante una de sus broncas apareció un autobús de japoneses que venían a ver el espectáculo. Son como un tablao flamenco de las discusiones.

Alba y su madre han amenazado tantas veces con irse del concurso que el día que no lo hacían los de la organización iban a ver si había pasado algo.

Después de que a su madre la echara la audiencia Alba mejoró bastante. Ha sido divertida y gamberra, lo que ha dado muchos momentos de risas. Además, es la típica que en los campamentos sacaba el tema picantón y hacía preguntas incómodas sobre sexo.

Eso sí, también ha sido vaga y se ha pasado doce millones de pueblos con José Luis, al que ha machacado y muchas veces por cosas más falsas que las extensiones de Leticia Sabater. Me provoca sentimientos encontrados, la verdad.

Iván:

El orgullo tronista, el representante de los cachitas que no necesitan más que claras de huevo, pollo y sudor de otro tío cerca para ser felices. Nadie daba un duro por él, más que nada porque es de esos concursantes que entran de relleno, pero ahí está, en la final.

Ha sido el gran amigo de José Luis y se bañaron en pelotas el uno junto al otro. No hay nada que una más a dos hombres que tener sus penes flotando libres a menos de un metro de distancia. Es verdad que con el reflejo y el fulgor blanco de sus culos destruyeron un satélite espía chino, pero oye, ellos qué sabían.

No ha sido precisamente el más generoso. Es más, Iván mira tanto por sus intereses que los lleva implantados en las córneas. Sólo dejó que le raparan el pelo a cambio de comida y después de pensárselo mucho, porque es de los que si el diablo les diera a elegir entre llevarse su alma o su pelo, ellos se irían del encuentro colocándose el tupé con la mano.

Fue amiguito del otro modelín del concurso, Alejandro Caracuel, pero mientras Alejando ha acabado sus días en la isla muy desmejorado (y cuando digo desmejorado me refiero a que si pone la mano con la palma para arriba le echan monedas) él ha conservado su estética de trampa para chonis.

Y aquí estamos. Han sido cerca de tres meses de un Supervivientes muy bueno, lleno de grandes momentos y muy equilibrado de broncas, risas, amoríos, buenos y villanos. ¡Os recuerdo que podéis seguir la gala en directo en este mismo blog y que el viernes habrá resumencito, como siempre!

¡Besos!

Los pezones de María Lapiedra se convierten en protagonistas de Supervivientes

María Lapiedra y sus dos piedritas.

Madre mía.

A estas alturas del siglo XXI me flipa que aún hablemos de unos pezones. Si además son los pezones de María Lapiedra, que otros no sé, pero los suyos han salido por la tele más que Jordi Hurtado, pues aún me flipa más. (Aún recuerdo a Kiko Hernández corriendo detrás de ella en topless por todo el plató de Sálvame).

El caso es que anoche en Conexión Honduras María Lapiedra, que como todos sabéis ha sido actriz porno, fue a la gala con una blusa más transparente que opaca. Y claro, se le veían tanto los pezones que como lo vea la Guardia Civil los homologa para hacer señales en carretera.

Bueno, la cosa no iba muy mal hasta que a Lidia Lozano, que se puso en plan antigua se quejó porque María estaba detrás de ella y cuando la enfocaban salían los pezones mirando su espalda fijamente.

María reveló entonces que se había puesto un poco de celo en los pezones para taparlos, pero claro, el celo es transparente y es como si yo salgo a la calle con el calabacín al aire pero tapado con film transparente.

Así que Sandra Barneda, entre descojonada e indignada quiso echarla del plató, pero la dirección del programa decidió que unos pezones decoran más en un plató que las bolas de navidad en un abeto y se marcaron un #FreeTheNipple.

NOTA: Para ponerme a parir podéis hacerlo en Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández / Instagram: GusHernandezGH

En otro orden de cosas, los finalistas están ya con un pie en España, pero antes pasaron algunas cosillas.

Después de volver de la gala del jueves eso eran todo alegrías. Si la guerra de Troya hubiera tenido finalistas, los troyanos y los aqueos se hubieran ido de fiesta en lugar de ponerse a quemar la ciudad.

Una hora antes, Laura y Alba habrían metido una cobra venenosa en la cama de José Luis, pero al regresar eso era un sinfín de buenos rollos. “Me coge hasta el saco y todo, madre mía, qué caballerosidad“, dijo Alba, que poco antes había llamado machista al cocinero. ¿Habéis visto ese resplandor? Era la coherencia de Alba al estallar.

Pero no sólo hubo cariños entre ellos y ellas. José Luis se arrancó a darle un beso a Iván, pero entre que éste es más alto y que iban andando, José Luis casi le come el sobaco al tronista. Y después de tres meses sudando y sin ducharse el sobaco de Iván debe parecerse mucho al culo de una vaca.

Iván, que siente una especie de orgullo tronista y que no se esperaba estar en la final ni de coña, dijo que le va a llevar “un ramo de flores a la Virgen de las Viñas“. Lo mejor hubiera sido que le llevara un móvil para que pudiera votar.

Laura hizo un pequeño alegato diciendo que “todos los que estamos aquí, hayamos hecho un poco más o un poco menos, lo hemos hecho de puta madre porque hemos llegado aquí”. JA JA JA JA

De hecho, ella y Alba reconocieron poco después entre risas que han sido “las vagas de la edición”. JA JA JA Qué risa, qué simpáticas, que majas.

 really anchorman ron burgandy GIF

“Sois parte de esta experiencia así que siempre os llevaré en el corazón“, dijo Alba. Joder con el síndrome de Estocolmo. Los ha odiado y puesto a parir al máximo, pero ahora les llevará en el corazón. Es como si Harry Potter le cogiera cariño a Voldemort porque es parte de su experiencia.

– Oh, has matado a mis padres, me mutilaste la frente, te has cargado a la mitad de mis amigos y has intentando esclavizar al mundo, pero como eres parte de mi experiencia te llevaré en el corazón.

La reacción más sorprendente fue la de las chicas, que de odiar con una profesionalidad que parecían licenciadas de Odioxford pasaron a ser la simpatía personalizada. Qué elogios le echaban a José Luis, que (cómo no) preparó la cena.

Por otro lado, Laura piensa que no va a ganar. “He ganado ya un reality a la gente no le gusta que ganes dos realities“. Um… en primer lugar creo que lo dijo un poco por dar pena y además no debe haber visto mucha tele porque Yola Berrocal y Pepe Herrero han ganado cada uno dos realities.

¡Se acerca la final amigas y amigos!

El infame comportamiento de Laura Matamoros y Alba Carrillo en la semifinal de Supervivientes, que ya tiene finalistas

Laura Matamoros, retorcida y José Luis, que son uña y carne.

Hola a todas y todos.

La gala de anoche nos dejó un sabor agridulce. Agrio por… bueno, por Laura Matamoros sobre todo, que se acerca a una tarta y la convierte en un chorreante montón de pepinillos en vinagre y dulce porque José Luis e Iván tuvieron todo lo bueno que merecían.

Esta chica camina por un campo de tulipanes y según va pasando ella se marchitan y crecen cardos borriqueros. Y Alba… en fin, esta muchacha, que puede ser muy divertida cuando quiere, se junta a otra persona y es como la invasión de los ultracuerpos, adopta su personalidad echando leches.

Pero no os cuento más, ¿por no hacer spoiler? No, porque si no no os tragáis el resto del rollo del resumen y eso está muy feo.

Antes de nada, ¿os he dicho alguna vez que se puede llegar al éxtasis e incluso al orgasmo vasto y basto si se me sigue en redes sociales? Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández / Instagram: GusHernandezGH

Bien, una vez hecho el autobombo de rigor, vamos con el resumen.

Lo primero que vimos es que Lara Álvarez se había puesto un biquini homenaje a Xena la Princesa Guerrera, que cuando yo era más joven nunca sabía si me molaba o me daba miedo. Me gustaba más su compañera la rubita, que no tenía pinta de darte una hostia y quitarte el sarro de los dientes por la vía de dejarte sin dientes donde acumular sarro.

En la palapa y en los vídeos el único empeño de Laura y Alba fue poner a parir a José Luis, pero ponerle a parir que parecía del Opus, para cuando acabó el programa el hombre tenía unos quince hijos. Y más adelante lo veremos: las dos cayeron muy bajo en su campaña de desprestigio.

“Alba y yo avisamos semanas atrás de que al final del todo eso sería una lucha de katanas entre ellos“, dijo Laura en directo, por las discusiones entre Iván y Alejandro. Es una experta en manipular hechos, porque en realidad el único problema es Alejandro y si nos ponemos así, Laura y Alba tampoco es que hayan sido Bonnie and Clyde.

El amargor es lo mío. (Foto: Spreadshirt)

Pero es la forma de destacar de Laura, en lugar de brillar, de ser alegre, intenta que todo el mundo se vaya con ella al pozo del amargor. De hecho, si Laura Matamoros estuviera ahogándose y le dieras la mano para ayudarla, en lugar de intentar salir te arrastraría con ella. Es el Laura way of life. Me voy a hacer una camiseta con esa frase y el dibujo de una endivia.

NOTA: Antes de seguir, he de decir que aunque Alba la ha cagado mucho me gusta más que Laura de largo, porque Alba sí ha dado juego, ha sido divertida a la par que histérica y se ha abierto a la audiencia y a sus compañeros.

Y ahora pasamos a analizar algunas de las frases que Laura y Alba han pronunciado:

Prefiero ser vaga y ser buena persona“, dijo Laura. Pues en tu caso sólo se da una de las dos cosas. Y trabajar no has trabajado mucho, que tienes los músculos nuevecitos. Laura se pasa tanto tiempo tumbada que puedes vender sus articulaciones en Wallapop y poner que están a estrenar.

“Si hay dos gafas, unas buenas y unas malas y ellos cogen primero las buenas no vas a salir a ahogarte”, fue la excusa de Alba para haberse tocado el mismísimo como si se le hubiera perdido algo dentro. Todo lo de José Luis es malo, menos la comida que me trae, esa me la zampo.

“Ya no voy a comer más pescado que pesques tú”, le dijo Laura en directo a José Luis. JA JA JA JA eso lo dice el día que vuelven a Madrid. Qué muestra de amor propio y orgullo de Laura, ¿eh?

“Eres una crack, porque si estando tumbada todo el día has llegado a la final…”, le dijo Alba a Laura, ja ja ja ja es una genia, básicamente le ha clavado un puñal que era casi una lanza, pero haciendo ver que le echaba un piropo.

“Ha ayudado a los demás, es sociable…”, definió en directo Alba a Laura Matamoros. JA JA JA Sí, ha ayudado a los demás a encabronarse y lo de sociable… bueno, si llevas unos auriculares que filtren los sonidos urracos… lo mismo te sociabilizas con ella. Y es que es fácil caerle bien a Laura, sólo tienes que hacerlo a lo perro: si al conocerla la olisqueas el culo y se lo lames, entras en su círculo.

“Nosotros comiendo la comida sin sal porque está malito y luego se come un burro por un pie”, dijo Alba. Claro, cuando no le dieron pizza y se la comieron ellas solas lo hicieron para que no le diera el cólico. Y ojo, porque una de las cosas que dice Alba que no puede comer José Luis es chocolate, que claro, lleva mucha sal.

Laura y Alba se pasaron la gala diciendo cosas malas de José Luis, pero siendo incapaces de poner un solo ejemplo de esas cosas malas. Una de sus críticas es que José Luis habla mal de ellas a sus espaldas. Número de vídeos de Laura y Alba insultando a José Luis a sus espaldas: 1.234.345. Vídeos de José Luis insultándolas a ellas: 0. Sí, JL ha dicho cosas que no le gustan de ellas. ¿Eso no lo hace nadie o sólo José Luis?

Y llegó un momento muy de vergüenza ajena. Pero ajena que se expandió como una onda por el planeta, sólo os digo que un esquimal que estaba en Laponia anoche de repente sintió una vergüenza que casi se caga encima.

Laura leyó un fragmento de las instrucciones, perdón, la carta que le dio su padre sobre el concurso: “Como te comenté antes de la partida, la victoria puede ser una derrota íntima si se acompaña de actitudes indeseables. En este sentido debes entender que, tanto en el día a día como en el concurso, el respeto, la solidaridad y el agradecimiento son indispensables en nuestras relaciones con los demás”.

Con eso Laura pretendía avergonzar a los demás y darles una lección. “Aquí hay poquita educación, que me llamen vaga por no pescar, cuando llevo aquí desde el primer día”, dijo y se echó a llorar. JA JA JA JA JA JA JA JA JA La propia Laura describe sus méritos: estar. Fin.

Qué arenga. Con ese discurso Laura ha hecho del mundo un lugar mejor. Que no la llamen para protagonizar Braveheart 2, leyéndole la carta de su padre a las tropas.

“Ese discurso aplícatelo tú”, le dijo a continuación Iván cuando Laura intentó interrumpirle mientras él hablaba y añadió: “me dejas hablar o tienes que leer otra vez la carta de tu padre para aplicarte lo de la educación”. ZASCA

 black people wasted thug life ooooh GIF

“A este señor que le he metido yo en la final”, dijo Laura de José Luis. Ja ja ja ja ésta es la última. Laura Matamoros inventó el fuego, la rueda, la penicilina, internet, salvó a unos gatitos de un incendio y ha metido a José Luis en la final. ELLA.

En lo que se equivoca José Luis y se equivocó durante la gala es en que le daban la palabra y no quería responder a Laura y Alba, en lugar de ponerlas en su sitio. Pero es que José Luis no tiene la facilidad de palabra de ellas y en eso está en desventaja.

Para Laura es inaudito que alguien no quiera discutir por discutir, porque claro, esa es su única virtud, la única cosa que sabe hacer y si José Luis no lo hace y no entra al trapo le deja el culo torcido. Se le cortocircuita la cabeza cuando le pones delante a alguien que no quiere vocear.

“A ti lo que te tiene que valer es cómo seas tú, no un cheque de 200.000 euros, que ellos van a por el cheque“, dijo Laura. JA JA JA JA No, Laura Matamoros no va a por el premio, ella va porque quería bañarse en el caribe. Laura Matamoros, participando gratis en realities desde 2016. Lo mismo esta mujer compra cupones de lotería y luego los quema. Porque ella no quiere premios.

En la gala hubo dos cosas que vimos en los vídeos pero que no se aclararon durante la gala y debió hacerse: Alba acusó a José Luis de haberla empujado en una prueba de recompensa (lo que, por otro lado, estaba permitido) y vimos el vídeo que demostraba que no. Y Laura y Alba le acusaron de comerse un coco por la noche y también era mentira, pero tampoco se aclaró. Lo suyo hubiera sido que JJV les hubiera dicho: “hemos visto los vídeos y estáis equivocadas”.

Y es que las dos decían cosas como “cuando él dice cosas malas” o “hace cosas malas”, “no pide perdón”, pero no ponían ni un solo ejemplo de esas cosas. Y es muy atrevido por parte de Laura decir eso, cuando ella ha llamado a José Luis “valiente hijo de puta”.

Coherencia: Laura sería capaz de salir de atracar una farmacia y ver a una señora con un lápiz del IKEA y regañar a la señora por robar el lápiz.

Me has llamado vaga y me has dicho que como gracias a ti“. Ese es todo el argumento de Laura Matamoros contra José Luis. Y las dos cosas son verdad, pero ella pretende que le pida perdón.

“Me menosprecias y dices que no sé coger una sartén y por eso no me has pedido perdón”, dijo Alba. José Luis le recuerdó que se lo pidió el martes pasado y Alba dijo “pero no salió de ti”. Tócate los perendengues Mariloli.

Y LLEGÓ EL MOMENTO DE DESVERGÜENZA MÁXIMA

Como se les veía el plumero de lejos, las dos recurrieron a algo de verdadero asco: usar de forma interesada el tema del machismo.

Hay mujeres que mueren por el machismo, mujeres que se parten el lomo todos los días para no dejarse pisar por ese tema e infinidad de gente luchando por concienciar y ellas lo usaron para atacar a José Luis, porque sí.

En medio de una discusión Laura dijo “a partir de ahora me voy a quedar callada, como tú” y José Luis respondió “ojalá”.

Y de eso, Alba dijo en directo: “sí, las mujeres calladitas y en la cocina“, a lo que Laura añadió “eres un machista…“.

SE LES DEBERÍA CAER LA CARA DE VERGÜENZA POR USAR EL MACHISMO DE ESA FORMA. Menos mal que ellas no quieren el cheque, ¿eh?

El acoso y la manipulación de estas dos concursantes es vomitivo. Quien se crea sus mentiras y su forma de retorcer las cosas es porque quiere.

Uf… qué cabreo, de verdad.

Vamos con Kiko:

Según se fue de la casita del árbol María Lapiedra Kiko dijo que habría preferido pasar la semana solo, porque María es “espesa e infantil”. JA JA JA lo que le pasa es que después del pollo que le montó Gloria por estar de risas con Oriana no ha querido ni mirar a María. Cuando vuelva de Honduras Kiko se va a comprar unas correas con anteojeras como los caballos para no poder mirar más que hacia Gloria Camila.

Vimos un vídeo suyo en el que decía que ve a Gloria como la madre de sus hijos. “Mis hijos no se lo van a creer que le diga que le pedí matrimonio a su madre aquí y que comíamos los cangrejos crudos y llovía y estábamos a la intemperie, nos dirán que estamos locos”, dijo.

JA JA JA

Los hijos les dirán que qué cojones les están contando, que ni que se hubieran quedado aislados en el puto Amazonas rodeados de cocodrilos.

Total, que Kiko lloró emocionado. O eso o se había aplastado un testículo con la mesita de nominar de la palapa. No sé. Me encanta cuando pasan estas cosas y te ponen de fondo musiquita lacrimógena de esa que da igual que estés viendo un monólogo de risas, te pones triste.

Uno a uno, los concursantes fueron entrando en la palapa y encontrando a Kiko. Todos le recibieron bien, pero me da que en fondo se estaban cagando en todo lo cagable porque les saliera otro rival a las puertas de la final.

JUAN MIGUEL ENTRÓ EN PLATÓ

Con sus santísimos cojones, que sabemos que son como dos melones con pelos porque amablemente los ha enseñado en la isla, entró con un bañador solamente. Bueno y con una especie de camiseta de rejilla que es la última moda en Horterilandia.

JA JA JA

Juan Miguel, mi héroe. (FOTO: TELECINCO)

Pero eso no es todo: meneó la cadera y se le cayó y debajo… ¡¡Llevaba el bañador de leopardo!! Qué puto amo. Eso se lo copio y a la próxima disco que vaya me subo a la tarima y lo hago. Me van a lanzar bragas y calzoncillos a cascoporro.

UM… venga, si llego a 10.000 seguidores en Twitter lo hago. Es una promesa.

JJV le preguntó a Juan Miguel por el tema del deseo sexual en la isla. “Me levantaba así, con el rabo empalmado por la mañana“, nos contó Juan Miguel, y JJV salió espantado a la otra punta del plató. Pues no haber preguntado…

Si dormís junto a Juan Miguel y veis que son las diez de la mañana y no hay luz no es que no haya salido el sol, es que lo está tapando él con su erección.

Y llegó la parte más dulce de la gala. Alba llevaba una camiseta sobre el karma y el karma se puso a hacer su trabajo a base de bien.

En primer lugar, José Luis ganó las sucesivas pruebas de líder, así que llegó a la final inmune y fue el primer superfinalista. Y en segundo lugar, porque el cuarto que se metió en la final fue… ¡¡¡IVÁN!!!, que derrotó a Kiko en el duelo final.

Imágenes de Laura y Alba después de eso:

 explosion mind bomb mind blown nuclear GIF

Tres declaraciones de compañeros de José Luis en el plató:

Bigote Arrocet dijo que para él el ganador es José Luis. Una persona sensata. Se oye de fondo decir a Leti “para mí no”. Que a Leti no le guste José Luis dice muchas cosas buenas de José Luis.

“Para mí José Luis la mejor persona, una máquina, el ganador de Supervivientes este año”, dijo Eliad. OLE.

“Con José Luis no he tenido un problema nunca“, dijo Juan Miguel.

Vídeo guarrón: Alba, Laura y Alejandro hablando de cochinadas.

¿La pilila adelgaza? ¿Y los huevos?“, le preguntaba Alba a Alejandro. Una cosa os digo, si el pene engordara cuando uno engorda, no había un solo tío delgado sobre la faz de la tierra. Porque da igual lo grande que la tengas, un poco más nunca viene mal.

“Creo que los tienes más gordos porque tienes más semen acumulado de no tocarte“, respondió Alejandro, que debe tener los huevos ya como camiones cisterna, que sólo le falta el logo de Central Lechera Asturiana a los lados de cada huevo.

NOMINACIONES: Nominado por el grupo, Iván. Nominado por el líder (José Luis): Laura. Así que Alba también llega a Madrid el jueves sabiendo que no se la juega antes de la gran final.

Y la gala terminó con el tradicional vídeo de los trabajadores que hacen supervivientes. En esta edición ha habido 40 galas y 80 resúmenes diarios. No sabéis el curro que eso. Yo que he estado allí, en Honduras, viendo cómo se hace Supervivientes os digo lo mucho que curran, lo duro que es el trabajo y lo bien que lo hace el equipo de Supervivientes. BRAVO.

Creo que ésta imagen lo resume bien:

Y se acabó lo que se daba, amigas.

Sólo puedo decir… ¡¡JOSÉ LUIS GANADOR!!

¿Quiénes son los finalistas de Supervivientes 2017? Éstos son los nombres

Bueno, estamos cerca de saber quiénes son los finalistas que irán a la gala (que la semana que viene será ya en Madrid).

Vamos con la prueba de líder, pero antes, JJV recuerda que es la penúltima prueba de líder.

Está empeñado en hacer que Lara llore.

La prueba consiste en sujetar con las manos un cilindro atado a un saco con peso. Hay que conseguir que el cilindro no gire para que la cuerda atada al saco no haga caer un cubo de agua.

Los sacos pesan un 40% del peso del que lo sujeta, así que la cosa está equilibrada. Como la cosa se alarga, les piden que suelten una mano.

Laura se rinde, pero sale corriendo, así que no le cae el agua encima. Hasta en eso tiene mal perder.

Como ni Alba ni José Luis sueltan, los dos consiguen la misma ventaja para la prueba de líder final.

Ahora los que se juegan el paso a la final hacen sus alegatos finales. La verdad es que son igual de originales que ir a una boda con un traje oscuro.

Hay dos concursantes que están “luchando duramente por meterse en la final y otro que se ha quedado muy descolgado”, dice JJV, o sea, Iván y Kiko y luego Alejandro.

Y prueba definitiva de líder.

Tienen que girar unas piezas para mostrar un color asignado a cada uno. Una especie de tres en ralla. ¡GANA JOSÉ LUIS!

Segunda ronda. José Luis lo hace mejor, porque a la que gira su pieza gira también la de Alba, así que ¡¡JOSÉ LUIS LLEGA INMUNE A MADRID Y ES EL LÍDER!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Laura y Alba encontrarán algo por lo que quejarse y que José Luis haya hecho mal.

Total, que JJV se emociona, se ha ganado a pulso estar ahí y se ha ganado a pulso GANAR.

Vídeo: Laura y Alba, que saben que sus vídeos son todos de mal rollo, cantando y bailando “vivir así”, al fondo, se ve a José Luis currando. Pero ojo a la cara de Laura, que bailaba y cantaba que parecía que le estaban apuntando con una escopeta desde detrás de la cámara.

Un rollo “tengo que hacerlo porque no hay más remedio” que no podía con ello.

TOMAAA, Bigote Arrocet dice que para él el ganador es José Luis. Una persona sensata. Se oye de fondo decir a Leti “para mí no”.

“Para mí José Luis la mejor persona, una máquina, el ganador de Supervivientes este año”, dice Eliad. OLE.

Vídeo guarrón.

Alba, Laura y Alejandro hablando de cochinadas. Alejandro diciendo que le vio el culo a Laura y Alba pregun

“¿La pilila adelgaza? ¿Y los huevos?”, le preguntaba Alba a Alejandro. Una cosa os digo, si el pene engordara cuando uno engorda, no había un solo tío delgado sobre la faz de la tierra. Porque da igual lo grande que la tengas, un poco más nunca viene mal.

“Creo que los tienes más gordos porque tienes más semen acumulado de no tocarte”, respondió Alejandro, que debe tener los huevos ya como camiones cisterna, que sólo le falta el logo de Central Lechera Asturiana a los lados de cada huevo.

ALEJANDRO EXPULSADO.

Bueno, nada sorprendente.

Y EL SEGUNDO EXPULSADO ES… ¡¡KIKO!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

ZASCA PARA LAS DOS MALAS

FINALISTAS DE SUPERVIVIENTES: JOSÉ LUIS, LAURA, ALBA E IVÁN.

Ja ja ja ja la camiseta de Alba del Karma no puede ser más apropiada. Toma karma.

NOMINACIONES: De aquí saldrán dos nominados, uno del grupo y uno del líder.

Iván nomina a Laura, Laura a Iván, Alba a Iván. Así que IVÁN NOMINADO DEL GRUPO.

José Luis nomina como líder a LAURA.

Y eso hace que Alba sera finalista también. O súperfinalista o como sea. Anda que ha dudado en abrazarse a José Luis. El machista malvado.

JA JA JA JA JA

Lara casi tiene que sacar a los finalistas a hostias de la palapa.

Y despedida de la palapa. Lara se emociona y dice que no quería llorar, pero sí, llora. Y van apagando la palapa mientras ella habla. Pero llora más, porque claro, le han puesto un discurso que si lo tengo que leer yo también lloro.

Nos recuerda que ha habido 40 galas. Joder.

Y se apaga la palapa. Y Lara recorre todos los sitios donde están los currelas de Supervivientes. Esto me encanta. Yo que he estado allí os digo lo mucho que curran, lo duro que es el trabajo y lo bien que lo hacen los trabajadores de Supervivientes.

Y se acabó lo que se daba, amigos.

Mañana, como siempre, resumencito de la gala. A ver cómo me las apaño para que tenga algo de gracia…

¡Un beso a todas y todos!