BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Qué estamos haciendo mal?

Los alumnos españoles de 9 años no llegan a la media de la OCDE ni de la UE se titula una noticia de ayer, martes, que cita a un informe elaborado por la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA), en 48 y 63 países, según las pruebas PIRLS (Lectura) y TIMSS (Matemáticas y Ciencias) de 2011. Es parecido al famoso informe PISA, pero con niños más pequeños: nueve añitos.

En Matemáticas, España ha obtenido 482 puntos y, por tanto, se sitúa por debajo del promedio de los 63 países de 500 puntos, e inferior también de la media de la OCDE (522) y de la UE (519). Los resultados más elevados los han logrado Hong Kong-China (602), Irlanda del Norte (562) o la comunidad flamenca de Bélgica (549). La proporción de alumnos rezagados en España en matemáticas es del 13% frente al 7% de la OCDE. La proporción de alumnos excelentes en nuestro país es del 1% por el 5% de la OCDE.

En Ciencias, España obtiene 505 puntos, por encima de la media internacional de 500 puntos, pero por debajo de la OCDE (523) y la UE (521). España tiene un 8% de alumnos rezagados en Ciencias frente al 6% de la OCDE. La proporción de estudiantes excelentes en nuestro país es del 4%, mientras que en la OCDE es del 7%. Ciencias es la materia en la que menos alejada está España tanto de alumnos rezagados y excelentes con respecto a la OCDE.

Y una vez ofrecido un resumen de los datos, os dejo algunas perlas interesantes que se desprenden del informe:

  • España tiene un 19% de alumnos que no muestran interés en clase, una cifra que casi duplica a la media internacional, que se sitúa en el 10%.
  • En la media de los países participantes en PIRLS-Lectura hay un 9% de alumnos en centros con muy elevado énfasis en el éxito académico frente al 3% de España.
  • España es uno de los países donde menos diferencias existen entre colegios.
  • Los centros privados y concertados obtienen resultados superiores a los públicos, no porque sean mejores, sino porque sus estudiantes proceden de entornos socio-económicos más favorecidos.

 

¿Qué estamos haciendo mal? Porque está claro que estamos haciendo algo rematadamente mal. Probablemente estamos errando en varias cosas, que los problemas complejos no tienen soluciones fáciles. Pero el informe apunta a una causa con la que me parece que dan en el clavo: a nuestros alumnos no les interesan las clases. Por ser más concreto, dos de cada diez niños van al cole sin interés, sin ilusión, sin ganas de aprender. Y hablamos de niños de 9 años, no de adolescentes en lo que yo llamo “la fase anticontra”.

Y la culpa no es de los niños. Los primeros responsables de ese desinterés somos sus adultos de referencia: maestros y padres. También la administración pública y sus vaivenes y política del puño cerrado, está claro, pero creo que los profesores y, sobre todo, los padres, podemos hacer mucho, tenemos en nuestra mano lograr que la situación mejore para nuestros niños.

A los primeros me encantaría preguntarles qué creen que se puede hacer para evitar ese desinterés de los niños, para volver a entusiasmarles, a lograr que les guste ir a clase para aprender, socializar y divertirse. Sé que cuando uno está embarcado en una guerra contra esos gigantes que son molinos, sufriendo ajustes y recortes de todo tipo, ninguneado… es fácil acabar desmotivado en su trabajo. Pero cuando ese trabajo es la enseñanza, esa desmotivación la pagan los alumnos. No es fácil evitarlo, pero hay que intentarlo. Y luego hay otro mal común a todos los puestos de trabajo, que también afecta a los maestros: caer en la rutina, en el piñón fijo, en no reciclarse, en perder la ilusión. Cuando yo estudié no existía una marea verde, pero sí muchos profesores acomodados y/o desencantados con su labor.

Pero no quiero cargar las tintas con los profes. Los padres tenemos muchas pelotas botando en nuestro tejado. Ayer comentaba en twitter con mi compañero @hectormgarrido que durante varias generaciones los padres somos los culpables de haber trasmitido a los chavales un interés meramente utilitarista del estudio. Ha calado en nuestra sociedad, por desgracia, que estudiar solo sirve para conseguir un trabajo más cómodo o mejor pagado. Y no es así. Estudiar, aprender, leer, querer saber cómo funcionan las cosas sirve para ser personas mejores, más interesantes, con más andamiaje interno para moverse por el mundo y ser felices. Los padres podemos hacer mucho por transmitir a nuestros hijos el interés por saber, por descubrir, por investigar, por conocer, por ser críticos y tener siempre una pregunta preparada. Claro que es difícil transmitir lo que no se siente. El primer paso es recuperar nosotros ese interés.

También es importante no desacreditar desde casa la labor de los maestros. Si tenemos la mala suerte de que a nuestro hijo le haya tocado en suerte un mal profesional, claro que hay que tomar medidas, pero sin atacar a toda una profesión. Si padres y profesores vamos en la misma dirección, todo será mucho más fácil.

En el título del post preguntaba qué estamos haciendo mal. Os he contado lo que yo creo. ¿Qué opináis vosotros? ¿En qué nos estamos equivocando? ¿Qué podemos hacer como padres recientes?

46 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Taramasalata

    Este va a ser un comentario dificil de entender, lo siento de antemano. Creo que se le da demasiada importancia a la excelencia académica. Sin entrar ya en el chiste que sea que a los niños de 9 años se les evalúe en “Lectura y Ciencias” única y exclusivamente, en general, estos “test” me parecen absurdos, ya que no hacen más que fomentar la competitividad por numeritos que muchas veces no son tan importantes.
    Yo siempre fui del 1%. Los profesores no sabían qué hacer conmigo, porque me aburria soberanamente en clase, y aún así sacaba muy buenas notas. Yo hubiera sido de las que hubieran subido la media, pero todos los días iba al colegio arrrastrando los pies porque no tenía interés en cosas que a mí me parecían básicas. Y hablo de primaria, desde muy pequeña. Por otro lado, toda mi vida haciendo hincapié en lo académico, he crecido con una deficiencia interesante en inteligencia emocional, que estoy aprendiendo ahora, en mi tercera década. Por qué tanto interés en los números? Es tan necesario que un niño de 9 años esté “en la media de la UE”? Entiendo que debemos saber leer, contar, disfrutar aprendiendo, como tú dices madre reciente, pero no creo que estos tests sean la manera de saber si lo estamos logrando o no.

    12 diciembre 2012 | 09:49

  2. Dice ser SUNI

    Yo creo que, entre otras cosas, hay que motivarles desde pequeños para que vean lo bonito que es aprender. Y hay que predicar con el ejemplo. En casa practicamos lo que “rezaba” el anuncio de TV de hace un tiempo “Si tú lees, tus hijos leen”. Está claro que si tu hijo no te ve nunca leyendo, es difícil que le entren las ganas.

    Otro tema es el cole. Me canso de escuchar a padres y abuelos decir “pobrecito, con lo pequeño que es y ya todo el día en el colegio” o “es que le mandan una cantidad de deberes…”.

    En mi opinión, si se enfoca positivamente el tema de que en el colegio se aprenden muchas cosas, el niño va al cole con ilusión y no le cuesta esfuerzo lo que le echen.
    Sí que conozco casos de profesores que en clase “trabajan” lo justito y luego mandan todo para casa y eso no es.

    Y tengo la suerte de que mi hija, que ha empezado primaria, siempre ha ido contenta al cole, le gusta leer (nosotros leemos mucho) y no le cuesta esfuerzo hacer los pocos deberes que le manda su profe, del cual habla con mucho cariño y admiración. Por ahora va por el buen camino y dependerá de todos que siga así.

    12 diciembre 2012 | 10:01

  3. Dice ser Belén

    Estoy de acuerdo con el comentario anterior. Esos test no miden los conocimientos. Son como selectividad, si te aprendes un número de cosas de memoria y como los loros puedes sacar un diez, pero ¿significa eso que sabes de historia, literatura, matemáticas…? ¿sabe esa persona interpretar la historia o las matemáticas y aplicarlas en su vida diaria?
    Eso no significa que en los colegios haya muchas cosas que algunas personas (tirando a bastantes) están haciendo mal, pero que la crítica sea por la falta de ilusión y de aprendizaje significativo, no por lo que saquemos en los test.

    12 diciembre 2012 | 10:08

  4. Dice ser Txeku

    Respuesta a Taramasalata.

    No es específicamente “difícil de entender” tu comentario, puesto que, como tú bien dices, te aburrías en clase pero sacabas “muy buenas notas”. Ojo, ahí está el detalle: MUY BUENAS notas. Es decir, no puedes compararte con los niños del estudio (al margen de que a mí tampoco me gusta etiquetar a la gente en tantos por ciento). Los críos a los que se refiere el Estudio son aquellos desmotivados y que sacan MUY MALAS NOTAS porque ni siquiera van a los exámenes como tú ibas, con intención de RESPONDER A TODAS LAS PREGUNTAS. Los niños desmotivados de este estudio son los que tienes en clase todos los días tirados literalmente encima del pupitre garabateando con el boli en la madera y que cuando llega el examen están exactamente igual, es decir, que apenas si ponen el nombre y eso porque les obligas a ello.
    El artículo incide sobre aspectos que realmente lastran la eficacia del sistema educativo: profesores y padres deben trabajar cada uno en su campo para motivar al niño/a a encontrar razones prácticas, espirituales, educativas, formativas y emocionales en el estudio y eso se ha perdido y mucho entre ambos colectivos. Yo fui profesora muchos años y una de las cosas que decía -y que aterraba a quien me oía- era que a muchos de mis colegas deberían quemarlos en la hoguera, por los sacrilegios que les hacían a las mentes de sus alumnos. Pero también insistía en que habría que obligar a los padres a sacarse un carnet para ejercer como tales, porque a menudo te encuentras en clase transmitiendo unos valores que luego en casa no existen o se desprecian. Y lo grave es cuando, en plena adolescencia, te vienen los alumnos a pedirte consejo sobre temas intimos y extremadamente delicados, consejo que debería ser recibido de la familia, pero que no lo piden porque no confían en sus padres.
    También el mundo en el que vivimos ha fomentado la idea de que puedes alcanzar el éxito “por tu cara bonita”. Ahí tenemos en televisión programas nefastos con jóvenes que no saben ni leer y que luego tienen sus momentitos de fama; o el afán por el dinero y el aparentar ha hecho que muchos jóvenes crean que con 16 años se irán del cole y encontrarán al segundo el puestazo de su vida, con “una pasta gansa en el bolsillo pa gastarme en mi cochazo”, como me decía a mí uno de mis alumnos mientras se alisaba la cresta cristianoronalda. Se ha perdido la idea del ESFUERZO-COMPENSACIÓN, es decir, te lo curras duro para conseguir algo: en una de mis clases, 45 alumnos/as de familias obreras no tenían ni una sola propiedad que no fuera de supermarca: zapatillas, pantalones, chandal, teléfonos, mochilas, bolígrados… Y cuando hacías tutoría con los padres, te decían que estaban casi sin pagar la luz porque no les llegaba el dinero. Los chavales/as no entendían ni admitían la reducción de “sus dineros”: “Son mis padres, que se j*dan, para eso me tuvieron”, así, con toda tranquilidad…
    Son muchos los aspectos que han de corregirse en un problema tan grave como el fracaso escolar, pero, lo que sí es cierto, es que ser una persona con estudios y cultura te convierte actualmente en un “friki”, un “rarito”, porque empleas muchos años de tu vida estudiando mientras podrías ganarte un dineral en la construcción, conduciendo camiones o recogiendo aceituna y así seguir tuneando tu coche, ir de discos y agarrarte un pedo cada noche o cambiar de teléfono cada año.

    El problema tiene demasiados frentes y hay que atacarlo de manera conjunta desde todas las partes, familia, profesores, sociedad, alumnado… y etc. etc. etc.

    12 diciembre 2012 | 10:19

  5. Dice ser anonimo

    ¿En qué nos estamos equivocando? ¿Qué podemos hacer como padres recientes?

    escolarizar y educar o es lo mismo. Empezar seriamente a argumentar estos dos principios: buena suerte.

    12 diciembre 2012 | 10:23

  6. Dice ser Kastle

    ¿En qué nos hemos equivocado? Está muy claro, libertad y libertinaje no son sinónimos. No es lo mismo educar a un hijo bajo el emblema de la libertad que bajo el del libertinaje que es lo que sucede. Así los niños ni saben ni quieren saber de obligaciones, futuro, responsabilidad, ética ni demás atributos indispensables para que en el futuro sean ciudadanos de bien y no unos ignorantes, arrogantes, irresponsables e imbéciles como la inmensa mayoría de adolescentes.

    Es obligación de los padres educar a sus hijos, así como de los centros escolares mientras estén en horario escolar. El problema viene cuando los padres ni educan ni dejan educar, cuando se creen que el supuesto educador se permite lo que ellos no se atreven y encima arremeten contra ellos y esto termina en nefasto resultado: pequeños niños mimados que no saben lo que está bien ni lo que está mal porque nunca nadie se lo ha enseñado, de mayores generalmente irresponsables, egoístas y maleducados.

    Las cosas no ocurren porque sí, las cosas ocurren por un motivo, con explicación incluida… Criar a un hijo es mucho más que darle de comer, comprarle ropa o ir a ver sus partidos. Criar a un hijo es darle una educación, unos valores, unos ideales… El problema es que en muchos casos los padres no los tienen, y por tanto no tienen la capacidad de inculcarlos a sus descendientes.

    Veo muy recomendable, aunque se me tache de inhumano, la necesidad de controlar la natalidad. Es triste ver como cada generación saliente crece y se educa con más desdén que la anterior y esto es una progresión que hay que cortar por lo sano, sea como sea.

    12 diciembre 2012 | 11:15

  7. Dice ser Impeller

    EDUCACIÓN.

    Fin de la historia.

    12 diciembre 2012 | 11:17

  8. Dice ser una que va

    yo veo varios problemas

    1/ escolarizar y educar, efectivamente no son sinónimos. Hay que hacer una labor conjunta.

    2/ Os habéis fijado en qué nota de corte está magisterio, por ejemplo? la mayoría de los alumnos llega allí, como el que llega a filología, porque no le da para otra cosa….(ojo esto no es óbice para que haya gente que le guste y se haya metido independientemente de la nota). En países como Finlandia sólo las mejores notas pueden acceder a ser maestros.

    3/ Recortes y más recortes, la educación pública no tiene recursos, se nutre de interinos, que van rotando de cole en cole, sin que los niños tengan continuidad. Además grupos cada vez más numerosos, etc.

    4/ Bilingüismo, al menos en la Comunidad de Madrid, estamos todos obsesionados con que nuestros
    niños estudien en colegio bilingüe…y creo que esto es un error…El niño bilingüe es bilingüe porque sus padres hablan un idioma y en la calle se habla otro o cada uno de sus padres habla un idioma, pero un niño bilingüe tiene que aprender primero bien la comprensión lectora en uno de los idiomas y la escritura, etc, y después el otro. Si desde la guarde les metemos inglés (sólo en el cole) luego no lo practican, y reducimos horas de español/ castellano….como queremos luego que tengan comprensión lectora?

    5/ La sociedad española cada día busca tener una sociedad de borregos, por qué? es más fácil dominar a una masa tonta que a una masa ilustrada…esto es así.

    12 diciembre 2012 | 11:24

  9. Dice ser cadadía

    Falla el sistema, en otros países se motiva a los niños a aprender por sí mismos, aumentar la creativadad y en muchos no empiezan a dar clases tal como las conocemos aquí hasta los 6 años… hasta entonces lo que hacen es jugar y aprender jugando, sin ninguna presión, además sobra decir que las clases son muy reducidas en número de alumnos. Yo tengo sobrinos de 6 años completamente “agobiados” por la cantidad de deberes y exámenes que tienen, además el bilinguismo es un fracaso absoluto… no entiendo, ni sirve para nada que un niño de 7 años sepa los huesos en inglés cuando lo que deben aprender es a pronunciar correctamente el inglés a través de canciones y juegos dejando la escritura para más adelante. En resumen, al final llegan los niños a la ESO sin saber ni leer ni escribir y los que saben leer, no entienden lo que leen. FRACASO ABSOLUTO DEL SISTEMA. Los maestros y profesores se quejan de esto pero les hacen callar, y los padres por desconocimiento en pedagogía no saben que hacer.

    12 diciembre 2012 | 11:29

  10. Dice ser adsf

    el problema es que no puedes elegir qué estudias, com ose hace en muchos países donde tienen unos grandes niveles de estudio. aquí si destacas en algo, da igual, te bloquean con el resto, y lo llaman cultura general…. y hay quien lo defiende

    puedes ser un médico brillante pero si no sabes cuantas ironías hay en el comentario de texto de lengua no puedes estudiar medicina…..

    si se te dan bien los idiomas, pero no sabes hacer cosenos y logaritmos, no puedes estudiar idiomas….

    el sistema educativo español es primitivo, el estudio debe adaptarse a la mente de cada alumno, como ocurre en los países con buenos niveles de educación… pero no, en españa no, hay que estudiar cultura general, no sea cosa el médico que te coloca el bypas no recuerde cual es la capital de Etiopía!!! o no haya sepa decir como se dice perro en francés!! de vital importancia una cosa para aprender la otra!!!!!!

    12 diciembre 2012 | 11:48

  11. Dice ser yumik

    No sé qué importancia tiene este estudio. Primero me impactó pero luego al leer el comentario de tarasalamata, me doy cuenta que estos números que sentido tienen??? Lo que preocupante es cuando un niño no tiene interés ni curiosidad.

    12 diciembre 2012 | 11:53

  12. Dice ser Beck

    En mi opinión, un simple estudiante de magisterio, el problema está que nos pasamos la vida acusándonos unos y otros: que si la sociedad no predica con el ejemplo, que si los profesores no están capacitados, que los políticos juegan con la educación, los padres no están cualificados…
    ¿En realidad esos son los motivos por los que la mayoría de alumnos suspenden?
    Consideró principalmente el problema de España a nivel de educación es pasarse la vida acusando a los demás pero no tomar medidas para que esto mejore.

    ¿Por qué las escuelas han de tener muros, a ustedes les motivaría ir a un lugar que parece una cárcel? ¿Por qué obligamos aprender a nuestros hijos temas que no les afectan en su vida cotidiana?

    Si en realidad queremos mejorar la educación TRABAJEMOS JUNTOS. Si a todos los que les importa la educación nos uniéramos, NADIE NOS PODRÁ PARAR. Por eso ruego a todo padre, profesor y estudiante que lea esto, se dejen de criticar a los demás y comencemos a tomar medidas para mejorar el futuro. Para eso ha de encontrar personas del colegio que les importe de verdad, convocar asambleas en la que se busquen mejoras, obligar al colegio a tomar medidas para mejorar. Así es como se cambia el mundo.

    UNA CRÍTICA PASA DESAPERCIBIDA Y ES IMPRODUCTIVA, UNA ACCIÓN SE SIENTE Y PUEDE REPARAR.

    12 diciembre 2012 | 12:08

  13. Dice ser Alex T.

    No hay nada que hacer, van pasando los años y estamos en el mismo sitio. Está en nuestra sociedad, en nuestros genes.
    Que cabe esperar de un país de paletos e ignorantes? Estar por encima de la media en estos temas? Seamos realistas, si a nivel cultural estamos por debajo a nivel educativa también lo estaremos. Y es normal, hay una media, hay países que están por encima de la media y otros por debajo, ese es nuestro sitio en educación: por debajo.
    En otras cosas seguro que estamos por encima, como en fiesta, consumo de alcohol y drogas, garrulismo en general.
    Nada mas hay que ver la programación televisiva, que es lo que ve la gente, para entender que es lo que está pasando.
    Que usted no quiere que su hijo sea un paleto ignorante? Muy sencillo: no lo sea usted. Dele unos valores, enséñele a leer por placer, enséñele que la televisión es cine y no la Belén Esteban y el sálvame. Enséñele que de vacaciones se puede hacer algo más que ir a la playa a tostarse al sol y ponerse hasta las orejas de cerveza como borregos. Que los museos existen, se aprenden cosas y son divertidos. Que aunque no estemos en un país que tenga una gran oferta cultural (y pondré un ejemplo, el museo británico los domingos es gratis y hacen cantidad de actividades para los niños, es como un circuito por dentro del museo) si hay cosas para ver y para hacer (obras de teatro por 10€ en Madrid para peques hay la tira, no entiendo que no haya cola para verlas, al contrario, están medio vacías, cuando el regalo que le haces a tu hijo va mucho más allá de la obra en sí).
    No desaprovechar la oportunidad de entrar en una librería aunque solo sea a mirar.
    En fin, esta sociedad falla en mucho, se equivoca en mucho, emula a personajes indeseables como ejemplos del éxito y luego nos extrañamos de estar por debajo de la media.
    Si en una sociedad donde prima ser un paleto no le das a tu hijo un contrapeso, no lo dudes, será un paleto. No solo se trata de ir al cole y hacer los deberes. Un niño en su vida de niño es como un piloto de un avión, necesita una preparación y unos conocimientos para no estrellarse. Y ese es el trabajo de los padres, enseñarle que es lo que realmente vale la pena de esta vida, darle unos valores y una capacidad crítica para juzgar lo que le rodea, aunque se equivoque.
    Luego a lo mejor las mates no le gustan y saca peor nota, o le gustan y la saca mejor. Eso realmente es secundario.

    12 diciembre 2012 | 12:16

  14. Dice ser Mayka

    Bueno, yo hablo desde mi experiencia personal y de la de mis hijos. Si que es verdad que en este país nunca se ha fomentado la curiosidad de los alumnos por preguntarse el por qué de las cosas, no se les emseña con otro fin más que de que aprendan como loros la lista de los reyes godos, eso no es enseñar, porquee so se olvida y no vale para nada.

    Cuando era pequeña, aprendí a leer con dos años palabras completas, ( no frases) mi padre se dio cuenta de mi curiosidad y empezó a enseñarme letras, cuando entré en el cole con cinco años ya sabía casi leer y no me valía la cartilla…yo creo que se trata de eso, de hacer que tengan interés ya que los métodos de enseñanaza son inválidos y ya vemos que no funcionan.

    Luego también está los valores que inculcan los padres. Mis hijos no tienen video consola de ningún tipo, y hay amigos de mi hija de seis años que la tienen desde los cuatro, eso es increíble. Luego tendrán móvil con nueve…no digo que no sea divertido jugar con ello, lo que digo es que ya sabemos lo que pasa después: Como están muy entretenidos y nos dan el coñazo, les dejamos horas y horas y horas….

    El darles todo a nuestros hijos, custe lo que cuesta, no les enseña. No saben frustrarse, desde pequeños se les da todo para que no lloren, para creer falsamente que así son más felices.

    Mi hija mayor es superdotada, eso no la hace más lista que el resto si no se la enseña debidamente, lo aprendí al momento. Ha de ser personalizado, eso la hace crecer más rápido, si se utiliza le método convencional fracasa. Por qué no se hace ene le resto del alumnado? Por que vale dinero invertir en educación, pero eso se hace en otros países ESE ES SU SECRETO, el evaluador de mi hija me los dijo, es así como se hace, aquí solo en los que salen de la media y luchando mucho por que te hagan caso, para variar.

    A mi hija hay que estimularla como si tuviera discapacidad o se desconcentra, hay que estimular su curiosidad que cada vez es más amplia, así es como aprende. Cuando muestra curiosidad o interés por algo se el enseña hasta que le sale otra cosa. Ahora le ha dado por el cuerpo humano, es lo que dan en su clase de primaria, pero ella conoce los tipos de circulación, todos los huesos, como funciona un ojo, el oido…

    Ese, a mi juicio, es la manera. Si a ella le funciona ¿por qué no a los demás?

    12 diciembre 2012 | 12:18

  15. Dice ser Organizado

    Dejando aparte los vaivenes que los políticos crean en la educación, pienso que el problema es causado por ambas partes, padres y docentes.

    No nos engañemos. En general en los colegios no se preocupan de que los alumnos aprendan. Los profesores exponen las materias, pero a los niños que se quedan rezagados simplemente los van dejando atrás. Y eso pasa tanto en los colegios públicos como en los privados.

    Luego está el problema de las familias. Hay que tener en cuenta que cerca de un 50% de los niños viven en hogares desestructurados. Es muy difícil que unos padres separados o mal avenidos fomenten el estudio en sus hijos.

    Por último, me gustaría comentar que la mayoría de los niños creen que cumplen con sus obligaciones simplemente por hacer las tareas diaras. Estudiar no entra en sus planes. Así no es de extrañar que los alumnos españoles no den la talla.

    12 diciembre 2012 | 12:19

  16. Dice ser Miliki

    La mezcla de padres ocupados, educadores desinteresados y desmotivados y sociedad poco enfocada a fomentar el conocimiento y la excelencia. Como dicen por arriba, a Magisterio entra cualquier tontolaba, y debería ser justo al contrario: Deberían enseñar los mejores, y los que tengan vocación. Y muchos padres deberían comprender que, aun así, la parte más importante de la educación está en casa.

    12 diciembre 2012 | 12:28

  17. Dice ser Carmen

    En este país hace muchos años (aprox 1992) se introdujeron conceptos como integración de niños con necesidades educativas especiales, apoyo en el aula con profesorado especializado, etc. y en la actualidad han eliminado las ayudas. Conclusión hay en las aulas un numero de niños que no pueden seguir el correcto ritmo del aula y no hay apoyos. Resultado niños que ocupan un sitio que no aprovechan. El resto del aula va también retrasada porque el profesor tiene que hacerse cargo de estos niños especiales, niños inmigrantes que no conocen la lengua, niños que aprenden mas despacio y algunos que son muy despiertos y necesitan refuerzos para aumentar rendimiento…. Cuantos tipos de alumnado en la misma aula con un numero de 30 o mas alumnos por clase???? El profesor no es superman…. Si a esto se le suma la poca atención que muchos alumnos tienen en casa porque debido a los horribles horarios laborales de sus padres no pueden ayudarles en casa…. Abuelos que están saturados porque ellos no pueden hacer deberes con ellos en muchos casos….
    La sociedad no valora a los profesionales que necesitan mas cualificación o preparación profesional.. valora mas a futbolistas, a concursantes de granhermano etc donde gana el que mas enseña o el que se acuesta con mas… Donde esta el esfuerzo, la recompensa a un trabajo, la valoración de la preparación profesional de un medico, un arquitecto, un abogado…
    En este país se ganaba mas colocando ladrillos a pie de obra que en las oficinas realizando planos y de esos polvos nos llevan a estos lodos…. Tenemos que remontar a nivel social, familiar y escolar muchos escollos y ahora no es el mejor momento sin medios económicos… Hemos perdido un tiempo maravilloso y unas generaciones de jóvenes muy preparados que ahora no encuentran trabajo para el que están cualificados… Hemos hecho muchas cosas mal y ahora llegan los resultados…

    12 diciembre 2012 | 12:32

  18. Dice ser Alex T.

    Otra cosa, a quienes dicen que estos números no importan, que fomentan la competitividad. Yo no creo en los modelos competitivos, creo más en los colaborativos, pero sí creo que necesitamos formas de medir las cosas para poder evaluarlas y mejorar.
    Que quizá no sea la mejor forma, de acuerdo. Que quizá no reflejan la realidad, también estoy de acuerdo. Pero lo que si reflejan es una tendencia. Por ejemplo, evaluar la capacidad lectora de un niño de 9 años es relativamente sencillo: que lea un texto sencillo con cierta fluidez, sin silabear… eso es medible. Lo mismo con las matemáticas: si sabe sumar, restar, con llevada, sin llevada, las tablas de multiplicar, dividir… no se trata tanto de si los resultados son buenos o no, si se equivocan, sino de si saben hacerlo. Y ahí es donde vemos las tendencias.
    Estos test, como alguien dice, no nos van a indicar si los niños saben leer, contar y todo eso. Eso requeriría un estudio más profundo. Pero si nos van a dar una tendencia. Ver hacia donde vamos, si vamos bien o mal, aunque también sea difícil evaluar los resultados.
    Lo que sí está claro es que viendo las tendencias de otros países vemos que estamos perdiendo el tiempo. Si los niños tienen capacidades para hacer las cosas mejor, para saber más, porque no aprovecharlas. Luego vienen las otras estadísticas en niños mas grandes: fracaso escolar, nivel de inglés pésimo o nulo…
    Porque el problema no está en la capacidad de los niños, no es que aquí sean más tontos que en Alemania. No es un problema de aptitud sino de actitud. Y eso se refleja ya en niños de 9 años.
    Por eso creo que decir que estos test no reflejan nada es un error. Un grave error. No reflejan lo que los niños saben ni lo que son capaces de hacer. Reflejan nuestra sociedad, su actitud ante la vida. Y reflejan el conformismo. Y lo que es peor: reflejan que estamos por debajo de la mediocridad. Reflejan a un país inculto, paleto, que está dejándose perder su futuro.
    Estos niños por debajo de la media antes acababan de paletas, ahora ya no hay sitio para eso. Que será de ellos? Para que la media del país esté por debajo de la media europea hacen falta muchos niños muy por debajo de esa media.

    12 diciembre 2012 | 12:47

  19. Dice ser Javier

    Tonterías. Estas pruebas son una chorrada. No tienen validez ninguna. Y ahora explico el por qué. Para empezar se esta comparando a todos las niñas y los niños con la misma prueba. Supenemos que al tener 9 años van a tener el mismo “nivel”. Esto son tonterías. Los cerebros de todas las niñas y todos los niños no son iguales así que es imposible “medir” a todos con el mismo patrón. Es como si usamos a un deportista de élite, un sordo, un cojo y un ciego y a una persona “normal” a que corran 100 metros. El sordo no escuchará el sonido inicial, el ciego no verá por donde tiene que ir, el cojo irá mas lento, la persona normal puede ir más lento o más rápido, y el deportista de élite irá muy bien.

    Esta misma carrera que he explicado anteriormente son estas absurdas pruebas. No tienen validez ninguna. Cada niña y niño es un mundo con sus problemas familiares, cognitivos, personales, motóricos… que afectan a su aprendizaje.

    Chorradas y tonterías son todas estas pruebas.

    12 diciembre 2012 | 12:56

  20. Dice ser Eva

    Estoy muy de acuerdo en que hay que inculcar a los hijos el amor por saber, por aprender y por tener una cultura, no sólo por encontrar mejor puesto de trabajo o ganar más dinero, eso es tan banal y materialista que me asquea.
    Para transmitir algo hay que sentirlo uno mismo y, principalmente, hay que tener educación, educación de la importante, de la básica, de la del respeto y los valores, desde casa, desde admirar y respetar a los padres, a los abuelos y a todo el mundo. De la de no quitar la razón al profesor y al colegio. Para empezar hay que saber lo que se habla en casa, no se debe despotricar ni del educador ni del centro delante de los niños, ahora se peca de que todos sabemos mucho y casi todos somos universitarios y, por ello, nos creemos más que el resto de la sociedad y corregimos al profesor y nos enfrentamos al director, error.
    Si uno no ha recibido educación y respeto es imposible que sepa educar a un hijo, la teoría nos la sabemos todos, pero la práctica es otro cantar.
    Por otro lado, la sociedad va mal, muy mal, no hay excesivo tiempo para los hijos, y necesitan tanto…Tiempo material, del de entretenerte y mirarle las cosas que hace en el colegio, saber qué le gusta más, valorarle cualquier avance, cualquier iniciativa, que él sienta que es importante y que las cosas que hace interesan a sus padres, que éstos trabajan y que él estudia, que la familia es un equipo donde cada uno tiene una misión y que si no la hace se rompe ese equipo y nada funciona y todos se preocupan.
    Cuando son adolescentes, esa edad difícil pero no desconocida porque la hemos pasado todos, con lo cual no es tan complicado ponerte en el lugar del hijo, sólo hay que echar un poco la vista atrás y rememorar cómo te sentías, pues eso, que cuando son adolescentes y se les puede pasar por la cabeza dejar de estudiar, insistir e insistir hasta la sociedad, abrir el abanico de opciones, ilusionarle y hacerle que visualice un futuro bonito consiguiendo cosas a través del estudio.
    Ahora también creo que el plan de estudios actual es malísimo, pobre y raquítico, muy poca lectura, muy poca cultura general, unas formas raras de aprender, o no, las cosas, métodos que no funcionan. Yo creo que el mejor plan que hubo fué la E.G.B., con B.U.P. y C.O.U, era más completo y se salía mejor preparado y con mayores conocimientos.
    También veo que los padres tienen que estar al tanto de lo que los hijos traen de deberes a casa, pero una cosa es controlar, interesarse y motivar y otra que los profesores deleguen tanto en los progenitores que les digan hasta que les enseñen porque en clase no lo han aprendido, hablo por casos reales. Si un niño en clase no coge a la primera un concepto, para eso está el profesor, para enseñárselo las veces que haga falta, primero porque a estudiado para aprender a enseñar, segundo porque es su trabajo y tercero porque si verdaderamente tienen vocación, es más gratificante lograr hacer que un niño aprenda algo que parecía imposible a soltar el rollo y que lo entiendan a la primera.

    12 diciembre 2012 | 13:00

  21. Dice ser Juan

    Pués yo creo que sí que es fácil: Se trata primero de decidir qué priorizamos: la búsqueda de la excelencia ó la reducción del desinterés. Entiendo que es fácil, porque la realidad ya ha demostrado que lo prioritario NO es la búsqueda de la excelencia, y que el desinterés NO se reduce con medidas ideadas por gente que no da clases, que no pisa un aula. Por poner un ejemplo, la enseñanza por competencias básicas no es mala idea, pero no es bueno cómo se implementa por teóricos. Y otro ejemplo, mucho más claro, si además de las horas de clase, se plantean varias horas de deberes diarios para los niños en casa, eso no genera precisamente entusiasmo en la mayoria de ellos.
    Escribo desde la Comunidad Valenciana, y desde aquí también se sabe que no es aumentando el ratio de alumnos/clase, NI aumentando el número de horas de los profesores NI rebajando su sueldo, NI dando materias principales en idiomas diversos (no voy en contra del plurilingüismo, sino de su implantación concreta aquí).
    Mi opinión, no política, es que la nueva legislación intenta avanzar, positivamente, en esto.

    12 diciembre 2012 | 13:02

  22. Dice ser busko

    Basicamente TODO..pero no sólo en España…veros este documental, y abrid los ojos:

    https://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc

    12 diciembre 2012 | 13:19

  23. Dice ser Alex T.

    Javier, lo que dices si es una tontería. Las pruebas no evalúan a un alumno en concreto, es la media de la evaluación de todos los alumnos.
    Si es cierto que cada alumno madura de forma distinta, pero lo que miramos es la media. No creo que genéticamente los alumnos franceses maduren antes que los españoles y por eso nosotros estemos por debajo de la media. Porque según tú, los “ problemas familiares, cognitivos, personales, motóricos…” de los españoles hacen que la media sea peor. Yo no lo creo, ni yo ni nadie que se lo plantee seriamente.
    Vamos, cuando se realiza un muestreo suficientemente grande, los porcentajes de madurez cerebral de los niños son los mismos en España, en Italia, en Alemania, en UK, en …
    A parte de que la intención de estas pruebas no es medir la capacidad intelectual de los niños sino sus conocimientos. Y estos son los que son independientemente de sus capacidades intelectuales. Es decir: un niño o sabe sumar o no sabe sumar, sea un superdotado o sea tonto. Las pruebas no miden si hay más o menos superdotados, miden si saben sumar.

    12 diciembre 2012 | 13:43

  24. Dice ser Marcelo

    Respondiendo a la pregunta que encabeza el artículo: ¿Qué estamos haciendo mal?

    Por una parte, nuestro modelo escolar difiere muchísimo de países que están mejor en esta prueba. Mientras que los países escandinavos (de los europeos con mejor nota en esta prueba) se deja a los niños que sean niños y aprendan las cosas de forma natural (jugando), aquí a los 6 años los tenemos atados a un pupitre y pretendiendo que estén atentos a la pizarra.

    La nula conciliación entre vida familiar y laboral hace que muy a menudo uno o ambos padres pasen casi todo el día fuera de casa, dejando al niño/a cargo de abuelos, guarderías y demás. La implicación familiar es BÁSICA en el aprendizaje de un crío y no solo hay que vigilarle, sino estar con él y explicarle las cosas. Demasiado a menudo he escuchado a padres decir eso de que, “que lo eduquen en el cole, que para eso lo pago”, cuando no va así la cosa.

    La masificación de aulas, profesores y centros desmotivados y poco implicados, padres medio asilvestrados que transmiten sus formas a sus hijos, etc.

    Los problemas en la educación de los escolarizares no hacen sino demostrar las deficiencias como sociedad.

    Que magisterio sea la carrera de los que han sacado suficiente nota en selectividad (a diferencia de otros países dónde se exige una alta cualificación), ya denota la poca importancia que le damos a la educación de nuestros hijos.

    Que las sucesivas reformas educativas solo hayan sido para complicar más la vida a estudiantes y profesores, rebajar el nivel de calidad de la enseñanza y para utilizar la riqueza y diversidad cultural como instrumento político, puede dar algunas pistas de lo poco que valoramos este aspecto (importantisimo) de la vida de los que nos van a suceder.

    Gobiernos, entidades, colegios y educadores tienen parte de culpa, a compartir con los padres, por supuesto.

    12 diciembre 2012 | 14:16

  25. Dice ser 100 años de honradez

    “Los centros privados y concertados obtienen resultados superiores a los públicos, no porque sean mejores, sino porque sus estudiantes proceden de entornos socio-económicos más favorecidos”

    Jajajaja esta si que es buena, ahora resulta que los resultados son mejores por la pasta y no porque en esos colegios se les exige mucho más que en los públicos.

    Sigamos con la política educativa de aprobar a los niños con cuatro asignaturas suspensas y veremos lo bien que nos va a ir. Muchos ignorantes relacionan el fracaso escolar con los recortes, piensan que a más dinero invertido mejores resultados, pero se equivocan, España ha invertido por alumno más dinero que Finlandia y Alemania y los resultados están a la vista.

    12 diciembre 2012 | 14:50

  26. Dice ser partesjota

    No todo son los malos alumnos, que también. En mis muchos años de estudiante, me he encontrado con profesores excelentes y, la gran mayoría, nefastos. El problema de éstos es que nadie los llama la atención ni les exige que den las clases bien, ni motivar a los alumnos (a algunos alumnos les vendría bien, pero para qué nos vamos a molesar ¿verdad? yo cobro mi sueldo a final de mes y ya está) . Junta esto a unas expectativas prácticamente nulas en el país del enchufe.

    12 diciembre 2012 | 15:03

  27. Dice ser peposor

    Muchas cosas se hacen mal desde mandar a crios de 12 años a institutos donde hay y a chavales demasiado adultos , hasta que en los coles hay mas festivos y escursiones que dias de clase , que los crios se preocupan que se ponen de ropa que de estudiar , esto con uniformes no pasaba , la falta de respeto hacia los maestros , muchos maestros que parecen ya del colectivo hippie que maestros y todo esto regado con unos padres que estan mas trabajando que con vida familiar y encima les dan a los crios montones de deberes que tendrian que hacer en el cole en vez de tanta. salida

    12 diciembre 2012 | 15:15

  28. Dice ser Javier

    No se puede valorar a 1600-1800 € mes a un tio que solo ha hecho magisterio durante tres años y ha aprobado una oposición de nivel medio-bajo. Añadele una jornada semanal de 25 horas y tienes los resultados de PISA

    12 diciembre 2012 | 15:55

  29. Dice ser Papua

    ¿No será porque falta lo más importante?

    La motivación.

    No puedes pedirle a un chaval que se pase los primeros 25 años de su vida estudiando para que luego no les sirva para nada.

    Es como si les cuentas el cuento de la cigarra y la hormiga y la hormiga al final se muere de hambre y la cigarra se forra en el salvamé.

    12 diciembre 2012 | 16:17

  30. Dice ser ROSAURA CAFA

    LO QUE OCURRE ESTÁ MAS CLARO QUE EL AGUA Y ESTOY HARTEA DE REPETIRLO. SI EN UN AULA HAY CHICOS CON MUY DISTINTAS CAPACIDADES E INTERESES

    ES IMPOSIBLE QUE SE INTERESEN NINGUNO O CASI POR LAS CLASES.

    RESULTA IMPOSIBLE CONSEGUIR UN NIVEL DE EXPLICACIÓN EXIGENCIA APTO PARA TODOS. lOS CUENTOS DE ADAPTAR CURRICULUM DEL MINISTERIO (CUANDO YO FUI PROFESORA) SON ESO CUENTOS IMPOSIBLES PARA GENTE MUY PERO MUY DIFERENTE.

    NO SE PUEDE ENSEÑAR NI A UNOS NI A OTROS

    LUEGO ESTÁ LA NULA CAPACIDAD DEL PROFESOR PARA ESTABLECER LOS CASTIGOS CORRESPONDIENTES..
    TODO LO DE RESPETO AL PROFESOR ES AGUA DE BORRAJAS SI EL PROFESOR NO ES EL QUE MAND

    MAS O MENOS COMO EL RESPETO A LOS MEDICOS CUANDO VES QUE SIGUEN CONSIGNAS OCULTAS Y

    NO SE INTERESAN POR TI
    NADA DE NADA (ESTA ES MI EXPERIENCIA)

    12 diciembre 2012 | 16:22

  31. Dice ser Lu

    …Los niños españoles son los más listos.
    De qué sirve esforzarte en aprender inglés, francés, dos carreras, tres master… cuando no tienes padrino… eso los niños lo huelen… y han tomado la mejor decisión: “mandame cuanto antes al averno, así no perdemos el tiempo”.

    Me importa más bien nada el resultado, lo que me gustaría es que publicaran con la misma fanfarría lo qué les preguntan a estas criaturas… creo que estaríamos más orgullosos de sus resultados.

    12 diciembre 2012 | 16:49

  32. Dice ser badmalote

    yo soy profesor, estudié Ingenería Superior de Telecomunicaciones y que cobro más que los maestros, y no cobro eso, ni tengo una jornada de 25horas sino bastantes más.

    Si los padres no son capaces de imponer ni 15min de estudio en un chaval en toda la tarde, luego quieren que el profesor consiga explicar algo a ese alumno +31-33 más por clase y más cononociéndolo de 3-4 horas semanales.

    Intentad poneros en la situación de entrar en una clase donde quieren aprender 5-6 alumnos del total, y otros 5-6 su objetivo es precisamente que no haya clase.

    Luego imaginad que llamáis a un padre para decirle que su hijo impide sistemáticamente dar clase y os lleváis una buena reprimenda y/o en el mejor de los casos una mirada de: “no me lo creo, ¿mi hijo?”

    Los culpables:
    1.-aquellos que le han quitado toda autoridad a los profesores, que estamos solos ante el peligro.
    2.-Los padres que no educan a sus hijos. Ni en la cultura del aprendizaje, ni comportamiento.
    3.-Los políticos que cambian la ley educativa cada entrada al gobierno. Cambiando el currículo, libros, metodologías…
    4.-Las estadísticas y objetivos que obligan a los centros a mejorar el número de aprobados, haciendo que cada año pasen más alumnos sin haber cumplido los mínimos del curso anterior.
    5.-La idea de no segregar antes de los 16. Desde los 14 años hay niños que solo están esperando asistiendo obligados para largarse de la educación. Cuando conseguimos los informes para pasarlo antes de esa edad a formaciones profesionales (depende de comunidad el nombre) Se motivan y trabajan bien en los talleres, pero son pocos los casos.

    12 diciembre 2012 | 16:52

  33. Dice ser pepito

    Pues tampoco yo, a pesar de las explicaciones dadas, estoy muy de acuerdo con que los números evalúen todo. Pueden indicar si sabes sumar o no, de la misma manera que pueden indicar si querías hacer el examen o no. Dar por hecho que las pruebas conllevan el mayor grado de atención e implicación del chaval puede no ser tan evidente, por lo menos en los tiempos que corren.
    El entorno social lo es todo, tanto incluso como los padres y profesores. Si bien muchos profesores están bajo el yugo del temario a dar, condiciones paupérrimas, desmotivación profesional o falta de habilidades y los padres pueden ser unos pasotas, unos déspotas académicos o no tener tiempo para estar con los hijos, también es cierto que si la sociedad es laxa o discriminatoria con la educación hay otro muro que superar. Si por el contrario la sociedad premia (y no con ningún premio físico) sino con estímulo por descubrir, curiosear, divertirse aprendiendo, dando un significado social a los logros, no solo que se alegren los padres y los profesores, sino hasta la vecina que te odia de toda la vida, tal vez haya una tendencia global positiva para los niños. Lo vemos en las películas: el gafitas empollón discriminado, el guapito de la clase haciendo el malo y reventando la clase, la rubita pensando en su peinado, la feita apartada en la esquina,,. y eso pasa a nivel de primaria. “Mi niño va a ser como Cristiano Ronaldo y tiene entrenamiento de lunes a domingo””¡Ay qué guapo es mi niño que es el mejor del mundo mundial”. A lo mejor ese niño no quiere fútbol, quiere ir a pintura, o quiere tocar la guitarra o bailar, pero su entorno directo e indirecto le marcan un camino y para asegurarse de que lo sigue le dicen “¿A bailar? ¿tú quieres ser un desgraciado como ese que no tiene amigos ni nada?…”. O, “mi niño tiene unos rizos como Bisbal y canta como Joselito y es el mejor del mundo mundial, así que lo tengo en clases de piano, de violín, de canto, de interpretación y para que no se me ponga gordito lo tengo en kárate los sábados”. A lo mejor ese niño le gusta un juego de química y estar haciendo explotar cosas que es lo que le divierte y le da curiosidad por mucha más, no en el karaoke.

    12 diciembre 2012 | 16:53

  34. Dice ser badmalote

    Por cierto que los resultados de los concertados son mejores es porque los malos los expulsan acabando en públicos y destrozando las clases allí.

    12 diciembre 2012 | 16:55

  35. Dice ser ROSAURA CAFA

    Bueno Badmalote se ve que es profesor.

    Yo he tenido gente en clase que tenían interés por aprender y los compañeros no lo permiten. Y si insisten pueden acabar con algún aviso, seguro.

    Los profesores, YO nunca estuve desmotivada, nunca tiré la toalla y me la jugué en cada clase. Y no conseguí nada casi nunca. Los directivos incluso te desautorizan , a mi me lo hicieron mas o menos directamente mas o menos sutilmente.

    Ejemplo dos alumnos rebotados de colegios concertados privados con padres en fase de divorcio fueron expulsaDOS A DIRECCIÓN DESPUÉS DE MULTIPLES ADVERTENCIAS EN BACHILLERATO. Entonces le cuentan a la direccion de turno que se aburrían en mis clases y por eso incordiaban y la direccion me llama y me espeta delante de ellos que he de hacer las clases más amenas. Es dificil controlar una clase y cualquier desliz es un trabajo extra muy fuerte.

    Y tengan ustedes en cuenta que uno de los expulsados cuando le interesaba no paraba de preguntar y dar opiniones en la clase de Economía. Pero quizás exigía mas atención de la que se le podía dedicar.Y tengan en cuenta que no achaco nada a los chicos, son chicos en fase educativa. Otra cosa es el sistema

    Y tengan en cuenta que me encanta la economía y estudie con esfuerzo por pura vocacion y no deje de estudiar nunca mientras estuve en activo y aún ahora. Y que me encanta la intervención de los alumnos y , en concreto de ese.

    12 diciembre 2012 | 18:07

  36. Dice ser ROSAURA CAFA

    No conseguí algo , casi nunca

    12 diciembre 2012 | 18:14

  37. Dice ser Una

    El problema, desde mi punto de vista, son que todos somos números. Lo que importa son las notas no que el niño sepa realmente multiplicar o entender un texto, llevan muchos primando eso de “me lo se para el exámen” pero ¿y mañana? Esto implica que con el paso de los años en un colegio, has estudiado para el 10 en un exámen pero ya no te acuerdas de aquello.
    No se enseña nada, se da la materia para el exámen, punto.
    Lo que cuenta es que un colegio tenga X número de aprobados en PAU, no que esas personas sepan realmente lo que están hablando. En muchos centros es más importante en número de aprobados a que esas personas sepan algo de verdad.
    Es como ese estudio, son solo números.

    12 diciembre 2012 | 18:19

  38. Dice ser paco fernandez

    Vivimos en una sociedad que se fomenta todo lo contrario. Si eres inteligente y tienes pasion por aprender, se te tacha y se te señala. Vivimos en un modelo de sociedad donde el modelo a seguir es una persona que ha salido de un reality, una sociedad que no valora la capacidad de un Einstein pero si valora la belleza y otros conceptos mas efimeros.
    Que hacemos mal? basicamente todo

    12 diciembre 2012 | 18:29

  39. Dice ser mari mar

    Lo primero, es asumir como padres, la parte de responsabilidad que nos toca en todo ésto, si no, empezamos mal.

    Tenemos que propiciar en nuestros hijos el interés por el conocimiento, y propiciarlo desde la afectividad.
    Muy importante la autoestima y la motivación.
    Tenemos que ofrecer las herramientas necesarias para que cuando crezcan puedan desarrollarse académicamente y educarlos para que decidan.
    Tenemos que trabajar con éllos en casa y desde casa.

    Y en cuanto a lo que les compite a los demás, me refiero a profes, sistemas, centros, normativas…….etc…………..muchísimo que cambiar y poco tiempo para extenderme.

    12 diciembre 2012 | 20:03

  40. Dice ser Esfuerzo es premio

    Relato mi experiencia y los resultados.
    Tengo varios hijos, decidimos que uno de los dos quedaría para dedicarse a la educación de ellos.
    Soy licenciada, mis estudios los he hecho en la enseñanza pública así como también mis hijos. Me he involucrado en su educación, siempre he querido que fueran por encima de todo buenas personas respetuosas y tolerantes.
    Siempre he pensado y así lo hacía constar a mi entono; el problema de la enseñanza radicaba en primaria. Tristemente los datos me han dado la razón.
    He estado en contacto con sus tutores, les he escuchado y siempre les he defendido delante de mis hijos, haciéndoles ver que nadie es perfecto y que nadie tiene la razón absoluta, ni profesores, ni padres y ellos tampoco porque se están formando.
    He respetado sus formas de hacer, pero en casa (desde preescolar hasta la universidad), todos los días salvo excepciones, tenían que trabajar (lectura y matemáticas sobre todo), les exigía responsabilidad, trabajo y hacerles ver la satisfación que reportaba el esfuerzo, porque aprendían cosas nuevas.
    Sobre todo que la vida les iba a exigir mucho y que su esfuerzo siempre les iba a premiar.
    En verano, todos los días durante una hora trabajábamos juntos, siempre he estado a su lado en sus horas de estudio. Mi entorno me decía que era una exagerada.
    Tengo que añadir que, posiblemente mis hijos son de los que más han jugado en la calle (la suerte de pasar los veranos en un pequeño pueblo de Castilla),
    Están en la Universidad pública, han accedido a carreras de la Salud, Ingenierias (las notas de corte son de las más altas de España).
    Todo ello ha sido posible sobre todo a su esfuerzo y creo que también a la exigencia que han tenido, tanto en institutos públicos (por parte de algunos profesores) como en casa.
    Nunca ningún tutor me preguntó, cómo trabajaban en casa o por qué creía yo que tenían tan buenas notas, pero me resaltaban su respeto y compañerismo hacia los demás.
    Creo que debemos hacer autocrítica todos y a magisterio deben ir los mejores.

    12 diciembre 2012 | 21:12

  41. Dice ser LaserSable

    ¿El problema? Pues, aparte del penoso sistema educativo que tenemos (gracias, gobiernos…) noto que falta mucha autocrítica, tanto por padres como por profesores.

    Ambos se niegan a reconocer que algo falla, y cuando no tienen más remedio que asumirlo, le echan la culpa al bando contrario, o a la víctima (niño), que ni siquiera ha elegido estar allí.

    13 diciembre 2012 | 00:28

  42. Dice ser LaserSable

    También ayudaría, dicho sea de paso, que los profesores tuvieran un trato más IMPARCIAL con TODOS los alumnos.

    Que, de verdad, algunos docentes (normalmente los jóvenes) apestan a amiguismo con ciert@s alumn@s…

    “Así motivo a que los demás sean como él/ella”

    Porque todos sabemos que ALIENANDO a los alumnos les haremos desarrollar toda su creatividad (que no tiene nada que ver con la PERSONALIDAD ¡dónde vamos a llegar!) y un día levantarán el país, claaaro que sí.

    Y a los padres ya les vale, que cuando es un niño no se le corrige porque “es un niño”, y cuando crece tampoco, porque “es demasiado tarde” ¡Para tenerlo seguro que no lo pensasteis tanto!

    Así salen luego, salvajes perdidos, incordiando en clase, incapaces de adaptarse a la civilización y tontos como piedras. Y los demás (compañeros y docentes) sufriendo a esa aberración de la sociedad.

    Pues no, así no apetece ir a la escuela…

    13 diciembre 2012 | 01:05

  43. Dice ser SUNI

    Para Esfuerzo es premio.

    Comparto totalmente tu forma de pensar y de hacer. Pienso que es la única forma buena de enseñar, empezando siempre en casa.

    13 diciembre 2012 | 09:28

  44. Dice ser mari mar

    @ esfuerzo es premio: felicidades por vuestros logros, porque como siempre digo , todos necesitamos reconocimiento.

    Sólo comentarte, que tu comentario haces alusión a lo educacional (a lo adquirido por el medio), que desde luego os compite a vosotros , en un gran porcentaje, y por éso os felicito, pero muy importante también la carga genética .
    Ésta, poco depende de nosotros y aveces juega malas pasadas a los papis implicados en la educación de sus hijos.
    No podemos obviar ésto.

    13 diciembre 2012 | 10:03

  45. Dice ser Mar

    Yo soy maestra y tengo claro que la educacion es un trabajo conjunto de padres y maestros. Pero el mayor obstáculo con el que me encuentro es el de los padres y por ende de la sociedad. Yo he solicitado entrevistas con padres que no solo me han dado planton una vez sino varias, y esto me pasa cada curso. Considerando que la mayoria de entrevistas son para hacer partícipes a los padres de como aprenden sus hijos, de como se comportan en mini sociedad (clase), de sus sentimientos…no entiendo esta falta de implicación. Los niños, que son perfectos imitadores, entienden que su vida en la escuela no es importante, que no hacen nada guay. Gracias a dios tengo la vocación todavía muy latente y disfruto día a dia de su
    curiosidad innata sin dejar de entristecerme por algunos de ellos y por su futuro.

    13 diciembre 2012 | 19:07

  46. Dice ser Inés

    Para mí, el quid de la cuestión está precisamente en los 3 puntos que menos habéis destacado:

    – En la media (…) hay un 9% de alumnos en centros con muy elevado énfasis en el éxito académico frente al 3% de España.
    En España no se valora la excelencia y se está en contra de crear centros de alto rendimiento para alumnos que lo valen, de segregar clases por niveles,…

    – España es uno de los países donde menos diferencias existen entre colegios.
    Otro error dado que se suele igualar “hacia abajo”. Un niño “normal” (que esté en la media) se motiva más rodeado de niños con mejores resultados, que rodeado de niños que no quieren estudiar.
    Y mezclarlos a todos, hace que todos se vuelvan mediocres.

    – Los centros privados y concertados obtienen resultados superiores a los públicos, no porque sean mejores, sino porque sus estudiantes proceden de entornos socio-económicos más favorecidos.
    No sé si la conclusión es propia del estudio o de madrereciente. Hay quien ha comentado que los privados y concertados eligen a los mejores alumnos y los malos van a la pública. Otro comentario decía que habría que segregar antes de los 16.
    Yo creo que ahí radica el éxito de los privados y concertados: en que favorecen la segregación por niveles.

    Estamos en un momento demasiado “buenista”: padres que se creen amigos, nivel de exigencia por los suelos, “igualdad” mal entendedida,…. Y lo peor es que no parece que nos vayamos a dar cuenta a tiempo del error.

    17 diciembre 2012 | 00:00

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.