¿Sabéis lo que es el hilo rojo?

El Hilo Rojo es una leyenda anónima de origen japonés, que cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

El texto literal viene a decir: «Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper».

Entre la comunidad de padres y madres adoptantes en Japón, esta leyenda supone una metáfora recursiva, ya que supone que la vinculación entre el hijo adoptado y los padres ya está realizada de antemano por este «hilo rojo» y favorece la fortaleza en la larga espera que hay que realizar, en la mayoría de los casos.

Pero la leyenda más popular y la que se recita en casi todos los hogares japoneses a los niños y jóvenes es ésta:
Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa, quien tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su presencia. Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa. La bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevó hasta un mercado, en donde una pobre campesina con una bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie. Hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : «Aquí termina tu hilo», pero al escuchar esto el emperador enfureció, creyendo que era una burla de la bruja, empujó a la campesina que aún llevaba a su pequeña bebé en brazos y la hizo caer, haciendo que la bebé se hiciera una gran herida en la frente, ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza. Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda. Y en el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente… Al levantárselo, vio que ese hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente.

Es la explicación de la Wikipedia. He querido traerla aquí porque me parece muy hermosa. Independientemente de que creas en la existencia de esos hilos rojos, es un precioso concepto que ya no se me olvidará, que seguro que usaré y en el que pensaré en el futuro.

310986_305358126262502_1875752841_nLo he descubierto gracias a una pequeña editorial, Hilo Rojo Ediciones, cuya misión es “publicar obras que celebran y trabajan por la diversidad, la diferencia y la cultura de la adopción” y detrás de la que hay mucho cariños e ilusión y mucho conocimiento, además de la experiencia de la adopción de primera mano.

No he hablado apenas de adopción en este blog. Me hubiera gustado hacerlo más. No lo he hecho porque ni yo ni nadie cercano ha adoptado y en este blog os hablo de mis experiencias. Pero si me hubiera planteado una adopción sé que tendría bastantes de los libros, cuentos y ensayos de Hilo Rojo sobre la mesilla (o en la tablet, tiempos modernos, ya sabéis).

Solo leyendo un poco de lo que tratan, se intuye el mundo particular y complejo que rodea una adopción, que la cosa obviamente no acaba cuando te entregan a tu niño, que hay infinidad de retos por delante.

Leyéndolo además encuentro preocupaciones y conceptos que me resultan familiares. Tener un niño con discapacidad es, obviamente, muy distinto a tener un hijo que viene de la adopción, pero desde luego te coloca en un mismo grupo de padres que están fuera del carril convencional, que tienen que trabajar sus expectativas, aprender herramientas que no vienen de serie y luchar por una correcta integración.

    • Marga Muñiz Aguilar, 2013. Otra forma de aprender es posible.  Recursos de la vida cotidiana para mejorar el rendimiento escolar.
      Gracias a los avances de las neurociencias, hoy sabemos que todo el proceso de desarrollo cerebral, incluso antes de nacer, está influenciado por condiciones ambientales, tales como la nutrición, el afecto y la estimulación. Esta es una de las razones por las cuales niñas y niños que han sufrido abandono y/o han pasado los primeros años de su vida en una institución o en un ambiente poco estimulante y/o con carencias nutricionales pueden tener problemas escolares. El objetivo de este libro es dar ideas, sugerencias y recursos de la vida cotidiana que pueden ayudar a mejorar las habilidad cognitivas necesarias para los aprendizajes escolares.
    • Rosa Mª Fernandez García, 2013. Entre hipocampos y neurogénesis¿Por eso le cuesta tanto aprender a mi hijo?
      Durante los primeros años, sobre todo durante el primer año de vida de un recién nacido, el contacto madre-hijo/a es fundamental para su desarrollo físico, psicológico y neurológico. Los últimos trabajos científicos así lo demuestran: los cuidados maternales intervienen en el desarrollo del sistema nervioso. Pero dichos cuidados les han faltado a la mayoría de los niños y niñas que han crecido en orfanatos. ¿Por qué nos extraña entonces que ese sistema nervioso, en esas condiciones, no se desarrolle adecuadamente? Evidentemente estas circunstancias no afectan de la misma manera a todos los niños y niñas adoptados, puesto que la maduración de un órgano como el cerebro, que está en esos momentos en pleno crecimiento, depende también de otros muchos factores, como pueden ser los antecedentes genéticos, la nutrición pre y postnatal o el tiempo y la calidad del periodo que han estado institucionalizados.
    • Ana Francia Iturregui, 2013. La niña y el niño adoptado en el aula. Factores que influyen en la inclusión escolar. Es necesario resolver el duelo por el pasado pero hay que vivir en el presente. Hay que respetar lo orígenes pero adaptándonos al contexto en el que vivimos. Si ofrecemos a los niños/as adoptados una familia que los ame, cuide, proteja, ponga límites y les ofrezca oportunidades para socializarse. Un entorno social y escolar que los acoja en su diversidad que ponga en marcha medidas para prevenir la xenofobia y el maltrato, que los haga competentes para la vida, enseñándoles a aprender, autorregularse, convivir y cooperar, en el que se escuche la voz de todos/as estaremos potenciando su desarrollo, su sentimiento de identidad y pertenencia, su resiliencia, sean niños/as sanos o tengan necesidades educativas especiales.

 

Por cierto, que tienen un blog y unos cuentos y un proyecto relacionado con ellos del que también quiero hablaros, pero ya será en otra ocasión.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Eva PPC

    Que historia tan bonita…

    21 enero 2014 | 13:16

  2. Dice ser Paula

    Descubrí la leyenda del hilo rojo gracias a unos amigos que se embarcaron en el camino de la adopción internacional, y que después de un camino larguísimo, por fin tienen a su hijo con ellos.
    Hilo rojo se llama precisamente uno de los foros más activos de padres adoptantes en China.
    Y es una leyenda tan hermosa como cierta, al menos a mi modo de ver.

    http://paulaysuscosas.blogspot.com.es/2009/07/un-beso-china-hace-tres-anos.html

    25 enero 2014 | 14:08

  3. Dice ser LaCestitadelBebe

    Buenas,

    muy bonita historia, está bien en creer en el destino, en tiempos de pocas creencias sanas!

    Besos!

    Anabel

    17 diciembre 2017 | 08:13

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.