Entradas etiquetadas como ‘extraccion de leche’

Donar leche salva vidas

Hace unos días me escribió Arancha. Me decía lo siguiente:

Hola mama reciente, es la primera vez que escribo, pero te leo desde que me quedé embarazada.

El post de hoy sobre los prematuros me ha encantado, y aprovechando este, sería muy bueno para los prematuros que comentaras algo sobre el banco de leche humana del hospital 12 de Octubre.

No se si habrá en otras ciudades, yo soy de Madrid y conozco este, creo además que es el único aquí.

Estoy segura que muchas mamás no lo conocen y por eso no donan.

Principalmente la leche materna donada la utilizan para prematuros, aunque tambien me comentaron que tienen (o por lo menos cuando yo donaba tenían) un becario que tambien la analizaba. Es muy facil donar, te hacen un test y una analítica, y si eres apta para donar, ellos te dan todo lo necesario, sacaleches, biberones, nevera para el transporte de la leche, placas de frio…

La verdad es que te lo ponen muy facil, y a las mamas no nos cuesta nada, solo llevarlo al hospital.

Tú que tienes en tu mano dar a conocer temas a mucha gente a la vez, por ellos, hazlo.

Yo no llegué a donar leche nunca, todo lo que me extraía se lo zamparon mis peques. Pero sobre todo con Jaime recuerdo una época en la que mi congelador parecía una pequeña factoría de leche humana. O s aseguro que si me hubiera sobrado, no se me hubiera ocurrido tirarla. Me habría informado sobre la posibilidad de donarla.

Pero no sólo es la que te sobre. Es la que quieras sacarte mientras amamantas. O la que “sobra” cuando tus hijos están dejando el pecho o se lo estás retirando tú.

Julia aún mama, pero poco. Para dormir por las noches. Ahora que leo más despacio sobre el tema, la verdad es que me arrepiento un poco de no haber hecho el esfuerzo de donar un poco de mi leche.

Os dejo la información que facilita el Hospital 12 de Octubre (Madrid) sobre su Banco de Leche Humana. Aquí hay más.

DONACIÓN DE LECHE HUMANA

La lactancia natural es el mejor alimento para cualquier niño, especialmente si está enfermo o es prematuro. Después de la leche de su propia madre, la leche humana donada es la mejor opción para esos bebés porque se asimila mejor que la fórmula artificial, les protege de infecciones y mejora sus posibilidades de recuperación, supervivencia y desarrollo (Organización Mundial de la Salud y UNICEF)

¿Qué es un Banco de Leche Humana?

Un centro especializado donde la leche donada por algunas madres se recibe, se procesa, se almacena y se distribuye según indicación médica, a niños enfermos que no pueden recibirla de sus propias madres. Tanto la donación como la dispensación son gratuitas.

La selección de las donantes, la recogida y almacenamiento de la leche en condiciones óptimas y su pasteurización previa al consumo, junto con estrictos controles de calidad, otorgan a la leche humana donada la seguridad y los beneficios que ofrece la leche materna.

Este hospital apoya a las madres que quieren lactar a sus hijos y también dispone de un Banco de Leche.

¿Quién puede ser donante?

Las madres sanas y con un estilo de vida saludable, que estén amamantando a su hijo y quieran donar parte de su leche de forma voluntaria y altruista.

En el Banco se realiza una entrevista y un análisis de sangre para descartar situaciones que contraindiquen la donación. No podrá ser donante la mujer que:

* consume drogas ilegales, o tabaco, alcohol, cafeína u otros tóxicos en exceso.
* tiene infecciones como VIH (virus del SIDA), hepatitis o sífilis, o padece ciertas enfermedades.
* toma medicamentos o hierbas que puedan perjudicar a otro niño que no sea el suyo propio.

¿Necesita más información sobre la donación de leche?

Puede contactar con el Banco para concertar una cita y los profesionales del mismo contestarán a todas sus preguntas

1. Servicio de Neonatología. Edificio Materno-Infantil (planta baja)
2. Teléfono: 91 390 88 11 begin_of_the_skype_highlighting              91 390 88 11      end_of_the_skype_highlighting begin_of_the_skype_highlighting              91 390 88 11      end_of_the_skype_highlighting begin_of_the_skype_highlighting              91 390 88 11      end_of_the_skype_highlighting begin_of_the_skype_highlighting              91 390 88 11      end_of_the_skype_highlighting.
3. Horario provisional: de 8 a 15 horas, laborables
4. e-mail: bancodeleche.hdoc@salud.madrid.org

Si finalmente llega a ser donante, se le informará detalladamente de cómo extraer, almacenar y transportar al Banco su leche, para proporcionar a los niños que la reciban un producto seguro y de calidad.

¡Donar leche salva vidas!

En nombre de todos los niños enfermos, de sus padres y en el del hospital, gracias por su interés.

Si alguien sabe de otro hospital en España que tenga también banco de leche, por favor, que lo comparta con el resto en los comentarios. Yo no he sido capaz de encontrarlo.

———————-

ACTUALIZACIÓN: La doctora Medina del Banco de Leche del Hospital 12 de Octubre de Madrid ha tenido la delizadeza de contestar mis dudas. Comparto su mensaje con vosotros:

Afortunadamente hay otros bancos de leche humana en España y estamos en fase de crecimiento.

En Palma de Mallorca existe el primero que se abrió y que está operativo y en alza, ellos hacen recogida domiciliaria, se encuentra en el Banco de Sangre y Tejidos.

Otro hay, desde la pasada primavera (2010), en el Hospital La Fé de Valencia.

Recientemente ha comenzado a trabajar otro más en Granada en el Hospital Virgen de las Nieves.

Esperamos que pronto se abran nuevos bancos en Cataluña y en Aragón.

Estas son las noticias que nosotros tenemos.

Respecto a madres que quieran donar leche al banco del Hospital 12 de Octubre viviendo fuera de Madrid, es dificil, pero no imposible, tenemos alguna donante de Toledo y otra muy colaboradora de León, son casos extraordinarios, que se deben valorar en forma individual.

Gracias por tu colaboración en bien de los pacientes que reciben la leche y de las posibles donantes

Mi experiencia con la extracción de leche ¿Cómo te fue a tí?

Adelanto que es mi experiencia particular, que no pretende ser ejemplo ni enseñanza para nadie.

Ya os decía en mi último post que me encuentro en pleno proceso de extracción de leche.

Una aventura repetida. Ya con el peque estuve seis meses enganchada a ratos a ese cacharro.

Con él me incorporé al trabajo casi a sus seis meses de vida. Y estuve extrayéndome leche para elaborar sus cereales hasta que tuvo casi el año.

Aún recuerdo lo extraño que me resultó la primera vez que me ví a mi misma llenando de leche un frasquito. Parte de mi familia procede de un concejo ganadero asturiano. Y no pude evitar recordar a la docena larga de vacas de mi tío enganchadas en la cuadra a una ordeñadora automática múltiple.

Al principio conseguía sacar una cantidad razonable: unos 140 o 160 ml. Y poco a poco, dado que el extractor es menos eficaz que un bebé y que el peque iba cada vez ingiriendo más alimentos, mi producción de leche bajó y tuve que alternar mi leche con la leche en polvo.

Antes de introducir los cereales a los seis meses no me he extraído leche. Ni lo intenté con el peque ni con Julia.

Mi intención es hacer con ella a partir de ahora como con su hermano.

He probado tres extractores: uno de pera que descarté al primer intento. Uno doble eléctrico de Medela similar al de la segunda foto y uno manual: Isis de Avent, el de la primera imagen.

Estos dos últimos cumplen su función perfectamente. Pero prefiero el segundo: a mí me funciona mejor una succión continuada que no existe en el eléctrico. Y me ayuda bastante usar la otra mano para conducir la leche. Algo complicado con el doble eléctrico.

Además, es más manejable el manual. Dos de los momentos en los que más leche logro sacar son mientras me doy un baño caliente o tras una buena ducha y aplicando el extractor a un pecho cuando el bebé mama del otro.

Tampoco dependes de las pilas o de tener un enchufe a mano.

Pero me consta que para muchas mujeres el manual es mucho más incómodo.

Hay quien comentaba en el último post que sacarse leche es algo muy sacrificado. No me lo parece tanto sinceramente: es simplemente dedicar un par de ratos al día a esa tarea. Y estar dispuesta a ir y volver del trabajo con un recipiente refrigerado para la leche.

Obviamente es una opción personal.

¿Tú cómo lo hiciste o planeas hacerlo? ¿Cuál fue tu experiencia?

Las horas a las que extraer leche

Hoy han publicado un estudio español en este diario que confirma algo que ya había leído varias veces (Carlos González incluido): que la leche materna varía su composición en función de si es de día o de noche.

Los científicos buscaron en la leche materna tres nucleótidos (adenosina, guanosina y uridina) que excitan o relajan el sistema nervioso central promoviendo el reposo o sueño, y observaron su variación a lo largo de 24 horas, informa el SINC.

La leche, recogida de 30 mujeres residentes en Extremadura, se extrajo durante un periodo de 24 horas, a razón de 6-8 muestras diarias. La máxima concentración de nucleótidos fue durante la noche.

“Esto nos hace pensar en la leche como un inductor al sueño del bebé”, indica a SINC Cristina L. Sánchez, primera autora del artículo e investigadora en el Laboratorio de Crononutrición de la Universidad de Extremadura.

“Al igual que no darías a nadie una café por la noche, con la leche pasa lo mismo; tiene componentes que son propios del día y promueven la actividad del lactante, y otros propios de la noche que facilitan su reposo”, explica Sánchez. Se le tendría que dar la leche a la misma hora en la que la madre lo extrajo de su pecho

Para garantizar una nutrición eficaz, al bebé se le tendría que dar la leche a la misma hora en la que la madre lo extrajo de su pecho. “Es un error cuando la madre se saca leche del pecho a una hora del día, la almacena y después se la da al bebé a una hora diferente”, confirma la investigadora.

Y al igual que a los autores de la noticia a mí me ha llamado la atención por esas recomendaciones de cara a la extracción.

Yo me encuentro ahora con el extractor echando humo. Me saco leche para que el desayuno de cereales de Julia sea con mi leche y para que la fruta, sobre todo si es densa como el plátano, también la lleve.

Nunca la tengo más de 48 horas en la nevera ni más de un mes en el congelador (aunque ya sé que muchos que dicen con razón que se puede conservar más tiempo).

Tampoco mezclo leche de dos días distintos.

Pero sinceramente me resulta imposible seguir esa recomendación de las horas.

En fin, que la noticia completa la tenéis aquí por si os interesa.

Por cierto, a ver si tengo tiempo y mañana os cuento más tranquilamente mi experiencia con la extracción de leche. que es un tema que da para mucho.