BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

El camuflaje de alimentos

madgalenascalabacinSi hay algo en lo que son expertas las madres es en el camuflaje de alimentos. Unas más que otras, eso es cierto. Por poner un ejemplo, mi suegra es una maestra en esa labor. Normalmente el objeto a camuflar son verduras y frutas, sobre todo lo primero.  Pero no es así siempre; volviendo a mi suegra, no hace muchos años que sus hijos descubrieron que sus riquísimos canelones estaban llenos de higadito.

La pasta y las pizzas son unos disfraces excelentes para todo tipo de niños reacios a comer determinados alimentos. Les encantan y pueden encerrar casi de todo si se sabe hacer bien. La bechamel, el queso fundido o gratinado y el chocolate también son camuflajes habituales.

He conocido niños con autismo y dietas extremadamente restringidas por su negativa a probar cosas nuevas que han comido durante años pasta con diferentes ingredientes más o menos triturados, desde pescado hasta berenjenas o plátano.

Las magdalenas que veis en la foto tienen cuarto de kilo de calabacín rallado, que no se nota y que las deja de lo más esponjosas.

Pero os confieso que a mí no me gusta demasiado esa filosofía del camuflaje. Está muy bien hacer de la forma más apetecible alimentos saludables, me parece preferible tener paciencia, no insistir y predicar con el ejemplo.

Ya os he contado que yo fui muy mala comedora y acabé comiendo de todo, era cuestión de tiempo y de enterrar el hacha de guerra. Julia devora fruta, los tomates son una de sus chuches favoritas, pero la verdura la tiene atravesada.  Jaime entra más a la verdura, menos a la fruta. Todo se andará.

Ya os conté mi filosofía en un post de hace casi un año: Respeta el apetito de los niños, respeta el “no quiero más” y el “tengo hambre.

 

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Luna Torres

    Una mamá con grandes valores busca empleo!!! Excelente vídeo de Hirukide! Echad un vistazo!

    https://www.youtube.com/watch?v=zqSISPX4PEE

    06 mayo 2014 | 15:44

  2. Dice ser Stewart Cops

    Estoy de acuerdo en que no hay que camuflar la comida, desde pequeños tienen que saber y entender que es lo que comen, al final no deja de ser más que un tema de educacion (siendo adultos ya decidiran lo que les conviene, pero al menos que tengan una base).

    06 mayo 2014 | 16:10

  3. Dice ser Gema

    Estoy de acuerdo contigo, hay que intentar hacer los alimentos más apetecibles, pero sin engañar sobre lo que se está comiendo, y la verdad es que es una barrera muy fina, que a veces es dificil distinguir, pero sobre todo, como dices, lo más importante en alimentación es darles ejemplo comiendo lo mismo que ellos.

    06 mayo 2014 | 17:15

  4. Dice ser Inés

    Mi madre cuando éramos pequeñas mi hermana y yo utilizaba el camuflaje de alimentos como manera de “desmitificarlos”. Primero nos daba lo que sea sin decirnos qué tenía, y luego, si nos gustaba, nos decía que tenía X alimento que siempre decíamos que no nos gustaba. Así descubrí que muchas veces lo que no me gustaba no era el alimento en sí, sino la manera concreta de cocinarlo. Claro, que también hay niños que por mucho que les guste algo si luego les dices que tiene eso que “odian” se niegan a volver a probarlo.

    06 mayo 2014 | 18:39

  5. Dice ser Walewska

    Y a mí que me parece dificilísimo. Sí, ya sé, que todo el mundo dice que es mucho más fácil de lo que parece. Pero por ejemplo yo he probado a darles la comida en plan “bonito” y me dicen que nanay. No sé. Será que me falta maña!

    06 mayo 2014 | 19:46

  6. Dice ser Eva

    No soy partidaria del camuflaje y engaño en la comida. Los niños tienen que conocer la variedad de alimentos y distinguirlos, aprender a comer de todo y no hacerles “tragar” simplemente.

    07 mayo 2014 | 08:49

  7. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Con tanto camuflaje al final no sabremos lo que se come.

    Clica sobre mi nombre

    07 mayo 2014 | 11:28

  8. Dice ser Sara

    Cuarto kilo de calabacín en ese plato de magadalenas y nada es lo mismo. Entre que el calabacín es todo agua y se queda en nada y el poco aporte que tiene sumado a que ya de por sí cuarto es poquísimo, no hay en cada bollo ni un pellizco de verdura. Mejor las hubiesen hecho normales, cada cosa lleva lo que lleva y los niños deben acostumbrarse a comer de todo y sabiendo lo que comen.

    07 mayo 2014 | 12:24

  9. Melisa

    Pero es que con calabacín quedan muy ricas y jugosas 🙂

    07 mayo 2014 | 16:18

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.