BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

Un mundo de colores

Azul, verde, rosa, amarillo, rojo y naranja. Esos han sido los primeros colores que ha aprendido mi hija. No ha costado demasiado. Simplemente hemos indicado con frecuencia de qué color era el juguete que tenía en las manos, la pared en la que se apoyaba, el patito del cuento o su faldita.

Y ella, nuestra pequeña esponjita que hoy cumple 18 meses, comenzó pronto a repetir lo que le indicábamos. Y de repetir comenzó a intentar nombrar ella los colores. A veces sin acierto. ¡El verde y el azul o el naranja y el rojo a veces se parecen tanto! ¡Y hay tantos rosas tan distintos!

Pero aplaudimos todos sus intentos, incluso los erróneos que tuvimos que corregir. Ahora le encanta indentificar los colores que tiñen nuestro mundo.

Con su hermano no ha sido tan fácil. No los nombra, pero sabemos que los identfica porque los discrimina la mar de bien. Sabe que tiene que apilar las fichas naranjas una encima de la otra, y las azules también pero en otro montón diferente.

Con él hay que practicar mucho y acaba aprendiendo.
Pero las vías de aprendizaje son diferentes. Hay juguetes pensados para discriminar colores y formas con los que además se trabaja la psicomotricidad fina y son muy útiles.

Pero cualquier cosa sirve: apilar las piezas de tente por colores, meter las pinzas de la ropa o los cubiertos en vasitos de diferentes colores, colocar distintos juguetes sobre folios o cartulinas del mismo color…

Nosotros le vamos dando las piezas una a una, según nos las va pidiendo, y él las va colocando según corresponde.

Todos los caminos, los rectos y los plagados de curvas, conducen al mismo universo de colores.

12 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser mamas_y_papas

    que lindo post 🙂 que sigan creciendo y aprendiendo cosas tan lindas 🙂 y aunque al niño le cueste mas, tu sabes valorar cada cosa que aprende y eso vale.

    10 septiembre 2010 | 05:31

  2. que reconfortante es enseñar a un hijo, y cuanta gente desgraciadamente se lo quiere perder.

    10 septiembre 2010 | 07:59

  3. Dice ser LadyA

    Que bien que tu niña haya aprendido tanto. Yo, con la mía, por mucho que le repito los colores de las cosas, no muestra mucho interés por ellos… casi siempre, cuando le pregunto de que color es una cosa, sea del color que sea, me dice azul.

    http://www.lamamavaca.blogspot.com/

    10 septiembre 2010 | 08:46

  4. Durante la vida nunca dejas de aprender, primero palabras , luego el nombre de las cosas y asi siempre, nunca se deja de aprender, pero a los padres cada vez que vemos un avance en la capacidad de comprensión de nustros hijos lo contemplamos con alegria , una alegria inusitada y entonces pensamos ¡Que rico, me lo comeria ! Y se de casos que cuando ya han pasdo muchos años y aquel niño o niña se convierte en un a alimaña , piesa: Me lo tenia que haber comido.

    CLICA

    10 septiembre 2010 | 10:24

  5. Dice ser Abogado Malaga

    Qué lindos…tiene que dar mucha alegría ver como cada día aprenden cosas nuevas, y aunque a él le cueste más lo importante es que cuando consiga algo lo valoraréis más porque se verá que el esfuerzo ha valido la pena.

    10 septiembre 2010 | 11:13

  6. Dice ser Pos fale....

    Cómo odio esa necesidad de los “papas ok, cómo molais y lo chulis que estais haciendo a vuestros nenes”… ¿que necesidad de contarle al mundo vuestros avances?, porque no os engañeis, lo de menos son los niños, lo importante es lo buenos que sois vosotros…

    10 septiembre 2010 | 11:15

  7. Dice ser OMG

    Lo siento…porque seguro que eres buena mujer…pero sólo espero que cuando sea madre ( si dios quiere) no sea tan pánfila…madre mia!! que pastelosa!! que si, que descubrir los colores…muy bien…pero vamos!…

    10 septiembre 2010 | 11:27

  8. Dice ser acuedie

    puede ser que sea daltonico?

    10 septiembre 2010 | 11:32

  9. Dice ser AHA

    Pues para mí, coincidiendo con Madre Reciente (madre de 2 hijos, si he entendido bien), los avances más nimios de mi hija de 11 meses los vivo como una aventura maravillosa (ups, he dicho una “pastelez”).

    Ahora mi hija llama “mamá” a todo el mundo, y “guau” a todos los animales. Yo intento explicarle que yo me llamo Papá, y que el gato hace miau y el pájaro pío pío, pero nada, ella va a su ritmo. Le he hecho unas tarjetas plastificadas con animales y de vez en cuando “estudiamos”: yo se las enseño y le digo el nombre del animal y el ruido que hace. Para los colores ya inventaré algo cuando toque.

    ¿Tener hijos y no ser “pasteloso”…? Eso sería como ir a un concierto con tapones en los oídos.

    Como dice Laura Gutman:

    “No hay ningún motivo para no prodigarles palabras repletas de colores y sueños, salvo que estemos inundados de rabia y rencor. Es posible que las palabras bonitas no aparezcan en nuestro vocabulario, porque jamás las hemos recibido en nuestra infancia. En ese caso, nos toca aprenderlas con tenacidad y voluntad. Si hacemos ese trabajo ahora, nuestros hijos -al devenir padres- no tendrán que aprender esta lección.”

    10 septiembre 2010 | 13:31

  10. Dice ser Elplasta.

    “Pos fale”, OMG y demás descerebrados, que no es que los que tenemos niños seamos pastelosos, que la cosa no va por ahí, lo que pasa es que cuando tenemos niños dejamos de mirarnos todo el día nuestro ombligo y empezamos a ver de qué va, de verdad, la vida. Aunque os parezca increíble y penseis que la vida verdadera es la vuestra, estais equivocados, vuestra existencia es una puta mierda.

    10 septiembre 2010 | 17:28

  11. Dice ser Martola

    Cada uno ve la paternidad y Maternidad cómo crea más conveniente y los que tenemos hijos nos alegramos con cada pasito en el aprendizaje. Si os parece pasteloso no os metais en este blog, ya sabeis de lo que va. Hay otras noticias más interesantes para descargar la tensión acumulada.

    Una pregunta, alguien sabe donde se puede comprar un juguete como el de la foto?? Me parece genial para aprender los colores.

    10 septiembre 2010 | 19:57

  12. Dice ser madre reciente

    Martola, hay muchos sitios con juguetes educativos que ayudan a discriminar colores. Para comprar por Internet a mi me gustan Dideco y Adrada.

    Pero puedes jugar a discriminar colores con cualquier cosa: colocar las pinzas de la ropa de plástico por colores dentro de recipientes del mismo color, por ejemplo, les suele gustar.

    10 septiembre 2010 | 23:58

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.