Archivo de octubre, 2021

Adara se hace pis encima durante su susto en la gala de Halloween de ‘Secret Story’ y lo emiten en directo

Adara, en una discoteca a las seis de la mañana. (TELECINCO)

A las galas hay que ir con el pis hecho. A las galas y a cualquier cosa donde te puedan dar mucha impresión, como cuando te dicen si la declaración de la renta te sale a pagar o a devolver.

Pero a Adara no se lo dijeron y anoche fue la gala de Halloween de Secret Story. A la muchacha, que ya de por sí es de arrojarse a la histeria ofrecidísima, le ofrecieron meter la mano dentro de un señor muerto, lo que, por algún motivo, la puso algo nerviosa.

Cuando Adara iba, poco convencida, iba a meter la mano en las tripas del señor, resulta que no estaba muerto, que estaba de parranda. Así que Adara pegó un berrido que en China se despertaron los que estaban echando la siesta. Y además se fue a un rincón del local y allí se llevó la mano a la falda y nos informó: “ME HE HECHO PIS, ME HE HECHO PIS”, gritó, porque para qué ser discreto con la falta de control de los esfínteres.

Cuando decimos que Adara lo da todo en las galas, lo decimos literalmente.

No fue su único problema. Se había puesto un vestido del Zara Kids y claro, le quedaba tirando a corto e iba con el pavo tratando de asomar cada dos por tres, así que Adara se pasó la gala tirando de eso para abajo para no presentar en sociedad a su rododendro. Adara necesitaba tirantes invertidos.

El caso es que no fue el único buen susto de la noche, porque hubo más de un concursante que estuvo a punto de hacerse aguas mayores también encima.

 

Uno de mis preferidos fue el de Cristina. Además de echarle moco por encima como si fuera una fiesta de Vicks Vaporub le echaron cubos de sangre. Cubos, con S al final, porque se cebaron pero bien. Escurres a Cristina y con un par de cebollas puedes hacer morcilla.

 

Canales y Julen entraron juntos al pasaje del terror y… nada que decir. Esta gente es sosa hasta cuando pasa miedo. Los pones de protas de una película de terror y la gente se duerme en el cine plácidamente mientras los matan en la pantalla. Ni pestañean. Eso sí, les cayó mucho moco encima, lo cual no dejó de ser satisfactorio y de lo más interesante que han hecho en el concurso.

Terminamos este breve repaso con Isabel Rábago, que se llevó unos tartazos que ahora tiene la nariz en negativo, para dentro de la cara. El payasín se pasa el año en el gimnasio entrenando el brazo de los tartazos y ahora tiene una fuerza que si China tiene misiles balístios espaciales, España tiene tartazos balísticos de largo alcance. Y a la Rábago le pusieron en la cara merengue como para alimentar a una ciudad pequeña un año. Lo suyo es diabetes de tipo PUM.

Sale a la luz el truco de Isaac, confesado a Lucía, para hacer ‘edredoning’ y que no se note que está practicando sexo en ‘La última tentación’

Isaac, en plena ejecución. (FOTOS: TELECINCO)

 

Después de 20 años de Gran Hermano, Supervivientes y demás realities de encierro con gente haciendo lo que los papás les hacen a las mamás o las mamás a los papás, ha sido Isaac el que ha tenido que innovar en el mundo del edredoning para que no se note el riñoneo. Hasta ahora debajo de las sábanas, mantas, fundas nórdicas, edredones y hasta mantas zamoranas se notaba todo, ese movimiento de ir y venir de nalgas que parece que hay dos calvos tratando de escapar de un saco.

Y claro, es un vaivén muy sospechoso y si mojas el boquerón en la cisterna se nota mucho y te pillan. Pero Isaac ha desarrollado una técnica que se puede vender en la teletienda de lo buena que es. Lo mismo un fisioterapeuta no te la recomienda y en esa postura antes dejas embarazada a una almohada que a la pareja, pero oye, no se sabe si debajo de las sábanas estás practicando sexo o poniendo tarima flotante.

Peeeeero, el truco llegará en unos parrafos, tal y como llegó en el orden natural, que es el mejor orden para todas las cosas.

¿Me seguís en redes o por la calle o con un gps? Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

El caso es que a La última tentación llegó la hoguera de confrontación entre Lucía e Isaac, después de que Isaac le haya puesto los toriles a su novia con Bela, en uno de los acontecimientos más predecibles desde la salida del sol.

Lucía le llamó falso unas 234.985 veces, farzo arriba, farzo abajo. Isaac se excusó medio mal: “No era yo, no estaba siendo ni yo. Porque si soy como yo soy, sabía que te iba a molestar todo”, le dijo a su novia. O sea, que sí que fue él y eso también le molestó a Lucía. Pobre Isaac, claro, es que haga lo que haga se enfada Lucía. Si es falso, porque es falso, si va follándose todo lo que se mueve, malo también. Es tan injusta la vida con los follarines.

“Estás retratado. Ahora todo el mundo va a ver que desde el año pasado estás mintiendo“, le dijo Lucía. Hay dos formas de conseguir una pintura de tu cara al óleo: o contratas a un pintor y te dibuja o pones los cuernos y te retratas por menos dinero.

“Lo engañá que me ha tenido, lo ciega que me ha tenido...”, se quejaba Lucía mientras se echaba el pelo para atrás como si lo odiara y una alopecia galopante fuera la mejor de las bendiciones por venir. Y luego miró de reojo y con asco a Isaac. Lucía es la reina del desdén.

“Ciego estaba yo, que me estaba autoconvenciendo de que tenía que estar contigo”, se quejaba Isaac, diciendo ya cosas por decir, porque tenía menos credibilidad que un notario leyendo El Mundo Today.

“Me di cuenta de que si me siento atraído por Bela, es que realmente no estoy enamorado de Lucía”, alegó Isaac, que para qué va a reflexionar sobre sus sentimientos. Él es más de ensayo error. Me tiro a esta a ver si estoy enamorado… ah, pues mira, no, no estaba. Isaac no estaba poniéndole los cuernos a Lucía, estaba haciendo la revisión de los 10.000 kilómetros. Isaac va a la ITV de las relaciones y si sale de allí con menos peso en los testículos es que es desfavorable y tiene que cortar.

El muchacho comenzó a hacerse un poco el sueco y a eludir las preguntas, así que Sandra Barneda se puso seria y le dijo: “Isaac, mírame, no mires a Lucía… Te lo estoy preguntando a ti”. A mí Barneda me dice eso así y le cuento lo que quiera, le confieso tanto que no ha oído tantos pecados ni un párroco de 80 años.

Al poco comenzaron a poner imágenes de Lucía, en las que ella se acercaba a Manuel, se echaba risitas, se daban cariñitos y poco más, todo casto y puro. “Dentro de lo que cabe se lo ha pasado bien… me molesta cero”, dijo Isaac tras ver las imágenes. Faltaría más que le molestasen.

“Marina y yo estuvimos a tope con ella, para que levantara cabeza, para que se quisiera“, dijo Isaac y estuvo a punto de llorar. Buah, qué super labor humanitaria la de Isaac haciendo que Lucía levantara cabeza. Ahora mismo le retiran la subvención a la Cruz Roja y se la dan a Isaac, que hace más por los que sufren.

“A mí me molesta… que se apoye en una persona como Manué”, acabó por confesar. Bueno, entre ellos se reconocen.

“Pero si tú eres peor”, le dijo Lucía y se quedó más agusto que cagando bien. “Yo soy de corazón y él es un sinvergüenza“, alegó Isaac, porque ser de corazón anula cualquier cosa mala que hagas.

– ¿Ha traficado usted con armas, diamantes y le pegó un chicle a su hermana en el pelo con cinco años?

– Sí, señoría, pero soy de corazón.

– Va, malandrín, absuelto y toma, 5 euros para que te compres algo.

Y así.

“Quien ya se ha muerto no se puede volver a morir y aquí el año pasado a mí me mataron“, dijo Lucía. Qué reina. QUÉ REINA. Lucía, en La isla de las tentaciones 45:

Corpse Bride GIF

Y más imágenes de Lucía en el jacuzzi con Manué. Los restregones típicos de ese jacuzzi, que ahí el que se mete, se frota y mete. Una vez se metieron Jason Statham y Dwayne Johnson y sale preñado Jason Statham.

“Como novio es lo mejor que me he podido encontrar, su problema es cuando se da la vuelta y sale a la calle“, dijo Lucía de Manué, que es buen novio siempre y cuando lo tengas encadenado en el salón. Es el típico buen novio carcelario.

Total, que Lucía decidió abandonar la última tentación sola. Lucía viaja tanto sola que no sabe por qué en los aviones hay asientos juntos.

“Me siento libre, tranquila, conmigo no puede nadie“, dijo Lucía, que le gana a un pulso a Hulk. Lucía es tan fuerte que puede separar en una pelea a King Kong y Godzilla.

¿Vosotros os habéis despedido de Isaac? Pues Lucía tampoco.

“Yo no voy a tener nada con nadie, de aquí en mucho tiempo“, dijo antes de irse Isaac. Este muchacho no va a tener ni polvos de más de cinco minutos sólo porque no se consiere una relación larga. A este chico le hacen pruebas de intolerancia y alergia y le sale gluten, olivo, gatos y compromiso.

“¡¡ME LO COMÍ!!“, llegó Lucía diciendo a la villa muy orgullosa. Es el saludo típico de los cocodrilos cuando vienen del almuerzo.

Y llegó el momento truco. En las imágenes que vieron Isaac dijo que él no estaba haciendo nada con Bela debajo de las sábanas, pero Lucía sabía que sí:

Yo conozco como hace él los edredonings para que no se vea, porque me lo ha dicho: ‘me pongo para el lado, levanto la pierna y parece que no estoy haciendo nada'”.

La verdad, no acabo de coger cómo es el truco de la pierna, como no sea una pata de palo y la uses de dosel, pero vale.

Isaac llegó a su villa a contar lo que había pasado y allí estaba Marina con una copa en la mano, deseando seguramente que la copa fuera cicuta para imitar a Sócrates.

Intersticio. Momento irse a dormir todos. Dormitorio de Andrea y Manué.

Hazme cosquillas en el brazo…”, pedía Andrea una noche que se fueron a dormir ella y Manué. “Hazte tú, le dijo Manué”, que es muy atento. Son como el matrimonio viejo de Matrimoniadas.

– Manué, se me ha parado el corazón, hazme la reanimación.

– Hazte tú.

Y así.

Bela dijo de Isaac: “Parece que no, pero es un peluche”. POR AHÍ SÍ QUE NO PASO. Los peluches somos los hombres peludos y/o blanditos. Isaac por los cojones es peluche. Ni pelo y muy duro. Como mucho es un Madelman, pero peluche no. FIN AL INTRUSISMO PELUCHIL.

En otra baza había varios charlando con los pies metidos en el jacuzzi. Esa poza entre lo que hacen dentro del fornicio y los pies que meten es el agua más insalubre. La peste bubónica salió de ese jacuzzi.

Me encanta la naturalidad con la que comen snacks de una conocida marca en esa casa, con las bolsas bien tiesas y la marca mirando a cámara. Cristina Pedroche dando las campanadas está menos enfocada que esas bolsas.

“La chispa que nos faltaba me ha vuelto”, dijo Fani, que ahora resulta que está enamorada por Christofer a más no poder. “Le he demostrado que puede confiar en mí, he ido a una hoguera”, alegó ella. Sí, le has demostrado que puedes ser fiel liándote con Julián, que es como demostrarle a tu madre que no fumas encendiéndote un puro y echándole el humo en forma de anillos en su puta cara.

“Tengo dudas de si esto nos va a reforzar o perjudicar”, se preguntaba Fani. La verdad, así, si me obligan a apostar lo mismo no ponía yo mi dinero en lo de que os va a reforzar.

Estaban Lester y Christofer en el jardincito jugando con una pelota azul de plástico, con una energía como de no tener ganas de vivir. Esa pelota se sentía hasta querida por la forma en la que la pateaban, así como despacito. Esa pelota piensa que Lester y Christofer son sus papás y están jugando con ella.

Las caras de Marina oyendo hablar a Bela eran una maravilla. Si el asco se materializara sobre la tierra, si se hiciera carne, tendría la cara de Marina mirando a Bela.

A Bela y Stefany les dijeron que se tenían que ir ya, porque como no pueden dar salseo a su puta casa. Si llegan a ser un galgo cojo las abandonan en una gasolinera sin mirar atrás.

Era noche de ‘CÍRCULOS DE FUEGO DEFINITIVOS’. Es lo más de lo más de los círculos de fuego. Están los círculos de estufilla de camping, los círculos de fuego, los círculos de fuego de hacer paellas y luego LOS PUTOFUEGOS DEFINITIVOS SUDA EL DIABLO CON ELLOS.

Pero antes… prueba de atrevimiento en una fiesta. “Mete tres cubitos de hielo en tu ropa interior y aguanta 20 segundos”, y le tocó a Mayka. Sé valiente, le decían, como si le hubiera tocado rescatar a un preso en una cárcel de Corea del Norte. Ahí los que tenían que ser valientes eran los hielos.

Círculo de Lester. Le llevaron a Marta.

Lester le reprochó haber dicho que Patri tenía sentimientos por Christian. Y se puso a dar clases de Lengua de primaria, explicando lo del emisor, canal y mensaje. Marta era el canal, al parecer. Está Telecinco, Netflix y luego Marta. De aquí a nada Marta comienza a emitir documentales.

Y como al poco habían acabado de hablar, pues Marta ya no daba más de sí, así que la largaron de la isla también. La despedida fue emotiva también.

“Yo, Pinocho, te convierto en un niño de verdad“, le dijo antes de irse Marta a Lester y le tocó con un dedo en la nariz. Lester lloraba mucho cuando se fue Marta, no sabemos si porque Marta se alejara o porque ya era un niño de verdad.

Estaban en una fiesta Jesús, Andrea, Mayka y Patri las tres vestidas de blanco. Eso parecía una fiesta ibicenca o un anuncio de lejía. Luego apareció Fani vestida de rosa y jodió el ambiente. Marta apareció y también convirtió a Patri en una niña de verdad. Marta toca una bombona de butano y la convierte en una niña de verdad.

Alejandro y Pablo se enfrentaron en un círculo de fuego. Las dos personas más sosas que han pasado por la Isla de las tentaciones. Casi apagan el fuego de lo fríos que llegaron.

“Ella en la furgoneta de camino a la villa dijo que no pondría la mano en el fuego por ella misma”, le dijo Pablo, pero con un tono tan amable y

A Alejandro lo que le preocupaba es que Mayka le contara a Pablo sus problemas de pareja. Eso y que Pablo sea catador de pedos. “Vas oliéndole el culito a Mayka como un perrito”, le acusó.

Alejandro quería enfadarse y no sabía cómo, se agarraba a un clavo ardiendo para cabrearse con Pablo y eso que con Pablo es difícil enfadarse. También se quería enfadar con Mayka. ¿Soy yo o Alejandro está deseando dejar a Mayka por el motivo que sea?

– Mayka ha respirado tres veces por segundo, cuando lo normal es que respirara cuatro, no lo soporto más.

Y así.

“Ha estado un poco borde conmigo, pero entiendo que entra a la defensiva y que tenga esa actitud”, dijo Pablo a Mayka, porque Pablo es así, bueno. A Pablo le apuñalan en el pecho para robarle 5 euros y entiende al atracador, porque claro, necesitará dinero y seguro que no es para droga y ya le crecerá a Pablo otro pulmón.

Roberto tuvo un círculo de fuego. Su oponente era Manué.

“Quería decirte una cosa… te has dirigido a mí estos días como el de los 30 segundos, pero lo que he tardado 30 segundos en quitarte a la novia”, empezó Manué. DIOS QUÉ TIPO MÁS ENGREÍDO. Si sus polvos duran menos que un parpadeo la culpa no es de nadie, porque sí, lo de los 30 segundos iba por el polvo del baño de Manué en la anterior edición, que había que ponerlo en bucle para que pareciera un polvo de duración media.

“Te he quitado un peso de encima”, le dijo Manué, refiriéndose a Andrea. Otra vez hablando mal de Andrea y ninguneándola. Iros a la mierda y dejad a Andrea en paz, machitos del carajo.

“Yo no estoy con ella, me he liado con ella”, dijo Manué con desprecio, como si estar con Andrea fuera algo negativo o desdeñable. Ya quisieras tú, Manué.

“Físicamente me gusta, me atrae y demás, pero con ella no quiero tener nada más que una amistad, se lo dejé claro”, insistía el señorito del ego como el Bernabéu.

“Te doy un consejo, tu sabías lo que tenías al lado, piénsatelo antes de engancharte”, seguía Manué, que para justificarse él se dedicaba a echar por tierra a Andrea, con la que ha estado. QUÉ ASCO DE PERSONA.

“Me gustaría que Manué se fuera con sus 30 segundos para Madrid y deje en paz a Andreíta“, dijo Roberto, pero más por joder a Manué que por defender a Andrea.

“A ver con quién se lo ha pasado mejor, contigo o conmigo”, dijo Manué, el muy flipado. “Pregúntale a tu novia cómo ha ido el meneo“, se fue diciendo el MACHO MAN concentrado. Porque Manuel podría ser un empotrador, pero en modo programa express.

“Me llevo el acercamiento con Lucía, me he marcado tres meneos…”, dijo Manué en su despedida. Él es muy de logros importantes. Se conforma con poco para apuntar hitos en su vida. Manué abre un grifo y ya se va contento de un sitio por haber hecho algo complicado.

Ya de vuelta en la villa Manué, que había echado por tierra a Andrea minutos antes, se puso a alabarla. “Que te quedes soltera, que eres como yo, infiel por naturaleza, pero ser infiel no es ser mala persona”, dijo Manué como consejo a Andrea. Andalamierda, chico.

A Christofer le pusieron en el círculo de fuego a Julián. Madre de dios, mr. pelo oxigenado.

Julián iba como de un extraño buen rollo. “No venía a liarme con nadie… pero Fani me besó y yo seguí”, le dijo Julián. Christofer dijo que no, que se habían besado mutuamente. Christofer necesita el VAR y foto finish para saber quién besó a quién.

“Hay un dicho muy popular: los que se pelean se desean”, dijo Sandra Barneda, citando un dicho popular que proviene de volúmenes de filosofía del siglo XI y que fueron recogidas y sostenidas en el tiempo por los niños de diez años en el recreo.

“Pues como sea con cada tío con el que se ha peleado…“, dijo Christofer. JAJAJAJAJA

Y ahí se quedó la cosa. Se viene la final… ay, ya me está dando pena.

No, Andrea no es una zorr…, ni mala, ni nada ¿por qué a ella sí le dan caña sus compañeros de La última tentación?

Andrea, Jesús y la santa paciencia.

No vengo yo aquí a abrir melones, pero sí a romper lanzas que te dejo el cuadro de la Rendición de Breda que se iba a conocer como el cuadro de los palillos de dientes. Y en este caso en favor de Andrea, muchacha de La última tentación con la que se está siendo muy injustos.

Bien es cierto que Andrea le ha puesto a su novio unos cuernos que se puede disfrazar de Maléfica este Halloween y que eso está mal (lo de los cuernos, no disfrazarse de Maléfica) pero a ella se le reprocha muy por encima o de forma distinta que a sus compañeros.

Andrea puede y Andrea lo hace. Ni más ni menos. Cuando Manué se lió la misma noche con Fiama y Stefany nadie le llamó guarro, ni zorra. Le llamaron cabrón un poco, sí. Pero no se metieron con sus ganas de liarse hasta con el hueco del ascensor. Pero a Andrea oigo a menudo cosas como que es una zorra, guarra, mala, etc. Iros a hacer de vientre.

Anoche en La última tentación vimos un nuevo episodio de este asunto. Andrea, que lo pone difícil a veces, andaba preguntando que qué pensaba Manué de ella, porque Manué le gusta. Es inexplicable, lo sé, pero así es. Y en esas andaba cuando llegó Jesús, que se comió a Pepito Grillo cuando era pequeño y se puso a darle lecciones de moral y ética que sólo le faltaba una toga blanca para ser Platón.

“Eres una tía físicamente top, ten también una mente top”, le decía Jesús, que está nominado a todas las categorías del Nobel de lo top que es de mente, a la pobre Andrea.

“También me ha puesto los cuernos a mí”, replicaba Andrea sobre su novio Roberto. Paramos un momento.

¿Esta gente qué hace junta? Si te pasas la vida repartiendo amor a unas y otros, ¿para qué estar juntos? ¿Por qué no una pareja abierta? ¿Poliamor? ¿Vivir en una cabaña en lo profundo del Amazonas a 800 km de cualquier otro humano y a ser posible de mamíferos grandes para evitar cuernos?

Seguimos. “Yo soy valiente porque yo lo muestro”, dijo Andrea sobre lo de liarse con Manué y con Oscar y con quién le da la gana. Pues en parte sí. Que tampoco hace falta hacerlo en la televisión, también. Que se pueden dar besos en privado y sin que nadie te vea, que para eso se inventaron en los pueblos los graneros.

Jesús se encasquilló con una idea: “Hay que tener empatía en la vida, la empatía es mucho, hay que tener empatía en la vida, no muestras empatía“, decía. En la próxima pandemia, empatía y papel higiénico, di que si, Jesús.

Y si por San Jesús de la Tentación no le había comido ya la moral suficiente llegó el Beato Pablo Mártir y le dijo a Andrea que Jesús tenía razón. Sólo faltaron Gandhi y la Madre Teresa haciéndole reproches a Andrea para tener póker de santos.

Y Andrea acabó llorando. No sé si porque no quiere volver a oír la palabra “empatía” en su vida o sobrepasada por la situación.

En cualquier caso, Andrea merece ser juzgada como se juzga a cualquier otro de La última tentación. Si es una crack porque se hace a quien quiere, crack. Si es regulinchi por poner cuernos, regulinchi. Pero el rasero, para todos igual.

Cuando se traspasan todos los límites en la televisión: Lucía Pariente, Secret Story y el ataque de ansiedad de Adara

Hola a todas.

Hoy no voy a hacer muchos chistes porque lo de anoche en Secret Story me puso de muy mala leche. Ya sabéis que Adara, que no es santo de mi devoción para nada, sufrió un ataque de ansiedad por culpa de un mensaje que le envió Lucía Pariente. Un mensaje supervisado y aceptado por la organización, que se fue de rositas con el tema.

Estaban jugando a que los concursantes leyeran tuits con mensajes para ellos de Lucía Pariente, que tiene menos empatía con sus compañeros que una roca.

“Ponte las gafas que esto hay que leerlo bien”, le decía Jordi a Adara cuando llegó su turno. Fijaos en cómo sería el mensaje que cuando los compañeros lo leyeron comenzaron a decir “pero bueno”, “No puede ser”, “Cómo coño se permite”, “Esto no se puede hacer”... hasta Luca, que se entera de la mitad de las cosas, se indignó.

El mensaje era: “Para Adara: ¿Cómo puedes llevar dos años sin relación con tu padre? Un padre es el 50% de tu equilibrio emocional. Intenta reconciliarte, te hará bien”.

Claro, a Adara de inmediato le dio el bajón y se fue sin leer el mensaje. “Dirección, ¿leo yo el mensaje? ¿Lo leo yo?“, decía Jordi González y sí, le dijeron que lo leyera, aunque lo leyó con muy pocas ganas, claro.

A Adara le dio el ataque de ansiedad, respirando compulsivamente, y tuvieron que cortar la señal de la casa para ir a plató. Pariente veía el ataque de ansiedad como el que mira a una pared.

“Ahí has meado fuera de la maceta…”, le dijo Jordi y añadió “¿Qué tiene que ver algo de fuera del concurso?”. Sí, muy bien por la regañina. Pero es que ese tuit ya lo habían leído en el programa. Podrían haberlo echado para atrás, pero no lo hicieron. Dejaron que se emitiera y que Adara lo leyera, así que la culpa es de Lucía Pariente, pero también de la organización.

“Yo estuve hablando con ella de este tema”, se excusaba Pariente, que con su santo cuajo dijo: “Yo se lo he dicho con cariño, como oportunidad para reconciliarse con su padre”. Sí, con cariño. Con el cariño con el que se apuñala a un enemigo.

“Las cosas en la vida son como tú las quieras tomar”, añadió Pariente, demostrando que los sentimientos ajenos le parecen insignificantes y creo que ridículos. El que está mal es porque quiere, al parecer. Pues no.

Pasado un buen rato Adara contestó: “Es de tener una maldad absoluta, veneno por dentro, el corazón vacío. Solo lo sabía ella porque lo hablamos en el jardín, aprovechar algo así es algo bajo y ruin”, dijo. Amén.

Así se le tumba el ego a un machito como Gonzalo en La última tentación: el ejemplo de Mayka y Christofer

Mayka mostrando culo a Gonzalo, que mira a ver si ve su dignidad por algún lado.

No hay nada peor que el despecho. En serio. Me dan a elegir entre que me coma un pie un cerdo con la rabia o el despecho y me echo sal en el pie para que no esté soso. Y eso le pasa al amigo Gonzalo en La última tentación: que como no logra que Maika caiga en sus garras, se despecha. el despecho y me echo sal en el pie

Además, Gonzalo tiene poco que aportar. No tiene pareja, no tiene expareja en el concurso, no tiene interés… y claro la única forma que ha encontrado de chupar tele es comportarse como un impertinente que se mete en cosas que no le incumben. Es el yerno que una madre querría, siempre que esa madre odiara a su hija, claro.

Pero vamos por partes:

1.- Seguirme en redes: Instagram @GusHernandezGH / Twitter @realityblogshow

2.- Ir por partes con la gala.

La cosa comenzó con Marina haciéndole reproches a Isaac por haberle puesto los cuernos a Lucía (y a ella antes, claro). Si los reproches tuvieran valor, Isaac podía comprarse a Amancio Ortega.

“Eres un pedazo de actor, un pedazo de actor”, le repetía. Está obsesionada con lo de que Isaac es actor. A este paso le ponen una estrella en el paseo de la fama de Hollywood sin saber ni cristo quién coño es.

“Vas a acabar solo”, le auguró Marina. Bueno, solo… no parece que el muchacho tenga problemas para estar acompañado. Una vez Isaac puso los labios así como para silbar y no pudo porque le estaban comiendo los morros tres.

“Pero si te pasó a ti”, le dijo Isaac a Marina, que claro, le puso los cuernos a su novio con el propio Isaac. Pero el caso es que lo de Marina al parecer era mejor porque ella “era de verdad”. Isaac es de mentira, es un moñeco de Aliexpress.

“La espinita esa no se le va a quitar en la vida”, se quejaba Isaac de que Marina siga cabreada con él, pero es que Marina no tiene una espinita, tiene un cuerno de unicornio atravesao. Hay gente atacada por rinocerontes con menos espinita clavada.

“La gente dice hoy en día estar enamorado como el que dice vamos a comer pipas, no lo entiendo“,intervino Christofer, que habla como un personaje de Cuéntame. Ay, los modernos, cómo son, ¿eh, Christofer?. En sus tiempos no pasaban esas cosas.

En la otra villa Lucía les contaba a sus coleguis cómo fue ver a Isaac con Bela: “Me tuve que girar, porque el beso duraba minuto y medio“, les dijo. Minuto y medio de beso. UUUUUUH, QUÉ BESO. Estaban detrás de unos arbustos seis jueces del Récord Guinness apuntando el tiempo de lo largo que fue.

“Me tuve que girar hasta yo, imagínate ella”, dijo Andrea, que es muy sensible a los cuernos. Andrea es que las infidelidades no las aguanta, le dan alergia. Lo que pasa es que tiene antihistamínicos.

“Yo el karma de lo que le hice a Marina ya lo he pagado ahora espero que a Isaac le llegue también y que no se vaya de rositas”, dijo Lucía. Joder, maldición gitana. A Isaac le van a tener que limpiar el aura con manguera a presión para quitarle el mal de ojo.

Gonzalo sigue cual perrillo faldero con Mayka. La sigue allá por donde vaya. Si Mayka se tira un pedo nadie llegará a olerlo porque él se lo queda todo.

“Aunque te duela es lo que hay”, le dijo Mayka, que se resiste aunque la muchacha aún se lo piensa. Gonzalo se hace el duro y ella va detrás tan deprisa que se deja la dignidad olvidada como dejó a Marco su madre.

Pero si aquí hay alguien en modo lapa es Gonzalo. ¿Sabéis el truco ese de tirar un espagueti contra la pared para ver si se queda pegado? Gonzalo se queda pegado.

“Me mira y sonríe como no ha sonreído con su novio en la vida”, dijo el flipado prepotente, porque Gonzalo ha visto cada sonrisa de Mayka a su novio. Y como la rubia se trastabilló Gonzalo salió corriendo por la casa chillando como un niño de seis años con una rabieta. Gonzalo tiene la misma madurez que un melón de piedra. Vive atrapado en quinto de primaria.

“¿No ves la cara de payaso que tienes? Me río de ti”, le decía Mayka tirando de orgullo. BIEN, JODER, SÁCALO MAYKA, LO TIENES EN ALGÚN RINCÓN DE TI.

“Me busca ella”, insistía Gonzalo en su conciliábulo de machitos. Y Julián, que es una de esas personas que no sabe que puede llevar camiseta, le decía: “Hermano, está en el bote”.

“Maika se está cohibiendo con Gonzalo una barbaridad”, dijo el señor que lleva el pelo blanco como si se hubiera caído en la marmita de la lejía cuando era pequeño. Sí, cohibiendo. A esta gente una tía les arrea con un lanzallamas para que no se acerquen y piensan que la tienen hecha,  pero que se está cohibiendo.

Y de nuevo fuimos a Isaac. Noche. Exterior. Bela. Isaac tenía los ojos más rojos que el culo de un mandril escocido.

“Es que eres una juguetona”, le decía porque Bela le rondaba. Pero él se hacía un poco el sueco con la boca, que se le movía como si tratara de atrapar moscas. Bela le tuvo que tapar la boca para que se callara, agarrale la cara y comerle los morros sujetándole que por poco saca unas bridas y lo amarra al poste más cercano.

Acabaron en la cama con Isaac haciendo prospecciones.

En la otra Villa Manué aprovechaba que Lucía estaba en modo pollito herido para arrimar el pienso en su comedero. “Te echo de menos”, le dijo Manué.

“Lo sabemos, Manué”, respondió ella. Qué reina.

“Pégale duro, porfa”, dijo Manué, que le guarda rencorcillo a Isaac y quiere ver a Lucía con un bate de béisbol ablandándole los huesos a Isaac.

Manué está muy por Marta y claro, Andrea se ha quedado un poco apartadilla. Pero es que Andrea sabe buscarse sola las castañas y se fue a perrear con Julián.

“Andrea eres una rompecorazones”, le dijo Fani, pero Andrea no le estaba rompiendo el corazón a Julián, le estaba rompiendo el pepinillo del amor. Le daba con el pompis en tol medio de las piernas que Andrea no tiene culo, tiene un martillo pilón. Cuando un edificio no se puede derribar con explosivos va andrea y hace twerking.

Andrea sabe que una batalla que pelean por ti es una batalla en la que no te cansas. Así que se fue a Marta y le chivó lo que Manué le había dicho poco antes: “Me ha dicho que lo de Marta es de broma, que te usa para provocarme”. Y claro Marta se fue a buscar a Manué para un cara a cara. Manué no sabía dónde meterse. Ver llegar a un tren en llamas mientras tienes un pie atrapado en la vía es menos preocupante que ver llegar a Marta cabreada.

“A Manu le gusté yo de primeras, pero cuando ya me ha conseguido tiene otro objetivo que es Marta”, analizaba Andrea. Está la gente que sube montañas de ocho mil metros y luego está Manué en eso de ponerse retos.

De vuelta a Maika, no aprende. Sigue molándole Gonzalo, el por qué es algo inexplicable. Sin embargo, la muchacha se resistió y tuvo más dignidad que Gonzalo, que necesita una trasfusión.

“A día de hoy Gonzalo no significa nada porque quiero a Alejandro más de lo que pensaba”, aseguraba Mayka, que debía pensar que a Alejandro le quería poco y claro, a nada que se de cuenta, pues le llama la atención.

Maika chupó un vaso y Gonzalo lo consideró una prueba irrefutable de que Maika le busca. Nunca rebañéis un cuenco de crispis con Gonzalo delante porque se piensa que queréis rollo con él. Gonzalo ve a cuatro cachorros bebiendo agua en un cuenco y se piensa que se están insinuando.

“No voy a cambiar una relación de tres meses por un tío que quiere follar. No voy a hablar más contigo”, le dijo a GONZALO Y SE FUE

standing ovation GIF

Gonzalo hacía como que se reía. Pero era una risa que equivalía al lloriqueo de un bebé escocido.

“Te atraigo”, le dijo en otra ocasión Gonzalo, que atrae con un método nuevo de atracción, la repulsión. Repulsoatracción se llama. Porque a Mayka lo que le pasó es que se piró de nuevo dejándole planchado. “No, tengo pareja y me atrae mi pareja”, le dijo la rubia.

EL TÍO ES UN PESADO. Por la mañana en el desayuno seguía con la matraca de que le gusta a Mayka. Gonzalo no puede ser más tostón con el tema. Déjala en paz, muchacho, asúmelo.

Vamos de nuevo con Lucía.

“A ver si alguien me puede querer de verdad en esta vida”, dijo Lucía, que es posible que se meta a monja, se case con Dios y Dios le ponga los cuernos.

Por la noche ella y Manué estaban cocidos como monos y se pusieron a jugar a la botella. Manué hizo más trampas. Le dio con el pie hasta que señaló a Lucía. Manué viaja a las vegas y va preso a las dos horas. Lo coge el FBI en la ruleta y no sale más de prisión.

Se fueron a dormir juntos, de lo que lo único destacable es que las mechas de Manué brillan en la oscuridad. Eran reflectantes. La DGT va a homologar el peinado de Manué para cuando tengas que señalizar una avería.

A la mañana siguiente Manué se fue a hablar con Andrea, que estaba durmiendo. No la despertó. Estaba Andrea tan destruida que casi tiene que hacerle la Reanimación Cardiopulmonar para que se levantara. Y a pesar de que Andrea tenía legañas hasta en el cerebro Manué le soltó la charla de que no era por ella, pero que si eso se dejaban de rollito.

Les pusieron una prueba en la que tenían que hacer parejas y bailar a ver quién ganaba. Gonzalo, que tiene sequía de dignidad, eligió a Mayka. Que le busca. A Gonzalo un día le pillan rebuscando en la basura de Mayka y él dice que Mayka le provoca.

En la otra villa estaban Isaac y Bela haciéndose carantoñas cuando apareció Sandra Barneda. “¡¡Hostia, Sandra!!”, dijo él pegando un salto como si hubiera aparecido Lucía con una escopeta.

“Isaac, ¿tú siempre has sido sincero con ella?” le preguntó Sandra sobre Lucía. “Sí”, dijo Isaac.  Marina se mordió la lengua. Se la mordió tanto que ahora Marina se come los helados con cucharita porque no los puede lamer.

Sandra llegó también a la otra villa y sólo encontró a Fani y Mayka. Les pidió que avisaran a los demás y Fani se puso a gritar “¡¡CHICOOOOOS!!”. Joder Fani, si hubiera querido hacerlo a gritos ya habría gritado la propia Sandra. Cuando hay que buscar a gente en el monte mandan a Fani, porque pega unos berridos que la gente baja sola.

Sandra le anunció a Lucía que tenía una hoguera de confrontación. “Empieza a prepararte, porque el sol está cayendo”, le dijo a Lucía. Que alguien le regale un reloj a Sandra Barneda, que tiene que estar adivinando la hora mirando el sol.

Marta le propuso quemar la camiseta de Isaac a Lucía. ¿Por qué? Porque a Marta meter mierda le mola, crear conflictos, enfrentar a la gente, provocar gresca. Corea era un solo país hasta que Marta Peñate fue de vacaciones allí.

La camiseta costó 1,50 euros. Ni de los chinos. Y la quemaron. La camiseta de Isaac es el nuevo Rosito.

Gonzalo en La isla de las tentaciones es malo, malo. Se fue a la isla a dar por saco. En el círculo de fuego se puso a criticar a Christofer por aguantar a Fani. PERO A TÍ QUÉ COJONES TE IMPORTA

“¡¡¡Échate una novia y vive tu vida, que estás muy solo, eres una persona vacía!!!”, le respondió el novio de Fani. OLÉ CHRISTOFER

“¿Por qué te molesta que Christofer vuelva con Fani si tu trataste de volver con Susana?”, le dijo Barneda. ZASCA ZASCAZO MADRE DE TODOS LOS ZASCAS

“Tú no tienes cometido en la vida”, le dijo Christofer a Gonzalo que se iba transmutando en un saco de boxeo de la cantidad de hostias que se estaba llevando.

“En el fondo me da pena, porque no le he hecho nada a este muchacho”, le dijo Christofer. “No ser un hombre”, respondió el machito de Gonzalo, que no sé qué concepto tiene de hombre, pero desde luego él no encaja en el mío.

“Ríete, pero te he echado yo y eso te jode”, le espetó Christofer. AY DIOS QUÉ PEDAZO DE VERDAD.

“Me lo imagino comiendo techo y pensando ‘Christofer, Christofer, Christofer’, obsesionado”, acabó por rematar Christofer. Sólo en una cosa se equivoca: la retahíla es “Christofer, Mayka, Christofer, Mayka, Christofer, Mayka”.

El truco falso que Carlos Sobera usó para rodearse de ratas y aconseja para las cucarachas en ‘Secret Story’

La mayoría de la gente trata de mantener a las cucarachas fuera de su casa, con lo bonitas, silenciosas y discretas que son, pero Secret Story ha llenado su casa de ellas aposta.

El caso es que a los concursantes les propusieron ganar leche y tomates, dos productos que casan muy bien y que tiene todo el sentido juntar, pero para qué se los iban a dar sin más si puedes hacer que la gente muera por un síncope de asco.

Así que les dijeron a Luis Rollán y a Cynthia que tenían que pasar una prueba: meter la mano en unas urnas a ciegas, que no sabían lo que contenían. Si lo superaban, tendrían sus productos. Es más o menos lo que pasa en un DIA un sábado a medio día, que tienes que esquivar a la señora que se cuela, al adolescente con resaca cuya madre ha mandado a por arroz y al jubilado ocioso que no quiere nada más que dar por saco y si lo consigues, puedes llevarte pan.

Luis empezó a meter la mano en las urnas mientras cantaba el Aserejé, porque esa canción espanta los males. En serio, que tú entras en la habitación de Annabelle, le cantas el Aserejé y se convierte en una muñeca de Famosa. Barbie era Chucky antes de que se la cantaran. Si alguna vez os atacan zombies les habláis de Diego que viene rumbeando y os dejan en paz.

Total, que Rollán metió la mano en una caja donde había telarañas de mentira, en una en la que había merengue, cosa que no pareció darle asco, a saber dónde ha metido este hombre las manos, y en una en la que había cepos para ratas, pero no saltó ninguno y no pudimos ver cómo perdía un dedo cercenado.

Pero llegó el momento en el que tenía que meter la cabeza en una urna que estaba llena de cucarachas. Cucarachas enormes. Cucarachas que se te queda el coche tirado y vienen a remolcarte ellas con un sombrero de lucecitas.

“Que le den por culo a la leche y los tomates”, dijo Rollán al ver aquello. Sobera le animó bailando el Aserejé, pero es que Sobera bailaba dando palmadas a la vez que movía el cuerpo y parecía una africana mayor en las fiestas de la aldea.

“¡¡VENGA, POR LOS TOMATES Y LA LECHE!!” le animaba Sobera. Braveheart clamando por la libertad para animar a sus guerreros era una mierda al lado de Sobera animando a los tomates.

Y llegó el truco:

“Te cuento un truco que lo puedes utilizar, yo lo usé una vez con ratas, tú imagínate que son mecánicas, que les hemos dado a la cuerda y por eso se mueven”, le dijo Sobera convencidísimo.

Y pareció funcionar, porque Luis Rollán metió la cabeza en las cucarachas como el que se revuelca en ferrero rochés.

“Me miraban así”, dijo después, poniendo cara de sorpresa. Claro que te miraban raro, joder Rollán, imagínate que eres una cucaracha y estás ahí de tranquis con tus colegas y te sale del suelo un tío gon gafas a mirarte. Te pasa eso a tí en una terraza con una cucaracha gigante y también pones cara de sorpresa, no te jode.

“Lo malo es que se meten por los sobacos y a las cinco de la mañana en la cama salen“, dijo Sobera en plató, dejando a todos los colaboradores con el cuerpo torcido. Ya no vuelven a dormir. El Cucal es el nuevo Rexona.

“Lo que le he contado de las mecánicas es mentira, no lo he hecho en la vida”, confesó encima Sobera. JAJAJAJAJAJAJA Qué maldito genio del mal.

Cynthia por su parte tenía que cantar la canción de Mecano esa en que se cuelan en una fiesta en la que solo hay coca cola y las tías van más comprometidas que un matrimonio celebrando las bodas de oro. Pero es que Cynthia no le tenía miedo a nada. Metía las manos en las urnas misteriosas como el que se lava las manos.

“Más adentró, más adentró, hasta el fondo, Cynthia”, le decía la súper con voz emocionada. Joder. Yo me puse un poco engorilado y todo. Qué metafórico todo. Me dice eso a mi y me empotro a una cucaracha.

Y Cynthia metió la cabeza en las cucarachas y lo que más le preocupó fue que no le cabía la cabeza, lo de las cucarachas pues sólo les pegó unos gritos allí dentro que los pobres bichos trataban de escapar haciendo un butrón en el metacrilato.

Canales miraba la prueba achinando los ojos, probablemente pensando “pues si ha metido la cabeza ahí no le dará asco…”. JAJAJA Pillastre.

“Hazte así por los huecos de la chaqueta, que suelen anidar en los huecos“, le dijo sobera a Cynthia y ahí a la muchacha ya le dio el parraque y se puso a chillar y a darle escalofríos del asco. Sobera es un sádico maravilloso y le amamos por eso.

Y sí, ganaron los tomates y la leche. Más baratos que en el DIA.

La excusa estúpida de Isaac para ponerle los cuernos a Lucía y liarse con Bela en ‘La última tentación’

Isaac, comprobando que aún tiene pelo.

Isaac, ese muchacho al que el amor le dura lo mismo que una juanola, nos contó anoche por qué fue infiel a Lucía, nos reveló las poderosas razones que le llevaron a liarse con Bela. Y eran una mierda pinchada en un palo. Su excusa era mala, mala, tirando a malísma de lo peor. Se lió con Bela por el calentón, pero quiso vendernos una historia psico-emocional que la podrían haber escrito las conocidas escritoras Carmen Mola y Maruja Lopeta.

Pero antes de profundizar en el asunto como la lengua de Isaac profundizó en los morros de Bela, es importante que… ¡ME SIGÁIS EN REDES! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

La gala comenzó con una alarma chunguísima. Sonaba muy alto y había luz roja.  Las caras de Terelu y de Nagore eran un poema. Pero no un poema bonito, un poema del tipo:

Esto que me pesa

Donde el culo se expresa

No debe ser pedo

porque pesa. 

Es que no sabíamos qué estaba pasando“, dijo Terelu. Joder, que era una puta alarma, no una disertación sobre la metafísica de partículas. Pues una alarma tocha que suena, tampoco es una cosa que comprender. Terelu en un incendio sale como Freddie Krueger porque se queda a pillar el mensaje oculto en la alarma.

Fue entonces cuando Sandra Barneda salió al plató. Iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto una blusa con lentejuelas de espejo y si se giraba a la luz podía dejar ciego a un soldador con la careta puesta. Con esa camiseta y la linterna del móvil te pones en un acantilado y diriges el tráfico marítimo.

Isaac tenía una entrevista de emergencia. En La última tentación empieza a ser todo de emergencia. Visionado de emergencia, entrevista de emergencia, dime la hora de emergencia, corte de uñas de emergencia… La gente que trabaja en ambulancias se tiene que descojonar de estas emergencias.

Isaac, con sus cojones como para llevarlos con una pala excavadora, dijo que el miércoles no vio las imágenes de Lucía viendo su infidelidad. Claro, para qué, tendría algo más importante que hacer, como hacer aviones de papel con la propaganda del buzón.

“Sé que fallé y el dolor que sintió ella, porque si hubiera sido al revés a mí me habría partido por la mitad“, dijo Isaac, que se piensa que cuando le ponen para comer una cigala abierta es porque le han puesto los cuernos.

“Sé que fallé”, dice. Qué va, pilló los morros de Bela a la primera, diana en uno. Menudo tino tiene. Isaac te come los morros desde dos kilómetros sin acercarse siquiera a las comisuras

“Te lo dije, yo no te engaño… ¡qué mala suerte tienes, chiquilla!”, le decía Manuel a Lucía en las imágenes de después del visionado. JAJAJAJAJAJAJAJA Hay tanta hipocresía en esa frase que no había más en el mundo. Escasez mundial de la hipocresía. ¿El precio de la luz? Una ganga al lado del precio de la hipocresía con el acaparamiento de Manué.

La hipocresía de Manué, pasando por encima de todo.

Monster Truck GIF by Checkers & Rally's

Volviendo al directo, recordemos que Isaac estaba en otra sala y que se le veía en la pantalla grande y hablaban por audio. “No te escucho, Nagore, no te escucho, no te escucho”, le decía Isaac a Nagore en un momento dado, cuando ella le criticaba, así que se lo tomó como que le estaba haciendo el vacío, pero no, es que Isaac no la oía.

Así que Sandra Barneda le puso las domingas en la cara a Nagore, porque ahí llevaba su micro, para que pudiera hablar. Si la gente llevara micros por la calle al 99% de los tíos se les estropeaba el suyo y pedían prestado.

Inciso: imágenes de Gonzalo después de saberse la infidelidad de Isaac. “Ha quedado como una mierda, como lo que es, como lo que es”, decía Gonzalo, que sigue acomplejado porque Isaac es más guapo y pilla cacho con las chicas y él no. En el programa, claro. Bueno, lo de más guapo es también fuera del programa.

En otro vídeo Lucía le ponía ojitos a Manué y había muchas confidencias y sonrisitas y abracitos. Ay Dios. No. Lucía, no. NO LO HAGAS, LUCÍA.

“Bela es una chica que siempre me ha atraído, ya tuve una historia con ella y pasó porque llevaba días dándole vueltas a la cabeza a un tema muy importante dándole vueltas a la cabeza a un tema muy importante“, dijo Isaac. Ya, temas importantes… anda que no ha llevado a cometer infidelidades por ejemplo la cotización del trigo en el mercado de abastos.

– ¡Paco! ¿Te has trincado a la vecina?

– ¡Es que tenía en la cabeza algo importante!

– Paco, que la vecina tiene 96 años.

– Una cosa muuuuuy importante, Mariví.

Y así.

“Todos queremos saber qué tiene que decir un infiel. ¿En qué piensa un o una infiel cuando comete la infidelidad?“, dijo la psicóloga del programa. A ver, pues no he estudiado psicología, pero a priori diría que piensa en:

– Tengo el badajo que me puede poner el ayuntamiento una bombilla en el capullo y alumbro un parque entero.

o

– Tengo el mejillón caliente que lo metes en una olla y se ablanda antes la olla que el mejillón.

Pero vamos, que lo mismo es algo más complejo.

La madre de Marina siguió con el discurso de su hija: “¡ERES UN PEDAZO DE ACTOR!“, le decía. Le dicen tanto eso que en los próximos Oscar a Isaac le nominan en todas las categorías. Isaac lo mismo te finge que te quiere que te hace un monólogo de Hamlet mientras se liga a cuatro.

Nos pusieron un avance, Isaac con el grupo, a la mañana siguiente de averiguar a qué saben los paluegos de Bela.

“¿Te has desenamorado de Lucía?”, le preguntaba Sandra Barneda. “Yo pensaba que estaba enamorado de ella y me lo he metido en la cabeza estos meses: quiero estar con Lucía, quiero estar con Lucía, Lucía, Lucía”, respondió Isaac.

CON LUCÍA, HOSTIA, CON LUCÍAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Isaac, metiéndose a Lucía en la cabeza:

Frustrated Head GIF

“Inconscientemente me estaba quemando un poco por dentro“, dijo Isaac, que tenía el cuerpo como el mechero de un coche. Isaac quema por dentro que las barbacoas las enciende metiéndose el carbón por el ano.

Y fue Isaac el que pidió una hoguera de confrontación para decirle a Lucía que lo sentía y “quedarse más tranquilo“. Él ahí, buscando el bien de los demás. Es un filántropo.

Ya en plató Isaac explicó el por qué de la infidelidad, esa cosa que dice que tenía en la cabeza:

“Viniendo de mí nada es sencillo”, dijo para introducir el tema. No se lo tiene creído ni nada. Nada es sencillo viniendo de él. Isaac suma dos y dos y le da la raíz cuadrada del coseno de pi partido por e=MC2.

“Yo estaba enganchadísimo a Lucía, me fui a vivir con ella a Cádiz”, narró. Terrible enganchado. A poco estuvo de meterse en un programa de Luciadona para desengancharse.

Y el problema era que el pobre estaba agobiadillo. “Yo no me di mi tiempo para estar solo, a los dos días estaba con Lucía. Llevo un año con la cabeza así”, nos dijo. Joder, Isaac, que pasaste de liarte con Marina a liarte con Lucía, coño, que tampoco estabas pasando el duelo por tu canario muerto.

“Cambié mucho como persona, ahora me miro y no me reconozco”, nos explicó el maromo. Isaac miraba su DNI y pensaba “hostia, ¿este quién coño es?. Los sustos que se ha pegado Isaac en los espejos no lo sabe nadie. Una vez se metió en un probador y se pensaba que no había pared y había un tipo en el de al lado.

“Lo que vi dentro de la isla es que necesitaba tiempo para estar solo, para estar con mi familia, con mis amigos“, aseguraba el maromo. Joder, qué cojones solo, si quería estar con toda la peña.

La madre de Marina estaba un poquito resentida con Isaac. Un poquito que esa señora está aprendiendo kung-fu para explicarle a Isaac unas cosillas. Nagore también le tiene cruzado. Nagore tiene un peluche de un lobito. Lo tiene lleno de agujas de punto atravesándolo.

Yo te estoy creyendo, tío, estás a punto de llorar, no es un papel“, intervino Suso, que va de colega. Joder, si es así sobrio, cuando se tome dos copas y se ponga en plan exaltación de la amistad debe ser insoportable.

“Está mal lo que has hecho, pero aprenderás”, le dijo Suso, que se piensa que es el padre de Isaac. Cuando acabó la gala le dio dos euros de propina y le revolvió un poco el pelo.

“Estábamos en Ibiza en una discoteca y aparecieron Marina, Lester, Jesús… y un hubo un pequeño percal que se resolvió sin ir a más”, confesó Isaac. Un percal. A saber a qué se refiere con eso. ¿Un conato de pelea? Esta gente vive en una peli de pandilleros.

Las graves afecciones de Adara en Secret Story: se puede lesionar la espalda de estar tumbada y la alergia a limpiar

Adara, demostrando que tiene dedos. (TELECINCO)

No es la primera vez que vemos a Adara en un reality y lo sabemos porque cada vez que Adara sale por la tele un hada pierde sus alas. El tono de voz de Adara histérica y discutiendo deja sordos a los perros, así que si llamáis a vuestro caniche y no viene ya sabéis que es porque Adara está concursando en algo. El caso es que su desafección por las tareas domésticas es algo conocido y está más probado que el funcionamiento de la rueda.

Y claro, sus compañeros se cabrean, porque tarea de limpieza que se le asigne, tarea que quedará sin hacer. Los arqueólogos del año 5.000 podrán saber qué se comía en el siglo XXI cuando analicen la mesa que Adara tenía que limpiar, porque habrá más restos de comida que en un buffet libre.

Y claro, cuando se lo reprochan encima se indigna y se hace la víctima y la atacada, como anoche, que tuvo bronca con los Gemeliers y con Lucía Pariente, que es tan limpia, pulcra y aplicada que mea gel hidroalcohólico. No os digo lo que cagan los gemeliers porque nunca más querríais usar pastillas de jabón.

En la gala Adara iba vestida como una azafata antigua del Un, Dos, Tres… pero después de pasar una noche en urgencias por un cólico nefrítico. Llevaba unas gafas tan grandes que parecían el escaparate de un bazar. Esas gafas no las limpias con una gamucita, las limpias con un cristalero de semáforo.

“Me parece vergonzoso, es una fijación continua con una persona”, dijo la muchacha tras ver un vídeo en el que la acusaban de no limpiar y en el que la posición horizontal era la predominante. Haces un álbum de fotos de Adara en Secret Story y todas van apaisadas.

“El baño está que da auténtico asco, no sé quién lo tiene que hacer y me critican a mí”, se quejaba Adara. A Adara no se le ocurre un algoritmo físico-cuántico para los viajes hiperespaciales y no se le ocurre limpiar ella el baño. Es mucho mejor mear como entre dos contenedores de basura de un matadero que coger una bayeta.

“Me quedo helada”, dijo cuando vio que la criticaban. Uy, sí, trauma.

“Están continuamente con mi nombre en su boca”, se quejaba la muchacha, que piensa que su nombre es como una juanola. Sin Adara no hay beso. ¿Sabéis eso que se os queda entre los dientes después de comer jamón duro? No son Paluegos, son Padaras.

Intervino Lucía Pariente, que es la más valiente y la que siempre está dispuesta a una buena bronca. “Yo no tengo problema. Se lo digo: se está pegando una pechada de estar tumbada que se va a hacer daño en la espalda”, nos contaba la señora de los ojos que le darían miedo a un caminante blanco de Juego de Tronos. Ahí tenemos la primera patología de Adara, la espalda con Atracción Gravitacional Intensa. Vamos, que sus vértebras sienten la llamada del suelo más que las pezuñas de un mamut. Adara pasa tanto tiempo tumbada que si viviera en un puerto le amarraban a ella los barcos

“El otro día puso tres lavadoras… suyas”, se quejó Lucía Pariente y Adara, lejos de negarlo, dijo que había lavado también unas toallas. Ah, bueno, vale, si de tres lavadoras metió unas toallas del grupo, vale. Voy a abrir un crowfounding para ponerle una estatua de bronce a Adara: “A LA LAVADORA DE TOALLAS, EL PUEBLO, AGRADECIDO”.

Dani Gemelier pidió perdón por llamar “guarra” a Adara en la otra ocasión y dijo que buscaría un sinónimo y fue “sucia”. Muchísimo mejor, dónde va a parar. Te dejo más, Dani, por si tienes que ir cambiando: criapelusas, descuidado, desaseado, salvamierdas, puerco, inmundo, bacteriofriendly, mugriento, guarro, asqueroso, tío cochambres, cochino, contaminado, pringoso, embarrado, Diógenes style, enlodado, grasiento, manchado, churretoso, hediondo…

Que Adara en los realities limpia menos que un pañal usado es algo que es conocido por todos, es una verdad inmutable. No lo puso Dios en los diez mandamientos porque le salían impares, pero que sí, que es algo que ocurre.

“Sois dañinos”, les dijo Adara, que les mira y les ve como se mira a un gato rascando un sofá.

Cintia (sé que ella lo escribe más moderno, pero no, Cintia) intervino: “No sé qué hay de dañino que se digan las cosas de la limpieza de una casa“. Exacto.  Para Adara cualquier cosa es un ataque personal premeditado e injustificado.

– Adara, es que me estás echando aceite hirviendo por la espalda y me duele un poco.

– ¡ERES DAÑINO, A LOS DEMÁS NO LES DICES NADA!

Y así.

“A ella no la veo limpiando mucho”, aportó Cintia. Y es que si ves a Adara limpiando tienes que pedir un deseo.

“Si te molesta algo por qué no vas y lo limpias tú“, le dijo Adara, porque para ella el trabajo funciona así: si ella no hace sus tareas y tú no te jodes y las haces tú, eres malo por no hacerlo.

– ¿POR QUÉ NO PILOTAS TÚ, SI TE JODE QUE EL AVIÓN ESTÉ CAYENDO, POR QUÉ NO PILOTAS TU?

– Porque usted es el piloto…

– SIEMPRE OS FIJÁIS EN LA MISMA PERSONA.

Y así.

Pues te buscamos un rincón y te ponemos allí para que lo tengas sucio”, dijo Cintia. Veo a Adara en dos semanas así:

Hola, soy Adara, vengo de mi rincón… eres dañina, niña de mierda.

“Ya tiene ella un vídeo”, dijo Lucía, como si que Secret Story te haga un vídeo fuera una prueba notarial irrefutable.

“En la terracita hay como 15 o 20 tazas… sé de quién son porque les he hecho el ADN”, añadió la mujer, que piensa que en CSI son lentos atrapando al asesino. Ella chupa un cuchillo y te dice quién es el culpable.

“Eres una mentirosa, esos vasos no son míos“, se quejó Adara, pero con poco convencimiento, la verdad.

“Tuyo nunca es nada”, le reprochó a su vez Lucía Pariente. Nada es de Adara. Adara no tiene a su nombre ni el DNI.

“Hay que debatir con la verdad, no se puede ser tan bajuna”, acabó por soltar Adara, a la que no puedes llamar sucia, pero que sí puede llamar bajuna, una palabra mucho mejor, suave, dulce, nada hiriente. Adara approves.

“No levantes la voz que levantar la voz no te da la razón”, zanjó Lucía. EXACTO. El método de debate de Adara, que se estudia en el Club de Debate de Oxford, es subir la voz hasta que el cerebro del contrario ya no puede oír sus propios pensamientos y se rinde.

Y lo que nos queda.

 

La ruin jugada de machitos de Cristian y Manuel para engañar y liarse con Andrea

A mí algo me puede dar más asco, pero ya tiene que entrenar con una mofeta y competir en los Juegos Asquerolímpicos. Hoy voy a hablaros de Manuel, Gonzalo y sobre todo, de Cristian, que son un hatajo de machitos que se creen los más guapos e irresistibles del planeta, pero le enseñas una foto suya a una cabra y hace caras raras.

Todos ellos han tomado a Andrea como su juguete y se han dedicado a hablar de ella como si la muchacha no tuviera sentimientos, raciocinio o fuera una persona libre. Machitos reunidos todo son ladridos.

Pero antes… vamos a ver qué pasó en La última tentación, porque la cosa está que arde y hay más frentes abiertos que en Guerra de los cien años.

La cosa comenzó con las imágenes de Isaac besuqueándose con Bela. Detalle: Bela no soltó la copa de vino en todo el magreo. Bela coge una copa y no se la quitas ni de sus manos frías y muertas. Bela estaba bebiendo en Hiroshima cuando cayó la bomba atómica. Su copa ni tintineó.

“Te juro que cuando hablábamos cariño sí que te tenía, pero te he visto y he dicho puff… cositas, hay cositas“, dijo Isaac. Os traduzco del Isaacndés al Español: “Hay cositas” = “Tengo el rabo como el travesaño de una portería”.

“Contigo me pasa algo muy raro, estoy muy a gusto y me siento muy bien”, le decía Isaac a Bela. Isaac es como un restaurante caro: a la carta. Le dice a cada una lo que quiere oír. A todas les cuenta la historia de que son especiales, de que la anterior no era tan guay como ella, que nunca como la nueva… claro, claro. Para Isaac todas son expechiales.

Lo que más repetía el maromo era “estoy muy a gusto contigo”. Y Bela le metió la cara entre las tetas, para que se sintiera más a gusto. Claro, con la cara entre dos almohadas cervicales cómo no va a estar a gusto el muchacho. Estaba entre a gusto y a…sfixia.

“Yo estaba feliz con ella, pero no compartimos la misma filosofía de vida“, dijo Isaac de Lucía. Con Bela la filosofía no sé si la filosofía la comparte, pero las babas sí. La filosofía de vida de Isaac es meter su pene en todas las personas del planeta posibles.

Y llegó la hoguera.

Christofer estaba sentado en la banqueta de la muerte, bueno, de los cuernos. Es ese taburete en el que todo que el que se sienta pilla infidelidad. Te sientas ahí sin pareja y te ponen los cuernos igual.  En un arranque de solidaridad Jesús le cambió el sitio. Se sentó como si temiera una descarga eléctrica.

A Roberto fue preguntarle Sandra y se puso a llorar como un descosido. Roberto lleva un corazoncito tatuado en el pecho. Como de un centímetro de grande. A saber cuántas sesiones tardó en hacérselo. Un adicto a la tinta más. Hay jefes de la Yakuza japonesa que tienen dragones en la espalda que acojonan menos. Roberto es un tipo duro.

Maika tenía imágenes. Como no ve un carajo se acercó a la tablet, que se la han puesto en el otro lado. No ven una mierda. Entre Mayka y Marta la próxima edición va a ser La isla de las graduaciones. En las imágenes salía su novio diciendo que ella no tiene “ni respeto, ni códigos ni valores”. Mayka ponía cara de no entender nada.

“Con Mayka no puedo ser yo, porque hablo con alguien y ya me está diciendo que me río con una o con otra, me ha anulado”, decía el maromo, que está como un vuelo con huelga de controladores: anulado. Mayka sale contigo y te cancela. Dejas de reír como si salieras con un enterrador adicto al trabajo.

“Voy a dejarme llevar en todos los sentidos“, aseguraba Alejandro, que lo mismo se caga encima, por dejarse llevar demasiado.

“Buahs, Buahs, Buash“, dijo Mayka al ver las imágenes. Ella es así de expresiva y de usar vocabulario. Si Mayka hubiera escrito el Quijote sería así: En un lugar de la buash, uf, oah, mazo, tía y adarga antigua.

“Somos personas con educaciones diferentes. Yo he adelgazado cuatro kilos desde que estoy con ella“, seguía diciendo Alejandro, porque Mayka es como Naturhouse pero anulándote. Mayka estuvo saliendo con el muñeco de Michelín y cuando acabaron parecía un galgo.

Y vio a Gonzalo metiéndole mierda a su novio

“Es un puto cerdo y ella es una cerda”, salía en las imágenes diciendo Patri de Mayka a Alejandro. Y Alejandro callado como persona de vida alegre. Y Mayka dijo lo que un perro a la hora de chuparse la pija: “no necesito a nadie”.

Lester también tenía lo suyo, y entramos en el terreno peliagudo. Cristian dijo que hubo conversaciones subidas de tono hace un mes entre él y Patri, cuando esta y Lester ya eran pareja. “Confío más en Patri que en Cristian”, dijo Lester. Hizo bien, porque Cristian es tan buen amigo como Judas con los romanos en un grupo de Whatsapp.

Cristian le decía en las imágenes a Patri que si él hubiera querido habrían tenido tema y Patri llorando diciendo que no y que solo era amistad. Y el bendito, la buena persona, ese ser de luz que es Crisitian seguía subiendo la voz, en plan interrogatorio, presionándola, acorralándola, hasta que Patri acabó llorando hundida.

O sea, que Cristian, que dice ser amigo de Lester, se ha dedicado a tener conversaciones de tonteo con Patri y no ha dicho nada a su amigo hasta llegar a la isla

Sick Vomit GIF by Originals

Valga esto como la prueba primera de lo que Cristian es.

Sigamos con la hoguera: Imágenes de Jesús.

Marina llorando a moco tendido. “Me siento mal por yo”, dijo Marina, que conjuga los pronombres regular. Feliz, feliz no cumpleaños ¿a tú, a yo? Y así. Y poco más, porque ese asunto pendiente está menos pendiente que los cojones de una tortuga.

Lo de Roberto viendo imágenes de Andrea fue de traca. Pero valenciana. De la gorda. El muchacho vio a Andrea enrollarse con Manué y a ambos haciendo cositas sexuales.

“Se le encapricha un tío, se le encapricha un bolso…”, dijo Roberto. Así es Andrea, muy de luchar por lo que quiere, de perseguir sus sueños.

“No sabe lo que quiere”, dijo Roberto. Sí que lo sabe, lo que pasa es que lo mismo no es Roberto Verino y sí es un Manolo Blahnik.

A Roberto se le rompió el corazoncito tatuado. La verdad es que daba penita el chaval.

“Hay más imágenes para ti”, le dijo Sandra justo después de tomar aire, porque claro, con Andrea hay muchas imágenes y Sandra empezaba a sentirse mal por el muchacho.

ROBERTO, HAY IMÁGENES PARA TI. EN TODA LA PUTA FILMOTECA ESPAÑOLA NO HAY TANTAS IMÁGENES. EL CATÁLOGO DE NETFLIX ES UNA MIERDA COMPARADO CON LAS IMÁGENES QUE TÚ TIENES. HASTA LA TEMPORADA 10 DEL JUEGO DEL CALAMAR, TIENES.

Roberto viendo imágenes:

Looking Korean Drama GIF by Netflix Indonesia

Lo peor es que salía Andrea descojonándose de su novio y el machito de Manuel haciendo comentarios despectivos hacia ella y ella riéndose. Sí, se reía de Andrea en su cara y ella ji ji ji sin pillar o sin importarle las burlas.

“Ha tenido cariño, amor, sexo… no le ha podido faltar de nada”, dijo Roberto sin entender en qué falló. Joder, ahí falta la comida. El cuarteto imprescindible: Cariño, amor, sexo y comida. Y risas para el bonus.

Y llegaron las imágenes de Andrea y Manuel follando. Manuel folla como si fuera el conejo de Alicia en el país de las maravillas y llegara tarde al polvo. Manué vio una vez una máquina de coser y se pensó que era un vídeo porno. Y desde entonces si no enhebra a 8.000 revoluciones por minuto, es que no ha follado.

– Manué, quieres que foll….

– Yo ya.

Y así.

Imágenes de Christofer.

Tuvo que ver a Isaac diciendo en la casa que Fani se le ofrecía y que si él hubiera querido… “pero así de veces”, dijo Isaac. Muchas veces. Millones. Había veces que Isaac abría un paquete de cereales y estaba dentro Fani ofreciéndose. Isaac va por la calle y le salen 80 voluntarios de ONG para que se haga socio y todos son de la Fani Foundation for Ofrecersing.

Les dijo Sandra que dos de ellos se podían ir a la otra villa “para resolver asuntos pendientes”, para eso o para liarse a cuchillazos.

Decidieron que fuera Jesús, para ver “qué pasaba con Marina”. Vaya mierda, por Dios. También va Mayka, para montarle un pollo a su chico. Y ninguno de los dos hizo nada, porque los intercambiaron de nuevo.

Y llegó la fiesta de la vergüenza.

“¿En Canarias qué es lo que se come?”, preguntó Manuel en un momento dado. Porque Manué tiene una cultura gastronómica muy extensa. Abruma todo lo que sabe de nuestro país. Él piensa que la tortilla española se hace con castañuelas.

Y el machito de Cristian llegó con su actitud asquerosa.

“Jugada”, le dijo a Manué. “Tú pégate a Marta toda la noche, que cuando lo haces Andrea te mira y luego me mira a mí y me sonríe. Pégate a Marta”, dijo Cristian, que se piensa que es el Napoleón del ligoteo. Y sólo por lo bajito.

Es un absoluto asco que estos dos machitos se junten y piensen que pueden jugar con Andrea dándole celos con Marta para engañarla, confundirla y liarse con ella. Y los sentimientos de Marta y de Andrea importen una mierda. Y es que cuando piensas con el pene sólo tienes el pene para pensar. Y eso no te da mucha capacidad de procesamiento.

Sigamos. En la misma fiesta Lucía decía de Isaac: “no me acuerdo de su cara, de su tono de voz…”. Y Fani, asintiendo convencidísima: “Siempre pasa, eh, siempre pasa”. La Doctora Fani ha diagnosticado olvido de novio agudo. Receta Morreonil Conotrox 600 mg.

Marta la tomó con Patri. Y cuando Marta la toma con alguien alguien es como un Pitbull mordiendo el cuello a un pato. No suelta.

Estaba la pobre Patri cagando y Marta en la puerta, oliendo caca y comiéndole la oreja. Marta la toma contigo, te mueres y le echan tierra encima porque se tumba en la caja a decirte cosas.

“Conozco a anticuario que tienen muebles más animados que tú”, le reprochó Marta a la pobre Patri. “Aquí estoy yo para darle vida al mueble”; dijo Marta. El hechizo del castillo de La Bella y la Bestia lo echó Marta. ¿La mesita de noche de tu abuela? La coge Marta y te la pone como C. Tangana en una despedida de soltera.

Y otra bronca de Cristian, a Patri, en la fiesta. Como Patri pasaba de su cara y no se rindió a sus, por otro lado, dudosos encantos, él se enfadó. Orgullo de machito herido y a machacar a Patri que se puso.

“Cada vez que hablas conmigo tonteas, ya te gustaría haber tenido algo conmigo, si yo hubiera querido lo tendríamos”, le decía cabreado como un mono. Sí, claro, si él hubiera querido sí, pero no quería. Por eso tonteaba. Si nunca os ha follado Cristian es porque no ha querido. Aunque seáis un señor de Albacete con el culo como lija. No ha querido él. Angelina Jolie no tiene un hijo suyo porque Cristian no quiere.

Como Patri se le rió en la cara y se puso a bacilarle haciendo perreo… ALERT, ALERT, ORGULLO DE MACHITO HERIDO

“Se lo diré a Lester, eres una falsa”, dijo Cristian. Hala, encima de mal amigo, chivato. Lo tiene todo este muchacho. ¿Quién no querría estar con él, si es todo amor, cariño, bondad y más cosas buenas que la Madre Teresa fusionada con el Dalai Lama?

En el plantel de los SuperRangers de la mezquindad, estaba por allí Gonzalo metiendo mierda a Marina, diciéndole que Jesús no quiere nada con ella y que en la otra villa se iba a liar con otra. Gonzalo en este programa es un amargado y un resentido y un perro del hortelano que como no come, comer no deja. Ha dormido en la villa más veces solo que el colchón.

Pero oh, vaya. Andrea pasaba de Cristian como de meter las tetas en cal viva. El plan de Cristian, sorprendentemente, falló. Cristian: “¿Estás cabreada conmigo? Algo te pasa”, le dijo a Andrea. QUE NO LE GUSTAS, ESO PASA.

Momento mágico. Hicieron un juego de adivinar quién era cada cual por el tacto. Empezó Lucía y le pusieron a Manué.

Kilo y medio de frente… Manué“, dijo ella. JAJAJAJA.

“Hace un año y medio que no tocas algo así”, respondió Manué, que tiene tanto amor propio que es casi amor expropiado.

“Gracias a dios”, respondió Lucía. JAJAJA  ZASCA QUEEN

Inciso

Isaac y Bela se fueron a la cama juntos.

“Como caperucita, de rojo?”, dijo Isaac al verla en camisón, pero Bela llevaba la ropa interior rosa. Isaac es daltónico para lo que quiere.

Y nada, pues se pusieron a hacer las cositas que los papás y las mamás hacen si al papá o a la mamá no les duele la cabeza o el tedio marital no ha hecho mella.

A esa misma hora Lucía decía: “Tengo ganas de darle un beso a Isaac en la boca”. Pues a ver, Lucía, espera turno porque la tiene ahora ocupada.

Y Manué, por la mañana empezó con la ardua tarea de dar asco. “Con esa chica no quiero nada, me lo paso bien, pero nada más”, dijo de Andrea. “No quiero estar 24/7 comiéndome la boca con Andrea como hacía con Fiama porque no me sale”, añadió. PUAJ

“Es muy inocente, porque es muy inocente”, siguió diciendo, con un tonito condescendiente que daba mucho, mucho asco. A ese tono no se acerca una cucaracha del asco que daba. Manué puede llamar inocente a Andera siendo como es él un premio Nobel en potencia.

Y para acabar de asquear, en el jacuzzi todos los machitos se dedicaron a criticar a Andrea. “Es que habría caído de nuevo”, “se habría acostado contigo”, “vive la vida a lo loco”, “no aprende”. Y lo decían ellos, hipócritas, que han puesto los cuernos a sus parejas, que se han morreado con dos en la misma noche, que van como perrillos en celo por donde pasan.

Machitos, qué pereza.

El dudoso diagnóstico y remedio para el dolor testicular que le han dado a Luis Rollán en ‘Secret Story’

Luis Rollán, camino de su tratamiento. (FOTO: TELECINCO)

¿Para qué ir al médico si puedes ir al confesionario? Pues eso es lo que ha pensado Luis Rollán, concursante de Secret Story, después de que lleve tiempo con los testículos como si no hiciera otra cosa que sentarse encima de ellos. Vamos, que le duelen. Tiene eso como si los usara para llamar a las puertas.

El caso es que ya preocupado por tales síntomas, dolor testicular, el zagal se fue a preguntar al cubo, que es como llaman en Secret Story al confesionario, para que se parezca lo menos posible a Gran Hermano y no se la líe nadie parda.

En el cubo diagnostican más rápido que el doctor House con un fonendoscopio en la mano y le dieron una solución en un santiamén. La gente esta que estudia cinco años de carrera, la especialidad y el Mir es porque son un poco inútiles. Is qui quiri sibir lis cisis y ni mitir ginti ni ni ni.

A Rollán le insinuaron allí dentro que su problema de dolor de huevos es la falta de actividad sexual. Vamos, que le duelen los huevos porque los tiene como las ubres de la vaca de Milka. Si te pueden llamar los de Central Lechera Asturiana para colaborar con ellos es que el problema está ahí.

¿Que pueden ser doscientas enfermedades más? Sí, pero primero si eso descartamos lo de eyacular menos que un buzón de correos, que tiene el nombre, tiene la forma y nada.

Luis Rollán, que tampoco es que sea muy exigente con las consultas médicas se dio por conforme y aseguró que “había que ponerse a ello”, en referencia al tratamiento, que era básicamente “consolarse”.

O sea, que Rollán se ha dejado el pene en carne viva. Ahora mismo tiene el bíceps derecho con rotura fibrilar. Ha jugado al cucú-tastás con su pequeña carita sonrosada. Ha exprimido el tubo de pasta de dientes. Ha abierto las compuertas de las alforjitas del amor. Le ha dado al mundo su maná.

Y todo eso en una casa con otras quince personas, porque la intimidad está muy sobrevalorada. Nunca vayáis a la estación espacial internacional con Luis Rollán, porque el baño no tiene puerta y el sitio es muy pequeño como para evadirse de según qué cosas. Rollán va al espacio y vuelve más ligero de lo que se va.

Pero dejemos una reflexión: que sí, que en Secret Story si estás enfermo llaman a su médico, pero si no te ven muy mal ya tiran ellos solos y te dan soluciones. ¿De medicina china, medicina tradicional, medicina científica? No, de medicina cuñada. Menos mal que a Rollán no le dolía el hígado.