BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

La inmerecida humillación de Ana Guerra en Operación Triunfo, que ya tiene cuatro finalistas

Ana Guerra, más cabizbaja que María Antonieta después de la guillotina.

La verdad… siempre pensé que si fuera profesor nunca pondría un cero por mal que estuviera un examen. Incluso si en el examen hubieran dibujado penes o un retrato mio colgando de un pino canario, siempre le pondría al menos medio punto. Incluso un punto entero si en el retrato me hubieran sacado guapo.

Por eso quizá no entiendo las humillaciones innecesarias como la que sufrió anoche en Operación Triunfo Ana Guerra por parte de Julia Gómez Cora, que para ser una invitada llegó con el palo de bajar autoestimas. Cora es como la parca de la confianza, capaz de convertir a una altanera, preciosa y orgullosa en un bajón feucho y acomplejado.

Pero vayamos por partes, que eso llegó casi al final. La gala comenzó con la consabida actuación grupal.

Me encantan los trucos de la tele. Por ejemplo, como ya casi no queda gente, les pusieron un escenario para el número grupal que parecía el piso de soltero de un japonés. La canción no pegaba ni con cola con el programa.

Era un tema que habría sido genial para que lo interpretaran las Mama Chicho, pero Alfred, con su pinta permanente como de ir a comulgar, pues lo del calor tropical le pegaba como a un cristo dos pistolas.

Cuando Roberto Leal les contó la mecánica de nominación y clasificación de anoche los concursantes ponían una cara como de estar escuchando a un esquimal gangoso hablarles en hebreo antiguo con dos polvorones en la boca.

“Estaba recapacitando sobre lo que has dicho, pero no hay nominados, bueno, sí…“, dijo Aitana, a la que se le podían ver los engranajes del cerebro echando chispas. Los demás habían gripado definitivamente.

“Nominados… bueno, vamos a llamarles candidatos a entrar en la final“, dijo Leal. A tomar por culo. Los eufemismos entran triunfales desfilando por las calles de Roma.

“Candidatos a entrar en la final”… mis testículos. Las palabras correctas son “candidatos a la putada padre de quedarse fuera de la final y comerse la mierda como si fueran perros con problemas estomacales”.

Total, que Leal quería la revancha y le dijo a Mónica Naranjo: “A Roi le pusiste un diez, a mi un 5… y Mónica, no lloré“, para tocarle los ovarios. Lo que, por cierto, con la mala leche que tiene Naranjo es jugársela más que salir en la Primera Guerra Mundial de una trinchera a plena luz del día con un cartel que diga “si me dais nos rendimos”.

El público, al que amo persona por persona, comenzó a corear: “NOOOO LLORÉ, NOOOOO LLORÉ“. El que estuvo a punto de llorar fui yo pero de la risa.

“Este fin de semana piqué tres kilos de cebolla y no lloré“, dijo Mónica Naranjo, asumiendo la coña (más que nada porque no le queda otra). “Tengo que admitir que en lo poco que he visto había frases y memes muy ocurrentes“, dijo Mónica, con una pinta de que sí, de que se había reído por los cojones treinta y tres.

Y para compensar un poquito de dulce. Noemí Galera les ha dicho a los triunfitos esta semana: “Llevamos nueve temporadas de este programa y nunca había visto ni sentido esto“. Lagrimilla.

Ana Guerra, antes de cantar explicó que el bolero “es el estilo donde más me desnudo emocionalmente”. Si llega a omitir lo de “emocionalmente” sube la audiencia a un 450%. Ponen OT hasta en Portugal.

¿Te has vaciado esta semana?” le preguntó Leal. “Sí, me puse una lavativa y eso fue como las cataratas marrones del Niágara”. Os juro que yo soy Ana y le contesto eso. Mi carrera en la música se acaba en ese momento, pero qué risas.

Cantó Ana Guerra. Manu Guix, que debe estar pelado de pasta y está haciendo horas extra, le acompañaba al piano. Ana no cantó mal, lo que pasa es que iba tan despacio que parecía un curso de español. Sólo le faltaba hacer pausas para que los guiris repitieran. Creo que la habían puesto a 33 revoluciones y estaba grabado para 45.

Tras la canción estaban esperándole su padre y su novio. El padre casi tuvo que separar a su hija del novio con una palanca, porque Ana pasó de su progenitor en un par de segundos y se pegó al novio que parecían dos lapas siamesas.

couple love GIF

Luego le tocó a Roi. ¿A que no sabéis con quién tocaba? Sí: con Manu Guix. Yo creo que este hombre los fines de semana se hace bodas y bautizos. Dicen que han encontrado unos frescos en la tumba de un músico egipcio de la primera dinastía y salía Manu Guix con una faldita blanca y tocando el piano.

A Roi le estaban esperando su hermano y su cuñada, a la que Leal le tiró los trastos allí mismo sin pudor. “¡¡VAYA CUÑADA GUAPA TIENE ROI!!“, le dijo. Le faltó preguntarle en directo si trabajaba o estudiaba, si estaba sola y si venía mucho por allí.

Alfred sigue componiendo como si no hubiera un mañana. Les ha compuesto una canción a Ana Guerra y a Roi. Cuando se la cantó estaba también Amaia y los tres lloraron como si en lugar de tocar el piano Alfred estuviera echando gases lacrimógenos. La próxima letra de Alfred va a ser:

Llorad, hijos de puta, llorad

voy a componer hasta hartar

no puedo parar 

y si no lloráis vosotros, 

os voy a reventar. 

Alfred hace una canción a todo lo que se va. Le compone un tema a cada zurullo que depone justo antes de tirar de la cadena.

Llegó el primer trío de la noche: Agoney, Aitana y Amaia, que llevaba un vestido que parecía un probador del Zara vandalizado.

Turno de Alfred. JODER, JODER. Cómo me siento de identificado con él. Es un histérico del orden y eso es lo mismo que me pasa a mí. Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. Lo llevo tatuado en una nalga. En la otra también, porque la falta de simetría me jodía horrores.

“Tenemos una relación muy cercana con los fanáticos“, dijo Abraham Mateo, al que después de esta gala va a investigar el FBI por ser el posible líder de una secta.

A partir de ahí la gala se convirtió en un estudio pormenorizado del pelo de Aitana, que sólo faltaron seis tertulianos para dar su opinión y un catedrático de peluquería para los comentarios técnicos. A mí hablar de pelo me parece un insulto y una falta de sensibilidad hacia los calvos. Voy a hacer una protesta formal en RTVE.

Aitana cantó muy, muy bien. Con ¡¡MANU GUIX AL PIANO!! ¡¡SORPRESÓN!!

El caso es que Aitana cantando hizo que Mónica Naranjo estuviera a punto de las lágrimas. Y eso es como hacer que Hulk pida las cosas por favor.Un punto para Aitana.

Dúo: Alfred y Miriam. Qué guapa es Miriam, cago en la leche. El caso es que los dos han conectado mucho, como el cargador de un iPhone en un Android. Tienen la misma complicidad que Sherlock Holmes y Moriarty. Pegan igual que un velcro en un cristal. El caso es que Miriam estuvo bien y Alfred… bueno. En algo tiene que fallar el muchacho.

Turno de Agoney. El muchacho canta tan agudo que no es que pueda romper copas de cristal, es que pasa por delante del escaparate de una joyería y coge lo que quiere reventando el cristal blindado haciendo un trino.

Agoney hizo una buena actuación, Para mí que estaba echando un currículum para Eurovisión porque fue de lejos el que más espectáculo tuvo, con coreografía, movimiento, juegos con los bailarines…

Agoney para Eurovisión, lo pido por favor“, dijo Mónica Naranjo. Los demás triunfitos la miraban con una sonrisa de esas que ponen los actores cuando están nominados al Oscar pero se lo dan a otro.

olsen twins eyeroll GIF

Turno de Miriam en solitario. La muchacha empezó su canción tumbada sobre los bailarines, que le hacían una especie de cama. Soy yo y empieza la canción y pido cinco minutos más.

La muchacha bajó después para cantar entre el público, jugándosela, porque caminar entre triunfifans siendo un triunfito es más peligroso que nadar desnudo en un tanque de tiburones con un trozo de panceta atado al pene.

Le tocó cantar a Amaia “me han dicho que durante la canción tengo que estar cachonda. Te juro que me voy a tocar y todo”, dijo la muchacha. Alfred, que estaba por allí gritó “¡¡¿¿EN SERIO??!!”. Creo que el que se tocó esa noche fue él.

Amaia hizo lo que siempre hace: algo único, irrepetible, arte. Cuando Amaia canta te canta a ti y eso le va a pasar a través de la tele o en un concierto ante 50.000 personas. Les cantará a todos y cada uno de ellos.

Y cantó Abraham Mateo. Lo siento por el muchacho, pero a mí me dio vergüenza ajena verle imitar a los cantantes latinos. Era una mezcla de Justin Bierber y Maluma. Y eso es como mezclar vino del DIA con wiski del Mercadona.

Un señor que manda mucho en la cosa de la música salió en la gala a decir que se estaban forrando con los discos de OT, básicamente. “¿Por qué está aquí Domingo?”, dijo Leal. Pues porque ayer sería sábado, digo yo.

Domingo también anunció que habrá más conciertos en más ciudades además de Madrid y Barcelona para los conciertos post OT.

Y EL EXPULSADO FUE… ¡¡ROI!! Pero eso sí, ojo, porque se fue sólo con el 49% de los votos. O sea, que de puro milagro. Sinceramente, habría preferido que se quedara él. No sólo porque me gusta más cantando sino porque me descojono con él.

En su despedida Alfred lloró como si se hubiera dado en el meñique del pie con la mesita de noche. El público, con mucho buen gusto, se puso a gritar “SAPOCONCHO, SAAAAAAAAAPOCONCHOOOOOOOOOOOOOOOO”.

Es como si en un entierro te pones a corear el mote del finado, al que conocían en el pueblo como el Liendres. LIEEEEEEEEEEEENDRES, LIEEEEEEEEEENDREEEEEEEEEEES.

¿Soy el único que piensa que Roi empieza a estar hasta los cantaritos del amor de lo del sapoconcho?

A Roi le despidió con pena hasta Roberto Leal, porque Roi ha animado las galas y ha sido espontáneo y generoso. Nada dice más de una persona que dejar atrás gente que le echará de menos.

VALORACIONES:

  • Agoney: Manu le dio un 8. Mónica Naranjo le dio un 9. You le dio un 7 (por sus fallos del principio). Julia Gómez Cora le dio un 9.
  • Aitana: Manu le dio un 9. Mónica le dio un 8. You le dio un 8. Julia le dio un 9.
  • Alfred: Manu le dio un 9. Mónica le dio un 8. You le dio un 10 como una catedral. Julia le dio un 8.
  • Amaia: Manu le dio un 10 ¡TOMA! Amaia se quedó abrumada. Iba a decir con cara de haber visto un enano verde tocando la zambomba, pero quería usar la palabra abrumado. Mónica Naranjo le dijo que era “la que más está preparada para una carrera profesional en la música” y le dio un 10. ¡TOMA! Bueno y como Mónica es muy fina le dijo “viva la concha de tu madre”. You le dio un 10 ¡TOMAAAA! Julia le dio un 10 y le dijo que para ella era la ganadora. ¡TOMAAAAAAA, PLENOOOOOOOOOO!
  • Ana Guerra: Manu le dio un 8. Mónica le dio un 7. You le dio un 8. Julia le dio un 6. Joder, cómo se pasa la amiga Julia. Ana me dio mucha, mucha, mucha pena. Porque vale que no es mi preferida, pero desde luego no es para un seis.
  • Miriam: Manu le dio un 8. Mónica le dio un 9. You le dio un 10. Julia le dio un 9.
  • Amaia 40, Miriam 36, Alfred, 35, Aitana 34, Agoney, 33 y Ana Guerra, 29.

AMAIA, MIRIAM Y ALFRED eran así los tres primeros finalistas de Operación Triunfo 2017.

Y cuando le dieron la palabra a los profesores para salvar a otro lo primero que dijo Noemí Galera es que estaban “devastados” porque se había ido Roi aunque “nos alegramos por Ana”.

Pobre muchacha, de verdad. Creo que lo del seis fue una humillación innecesaria. Porque ya sabías que no pasaba, con darle un ocho bastaba. Eso sí, no me extrañaría que precisamente por esto (y porque es una artistaza, claro) se cuele en la final…

Es verdad que a nivel de canto Ana a lo mejor no está a la altura de sus compis actuales, pero sí que ha llegado hasta ahí justamente y que en lo de actuar es más completa que un complejo vitamínico.

El caso es que después de la gala, en el chat, Ana Guerra estaba chatfada que no veas. JA JA JA JA

Perdón. Me merezco látigo y prisión.

Los profesores salvaron a… AITANA.

Y se acabó lo que se daba, amigas y amigos.

¡¡EL 5 DE FEBRERO ES LA FINAL!!

Pero… ¿qué le ha pasado a Abraham Mateo?

Sé que las y los abrahamers me van a perseguir con palos y piedras por ésto, pero es que no me he podido resistir, que me perdonen.

Estaba echando un vistazo a la web de Operación Triunfo cuando he encontrado una noticia con indicaciones sobre cómo va a ser la gala de este lunes.

Bueno, todo bien, cambian las normas de elección de salvados. El jurado dará notas y los tres que más puntos saquen serán los que crucen la pasarela directamente.

Los profesores elegirán a uno más para convertirse en finalista. De los dos que quedan será el público el que elija al último que pase a la final.

Pero todo esto no es nada. Más abajo ponía quién iba a ser la jurado invitada, Julia Gómez Cora y quién el artista invitado… Abraham Mateo.

La última vez que vi a este chiquillo era así: 

Abraham Mateo, con cara de esperar a los Reyes Magos.

O sea, un querubín con una cara de inocencia que podrías encontrártelo cultivando marihuana y pensarías que son geranios antes que creerle culpable de algo.

Esa cara tersa que los gusanos de seda sueñan con ella cuando sueñan con algo suave, esos cascos rojos para oír los Cantajuegos, esas pulseritas que son las mismas que llevan los angelitos que hay pintados en la capilla Sixtina…

Y en la web de TVE veo ésto:

Señor crecidito (y Julia, pero ahora no es el caso hablar de ella).

¡POR EL AMOR DE DIOS!

Lo mismo vosotras o vosotros ya sabéis como es ahora o le habíais visto antes, pero yo no y ¿qué le ha pasado? 

No es que le haya llegado la adolescencia, no es el estirón, es que le ha mordido un empotrador y ahora se ha convertido en uno, como cuando te muerde un zombi.

Por favor, y esa cara de “me has mirado mal” y te voy a soltar un sopapo que vas a salir de la discoteca con seis dientes menos. Ese anillo en el dedo. Esa cazadora… nos lo han cambiado.

Eso sí, sigue teniendo el mismo pelazo. ¿Estáis tan impactados como yo o soy el único lerdo que no le había visto en su actual configuración de digievolución de pikachu a papichulo?

Trolean la entrada de Mónica Naranjo en Wikipedia: “emigró a México, donde no lloró nunca”

Mónica Naranjo

Siempre he pensado que si en este país tuviéramos la misma iniciativa, resolución y talento para las ciencias que para las coñas, España habría colonizado Marte hace ya 20 años, curaríamos todas las enfermedades y por fin habría un crecepelo fiable.

Ya sabéis la de coñas y memes que ha habido con lo de Mónica Naranjo y el llorar. Pues bien, resulta que han troleado su entrada en Wikipedia para añadir a su biografía que cuando emigró a México “no lloró nunca”.

Pero ojo, eso sólo ha sido en una ocasión. Un usuario corrigió esa modificación cachonda de la bio, dejándola como estaba, pero otro entró y cambió más cosas, añadiendo un “tampoco lloró” casi después de cada hecho de la vida de la cantante.

Por ejemplo, donde decía “se divorció cuatro años más tarde (y tampoco lloró)“. Sólo hoy hay cerca de 30 entradas y correcciones de ese estilo. Al final un usuario autoconfirmado ha tenido que proteger la entrada para que nadie más haga correcciones.

Troleos en wikipedia

A Mónica Naranjo le trolearon la entrada en wikipedia y… no lloró.

NOTA: ¿Qué pasaría si Mónica Naranjo tuviera hijos con Chuck Norris? ¿Una súper raza humana indestructible?

Porque es sabido que las lágrimas de Chuck Norris curan el cáncer y que las lágrimas de Mónica Naranjo pueden curar a Chuck Norris.

En otro orden de cosas… ¡¡AMAIA Y ALFRED QUIEREN IR JUNTOS A EUROVISIÓN!!

Esta mañana estaban tocando el piano y cantando en un rato libre. Aquí hago un inciso: sí, en un rato libre. Me descojono de los flipados que van de indies y de alternativos que dicen que OT es un karaoke y que sí patatin y patatán.

Estos dos jóvenes son músicos de carrera, multiinstrumentistas, compositores y unos intérpretes excepcionales. Pasan horas con la música en las clases y en sus ratos libres aún quieren más música. Idos a la mierda si no sabéis ver su talento y amor por ese arte.

Total, que decidieron (medio en coña, medio en serio) que querían ir juntos Eurovisión. Después de unas cuantas combinaciones decidieron que querían ir Amaia al piano y Alfred con el trombón.

Eso sí, la canción sería peor que el arroz con cosas: Alfred propuso un tema jazz pero con cosas de flamenco y rumba, porque esos tres estilos “van de la mano”.

Sí, esos estilos van de la mano y el mejor amigo del ratón es el gato. El caso es que es una opción para considerar, la verdad. Creo que ambos, con su toque de friquismo / rareza y su talento infinito harían un buen papel…

Alfred enferma misteriosamente durante la gala de ‘Operación Triunfo’ y aun así se salva de la nominación

Alfred, recibiendo piropos del público.

La cosa no ha quedado muy clara, pero dados los buenos antecedentes de transparencia de Operación Triunfo y si la privacidad de Alfred lo permite, quizá se sepa más: Alfred estaba enfermo anoche durante la gala de OT.

En algunos foros se habla de ansiedad, pero la única explicación que dio el programa, a través de Roberto Leal fue: “Alfred se encuentra algo mareado por eso anda entrando y saliendo de la gala constantemente, pero ha querido cantar esta noche, está bien, que no se preocupe nadie”.

Pero Alfred salió del plató por periodos de hasta casi una hora y se le notaba bastante descentrado y un poco ido, excepto en su actuación, que lo clavó. ¿Es demasiada presión, falta de descanso? ¿Algo pasajero tipo constipado o bajada de tensión o como dicen es ansiedad?

Bueno, mientras lo averiguamos vamos a contar, en tono de humor como siempre, qué tal fue la gala:

La cosa comenzó con la gente cantando Resistiré. Según iban a cantar se subían a unos cubos de plástico rojo. No sé si la gala la patrocinaba Lego o eran podiums reciclados de Barcelona 92.

A la pobre Miriam le dio un telele en el último minuto y se hizo un lío con el tema de levantar el micro, se lo cambió de mano, luego otra vez, y al final levantó el puño cerrado y se quedó con el micro delante de la boca. No sé si es porque se equivocó o es comunista y le estaba haciendo una señal para que empezara una nueva revolución. Momentos después de que Miriam levantara el puño…

“Aquí estáis… los que resistís, mira por dónde“, dijo Roberto Leal después de chocarles la mano y que se sentaran en el sofá. Es el Matías Prats de Operación Triunfo. Si se penaran los chistes malos se hacía un referéndum para poner la cadena perpetua con trabajos forzados y después poder aplicársela.

“Me gustaría dedicar esta actuación tan bonita que acaban de hacer los concursantes a mi hermana Raquel, que está hospitalizada. Raquel, resistiremos”, dijo Mónica Naranjo. Ojalá se mejore.

El cuarto jurado fue Carlos Jean, que es un crack. Lo que no entendí mucho es porqué llevaba gorra. Lo mismo es que en el plató de OT  a las once de la noche hace mucho sol y claro, hay que cuidarse que luego salen manchas. No me jodas.

You y Manuel hicieron una versión de Elvis Presley en la sala de peluquería, con una maraca y un ukelele mientras les peinaban. Las peluqueras cobran poco. Eso en cualquier sitio va con plus de peligrosidad. La tasa de baja por depresión en el departamento de maquillaje y peluquería ha subido un 250% desde ese dueto. A una maquilladora la pillaron intentando colgarse con el cable del secador de pelo.

Agoney cantó el primero, como nominado que era. Hizo una versión de Queen, Somebody to love, una de mis puñeteras canciones preferidas de todos los tiempos. No lo hizo mal, pero joder, es que se estaba midiendo con Freddie Mercury. Es como si intentas presumir de pene y te pones al lado del negro del Whatsapp.

Al cruzar la pasarela le estaban esperando su hermana y su tía. “Éste es al Agoney que yo conozco“, dijo su hermana, porque al parecer hay muchos Agoneys que no conoce y a éste sí.

Vimos un vídeo sobre los Reyes Magos de los concursantes. Ana War fue la típica que se levanta de madrugada y va a despertar a todo el mundo. La verdad es que tuvieron regalos chulos, como ropa, instrumentos, cosas personalizadas… vamos, unas putas mierdas. Una mañana de reyes sin una Xbox One o similar no es una mañana de Reyes.

A Amaia le trajeron una mandolina. “¿Pero tú habías tocado eso antes o no?“, le preguntó Leal, tal como le dijo Napoleón a Josefina en la noche de bodas.

Nerea cantó por Beyoncé. Hala, a ponérselo fácil. Joder, eliges una canción de Enrique Iglesias y todo lo que hagas va a sonar a puto genio en comparación. El vestido de la pobre era horroroso. Era una especie de falda corta de la que salía un faldón transparente y abajo un dobladillo opaco. Era como si hubiera tenido que salir precipitadamente de un retrete. Cantó bastante bien, por cierto.

A Nerea la esperaban su madre y su hermana. Leal le preguntó a la madre de dónde salía esa voz. Pues de la boca, no va a cantar con el sobaco. Aunque eso molaría. Daría grimita, pero molaría.

Nos pusieron unas tomas de la mesa del jurado y mientras que los fijos estaban tal cual, Carlos Jean estaba escribiendo que lo mismo aprovecha las noches para sacarse la FP.

El cantante invitado era Pablo López, que salió de OT hace diez años. “Realmente a veces ha parecido 80 años y otros diez días. Estoy jodido, debería haber venido con un psicólogo, porque es una sensación extraña”, dijo Pablo López que estaba emocionadísimo de estar ahí.

Si le invitan a ir a una ceremonia Azteca a arrancar corazones le apetece más y le choca menos que ir de nuevo a Operación Triunfo.

“Aquí lo que uno tiene que hacer y disfrutar de estas luces y estos colores“, recomendó Pablo López, que parecía un hippie vendiendo LSD en los setenta. Le faltaba Forrest Gump detrás y unas flores en el pelo.

Un trío no es como uno sólo, hay que estar pendiente de lo que hacen los demás“, dijo Leal sobre el hecho de que cantaran en un trío y tuvieran coreografía. Creo que lo hace a posta para dejarme los chistes a huevo.

Sí: en un trío hay que estar pendiente de los demás. Comer nachos mientras ves la tele cuando se está en un trío está mal visto. A saber por qué. “Vamos a alegrarnos un poquito con este primer trío”, dijo Luego Leal. Va, tío, Roberto, si me lo pones así de fácil no puedo.

Vimos un vídeo en el que Amaia animaba a Roi a decir en la gala, mientras cantaba “pá que lo goce Mónica“. Hace eso y Mónica Naranjo le nomina, le secuestra y ya le encuentran dentro de cincuenta años durante las obras de excavación de un parking.

Total que cantaron un reguetón que habla de vallenatos y mariposas y robar cosas. Y la verdad es que fue para ir a la cocina, buscar en el cajón de los cubiertos un sacacorchos y aplicarse a fondo con los tímpanos hasta que hicieran pop.

Fue el turno de Aitana, que al parecer sigue de luto por Cepeda. Se ha pasado la semana llorando que han tenido que ponerle una vía en vena conectada a una manguera de riego para que no se deshidratara.

Aitana cantó una canción de Sia. La verdad es que el flequillo lo tiene que un par de semanas más y le puede hacer de visera a toda prueba así se esté poniendo el sol en el desierto. Y cantó… bueno. Ni fú ni fá. Sí, amigos, esa es la técnica y depurada crítica musical que sé hacer.

¡¡EL REPRESENTANTE PARA EUROVISIÓN SE ELEGIRÁ EL LUNES 29 DE ENERO!! La semana antes ya se sabrá quiénes serán los tres finalistas que optarán a ir al Festival.

El 23 se sabrá cuales son las canciones que se defenderán esos tres finalistas y del 23 al 29 estarán trabajando en las canciones que les toquen.

Vídeo de Ana Guerra: Se levantó una noche con Roi y se pusieron a comer lentejas. Joder. Comen como recién salidos de una hambruna. Los humanos tienen tenias y las tenias tienen Anas Guerras. Bueno, y Rois, porque el gallego se comió las lentejas y unas fajitas. Creo que es un critter. Aunque no sé qué digo, si yo he desayunado cocido madrileño a las seis de la mañana con mi amigo Jose.

Eso sí, bailando salsa el muchacho tiene un flow que parece que le falta el coxis y media cadera.

Por su parte, Ana Guerra se subió a cantar a la mesa del jurado. Fue lo mejor que hizo, la verdad, porque o yo no oigo bien, que no, o desafinó, estuvo fuera de tempo, o similar.

Pablo López cantó con el piano. Se emocionó mucho y se volcó con la canción. Hasta el punto que le soltó una hostia al piano que lo van a tener que arreglar con andamios.

En serio, que le dio un manotazo que creo que el que hundió Excalibur en la roca fue Pablo López un día tarareando. Joder. Que Pablo López sacaba la guitarra en el campamento y los monitores hacían a los niños ponerse casco.

Y luego cantó Roi, que estaba acojonado. Creo que habría preferido cantarle el cumpleaños feliz a Hannibal Lecter a la hora de comer que después de Pablo López. Bueno, no lo hizo mal, pero a mí me dejó frío.

Roberto Leal, sacudiendo la alfombra.

Roberto Leal retó en directo a Roi a un concurso de baile: break dance, reguetón y una muñeira. Roi hizo, en ese orden, un paso como de caerse al suelo mientras aventas pedos con los pies, un me follo el colchón con 13 años y un me quema el suelo en la playa. Por su parte, Leal hizo un me están picando abejas en los huevos, te azoto, te azoto y me rompo el escroto y por último un voy borracho y quiero hacer bailes regionales.

El caso es que Roi consiguió 20 puntos del jurado y Leal 25 así que ganó el presentador, desempatando Carlos Jean por el “perreo”.

A Alfred le tocó un trío con Ana Guerra y con Aitana. No se ha visto en otra igual el muchacho. Creo que cuando le comunicaron sus compañeras lo primero que dijo fue “yo ya”. Y a lo mejor fue por eso, porque Alfred hizo una versión como de poner a Georgie Dann a cantar ópera.

Luego le tocó cantar a Miriam. En un vídeo contó cómo hace para dormir. Os juro por dios que el embalsamamiento de Tutankámon llevó menos tiempo y fue más fácil que cualquier noche de Miriam. La leona no cantó mal.

Y llegó Amaia.

Vimos un vídeo en el que Amaia aseguraba que cuando va a haber tormenta se le electrifica el pelo y que le cayó encima un rayo cuando era pequeña. Bueno, un rayo no, la ramificación del rayo. Se le electrocutó el pulgar. Amaia ha ido a la silla eléctrica por fascículos.

Amaia cantó Soñar contigo, tocando el piano a la vez. Es un tema de Zenet, que es el puñetero amo.

Amaia del Planeta Tierra.

Y LO VOLVIÓ A HACER.

No es que Amaia cante bien, que tenga un gran talento, que toque varios instrumentos, es que Amaia te canta al puto corazón. Te susurra al alma. Por eso es mi preferida. Es capaz de hacerme sentir melancólico o eufórico con su voz. Y eso no es afinar… es hacer magia.

Y la sucedió en el escenario Alfred, otro gran talento. Sobre todo sin bigote. Porque como todo el mundo sabe, dejarse bigote y seguir siendo un genio sólo lo pudo hacer Einstein.  El zagal cantó bien, pero la verdad es que la canción a mi me decía menos que un hámster disecado.

El comentario de You fue como un disparo a los testículos: “Estabas enfermo hoy, ¿no?”. No lo dijo a mala leche, pero es como si tu pareja te pregunta si está dentro. Se te caen los palos del sombrajo. Alfred dijo que no, que estaba bien.

PERO SÍ, LUEGO SUPIMOS QUE ESTABA ENFERMO. De hecho, tuvo que abandonar la gala en el momento de la expulsión “un poco mareado”, según dijo Leal.

Y SE FUE A LA CALLE NEREA.

Por el amor de Dios. Qué cosa más injusta. NEREA CANTA MIL MILLONES DE TRILLONES DE VECES MEJOR. La pobre muchacha se hartó a llorar, encima contenta porque se quedara Agoney. Me cae muy bien Nerea. Mucho. La adopto para casa.

VALORACIONES

A Miriam le dijo You que era difícil nominar porque todos eran buenos. Joder, pues id a un karaoke, no te jode. Y a la leona le dijeron que la suya había sido una de las tres mejores actuaciones, así que cruzó la pasarela.

Yo en mi casa ¿sabes cómo te llamo? El hombre que vive en un pentagrama“, le dijo Mónica a Alfred. Joder, Mónica Naranjo poniendo motes es muy escueta, la jodía. El caso es que nominaron a Alfred, pero el muchacho estaba como ido. Tenía los ojillos perdidos. No sé si estaba malo o decepcionado. Luego le doraron la píldora de lo lindo, pero nominado estaba.

A Aitana Mónica Naranjo le dijo que ella a su edad, “con 18 años se fue a México, sola, con una mano atrás y otra delante, sin saber lo que iba a pasar y que no lloró nunca”. Joder Mónica Naranjo. Antes llora Terminator que ella. Mónica Naranjo ve El diario de Noa mientras un cachorro de labrador acuna a un gatito a su lado y no es que no llore, es que se le secan los ojos.

Jean le dijo a Amaia que “tienes algo qute es maravilloso, algo que es tuyo, algo que te dio alguien… me gusta que al escucharte no se busca ninguna referencia, te escuchamos a ti. Tú tienes algo por encima de todo lo demás, que es un don”. Y claro, cruzó la pasarela.

A Ana Guerra le dijo Manuel que no podía decir nada malo de ella, pero que tenía que nominarla porque había tres que habían sido mejores. A Roi le dijo que “no se había encontrado con la canción”, y también le nominó.

Y, por descarte, Agoney se salvó y cruzó la pasarela. Pos bueno, pos fale, por malegro.

Y LOS PROFESORES SALVARON A… ALFRED. Pos claaaaaaro, así sí. El muchacho cruzó la pasarela a duras penas.

LOS COMPAÑEROS SALVARON A… AITANA.

ASÍ QUE NOMINADOS ROI Y ANA GUERRA.

Y se acabó lo que se daba, amigos.

Esto es lo que significa la letra de la canción que Alfred ha compuesto para Amaia de Operación Triunfo

Amaia y Alfred, de Operación Triunfo. (TVE)

Ay, que me da y me pongo tierno.

El amor es complicado. Es quizá la cosa más complicada que hay. Es más fácil dominar los misterios de la física de partículas que los del timón del corazón.

Pero cuando eres joven, muy joven y encima estás metido en una burbuja, las cosas son enormemente sencillas… tú la amas y ella te ama a ti y viceversa (viceversa, qué palabra más maltrecha por culpa de ya sabéis quién).

Y eso es lo que les pasa a Amaia y Alfred, que viven en una burbuja. No os negaré que el cínico que vive en mí siempre desconfía de todo, incluso del cariño que puedan tenerse ambos. Pero creo que es deformación profesional.

Alfred le ha compuesto y cantado una canción a Amaia y qué queréis. Ella se emocionó, pero en mi visión peliculera del mundo, ella debía haber llorado a mares, él haberla cogido por la cintura y haberse fundido en un beso mientras la cámara giraba en torno a ellos.

Pero no. Ella se emocionó, sí, sin llorar (mojarte la cara no es dogma de fe para sentir) y él la abrazó con la torpeza que los tímidos y los inseguros siempre abrazamos.

El caso es que Alfred la cantó primero en catalán y después se la cantó un poco improvisándola en castellano. Y como soy un iletrado que sólo habla castellano e inglés de haber viajado, os la transcribo en castellano, pero claro, no rima como en catalán.

Peeeero, se ve el sentimiento, que está escrita sin florituras, sin maquillaje, con la cara lavada y después de dormir ocho horas junto al amor de tu vida, que es como más bonitas están, suenan y son las cosas.

Te quiero ver
siguiendo de cerca
hacia donde va el viento
pero también te quiero ver
haciendo conciertos
hasta que no puedas más
tengo una extraña sensación
de no poder ir a mejor
pero sé que contigo
todo nos va perfecto
Yo te quiero ver
igual que el primer día
que te vi en OT
Cantando canciones
de Judith y el Kanka
como si fuera una broma
y es que todo lo haces
tan fácil, como pequeño
pero tú te haces grande…
mayor
hiciste 19 a media noche
Ven conmigo esta noche
Que te quiero ver
soplando las velas del pastel
que te quiero ver
cada día como si fuese ayer

NOTA: Me perdonáis que me ponga moñas, ¿verdad? 

Mónica Naranjo revienta en directo la exclusiva de ‘Operación Triunfo’ y saca a relucir la relación de Amaia y Alfred

Mónica Naranjo, interrogadora de la KGB nivel Pro.

Anoche se dio por hecho, por fin, en Operación Triunfo que Amaia y Alfred tienen una relación, pero se hizo de una forma suave y superficial, sin entrar en el tema. Hasta que llegó Mónica Naranjo y entró en el tema con un ariete en la puerta de un castillo.

Más adelante analizo ésta profunda cuestión de trascendencia vital y con la que, probablemente, abran mañana sus portadas los periódicos internacionales más serios. Pero hasta que llegue por estricto orden cronológico… resumencito de la gala.

La última gala de Operación Triunfo empezó con Mocedades cantando la canción de Hoy puede ser un gran día. Está bien que inviten a gente así, que nos recuerda que los setenta y ochenta existieron. Las infografías iban a la par, con unos arcoiris hechos con Paint en la pantalla grande de detrás.

Cuando acabaron de cantar descubrimos que no, que eran los concursantes de OT. Roberto Leal les chocó la mano al cruzar la pasarela. Siempre hay alguno que intenta escaquearse, porque les debe dejar las manos como si les chocara Robocop.

Pero no. Él está atento y si alguno se escapa va a buscarle al banco y le choca. La Policía Nacional está pensando en contratar a Roberto Leal para encontrar personas. Le enseñarían una foto y le dirían “no ha chocado la mano” y Leal encontraría al tipo aunque estuviera escondido en lo alto de una palmera en Tailandia. Y le chocaría.

A Cepeda le preguntaron qué tal estaba y él, en su infinito salero dijo: “Yo me siento bien, no sé“. ¿Qué le pasa a este muchacho en las galas? Yo le veo en la Academia y tiene su chispa, pero llega

Wally López estaba de cuarto jurado. Llevaba unas gafas de color verde fosforito que hacían daño a la vista. En serio. Los topos están ciegos porque un antepasado miró a la cara a este tío. Wally mira a un cíclope y lo deja bizco.

“Vais a dar conciertos, vais a querer cobrar por esos conciertos y no vais a tener muchos jueces, vais a tener muchos”, dijo You a los Triunfitos. Joder, ¿y si no quieren cobrar? ¿Pueden hacer una mierda pinchada en un palo?

Vimos cómo es la canción del sapoconcho… hasta que Roi la derivó en la canción del nominado, cuya letra básicamente era “los profesores están hasta los huevos de ti, el jurado está hasta los huevos de ti, los compañeros están hasta los huevos de ti y hasta el público está hasta los huevos de ti”, decía.

QUIERO ESTA CANCIÓN EN SPOTIFY YA

Cepeda chantajeó a mi prima, le dijo que cogiera el móvil de su padre para que le votase“, acusó Roi. Joder con Cepeda, es como la droga, acabas robando a tu familia para costeártelo.

Entre esto y lo del bar donde invitan a un chupito si votas a Cepeda, ¿cómo no se va a salvar cada vez? Si hay miles de niños escondidos en armarios votándole. En Vodafone están hasta las pelotas de padres cabreados preguntando que quién cojones es Cepeda y que por qué les han cobrado.

En el pase de micros Roi hizo llorar a algunas de sus compañeras. A los compañeros no porque son como trozos de carne sin sentimientos. El caso es que cuando eso pasa nunca sabes si es porque le has puesto mucho sentimiento o lloran de pena por lo que le estás haciendo a la canción.

El caso es que Roi lo hizo bastante bien. De fondo podíamos ver a Manu Guix tocando el piano como si tuviera alacranes debajo del culo, porque se movía arriba y abajo como si le estuvieran mordisqueando las almorranas.

Roi hizo una paradita en la canción, un silencio de esos de mucha emoción. Lo que pasa es que si lo estira un poco más me levanto a darle una hostia a la tele a ver si se arregla.

Al acabar aparecieron su abuela, una señora pequeñita absolutamente adorable, y el padre del muchacho. “No voy a ser muy original, todos decimos lo mismo, que estoy muy orgulloso”, dijo el señor. La señora estaba emocionada y como es una abuela, hizo lo que las abuelas hacen: echar piropos. “Sustos no me da, me da muchas satisfacciones”, dijo la señora.

Después fue el turno de Cepeda. Dijo que se toma cada nominación como si fuera la primera. Pero lleva 5. Hay tres tradiciones que no se pueden romper: celebrar los cumpleaños, comerse las uvas y nominar a Cepeda.

– Venga, niños, a dormir, que esta noche nominamos a Cepeda y mañana por la mañana se salvará.

Si Cepeda llega a estar en Belén cuando nació el niño Jesús, habría sobrevivido a los asesinatos de Herodes y se habría metido en el portal de Belén. Probablemente habría acabado echando al niño Jesús por votación popular y ahora tendríamos a Cepeda en los Belenes.

Cepeda de Nazaret y el Roiño Jesús. En segundo término pueden verse los cuernos del buey.

“Es una dedicatoria a mi novia y la quiero cantar con todo el amor de mi corazón“, dijo en directo el muchacho, que no le gusta buscar el toquecito tierno ni nada.

Roi le dijo “dedícamela a mí” y él respondió “también, un 10%”. Que pillo Cepeda, no quiere jugarse el coito si sale expulsado.

Manu Guix no llega a fin de mes y está echado horas extra, así que también tocó el piano para Cepeda. Creo que también puso los focos, les peinó, les maquilló y que después de la gala se quedó a barrer.

Al acabar le esperaban dos amigos. “Van a pasar todos mis amigos”, dijo Cepeda, claro, como siga estando nominado van a tener que empezar a traer al carnicero de su barrio, a un conocido del pueblo y hasta a un señor que se cruzó con él por la calle.

Mónica Naranjo les deseó el año nuevo a todos, lo que pasa es que Mónica Naranjo le pone un tono que parece que sabe que has hecho algo malo.

“Hace unas semanas vi un vídeo en el que le decías a tus profesores “pero qué mierda quieren estos de mi“. Nosotros no tenemos nada personal con vosotros. Pues macho, qué vamos a querer, que lo hagas bien, como lo has hecho esta noche”.

Turno para Aitana. A Roberto Leal le encanta putear a Aitana con el tema de la comida y encima siempre se lo dice como con preguntas trampa. La muchacha se pone a sudar porque si te entrevista un interrogador de la KGB te pones menos nervioso.

Aitana al parecer se ha pasado la semana robando comida a los compañeros y éstos la descubrieron y les faltó acudir con antorchas y palos afilados para castigarla.

Para reducir la condena, Aitana comenzó a delatar a compañeros. Cuando vaya a la academia la apuñalan en un pasillo con el mango de un cepillo de dientes fijo, nadie tolera a los soplones.

Aitana ha cantado una canción de Alex Y Christina y se han pasado la semana ella, los Javis, Manu Guix, la profesora de baile, seis catedráticos de sociología, cuatro ingenieros agrónomos y una señora de Teruel discutiendo sobre el trasfondo de la canción y si debía hacerse melosa o cañera.

Seguro que Alex y Christina con el “hago chas y aparezco a tu lado” querían poner de manifiesto el vacío existencial del alma humana cuando se enfrenta a la infinita levedad de la vida. Y claro, hay que comerse el coco a la hora de cantarla.

Aitana llevaba puestos unos pantalones de esos a lo Julián Muñoz, que por más que se lleven no dejan de ser unos pantalones sobaqueros de los de toda la vida. Dios nos puso ombligo para que supiéramos a partir de dónde NO se lleva la cinturilla del pantalón.

A Wally López le gustó mucho la canción y la actuación de Aitana, pero ¿quién puede tomar en serio a un tipo que lleva gafas de las que salen en un cotillón?

Siguiente: Agoney. El muchacho hace más tomas para un Instagram que Almodóvar para una película.

“¡¡MÁTALO, MATA EL ODIO!!”, le dijeron los Javis en su clase. Me encantan estos chavales, de verdad. Tengo que trabajar con ellos. ¿Les mando un currículum?

El caso es que Agoney tuvo que cantar encima de un cubo como de dos metros de alto, encima del que tenía que bailar. Le habían puesto un andamio como de estar enfoscando una fachada y aún así acojonaba bastante. Hubo un par de momentos en los que pensé que acababa la canción con un AAAAY, pero de hostiarse.

Vimos el vídeo de su salida por Navidad y de su reencuentro. Estuvieron sin verse unas 24 horas, pero se abrazaron y besaron como si hubieran pasado un año en una prisión turca con trabajos forzados.

Al parecer las amigas de Nerea se quieren pasar por la piedra a Alfred y él dijo que Amaia está a favor de las relaciones abiertas, así que… ja ja ja qué jodío el Alfred, que es tímido, pero gilipollas no.

El caso es que todo el mundo da por sentado que son pareja, porque si no él no diría eso de Amaia, como si ella tuviera que opinar sobre si pilla o no pilla cacho con las amigas de Nerea. Algo que también dio por hecho Roberto Leal.

¿Sabéis qué? Me gusta mucho que no se metan en el tema. No sé si lo he dicho ya. Pero me gusta. Saben qué es OT, de qué trata y no salen de esa línea para entrar en el morbo, aunque sea liviano y blanco.

Pero eh, ahí estaba Mónica Naranjo, que ole sus ovarios, para preguntar por el mostacho de Alfred, porque se ha dejado mostacho, que parece un adolescente con los primeros pelillos. De aquí a nada le cambia la voz, se le descuelgan los huevos y comienza a pasar tiempo en el cuarto de baño.

Volviendo a Mónica, le dijo: “Qué te parece, Amaia, ¿te pincha?” JA JA JA Se quedó loco hasta Roberto Leal. Y como Amaia se hizo la sueca para no responder, ella insistió: “Amaia no ha respondido”.

Al final, la muchacha, con más vergüenza que Messi en un partido de la NBA, dijo “bueno, hace cosquillitas…”.

Alfred y su desfile de hormigas.

Alfred se vino arriba con la versión rockera de su canción, tanto que al final lanzó hasta la púa al público. Y no se arrancó a reventar la guitarra contra el suelo de puro milagro.

Roberto Leal dijo que hay 35.000 personas en lista de espera para ir a ver en directo una gala de OT. Pues ya ves tú. Yo estuve una vez en las urgencias del Gregorio Marañón y había más gente. De todas formas está bien tener gente de más por si acaso te falla alguien, pero al pobre que sea el número 35.000 a lo mejor deberían insinuarle que lo mismo no va a ir a la gala.

Carlos Baute cantó… y lo hizo… bueno. No cruza la pasarela.

Qué cabrones. Qué cabrones.

Le pusieron a Nerea el vídeo de su estreñimiento. Cuando se quedaron Agoney y Aitana a esperar a que acabara y terminaron esperando en el pasillo todos los compañeros para hacerle una fiesta cuando acabó de jiñar.

Ya en directo la muchacha nos contó dos cosas necesarias de saber: que ella en los bares no caga y que cuando caga aprovecha y lee. Y nada de la etiqueta del champú, no, libros y todo.

El caso es que la pobre muchacha lo hizo un poco regular. Mónica le preguntó “¿qué ha pasado Nerea?” y la muchacha casi se echa a llorar.

Hacía tiempo que no decía yo la hora“, dijo Roberto Leal, justo antes de decir la hora ja ja ja ja ja ja ¡¡ESE ES MI ROBERTO!!

Pero era un preámbulo porque ya eran las 12 y era el cumpleaños de Amaia, que ya tiene 19 años. El público le cantó el cumpleaños feliz, pero cantaron que… tampoco cruzan la pasarela.

Me siento muy bien, muy madura”, dijo ella de vacile.

Miriam fue a continuación. Llevaba en la cabeza un artefacto para dar cabezazos. La muchacha se ha pasado la semana más triste que Falete en un Naturhouse. Teniendo en cuenta que su canción dice “me cansa estar triste” debe estar reventá.

La puesta en escena de Miriam era… las bailarinas llevaban plumas blancas que las cubrían por completo y eso parecía una alegoría de la entrada al paraíso. Sólo faltaba San Pedro con las llaves. Y después Miriam se quitaba la parte de abajo del atuendo y se quedaba en bañador de ir a hacer natación sincronizada.

Estás cañón, estás increíble y lo has bordado“, le dijo Wally López que es muy de valorar la intensidad de los giros vocales.

Llegó el turno de Amaia. Vimos en los vídeos que es la víctima preferida para las bromas. Eso sí, reacciona de forma peligrosa, porque a Agoney casi lo despelleja vivo tras un susto.

Amaia cantó muy bien. MUY BIEN. AMAIA DE ESPAÑA. Mónica Naranjo en pie. Yo con los pelos como escarpias. El público ovacionando y coreando “¡¡GAAAAAAANAAAADOOOORAAA!!”

Era el día de su cumpleaños, pero el regalo nos lo hizo ella.

Aunque como le habían puesto el escenario lleno de velas a mi me daba miedo que saliera ardiendo en cualquier momento.

Anoche había alguien el público que llevaba un colocón que ni el tío del “pim pam pum toma lacasitos”. Se pasó la gala pegando berridos tipo GUAAPPPPPPPPPPPPAAAAAAAAAAAAAA, ANIMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO y similares.

Pero desgañitándose, que acabó el público lleno de trozos de cuerda vocal.

Turno de Ana Guerra. La muchacha sigue hostiándose en la Academia. Esta muchacha tiene más cardenales que un concilio. La muchacha cantó la canción de Cabaret, uno de los temas con los que más me he emocionado en mi vida. Y no lo hizo mal, pero no me llegó mucho. Si podéis alguna vez ver en directo a Cristina Castaño haciéndola os lo recomiendo.

Vimos el vídeo de cómo los triunfitos se tomaron las uvas. Amaia y Miriam se comían las uvas como si se estuvieran haciendo pis. Agoney puso la moqueta perdida de cava y Alfred le comió los morros a su chica. Cepeda y Roi estuvieron a punto de hacer lo mismo.

Y SE FUE A LA CALLE… ¡¡CEPEDA!!

OJO ROI porque se quedó con el 73% de los votos. Y ante Cepeda, que era muy fuerte. Me alegro. No tanto porque se vaya Cepeda, que me ha ganado un poco, sino porque se quede Roi, que me gusta mucho.

El caso es que la despedida fue un drama. Todo el mundo llorando, Ana Guerra consolando a Aitana como si Cepeda hubiera muerto en la guerra, Roi desecho como si se hubiera pillado un testículo con la cremallera del pantalón…

Joder, no voy a decir que me emocioné porque soy un tipo duro. Pero vamos, que tenía los ojitos vidriosos. Pero ¿vidriosos de llorar? No, vidriosos como de estar tuerto y llevar un ojo de cristal.

Drama en OT, análisis profundo.

Total, que los finalistas a favorito (el último de esta edición) fueron Alfred, Aitana y Amaia. Y la favorita fue… ¡¡AITANA!!

Y LLEGARON LAS VALORACIONES:

Manu le dijo a Aitana que había hecho la actuación a trompicones. Pero da igual porque estaba salvada.

You le dijo a Nerea que había gozado con sus estribillos, pero que se había cargado las estrofas, que eran pesadas y que la proponían para abandonar la academia.

Wally le dijo a Alfred que no había llegado a hacer el temazo que esperaba, que no había sido de los cuatro mejores y que quedaba nominado.

Mónica Naranjo le dijo a Amaia que “no tienes idea de lo mucho que he disfrutado esta semana de que te hayan sacado de la zona de confort, has estado apoteósica, sublime, exquisita, la rehostia”. Le dijo. JA JA JA JA me encanta el adjetivo final que es como ir a cenar con la reina de Inglaterra, hacer perfecto el protocolo y eructar a los postres.

Manu le dijo a Miriam que lo había hecho de forma brillante, pero que tenía compañeros un poco más brillantes, que había estado muy bien pero que el nivel es espectacular. Nominada.

You le dijo a Ana Guerra que aunque lo tenía muy complicado lo había hecho espléndidamente bien, así que cruzaba la pasarela.

Mónica Naranjo le dijo a Agoney que su crítica constructiva iba a bajar la canción un tono y que le había encontrado inseguro y desafinado. Total, que propuesto para la expulsión.

Wally habló con Roi e insistió que los miembros del jurado habían tenido “un encontronazo” ahí detrás. You dijo que se “habían peleado”. Pero yo no me lo creo porque si se pelean Mónica Naranjo los hostia vivos. Manu muere y los demás salen de ahí con la cara como si les hubiera hecho caricias un puma con la rabia. Roi cruzó la pasarela.

Los profesores salvaron a Miriam. Me alegro, la verdad.

Los compañeros eligieron salvar a Alfred por mayoría absoluta (sólo Miriam quiso salvar a Agoney).

Así que nominados AGONEY Y NEREA.

Y se acabó lo que se daba, amigas y amigos.

¡Besos!

Cepeda se va de la lengua y revela por qué nunca es expulsado de Operación Triunfo

Cepeda, abrazado a una guitarra que lo mismo la deja embarazada.

Hola.

Hasta ahora pensaba que el motivo por el que Cepeda se salva de la expulsión semana tras semana era que ha hecho un pacto con el diablo. Digamos que creía que Cepeda tenía el alma rehipotecada de ofrecérsela a diversas divinidades, que había hecho tratos con los dioses del inframundo de todas las religiones.

Pero no, Cepeda se queda por un motivo más poderoso, más profundo, más arraigado. ¿El amor hacia las personas con pinta de koala recién salido de un incendio? No, el amor al bebercio.

Y es que ahora que han estado fuera por Navidad, Cepeda ha visitado el bar de un amigo suyo que había desplegado una campaña infalible para apoyarle:

“En el bar de un amigo tienen un cartel que pone: por cada voto a Cepeda te invitamos a un chupito“, reveló el propio Cepeda.

Nos ha jodido mayo. En este país si invitas a un chupito la gente es capaz de enviar mensajes hasta para que se quede Caperucita dentro del lobo feroz.

En el barrio de Cepeda hay dos cosas: gente sin saldo y gente borracha. Y son las mismas personas. Lo que no pone el señor del bar es de qué es el chupito, que lo mismo es de garrafón de ese que te tomas la copa y te quedas ciego.

“Al lado del bar de mi amigo hay una fábrica de líquido refrigerante para camiones… mi amigo va y viene con garrafas… le gusta pasear”, podría haber dicho Cepeda.

Por si eso fuera poco, tanto él como Roi vieron un grafiti que ponía: “Abrázame hasta que Cepeda se vaya“.

¿PERO QUÉ MIERDA DE GRAFITERO PINTA ESO? ¿Es que no puede dibujar penes o frases de postureo duro como todo el mundo?

El caso es que Aitana dio con la clave: “Y si abrazas a Cepeda, ¿qué pasa?”

anna kendrick boom GIF by Pitch Perfect

Si eso llegara a ocurrir se produciría un desgarro en el espacio tiempo que provocaría un vacío de materia oscura por el que se filtraría la realidad, creando un entorno congelado en el espacio tiempo.

Bueno o que se separan, se dicen adiós y cada uno por su lado. Una de dos.

Les han cerrado la habitación con un candado. Pero no con un candadito de taquilla, no, un candado enorme. Los diplodocus cuando iban al instituto cerraban sus taquillas con candados de ese tamaño. Joder, lo tuvieron que poner en la puerta con tres grúas.

Si Keops hubiera puesto eso en la puerta de su pirámide ahora seguiría intacta y con los tesoros dentro. Como pierdan las llaves van a tener que llamar a los de Ocean’s eleven para que abran la puerta. Si ese candado lo pones en plan romántico en la barandilla de un puente, hundes el puente y el amor.

Noemí Galera, con el candado.

Se la han cerrado porque se pasan el día ahí dentro y como en el dormitorio no hay cámaras no dan contenido. Joder, es que si te compras un hámster y le pones una cueva para la jaula y se pasa todo el día en la cueva y no le puedes ver pues a tomar por culo la cueva. Joder, que esta gente son como focas, sólo salen cuando hay comida.

Miriam dijo el otro día una cosa que casi hace que me explote la cabeza. Bueno, a lo mejor fue ella o que yo estaba escuchando el disco de rancheras de Bertín Osborne. El caso es que dijo: “Lo que pasa aquí dentro fuera se magnifica muchísimo y se malinterpreta“.

O sea, lo contrario de lo que se ha dicho en Gran Hermano toda la vida. Su tesis es que cualquier cosa intrascendente dentro de la casa fuera es un mundo. No estoy de acuerdo para nada, ni que éste post llevara un titular clickbait sobre una chorrada que ha dicho Cepeda y de la que he escrito varios párrafos.

Los Javis siguen con su método Stanislavski de vivirlo y representarlo todo como si te fuera la vida en ello. Lo que pasa es que eso está bien para algunas canciones, pero lo de vivir el tema puede tener contraindicaciones.

Así, si cantas la de Rocío Jurado de “hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo“, te tienes que hacer anorgásmica, o si te toca cantar la de La Flaca, de Jarabe de Palo tienes que ponerte como un loco a conocer a una pava que duerma de día y por la noche beba cerveza como un estibador ruso en una tasca. Y si es la de Alaska de Mi Novio es un zombi ya es más jodida.

Ana Llorawar.

Esta semana hemos visto a Ana Guerra llorar mientras cantaba Cabaret. Después lloró oyendo a Roi cantar su canción. Con su canción llora, con la canción de Roi llora, con la canción del Mercadona llora…

Mercadooonaaaaaa mer-ca-dooooOOOnnaaaaaa buaaaaaaaaaaaaaa, buaaaaaaaaaaaaaaa, joder, abrazadme, buaaaaaaaaaaaaaaa

Alfred sigue hablando como raro. A Manu Guix le saca de quicio porque a veces pronuncia como Donald Trump intentando hablar andaluz con dos polvorones en la boca.

Pero mi momento preferido fue cuando Agoney le troleó el cagar a la pobre de Nerea. Estaba la muchacha intentando ejecutar un desalojo, hacer que el oso pardo dejara de hibernar, que el tronco saliera del aserradero, que el ratón asomara el hocico…

Y Agoney quería hacer lo propio. Y Agoney es muy de cogerle cariño a las cosas y a pesar de que había más váteres el sólo quería cagar en el de Nerea. No sé, le gustará que el asiento esté calentito y el aroma a hogar de un retrete recién utilizado.

Agoney le cortó la cagada a Nerea: “No, Agoney, en serio, necesito cagar bien, ¿puedes ir al de enfrente?”. Pero él no iba a dejar que nadie se le colara: “Yo espero no pasa nada”. Pero claro, él y Aitana se quedaron esperando fuera. Qué tensión, así no hay quien haga de vientre, es que se le corta el rollo hasta a una vaca con gastroenteritis.

“¿Os podéis ir? Así iré más rápida. Es que de verdad que cago muy mal“, dijo Nerea, que estaba haciendo más esfuerzos que una mula pariendo.

Cuando acabó por fin todos sus compañeros se reunieron en la puerta del cagadero y la sacaron en volandas, como a un torero. Joder, yo quiero que me saquen a hombros cuando hago popó. Qué ilusión.

El feo que hicieron los exconcursantes de OT a la Gala de Navidad de Operación Triunfo

Amaia y Rosa de España: las más grandes, salvando la épica de la gala.

La gala de Navidad de OT debió ser épica y sentida como lo fue OT: El reencuentro. Pero no fue así. Se quedó un poco deslucida a pesar de que todo salió bien, de que todo el mundo cantó bien y cumplió. ¿He dicho todo el mundo?

No. La épica, lo trascendente, la repanocha no se dio porque los más conocidos de entre todos aquellos triunfitos de OT 1 no estaban. Sí, seguro que todos tenían una buena excusa, pero ni Bisbal, ni Bustamante, ni Chenoa… De los más famosos sólo estaba Rosa. Y por eso es Rosa de España. Porque es humilde, porque está, porque sigue cerca de la gente.

En fin, echémonos unas risas con los avatares más curiosos de la gala. La cosa comenzó con todos cantando A tu lado.

Varias cosas que comentar de esa primera toma de contacto: la primera que Gisela había sufrido un percance. Justo antes de entrar en el plató se le rompió un tacón del zapato, así que iba descalza cuando pisó un cable pelado. Era el cable que suministra electricidad a todo el plató. Le dio una descarga eléctrica con la que se podría arrancar una central nuclear.

El caso es que está bien, bueno… bien, bien… se le quedó el pelo cardado. Pero no cardado de, “oh, lo tienes con volumen”. No, cardado tipo “podrías esconderte en el pelo un perro chow-chow y sólo sabríamos que está ahí por los ladridos”.

Gisela, después de chupar la batería de un camión.

Roberto Leal aseguró que su chaqueta no era “la de siempre”, sino que era de terciopelo. Y lo repitió un par de veces, orgulloso él. Me voy a comprar alguna prenda de terciopelo. Un tanga, para ser exactos. Pero me lo voy a poner del revés. ¿Para que lo suavito esté pegado a la piel? No, al revés de que se me vean los cantaritos del amor.

Roberto Leal le preguntó a Agoney, “¿hacéis algo especial en casa por Navidad?“. No, no hacen nada, ¿por qué iban a hacerlo? ¿En Navidad? El caso es que Agoney dijo que cenaban en familia y que comían mucho. GUAU. A LO PUTO LOCO. VIVIENDO AL LÍMITE. Le pones el vídeo de la Navidad de Agoney a un youtuber ruso y se lleva las manos a la cabeza por temerario y original.

Vimos un vídeo repasando las hostias que se ha llevado Ana Guerra. Siempre le pegan en la cara. Codazos, puñetazos, golpes con el brazo, se rompió el labio con un micro… esta muchacha está al borde de la muerte cada día. Será por lo de Guerra. El caso es que a todos los triunfitos aún en activo, los que no han sido expulsados, les dieron un regalo en la gala. El de Ana Guerra fue una máscara protectora de las de artes marciales. Yo le habría regalado un yelmo.

Vídeo: Un día metieron en la Academia a los expulsados para que los que no han sido expulsados les vieran y abrazaran. Hubo un momento de mucha emoción y yo, que el día de Navidad estaba muy moñas, casi lloro y todo. Lo malo es que perdí los lacrimales en una pelea con un camello. Él quedó peor.

Alfred no sé qué tiene el chiquillo que le visten de gala y parece que te va a preguntar qué cóctel quieres tomar. Tiene morfología de camarero de garito caro en los sesenta. Alfred podría ganar en un duelo de sonrisas al camarero de Vacaciones en el Mar.

Como según él mismo dijo echaba de menos el mar y la playa, le regalaron arena de la playa de su pueblo. Había unos cuatro kilos de arena, dos colillas, un trozo de vidrio limado, diez céntimos y el envoltorio de un calipo de los años 90. Ah, y una caracola para que escuche el mar. “Está fallando”, dijo al intentar oírla. Debe ser que no le habían incluido las pilas.

Gisela, Ana Guerra, Vero y Mimi cantaron Lady Marmalade. Os confieso algo: Gisela fue mi mito erótico en su día. Y anoche la vi igual de guapa que en OT 1. Que cada cual saque sus conclusiones. Total, que la canción habla de una señora mayor que hace mermeladas en botes de pepinillos en vinagre reciclados y un día hace chocolate la yaya.

Tras cantar, Gisela aprovechó para vender su musical y Vero para decir que está en Los Ángeles pero que quiere “volver a España y estar en contacto con el público español”. Y no dijo que vende un Opel Corsa 1.2 gasolina, 250.000 kilómetros, ITV recién pasada, porque no le dejaron.

A Ana Guerra le dieron otra sorpresa: un vídeo de su familia y amigos deseándole feliz Navidad. Salía su novio con un gato más cebado que un pavo en diciembre y con cara de querer estar en cualquier sitio menos ahí. Y luego que si los gatos odian a los humanos. Si ése minino pudiera, nos acuchillaría todos uno a uno.

La siguiente fue Aitana. Roberto Leal le recordó que come como un critter con ansiedad. Y que su gran obsesión es su flequillo, que se lo corta cada dos por tres. Ana está dos días sin cortarse el flequillo y amanece como Chewbacca, así que le regalaron un set de peluquería. Por cómo se deja el flequillo deberían haberle regalado un machete.

El kit incluía un cortaflequillos con nivel. Os lo juro. Roberto Leal poniéndoselo a la chiquilla parecía un híbrido maldito entre El Hormiguero y la Teletienda de los 80. En momentos como éste me alegra ser calvo.

Cantaron Naím y Alfred. En el público había un muchacho que les miraba con una adoración que si se le aparece la Virgen haciendo el cubo de Rubik en 10 segundos no la mira con más asombro y veneración. Si Alfred llega a tirarse un pedo el muchacho se quiebra el diafragma hinchando los pulmones para intentar olerlo entero.

Naím dijo que se sentía como en casa. Pues sí que hay gente en casa de Naím. Una cosa es compartir piso y otra que digas que te sientes en casa en un plató con casi mil personas. Naín en su casa duerme de pie porque tumbados no caben.

La familia de Alfred le mandó un mensaje. Pero a lo rey Felipe en Navidad, leído de un papel y más posado que la maja de Goya. Y se enteró allí mismo que había sido tío y que no sé quién más estaba preñada. Joder. Si Alfred se descuida cuando salga tiene más familia que la tribu de los Brady.

La siguiente fue Nerea. Al parecer es la más casera, porque va siempre en pijama o en bata por la Academia, con sus zapatillas de andar por casa. Así que a ella le regalaron un pijama con dibujo de esmoquin. Joder con los regalos. Han arrasado con los bazares chinos de media provincia de Barcelona.

Aitana cantó con Natalia. Era una canción muy buenrollera. Aitana se la pasó entera bajando escaleras. Eso parecía la urbanización de Aquí no hay quien viva, con el ascensor roto. Cuando acabaron de bailar se fundieron en un abrazo. Pero lo de fundir es literal, se apretaron tantos que hasta compartieron moléculas.

Nerea cantó con Álex. “Esta canción la iba a cantar Nerea con Bustamante, pero está indispuesto“, dijo Leal. Una leche, que le pillaron por ahí más sano que una zanahoria a la hora de almorzar.

Me di cuenta mientras ellos cantaban que al público le habían repartido de forma masiva unas diademas de esas con cuernos de reno. El efecto era el de una manada de renos afectados por el mal de las vacas locas en plena toma de decisión de si comerse a los humanos del plató o estirar la pata.

El hatajo de renos coreó el nombre de Álex. Los renos son muy mitómanos. Bueno y se dopan. A ver si no de qué van a volar tirando el trineo de Papá Noel.

Alejandro Parreño y Raoul cantaron juntos. Alejandro Parreño llevaba un gorro de lana que le tenía que estar dejando la cabeza más sudada que el sobaco de un pollo en un asador. Tenía unas pintas que si se sienta en la escalera de una iglesia un domingo sus buenos cinco euros se saca en limosnas.

Momento incómodo…

Vimos un vídeo en el que se pretendía hacer pasar a Cepeda por un sex-simbol. Así como sacándole en camiseta y poniéndole música sexy. Eso no lo compra ni la salida de emergencia. Y en su regalo había… ¡¡Camisetas estampadas!!

Mira, una por cada nominación“, dijo él, en un sorprendente arranque de humor.

A Agoney le pusieron un vídeo de sus constantes sustos. De los que él da a sus compañeras, que ahí hay más principios de infarto que en un partido de fútbol de cincuentones. Y le regalaron un montón de caretas de miedo. De zombi, de la matanza de Texas…

Cepeda y Manu Tenorio cantaron Lucía. Joder, si se puede representar la pena es con esos dos cantando esa canción. Es como si estuvieran tratando de invocar a Alex Ubago.

Tenorio se puso a hacer florituras flamenquitas con la canción. Lo que pasa es que hay una línea muy fina entre aflamencar y desafinar. Y digamos que Manu Tenorio cruzó la línea pero con el pasaporte caducado.

Los siguientes fueron Agoney y Gisela, que en los ensayos aún no se había bañado con anguilas eléctricas. Insisto que aunque llevara el pelo como para protegerle de la caída de una maceta de un quinto piso, estaba preciosa. Agoney cantó casi mejor que nunca.

De ahí nos fuimos a Alex de nuevo Ricky, Javián y Juan Antonio. Alex salió al escenario andando de puntillas, que parecía un caco entrando en una casa con la familia durmiendo dentro. La verdad es que a mí me pareció un grupo de colegas cantando en un karaoke al final de la noche.

Javián y Alex confirmaron que vuelve ‘Fórmula Abierta’, que al parecer es un grupo musical.

Vamos con Roi. Me encanta. Ponga un Roi en su vida. Y claro, su regalo fue un hinchable de tortuga que le hizo llegar el público. “Buah, es preciosa”, dijo Roi emocionado. Ojo que esa misma noche no buscara los orificios en el muñeco.

Nuria Fergó y Mireia cantaron Noches de Bohemia. ¡Sorpresa! Nuria Fergó cantó la canción con tono flamenco. Claro que Nuria Fergó aflamenca todo. Esta mujer canta la canción del Mercadona y la hace que parecezca un tema de Camarón atragantado con un langostino.

A otra cosa, mariposa. Vero estuvo esta semana en la Academia dándoles una clase de Kickboxing. Joder con Vero, tiene unos brazos que le suelta una hostia a Hulk y lo deja para comer sopas.

Roi cantó con Vero. En los ensayos ella le abrazó en un momento dado y él puso carita como de cortado. Uy uy uy… A Roi le gustaaaa Veeero, a Roiiii le gustaaaaaaaaaaaaaa Veeeeeeeeeeeero. Bueno, tras este arranque de conducta adulta, seguimos.

Roberto Leal se pasó la noche dando abrazos y besos que parecía una abuela en el día de visita en la residencia. Sólo le faltaba pellizcar mofletes y darle la paga a la gente.

Marina, Thalía, Natalia y Geno cantaron Eternal Flame, que significa llama eterna. Es una canción que habla sobre un mechero mágico al que nunca se le acaba el gas y de un tipo que se dedica a darle fuego a todos los fumadores del mundo cuando no tienen lumbre.

Thalía llevaba un vestido que no era de lentejuelas, era de lentejotas. Eso lo ha cosido alguien vago que no quería afanarse con las lentejuelas pequeñitas. Parecía un vestido bordado con escudos del Capitán América.

A Miriam le regalaron una gorra y un uniforme militar, porque al parecer en la casa es la sargento. “Está bien, está bien”, dijo la muchacha con tono de haber recibido de regalo un jarrón horrible. Y es que además el disfraz tenía pinta de ser uno de esos que usan los matrimonios para salir de la rutina cuando quieren montarse un numerito en el dormitorio.

La madre de Amaia le ha dicho ochocientas veces que se ponga la bufanda para la garganta, así que le regalaron una bufanda amarilla. Pero una bufanda que medía ochenta putos metros. Con eso se podía proteger la garganta de una jirafa.

Javián y Miriam cantaron juntos. Javián tuvo un problema de vestuario porque llevaba una camisa a la que se le debían haber saltado varios botones, porque la llevaba abierta casi hasta el ombligo. Esos escotes no tiene ovarios para ponérselos Mariah Carey.

Vídeo: Rosa de España encontrándose con Amaia de España. Qué sucesión de “y tús”. “Qué dulce” “y tú”, “qué talento”, “y tú”. Y así. Y Alfred en la puerta haciendo fotos a lo paparazzi.

El caso es que las dos cantaron muy bien y eso que la canción que les habían puesto era un poco zurullera, porque es un tema poco energético. Aún así fue emocionante.

¡Formación de ataque, niños! ¡Vamos flanquearles! ¡Que no quede ni uno vivo, sin cuartel!

Ambas tenían un coro de niños que les ayudaba. Los pequeños estaban puestos como en formación de combate. Les faltaban unas picas y arrancarse contra el enemigo.

JA JA JA Rosa le pidió perdón a Leal por haberle dicho lo de que se quitara el palito del culo. Y leal se puso a hacer un poco el mandril para demostrar que ya no lo tiene y que puede mover la columna vertebral. “Yo a veces también debería quitármelo“, dijo Rosa. ¿Pero qué pasa, que soy el único que no hace desaparecer el mango de la escoba por el portón de cola?

Nota: la próxima gala será el día 2, martes. “Porque no vamos a estar nosotros el día 1 para hacer una gala“, en palabras de Roberto Leal, que cuando celebra la Nochevieja hace que la ruta del bacalao parezca una ruta cultural.

A Roberto Leal le dieron una sorpresa. Le pusieron un vídeo de él en sus muchos bailecitos durante las galas y le regalaron unos zapatos de claqué. Sé que hago muchas bromas con él, pero aprovecho para decir que Roberto Leal ha sido un gran acierto como presentador. Le va perfecto al formato.

Y llegó el himno de esta edición: Camina. Es un homenaje al Lute. Bueno, el 90% de vosotros no sabéis quién es porque sois muy jóvenes.

La canción no está mal, pero llamadme nostálgico: a mí lo de mí lo de “a tu lado me siento seguro” me llega más. Y encima en Camina sale Cepeda rapeando. No me jodas. Es como poner a la reina Isabel II a hacer twerking.

Al acabar la canción todos los triunfitos se fundieron en un abrazo teletubbie que sí que me llegó a la patata.

Y quizá por eso, y aunque sé que lo leeréis el día 26, quiero desearos unas felices fiestas y un próspero año nuevo…. ojalá en 2018 sólo haya cumplimiento de deseos.

Porque muchas y muchos me escribís dándome las gracias por las risas. Qué ingenuas sois… no soy nadie sin esas carcajadas. Son como la chispa que hace que mi corazón se mueva, así que nunca, nunca dejéis de reíros. Un beso.

Gus.

Estos dos muchachos están creando el próximo Despacito: la canción del Sapoconcho, salida de Operación Triunfo

Un momento de creación único, contened la respiración.

Una especie de corriente eléctrica me ha recorrido la médula espinal, como un retortijón una señal de que estaba presenciando algo grande, algo trascendental. Los primeros que vieron la capilla sixtina mientras la pintaba Miguel Ángel sintieron lo mismo.

He visto a Roi y a Alfred componiendo juntos al piano, como una revelación de que la colaboración del ser humano puede llevar a nuestra especie a cotas de creatividad que rozan con los dedos la capacidad de los dioses. Operación Triunfo es como el caldo primigenio del que surgió la vida, sólo que éste es caldo de tetra Brik.

Están componiendo lo que puede ser el próximo Despacito, un zurullo de proporciones bíblicas, una obra de arte, el tema musical que finalmente podría unir a la humanidad bajo un mismo sentimiento: la canción del Sapoconcho.

Joder, si es que tiene hasta sonoridad… sa-po-con-cho. No es como al-mo-rra-na, que suena muy bien, pero es magnífica.

Sí, ahí estaban Alfred y Roi haciendo el gilipollas como si les faltara oxígeno en el cerebro enlazando notas celestiales con el piano cuando la inspiración les sorprendió con lo que serán las primeras notas de la canción del Sapoconcho.

Las influencias de la partitura son diversas y maravillosas: la BSO de los Rugrats, música de feria, música tradicional gallega, sonidos como de película de miedo de esas en las que dejas la butaca tapizada de marrón y notas metidas por el medio como paluegos de chorizo rellenando los huecos de los dientes.

“Vamos a componer”, dijo Roi al oír el sonido electrónico del piano, que sonaba a instrumento celestial, al modo de un casiotone con las pilas gastadas.

“Yo compuse una ayer”, dijo Alfred. Y es que Alfred compone sin parar. Qué obsesión tiene el zagal, joder, que si no compone veinte canciones diarias se va a la cama agobiado. A veces corre por la casa moviendo los brazos en aspas y gritando: COMPONEEEEEEER, COMPONEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER

Las canciones son tan buenas que si se las pones a la niña del exorcista el demonio sale de su cuerpo, pide perdón y se va llorando, pero él ahí, a lo loco, a componer.

El caso es que entre él y Roi se pusieron a darle a las teclas como si fueran dos monos epilépticos cebados con LSD y rodeados de pantallas con Pikachu soltando rayos.

El resultado fue una mierda como la torre de Babel magistral, poderoso, una de esas creaciones que trascienden el tiempo y son capaces de levantar corazones y reventar tímpanos.

Una autopsia reciente al cadáver de Mozart reveló que los oídos le sangraron justo a la hora en la que en la Academia de OT se componía la canción del Sapoconcho.

De momento la canción sólo tiene melodía, pero esperemos que pronto tenga letra. Propongo éste estribillo:

Sapoconcho, sapoconcho

mueve su caparazón

sapoconcho, sapoconcho

Y se me para el corazón

sapoconcho, sapoconcho

De Morla a Casiopea

le enseño todo el troncho

 y la boca le babea

Puto arte.

Mónica Naranjo denuncia en pleno directo “injusticias” en ‘Operación Triunfo’

Mónica Naranjo

Hola amigas y amigos.

Mónica Naranjo empezó la #otgala8 como unas pascuas, simpática, benigna, magnánima... joder, si es que estaba hasta simpática. Y eso, teniendo en cuenta que es capaz de meter miedo hasta que al Gigante Verde se le pongan los huevos como los de David el Gnomo de pequeños, pues es mucho decir.

Pero vayamos por partes porque además de la queja y la denuncia de Mónica Naranjo la gala de anoche de Operación Triunfo dejó muchos momentos.

La cosa comenzó con todos cantando la canción de Shake it off. Cepeda la cantó como si… bueno, no la cantó, la dijo como si mi abuela se arrancara la dentadura y tratara de entonar después de apretarse una botella de orujo.

En realidad la mayoría lo hizo como el conjunto de músculos y órganos que componen la zona del cuerpo donde la espalda pierde su nombre. Como el culo.

Destacó la participación de Raoul, que hizo una coreografía así como moviendo la cadera en círculos arriba y abajo, como si se hubiera pillado el pene con la lavadora y el tambor hubiera empezado a dar vueltas.

Roberto Leal me preocupa. Iban como diez minutos de gala y no había dicho la hora. De hecho creo que no la dijo. En la NASA están corriendo como pollos sin cabeza, lanzando folios al aire e intentando no morir vírgenes, porque usaban a Leal para sincronizar la hora de sus ordenadores y calcular trayectorias. Ahora la Estación Espacial Internacional pasa por encima de Torrevieja seis veces al día.

“Es la primera vez que estás nominado, Raoul, ¿cómo te encuentras?”, preguntó Leal. Pues de puta madre, no te jode. Lo que le da miedo es no estar nominado la semana que viene, que le ha cogido gusto.

Javier Llano (director de Cadena 100) fue el cuarto jurado de la noche. Es calvo. Odio a los calvos. Mira que no cuidarse el pelo.

Leal le preguntó a Cepeda cómo llevaba que le salvara el público. “Como un regalo que se me ha dado que quiero aprovechar tanto dentro como fuera, voy a estar siempre para esa gente que gala tras gala vota y se deja… no sé cuánto se dejan”. Eso, ¿cuánto se dejan? Porque lo mismo está ahí Cepeda para ellos y se dejaron sólo un euro guarro.

El caso es que Cepeda cantó una canción de India Martínez, hija de Toro Sentado Martínez y de Pocahontas Ruipérez. A mí su canción me dejó más frío que empollar una barra de hielo con los testículos. Al regresar al escenario estaban dos colegas suyos esperándole. Colegas de esos de peña de pueblo de venirse arriba y darle por la exaltación de la amistad.

“Llegas, enamoras al público, Cepeda, son cuatro nominaciones, pero llegas, la gente te adora, confía en tí porque puedes“, le dijo uno de los colegas, antes de jalear al público para que le aplaudieran. Joder, qué pasión, qué bien. Ese chaval sería capaz de hacer que el burro triste de Winnie the Pooh se viniera a arriba.

Raoul por su parte pidió perdón por sus enfados al jurado. “Yo si estuviste enfadado conmigo o con nosotros no te lo voy a tener en cuenta, te adoro de verdad”, le dijo Mónica Naranjo. Si a la salida de la gala una persona alta, bien de pecho, con voz como de cantar bien le da una paliza a Raoul con un bate de béisbol, no ha sido Mónica Naranjo para nada.

“El hacerse famoso, el ganar dinero, el follar todo el rato con quién quieras… aarg, a mí esas cosas me dan igual“, dijo esta semana en la Academia Manu Guix. JA JA JA JA Bueno, el monje tibetano de la música. Y que desprecie la pasta o la fama, vale, pero lo de follar todo el rato con quién quieras… despreciar eso tiene que ser pecado fijo.

Y el señor dijo, en verdad, en verdad os digo que es pecado despreciar el don del folleteo a diestro y siniestro. Comeos todo aquello que pilléis, cardo o pivón, maromo o cebado, como yo os he comido. Palabra de Dinio. Amén.

Raoul lo hizo objetivamente mejor que Cepeda, la verdad. Al final de la pasarela estaban sus padres. “Mirad qué madre más guapa tengo“, dijo Raoul como si quisiera colocarla, pero el padre estaba delante, así que se quedó así la cosa.

Mónica Naranjo se puso en pie para aplaudir. Después le dijo que la semana pasada se fue de la gala jorobada porque merecía ser salvado por la Academia. No te jode, pues no haberle nominado.

– Me fui fastidiada a casa porque empujé a aquella vieja puente abajo hasta el río y los de la Guardia Civil no la rescataron. Me disgusté cuando dejó de patalear y se fue flotando entre las truchas.

Y así.

Noemí entró por el plasma. Como el fantasma verde de Cazafantasmas, que también entraba por el ecto-plasma. Como esta semana ha tenido que abroncarles porque son más gorrinos que un gocho con diarrea y porque se tiran pedos hasta en un velatorio, dijo que “tengo que ser como una madre y ahí estoy con la zapatilla”.

Ah, la zapatilla, ese elemento psicoeducativo que se ha perdido.

Noemí valoró a Cepeda: “Ha estado fastidiado, no le salía la voz, se vino abajo por la nominación… y que tampoco es que sea la alegría de la huerta, el chiquillo”.

Cepeda? Pero si es el alma de la fiesta, no me jodas. La sonrisa de la Gioconda es por un chiste de Cepeda. Vamos, este chaval llega a charlar con Goya y en lugar de fusilamientos hubiera pintado Las risas del 2 de mayo.

Ana Guerra fue la siguiente. Tiene agujetas de esta semana y se movía como la novia de Robocop. Un clic de playmóbil tiene más movimientos que Ana en la gala de anoche.

A la muchacha le pusieron una canción en inglés que podría matar a un profesor de Oxford de un esquince de cuerdas vocales. Y se la cantó mientras bailaba, saltaba, la izaban por el aire y hacía bajaditas con el pompis de esas que puedes partir una nuez sobre la acera… un diez para Ana War.

Los conciertos de OT serán el 3 de marzo en el Palau Sant Jordi y el 16 de marzo en el Palacio de Vistalegre en Madrid. El 22 se ponen las entradas a la venta.

Turno para Alfred. Esta semana se puso a imitar a Manu Guix. El pobre muchacho se empeñaba mientras sus compañeras ponían lavadoras. Se estaban divirtiendo tanto que estuvieron a punto de beberse el suavizante para dejar de sufrir.

Alfred fue el siguiente. Es verdad que Alfred cuando canta es un guiri como Elton John intentando decir zorrocotroncho. El muchacho cantó como si le pasara algo en la boca. Creo que había estado royendo el maletín de un anestesista. Raro se me hizo que no se le cayera la baba por un lado de la cara.

Acabó la canción y You en lugar de valorar a Alfred dijo que la pianista lo había hecho bien y que las partituras negras molan. Pues nada, me voy a ir al prado a hacer un comentario de Las Meninas y voy a destacar lo que mola el color rojo de los extintores.

¿Alguien sabe por qué Agoney iba vestido haciendo un homenaje a Jaimito Borromeo?

Los clásicos vuelven.

Aitana cantó después. Un tipo que ve el 24 horas avisó por Twitter a Noemí Galera de que Aitana se había dejado enchufada la plancha del pelo. Joe con la gente. Están entre bombero y satélite espía de la CIA.

Aitana cantó muy bien, pero TVE ha decidido ahorrar y sus bailarines iban sin camiseta ni zapatos, sólo con unos pantalones pesqueros, que no sé si eran bailarines o hijos esmirriados de Hulk.

A la tercera vez que Mónica Naranjo hizo una valoración positiva, You dijo “pero qué maja está Mónica Naranjo hoy”. Pues la verdad, a mí me da más miedo cuando sonríe así con los ojos achinados que cuando está cabreada. Esa sonrisa haría que Dexter rechinara los dientes.

Una pregunta… ¿Soy yo o Amaia está perdiendo protagonismo en los vídeos?

Vamos con Nerea. Llevaba un vestido de lentejuelas que le pones un foco delante y te proyecta puntitos de luz en Saturno. Con ese vestido y una linterna puedes cazar conejos. Los deslumbras y les puedes dar un cogotazo.

Eso sí, con la canción creo que fue la mejor de la gala. Cantando, porque con la coreografía… la muchacha se mueve como si fuera un impedido al que Cristo le hubiera curado y aún estuviera flipando porque puede andar. Joder, que bíblico estoy hoy, ¿no? De esta me excomulgan.

En un momento dado de la coreografía tenía que jugar con un bastón y después lanzárselo a uno de los bailarines. Casi le saca un ojo.

Turno de Amaia. Roberto Leal le dijo que si se le había atascado la coreografía. Y ella, que no tenía esa percepción se quedó más rallada que el parmesano.

Marisol era la ídolo de Amaia cuando era pequeña. Eso explica muchas cosas. “De pequeña era lo único que veía, películas de Marisol y de Disney y así hasta los diez años”, dijo Amaia en la Academia. Joder. Empiezo a pensar que Amaia se crió en un búnker pensando que fuera había radiación nuclear.

El caso es que durante el vídeo de la semana de Amaia vimos los mil tonteos de Amaia y Alfred, besito incluido. Pero ¡no se hizo referencia al asunto! Y al principio pensé: JODER, QUE LES PREGUNTEN DE UNA PUÑETERA VEZ POR EL TEMA.

Pero ¿sabéis qué? No. Me gusta que sea así. Me gusta que no se entre a ese tipo de cosas, que haya un esbozo pero que no se desvele. Ya sabéis: insinuar es más sexy que mostrar.

“No llevo el móvil encima, que se me notaría en el pantalón”, dijo Roberto Leal con un tonito que si le cambias la palabra ‘móvil’ por la palabra ‘cipote’ podría ser la primera frase de cualquier película para adultos.

Miriam fue la siguiente. Llevaba un traje con unas hombreras llenas de plumas que valían para dos cosas: para hacer una peli sobre el Lago de los Cisnes o para encontrar pareja en un grupo de gansos.

Durante su canción Miriam se marcó un baile a lo perreo con Roberto Leal que cuando acabó al presentador sí que se le notaba el móvil. Y le debían llamar, porque estaba vibrando y se iluminaba. Ese refrote fue tan calentorro que creo Maluma se habría escandalizado.

Vamos con Agoney, más conocido como Jaimito Borromeo 2.0. La canción de Agoney era en francés. Lo pronuncia genial. Tanto, que si se pone el muchacho a cantar debajo de la Torre Eiffel se piensan los parisinos que está cantando en arameo.

Turno de Roi. Es un jefazo. Lo quiero en mi peña de colegas. Se ha pasado la semana dando sustos a la gente. Por ejemplo a Amaia mientras comía, que estuvo a punto de expulsar un trozo de pollo que tenía en la boca con fuerza como para atravesar un chaleco antibalas.

Y no sólo lo hizo en la Academia, si no que lo intentó en el puñetero directo. Bien es verdad que Amaia le pilló y le soltó una de hostias que acabó como el ecce homo de Borja recién levantado.

Y como Leal le hizo quinientas preguntas sobre cómo había trabajado la seducción esta semana, Roi le dijo “qué intenso estás”. Lo malo es que con la coreografía, en la que tenía que mover los hombros, más que parecer sexy lo que parecía era un tiranosaurio rex intentando rascarse la espalda.

Durante la canción tenía que bajarle la cremallera del vestido a una bailarina. Lo hizo con una delicadeza que yo no sé si parecía un zagal de pueblo quitándole los arreos a una mula con la que va a practicar la coyunda o la esclava de la señorita Escarlata hasta los cojones del corsé.

Y llegó Mónica Naranjo con las rebajas:

“Me preocupa el grado de injusticia que hay en esta gala, porque hay canciones más difíciles que otras y unos alumnos han tenido que trabajar más que otros y eso a mi me duele”, dijo Mónica Naranjo con cara de estar viendo a un grupo de ultras quitándole un caramelo a un niño.

¿Habrá algún dificilómetro que mida la dificultad de una canción como para que sea injusto? Y lo que es más, Mónica de mis entretelas, ¿qué puñetera culpa tienen los concursantes si no las eligen ellos?

Y SE QUEDÓ EN LA ACADEMIA… ¡¡CEPEDA!!

Joder con el muchacho de la carita triste. Yo no le cantaría lo de “Cepeda se queda”, le cantaría “Cepeda te cercena” o “Cepeda te apea”. El jurado dice que lo ha hecho mal y le nomina. Noemí Galera le dice que lo ha hecho peor que en los ensayos… y el público le salva.

¿El segundo apellido de Cepeda cuál es? ¿Vodafone? ¿Movistar? Por favor, que tiene que haber en España tres millones de familias que no tienen para comer con lo que se están gastando en SMS para salvar al heredero de la alegría vital de Marco descubriendo que es huérfano.

Y eso hizo aún más que Mónica Naranjo se cabreara. Estaba indignadísima.

“Raoul, por favor, espérame fuera, ¿vale?”, le dijo entre lágrimas al muchacho Nerea, que creo que piensa que está en la cárcel y el rubiales sale con la condicional.

FINALISTAS A FAVORITO: ROI, AITANA Y ANA GUERRA. Vuelco en las encuestas. Y el FAVORITO fue… ¡¡ANA GUERRA!!

Javier Llano, más conocido como Mr Propper, por principio, ahora se llama Don Limpio, le dijo que había sido la mejor de la gala.

VALORACIONES.

Manu valoró a Aitana. Le dijo que tenía un reto difícil y que no transmitía en los ensayos, pero que en el directo sí. Cruza.

You valoró a Cepeda. “Si yo fuera del público valoraría que el jurado fuera claro. No comparto la opinión de la mayoría, no sé si te estamos convirtiendo en víctima o héroe nominándote”. “Tu actuación ha sido la peor de todos los concursantes”, le dijo You y Cepeda le miraba con ojillos desafiantes. Nooooominado. Y BIEN.

Luego se pasó el resto de valoraciones girado hacia el otro lado del jurado y poniendo caritas como de “no entiendo nada”.

Don Limpio valoró a Agoney. Le dijo que tenía tres retos: cantar en francés, la intensidad y llenar el escenario. Y que había conseguido las tres, pero que había tenido desajustes vocales. Nominado.

You valoró a Nerea. “Has estado seductora, sexy, amable y muy potente cantando”, le dijo. ¿Amable? ¿Le ha sujetado la puerta al pasar o qué? Vamos, que cruzó.

Mónica Naranjo valoró a Alfred. Le dijo que como no tenía versatilidad, le nominaba.

Manu valoró a Amaia. Le dijo que la canción de esta semana era a medida para ella. “La facilidad con la que has interpretado la canción hace que se te vea acomodada”. “Tienes que estar alerta, quedan pocas semanas”… pero nada, que cruzara.

Manu a Roi. “No hay ninguna duda de tu evolución, de que estás aprendiendo muchísimo“. Peeero, “lo que tienes en contra es el nivel de tus compañeros y el tiempo”. Así que le nominó.

¿A MI ROI? ¡¡DESGRACIADOS!!

A Miriam le dijo Mónica Naranjo que su canción era “intocable”. Y que cruzara la pasarela.

“Es que el trabajo que nosotros hacemos pediría un poquito de empatía. Es fácil marcar con el dedo quién quieres que gane, pero decir quién está nominado es muy difícil”, dijo Mónica. Pobre, que no la empatizan.

Los profesores salvaron a… ¡AGONEY!

Y los compañeros… a ¡ALFRED! por goleada, además.

Así que nominados ROI Y CEPEDA.

Como Cepeda se cargue a mi Roi os juro que pido un crédito al banco para pagar a 200 personas para que no dejen de votar para que Cepeda se vaya.

Lo único bueno es que como en la gala de Navidad no se expulsa ni nomina, por lo menos aún estarán dos semanas más.

En fin, gracias por estar ahí y por compartir… ¡OS QUIERO!