Pillan a la madre de Alejandro Albalá en directo “haciendo unos gestos feísimos a la cámara” en Supervivientes

La madre de Alejandro Albalá ya demostró en el pasado que cuando se meten con su hijo se pone un pelín nerviosa. Los profesores que suspendían a Albalá tenían que salir del colegio por las alcantarillas para no cruzarse con su madre.

Pero ella, que anoche entraba por videoconferencia, pensaba que no se la veía cuando se puso a hacer a la cámara unos gestos más feos que Cuasimodo después de meter la cara en una licuadora. Pero la pillaron, claro, porque se la estaba viendo en plató. La discrección echa persona. Volveremos sobre eso más adelante.

Ahora… ¡¡SEGUIDME EN REDES Y OS QUERRÉ!! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow. 

Nada más empezar Jordi González se hizo la picha un lío. Pero un lío que tenía el pene que parecía un tutorial de nudos marineros. “Nadie es perfecto, usted que me está viendo… quizá sí”, concluyó Jordi, que piensa en los espectadores y se le vienen a la mente seres de luz virtuosos. Dios creó el mundo y a dios lo crearon los espectadores, en el Evangelio según San Jordi.

“Vamos a borrar esto y empezamos de nuevo”, dijo Jordi, que no sabe que está en directo. Espero que Jordi González nunca haga teatro, porque se va a desorientar cuando no oiga lo de “corten”.

“Mientras nos van despellejando en redes sociales por esto que me ha pasado…”, dijo el presentador resignado. Y tiene razón, porque así son las redes sociales con el despelleje. Yo cuando quiero pelar tomates no los escaldo, les hago una cuenta de Twitter.

El martes Omar se va a ver con Anabel Pantoja. Jó, qué ganas de ese reencuentro. Me dan a elegir entre ser devorado por leones con la rabia o ver el encuentro y me echo sal para que los leones no me encuentren soso. Así de ganas tengo.

“Esta noche Palito y Lola podrán hablar con sus madres, las auténticas, las genuinas”, dijo Jordi, porque debe ser que las dos son adoptadas y en realidad son hijas de señoras que las abandonaron en un convento y esta noche las van a conocer. Imaginaos que descubrís a los 30 años que vuestra madre es de mentira.

– Mamá, ¿por qué eres tan poco habladora?

season 1 premiere GIF by Jersey Shore Family Vacation

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un moñito en la cabeza que parecía la tapa de una tetera. El biquini era de un color verde semáforo. ¿De la luz del semáforo? No, del color del que los pintan.

Juego

La recompensa eran natillas. Iban a comer todos, lo cual hace que como prueba de recompensa deje mucho que desear. Tú vete a una clase y diles que todos van a aprobar. No estudia ni el libro.

La cosa es que tenían unas angarillas sobre los hombros, de dos a dos, en medio de la cual había un aro metido en un palo, sobre el cual había otro en equilibrio. Debían intentar no moverse para no derribar el palo suelto con el aro.

Lo que resultaba era un montón de gente poniendo el culo de pollo, como si hubieran comido todos de la misma ensaladilla en mal estado y quisieran abrir la gran presa de las cacotas.

En un momento dado les dijeron que cerraran los ojos. Fijaros si Gianmarco los tenía cerrados que hasta parpadeaba.

Ganaron Albalá y Sajen por descalificación de Olga, que había tocado con el pie donde no debía. Ella, humilde, dijo “no me digas que la estoy tocando, porque no la estoy tocando”.

Jordi invitó a Marta López y Lidia Lozano a comentar mientras hacían sentadillas. Jordi González había sido poseído por el espíritu de un entrenador personal sádico.

Tengo canela y sé que la líbido está un poco baja, ¿queréis que eche un poco?”, les dijo Lara, que es muy de provocar orgías con especias. ¿Sabéis la expresión ‘éramos pocos y parió la abuela? Pues fue Lara Álvarez una vez que entró en una residencia de ancianos con un bote de canela.

SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII dijeron todos, que querían canela. Madre mía, qué noche de pajas se viene.

Tenían que beber de los cuencos sorbiendo y el sonido era como de un concurso de satisfyers. Qué succión. Te hacen un cunnilingus y se te mete el culo para adentro.

Ver a Albalá metiendo la barba llena de mierda en sus natillas era la mejor manera de no volver a comer natillas.

“Si queréis chuparos mutuamente os dejo”, les dijo Lara a todos, y todos dijeron NOOOOOOOOOOOOOO. La canela no funcionó. La próxima vez les espolvorean viagra.

Al hermano de Gianmarco, Luca, en el plató lo tienen acosadito entre las colaboradoras. Yo creo que el muchacho va allí y se siente como un filete en la jaula de los tigres.

Vídeo:

Tuvieron comilona. Albalá pretendía que Olga, que estaba repartiendo las patatas fritas, las repartiera una a una y no a puñados, como estaba haciendo. No os comáis nunca una paella con Albalá, porque os pide que tengáis el mismo número de granos. Hay quien se lleva a la mesa las servilletas y luego está Albalá, que se lleva la báscula de precisión.

“No empecéis que quiero disfrutar, creo que deberíamos hablar un poco y disfrutar, que se me quitan las ganas”, dijo Melyssa que es muy de preliminares y los demás estaban yendo al grano. Melyssa se pensaba que eso iba a ser como una cena en Baquinjan Palas.

Y apareció una Disco Móvil, que era una barca con un chiringuito con música. La calidad de la sesión estaba a la altura de Kiko Rivera pinchando en un váter con un walkman.

El caso es que en esa fiesta no te podías despistar, porque en cuanto alguien se daba la vuelta le faltaba algo. Un trozo de melocotón, una chuchería… Vas a una fiesta con esta gente y sales con un riñón menos.

Vídeo: Omar llegó a Playa Destierro y Lola y Palito no le reconocieron. Lola hasta se puso a llorar porque estaba muy delgado. Lola es como esas abuelas que ya puedes pesar 150 kilos, que te ven delgado.

Omar ha aportado mucho a Playa Destierro, por ejemplo, mareos. Hay gente que llega a casa de un amigo y lleva vino, el postre… Omar te lleva desorientación.

Se ha ido de la isla y sus compañeros le han puesto a parir que Omar parecía una coneja en pleno parto. Es normal, porque Omar ha sido más egoísta y hambrón que ninguno y claro, muchos amigos no ha hecho.

En un vídeo estaba Olga de espaldas y Melyssa hablando de nominaciones. Olga se dio la vuelta, vio la cámara, la miró y cambió de tercio y actitud repentinamente. Es la doctora Jekyll y Miss Camarahay.

Vídeo: Albalá nominó a Lara Sajen.

Lara se enfadó porque Albalá no le dio suficiente quesada (que le había llevado su madre) y ella esperaba que le diera más que a los demás, pero no fue así y Lara lo interpretó como egoísmo de Albalá. O sea, enfadarse porque no le den más que a los demás no es egoísmo de Lara, es de Albalá.

Luego se cabreó porque Albalá la había nominado… Pero mira, oye, ni nominaciones ni pollas, Lara acabó yendo a por quesada. Lo primero es lo primero. A mí me dan ocho puñaladas y si el del cuchillo tiene además quesada, me trago el orgullo y la sangre y le pido un poco.

Luego, ya comidos, se enfadó Sajen de nuevo por la nominación de Alejandro, acusándole de haber conspirado en su contra. Qué paranoia. Lara llega a ser reina en la edad media y renueva su corte cada dos días por la vía de la decapitación, por si acaso.

Lara dijo lo mismo que dicen las amigas con derecho a roce de Nacho Vidal: “Estoy dolida como amiga”. El caso es que Lara Sajen se puso a llorar, pero tampoco es que eso sea una novedad. Lara no hace pis. Ella evacúa todo lo que necesite por los lacrimales.

Inciso: “La caca es lo del final de caracol, es lo más rico“, dijo Olga en un momento dado. Claro, Olga, es lo mejor. De hecho hay que ser gilipollas de comerse lo demás. Madre de dios. Si es que hay gente a la que le parece un desperdicio recoger las cacas de su perro para tirarlas a la basura. Zurullo Gourmet.

Y llegó una cosa que pasó muy desapercibida. El defensor de Albalá en plató, además de un pésimo gusto para el color de su pelo, contó algo bastante fuerte:

“Antes de entrar estudiamos los perfiles de todos los concursantes e incluso pedimos informes comerciales para ver quién era más fuerte”, dijo el amigo de Albalá en plató, para justificar las nominaciones y la estrategia de Albalá. No sé si lo dijo en serio o de forma irónica, pero…

Joder, viva la naturalidad. Para casarte con Albalá tienes que pasar más exámenes y ser más investigada que para entrar en la NASA. Albalá no te pide la mano, te pide las tres últimas nóminas, la vida laboral, número de followers…

“La madre de Albalá está haciendo unos gestos feísimos a la cámara, desde su casa“, dijo Jordi González, que acojonado, le dio paso: “adelante, señora”.

“No voy a consentir que se diga que he pasado información a mi hijo“, se quejaba indignada la madre de Albalá, pero eso no lo había dicho nadie, así que la señora metió la pata hasta el sobaco.

¿Y qué gestos hacía? Pues si os fijáis en Marta López en un momento dado la imita, sacando ese bonito dedo que todos, menos Hook, tenemos en medio de la mano. La señora tiene el dedo corazón que le santa como un resorte. Madre mía, qué forma de indignarse. La madre de Albalá se pone a gesticular y hace llorar a un asesino en serie.

VOMITONAS TIME

“Nausas, vómitos, sudores fríos…”, Albalá y Melyssa se han pasado la semana dándolo todo. ¿Porque están on fire y venidos arriba en el concurso? No, porque han expulsado de sus cuerpos hasta el alma. Han vomitado cual gato que ha comido demasiado pelo.

“Te va a venir de lujo”, le dijo Olga a Melyssa mientras vomitaba. Buah, pues claro. Yo hay días que no vomito, ni tengo intoxicación alimentaria y me jode horrores. Sí, los desajustes corporales siempre vienen de lujo.

– Mari, que resulta que tengo un alien que me está comiendo vivo desde dentro.

– Te va a venir de lujo, Paco.

Y así.

¿Hay algo más emocionante que una buena comida?“, dijo Jordi a los de playa destierro. Esa frase tiene un doble sentido tan obvio que me da hasta cosa comentarlo.

A Palito y Lola, para ganarse las llamadas, les pusieron una prueba. “Tenéis que recoger seis piedras que hay en el agua”, les dijo Jordi. No hay cojones a hacer esa prueba en el río de mi pueblo. Están sacando cantos rodaos hasta el año 2050. Lo que pasa es que hacía una mala mar que no encontraba las piedras ni Aquaman con un mapa.

“Como no puedo ser más bueno, os doy un minuto más de tiempo”, les dijo Jordi, que es magmánimo que te cagas. Un minuto, qué pasote, Jordi. Joder, gracias tío. Jordi gonzález con el tiempo:

Christian Tappan Colombia GIF by netflixlat

En Supervivientes están copiando el código de conducta del sistema de prisiones: “La recompensa de esta noche es una llamada”. El día menos pensado les dan de premio un permiso de fin de semana o más horas de patio.

A Palito con los padres le pasa lo mismo que con el arroz. “Estamos con nuestros padres que no cagamos”, dijo. Estreñimiento paterno-filial.

Pero luego dijo: “Estoy pensando en que voy a hablar con mi madre y me está dando un yuyu”. Tampoco da tanto miedo la madre de Palito, joder. Pero vamos, que ella prefiere una videollamada con Annabelle que hablar con su madre, que da yuyu.

Pero antes, hubo un juego en la playa de los no expulsados.

Cada concursante debía leer unas tablillas con frases que podían o no haber dicho de él sus compañeros. Si acertaba cuáles eran ciertas, premio.

Las frases de Lara eran una sucesión de piropos. “Debería hablar mejor a los demás y no mandar tanto”, que es lo que le dijo Josefina a Napoleón en su noche de bodas.

“Prefiero tenerla de amiga que de enemiga” – Esta frase, que era real, la dijo Olga, que cuando la oyó en la gala dijo un “qué fuerte”, como si no fuera suya. JAJAJAJAJA Ay, Olga, es más falsa que unas zapatillas Nique.

– Pues sí, Bruto, alguien apuñaló por la espalda a Julio César.

– Qué fuerte…

Y así.

“Esta chica se cree por encima del mal y del bien”, era otra frase que le habían puesto a Lara, o “lo mismo se piensa que hace gracia, pero me río por compromiso”, que es lo mismo que pasa cuando tu cuñado viene a cenar a casa y se piensa que es la repanocha de divertido.

“Ella también contó lo que tenía en sus pergaminos, que no mienta“, era la última y resultó ser cierta, Lara se había ido de la lengua, con lo que criticó a Sandra Pica por haber pasado información del exterior. Lara Sajen quedó más retratada que la familia de Carlos IV.

Las frases de Tom:

“Está más pendiente de conquistar a Jorge que de la superviviencia”. Y le va igual de bien en ambos campos.

“Siempre busca su minuto de gloria”. Esta era verdadera. Tom ha entrenado a un cerdo para que busque minutos de gloria. A Tom se le ve a veces con una lupa por la calle, por si el minuto es pequeño que no se le pase.

“No aguanto cuando exagera el acento francés para hacerse el gracioso”, era otra y era falsa, obviamente, porque si Tom exagerara el acento ya hablaría en francés directamente.

“Le ha invadido el demonio”, era la última y sí, era cierta. A Tom el demonio no le posee, le invade. Se baja de la barca el diablo mientras le disparan desde la playa. Las pasa putas el demonio cada vez que tiene que entrar en Tom.

Melyssa:

“Somos tan opuestas que nos entendemos”, era la primera frase. Si fuera una adivinanza seguro que eran las pilas.

“No pesca porque no pasa mucho tiempo en el agua”. Es lo que tiene. Pesca más un agricultor de Albacete en medio de su sembrado de trigo que Melyssa. Cuando pesca ella las mamás pez están tranquilas y dejan a sus hijos jugar solos en el parque.

“Va de mosquita muerta, pero es un bicho”. “No creo que bicho me hayan llamado, porque yo bicho no soy”, dijo Melyssa, que el concepto metáfora no lo pilla. Melyssa cree que cuando alguien te llama hijo de puta es porque piensa de verdad que tu madre ofrece sexo a cambio de dinero, no por ofenderte.

“Piensa que estamos todos aquí para cuidar de ella”. Claro, como Melyssa ha estado mala ya tres veces necesita más atenciones que un Franquenstein cuando se le sueltan los puntos.

“Yo es verla llorar y me pongo malo, no la soporto“. Era la última, pero no era verdadera. Al menos la parte de ponerse malo, porque llorar, Melyssa ha llorado un poco. Como para récord.

Vamos con Gianmarco:

“Ya se le caerá la máscara”, era una de sus frases. Imaginaos que ocurre, que lleva máscara, y en realidad es más feo que pegar a un padre con las bragas de la abuela.

“No pensé que me iba a llevar tan bien con él”, era otra, obviamente falsa. Cualquier cosa positiva en este juego era descartable.

“Ojalá se atragante con el ansia que tiene”, era otra. JAJAJAJA Qué bonitos deseos. Si el Karma existiera, en esa isla había que hacer la maniobra de Heimlich cada quince minutos.

“Se cree buen superviviente y su hermano le ha dado mil vueltas en un día”, era otra posibilidad. Y no era incierta, porque Luca en unos días ha hecho fuego, ha pescado un pez de dos kilos y un poco más y les construye una vitrocerámica y una nevera y se la llena de caviar.

“No aguanta nada, siempre se está quejando es un blando”, pudo haber dicho alguien. Es verdad que Gianmarco, que le adoro, tiene un repertorio de quejas que debe tener hasta archivadores para tenerlas todas clasificadas.

Llegaron las llamadas de Playa destierro.

Llamada de Lola. Al oír a su madre se puso a llorar Lola, Palito, Omar y a los cámaras porque no les veíamos, pero seguro que estaban con un sofoco gordo.

Toda la familia está contigo, de León, de Asturias, de Francia, de Valladolid”, le dijo su madre. Joder la familia de Lola, son descendientes de Willy Fog.

“Orus te ve por la tele y mueve la cabecita”, le dijo su madre. El perro seguro que está pensando en que le toca pienso, pero nada, Lola piensa que es porque la reconoce. Ese perro tiene más ojo que el programa de reconocimiento facial para desbloquear el iPhone. Ve las galas por Lola, porque el resto de tiempo es más de Netflix.

Llamada de Palito. Su madre, además de flores, se había puesto luces por la cabeza y el cuello. El estilista de Lucía Dominguín es el alcalde de Vigo. Esa mujer se juega una electrocución en cada gala. Cómo se nota que es en horario valle y no le pesa gastar luz.

Palito le preguntó a su madre si tenía preparadas ensaimadas de chocolate. Como el que tiene un desfibrilador, por si acaso.

Más juego de frasecitas.

Albalá:

Ha sido un vago desde el primer día”, dijo alguien. La verdad es que el trabajo duro persigue a Albalá, pero él es más rápido. ¿Corriendo? No, que es más rápido porque le llevan cuatro esclavos en una cama con agarraderas.

“Ahora que he conocido a su madre sé que es buena persona”, eso no lo dijo ni Albalá.

“Siempre quiere que le demos comida, pero no comparte“, dijo alguien. Pues la verdad, en la lista Forbes de los más generosos de 2021 lo mismo no aparece Albalá. ¡Pero la lista tiene 235.000.000 nombres! Ni por esas.

“Es el mejor, quiero llegar al final con él”, era otra frase. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Eso en Supervivientes no lo dice nadie ni para bromear. A no ser que sea: “Es el mejor, quiero llegar al final con él… para restregarle en la puta cara que le he ganado”

“Su falsedad se ve a kilómetros”. De hecho, el Organismo Público Puertos del Estado del Ministerio de Fomento de España está empezando a desmantelar los faros de la costa y está poniendo falsedad de Albalá, que se ve desde más lejos.

Olga.

“Está siempre a la defensiva”, era su primera frase. No, Olga está siempre a la atacativa.

“El día que no haga trampas harán fiesta en los Cayos Cochinos”, JAJAJAJAJAJAJA NO PUEDE SER MÁS CIERTA. Ayer mismo, de hecho, la descalificaron por haber hecho trampa en la prueba de recompensa. Pero claro, como comían todos, pues comió.

“Está jugando unas cartas que no son suyas, se le nota que viene aleccionada”, era otra posible frase. Ya ves, hay actores que van a rodar con el guión menos aprendido.

“Me veo en la final con ella”, podría haber dicho alguien… Que nooooo. Que eso no se oye.

“No tiene coño, no lo tiene”, era la última. JAJAJAJAJAJA HA SIDO HASTA TT en Twitter. Alguien en la isla piensa que Olga es como la Barbie, que tampoco tiene potorro. Y lo sé porque… bueno. Eso ya os lo cuento otro día.

¡Se acabó lo que se daba!

Una araña pica e infecta a dos concursantes de ‘Supervivientes’ y provoca una intervención médica de urgencia

Omar, aguantando como un campeón. Un campeón de Lloriqueo Olímpico. (FOTO: TELECINCO)

Vosotros os quejáis porque os pican los mosquitos, pero Gianmarco y Omar llevan en la pierna una picadura infectada que ha necesitado atención médica. Y atención médica no es que un médico te mire atentamente, es que te tiene que hacer cosas. Ambos tenían una enorme e infectada picadura que les ha provocado un bollo enorme lleno de algo que no era crema pastelera.

Pero los dos han demostrado que son tipos duros, que resisten el dolor, que saben enfrentarse a las adversidades. Ah, no, que los dos acabaron llorando y gritando como niños flojos. Omar y Gianmarco no tienen el umbral del dolor alto, lo tienen en el subsuelo. A estos dos los detienen para interrogarles con tortura y confiesan solo con que les sienten en una silla sin acolchar.

Pero volveremos sobre eso luego, ahora… ¡SEGUIDME EN REDES! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow

Vimos al hermano de Lara Sajen, que estaba en la isla. La camisa del muchacho era un atentado contra el buen gusto. Pero atentado que debajo de la camisa llevaba dinamita fijo. Era de un color que hacía sangrar las córneas. Esa camisa no la puedes mirar más que con una careta de soldador. Era como de manchas de camuflaje, pero al revés, era de destacaje.

“¿Te las has comprado allí?”, preguntó Sobera. Eso lo pones a la venta en Honduras y te queman la tienda. Y con razón.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un biquini de sky rojo o de cuero sintético, con lo que te hace sudar eso. Creo que al acabar la gala se tuvo que quitar la ropa con espátula, porque eso se pega.

Y sí, empezó la gala, con lo de la araña, que debe ser de la especie Hijoputus Aracnae, que le llega a picar a Spiderman y le hace malo. Yo no sé qué araña era, pero la picadura se parecía a la mordedura de un zombi.

Se les había montado un montículo de pus que parecía una ubre de vaca. Eso no se drenaba, se tenía que ordeñar.

“A Gianmarco y Omar les ha picado una araña y les ha provocado una infección”, nos informó Sobera. Como si los dos no lo hubieran dejado claro con sus cojeras y sus lamentos. Qué lamentos. Sus desgarradores quejas las oye el fantasma de un castillo escocés y se le hiela la sangre.

“Me dueeeeeeleeeeeee”, decía Gianmarco y lloraba que acabó abrazado a Tom. Imaginaos lo que le dolía para que se abrazara a su archienemigo.

Omar, igual… iba por la isla chillando y llorando como si la araña en lugar de picarle le hubiera amputado la pierna.

Carlos Alba ha visto Anatomía de Grey y ahora se piensa que es médico o algo, porque se puso a hacerles unas curas burras. Les echó agua en la herida. Eso lo cura todo, di que si. La gente que muere en la guerra es porque tiene la cantimplora vacía.

Y claro, tuvo que ir el equipo médico echando leches, para drenarles y hacerles curas. Cómo chillaban los jodíos. Hubo reos en la hoguera de la Inquisición que chillaban y se quejaban menos que estos dos.

Qué sensibles son al dolor, madre mía. Omar y Gianmarco se cortan las uñas con anestesia general por si se va un poco la tijerilla y les duele.

Ya en directo habló del tema Gianmarco: “Quiero decir que estoy mejor, que no voy a tirar la toalla y que voy a seguir luchando”, lo que pasa es que lo dijo llorando y le restaba credibilidad. Está la toalla de Gianmarco fusionada con el terrazo del suelo de lo mucho que la tira.

Omar: “He pasado noches duras y me he asustado un poco, pero aquí hay un equipazo y estoy tranquilo, aunque estoy un poco de bajonazo”, dijo. Omar quiere a su mamá y a su osito de peluche y una tirita con dibujos de Bob Esponja.

“Madre mía, pobrecitos”, dijo Lara de ellos dos. No sé si porque sentía pena por ellos o porque daban pena, a secas. “Y las condiciones son duras, pero saben que están 24 horas controladísimos con atención médica”, aclaró Lara, por si pensábamos que los tenían como puta por rastrojo dejándolos morir en la arena para que se los coman los cangrejos.

Pero no eran los únicos que lloraban en directo. Ahí estaba Sylvia, como una magdalena mojada en agua de mar de lo que lloraba. “Me siento desplazada por el grupo, porque no soy buena en las pruebas y están deseando deshacerse de mí y yo querría marcharme”, dijo Sylvia.

ice cream eating GIF

Así, pero sin helado.

“Yo no sé qué he hecho para sentir esa energía que siento tan mala“, dijo Sylvia. Pues si la energía mala de la isla la agobia, espera cuando vuelva y vea las nuevas tarifas de la luz.

Sylvia lloraba desconsolada y nadie tuvo cojones a acercarse a abrazarla o a consolarla. Joder. Qué empatía, qué humanidad.

Prueba de líder: había que poner unas piezas en equilibrio en una estructura basculante con huecos en los que poner los pies. Si tocaban la estructura, esta se movía y se iban las piezas a la mierda.

La recompensa eran súpercroquetas. ¿De ricas? No, de grandes. Esas croquetas pesaban más que un niño de tres años. Se come una un T-Rex y se llena. Para bolear, empanar y freír eso sin que se abrieran la bechamel tenía que ser como el cemento armado de compacta.

El caso es que las piezas se ponían en unos palitos con la misma superficie que un percebe con raquitismo. Y claro, en cuanto había viento se les caían todas las piezas. Para la próxima prueba les van a dar un cubo y 10 minutos para vaciar el mar. Tenía el mismo sentido.

Al final hubo empate, pero se resolvió a favor del equipo del equipo de Carlos, Lara, Sylvia y Olga. Vaya, Olga comió. Olga es la persona con mejor suerte del planeta. Al final coge peso. A los perdedores les dieron una croqueta de consolación.

Carlos propuso hacer un brindis con las croquetas. Menos mal que no les habían dado condones, porque Carlos brinda con todo lo que le den. A Carlos le diagnostican almorranas y brinda con ellas.

A Lara y Sylvia les dijeron que se tenían que tirar del helicóptero y se pusieron a llorar. Creo que nadie les ha dicho que abajo hay agua y que no te mueres. Lara lloraba la que más, porque ella llora siempre.

Vídeo: A Gianmarco le tocó rastrillar la playa en la última prueba. “Voy a rastrillar y a limpiar la playa por la salud del planeta”, dijo Gianmarco, que piensa que va a salvarnos a todos. Es Ecologic Man. Los científicos que luchan contra el cambio climático son gilipollas, ahí, con los ordenadores diseñando modelos predictivos basados en algoritmos cuando lo único que hacía falta para acabar con el cambio climático solo había que quitar las algas de la orilla.

Y llegó el salto del helicóptero. Lara se lo dedicó a su madre, que es “lo más grande que hay”, según aseguró. La madre de Lara jugaba en la NBA y era la más alta de su equipo. Lara Saltó bien, aunque el helicóptero estaba muy bajo. El piloto metió el pie en el agua a ver si estaba buena de lo bajo que estaba.

Sylvia llevaba el pelo suelto y revoloteaba y yo estaba viendo que se le enganchaba en el rotor y se liaba la de dios. Sylvia se cagó varias veces antes de saltar. Al final se tiró con pocas ganas. Con casi ninguna. ¿Sabéis lo de la aguja en el pajar? Pues es más fácil que encontrar la aguja que las ganas de Sylvia.

En el plató Alexia lloraba porque le daba pena que ella no pudiera saltar. De hecho es la única de esta edición que no se ha podido lanzar y ella quería dedicárselo a su familia.

“Te podemos llevar al pantano de San Juan”, aportó como idea Sofía Cristo, que estaba de comenrista en plató. Claro que sí, cualquier masa de agua vale para lanzar a Alexia.

– Uy, mira un charco…

– ¡¡TIRAD A ALEXIA, LANZADLAAAAAAAAA, PABAJO CON ELLAAAA!!

Sofía Cristo, un día cualquiera con Alexia.

soldiers falling GIF

Vídeo: Palito y Lola sufriendo a Valeria.

“Me dan ganas de llorar, porque lo destruye todo, el altar, la concha, nuestro sitio de amigas… me va a dejar mala energía ahí, que es donde yo duermo, que yo soy muy de energía”, lloraba Lola, porque Valeria te deja los sitios con mal rollo. Valeria se sienta en tu sofá y cuando se va tiene que venir un equipo de limpieza, desinfección y exorcismo.

Valeria estuvo una vez alojada en la Atlántida. No se volvió a saber de ese continente. Ella destruye todo. Valeria fue una vez al prado:

En plató Rocío Flores sigue maquillándose y peinándose como una señora mayor camino de la verbena. A Rocío Flores le jode parecer joven. Es la única influencer que va a pagar en una clínica de estética para que le pongan arrugas, bolsas debajo de los ojos y flaccidez.

Se acabó de ir Valeria y las pobres Palito y Lola lo celebraron con alegría. La felicidad no les embargaba, se las comía por las patas.

“Siento como una presión del pecho que se me ha ido, me temblaba la mano y ya no”, dijo Palito. Joder, Valeria es capaz de curar. De curar lo que ella misma te ha provocado, pero curar. Es como una curandera. Y una enfermadera también, claro.

Llegó el reencuentro entre Lara Sajen y Sergio, su hermano, que claro, se llama Sergio Sajen. Joder, ojalá el segundo apellido fuera Sanjurjo.

Sajen llevaba puestas las gafas de no-visión y Lara Álvarez le dijo que su hermano estaba allí. “Qué dices, doondeeeeeeeeeee, noooooooo”, y más lloros.

“Mentiraaaa, estará en una pantalla, seguramenteeeeeeeeeeeeeeeeee, porque no huelo su perfumeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee”, dijo Sajen, que tiene el olfato de un perro de caza. O el perfume del hermano es muy intenso o Lara huele hasta los pedos del vecino del bloque de enfrente. Lara huele los incendios antes de que se produzcan.

El caso es que el hermano estaba metido en una jaula cerrada con candados. Para abrir esas cerraduras trajeron a Sylvia, que tenía que comerse auténticas porquerías como un ojo de vaca o patas de pollo para conseguir llaves.

Sylvia mordió el ojo y se lo metió en la boca. “AY, AY, AY”, decía Lara Álvarez y le daban unas arcadas que flipas. Lara Álvarez no cenó anoche. Luego llegó Carlos Alba y se comió unos sesos de cordero cocidos. Uy, pero si eso está riquísimo, anda que no he comido yo sesitos.

Carlos Alba se los comía con deleite mientras Lara Álvarez ponía una cara de asco que flipas. Diario de abordo. Año 2345: Lara Álvarez sigue con el estómago cerrado y sin comer nada.

Gianmarco se quiso comer una cosa que ni siquiera sabían qué era. Lara Álvarez acabó por comer de lo que comió Gianmarco. SHIPEO A ESTA PAREJA.

A la par que explicaba el juego, Lara Álvarez espantaba moscas con las manos a un ritmo que ni el rabo de una vaca. Yo este verano no quiero mosquiteras, quiero a Lara delante de la ventana espantándome a los insectos.

Melyssa se comió una oreja de cerdo peluda cruda. “¿Tiene cerumen?”, preguntó Sajen para ayudar.

throw up linda blair GIF by absurdnoise

Omar, que siempre está comiendo como un zampabollos, decidió comerse la hamburguesa pocha. Que muy pocha no debía estar, porque tampoco van a intoxicarles, claro. Fijaros si estaba mala la hamburguesa que se la llevó para acabársela después. Qué gran sacrificio el suyo.

Total, que Sajen se quitó las gafas y vio a su hermano y se puso a llorar. Llorar como forma de vida. Con las 16 llaves que le habían conseguido sus compis, claro, consiguió abrir los tres candados y hubo abrazo con reboce en el suelo incluido.

Carlos Sobera le recordó al hermano que no puede dar ningún tipo de información del exterior. “CUALQUIER TIPO DE DETALLE POR NIMIO PUEDE PROVOCAR UNA TORMENTA“, le advirtió.

Joder, te vas de la lengua hablando de lo que no debes y provocas un desastre natural. A Dorothy se la llevó un tornado porque estaba cuchicheando de una de su cole.

“Tuve un problema gastro, voy a decirlo así”, nos contó Tom sentado en la ceremonia de las sillas. Vamos, que se iba la pata abajo. Que tenía el culo más suelto que la correa de un perro perdido. Así que dijo que salvarse “sería un empujón”. No, sería un retortijón.

Y se salvó de la expulsión… GIANMARCO. ¡¡BIEN!!

Vídeo: Lara Sajen es mala cuando quiere y es muy mala. Estaba Sylvia llorando sola en la playa, porque la marginan cosa mala. Va Lara Sajen y se pone a envenenar a Melyssa y Olga, que si llora, que si se aisla, que intenta hacer ver que ella trabaja y ellas no. Y así era, porque las tres llevaban toda la mañana de cháchara.

Y se van Olga y Melyssa a picar a Sylvia, a meterse con ella, a joderla y cuando Sylvia salta, Lara Sajen se indigna y dice: “¿Por qué me tiene tanta obsesión conmigo esa mujer?”. JODER, PORQUE NO DEJAS DE BUSCARLE LAS COSQUILLAS.

Y por mí, ¡se acabó lo que se daba!

Como una quinceañera con el pavo, Lara Sajen le monta la bronca a Sylvia Pantoja por ponerle likes a su marido

Lara Sajen, montando broncas. (FOTO: TELECINCO)

Los robots montan coches, los del IKEA montan muebles, los vaqueros montan a caballo y Lara Sajen monta broncas. ¿Sabéis los niños coreanos que montan un cubo de rubik en 5 segundos? Pues en lo que el niño acaba el cubo Lara le ha montado tres pollos, dos jaranas y seis reproches. El niño llora y deja los cubos y la sociedad.

Lara la tiene tomada con Sylvia y cualquier excusa es buena para buscarle las vueltas. Lara Sajen es la que le pone la crema solar en el rostro a Sylvia. ¿Para que no se queme? No, solo por tener algo que echarle en cara.

Pero vamos por partes… ¡Lo primero es que me sigáis en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

La cosa comenzó con Jordi González tomando la palabra. “Voy a saludar a la reina de los cayos”, dijo Jordi y yo me imaginé que iba a aparecer una señora con los pies llenos de durezas, pero no, salió Lara Álvarez.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un collar de piedras que lo mismo te luce el cuello que te construyes un enterramiento tipo dolmen. Solo había dos formas de hundir el Titanic: con iceberg y poniéndole el collar de Sandra.

La prueba de recompensa consistía en cavar debajo de un madero, pasar por el agujero hecho, nadar, subir a un palo, coger una pieza y así hasta montar un puzzle. Como en unas topolimpiadas.

La recompensa eran unos espaguetis con carne y una ducha con agua dulce. La ducha la necesitaban aunque solo fuera por lo mucho que les sudó las gónadas lo de la ducha. Ellos querían comer así olieran a jabalí muerto.

El primero en pasar por debajo del madero fue Carlos Alba, que cava a una velocidad que flipas. Si para abrir zanjas en las aceras se usan máquinas es solo porque Carlos Alba es cocinero y no albañil, porque él te abre una acera con las manos a 10 metros por minuto.

Sylvia se atascó tratando de bucear para coger su pieza de puzzle, porque se sumergía, pero poco. En la profundidad que es capaz de alcanzar Sylvia no se ahoga ni un caniche boca abajo. Como no podía, Sylvia nadó de vuelta a la playa, pero nadaba como un jubilado sin prisa. Por detrás se oía a Carlos Alba chillar y cabrearse como un mono, porque estaba en su equipo y él tiene mal perder. Muy malo. Malísimo. Tiene un perder enfermísimo. El perder de Carlos Alba tiene lepra, peste, almorranas y acné.

Sylvia acabó vomitando porque había tragado mucha agua. Una ballena azul ve el vídeo de Sylvia y flipa del agua que traga. Y lo malo es que además del agua había vomitado la comida de medio día.

“Da gusto este programa con vosotros, no dejáis de sorprendernos”, dijo sobre la vomitona Lara Álvarez, que al parecer nunca ha visto a nadie vomitar. Si le llegan a tocar salir a beber con mis amigos no le habría pasado eso.

Mientras los primeros, los ganadores, comían, Omar, Gianmarco y Albalá, los segundos, Melyssa, Sajén y Tom, les tenían que hacer cosquillas en los pies. Lo que les sobrara a los primeros sería lo que podrían comer los segundos.

Tom intentaba hacer cosquillas en los pies de Omar, que pocas cosquillas hacía, porque tienen todos ya los pies que parece que llevan suelas de goma de la capa de mierda que les protege los pies, que no le haces cosquillas ni con navaja.

“Eso no es justo”, dijo Tom, porque Omar se había puesto encima de los pantalones un huevo de espaguetis para comer lo más posible él solo. Omar no es que sea avaricioso, es que si llega a un sitio y se desata un tiroteo, él se pone en medio para quedarse con más balazos que nadie.

“Omar sigue rebañando su bañador”, dijo después Lara. Estas cosas solo las oyes en Supervivientes y en una película para adultos.

En la ducha los tres maromos tenían que frotarse los unos a los otros y no a sí mismos. Ahí eran recataditos, se tocaban como si dieran calambre, pero los últimos segundos les dejaron frotarse a sí mismos y los tres se echaron las manos a dentro del pantalón como si les estuviera abrazando el pene un escorpión. Qué forma de frotarse los genitales, madre del amor hermoso, si les llegan a dar un nanas se frotan el nardo hasta pelársela como un plátano en sentido literal.

A Carlos Alba le han acabado por pillar con las nominaciones, porque siempre miente sobre a quién le ha cascado el punto. Le dijo a Sylvia que no le había nominado, pero sí, lo había hecho. Pero Sylvia es más lista que los ratones colorados y cuando le puso en un aprieto Carlos dijo: “Las nominaciones son secretas, son en secreto”.

– ¿Apuñaló usted a su vecino?

– No…

– Hay testigos.

– ¡Las puñaladas son secretas, son en secreto!

– También es verdad, es usted libre.

Y así.

En plató Cristina Tárrega intentó meter mierda entre Carlos y su súper amigo Agustín. A Cristina Tárrega los amigos le molestan. Tárrega fue a hacerse las pruebas de la alergia y le salió olivo, gato y amistad.

Lo que pasa es que los argumentos de Tárrega eran malos que te cagas. Ella dijo que Carlos no había defendido a Agustín en un momento dado y cuando Agustín dijo “sí que me defendió”, Tárrega respondió: “sí, te defendió, pero tibio”. Si Agustín llega a decir que le defendió encendido, Tárrega responde “sí, encendido, pero estaba nublado y a las ocho y cuarto pasa el tren, es un cabrón y mal amigo”.

Y llegó la bronca de adolescentes de Lara a Sylvia. Vaya por delante que la Pantoja me está cayendo mejor por momentos y Lara Sajen, peor al mismo ritmo, porque es como una detectora de broncas. A Lara la pones en un aeropuerto a oler maletas y droga no encuentra, pero broncas las que quieras.

Sylvia hablaba con Carlos Alba de lo de las nominaciones y en un momento dado le reprochó: “me dijiste que habías nominado a Lara”.

Suficiente para Lara Sajen, que se fue a Sylvia y se puso a montarle un pollo porque se había enterado de que Sylvia había hablado de ella. Pero no había hablado de ella. A Lara le daba igual, se fue a buscar bronca.

Me pones en tu boca, me pones en tu boca, me pones en tu boca“, le decía una y otra vez Lara gritando a Sylvia. Lara va a ser la próxima imagen de Colgate, la pones en tu boca.

“Eres patética, una verdulera, eres patética, te lo voy a decir ¿por qué le das likes a las fotos de mi marido?“, acabó por espetar Lara Sajen, que es una niña de quince años con problemas de adicción a las redes.

Que una persona adulta se moleste porque una persona le da like a su marido… MADRE DE DIOS. Lara Sajen es madura como un pepino tratando de ser un melón. Lo próximo que va a hacer Lara es bloquear a Sylvia en Insta, hala, que se fastidie.

“Yo soy real”, decía Sajen como si ser real fuera una gran virtud sólo al alcance de unos pocos. La mayoría somos de mentira, pero ella no, ella es real. Tangible. Lara Sajen piensa que si tocas a otra persona que no sea ella se disipa en humo.

Sylvia terminó la discusión así: “Lo que siempre te diré hasta que me muera: eres un diablo”.

Me imagino a Sylvia picada por una serpiente y a Sajen al lado preguntándole dónde tiene el antídoto.

– Sylvia, Sylvia, ¿dónde tienes el antídoto?

– Eres un diablo. Muero. AAARG.

Y así.

Sylvia ha estado haciendo de cicerone de Tom, que necesitaba mear cada dos por tres. Y vimos a Tom meando a cinco metros de Sylvia, tumbada muy a gusto mirando el paisaje. Ahí estaba Sylvia como oyendo el agua de una fuente. Le faltaban los pajaritos, un café y un libro de Neruda.

Hicieron una dinámica llamada ‘Cambiar para mejorar’, que básicamente iba de que algunos se llevaran cosas buenas y otros, putadas.

Tenían que buscar un piedra escarbando y en cada piedra había números, que correspondían a pergaminos. Luego Lara Álvarez les leía pistas a lo Un, dos, tres… con pistas.

Tom ganó una papaya, solo para él. ¿Pa quién? Pa Paya. JAJAJAJAJA

Perdón, ya me pego yo solo.

A Sylvia le tocó ocuparse de buscar almendras y conchas y los demás podían pedirle que le sirvieran. La Cocinera de Almendramar.

Omar ganó un pincho de tortilla. Este hombre es como un imán para la comida. Gianmarco tiene que rastrillar la playa hasta el miércoles para dejarla limpia. Va a ser el señor de la limpieza más tonta del mundo. En la próxima gala, barrerá el desierto.

Lara le cambió el premio a Carlos pensando que era malo y le dio… un brownie de chocolate. JAJAJAJA Lara dijo “no estoy para comer”. Y luego le pidió a Carlos “acuérdate, ¿eh?”, como si Lara le hubiera hecho un favor, cuando había intentado joderle. jajaja

Y a Lara la mandaron… ¡¡A una plataforma a vivir sola en medio del mar!! Estará allí hasta el miércoles y solo puede bajar para “ir al baño”. Qué maravilla. Pero tranquilos, que será capaz de encontrar la forma de discutir.

Olga salió inmune y Melyssa nominada directamente. Mierda. MIERDA. Ojalá al revés.  A Albalá le tocó la llamada de un familiar, que mira, no engorda.

Y camino a playa destierro. Palito y Lola están HASTA LOS OVARIOS DE VALERIA

“Realmente Valeria es única en su especie”, dijo Lola. “Me entretiene ver lo que hace”, añadió Palito, que la miraban como el que tiene un chimpancé de mascota.

A Valeria le dio por dibujar un corazón con piedras en la playa. Palito le pidió por favor que no tocara un circulito de piedras que había hecho ella, un altarcito para su madre.

Y VALERIA COGIÓ LAS PUTAS PIEDRAS DE PALITO LAS PRIMERAS

“Vale, has cogido las piedras que te dije que no cogieras”, dijo llorando la pobre Palito. LA ÚNICA PUTA COSA QUE LE HABÍA DICHO.

Aquí vemos las imágenes de Palito explicando una cosa a Valeria:

“¿Todo bien, Pali?”, le dijo luego Valeria a Palito. NO, VALERIA, NO ESTÁ BIEN.

Directo: “No es solo el altar, Valeria, son muchos detalles”, dijo Lola, que no tenía el papo para farolillos. “Ella lo arregla todo con abrazos, pero…”, dijo Lola.

Valeria te derrama acero candente por la espalda hasta que te deja las vértebras al aire y luego te da un abrazo y se va contenta pensando que ya está arreglado.

“Cuando se hace una cosa se pide disculpas y ya está”, dijo Valeria. Claro que sí, joder. Valeria piensa que la gente que va a la cárcel es por cabezones porque no piden perdón.

“Llevábamos palito y yo una hora al sol haciendo la comida y Valeria a la sombra comiendo cangrejos y cuando ha venido la cámara del directo ha venido al lado de nosotras a quejarse del calor”, dijo Lola en directo. BOOM. Valeria es tontina para lo que quiere.

El caso es que Jordi González tuvo que leer frases en alemán para un juego con las de la playa destierro. Era como si se le hubiera atragantado algo. Jordi pronuncia el alemán con acento de garganta irritada.

Había unas salchichas de premio. Palito las olió con distancia y luego las cogió Valeria y se las restregó por la nariz que parecía que se estaba haciendo una PCR con las putas salchichas. La cara de asco que puso Palito era un poema. Pero no un poema bonito, un poema tipo:

Eran salchichas puras
Las has llenado de moco
y las tiro a la basura
Me cago en tus muertos

Es que lo de los muertos no rima y…

ME CAGO EN TODOS, DESDE LA PRIMERA BACTERIA PRIMIGENIA HASTA HOY, EN TODA TU RAMA FAMILIAR, QUE ME HAS JODIDO DOS SALCHICAS.

Y así.

Y A LA CALLE, VALERIA. Estaba más cantado que la Traviata.

Terminamos con un bonus: El en plató Gloria Camila le llamó “comeculos” a Belén Rodríguez y luego se justificó: “Comeculos es un adjetivo, no es un insulto”. Vete tú a saber lo que es un insulto para Gloria Camila.

Zampanabos, adjetivo; hija de puta, filiación;, zorra, animalista; tonto a las tres, que te está dando la hora. Y así.

Y se acabó lo que se daba.

Pillada: cazan a Omar, novio de Anabel Pantoja, intentando esconder objetos prohibidos para meterlos en ‘Supervivientes’ | Resumen de la gala

Omar, con el material intervenido. (FOTO: TELECINCO)

Pasando tabaco de Gibraltar a La línea Omar no tenía futuro ninguno. La pillada que le hicieron anoche fue épica, cuando trató de pasar de contrabando en un bañador una serie de objetos que no había declarado. Pero claro, muy de discreción no es, porque en el bañador se veía que había algo a la legua. Omar se pone a traficar con armas y las pone en el asiento de atrás del coche pensando que ahí no miran.

Pero en Supervivientes, que no me hagáis caso y llamadme loco, pero lo mismo es porque es un reality y hay mil cámaras, sí que miran. Y claro: le pillaron. Qué poco instinto para el delito. Omar es la única persona a la que han detenido por llevarse lápices pequeños del IKEA.

Pero volveremos sobre eso más adelante amigas y amigos, porque como bien sabéis y si no lo sabéis ya os lo digo, lo primero es seguirme en redes. Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

Vamos con el resumen de la gala:

JJV salió al plató con una americana que la pones en un mercadillo y tienes que pagar para que se le lleven. La chaqueta de JJV estaba hecha con la piel de varios cachorros de pulpito reversible. Es el Cruella de Vil de los terciopelos.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto un moño que es el peinado que te haces cuando tienes prisa y la cocina sin fregar. La falda era muy bonita, pero por un lado era muy corta y por el otro muy larga y daban ganas de enderezársela para que la llevara igual por todos lados. Llámalo visión de moda, llámalo puto TOC.

Comenzamos con un juego. En la prueba tenían que pedir uno a uno para hacer los equipos y el que se quedara suelto se quedaba sin jugar. En Supervivientes ser impar es peor que la muerte. ¿Quién se quedó fuera porque nadie la eligió? Valeria. Es raro, teniendo en cuenta que Valeria es una persona muy habilidosa. ¿Tiene la misma coordinación motriz que un potrillo recién nacido de una yegüa que fumaba crack durante el embarazo? Sí. Pero hay que quererla así.

Lara Álvarez tardó media hora en explicar la prueba, porque era un recorrido con 856 fases. Es más fácil montar a ojo un satélite militar que acabar esa prueba.

La recompensa eran esterillas y sacar de sus maletas prendas y/o objetos y además un bol de lentejas. Eso parecía el escaparate de El Precio Justo, les faltó un piso en Torrevieja.

Sajen gritaba “LENTEJAAAAAAAAAHHHHHHHHSSSS“, con un tono erótico-sexual que daba cosita. Sajen no es de comprarse juguetes eróticos, es de comprarse legumbres.

Al final del recorrido había que hacer una operación matemática y los del equipo de Tom le pusieron a él. A saber por qué. En el otro equipo pusieron a Gianmarco. A ver, digamos que el mundo no se ha perdido dos grandes matemáticos.

¡¡Y GANÓ GIANMARCO Y SU EQUIPO!!

Tom golpeó su cuenta cabreado, en uno de los reventamientos más sonados de los últimos tiempos. Según Tom fue culpa de los demás, que le confundían. JAJAJAJA Tom te clava un cuchillo y la culpa es tuya por mancharle su cuchillo de sangre.

Se tiraron todos los ganadores al suelo a celebrarlo y Sajen se puso a frotarse contra Gianmarco y bueno, digamos que ahora Gianmarco ya no es un muchacho inocente. En el metro los carteristas te puede robar la cartera sin que te des cuenta. Lara Sajen se te lleva la virginidad al descuido.

Les dieron dos minutos para comerse las lentejas y se las acabaron antes. Qué puñeteros sumideros de comida.

De las maletas sacaron cosas de primera necesidad como un peine para Sajen. Omar, cogió unas bermudas que no eran de colores chillones, no, eran de colores gritones de desgañitarse. Ah y una camisa para la playa, que hay que estar elegante. Gianmarco cogió pantalones, de todos los largos posibles, a saber por qué.

Vídeo: Una noche se pusieron todos a bailar en torno a la hoguera, ¿todos? ¡¡NO!! Tom dijo que él no bailaba. Y menos mal, porque todos vimos que baila como un abuelo intentando colocarse la prótesis de cadera.

“Oh, mi Agustín, que estaba aquí tumbado”, decía Carlos Alba, acariciando un trozo de esterilla donde Agustín Bravo posaba el lomo antes de irse. Caslos es como una viuda mayor.

Y conectamos con Palito y Lola, dos personas con un rollo positivo que las llevas a vivir en el epicentro de la Peste Bubónica en el 542 d.C. y ellas contentas por la calle dando saltitos de la mano con sus llagas purulentas.

“Lleváis cuatro años juntos”, dijo JJV de Harry, el novio de Palito. “Palito es mujer de un solo hombre”, dijo Lola y al cabo de un rato dijo “yo también, ¿eh?”. Bueno es mujer de un solo hombre a la vez.

Y vídeo de Harry. El muchacho parecía majo, pero en aspecto estaba entre adolescente con problemas de adaptación y un buda flaco. Iba rapado y era blanco que refulgía y brillaba. Los humanos miramos las fases de la Luna y la Luna mira las fases de Harry, solo que él siempre está en Harry Menguante.

“Este es el adiós más largo que jamás he dado”, le dijo Harry a Palito al irse, porque Palito se despedía cada quince segundos y no dejaba que se fuera. Un poco más y el muchacho empuja a Palito y se pone a rogar a los barqueros que se lo lleven de allí.

Y vimos a Lucía Dominguín, madre de Palito, que de nuevo se había puesto flores en la cabeza, porque tiene complejo de jarrón. “Harry tiene 25 años también pero es más joven”, dijo de su yerno. Vale, los dos tienen 25 años pero Harry es más joven.

En la casa detrás de Lucía Dominguín, se veía que tenía el muñeco de un hombre vestido con una chilaba y un pañuelo árabe que creo que Bin Laden lo tiene Lucía Dominguín disecado en casa.

Conexión con Melyssa.

“Tras dos días de observación el equipo médico ha decidido que debido a tu buena evolución puedes volver a la playa”, le dijeron a Melyssa. Joder, dos días de observación, es que me imagino a alguien mirándola fijamente durante dos días. Claro, eso te corta la cagalera, porque aprietas el culo del miedo.

La madre de Melyssa, que es un encanto maravilloso, estaba llorando como una regadera.

Y llegó la MOVIDA

De vuelta en Palapa, Lara enseñó uno de los bañadores de Omar. En uno de los bolsillos de la bermuda que Omar había escondido una foto y unas notas. Y le habían pillado. Tampoco es que hiciera falta pasarlo por un escáner, es que la foto y las notas abultaban como la mitad de la Biblioteca Nacional.

JJV le pidió a Omar que leyera alguna de las cartas de Anabel. “Qué semana santa más rara, estoy enfadada, con moretones y sin poder hacer de nada“; le contaba ella. Madre mía Anabel escribiendo cartas de amor. Enternece. Es como los grandes autores, pero menos. Es Moretín. Colorín Tellado. Pablo Tetuda. Calderón de la Charca.

Omar se puso a llorar y no podía leer. Carlos, que estaba al lado, le corregía como maestra de pueblo de los años 40. Si Carlos llega a tener una regla de madera le arrea en las manos a Omar hasta que se le caigan los dedos.

“La organización cree que no has sido honesto con nosotros y por lo tanto has perdido las notas, la foto y el bañador”, le anunció el castigo Lara. Y además, te vamos a arrancar las uñas de los pies, a marcar con un hierro candente y a ponerte en una picota en la plaza del pueblo y los niños jugarán a lanzarte barro y verduras podridas. Bueno, eso último no.

Vídeo: Sylvia ha tenido que guiar y atender a Lara los dos días que ha llevado las gafas de oscuridad.  “Tú haz que me caiga, me tropiece o algo y cuando me levante más te vale estar al otro lado de la isla“, amenazó Lara Sajen. Qué amabilidad con el servicio. Luego que porqué los camareros le escupen en la comida.

DOOOOONDE ESTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA“, le gritaba Sajen a Sylvia, porque no encontraba las cosas. No como a Sajen, que sólo por los berridos la encuentras donde sea. Hay empresas de alquiler de coches que para localizar sus vehículos no les ponen un GPS, les ponen a Sajen de copiloto y ya por los gritos que pega los encuentran.

“Sylvia, café, por favor”, dijo Sajen, con un tono de Faraón dirigiéndose a un esclavo que daba miedo. Sylvia se lo puso, echándolo en un coco vacío que Sajen tenía. “Quién me ha puesto el café en la mano? ¿Me puede avisar que me puedo quemar?“; dijo exagerando como si hubiera perdido las huellas dactilares.

Sajen se pasó el rato jodiendo, pidiendo de más, exigiendo, poniendo pegas, dando órdenes… Es un encanto.

Omar y Albalá han estado atados, por las muñecas, por lo que han tenido que bañarse juntos, dormir juntos y quizá en la cosa de las pajas se han hecho un dos por uno. Tú te agarras la tuya, el otro se agarra la suya y con que uno trabaje el bíceps ya disfrutan dos.

Se han saltado las normas cosa mala. Valeria ha hablado más que un locutor con verborrea, Albalá y Omar han ido sin las correas y Sajen se la levantado las gafas para mirar y hasta para mantener conversaciones completas.

“¡NO PUEDES HABLAR, NON PARLARE!”, le gritaba Tom a Valeria, y es que como pretenda que Valeria siga una norma Tom va a tener que aprender más idiomas solo para poder chillarle más variado.

Sajen intentó negar que se hubiera quitado las gafas. “Nooo, las tenía puestas, lo que pasa es que me las movía, las recolocaba, porque me hacía doler el tabique y la sien”. “No me intentes vender moto que ya tengo”, le dijo JJV, que no tiene moto, pero tampoco quería una. Hizo lo que todos cuando nos ofrencen por la calle hacernos socios de una ONG.

Tom no ha sido capaz de hacer que sus compañeros cumplieran las normas, así que le tocaba castigo: Gafas de oscuridad dos días, un punto en las nominaciones o no comer ninguna lata en una semana. Los compañeros tenían que elegir entre todos su castigo. Yo creo que la mayoría querían votar que para qué elegir si podía quedarse con los tres, pero no se podía.

Al final la mayoría eligió que llevara las gafas. “Si me quito las gafas… castigo para los demás, ¿no?“, dijo Tom, que quiere mucho a sus compañeros.

Volvieron de un vídeo y Albalá estaba enfadado porque le habían dicho “perrito faldero”. OFENSACA GRANDE

Drama Reaction GIF

Joder, entre Carlos que se ofende porque le dicen “puto” y Albalá porque le dicen faldero, qué ofender más relajado tienen.

– ¡Eres un lechuguino!

– ¡Al juzgado que vas, denuncia gorda te pongo por intromisión a mi honor y a mi imagen!

Y así.

“Aquí se la cogen con papel de fumar”, dijo Sylvia. Efectivamente. En esa isla para ir a hacer pis se ponen preservativo o unas manoplas para la nieve. Lo que sea con tal de no tocársela.

Olga, en directo criticó a las personas que hablan por detrás. JAJAJAJAJA Y va Jack el Destripador y critica a los señores siniestros que matan gente por la noche en Londres, no te jode.

“Lara no para de montar pollos”, denunció Sylvia. ¿Sabéis esos pollos de goma que los aprietas y hacen ruido? Los fabrica Lara, que monta pollos. TACHAAAAAAN. Chiste malo número 235.256.

“Durante la publicidad Sylvia ha llamado a Lara ‘cara de serpiente'”, dijo JJV a la vuelta de una publi y Lara Sajen como siempre, en plan víctima, oh, drama, que le habían dicho una cosa muy fea.

“Todas las descalificaciones que me ha dicho en publicidad… tengo que soportarlo todos los días”, decía en directo Sajen, haciéndose la víctima. Oh, las descalificiones. Lara iba de pequeña a las competiciones de Judo y la descalificaban siempre sin saber ella por qué. Lara iba a mirar las notas del colegio y no aparecía en la lista, porque no tenía calificaciones. Estaba des-calificada. JAJAJAJAJA ¡SOY UN GENIO DEL HUMOR!

(Por favor, no me peguéis)

“Eeeeeeh, guapita, eeeeh, todo el mundo, guaaaapa, muuuack” dijo Tom en una bronca con Olga, mientras hacía el muchacho gestos de Jack Sparrow borracho. La forma de discutir de Tom es hablarte como una abuela mientras te pellizca las mejillas, “ooooy, oy, oy uuuuh, uuuuuuuuy”, y cosas así.

El caso es que todos los compañeros coincidieron en que Tom habla mal a la gente. Pero no mal tipo Arévalo intentando vocalizar, mal de poner un tono hiriente, altivo, altanero o como diría Gianmarco: “chulitoplaya”.

JJV comenzó a usar la ironía con que no se podía llamar “puto falso” a Carlos, haciendo ver que no era tan grave, pero tuvo que llevar la broma al extremo porque no lo pillaban. Estuvo a punto de salir Josep Pedrerol con una pizarra a explicarles la jugada.

Asunto caca:

Alguien se cagó fuera del cubo donde hacen poposotes, dejando el zurullo abandonado y triste, sin que nadie le quisiera. Como no se sabía quién lo había hecho, Lara Sajen abogó porque se le realizara un examen de ADN para localizar al autor de la cagada.

El trabajo soñado de un técnico de análisis comparado de ADN, dilucidar quién cagó fuera de un cubo. Esas cosas te llenan como profesional.

– ¡Gutierrez, ¿tienen ya los resultados de ADN de los asesinatos? ¡Si no están rápido el crimen prescribirá y el asesino quedará libre!

– Pues es que los del laboratorio se han ido a analizar una mierda…

– Ah, hostia, sí, que dejen lo de los asesinatos, claro.

Y así.

Sajen volvió a tirar de victimismo después de una bronca con Valeria, a la que había acusado de ser la autora del abandono de la caca. Antes de seguir, nunca abandonéis una caca, tienen sentimientos.

Has dejado la plasta de mierda ahí para que todos los veamos“, decía Sajen a Valeria, como si Valeria hubiera hecho un cenicero de arcilla y estuviera orgullosa de su obra.

“Tú eres una mujer de mentiras”, le dijo Valeria a Sajen, que ya se lo tomó a la tremenda, diciendo que le había llamado “mujer de mentira”. Creo que la más preocupada con su pasado es Lara Sajen, que no para de sacarlo a relucir.

Lo que Valeria quería decir de Lara es que es una mujer mentirosa“, aclaró JJV. Gracias.

“Anda, vieja loca”, le dijo Lara, a Valeria. Lo mismo lo que quiso decir es que Valeria es una mujer madura con excentricidades.

Directo.

Pido disculpas porque tengo vergüenza de esta cosa, nunca en mi vida me pasó una cosa así, de hablar de una caca”, dijo Valeria, que cuando va al médico y le preguntan si va bien al baño ella se acoge a su derecho a no declarar. Valeria antes revienta llena de detritos que decir que tiene que ir a cagar.

Y LA EXPULSADA FUE VALERIA

La señora dijo que había ido a Supervivientes a “encontrar su fuerza”. Lo mismo a donde quería ir era a un gimnasio. Hizo un discurso largo, pero me veo incapaz de transcribir el itañol que habla Valeria, que no es que mezcle palabras, es que mezcla gramáticas, tiempos verbales, conjugaciones… Valeria construye las frases con sujeto, verbo y suicidado.

Y llegó la prueba de líder: APNEA

El agua estaba más turbia que la contabilidad del PP, así que las imágenes acuáticas no dejaban ver nada. Lo mismo podrían ser concursantes que tortugas marinas haciéndose las muertas.

“Quédate ahí agarrada, Olga, mientras viene el médico”, le dijo Lara Álvarez a Olga, que salió del agua como la gente sale de una licorería: mareada.

Ganó Omar, porque con el oxígeno es como con la comida, lo retiene todo para él.

A todo eso, Valeria llegó a playa destierro. JJV conectó con Valeria y le dijo: “Una visita reciente os ha explicado qué es playa destierro y que allí están Palito y Lola. Tienes la posibilidad de contarnos la verdad”. Esto último lo añadió porque Valeria no sabe dónde están los cerros de Úbeda, pero se iba por ellos que parecía una guía local.

“De playa destierro yo no sabía la existencia, me dijeron que estaban en un palafito”, se excusó Valeria. JAJAJAJAJA Ah, bueno, claro, que no es lo mismo.

La chivata fue Sandra Pica, según JJV, algo que Sandra negó por mensaje a Marta López, que estaba en plató. Qué forma de hacer spoilers por el amor de Dios.

Total que Omar nominó como líder a Gianmarco “porque se va a salvar”. Otro motivo más para que me caiga regular medio mal Omar. Y además cayeron por el grupo Sylvia y Albalá.

¡Y se acabó lo que se daba!

El cabreo monumental de Carlos Alba en ‘Supervivientes’ por un insulto: “Estoy casado y no me puede decir eso”

Hay gente que tiene la piel fina y luego está Carlos Alba, que tiene la piel que a su lado el papel de fumar parece una plancha de acero. El cocinero tiene los oídos más educados que Isabel II en una recepción con embajadores y la más mínima palabra ofensiva le hace daño como a un perro un silbato.

Y claro, el otro día tuvo bronca con Lara Sajen, que tiene una boca que habla con un camionero turco del siglo XIX y le hace llorar. Y es que Sajen es una persona que no habla, discute. Es su forma de comunicarse, de expresarse, de vivir. Sajen se encuentra con un cachorrito abandonado y discute con él mientras le acaricia y piensa en adoptarle.

El caso es que el otro día por la noche estaba Lara Sajen poniendo a parir a alguien a sus espaldas, actividad que si fuera modalidad Olímpica, España era primera potencia con Lara Sajen como nuestro Michael Phelps, que no le cabían en el cuello las medallas.

Y en este caso era Carlos al que le pitaba el oído como la sirena de una fábrica. Carlos notó que la piel se le separaba del cuerpo del despelleje que le estaban haciendo y se olió que le estaban poniendo a parir a él. “A ver cuánto te dura que estás peleada con todo el mundo“, le dijo Carlos a Lara, que es otra que se toma cualquier comentario como una ofensa. A San Lorenzo lo quemaron vivo en una parrilla y no se lo tomó tan mal como Lara si le pides por favor que te pase la sal.

“Me peleo por decir la verdad”, dijo Lara, que dice la verdad todo el rato. En cada frase. A todos. Lara Sajen participa en una red de espionaje, la pilla la CIA y es la única de toda la trama que confiesa sólo porque ella siempre dice la verdad.

“Tú no te peleas porque eres un puto falso”, le dijo Lara. Tengo imágenes de Carlos en ese momento:

Reina del drama descarada GIF

En las salas de guionistas de las telenovelas turcas tienen una foto de Carlos Alba para cuando necesitan inspiración a la hora de montar un drama.

“Me ha dicho puto, ¿eh? Me ha insultado y estáis todos delante”, decía mirando a sus compañeros y a la cámara alternativamente. Si llega a pasar delante de un cajero automático pide las imágenes de la cámara de seguridad. Joder con Carlos, qué obsesión por los testigos. Carlos caga con la puerta del baño abierta sólo porque alguien pueda declarar que ha hecho de vientre.

Y después entró en bucle: “Me ha dicho puto, me ha dicho puto, me ha dicho puto, que quede claro, puto”.

PUTOOOOOOOOOOOOOOOOO, PUTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-TO, PUUUUUTOOOO, PUTÓ, PÚTO, PuuuuUUUUUToooooOOOOO.

“Que estoy casado y no me tiene por qué decir esta mujer que soy puto“, se quejaba amargamente Carlos, que se lo toma todo de una forma literal absoluta y claro, piensa que su mujer también y que iba a pensar la señora que Carlos deja tarjetas en los parabrisas de los coches en las que sale con lencería y dice que te invita a una copa y recibe desnudo.

– Carlos alegra la cara, que tienes cara de haba.

– ¡¡ME HA LLAMADO HABA, HABA, HABA!! ¡¡ESTOY CASADO Y HA DICHO QUE SOY UNA HERBÁCEA!!

Y así.

Hablas de Melyssa, de Gianmarco, de Olga… de todos hablas mal“, le acusó Lara y hala, otro drama servido. En serio, Lara Sajen te invita a cenar y te lleva los platos con una campana de metal y al levantarla en lugar de risotto de setas hay un drama empanado, los sirve.

“Lávate la boca con jabón. Dios sabe lo que hago yo y lo que haces tú”, dijo Carlos, que piensa que el único que ve Supervivientes es Dios. Los demás, que no somos Dios pero tenemos tele, también lo vemos y un poco criticón espaldero sí que es Carlos, amén de mentir sobre a quién nomina con tal que no caer mal.

“Si es verdad es muy feo porque si yo doy mi amistad la doy de verdad…“, dijo Melyssa y para qué queremos más. ¿Sabéis la escena de telenovela esa en la que una señora le tira de los pelos a una chica rubia al grito de ¡MALDITA LISIADA!? Pues van a hacer un remake en el que Carlos va a interpretar a la niña rubia.

“¡Me quiero ir del programa!”, decía Carlos, en una actitud muy madura, muy de hombre hecho y derecho que afronta los problemas. A Carlos le dijo una cosa su sargento en un tono un poco serio y Carlos de fue de la Mili.

Pero… oh, sorpresa: no, no se ha ido.

Se puede ser más ruin, vengativo y cobarde que Tom Brusse en ‘Supervivientes’, pero hay que entrenar para llegar su nivel | Resumen de la gala

Tom, con cara de ángel. De ángel caído. (FOTO: MEDIASET)

 

Caín mató a su hermano Abel arreándole con una quijada de burro, que ni siquiera de caballo, de burro. Si el hermano de Abel llega a ser Tom Brusse lo mata con una quijada de zarigüeya. Y es que Tom ha demostrado ser malo con avaricia en este concurso. La gente buena es buena sólo porque Tom se queda con la maldad de los demás, la acapara, es un cerdito trufero de lo malo.

Y lo demostró vengándose contra Gianmarco de la manera más ruin que se podía hacer y encima, cobarde, buscando unas excusas que se las cuentas a un juez y te condena por asesinato aunque fueras al juicio por una multa de aparcamiento.

Pero volveremos a eso más tarde… lo primero es ¡Seguirme en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto un atuendo de color rosa que parecía que la patrocinaba Boomer sabor fresa ácida. Jordi González… bueno, él se viste de forma práctica, que lo mismo pueda ir a currar a un plató, a servir cordero en una boda o a la recepción de un tanatorio.

La gala comenzó con un juego que trataba de que por parejas sujetaran con el pie un balancín donde había unas tinajas de barro. Si mantenían el equilibrio, podrían ganar un cocido. Por cada minuto, sumaban un cucharón de cocido. Si llega a planear mi madre la prueba, son dos kilos de cocido cada quince segundos. Y si pierdes comes el doble.

A Melyssa le tocó de pareja Valeria, que si te toca en una prueba es como si te toca un paracaídas donde han dormido ratones con hambre: lo más probable es que falle. Valeria ponía cara de concentración, mirando al infinito con los ojos muy abiertos. Llega un alien a La Tierra y se encuentra a Valeria así y dice “¡Hostia, un compañero!”.

“Me están picando los mosquitos”, se quejaba Sajen, que claro, no podía rascarse ni espantarlos. Los mosquitos miraban a Sajen y veían un buffet libre. Carlos Alba ponía las manos hacia arriba, que entre eso y la barba parecía que estaba echando una parábola en el desierto.

Al final fueron Melyssa y Valeria las primeras en dejar caer sus tinajas y eso provocó una debacle en cadena y todos se cayeron casi a la vez. Ganaron Olga y Albalá, pero los demás se llevaron tres cazos grandes de cocido.

Vídeo que podría explicar muchas cosas, ojo: Bronca entre Gianmarco y Tom, en la que Gianmarco dejó a Tom a la altura del betún, porque Gianmarco tiene clase y Tom tiene que repetir curso.

“Solo me gusta cuando haces el chulo playa”, le dijo Gianmarco, lo que le dejó a Tom con el culo torcido. Pero torcido que ahora Tom caga en oblicuo.

“Tu a mí no me importas cero no, menos”, le dijo Gianmarco a Tom, que piensa que es el centro del universo. Tom cuando estudió el planeta Tierra en el centro no veía el núcleo, veía su cara.

La tesis de Tom es que como se han nominado entre ellos no se pueden hablar. Tom piensa que si nominas a una persona él se queda mudo y tú sordo.

Y no podemos olvidar que Gianmarco, junto con Melyssa, fueron los únicos que se atrevieron a decir a las claras en la isla que lo de Tom y Sandra era un montajazo. Y esa afrenta se la guardó Tom como en una caja fuerte. 

Volvimos de una publicidad y en directo Omar se estaba quejando porque en su cocido le habían caído dos huesos y él quería chicha. “Damos vergüenza ya, ¿no?“, dijo Sylvia ante la actitud de Omar, que es un cicatero con la comida que sí: da vergüenza ajena.

Les habían servido el cocido en unas calabazas secas, porque para qué usar platos si puedes usar cosas recicladas. Los vikingos no bebían en las calaveras de sus enemigos por joder, sino por reciclar.

Vídeo: Momento ruin y traidor de Tom. 

Sylvia le regaló a Tom un caramelo, para premiarle por ser líder y luego le secó el chubasquero que se le había mojado. Está Sylvia que parece una Kely en un hotel, solo le faltaba dejarle la cama hecha.

Tom se lo pagó hablándole mal en el reparto de tareas. “Para yaaaaa, que voy a hablaaaaaaaar”, le dijo, porque Tom piensa que lo que él dice y hace es más importante que ninguna otra cosa. La NASA no puede demostrar que el hombre llegara a la Luna porque cuando fueron a poner la cinta apareció la comunión de Tom, que había grabado encima.

Y le dio a Sylvia justo las tareas que no quería. “Le invito a mi cumpleaños, le invito a la barbacoa, llevo una semana diciéndole que quiero pesca y así me lo paga”, se lamentó Sylvia, a la que Tom había traicionado. Puñalada trapera. Aquí vemos a Sylvia Pantoja, después de Tom.

Tom se cagó la pata abajo, porque no quería una bronca con Sajen. Así es él, valiente, no duda en enfrentarse con las fuertes… MUHA HA HA HA

Este fin de semana ha habido una tormenta gorda en Honduras, con 15 grados, viento y lluvia y eso les pareció mal tiempo. Esta gente no ha estado en León en invierno.

Carlos Alba miraba al cielo con sorpresa y asombro y decía “lluvia”. Creo que no le ha llovido en la vida. Era como un Tuareg viendo nevar. Creo que se ducha frotándose con arena, pero agua, poca.

En un momento todos se pusieron a trabajar y se montaron una chabola de la que estaban muy orgullosos, pero ahí no se metía a dormir ni una rata desahuciada.

“TORMENTA, TE ESPERAMOS AQUIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII”, gritaba Tom, muy chulo. Tom va a morir de un rayo, fijo. Qué valentón es. Luego llegó el agua y lloriqueaba como un perrillo abandonado.

¿Os acordáis de la cabaña esa que ellos la veían y les parecía un tupperware de estanca que era? Pues no, tenía más goteras que un colador roto. Eso no era una lona, eso era una red de pesca. Y de las de coger ballenas, qué agujeros.

“Hemos hecho un trabajo perfecto”, dijo Tom, al que unos defectillos no le estropean el trabajo. Sus antepasados fueron los que pusieron los cimientos de la torre inclinada de Pisa.

En playa destierro estaba Agustín Bravo diciendo “ha pasado, eh, las nubes más negras han pasado…” y cayó la mundial. Agustín le dijo a Noé que no fuera exagerado con lo del arca, que solo iban a ser cuatro gotas.

Eso sí, a él se le ocurrió guardar las brasas en una sartén, como el que va a hacerse un revuelto de carboncillo y allí mantuvieron la fogata, como los vagabundos de las películas americanas que hacen fuego en barriles.

Pero a Palito no le bastó y le dio una pájara que la taparon entera como si la dieran por perdida.

“No sé si me he dormido o me he desmayado”, dijo la pobre Palito, algo que, por otra parte, dicen siempre mis amigos cada vez que beben. “Me han contado que me llamaban y no contestaba”, dijo en directo Palito, que, definitivamente es como mis amigos cuando les dan las seis de la mañana y tienen a mano Jägermeister.

Lola se dedicó a cuidarla y a llevarle cosas calentitas que le van a dar el título de First Certificate of Abuela, que te faculta para cuidar nietos constipados por todo el mundo.

“Palito revivió”, dijo Lola, como si le hubieran dado descargas eléctricas aprovechando una tormenta y partes de varios cadáveres.

“Si estás ahí es porque el equipo médico piensa que lo has superado y que estás bien”, aclaró Jordi González. Las prueba realizada a la Dominguín fue una Paloctomía de repetición, que en términos no-médicos es darle con un palo a ver si se mueve. Si se mueve, es que lo ha superado y está bien. Si no se mueve pues con el mismo palo se tiene que hacer un bujero gordo y no sale en la gala.

Más cositas de Omar el tragaldabas que cosa que ve, cosa que al buche se echaba. “No porque hayas comido una recompensa vas a tener que dar tu parte de arroz, porque la recompensa te la has currado“, dijo Omar en un vídeo. ¿Se puede ser más rácano y poco solidario que ponerse fino a comer en una recompensa y exigir luego su puñado de arroz? Omar:

Claro que no, pero Omar es un profesional de esto. Qué ansia por la comida tiene Omar, a este muchacho le pilla un apocalipsis zombi y es él el que se come a los zombis. Omar ha sido actor. Cogió un papel en Cazafantasmas:

ghost busters movie s GIF

El novio de Anabel Pantoja lleva un tatuaje que pone Think Positive, pero debería tatuarse Think in Food.

Todavía había una prueba. Era una ruleta en la que había varias zonas: Bueno, malo, muy malo y lo peor. Vamos, que en lugar de la Ruleta de la suerte era la Ruleta de las putadas. La ruleta rusa es más segura que la ruleta de Supervivientes. Lara Álvarez leía los sobres que parecía Mayra Gómez-Kemp.

A Tom le tocó ser el vigilante de las normas. Si no se cumplen habrá consecuencias para Tom. Lo que le faltaba, que ya está venido arriba con ser líder y ahora le ponen a ser el tocahuevos oficial. Le van dar una placa brillante para que se la ponga en el pecho. ¿Con forma de estrella? ¿No, con forma de mano agarrando dos testículos.

Carlos le dio a la ruleta con ganas y estuvo girando el artefacto seis meses. Le tocó algo malo, que era tirar de nuevo. Lo hizo. Otros seis meses girando. Le tocó malo otra vez. No juguéis con Carlos a la lotería. Le tocó algo que no sabemos, porque tenía en el sobre incertidumbre. O sea, como cuando te dicen el resultado de la declaración de la renta.

A Gianmarco le tocó Muy malo. Se podía comer durante tres días un desayuno completo. Sin compartir y delante de sus compañeros. Vale… ¿ALGUIEN ME EXPLICA QUÉ TIENE ESO DE MUY MALO? Era MUY BUENO. 

Los guionistas de Supervivientes:

– Jo, tío, vengo triste… me ha tocado la lotería, Scarlett Johanson me ha enviado una petición de amistad y me ha crecido el pene dos centímetros mientras dormía.

– Hostia, macho, lo siento mucho, las desgracias no llegan solas.

Tiró Valeria. Le tocó Lo peor: Durante dos días no podía hablar. Le dieron una pizarrita y una tiza. Sus compañeros aplaudieron felices, porque para ellos eso era una bendición. Los compañeros de Valeria se bajan a ver cómo las excavadoras con taladros gigantes abren zanjas en las aceras porque el sonido es más agradable que Valeria hablando.

Melyssa tiró y le tocó Malo. El sobre le daba la opción de coger el pez más grande que pescaran sus compañeros para ella sola. En cualquier momento. “Para los que pescan y no quieren compartir, ahora me lo voy a comer yo”, dijo Queen Melisa.

A Olga le tocó algo malo. Desde ayer hasta el jueves tenía que estar todas las noches cuidando del fuego y solo ella. Omar, que es muy solidario, dijo “nos salvamos nosotros”, todo contento. Él es así. De la empatía pasa, de la empanada, no.

Sajen tiró y le cayó en Muy malo. Le tocó “la indiferencia”, “la nada”. O sea, que no le había tocado nada. Sajen estaba hasta apenada por no tener un castigo.

Albalá le tocó peor. En las próximas nominaciones ya tenía un punto. Se lo tomó muy bien. Muy bien que casi se enfada y no respira más hasta ponerse morado e hincharse por el co2 acumulado.

A Omar le tocó algo malo. Se trataba de algo relacionado con la traición y eligió a Albalá como posible traidor. Deben ir atados de pies y manos hasta el jueves. Yo no sé quién de los dos tiene peor suerte.

Sylvia fue la última. Le tocó muy malo. Pero era una putada para otro, porque le tenía que poner las gafas opacas a alguien durante dos días. Eligió a Lara.

“Mi primer nombre es sinceridad y el segundo directa”, dijo de sí misma Lara, que cuando sus padres le pusieron el nombre la funcionaria del registro civil flipó un poco. Cómo mola ponerle al retoño adjetivos en lugar de nombres.

– Hola, venía a poner el nombre a mi hija.

– ¿Y cómo quiere ponerle?

– Atorranta y de segundo Inexpresiva. Es compuesto.

– Voy a llamar a servicios sociales.

Y así.

El caso es que el castigo de Sylvia era que tenía que ser el lazarillo de Sajen. A la vuelta de la publicidad, oh, sorpresa, Lara Sajen estaba llorando. “Estaba con el subidón pero me he acordado de una cosa”, dijo ella.

“No voy a poder hacer una cosa porque estoy ciega”, dijo Sajen, porque el 26 mayo cumple aniversario de casada y está haciendo una manualidad y no lo va a poder acabar. Sí, a mí me pasaba lo mismo cuando tenía que hacer un cenicero con arcilla por el día de la madre.

Lara Álvarez leyó todos los sobres buenos. Había un sándwich, un perrito caliente gigante, librarse de las tareas o quitarse un rival en la prueba de líder. Pero nada era para Carlos, que tenía que elegir qué castigo de los que habían salido elegía.

Y amagó con quedarse el desayuno de Gianmarco, al que poco antes había llamado “hermano”. “Yo le cedo a Gianmarco mi arroz… es que amarrado no puedo estar, sin ver tampoco, el fuego es que duermo poco…”, dijo Carlos. JAJAJAJAJAJA No, si al final lo hacía por Gianmarco.

Pero al final se apiadó y decidió quedarse con la tarea de Lola, cuidar el fuego por la noche.

Pero resultó que Tom, como garante de la disciplina, tenía que decidir si era la decisión correcta. Y LLEGÓ LA VENGANZA RUIN Y COBARDE. 

“Hay que cumplir lo que se dice y Carlos ha dicho primero quedarse con el desayuno…“, eligió Tom. QUÉ RUIN TOM, CON TAL DE JODER A GIANMARCO. “Lo siento, pero vas a hacer lo primero que dijiste, que es coger el desayuno”, dijo Tom, con un ansia de hacer daño que va a pagar.

TOM ES MALO

Tom intentaba justificarse, pero la verdadera razón es que odia a Gianmarco. DIOS, QUÉ RABIA ME DA TOM. SI ES MÁS MALO LE MUERDE UNA SERPIENTE Y MUERE LA SERPIENTE.

“Es que a mí me han dicho que tengo que ser estricto”, se justificó Tom y Lara Álvarez le advirtió: “Igual de estrictos vamos a ser nosotros contigo en caso de que no se cumpla”. OJALÁ. POR EL AMOR DE DIOS. 

LE PONGO UNA VELA SANTA KARMA BENDITA.

Ya en plató a Jordi González le dejó de funcionar el pinganillo y se lo sacó de la oreja como el que se saca un cirio. Lo peor es que se lo dio a alguien del equipo, que ahora tiene la mano que en lugar de gel hidroalcohólico se tiene que echar disolvente. 

Melyssa ha habló de Tom en un vídeo: “Cuando coincidíamos en la tele me decía siempre qué guapa estás, qué guapa estás, como todo el rato ligando”. “Siempre lo hacía cuando no estábamos en antena. Y comentarios de esos que se van acumulando…”, decía Melyssa. A ver quién no la cree ahora, después de ver cómo se maneja Tom con las lealtades.

Ah, ¡el expulsado fue Agustín Bravo! Aunque aún tiene la posibilidad de saltar del helicóptero.

Y se acabó lo que se daba…

Conectan en directo con Anabel Pantoja y le hacen la pillada del año en ‘Supervivientes’ | Resumen de la gala

En ese momento cierran las líneas y Anabel cierra los ojos.

Por las venas de Anabel Pantoja corre la emoción, la pasión, la adrenalina… ¿Cómo, qué? Ah, no, me informan por el pinganillo de que por las venas de Anabel lo único que corre es sonido de sus ronquidos.

Pero ¿cómo juzgarla? Si es que ser colaborador o familiar y seguir la gala desde casa es una tentación al sueño que no la superaría ni el santo Job con seis cafés y Anabel Pantoja no es el santo Job y el café no le debe gustar.

El caso es que casi al final de la gala de ayer de Supervivientes conectaron con ella y estaba como una cesta de gatos al lado de una estufa. No la activaba siquiera el juego que dió su chico, Omar, alias ‘El Negro’, que como siga poniéndose moreno a las formaciones cósmicas que atrapan materia van a empezar a llamarlas Agujeros Omares.

Pero volveremos sobre esto un poco más tarde. Ahora, vamos con el resumen de la gala y antes… ¡Seguidme en redes que es como un OnlyFans pero gratis y sin chicha! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un vestido como de ir a la comunión de su sobrino un domingo por la mañana. JJV llevaba una chaqueta que es lo que pasa cuando una costurera es fecundada por un macizo de rododendros.

Y comenzamos con una prueba de recompensa

El juego se llama el hacha de los dioses. Y de los dioses no sé si era, pero grande sí. El lema del equipo que construye los juegos es: ‘BURRO GRANDE, ANDE O NO ANDE’. El Burj Khalifa iba a ser una prueba de recompensa que se fue de las manos.

Total, que se trataba de tirar una cuerda, de forma que se hacía balancear el hacha, rompiendo una tablilla en el lado del contrincante. Esta prueba la ve un francés del 1.800 y se emociona tanto que las guillotinas se las tiene que llevar el chatarrero por falta de uso.

Oh, sorpresa: Valeria no había entendido las normas. Valeria aprendió a andar a los 25 años porque lo de “un pie primero y luego el otro” se lo explicaron en español y no acababa de pillarlo. Lara Álvarez es la persona con más paciencia del mundo. Ella repite, explica, toma aire… soy yo y le explico que tiene que poner la cabeza debajo del hacha y no moverse. Y aún así, ganó su ronda Valeria.

También ganaron sus rondas Agustín, Omar, Olga y Carlos y Sajén de rebote, que se quedó fuera pero por acertar quien ganaba también tenía derecho a recompensa. Ellos mismos elegían su recompensa, pero sin saber, porque estaba oculta en unas cajas. Era una elección, pero poco.

Agustín Bravo utlizó el método de contar con las sílabas de su mujer y su hijo para elegir su caja. “Su-sa-na-a-lex”, menos mal que su mujer no se llamaba María de las Mercedes y su hijo Nabucodonosor. Le tocaron unas gafas de buceo, lo peor de todo lo que había. En cuanto llegue a España se va al Registro Civil y le cambia el nombre al niño.

Omar se llevó pizza. Valeria un melón, aunque como nadie se lo explicó creo que pensaba que era una pelota. Olga, tortilla de patata, entera. Y Carlos Alba 500 gramos de pasta. “Con tu capacidad creativa seguro que le sacas partido”, le dijo Lara. Buah, ya ves, con pasta a palo seco y agua de mar te montas un platazo que se caga la perra.

– Y esta es mi creación culinaria, la llamo Pasta sin artificios al aroma de Imagínate el sabor porque no tiene.

– ¿Es pasta cocida y me vas a cobrar 80 euros por gilipollas?

– Si.

Y así.

Como Sajén no tenía recompensa propia tenía que elegir compartir una y eligió pizza. Omar dijo que no quería compartir. Omar es muy generoso. Omar una vez tuvo peste bubónica y él no contagió a nadie solo por no compartir sus virus.

“Yo es que he ganado muchas cosas y la prueba esta muy rápido y la apnea 4 minutos y…”, Joder, Omar, cómo se lo cree. Si alguna vez notáis que tenéis la autoestima baja es porque se la está quedando Omar, que tiene mucha.

JJV conectó con Lucía Dominguín, que se había puesto otra vez flores en la cabeza, pero de ropa iba ya muy de estar por casa, que sólo le faltaba una gorra de Talleres Paco y un chándal viejo. Y encima estaba pintando un cuadro y haciendo manualidades. En la próxima conexión esta mujer sale cortándose las uñas de los pies. A esta mujer le suda el papo la vida. La adoro.

Lola y Palito se comieron el pollo que habían ganado. “Yo algún hueso me desayunaba”, dijo a la mañana siguiente Lola y se pusieron a roer los huesos. ¿Quién quiere huevos revuelos y bacon cuando puede rebañar un hueso?

Del pollo no quedó nada. Literalmente se comieron hasta los huesos. Las cacas de Palito y Lola son el sueño de un arqueólogo. Hay fosas comunes de batallas del siglo XV con menos huesos que las deposiciones de estas dos.

“Cuando los niños y los mayores se enteren qué tipo de ser ha estado viviendo con ellos… algunos ni lo nombran”, avanzó JJV sobre un vídeo que habían estado cebando. “Algunos ni lo nombran…”, hostia, Voldemort. El próximo expulsado de Supervivientes va a ser Harry Potter.

Olga está obsesionada con comer cangrejos. Cangrejo que ve, cangrejo que muere. A los cangrejos que haya una guerra nuclear se la trae floja, pero que Olga tenga hambre les da un miedo de la hostia. Si eres Cáncer, Olga te come el horóscopo.

También es bueno ponerse ante la audiencia para ver si te quiere o no”, dijo Sylvia hablando de nominaciones. Sí, está guay. Excepto si te echan, que ahí ya jode. Es como ponerse delante de un tren para ver si le funcionan los frenos.

“El cuerpo necesita gasolina, gasolina”, decía Sajen sobre el hambre. Lo mismo necesita mejor una ensalada y un filete. A Sajen le dejaron una vez el bebé de una amiga y le hizo biberones de diésel. Para Sajén la gasolina sin plomo es como la coca cola light.

Vídeo: Música triste y todos diciendo el hambre que tenían y poniendo caras de languidez como de dejarse morir. Era una oda a la depresión. Una vez se me murió una planta por falta de riego y estaba más contenta que los supervivientes.

Sylvia eligió a Tom para compartir su barbacoa de cumpleaños. Y eso enfadó a Omar, que le reprochó: “tienes a dos personas que te han alimentado en el barco y no las eliges”. Joder, Omar, con la comida se pone hiriente.

Nunca pidáis de comer a medias con Omar. Para Omar la última croqueta no es la croqueta de ‘la vergüenza’, es la ‘croqueta de la puñalada como la toques hijo de puta que es mía y te mato a ti, a tu perro, te quemo la casa y luego la apago meándome en ella’.

Omar iba en el vuelo ese de Viven, que se estrelló en Los Andes y que se tuvieron que comer a sus compañeros. Pues Omar iba comiéndose a uno ya antes de estrellarse.

JJV le preguntó a Agustín Bravo qué recuerdos tenía de Isabel. Agustín dijo que bien, que presentaron una gala juntos y que después “los recuerdos se van oscureciendo”. Pantoja coge tus recuerdos y los mete en el horno a 250 grados seis horas. Los recuerdos crujen y manchan después de que Pantoja pase por ellos.

Tú te acuerdas de que Papá Noel te trajo el juguete que querías y te coge Pantoja y te acabas acordando de que Papá Noel te atracó con una jeringuilla infectada.

“¿Fue Isabel Pantoja la que hizo que te quedaras sin trabajo en Canal Sur?”, le preguntó sutil JJV.

“No puedo afirmar a que ella lo hiciera, pero estoy seguro a que no ayudó a que yo continuara”, aseguró Agustín. Joder con la Pantoja, ha mandado a más gente al paro que la crisis de 2008. Aquí vemos a Isabel Pantoja, abrazando a Agustín Bravo, de espaldas.

the dictator kill GIF

Sylvia salió por la noche del corralito por un ataque de ansiedad, cosa que está prohibida. Salir del corralito, las crisis de ansiedad, no. Y Carlos, que había estado con ella consolándola, decidió que la castigaran de nuevo por saltarse las normas. “Hay que tener mano firme”, dijo Omar, que es inflexible. Pero inflexible que antes doblas una columna de granito que a Omar.

Y claro, Sylvia se enfadó. “Estamos como en una jaula de monos, que solo falta que nos echen cacahuetes”, dijo. Qué más quisiera que que le echaran cacahuetes. Si fuera así había hostias por entrar al corralito.

“Sois todos unos cabrones…”, dijo Sylvia y Carlos se ofendió. “Es una falta de respeto”, dijo Omar. Estos dos maromos tienen la piel tan fina que les puedes ver los órganos internos. Uy, me ha dicho cabrón, voy a llamar a mi madre llorando.

Al final todos los demás votaron que no la castigaban y Omar se enfadó. Qué sadismo por dios. Omar tiene más mala baba que una serpiente haciéndose una endodoncia.

“Es lo que ponía en el pergamino”, se excusaban Omar y Carlos. Y si en el pergamino llega a poner que se coman el corazón de Sylvia mientras aún palpita lo único que preguntan es que si pueden echar sal.

Y momento protagonismo de Tom y Melyssa, que está hasta los ovarios de Tom.

“Estoy un poco perdido, muy cansado, pero voy a luchar con la cabeza alta“, dijo Tom, que piensa que mirando al suelo no puedes luchar. Un antepasado de Tom se ahogó porque estaba luchando con la cabeza alta en el abordaje de un barco y se precipitó al mar por ir con la cabeza alta.

“Yo tengo un alma limpia, soy feliz y nunca intentaré hacer daño a Gianmarco o Melyssa, que todo el día hablan mal de mi”, dijo Tom, que se mira en el espejo y se ve alitas blancas salir de la espalda. Tom es tan puro y tan limpio que puede dormir dentro de una patena.

Y sí, reconoció haberle pedido una segunda oportunidad a Melyssa, pero dijo que e “era para vacilar, para vacilar”. Eh aquí una foto de la cantidad de personas que se creen eso:

Bored No One GIF

“Es que yo creo que en ese contexto es poco serio pensar que te lo dijera de verdad…”, intervino JJV, poniéndose de parte de Tom y en contra de Melyssa.

“Me lo dijo bajito”, reveló Melyssa. Y las bromas no se dicen bajito y todo el mundo lo sabe.

“Nunca más va a volver a salir de mi boca nada de este tema, porque quienes no me dejan en paz sois vosotros”, dijo como ultimátum Melyssa, que ya la puede torturar Torquemada con un soplete que ella de no habla más de Tom. Nunca. Tom no lo dice nunca más. Melyssa va a pedir las ensaladas con lechuga y Ate.

“Cuando una persona dice la verdad se ve y se palpa”, dijo Melyssa, que soba las verdades como el que elige un aguacate en un supermercado

Vídeo: Melyssa encontró una serpiente y Carlos fue muy valiente a verla, haciendo bromitas y sustitos a Melyssa. Pero en un momento dado pensó que la serpiente estaba colgando de una rama y chilló: “AY ME CAGO EN LA MAR”. Los pantalones de Carlos se llenaron ahí de medio kilo de caca.

“Como le sigan tocando el toto a la serpiente le va a picar en un huevo a uno de ellos“, dijo Sajen, porque Carlos le estaba dando con un palito, que parecía un niño tonto jugando con una paloma muerta.

Sylvia Pantoja solo preguntó: “No se puede comer, no?”

“No debía tener hambre como nosotros Carlos la ha tocado y no nos ha mirado y se ha ido”, dijo Melyssa. No, Melyssa, se ha ido porque ha oído a Pantoja y la serpiente ya se veía en la hoguera.

Melyssa y Olga fueron “al baño” y Olga preguntó: “¿Era gorda y grande? ¿Y larga?”. Si pensáis que iba a hacer una broma a tenor de esas preguntas como si en lugar de una serpiente estuvieran hablando de una polla como la pata de un perro envenenado, estáis muy equivocados.

Yo no hago bromas de penes. Lo que pasa es que Melyssa dijo que era “gorda como mi brazo”, y eso parecían las memorias de Nacho Vidal.

Valeria habló sobre si cuida o no cuida el fuego. Como estaba un poco enfadada, no se le entendía bien, pero vamos, que dejó clara su postura: “Io fuego dqwdbw e 2d2e f32ef 2ded  dormida  dd1331ib 13q r3g ma no mentira, efg3 jyrdjdhk dgwt`´dhd”.

“Me siento como la cenicienta”, dijo Valeria, porque la escrutinan y regañan. Lo que pasa es que si Valeria llega a ser la cenicienta se deja los dos zapatos y los pies y la carroza y quema el palacio y al príncipe le pisa los pies bailando.

Y se fue a la calle... ¡¡AGUSTÍN!!

Carlos Alba se puso las manos en la cara, haciéndose una mascarilla que parecía un montón de salchicas cosidas. Pobre, que se le llevan a hermano gemelo, a su otro yo, a su inseparable. Ver a Agustín irse lejos de Carlos era como presenciar la cirugía para separar a dos siameses.

Poco después Agustín llegó a la isla de las desterradas. “¡QUÉ PASAAAAAAA!”, les dijo con el saco puesto en la cabeza. Era la vieja del visillo recibiendo colegas en casa.

Palito solo sabía decir “que guaaaapo, qué guaaaaaaaaaapo”, como si se hubiera bajado de la barca Brad Pitt recién llegado de Troya.

Esta semana han estado practicando la apnea. “Aguanta, aguanta, un poquito más, mete cabezaaaaa, un poco más, ahora te pedirá oxígeno el cuerpo, convulsiones, pero tú sigue”, decía Carlos Alba a Tom.

Un poco más, sí, ahí, instrucciones seguras y ahí, ahí, ahora entra agua en los pulmones, así, un poco más, ahora pierdes el conocimiento, aguanta, aguanta, se te para el corazón, aguanta… ya puedes salir, Tom. ¿TOM?” Tom flota y se lo están comiendo los peces.

Y llegó la prueba. Había un oleaje que más que prueba de apnea era una prueba de no ser arrastrado por el mar y acabar en otro continente.

Y ganó Tom con 2.07 minutos sin respirar, que es el mismo tiempo máximo que ha estado sin pedirle a Melyssa una segunda oportunidad.

Hicieron una última ronda de conexiones con los familiares en sus casas. Lucía Dominguín enseñó el cuadro que estaba pintando. “Os lo enseño, a ver si lo vendo”, dijo. En la siguiente gala va a enseñar un Renault Modus viejo, una estantería que ya no usa, una bici estática… Lucía Wallapopping.

Y llegó la pillada a Anabel. Pusieron en pantalla la imagen de su web cam, pues estaba siguiendo la gala desde casa y estaba más dormida que un gato momificado. La cara de Anabel Pantoja era como un anuncio de somníferos. Anabel no da cabezaditas, da cabezados. No se queda traspuesta, se queda trasquitada.

He visto gente perder la consciencia por coma etílico con unos ojos más vivos que los de Anabel Pantoja. Es que ella es muy de vibrar con las galas…

Nominados. Valeria, Lara, Silvia por el grupo y Gianmarco por Tom, que es líder y que le tiene ojeriza al bueno de Gianmarco.

¡Y se acabó lo que se daba!

 

 

 

 

Peligro: Lara Álvarez se la juega en directo trepando por unas rocas sueltas: “¿Te imaginas que ahora por hacer la gracia…?”

Lara, lara, lara la trepadoraaaaaaaa. (FOTO: TELECINCO)

Lara Álvarez es de las mejores presentadoras de la televisión mundial. ¿Que tiene que despeñarse en directo? Pues se despeña, ella lo da todo. ¿Para qué quieres los dientes si no es para perderlos en una conexión? Pero no hizo falta, porque Lara es más dura que un diamante haciendo pesas y puede con todo, incluido trepar por una ladera inestable mientras Sobera le habla por el pinganillo.

Pero hablaremos de eso en un rato. ¿Sabéis qué es duro también? ¡Seguirme en redes y aguantarme por allí! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

La camisa de Carlos Sobera, salida de lo más profundo de un contenedor de donación de ropa. ¿Queréis saber qué pasa si tomas drogas caducadas? Mirad fijamente el estampado de la camisa de Sobera.

Lara Álvarez iba muy guapa, lo que pasa es que otra vez le habían puesto un collar como el aldabón de un castillo. La gente que compra esos collares pregunta dos cosas en la tienda: ¿Cuánto cuesta? y ¿Cuánto pesa? Y si pesa menos de dos kilos, no lo compran.

En el apartado de atuendos, hablemos de Marta López. Se había puesto un vestido rosa que podría ser la portada de la película La casa de la pradera se libera. El color era tan flúor y llamativo que le cae encima una avalancha de nieve y la encuentran sin problemas. Boomer se inspiró en Marta López para hacer el chicle de fresa ácida.

El juego se llamaba Emparedados. Si es que ya van avisando. La semana que viene hay un juego que se llama Hervidos Vivos, pero de qué va lo mantienen en secreto.

Carlos Sobera dijo que tenía un 47 de pie. “Ahora están todos mirándome los pies en el plató“, reparó Sobera, que menos mal que no dijo nada de hacia dónde calza el paquete.

Total que el juego era subirse entre dos paredes inclinadas apoyándose a unos pequeños listones clavados en las mismas.

“Duele”, decía Olga. “No entiendo”, decía Valeria, que la italiana no sé, pero la sueca se lo hace bien. Así que la descalificaron y Lara Álvarez aclaró que “los juegos los explicamos tres veces fuera de cámara, hay que estar atentos”. Valeria, mientras se explican los juegos.

Homer Simpson Simpsons GIF by Monero

Ya no jugaba, pero eh, Valeria se subió a las maderas a su puta bola. Valeria acabó la EGB y seguía yendo al colegio. Le prohibieron entrar cuando se quedó atorada con las rodillas en un pupitre.

Los que resistían se hacían daño por las posturas que tenían que poner. “Me vais a tener que imputar la pierna“, dijo Olga, porque le van a llevar la pierna a un juzgado a declarar. Cuando imputan a una pierna en lugar de tener derecho a una llamada tiene derecho a unas mallas.

Olga y Tom ganaron su ronda al llegar a los diez minutos.

En la siguiente ronda Carlos Alba ponía los brazos en cruz, pero con las palmas hacia arriba, mientras canturreaba. No sabías si estaba en la prueba de líder o pidiendo en la calle. Melyssa se quedó en una postura como de Spiderman con un apretón, pero eso de parecer una superheroína con problemas de gases le fue bien, porque aguantaba como una jefaza y llegó a los 10 minutos, clasificándose. Si la dejan llega hasta el jueves subida a las tablas esas.

Y vimos la despedida de Tom y Sandra, que como no podía ser de otra manera, protagonizó Melyssa, que es como un agujero negro de los marrones de Tom y Sandra.

“A mí me han dicho que venga a despedir a Sandra, no a discutir contigo”, dijo Melyssa, porque Tom tenía ganas de jarana. La parejita en genera la tiene, porque pasan del buen rollo a montar un pollo.

“Polioperada y puta”, me has llamado, le acusó Sandra, remontándose a los días de después de que Melyssa tuviera unos cuernos como los del padre de Bambi. “En conversaciones con Tom, sí”, reconoció Melyssa. O sea, que Tom se chivó a Sandra. Angelito.

“Quieres que te diga lo que… no lo voy a decir, porque no soy así“, dijo Melyssa, mordiéndose la lengua que casi se hace una hemorragia.

“Sí, mejor que no digas”, dijo Tom… Y como sabía qué iba a decir añadió “quieres hacer daño”. No, Tom, quería mimarte, no te jode.

“Él a mí antes de entrar aquí me dijo que le diera una segunda oportunidad, que había cambiado y le dije que si hubiera cambiado no me habría estado diciendo eso”, reveló Melyssa.

final judgment GIF

Si os fijáis en las imágenes podéis ver los huevos de Tom subiendo a ponerse de corbata como el que ve subir el ascensor panorámico de un hotel.

“Ni por millones de euros vuelvo contigo”, añadió Melyssa, que prefiere limpiarse el culo con un boleto premiado de Euromillones que volver con Tom. El oro perdido de los incas Melyssa sabe dónde está, pero como es en casa de Tom prefiere no cogerlo.

“De mujer a mujer, nunca miento cuando hablo, mírame”, le dijo Melyssa a Sandra, pegando la cara a la suya. ¿Pero qué cojones iba a mirar Sandra si estaban a dos centímetros? Lo único que podía mirar Sandra eran los poros de Melyssa.

Cuando Melyssa se había ido Tom respiró por primera vez en un cuarto de hora. “Que yo quiero volver con ella... ya sabes como bromeo… puedo decir muchas cosas, pero no vuelvo con esa persona”, le dijo Tom a Sandra.

JAJAJAJAJA

– Melyssa, ¿quieres volver conmigo?

– Mira, Tom… ANTES VUELVO AL VIENTRE DE MI MADRE, ME HAGO ÓVULO Y LE DOY UNA PATADA AL PUTO ESPERMATOZOIDE QUE ME FECUNDÓ.

– No, si lo decía en broma.

Y así.

“No le voy a hacer caso”, dijo Tom, que dijo que Melyssa era “mala” con él. JAJAJA Si Melyssa se entera de en qué parte del cerebro tiene el recuerdo de Tom, se lo quita ella misma con un sacacorchos.

Sandra y Tom se despidieron con un “te quiero” de matrimonio con las bodas de oro ya cumplidas. Una vez me di de baja en Jazztel y la llamada acabó con más cariño que la despedida de Tom y Sandra.

“Menuda ‘Broncodespedida‘”, comentó en plató Sobera. ME ENCANTA EL CONCEPTO.

En plató Pilar Yuste le dio un ZASCA a Mara López monumental. “Es normal que defiendas a Tom porque te gusta“, le dijo la mujer. Eso tiene que doler.

Vídeo: “Tengo un corazón puro y limpio y nunca hablaré mal de Melyssa, aunque podría“, dijo Tom. JAJAJAJAJAJA El corazón de Tom lo guardan en una patena de lo limpio y puro que es. El corazón de Tom está más limpio que el Sanytol hervido.

Vídeo: Carlos ha mentido por segunda vez sobre a quién nominó. Dijo que a Valeria, pero había nominado a Albalá. A Carlos la verdad le gusta poquito. Nunca la echa en sus platos.

A Valeria la tienen entre ceja y ceja. Es verdad que es torpe y despistada que te preguntas cómo ha llegado a la edad adulta, pero no es mala muchacha.

La dejaron al cargo del fuego, a quince centímetros, y se quedó dormida. A ella el fuego no le quita el sueño, se apague o la queme viva.

Valeria:

This Is Fine GIF

A una antepasado de Valeria la quemaron por bruja. Al rato cerró los ojos y pensaron que se había muerto por las llamas, pero solo estaba echando la siesta.

Vídeo: Lola de bajón. “No tengo necesidad de sufrir“, dijo, porque cree que hay gente que sí que la tiene. Hay personas que les dan las seis de la tarde sin pasarlo mal y se sienten vacíos.

El arroz se les puso malo. Un arroz. Joder. Estas dos son capaces de dejar que se les caduque la fruta de plástico de adorno. A Lola le dejaron en el buzón publicidad del Burguer King y le acabaron caducando las hamburguesas de las fotos.

Palito se metió al mar a llorar. Menos mal que no tenían cerca cicuta, porque se pegan una ronda de chupitos que lo flipas.

Y conectamos con ellas en directo.

Tenían que construir una balsa con bambú y si aguantaban un minuto encima les daban de recompensa pollo con patatas. La barca tenía pinta de haberla bautizado con el nombre Naufragio II.

Vídeo de Palito haciendo de médium. “UUUUUH ESTOY CONECTANDO CON EL MÁS ALLÁ“, decía, porque Palito conecta con el más allá como el que llama al gato.

“Tu mano está súper cerda, eso me dice que estás trabajando duro“, dijo Palito al ver la mano de Lola, que estaba sucia que para ver el futuro en esa mano necesitas lejía y frotar mucho.

– Veo negro tu futuro…

– ¿Por las desgracias?

– No, por la roña.

Y así.

“Va a ganar una de las dos y la otra va a estar feliz porque le va a invitar a pizza, hamburguesas, croquetas...”, vaticinó Palito. A los dueños de buffets libre les gusta ese plan.

Lola chilló con un calcetín en la boca. ¿Sabéis cuantas lavanderías hay en su playa? Ninguna. Meterse ese calcetín en la boca es como beber agua de un cubo con una rata muerta dentro. Muerdes ese calcetín y te hace caries instantáneas.

La balsa flotaba poco. Las dos metidas en el agua encima de ese ingenio de bambú parecían el monstruo del lago Ness luciendo espalda. Pero aguantaron el minuto sin irse al fondo, así que ganaron el pollo.

Vídeo: Lara Sajen pasándose por el arco del triunfo las normas del corralito. Básicamente, que ella sale cuando le da la gana. A Sajen la mandan a Soto del Real y sale a comprar el pan todos los días.

Así que por unanimidad los concursantes tenían que decidir un castigo para Sajen y Sylvia, que eran las infractoras: No podían salir.

Lara salió por peteneras: “Escuché a Sylvia decir que yo había salido”, y a continuación dijo “No te estoy nombrando”. JAJAJAJAJAJAJA Sajen piensa que “nombrar” es no-brar, o sea, no dar el brazo a torcer.

“Tengo una bomba que en el momento en el que me quiera perjudicar esta boquita se abre y suelta todo“, amenazó Sajen sobre Tom. Joder con Tom, todo el mundo sabe algo para joderle. Querida lectora: Si no sabes algo malo sobre Tom es que no eres nadie y estás desaprovechando tu vida.

Tom tiene tantas cosas malas que decir de él que van a abrir la Biblioteca Pública Tom Brusse, que solo contendrá libros sobre Tom: Cosas Malas I, Cosas Malas II, Cosas Malas III… y así hasta el volumen MMCLXXXV.

Y acabamos con un apunte de Lara Álvarez, mi adorada y dueña de mi titular:

En una de las conexiones dijo que podía trepar más, porque estaba haciendo el directo desde una roca. Y Sobera le hizo un “no hay huevos de manual”. Y ahí se puso a trepar descalza por las rocas, como una cabra con ventosas en las pezuñas. De los creadores de Dora la Exploradora llega… LARA LA ESCALADORA. Así que la presentadora se subió hasta la copa de un árbol y sólo faltaba el mono odioso ese que lleva botas de matadero y que Lara empezara a decir “móchila”, así, con el acento mal puesto.

El caso es que las rocas por las que subía se desmoronaban y se movían. Ahí a Lara el valor no le falló, pero el agarre sí: “¿Te imaginas que ahora por hacer la gracia…?”, decía la mujer, por si se dejaba los dientes en directo.

Pero llegó arriba sana y salva, que a Lara la contrató Gengis Kan para pasar la Gran Muralla China. Y se puso contenta por no caerse en directo y se puso a hacer movimientos de victoria que gesticula menos Cristiano Ronaldo después de un gol.

Y con esto y un bizcocho… ¡Se acabó lo que se daba!

De montaje a bombazo retorcido en ‘Supervivientes’: Tom intentó dejar a Sandra antes de que Sandra intentara dejarle él

Corre, Melyssa, corre!

Para viajar gratis puedes tener un cupón de descuento o a Tom concursando en Honduras y decir que quieres dejarle. Sandra cupón no tenía. Y hala, te pasas unos días en Honduras de tontuna, porque los días de Tom y Sandra en Supervivientes si no son un montaje son una tontería como para exponerla en el Museo Nacional de la Tontá. Y de repente… ¡¡BOOOM!!

Melyssa dio la campanada confesando a sus compañeros una cosa que reventó la isla, el archipiélago, el país, el continente y el planeta Tierra, que si la NASA se está dando prisa por irse a Marte es porque sabía lo que se avecinaba con Melyssa.

Pero volveremos sobre eso más adelante… ¡Seguidme en redes, anda, porfa, y os busco un hueco en la colonización marciana! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

Lara iba muy guapa, solo que la parte de arriba del biquini era azul. ¿Qué azul? Pues como si una asistente de vuelo se estuviera electrocutando, azul azafataléctrico.

Diría algo del atuendo de Jordi González, lo que pasa es que Jordi con la ropa arriesga menos que un torero con armadura. La gente suele decir “lo de siempre” cuando entra al bar, Jordi González lo dice al entrar en vestuario.

Lo primero que vimos fue una gran bronca entre Lara Sajen y el resto de compañeros. Sajen es como la Alemania de antaño, no había guerra que no empezaran ellos.

Ella tenía que repartir las tareas y encontró la forma perfecta. La forma perfecta para que nadie estuviera contento. A Carlos le puso a cuidar el fuego, pero Carlos quería cocina, por una tontería de que es chef.

“Con la picadura… que me han quitado medio brazo”, se quejaba Carlos de una heridita del brazo, que no es exagerado ni nada. Carlos una vez se cortó un poco de más una uña del pie y pidió la confesión y los santos óleos. Si Carlos tuviera Amazon en la isla en su historial de búsqueda aparecería “brazo biónico”, “prótesis de mano” y “cómo cascársela si eres manco”.

El caso es que todos en contra del reparto de Lara y algunos, como Valeria, se sumaron a la exageración: “Carlos tiene el brazo destrozado”, dijo la italiana. Destrozadísimo. Carlos pone el brazo en la sección de carnes picadas del súper y se lo compran para hacer hamburguesas.

“Quiere que me pase la noche sin dormir y que se me descuelgue el brazo y que me joda“, dijo Carlos. Yo le miraba y veía en el brazo un pequeño vendaje. Carlos se lo miraba y veía el brazo colgando por un tendón. Carlos se ve así:

robot masturbating GIF

Todos intentaban razonar con Sajén, que dijo “no, no, no”. Ella piensa que debatir es meter a tu contrario en una lavadora llena de piedras y que se bata bien.

“Para el arroz y cuatro latas no hacen falta cinco estrellas de cocina”, despreciaba Sajen a Carlos, porque no le traga ni con agua. Y cuando Olga le presionó un poco, reconoció que el reparto lo había hecho… “Por mi beneficio, también…”. Acabáramos.

“¿No dice que es Superviviente?, que lo demuestre“, reclamó Sajen, que se encuentra a Carlos devorado por los cangrejos en la orilla y le dice “¿No eras un superviviente?”.

¿Y cómo acabó la cosa? Con Lara Sajén montando un drama que flipas. Pero drama sobreactuado. Pero mucho. A Sajen la fichan para las telenovelas colombianas y no le dan ni guión, que improvise, que te hace de cada capítulo una desventura.

NADIE SE PONE EN MI LUGAR, EN MI LUGAR“, decía Lara, que te subes en el metro y está ella sentada y te tienes que sentar donde ella estaba por cojones. Sajen no te cede el asiento, te lo encasqueta.

Un segundo después se le había pasado la histeria y se puso a razonar, pero claro sus argumentos tenían menos peso que el pedo de una hormiga. “Y si tiene que dormir menos, es lo que hay, que no hubiera ido a Supervivientes y se hubiera ido a los BoyScout“, dijo de Carlos. Argumentazos.

Y Lara se fue uno a uno, con Olga, con Alba… a comerles la oreja en contra de Carlos. “Si tiene un tajito… te ha picado una arañita en Supervivientes”, despreciaba ella la herida mortal con gangrena y pérdida de masa cerebral que tenía Carlos.

“Nadie está haciendo lo que le apetece”, dijo Lara, ah, pues cojonudo. Sajen piensa que un ambiente laboral tóxico es bueno. Ella entra de capataz a un monasterio de monjes budistas y acaban todos de mala hostia y meditando sólo en la forma de huir durante la noche.

“Es como un niño caprichoso”, dijo Sajén en medio de una pataleta. Sajen es tan madura y adulta que la ve Papá Noel y le pide que se acerque a sentarse en su regazo.

A Lara le parecía mal que se hicieran asambleas y se decida por votación. La puta democracia de los cojones que contraviene su voluntad.

Total, prueba de recompensa.

“Necesitamos encontrar al pichi que castiga”, dijo Lara en plan madrileño, pero le faltó decir algo tipo “el cajco de la mojca me da ajco” mientras bebía agua de Madrid que es lo que tienen en las venas los unicornios.

Y le encargó a Valeria encontrar al más chulo, sin saber Valeria qué cojones era eso. El más chulo votado entre todos se quedaría sin jugar. El caso es que salió como chulo Tom. No te jeringa… no dura dos cornás en Alcalá.

Resulta que Tom no podía comer, pero sí elegir a quienes jugaban las rondas, o sea, hacer dos equipos de cinco de los cuales solo comía uno. Según Tom eligió haciendo grupos de amigos. Tom piensa que un amigo es esa persona que te robaría un riñón solo por tener tres, por si acaso.

Jugaron Carlos, Gianmarco, Albalá, Valeria y Gianmarco. Lo que hizo Tom fue quitarse a los maromos.

El caso es que tenían que subirse a una plataforma alta que si te ponías de pie te quemabas el pelo con el sol y con una cuerda y un cubo llenar una tubería hasta que rebosara y asomara una llave, con la que abrir un cofre y montar el puzzle de una pirámide. Y he explicado todo eso en una sola frase, en lo que en gramática se conoce como una subsubsubsubsubsubordinada.

Valeria no encontraba ni el cubo, ni la cuerda y se encuentra el culo porque va palpando. Cuando lo encontró era incapaz de llenarlo, porque le flotaba. Qué mal se apaña esta mujer con las cosas. Si la evolución de los mamíferos hubiera dependido de Lara, en la Tierra seguirían reinando los dinosaurios. “No se llena, Lara, no se llena“, se le oía gritar de fondo a Valeria.

Y ganó Carlos. “Se lo dedico a mi padre, que le quiero con el corazón“, dijo Carlos. Claro, no le vas a querer con el píloro.

Cumple de Valeria. Tenía que celebrarlo con sus “enemigos”, pero en realidad eligió a sus amigos, como a Gianmarco. Valeria se puso a dar excusas para considerarle enemigo y encima Gianmarco se quejaba. Qué pocas luces.

Ahora enemigos no, ya nos hacemos amigos“, les dijo Valeria a los que les dio tarta, porque Valeria compra voluntades con bizcocho. Si Valeria hubiera llevado la contabilidad del PP en la Caja B habría magdalenas.

Ay, que se te ha caído el micrófono entre las tetas“, le dijo Jordi en directo y en plató a Marta López, mientras se asomaba al escote que si se cae dentro tienen que llamar a los espeleólogos para que lo saquen de la sima.

En la segunda ronda jugaban Omar, Melyssa, Sylvia, Agustín y Sajén. Agustín tenía un equilibrio como de cigüeña coja y borracha. Luego se ponía a echar el agua en la tubería, pero se le caía todo fuera. Qué poca puntería con el chorrito. Agustín debe dejar el váter cuando mea como si hubiera habido un descuartizamiento múltiple de limones.

“TÍRATE CON COJONES”, le dijo Carlos a Agustín. No, Carlos, si quieres salta y deja los testículos arriba. El señor Potato con huevos desmontables es Agustín, no te jode. Te viene con nariz, orejas, bigote y dos bolitas peludas.

Mi amada Melyssa iba un poco lenta en la prueba. La última vez que Melyssa se dio un baño tardó una semana en llenar la bañera.

El caso es que ganó Omar, segundos antes que Sajen. “¿No me puede dar un calamar? Que estuve muy cerca”, pedía Sajen, porque la organización tampoco se pone en su lugar. El mundo no se pone en el lugar de Sajen.

Y vamos con el rollo Melyssa-Tom-Sandra, que eso no es un triángulo amoroso, es un triángulo odioso.

Melyssa y Tom han discutido esta semana, básicamente porque Melyssa está cabreada de que la metan en medio de toda la historia y porque sigue manteniendo que lo de Tom y Sandra es un Montaje que ni un andamio de ocho pisos.

En plató Marta López aseguró que Tom quería abrir “una hamburguesería italiana”, y que Melyssa quería entrar en el negocio. Una hamburguesería italiana. Y luego iban una pizzería japonesa, un restaurante de sushi indio y un mexicano de kebabs.

Las dudas que despiertan su viaje a Supervivientes molestan a Sandra.

“Ha sido llegar yo y parece que la peste negra ha llegado a la isla”, una frase que han dicho a lo largo de la historia los conquistadores españoles del 1.500 y Sandra. “No he sido una visita muy bien recibida, la verdad”, añadió Sandra. Mira, otra vez igual que los conquistadores.

Para crear un montaje hay que estar muy mal de la cabeza y yo tengo otras cosas que hacer”, dijo Tom, que no puede hacer varias cosas a la vez. Él si está haciendo un montaje no puede hacer nada más. Tom es de los que apagan la radio para aparcar.

“Se aprovechan de la mochila del pasado, de que eres infiel o haces montajes”, se quejaba Sandra. Y es que Tom tiene una mochila del pasado del tamaño de un container de barco. En la mochila de Tom puede vivir una familia numerosa.

Tom dice que ha cambiado mucho, que ha aprendido de sus errores. “A veces hay que recibir hostias para despertarse y levantarse“, dijo Tom, que no conoce los despertadores que hacen bip,bip,bip y no te pegan.

“Me ha sorprendido de Tom la capacidad que ha tenido de reconocer muchos errores“, dijo Sandra, porque Tom ha estado esta semana como un perro de los que buscan droga, olía los errores y los reconcía.

“Él sabe que me voy como vine, dejando la relación en un paréntesis, pero le he prometido que cuando llegue a España voy a estar en casa y que voy a estar con él y que si necesita una oportunidad tendrá su momento, porque valoro todo en lo que se ha arrepentido”, dijo Sandra.

O SEA, QUE NO LE DEJA menudo mamoneo de semana gratis en Honduras

“He encontrado al Tom que había perdido”, aseguró Sandra, que ha ido a Honduras porque no sabía dónde se había dejado a Tom. Qué despiste.

“He visto el peligro de que podía perderla y eso no va a pasar una segunda vez“, dijo Tom, que la iba a reconquistar “a una velocidad de 1.000 kilómetros”. La va a reconquistar tan rápido que Sandra ni se va a enterar que ha sido conquistada.

“Podéis besaros o no, pero yo preferiría que si”, les dijo Jordi, que siempre que queda con amigos lleva condones para repartir, porque él prefiere que se besen. A Jordi le paró una vez una pareja de la Guardia Civil y él prefería que se besaran.

Todas las decisiones de mi vida las tengo que tomar con mi madre“, dijo Sandra en directo, que decide si ir a mear sólo si lo habla con su madre primero.

Tom le reprochó a Sandra que no se quisiera quedar. “Pero, ¿tú quieres que me quede? Es que no sé de cuánto se trata… y si me quedo no estoy concursando, qué soy ¿una palmera?”, se quejaba Sandra, en lo que parecía un claro mensaje-presión a la organización para que le dijeran: “vaaaaa, que sí, que eres concursante”. Pero no.

De repente entró Carlos Alba. ¿Para qué? Eso no era estar de sujetavelas, era estar de suetacirios… pero luego vimos que es que se había planteado en plan funeral, iban pasando todos uno a uno presentando sus respetos.

“Se ha quedado en que cuando él vuelva a España tiene su oportunidad”, insistió Sandra.

En plató estaba un tal Julen que se supone que es el chaval con el que ha tenido algo o está tonteando Sandra. “Se fue a Honduras… a mí me dijo que para ver a dónde tiraba”, dijo el muchacho, que no sabía dónde meterse.

“Toda la noche cuando me despertaba pensaba en que te quedaras…”, decía Tom, pero vimos cómo se había quedado con la manta y dormía a pierna suelta mientras Sandra a su lado se quedaba más tiesa que la pata de un elefante disecado.

Y BOOOM

Mientras en plató hablaban de tonterías, en la isla se había liado, aunque no lo vimos, pero nos lo contó Jordi González:

“Melyssa está confesando que antes de entrar en Supervivientes 2021 él y Tom se plantearon darse una segunda oportunidad… Que fue Tom quien le pidió a Melyssa una segunda oportunidad tres días antes de entrar a concursar”, contó Jordi.

Mañana vemos ese vídeo…

MOVIDA.

Y se acabó lo que se daba.

Cazan a Lola robando en la caseta del equipo técnico de Supervivientes y le ponen un castigo sádico

Lola, la Lupin española. (FOTO: TELECINCO)

Lola pensaba que había dado el golpe del siglo, el crimen perfecto, un entrar y salir de manual, un atraco que no lo planeaban los de Ocean’s Eleven ni con un año y muchos mapas. Lo que pasa es que robar algo en un sitio donde hay doscientos millones de cámaras grabando lo mismo no es lo más inteligente. Y claro, la pillaron.

Y os digo que había ladrones en el siglo XV a los que les cortaban las manos que se iban a casa mancos pero pensando “menos mal que no me han castigado como a Lola”.

Pero llegaremos a eso más tarde, amigas y amigos. Si no queréis que os robe en casa un caco con olor a sobaco, ¡Seguidme en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow

La cosa comenzó con JJV entrando a plató vestido como Freddie Mercury, con su bigotito y todo, lo que pasa es que más que una estrella del rock parecía un extra de Cuéntame.

Llevaba una capa roja que agitaba como si le estuvieran atacando abejas y tratara de espantarlas. Era una mezcla de folklórica electrocutándose y uno de Locomía cazando murciélagos.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto un collar con una cabeza de elefante. A tamaño real. Las cervicales de Lara Álvarez están más musculadas que Dwayne Johnson. Una vez estaba Lara sentada en un muelle, llegó un buque mercante y lo amarraron a las cervicales de Lara. Y NO SE MOVIÓ.

“Qué color tienes, Lara”, le dijo un poco más tarde JJV y ella respondió que era “todo nocilla”. Lo que me faltaba ya, que encima Lara esté untada en nocilla. El caso es que Lara no puede tomar el sol, porque se llena de hormigas.

– Lara, ¿qué haces tanto tiempo en el baño?

dance dancing GIF by Guava Juice

Total, que a Lara y a los concursantes les dio por cantar una canción de Queen, y se pusieron a entonar un “Ai guanchu breik frí” que se lo dices a un inglés y tiene que usar el traductor.

La recompensa de la prueba era tiramisú. El tiramisú es el mayor insulto que existe. ¿Porqué a una cosa tan buena vas y le echas café? ¿A qué estamos jugando, a joder postres con cosas que saben mal? ¡Venga, hagamos el bizcocho de limón con pis de gato!

La prueba consistía en hacer un circuito en equilibrio con un cubo de agua y echarlo en un barril, que a su vez desaguaba en una fosa donde la idea era ahogar a dos de los compañeros, que solo podían respirar por un agujerito en un cristal.

Yo no sé quién piensa estas pruebas, pero voy a abrir un crowfounding para mirarle un psiquiatra. Es que me imagino la reunión de guionistas.

– ¡PODEMOS HACER UNA PRUEBA EN LA QUE SE ARRANQUEN TIRAS DE PIEL Y LAS USEN PARA ATARA A UN COMPAÑERO ANTES DE DISOLVERLO EN ÁCIDO Y EL PRIMERO AL QUE SE LE VEA EL HUESO GANA!

– Paco, la próxima edición no vienes a Honduras.

Y así.

Valeria era una de las ahogadas, lo que pasa es que puso postura de rana en charca y sacaba la nariz por el agujero que parecía un oso hormiguero. A Omar, que era el otro, se lo comía el agua que parecía un gorrino tratando de hacer natación sincronizada.

Al llenarse las fosas ambos tenían que meterse en apnea. Omar fue el primero y aguantaba más que un submarino recién estrenado. A Omar hay veces que respirar le jode.

“¡¡AGUANTA, VALERÍA, AGUANTA!!”, le decían Agustín y Carlos a Valeria. Creo que en realidad querían decir ¡AHÓGATE VALERIA, AHÓGATE! Qué manía la tienen. Una vez fueron juntos en el metro y esperando en el andén la hicieron leer a Valeria lo de PROHIBIDO BAJAR A LAS VÍAS, solo que taparon con el pie lo de PROHIBIDO.

Valeria se ha pasado la semana diciendo que ella es muy buena en apnea y claro, aguantó poco así que si ya la tenían manía antes, ahora no te quiero ni contar. Se pusieron a echarle la bronca por querer oxígeno en sus pulmones. Qué cabrona Valeria, jodiendo a sus compañeros por el egoísmo de seguir viva.

“QUE AGUANTO MÁS DE TRES MINUTOS, QUE SOY CAMPEONA DE ITALIA, NOS DIJO“, se quejaba Carlos, que tiene mal perder. A Carlos todo lo que le dices le parece una relación contractual. Carlos dejó a una novia que le dijo que se lo iba a comer a besos y no se lo comió.

ME HAS DICHO QUE ME COMES Y ME COMES, le decía Carlos mientras se salpimentaba un brazo y lo metía en el horno.

Total, que llegó el momento de comer el postre transgredido. Albalá se comía el tiramisú que parecía un perro escarbando para enterrar un hueso. Melyssa engullía como los pavos. Eso si los pavos pudieran tragar cuatro kilos de tiramisú por segundo, claro. Entre la tarta de su cumpleaños y el tiramisú a Melyssa la exprimes y te sale caramelo.

Los perdedores tenían para ellos un pergamino. Les hicieron creer que era una penalización, pero eran 30 segundos para comer tiramisú, tarea a la que se entregaron como hienas en un concurso de comer carroña.

“Echaros tiramisú por el pecho, por el pecho, echaros por el pecho”, les aconsejó Olga que se piensa que el tiramisú es crema hidratante Esta mujer las natillas se las pone como el Chilly. En lo más íntimo, quiero postre.

Sylvia se metió tiramisú en las tetas a paladas. Ahora Sylvia tiene las tetas que necesitan una etiqueta de información nutricional.

Directo con Sandra Pica. Le ofrecieron quedarse unos días más y ella se puso a divagar. “Una semana… vale“, dijo, sin que nadie le preguntara. Era solo hasta el lunes, pero ella se quería quedar una semana más.

– Un año y medio a gastos pagados, la nacionalidad hondureña, vuelos a España cada mes, una propiedad en la playa, dos sirvientes… ay, como sois, ¿eh? Vale, me quedo, pero por vosotros, liantes, que sois unos liantes.

Y así.

Que sea una decisión que no quede en mis manos, que decida Tom, no me quiero hacer responsable”, dijo ella. JAJAJA Ojalá, OJALÁ, Tom hubiera dicho que no.

El caso es que en Supervivientes decidieron que ya que la tenían ahí sin hacer nada, pues la usaban para divertirse un rato, que es lo que nos pasa a los varones con el pene constantemente. Ya que está ahí… tengo un rato… en fin. Ya os lo explicaré cuando seáis mayores.

Sandra sería la gancho para hacer sufrir a Lola, para hacerle pagar por su tropelía: harían creer a Lola que estaba expulsada y que Sandra venía para sustituirla, como si alguien pudiera sustiruir a Lola, en su infinita ida de pinza maravillosa. Porque a la gente la pinza se le va en chándal y con lo puesto, pero a Lola la pinza se le va así:

dancing GIF by MY HOUSE

Total, que Lola había entrado en la caseta técnica del equipo, que es una pequeña choza que la organización tiene en la playa (con baterías, micros, agua y cosas así) y había robado unas galletas y como castigo querían hacerle creer que está expulsada.

En el Olimpo de los ladrones están ahora el Vaquilla, Alí-Babá, Billy el Niño y Lola, preguntando por Horus.

JJV conectó con ella. Estaba sonriente como siempre, en su puto mundo feliz lleno de teletubbies bebiendo Jägermeister. “Atención, porque una de vosotras ha metido la pata”, les dijo el presentador y a Lola se le vino el mundo abajo. Sabía por quién iba.

“Has robado galletas de la caseta técnica y al pirata Morgan no le ha hecho gracia, así que ha tomado una difícil y drástica decisión: estás expulsada”, le dijo JJV sin anestesia. Joder JJV dando noticias, qué sutil, qué fino, qué considerado.

– JJV, ¿tienes hora?

– Las diez y tu familia entera ha muerto devorada por tejones salvajes. Sufrieron mucho. Ahora hay tejones cagando a tu familia por todo el puto bosque.

Y así, sutil.

La buena de Lola se puso a disculparse: “Lo asumo, me lo merezco y lo siento, es que pasamos hambre y he cogido unas galletitas…”. “Me han pillado… son extremos que llegas a hacer aquí del hambre que tienes. Lo siento… a todo el equipo”, decía la mujer. Joder, qué rápido confiesa. Lola va a comisaría a hacerse el DNI y ya que está te reconoce varios crímenes los haya hecho o no.

A su lado Palito se quedaba blanca, con lo que parecía Lola, era un palito, pero no de polo, que tienen colorcito, sino de chupa-chups. “Yo también tengo culpa”, decía, tratando de compartir destino con Lola.

Sandra llegó a la playa con ellas y les dijo que venía a sustituir a Lola. Palito la miraba como si le estuvieran cambiando una hamburguesa por brócoli hervido. Lola le dio un consejo a Sandra: “No cojas galletas porque te expulsan”. JAJAJAJAJAJA Así, como norma en general.

“No me puedo ir de una manera más horrible”, se lamentaba Lola mientras subía a la barca. Se me ocurren mil maneras más horribles de irse, joder, qué dramas, ni que fuera ella Bin Laden. Con la boca ensangrentada por haberse comido a Palito, por ejemplo, habría sido más horrible. Habiendo mantenido sexo con una iguana y haberle pegado la gonorrea, por ejemplo, qué se yo. Se me ocurren muchas cosas. Algo que me preocupa, dicho sea de paso.

“Son las consecuencias de portarse mal y ser rebelde y pasar hambre”, decía Lola al irse, creyéndose ya Jean Valjean en Los Miserables. Lola pensaba que la barca la iba a llevar a trabajos forzados en la Francia de 1800.

Ella y Palito se fundieron en un abrazo muy sentido. “Ha sido cosa de las dos, me siento fatal”, decía Palito. Ha habido fusilamientos con despedidas menos dramáticas. Terminator fundiéndose en el metal candente con la manita diciendo adiós mientras el niño lloraba era una despedida alegre de luego te veo al lado de Lola.

Aquí la vemos subida a la barca:

Good Bye GIF

Y Palito en la orilla:

disney goodbye GIF

Pero ahí estaba JJV para cortar el rollo: “Bájate de la barca, que ha habido un problema con el motor…”, le dijo el presentador. El motor de la barca sonaba que ni un puto Ferrari recién engrasado, pero Lola se bajó echando leches.

“Lo hemos hecho para darte un escarmiento y que no dejes sin merienda a ningún compañero técnico”, le dijo por fin JJV. Uy, sí, los técnicos de Supervivientes, que pasan hambre. El cuento de la pequeña cerillera que muere de hambre y frío está inspirado en un técnico de Supervivientes.

Ahí fue cuando Lola se puso a llorar. Ella y Palito. Qué congoja por el alivio, oye, qué sufrir, qué sentimiento. “No sé ni lo que cogí, pero eran unas galletas muy ricas, la verdad”, dijo Lola, que no sabe ni lo que cogió pero se acuerda de la marca, sabor, textura, ingredientes y hasta de la puta fecha de caducidad.

“Son unas galletas que me voy a tatuar, eran blancas, con crema”, aseguró poco después. Ya verás cuando vaya a la tienda de tatuajes y pida el dibujo de unas oreo.

– Mire, como tatuador he visto muchas mierdas, pero tengo límites, si quiere una esvástica se la hago, una escena de zoofilia, se la hago, pero unas putas galletas blancas con crema, no.

Cambio de tercio:

Vídeo: Sajén se puso a cantar una canción de Shakira. Yo soy Shakira y la demando. ¿Por derechos de autor? No, por asesinar mi canción. Luego cantó Escándalo. Otro crimen. Esto es lo que Sajén le hace a las canciones:

Animated GIF

En otro orden de cosas, un ermitaño mordió a Gianmarco en un dedo y no le soltaba. Si a Gianmarco lo encuentran en Altamira, los arqueólogos fliparían encontrando sus falanges con un cangrejo pegado. De la cárcel se sale, de los ermitaños no. Al final fue Agustín Bravo quien se lo quitó. Le empezó a hablar al pobre ermitaño como si presentara un programa y el animalillo pensó que mejor se iba.

Vídeo: Melyssa contó a sus compis lo que le había pasado con el rollo ruptura de Tom y Sandra: “Entro allí y ¿sabéis a quién me encontré delante de mi tarta?”, les dijo, porque Melyssa ya lo mide todo en función de su tarta. Estaban los que creían que el sol giraba en torno a la tierra, los que descubrieron que la tierra gira en torno al sol y Melyssa, que piensa que todo gira en torno a su tarta.

JJV le preguntó en directo a Tom por la ruptura. “Qué dura es una ruptura, ¿no?”, le preguntó. No, JJV, mola, fue gustosita y suave. A veces la gente rompe por el gustirrinín que da, no te jode.

Tom se puso a llorar en la palapa de nuevo. Tom llora como forma de vida. Tom está en casa solo, aburrido y no se pone Netflix, llora y se entretiene.

Total, que JJV le dijo que Sandra podía quedarse unos días más si él quería. Y claro que quería. Es más, si le dan a elegir quiere tenerla atada a una roca.

“Espero que recupere un poco los sentimientos que tenía en el pasado, a ver si podemos mejorar y aclarar”, dijo Tom, como si los sentimientos fueran como la forma física o algo que se te ha caído.

– Ay, Tom, no sabes qué: he abierto el cajón de la cocina y estaban los sentimientos por tí dentro, qué despiste. Jajajaja, riamos juntos.

“Una pregunta… ¿podríamos organizar una cena o una comida, algo bonito? No todos los días, pero…”, tentó Tom. JAJAJA “No todos los días”, dice el jodío.

– Una pregunta… ¿podéis darme un brunch por las mañanas y pizza por las noches… la comida ya si eso no la hago, aunque me dáis un bocata de chorizo, por si acaso… No todos los días, sólo de Lunes a Domingo.

Vídeo: Tom diciéndole a Sandra que quería “oficializar un poco la relación”. Un poco. Tom va a casarse pero solo un poco. Este muchacho piensa que puedes oficilizar las cosas pero solo un poquito. Él firmó una hipoteca, pero sólo de un baño y parte del salón.

“Te veo y no sé si quiero reirme o quiero llorar”, le dijo en un vídeo Sandra a Tom. “Reirme o llorar…”, como el que mira a su tío del pueblo borracho en una boda tratando de hacer twerking.

“Tom, ¿estás preparado para vivir sin ella?“, le preguntó JJV en directo. Vivir sin ella, pero por Dios, ¿de qué estamos hablando, de Sandra o de un marcapasos?

“Me gustaría que a partir de este momento se me desvincule de esta pareja y no se me meta, espero que les vaya muy bien”, dijo Melyssa en directo. Ole sus ovarios. Y es que está ahí la mujer sin comerlo ni beberlo y la quieren meter en medio todo el rato. Es como el embutido, que está en la nevera tranquilo y la gente empeñada en ponerlo entre dos panes.

Vídeo: “Es la primera vez en mi vida que tengo miedo de perder a alguien“, dijo Tom. Porque él estuvo una vez en la guerra y que a los compañeros les llenaran el cuerpo de plomo y cascaran no le daba miedo. Tom una vez perdió a su sobrina en un centro comercial y nada, ni un poco de miedo, él a su puta bola.

Sajén se chivó de que Sylvia había dicho que “no se creía la telenovela de Tom y Sandra“. Sylvia se justificó diciendo que ya se lo había dicho a la cara. Y eso, claro, le da todo el derecho a decir lo que quiera después.

– Oye, que me han dicho que me vas llamando hijo de puta por todos lados.

– Pero si te lo dije a ti a la cara en 1976.

– ¡Ostrás! Es verdad, perdona, perdona, sigue, sigue.

Y así.

“Tenemos que hablar de algo, ya que no tenemos Netflix ni nada”, se justificó Sylvia, que o ve series o destruye la reputación de la gente. Jack el Destripador estaba bien visto hasta que Sylvia se aburrió un día y empezó a hablar.

“Voy a sacar mi raza”, dijo en un momento dado, ya cabreada. Sí, Sylvia normalmente lleva la raza en un bolsillo y no se le ve. Me imagino al poli estadounidense tratando de hablar con la central…

– ¡¡NECESITAMOS REFUERZOS, PERSEGUIMOS A UNA SOSPECHOSA POR LA QUINTA, HACIA EL NORTE, ES MUJER, DE RAZA… NI PUTA IDEA!!

“Eso se lo dije a Albalá y Albalá a ella, porque llevo dos días sin hablar con ella”, aventuró Sylvia, haciendo ver que Albalá guardando secretos es medio malo.

“Yo siempre digo las cosas de frente”, dijo Sajén, que estuvo en el antiguo Egipto pero no lo sabemos porque ella de perfil no se dejaba pintar. Ella hasta que no llegó la ley de frontalidad no se dejó hacer un retrato. Sajén es como Robocop o Batman, para hablarte se tienen que girar, que tienen el cuello más rígido que la pata de un perro envenenado.

“Ella no me hablaba, pero me habló justo para decirme eso”, aseguró Sajén sobre el cotilleo. Esa versión hacía aguas. Es como si los ingleses y los alemanes hubieran hecho crucis en la Segunda Guerra Mundial solo para contarse sus cositas.

A Melyssa tampoco le acaba de acuadrar el asunto. “Ese vuelo lo podía haber aprovechado mi chico para venir a verme“, dijo la muchacha, que esta semana ha vuelto a discutir con su exnovio, que aprovechaba la mínima para ganar puntos con Sandra.

“A lo mejor tienes rabia o envidia porque ella está aquí”, decía Tom a Melyssa en la playa un día, cuando vio que Sandra se acercaba y empezó a subir la voz y a defenderla, para que ella le oyera bien, que la estaba defendiendo. Ahí Tom se imaginaba como un caballero a caballo llegando al rescate de su chica y a Sandra cayendo rendida a sus pies, pero en realidad Sandra estaba en la inopia.

“NO HABLES MAL DE MI NOVIA”, dijo Tom, cuando Melyssa no había hablado nada de Sandra.

“Tienes que superar nuestra relación”, le dijo Tom a Melyssa. JAJAJAJAJAJAJAJA Melyssa tiene esa relación más superada que la edad de piedra. Mira, Tom, cariño, estás en una taberna sucia de Katmandú y Melyssa está en la cima del Everest meándote desde lo alto.

Gianmarco reveló un bombazo: “Cuando no había cámaras dijeron que querían ir al bosque a intimar“. Lo de intimar era en el sentido bíblico de la palabra. Digamos que Tom quería que su gusanito del amor fuera a visitar a la pepitilla del gustirrinín de Sandra. Que la longaniza saludara al mejillón barbudo. Que el guerrero de cabeza púrpura entrara en épica batalla con el dragón babeante. A follar, joder, que hay que decíroslo todo.

Total, que la primera salvada fue Sylvia. Sajén dijo que eso no le provocaba “ni frío ni calor”, pero estaba más reventada que unos pantalones de la 38 después de que se los pruebe Gérard Depardieu.

Por si era poco reventamiento, justo era el cumpleaños de Valeria y le cantaron el cumpleaños feliz. Bueno, Sajén no, ella puso cara de oler pedos. Sajén cantó el cumpleascos infeliz.

Y tal como había prometido, Valeria se puso a hacer un striptease. Lo que pasa es que llevaba biquini y poco se podía quitar, claro, así que fue más que un striptesase fue un menease.

Los tres machotes de Carlos, Omar y Alabalá se reían de Valeria. Se puede ser más cretino, pero ya tienes que estar federado.

Vídeo: Qué sibilina es Olga. Estaba hablando con Gianmarco y en un momento dado se puso a decir levantando la voz: “GIANMARCO, ANTES HABLABAS MÁS CONMIGO, PERO DESDE QUE HA LLEGADO VALERIA YA NO“.

Y cuando Valeria fue hasta ellos, porque la habían nombrado, le dijo Olga que siempre se está metiendo entre ella y Gianmarco.

“Yo no hablo de Valeria a sus espaldas”, dijo Olga en la palapa. A continuación, un vídeo de diez minutos haciendo exactamente eso. JAJAJAJAJA ZASCA

Se salvó Agustín Bravo, que se vino arriba y se puso a jalear a sus colegas: ¡¡VAMOS A DAR CONTENIDO!! ¡¡SOMOS UN EQUIPO!! Agustín Bravo era el que escribía los discursos motivadores del espartano cachas de 300!.

Vídeo: Omar de patrón de pesca de Alexia. “Es que aquí cerca son muy pequeños, tienes que irte, allí, más lejos, más lejos, más lejos…“, le decía Omar a la pobre Alexia. Omar quiere que estén los pesqueros noruegos en el Mar del Norte echando redes y se encuentren a Alexia sacando bacalaos de dos metros. Omar piensa que sólo se puede pescar en la puta Fosa de las Marianas, todo lo demás es pescar en la orilla.

Y Alexia a la calle, fue la expulsada.

“Os voy a apoyar a todos, os voy a apoyar a todos”, decía Alexia al irse, porque tiene complejo de muleta.

“Yo de aquí me quería llevar a mí misma”, dijo Alexia, que cuando viaja se mete en el hueco de medir maletas para ver si cabe, porque se lleva a sí misma.

JJV, oportuno como siempre, le recordó de forma sutil que había salido desnuda y como amante de un hombre comprometido. Así es él. “Ah, ¿la movida? para mí no fue tan bueno y para mis padres tampoco”, le dijo Alexia. CATACRACK.

Alexia se puso al lado de Lara Álvarez y eso parecía una versión femenina de Frodo y Gandalf. Es un remake que iba a escribir Tolkien, se llamaba Freda y Gandolfa, the Begining y era una precuela sobre las madres de Gandalf y Frodo, que eran amigas.

Prueba de líder en la noria infernal. A Gianmarco le iba genial, porque como es muy alto le iba el palo superior perfecto al hombro y las piernas perfectas al de abajo. Y claro, la pobre Melyssa se cayó antes, porque ella se meneaba ahí como un ratón agarrado al radio de una bicicleta.

Y a la calle definitivamente… Alexia.

“¡¡La de kilos que voy a coger, los kilos que voy a coger!!”, decía emocionada Alexia a Palito y a Lola, con las que se enfrentó a la expulsión final. “La de kilos que voy a coger”… Alexia lo primero que quiere hacer al llegar a casa son pesas.

¡¡Y se acabó lo que se daba!!